sábado, diciembre 23, 2006

Los sucesos improbables

A casi todos se nos ha caído el mundo encima alguna vez. Pero lo que es toda una novedad es que, por una vez, sea una persona la que caiga del cielo sobre el mundo.

He leído que un paracaidista británico sobrevivió con apenas un tobillo roto a una caída libre de cinco mil metros de altura tras fallarle los dos paracaídas que llevaba consigo. Parece una novela de Paul Auster, pero es real. Las casualidades en la vida existen. Pero yo diría más; más que existir, la marcan y definen sucesivamente.

¿Qué probabilidad –matemáticas- tiene un hombre de sobrevivir a una caída de cinco mil metros de altura? No lo sé, pero la probabilidad de acertar la Loto con una sola apuesta es exactamente de (5x4x3x2)/(49x48x47x46x45x44) .

Esto es, una entre 13.983.816

Vamos, que sí. que es muy difícil que me toque. Sin embargo es exactamente la misma probabilidad que tenía quien realmente acertó y se llevó el premio. Y ocurre casi cada semana: casi cada semana alguien como nosotros resulta caer en esa ínfima probabilidad. Una semana tras otra, una semana tras otra.

La vida es una casualidad enorme, formada por infinitesimales probabilidades de que ocurra lo que realmente nos ocurre.

Doblar una esquina puede resultar en la más apasionante aventura. ¡Avisados estamos!



Una película sobre un suceso improbable: Magnolia, de Paul Thomas Anderson

Un libro sobre un suceso improbable: Leviatán, de Paul Auster

Una canción sobre un suceso improbable: Bobby Jean, de Bruce Springsteen

7 Comments:

Anonymous Alex dijo...

Más aún... Hace tiempo leí en un viejo libro Guinness de los Records, cómo una azafata checa había sobrevivido a una caída de 30.000 pies sin sufrir apenas rasguños. Ese tipo de cosas pasan, que diría el narrador de "Magnolia".

¿Por qué?... No lo sé. Nadie lo sabe. Simplemente ocurren. Antes creía en las señales, en los mensajes cifrados, pero ya no. Estoy convencido de que todo esto no es más que un juego de azar que tal vez guarde algún sentido del que desconocemos las reglas.

Una película sobre un suceso improbable: "Testigo silencioso" de Daryl Duke.

diciembre 24, 2006 2:43 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me encantan las casualidades, la vida sería infinitamente más aburrida sin ellas...

Buen post, sin duda... Felices fiestas, un beso :).

diciembre 24, 2006 5:23 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ahora me dieron ganas de ir a ver qué hay atrás de esa esquina.

enero 08, 2007 11:28 p. m.  
Anonymous ana dijo...

La casualidad da a los acontecimientos un significado inesperado: por eso lo llamo CASUALIDAD POÉTICA.
Milan Kundera.


El valor de toda casualidad es
precisamente ese... el de su improbabilidad.. y... existen algunas... QUE SE NOS QUEDAN PARA SIEMPRE COLGANDO DEL ALMA.

¡BENDITA COINCIDENCIA!

abril 13, 2009 5:03 p. m.  
Anonymous Diciembre dijo...

Los mejores momentos de mi vida han sucedido, doblando esquinas...

Sin duda Bobby Jean también escuchó esa canción... :)

abril 22, 2011 8:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Qué bueno verte por aquí :)

Besos!

abril 23, 2011 8:45 p. m.  
Anonymous Diciembre dijo...

Pensé que entrando de puntillas, no te despertaría :)

Hace tiempo doblé una esquina, y vine a parar aquí. Es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida :)

La sensibilidad que muestras siempre, es extraordinaria y excepcional. Entrar a leerte es para mí como entrar en un cálido refugio.

Gracias y besos para ti también :)

abril 24, 2011 5:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home