sábado, diciembre 09, 2006

Parábola prenavideña

Una de las escenas que más me han impresionado entre todas las películas que he visto es la que tiene lugar en El Hombre que pudo reinar , de John Huston , entre Daniel ( Sean Connery ) y Peachy ( Michael Caine ), cuando éstos quedan atrapados en las montañas en su intento de alcanzar el legendario reino de Kafiristán.

Después de varias jornadas caminando entre las montañas heladas, con nieve hasta las rodillas y completamente agotados, un desprendimiento les deja cortado el paso tanto hacia atrás como hacia delante.

Sobre un risco aislado, los dos soldados se sientan sabiendo que ha llegado su fin. Encienden una hoguera en la que arde ya el último tronco que han podido conseguir. Entonces se miran a los ojos y el uno le dice al otro “Bueno, es el último tronco. Hasta aquí hemos llegado y ahora vamos a morir” “Cierto, pero ha merecido la pena vivir ¿verdad? ¿te acuerdas cuando...” entonces empiezan a relatar en pasado algunas de las anécdotas de sus vidas. Lo hacen con descaro, con alegría, con orgullo, con aplomo. Las anécdotas dan paso a las risas, cada vez más escandalosas y auténticas. Se ríen de sí mismos tanto, tanto... que provocan un alud en esas montañas. Así, la nieve cae sobre el precipicio que les cortaba el paso, dejándoles acceder al otro lado de las montañas, al reino de Kafiristán.

¿no es genial este Huston? Yo de mayor quiero ser como él


Una película para John Huston: Cazador Blanco, corazón negro, de Clint Eastwood

Una canción para John Huston: The Irish Rover, versión de The Chiftains

Un libro para John Huston: Ulises, de James Joyce

---

(Nota para estas fiestas: literatura, música y cine es lo único que sé regalar)

5 Comments:

Anonymous rictus dijo...

Gracias por visitar mi blog. Me ha gustado la fábula de los sepultureros avariciosos. Te añado a favoritos ipso facto aunque no sepa muy bien quien eres. Un saludo

diciembre 11, 2006 10:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

te encontré un link en un foro de escritores en el que, curiosamente, uso el nick de Lizard King.

Me hizo gracia la coincidencia :)

Un saludo y gracias por venir

diciembre 12, 2006 12:01 a. m.  
Anonymous Billywild dijo...

Adoro esa película. Me encanta Houston. Gracias por recordarme con tan buena precisión esa gran escena.

diciembre 12, 2006 2:52 a. m.  
Anonymous Alex dijo...

Una de las mejores películas de siempre. No podría decir si mi favorita de Huston, es tan difícil eso de elegir entre papá y mamá.

Eso de reírse de tu desgracia está presente en toda su obra. Inolvidable aquel final de "El tesoro de Sierra Madre".

Si me permites, añadiré un regalo virtual para el maestro: Una botella, o mejor, una caja de Whisky Jameson de 12 años. Por que él lo vale.

Saludos.

diciembre 13, 2006 12:02 a. m.  
Anonymous Diciembre dijo...

Hace un par de días emitieron "El hombre que pudo reinar" Estupenda película, sin duda. Me acordé de estas palabras tuyas, cuando vi esa escena :)

¿Conoces esta otra versión de "The Wild Rover"? http://youtu.be/Qxh4iusK87w
A mi me encanta. Deberían de utilizar mi ecléctico mp4, en los hospitales. Lo que se ahorrarían es desfibriladores :P

Besos!

abril 24, 2011 5:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home