miércoles, enero 28, 2009

Excombatidos



Las bicicletas son para el verano, de Fernando Fernán-Gómez, es una obra de teatro que se desarrolla entre los días previos al comienzo de la Guerra Civil Española y la caída de Madrid en manos de las tropas nacionales. Al final de la obra, cuando las tropas fascistas están entrando en Madrid, un preocupado Don Luis necesita hablar con su hijo Luisito:

DON LUIS: Oye, Luis… yo… yo quería decirte una cosa ¿sabes?... es posible que me detengan.

LUISITO: ¿Pero por qué, papá? Tú nunca te has metido en política

DON LUIS: Pues mira, no lo sé. Pero están deteniendo a muchos.

(...)

LUISITO: ¡Y mamá que estaba tan contenta porque había llegado la paz!

DON LUIS: Es que no ha llegado la paz, Luis. Ha llegado la victoria. Sabe Dios cuándo habrá otro verano.




Cuando yo era apenas un niño de siete años, mi abuelo T agonizaba en casa, allá por 1974. Los niños pasábamos cada mañana a darle un beso y salíamos corriendo de la habitación por orden superior.

Recuerdo cómo respiraba, con un esfuerzo agotador, los ojos cerrados.

En uno de esos momentos de visita fugaz escuché nítidamente al abuelo decir entre suspiros “Lo que más me jode es irme antes que él. No perdono, decidle al cura que no perdono. Que se vaya, porque no voy a perdonar”. Me extrañó ver el asomo de sonrisa en mi madre y mis tíos en ese momento tan dramático.

A la mañana siguiente mi primo y yo despertamos y saltamos en la cama como cada día. Cuando abrimos la puerta de la habitación para reclamar el desayuno a los mayores no había nadie en la casa. El abuelo había muerto.

Algunos años después me enteré de que aquella anécdota que pasó al acerbo cultural de la familia se refería al imperdonable Generalísimo Franco, que murió unos pocos meses después. Mi abuelo nunca perdonó al dictador sanguinario que le condenara a muerte hasta cuatro veces (de las que cuatro veces se libró con aventuras que dan para un libro), ni el éxodo a París de sus hermanos, ni el fusilamiento de algunos de sus amigos.

Treinta y tres años después de la muerte del dictador (la mayor parte de) la sociedad española se ha reconciliado consigo misma gracias a la voluntad de convivencia y la determinación de algunos (pocos) políticos de izquierda, como Guerra y Carillo, y de derecha, como Suárez y Abril Martorell, que son ya patrimonio de la concordia de todos. Pero, treinta y tres años después, España aún no se ha reconciliado con su historia.

Porque yo tampoco perdono al dictador ni a quienes le apoyaron. Porque me da vergüenza ver que, mientras el Museo de Historia de Berlín cataloga un busto del general Franco en la sección del horror nazi, en este país aún queden estatuas ecuestres del dictador.



Y no entiendo a quienes no quieren entender por qué algunos demandamos las exhumaciones de miles de asesinados por el ejército rebelde y los falangistas que aún permanecen tirados en las cunetas.

Es cierto que asesinos había en ambos bandos en esos tiempos de odio y locura en toda Europa. Pero abandonados en las cunetas sólo están, como le gustaba llamarse a sí mismo mi abuelo T, los excombatidos. Es sólo por eso que se ha convertido en una causa republicana. Pero en realidad es la causa de todos los que defienden la paz por encima de la victoria.

¿Cuándo podremos decirle a Don Luis que ya ha llegado un nuevo verano?


Summertime, child
the living is easy



Un libro para Luisito: Franco, de Paul Preston

Una película para Luisito: La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda

Una canción para Luisito: The healing has begun, de Van Morrison

.

62 Comments:

Blogger JOAKO dijo...

Mi abuelo fue juez en los primeros momentos de la contienda, le apartaron porque no condenó a muerte a nadie, se negó a ser un juez político, su hermano mayor era del partido de Melquiades Álvarez, y se tuvo que exiliar al final de la guerra, a Álvarez le dieron el paseo los del POUM (creo, en todo caso la extrema izquierda) porque aunque se alineo con los de izquierda republicana en el congreso fue el único político de izquierdas en asistir al entierro de Calvo sotelo. Todo esto te lo cuento para situar a mi abuelo, puesto que era republicano de centro, casi el peor sitio en el que estar,ganara quien ganase ellos perdian, ganaron los azules y mi abuelo fue de los del exilio interior, le hicieron la vida imposible casi hasta que murió. Pero él tuvo la suerte de sobrevivir al dictador, recientemente he podido leer unos cuadernos en donde escribia, como en un blog, sus impresiones (hasta he pensado publicarlos en un blog), en ellos dice "parece que el hijo de puta" está en las últimas, a continuación recortes de prensa de la lucha, de las protestas de aquellos años, tengo quye añadir que mi abuelo JAMAS decia tacos.Estoy también de acuerdo con lo de la reconciliación con nuestra historía, yo tampoco perdono.

Un saludo

enero 28, 2009 7:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es muy interesante lo que aportas, Joako. Y, además, algo fundamental que todo el mundo debería entender y que es la madre del cordero del problema: los fascistas se levantaron contra la legitimidad de la República democrática, compuesta de gente de derechas y de izquierdas, católicos y ateos, obreros y empresarios.

Alcalá Zamora, presidente de la República, era católico y de derechas. La dictadura asesinó o exilió a gente que nada tenía que ver con la izquierda ni siquiera moderada. Como Marañón, Sánchez Albornoz, Pérez de Ayala... incluso recelaba de la CEDA y de una parte de la Falange. Incluso la izquierda del Frente Popular era algo muchísimo más amplio y variopinto de lo que la derecha pretende hacer creer manipulando la historia de manera muy burda

¿¿¿Pero qué coño tendría que ver Azaña con el POUM, o Besteiro con la CNT??? Necesitamos esa Memoria Histórica como el comer.

Salud!

enero 28, 2009 7:34 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Por primera vez desde que te leo, creo, adiviné cuál sería la película de hoy. Te leía y pensaba "La lengua de las mariposas, me juego la cabeza". Bien, sigo dueña de mi cabeza.

Te leía y me acordaba de mi nona. No sé por qué, porque la historia no es la misma. Tal vez es porque mencionaste a tu abuelo y a su vida con anécdotas para libro. Y ahí sí nuestras historias se parecen.
Cuando tenía 15 años, mi nona fue secuestrada por los alemanes, al igual que casi todos allá, en Trieste, Údine, Italia. Las cosas que vivió en cautiverio ya las contó Benigni en La vida es bella. Pero yo pienso siempre en aquellas cosas que mi nona no contó. Porque cuando me decía "... me dijeron que debía ir a las duchas, pero yo desconfié y me escondí. Y tenía razón, no eran duchas, eran cámaras de gas", yo imaginaba que si eso era lo que le contaba a sus nietos, conociéndola como la conocí, el horror superior debía estar en aquello que callaba.

Luego de muchos años de análisis llegué a la conclusión que mi aversión por las personas débiles (me refiero a las personas que flamean su quejido y su llanto como bandera), mi nula tolerancia por el pesimismo como ideología, se debe a mi nona. Porque pienso: una persona que se escapó de un campo de concentración, que padeció cosas tan terribles que prefirió no narrar, me enseñó con hechos y con palabras que la vida vale la pena. Esa persona, mi nona, que no era idiota sino que estaba de vuelta de todo, que podría haber elegido el odio como comprensible vía de escape, me demostró con su vida que este mundo tiene cosas hermosas.
Por eso no soporto la debilidad, el llanto fácil, la queja perpetua.

:)

Apapacho.

enero 28, 2009 8:54 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

¿El verano?.
Tal vez el día en que los políticos que representan el pensamiento conservador de este país dejen de ser herederos de fortunas y apellidos de aquellos que por Dios y por España encumbraban al bajito dictador, riéndole las gracias y apoyando su barbarie.

Tal vez el día en que esos políticos dejen de patalear por que el pueblo les ha arrebatado su hegemonía divina, para arrimar el hombro y tirar de un país sin intentar sacar beneficio alguno de los males de otros, llegue el verano.

Tal vez el día en que esos políticos reconozcan el día 18 de julio como un día triste y no lo celebren en la intimidad de sus rancios aposentos, mirando ajados álbumes de fotos familiares.

Tal vez el día en que uno, bueno no, uno no, (que el señor Herrero de Miñón, y digo señor por lo respetable y acertadas que me parecen cada uno de sus intervenciones publicas), todos digan en voz alto que hay mucha diferencia entre lo que pasó en Paracuellos y lo que sucedió en miles de pueblos de la geografía española durante las décadas siguientes a "la victoria", tal vez ese día llegue el verano.

Tal vez el día que Telemadrid se libere del domino maléfico y oscuro de Sauron. Tal vez el día que la iglesia católica de este país decida dedicarse a impartir homilías y hablar de las peripecias del personaje en el que se basa su best seller para olvidarse de la política de mesa camilla y despida al "enviado de las ondas" llegue el verano.

Ahora pongo el tdt, selecciono intereconomía y anuncian borrascas.

Tenemos invierno para rato.

Pd. esto último no lo digo por el Honoris causa que hoy mismo le han entregado al ex-presidente del FMI.

enero 28, 2009 10:03 p. m.  
Blogger Tormento dijo...

Para poder reclamar la memoria histórica hace falta TENER memoria histórica, conocer los hechos, saber lo que pasó. A día de hoy, memoria histórica tienen los nietos de los enterrados en las cunetas. Y ojo, que no estoy hablando con acritud, sino con la pena de que esa memoria histórica se nos ha hurtado en las aulas durante muchos años.

Nuestra generación, que no ha pasado hambre ni miedo a las bombas o a las represalias por pensar así o asá habla de reconciliación sin que haya una base de conocimiento mínimamente sólida, no hay cultura, no hay información, no hay voluntad de ESTUDIAR seriamente aquella época de la República, la preguerra, los partidos políticos y sus presupuestos, y sus facciones, la mentalidad de la época, el atraso, la preponderancia de la iglesia, la miseria, la ignorancia, la situación de un país empobrecido y anquilosado, y un grupo de personas con voluntad de cambiar las cosas radicalmente. Un grupo bien heterogéneo, bien heterodoxo, bien contradictorio, quizá, pero con las ideas claras.
Eso escocía, y mucho, a terratenientes, latifundistas, rentistas, propietarios, eclesiásticos, militares... todo esto y lo que pasó antes, durante y después de la horrible Guerra Civil y los malditos cuarenta años posteriores, eso lo conoce a fondo poca gente. Y tener una visión de conjunto sería vital. Porque como muy bien apuntas, eso que aún se llama en algunos foros "el alzamiento nacional" fue un golpe de Estado contra un gobierno legal y democráticamente constituído que con mucho coraje se estaba cargando, o lo intentaba contra viento y marea, las bases de esa sociedad pobre, pacata y dominada por cuatro terratenientes, dos militares y media docena de curas. Todos hombres, faltaría más!
Perdón por el reduccionismo, parezco Ekman ;) pero esto daría para millones de horas.

Yo sigo dudando, vaya eso por delante. Desenterrar a los muertos porque sí no me parece buena idea. Desenterrar a quien sea reclamado, sí. Sin duda. Tocamos emociones, y eso es delicado. Y ya sé que esto admite una diatriba potente y encendida, pero apelo no sólo a la comprensión de mi punto de vista, sino al respeto por aquellos que no quieren que los restos de sus seres queridos se muevan de donde están.
Que no generalicemos, que hay quien ha conseguido cerrar capítulo aunque el abuelo esté enterrado en la cuneta, y no quieren más líos porque no viven la política como otros. Y todos, los unos y los otros, merecen respeto.

Ese libro de Preston es francamente bueno, y hay otro de Juan Pablo Fusi que también es muy revelador, y que tiene el mismo título si el Alzheimer no ha llegado a mi pobre neurona.

Besos!!

enero 29, 2009 12:51 a. m.  
Blogger Eduardo dijo...

Recomiendo leer la historia de Teruel que escribió Perez Reverte y que transcribí en mi blog.
No sólo los perdedores están en las cunetas.
Los ganadores fueron 4, no la mitad de España, a pesar de lo que se quiere transmitir.
Como tormento, creo que sólo se debe desenterrar a los reclamados. Y si se encuentra a los del bando ganador, es de recibo tratarlos con el mismo respeto que a los del perdedor. Porque se juega con fuego, por lo visto. Digo por lo visto porque yo nací en el 74. Tenía un abuelo en cada bando. Y allí cenabamos todos. Ellos (y muchos otros) intentaban olvidar el asunto. Y la manera de enfocar el asunto me parece que no es la de limpiar la herida y suturar después. Se vuelve a querer dar y quitar razones, como si no supiesemos quien la tenía. Pero sabiéndolo, es obsoleto repetirlo.
No me parece que sea ése el espíritu, y para muestra, el artículo que citaba y la historia de Teruel.
Y hay que tener la capacidad de pintar el asunto de colores. Ésto es, que sea una "causa republicana" es dudoso, pues creo que el país es monárquico por libre elección (se podría haber votado "no" a la constitución).
Permitidme ahora una disertación sobre el state of the art del republicanismo en España.
Respecto al republicanismo español, entre el que me encuentro, es una cosa muy ligera, anecdótica. De hecho, casi todos los autonominados republicanos que circulan por ahí son o caciques (vease los de las provincias) o gente confusa y con formación ligera. Raros son los que se han dedicado al estudio profundo (leyendo) de Azaña, Ortega, Joaquín Costa y la lectura, que debería ser obligatoria en los colegios, de "El laberinto español" de Brennan. Y éso sólo para conocer lo que pasó en ése período de nuestra historia.
Casualmente, éste último está descatalogado desde el año 82. Yo tuve que cruzármelo en inglés. Casualidad? Lo dudo. Pero volviendo al asunto, hay una identificación absoluta del republicanismo con la 2ª republica española. Como si fuese perfecta o la única forma de república. Pues ni una cosa ni la otra. Fue una república frágil, de pies de barro, con poco apoyo popular y que, pese a muchas buenas intenciones, se encontró con Franco (y Hitler, que fue el verdadero vencedor) por delante, y (no olvidemos) Stalin por detrás, ambos bastante bien armados.
En fin, que lamento la discordancia, pero me he trabajado mucho mi formación como republicano y me incomoda que cualquier moderno o paleto de provincias se la apropie. Ésto es, tengo la seguridad de que muchos "republicanos" españoles no saben lo que es un Presidente o la diferencia entre Francia, Alemania y los USA. Por eso, las causas republicanas en España me resultan dudosas, porque creo que son más causas mediáticas que políticas. Y no hay más que ver las opiniones populares sobre el rey en las encuestas. Por desgracia, tendré que seguir aceptandolo. Saludos fraternales, iguales y libres.

enero 29, 2009 1:46 a. m.  
Anonymous el nene Cohelet dijo...

Cada vez que oigo-leo la palabra "crisis" me vienen a la mente dos cosas:
- la peli "Las uvas de la ira" y la novela en que se basa.
- La canción "Here comes the rainbow again", de Kris Kristofferson, también basada en la obra de Steinbeck.
Las crisis suelen "solucionarse" con guerras, that´s what i mean...and what I am afraid of.
Te dejo la canción. Ya me pasaré otro día a comentar tu post, amigo Lizzardo. Me supongo que compartes mi admiración por el album "The ghost of John Joad".
the_daylight_grew_heavy_with_thunder

enero 29, 2009 4:30 a. m.  
Anonymous el nene Cohelet dijo...

Tom Joad...quise decir

enero 29, 2009 4:32 a. m.  
Blogger tu dijo...

Bueno, yo es que de estos temas.... de religión y política... prefiero no opinar en alto.

enero 29, 2009 9:03 a. m.  
Blogger atikus dijo...

La verdad es que no estoy nada puesto en estos temas, y son demasiado delicados como para hablar sin tener información, evidentemente hay que respetar a los muertos y a toda la gente que sufrio, se debe también no olvidar el pasado para que no ocurran desgracias...me estaba acordando de la peli "La ola", en fin ...

enero 29, 2009 10:46 a. m.  
Blogger JOAKO dijo...

Por cierto, y por puntualizar hasta donde podian llegar en aquellos años. Mi tio-abuelo Maximiliano , fue diputado en cortes por el partido de Melquiades Álvarez,y posteriormente el secretarñio personal de Lopez Barrio, el último presidente de la república en el Exilio, ellos siguieron trabajando por restaurar la republica desde fuera. Décadas despues del fin de la guerra el gobierno en el exilio y Don Juan de Borbón tuvieron una reunión en Alemania, reunión que no llegó a nada, pero en la que estuvo mi tío Maximiliano, esto propició que a mi abuelo le congelaran el sueldo durante casi dos años, despues de la guerra mi abuelo atendió a la propaganda que decia que "el que tuviera las manos limpias de sangre no tenía nada que temer", casi le fusilan, tuvo que huir durante años hasta que un amigo le dio que se dejase coger, pasó una temporada en la carcel y lo soltaron porqué realmete no había hecho nada (los juezes no eran reclutados y no tenian que ir al frente, y el como dije antes se negó a ser un juez político). Pasdo un tiempo se presentó a unas oposiciones para secretario de la audiencia, aprobó y paso a ser funcionario, y como funcionario le congelaon el sueldo. Con nueve hijos.He de decir que mi abuelo tenía amigos en todas partes, no quiero ni pensar en aquellos sin amigos y sin posibles.

enero 29, 2009 11:50 a. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

La guerra civil, en cualquier país, es lo peor que puede haber para separa a las personas y sembrar un odio en las almas que ya no podrán nunca olvidarse.
Todos conocemos gente azotada por la guerra y que cambió sus vidas para siempre. A mi abuelo lo mataron porque sí, porque trabajaba para uno que era "nacional", y lo fusilaron por la face, con mujer y 3 niños pequeños...
Otro familiar mío, rojo pasión, harto de que le dieran el paseillo por el pueblo y de que la guardia civil se personara en su casa cada 2x3, tuvo que irse a Alemania y ya no ha vuelto más....

Todos hemos sufrido en nuestras familias los estragos de la guerra civil. Da igual del color que se fuera. Ahí perdimos todos.

enero 29, 2009 12:14 p. m.  
Blogger Margot dijo...

A mí también me parece una barbaridad, me hace sentir vergüenza por este país si lo miro con ojos desde fuera, me hace gracia que juzguemos duramente y miremos por encima del hombro a Latinoamérica con sus dictaduras mientras la nuestra sigue sin resolverse. Claro que decían que la nuestra era una dicto-blanda... y yo seguía con vergüenza cuando miraba a mis mayores al escucharlo.

Hay demasiadas cosas que me dan vergüenza en este país, ajá, demasiadas. Empezando por una tradición mamada de caspismo, mediocridad, cobardía y grisura. De una derecha heredada que da vergüenza por sus usos caciquiles, decimonónicos en su peor vertiente; de una izquierda que por concordia (y no digo que no fuera necesaria en su momento, aún lo sigo meditando y no he llegado a conclusión cerrada, ays) se cargó de un plumazo la honestidad y dió lugar al todo vale y al vive con ojos cerrados. Esos polvos traen estos lodos, siempre he pensado. Una izquierda que se podría haber regenerado porque en la Guerra la cagó y bien cagada pero perdió la oportunidad.

Puede ser que el ser humano sea incapaz de establecer hechos y sólo lo haga con interpretaciones pero aún así existen países que no tuvieron reparo en mirar a su pasado y establecer líneas claras. No es nuestro caso, y también me da vergüenza. O también me la da la falta de rigor, coherencia, tibieza de muchos que piensan que esto no va con ellos sin entender que la sociedad y la política actual, la que sí va con ellos, es consecuencia directa de una guerra y un tiempo agrio, de auténtica oscuridad, el de la victoria y no la paz.

Yo no perdono y me da vergüenza no poder decir lo contrario porque si no puedo hacerlo es por tratarse de un tema no resuelto.

Triste, no?

Besos, Lagarto, me encantó (y de conocer a tu abu me hubiera ido de vinitos con él, fijo, jeje.)

(Y como no tengo ganas de polémicas, no mencionaré mi inclinación hacia el POUM y su existencia durante la guerra... como no entiendo esta moda de maquillar lo políticamente incorrecto y tengo pocas ganas de polemizar lo dejaré en un simple apunte)

enero 29, 2009 1:41 p. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

A mi abuelo, comunista convencido y comprometido, lo asesinó un compañero de trabajo para robarle dinero del partido, a cuyos portes clandestinamente se dedicaba mi abuelo sin arañar nunca ni un solo céntimo. Mi abuelo sólo tenía 28 años. Murió aplastado por la carga de trigo de un camión que aquel tipejo hizo vencer sobre él. Creo que desde entonces toda la familia somos alérgicos a las graminias, a las dictaduras y medio asmáticos. Es muy difícil superar heridas como ésas o como las que referís.
Creo que esas heridas aún siguen abiertas en muchos frentes. Sigue llegando el tufillo de las Dos Españas maniqueas, obtusas. Me apena mucho. Pero seguimos siendo unos ciudadanos neuróticos y crispados por aquella miserable guerra ilegal, sus secuelas, el reguero de sangre que echó raices. Creo que hay que educar a todo el mundo, adultos y menores para la paz y la convivencia. Es nuestra verdadera asignatura pendiente. Eliminar los gritos bullangueros, las discusiones acaloradas. Seguimos siendo muy viscerales los españoles en el ámbito doméstico, en la distancias cortas y luego dejamos que nos den la bofetada en el mismo carrillo en asuntos trascendentales. Pocas manifestaciones se ven, poca dinámica social ante la crisis. En otros países hay más educación y civismo, pero por menos de nada la ciudadanía se moviliza y sale a la calle. Aquí es a la inversa. ¿Qué nos pasa?...
Que se extingan todos los dictadores que en el mundo son o han sido.

enero 29, 2009 8:05 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Jopé con el abuelo lagarto¡ si era así agonizando habría que verle en plena vida¡

Querido lagarto, ya sabes que en este tema estoy contigo, también mi gente se exilió o murió, también quiero la reconciliación pero no sobre la Victoria sobre la verdad histórica.

Besitos dulces,

enero 29, 2009 8:08 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Afortunadamente y conforme a lo establecido en la Ley de la Memoria Histórica, también se están retirando todo los símbolos de la dictadura de las calles de nuestro país. Este gesto también es una cuestión de justicia y respeto hacia las familias de todas las victimas, y por supuesto hacia todos los que lo pedímos a gritos. Como bién dices, es una auténtica vergüenza que todavía existan numerosas calles y plazas con su nombre, es realmente insultante.

enero 30, 2009 12:06 a. m.  
Blogger DR. FREUD dijo...

Necesitaría estar varias horas escribiendo para expresar todo lo que se me ocurre tanto a nivel relacional, como a nivel político. Y de libertades ni le cuento, y de memoria....¿A un psicoanalista? Importantísima!!!

enero 30, 2009 1:56 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

A veces me dan asco y a veces una terrible tristeza, aquellos que prefieren las injusticias, el dolor ajeno y el ocultamiento de la verdad a que se moleste a sus endebles conciencias. Aquellos q piden un falso silencio por no escuchar una verdad tan evidente.

Tan sólo me serena saber q no todos son así. Q algunas cabezas pensantes quedan todavia :)

enero 30, 2009 10:05 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es una gran película, Arcángel. José Luis Cuerda tiene una nueva película que habla también de excombatidos, Los girasoles ciegos, pero aún no la he visto.

Las cosas más duras no se cuentan nunca a los hijos, no. Siempre lo intuí pero ahora lo tengo completamente asumido. Creo que la generación de nuestros abuelos tuvo una capacidad de sufrimiento muy, pero que muy superior a la podríamos tener nosotros nunca. Somos unos pijos, no tenemos derecho a tanta crispación social gratuita.

Un abrazo!

enero 30, 2009 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, no todos los conservadores fueron siempre como son ahora. Hubo un tiempo donde la derecha radical nacional-católica había quedado arrinconada por la historia. Este revival se empieza a intuir con la mayoría absoluta de Aznar (la verdad es que durante su primer mandato fue más liberal que nacional católico, gracias al necesario apoyo de CiU) y se desata con la pérdida del poder de la derecha y el tramontanismo de la Iglesia y su radio.

No es lo mismo el liberalismo que el nacional catolicismo franquista. El primero es un error, pero el segundo es un horror. En la condena del franquismo deberíamos estar todos, los conservadores incluidos. ¿O no era conservador Churchil, el enemigo número uno del fascismo en Europa?

enero 30, 2009 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tormento, inmediatamente después de la Guerra Civil, el Estado destinó cientos de funcionarios a investigar y datar durante casi veinte años todos y cada uno de los casos de violación de derechos civiles durante la Guerra y la República. Todas las viudas y todos los huérfanos fueron reconocidos con homenajes y pensiones. Todos los robos fueron restituidos. Sólo había un problema, y es que sólo atendió a los muertos de un bando: los del bando golpista rebelde. Tuvieron encima el santo morro de llamarlo Causa General, los archivos perviven todavía y contienen importantes mentiras absolutas archidemostradas por los historiadores y por el sentido común. Así que una parte de la memoria está ya bien atendida y de manera exagerada. ¿Por qué no se puede equilibrar la balanza ahora, tantos años después?

Sé que lo que defiendo es muy polémico. De hecho, el propio gobierno socialista dirigido por un presidente cuyo abuelo también forma parte de esas cunetas, no está a favor de las exhumaciones porque consideran que es mejor dejar las cosas como están. Pero yo creo que todos debemos hacer un esfuerzo, como hicieron los alemanes o los argentinos, y enfrentarnos a nuestro pasado y conseguir ese respeto para todos que mencionas. Un poco de terapia no vendría mal a algunos.

Besos!

enero 30, 2009 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Eduardo, hay mucho escrito. Yo creo que, tantos años después, la obra más completa sobre aquel periodo sigue siendo La Guerra Civil de Hugh Thomas. Pero es sólo mi opinión.

Los ganadores, como bien dices, fueron cuatro. Franco traicionó a sus aliados monárquicos, a los falangistas, a los carlistas. A todos excepto a la Iglesia. Pero el levantamiento, como bien dice Tormento, contó con los apoyos más heterogéneos (¡hasta Ortega y Gasset llegó a apoyarlo en un primer momento!).

Estoy de acuerdo contigo en que todas las víctimas, de un bando y otro, deben tener los mismos honores y no quedar tiradas en una cuneta. El problema es que las víctimas de uno de los bandos tuvieron ya su Causa General y ya no quedan en las cunetas. Unos huérfanos tuvieron honores durante toda su vida y otros fueron condenados a la miseria y el exilio. ¿No es justo reconocer la nacionalidad española a los hijos de esos exiliados en México, Argentina, Alemania, Rusia? Pues dársela también ha sido una decisión que no ha gustado a toda la sociedad.

Todos valoramos la convivencia que ahora tenemos y que durante tanto tiempo parecía imposible en este país cainita. Es un valor único que hay que proteger y que nos dignifica a todos, sí. Pero no olvidemos que, treinta y tres años después de la muerte del dictador, cuando se reúnen un viejo nacional y un viejo republicano ante unas cañas con ánimo de alcanzar la convivencia, uno ha renunciado a su bandera, a su himno, a su república, a su sistema económico, a sus muertos y a la laicidad del Estado. Y el otro ha renunciado a encarcelar al primero y aceptar su voto en las elecciones. Me parece que la balanza no está equilibrada. No es necesario equilibrarla ahora, estamos bien así. Pero, al menos, debería reconocerse la generosidad de los excombatidos y que no se les insulte y humille desde los medios de comunicación de la Iglesia. ¿Es mucho pedir?

La II República fue frágil y estuvo plagada de errores garrafales. Creo que eso es obvio para cualquiera que, como tú o yo, haya leído sobre ese periodo. Pero lo que algunos vemos en ella fue una legitimidad democrática quebrantada por un golpe fascista apoyado militarmente por Hitler. El 18 de julio fue un delito, fue un plan preconcebido para eliminar y asesinar a los enemigos ideológicos, por cientos de miles que éstos fueran. Fue un crimen contra la humanidad, que afectó a parte de mi familia. A mí no me parece poco.

Gracias por tu comentario.

enero 30, 2009 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Cohelet, Las uvas de la ira es una de las mejores novelas del sXX, sin duda. Pero como canciones inspiradas en esta obra, prefiero la de Bruce a la de Kris, eso sí :) Todo el horror que pasó en Europa entre los años treinta y cuarenta no es ajeno en absoluto a la crisis del 29, eso está claro. Lo que es muy curioso es que en aquellos años el enfrentamiento era entre comunistas y fascistas, porque el capitalismo se daba ya por muerto. En cambio, acabaron muriendo tanto el comunismo como el fascismo y ahora somos todos capitalistas de pensamiento único. Salud!



Tú, sé que es un tema incómodo. Dentro de unos días hablaremos de otras cosas. Pero me quemaban los dedos tras escuchar unos insultos intolerables en la COPE. Te agradezco que te pases por aquí. Besos.

enero 30, 2009 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, no he visto La Ola, pero sé de qué va. Y me parece muy interesante que lo hayas traído aquí. Creo que, tras la caída del Aznarato, algunos medios de comunicación están demostrando que no estamos tan lejos del enfrentamiento social como pensábamos en los ochenta. Un saludo!


Joako, pues fue el partido en el que hizo sus primeros pinitos Manuel Azaña. Un partido absolutamente comprometido con la República y que demuestra que lo republicano no es sinónimo de hordas anarquistas, como pretenden aún hacernos creer algunos. Y el ejemplo de tu abuelo, como el de tanto otros, demuestra la calidad humana y política de muchos y muchos a los que condenó el franquismo. Hay otro libro de Paul Preston interesantísimo que se llama Las Tres Españas y que ahonda en el estudio de personajes como tu abuelo, que demuestran que la República pudo y debió salvarse.

enero 30, 2009 12:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dalila, la guerra fue un horror y casos horribles hay en los dos bandos. Tu familia es un claro ejemplo de ello.

Pero, si en esos oscuros días perdimos todos, quizás aún podemos intentar ganar algo. Y lo que tenemos que ganar es la conciencia de lo que pasó. No mirar hacia otro lado, sino mirarnos a nosotros mismos. Eso hicieron los alemanes y eso es lo que creo que puede funcionar mejor a largo plazo. La cohesión social que hay hoy en Alemania está a años luz de la que puede haber en España. Creo que deberíamos pensar en eso.

enero 30, 2009 12:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Desde luego, Margot, en este sentido concreto no tenemos ningún derecho a mirar a los ojos a muchos otros países. Recomiendo a todo el mundo que visite el museo de historia de Berlín y se pase por la planta del horror nazi, a ver si no se les cae la cara de vergüenza de ser españoles y vernos allí retratados.

Aún queda por cerrar definitiva y legalmente esa época de nuestra historia que no es tan lejana y cuyas víctimas y verdugos aún conviven con nosotros.

El tema del POUM es muy interesante. Yo también lloro de emoción siempre que veo el final de Tierra y Libertad, pero si lo analizamos fríamente y con perspectiva histórica, creo que la Pasionaria tenía razón cuando les acusó de ser un apoyo básico a los rebeldes porque no era legítimo hacer la revolución contra la República justo cuando los fascistas, apoyados por Hitler y Mussolini, se levantan en armas contra la democracia. La división del comunismo en aquellos años es culpa exclusiva de Stalin y sus métodos asesinos, pero, como decía la Pasionaria, el enemigo era único: el fascismo.

Besos libertarios!

enero 30, 2009 12:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, ¿te das cuenta de, en estos comentarios, la cantidad de personas que tenemos personas absolutamente cercanas cuyas vidas se troncaron con aquella guerra? No es algo ajeno a nosotros, en absoluto. Encima, algunas de las grandes fortunas de este país fueron hechas en aquellos años de maneras similares a la historia que cuentas de tu abuelo. Y están aquí ahora, manejando empresas y patrimonios y saliendo en el Hola. Yo lo acepto, sólo quiero que se sepa.



Los Pasos, mi abuelo T era un personaje muy interesante, sin duda. Todo el mundo lo decía y aún le recuerdan con respeto quienes le conocieron. Tampoco son sensibles al dolor del exilio los neocon y su pléyade de medios de comunicación. Los hijos de los exiliados (primos y tíos míos, por ejemplo) no nacieron en España por amenaza de muerte de un dictador fascista apoyado por Hitler, no son “chusma inmigrante” como dejan caer en la COPE los voceros de la Iglesia Católica. Besos!

enero 30, 2009 12:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, tienes razón. Poco a poco están retirando todos los homenajes públicos al dictador. En Ávila quedan varias placas y bustos, una justo al lado de la casa de mi abuela. El ayuntamiento del Partido Popular se niega a quitarla. http://www.foroporlamemoria.info/simbolos_franquistas/franco_avila.jpg




Doctor Freud, necesitaríamos un ejército de funcionarios como usted para poder afrontar la Memoria Histórica. Porque la cosa no es tanto asunto de jueces o de indemnizaciones justas como de entendernos a nosotros mismos, asumirnos y perdonarnos.

enero 30, 2009 12:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Nausicaa, yo comprendo que es humano eso de preferir mirar hacia otro lado. Incluso dentro de mi propia familia ocurre y no todos piensan como yo acerca de la frustrada Ley de Memoria Histórica. El dolor cuando es muy grande nos acobarda, y nos quedamos como los perros que han sido demasiado apaleados.

Puedo comprenderlo, pero lo que no estoy dispuesto a tolerar es que se envalentonen ahora los inventores del pasado. No, debemos hablar claro y alto. Se lo debemos a nuestros muertos, nos lo debemos a nosotros mismos y se lo debemos a nuestros hijos.

enero 30, 2009 12:05 p. m.  
Blogger dany dijo...

buenas.
nadie debiera perdonar estas cosas.
mucho menos olvidar. aveces creo que la gente no habla de estas cosas porque cree que si no se mencionan desaparecen, y no tiene la conciencia de pensar que cuanto menos se mencione mas posibilidades hay de que vuelvan a ocurrir.
la dictadura es de o mas terrible que puede azotar a un pueblo. acá en argentina, tenemos un historial importante y nefasto. y sigo sintiendo que no se hace nada, que aun no hay verano, porque no me creo las cosas que se hacen para conformarme...a mi descolgar el cuadro de videla, no me representa nada, mientras aun tenemos un desaparecido en democracia...
extrañamente, cuando leia lo que escribiste, tambien me acorde de la nona, del arcangel,una de las personas mas maravillosas que tuve la suerte de conocer...
un beso.....

enero 30, 2009 1:32 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Ufff, Lagartijo, esta vez hago mutis por el foro... Siempre quise obviar esa etapa oscura, pero sí se de sus horrores, y prefiero no dar datos de qué cojones le pasó a mi bisabuelo cuando lo fusilaron, o donde se escondía mi abuelo cuando la mierda les llegaba a todos hasta el cuello.
No, no me mola nada. Seré una cagueta y una egoísta que cierro los ojos a un pasado noglorioso. Pero es que yo.... con lo de ahora ya tengo suficiente..
Un besazo, nos vemos en los bares¡¡¡
Viene tu Bruce, no???
Ah, la que ha borrado la entrada anterior he sido yo.. una gambada, ya te contaré...

enero 30, 2009 8:31 p. m.  
Blogger Roberto dijo...

Compañero! Es muy triste ver estatuas, calles, y demás vestigios de los responsables de la dictadura y del terror, pero que muy triste..de un plumazo con ese golpe militar nos devolvieron a la edad media, a una época de oscurantismo y fanatismo...

Reconozco que me pone de muy mala ostia este tema. Por ejemplo, la lengua de las mariposas la terminé de ver con lágrimas de rabia en mis ojos, otro tanto al leer el libro maravilloso " los girasoles ciegos"...pero jamñas olvidar, nunca...

muchas gracias por tus palabras en mi blog. PAra mi , te lo digo de corazón, es un verdadero placer visitarte

un abrazo

enero 31, 2009 12:15 a. m.  
Blogger ruidoperro dijo...

A pesar de que yo nací cuatro años después de que muriera Franco, tampoco lo perdono. Entre otras muchas cosas, no le perdono que por su culpa la mayor parte de la vida de mis abuelos fuera miserable, ni que, y esto lo escribo sin atisbo alguno de nacionalismo, persiguiera mi idioma y cultura maternos. Por eso me ha emocionado leer sobre la inmensa dignidad con la que tu abuelo se fue de este mundo, y por eso quedo ávido de saber más de él.

Como dice la canción que recomiendas para Luisito, ojalá la cura para todas las almas atormentadas y todas las dignidades pisoteadas, rojas o azules, empiece pronto.

enero 31, 2009 3:39 a. m.  
Blogger Shandy dijo...

Lagarto, tocas un tema que me eriza la piel. La guerra en este país la perdieron la mayoría, los de un bando y de otro (pobreza, ignorancia, represión, miedo, emigración económica además de los exiliados), Y la ganaron muy poquitos. Republicanos, había de muchos tipos, creo que fue Azaña quien dijo "Si gana la República, seré uno de los primeros en tener que marcharme de este país". El POUM, hizo la puñeta y muchos anarquitas también. Hay mucho escrito sobre la guerra civil, pero supongo que tendrá que pasar aún más tiempo para poder analizar sin pasiones. Parece que los más objetivos son historiadores no españoles.
He escrito relatos, relatos largos porque mi padre me contaba historias terribles que recordaba de su infancia y de su juventud. Las estatuas deben pasar a los museos, no destruírlas, forman parte de la memoria histórica. La película de "Los Girasoles" me pareció flogita, supongo que porque leí el libro de Alberto Méndez, cuatro relatos con una fuerza impresionante. Maribel Verdú, muy bien. Como película prefiero "La lengua de las mariposas" y "El lápiz del carpintero", el personaje de Daniel da Barca es inolvidable. Merece la pena leer los relatos de Rivas y la novela ( aunque le falla un poco la estructura). Un libro que me parece interesante es "Las armas y las letras" (Literatura y Guerra civi 1936-1939) de Andrés Trapiello.
Bueno, volveré para leer con calma los comentarios, esta entrada se merece más atención de la que ahora puedo prestarle. Se me cierran los ojos
Un abrazo

enero 31, 2009 3:52 a. m.  
Anonymous Ch dijo...

Estoy a favor de eliminar todos las estatuas porque creo que eso si va a contribuir a tener una memoria historica no distorsionada. Lo de los cadaveres, reconozco que no va conmigo (lo respeto,eh, sobre todo si es un sentimiento íntimo, no inducido, me refiero). Cuando leo todas estas cosas tengo la sensación de que no hemos superado esta etapa. Yo las dos Españas que he vivido es un abuelo idealista que se escapó de un campo de concentraciones y un abuelo que era el pobre, de un pueblo pobre con un único credo, sobrevivir (al hombre le enviaron al frente nacional el último año)
A mi lo que más me ha transmitido mi familia es desconfianza hacia los políticos aunque lo cierto es que a mi me merecen respeto porque está bien que a alguien le guste la política y se quiera dedicar a ello (claro que esto es otro tema, que me lío!).
Al leer los comentario he entendido tu cabreo No S, ¿por que escuchas lo que no hay que escuchar?
Por cierto, que yo el libro que recomiendo es la Voz dormida de Dulce Chacon, no como tratado de la guerra, que no tengo criterio para decir eso, sino como muestra del dolor y frustración. Es la historia de gente, a las que le robaron la vida.Impresionnate, de verdad.

enero 31, 2009 11:36 a. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Me parece terrible haber sufrido el franquismo en tus propias carnes y encima tener que soportar la humillación de ver al lado de tu casa la imagen del verdugo. Es ofensivo, cruel e intolerable. Me ha recordado el caso de un señor coruñés de 87 años quién el pasado año decidió denunciar al alcalde de A Coruña por no haber retirado la simbología franquista de los lugares públicos, incumpliendo éste su compromiso de retirarlos en cuanto se aprobara la ley de Memoria Histórica.
Este buen hombre argumentó que éste episodio muchos lo leemos en los libros cómo parte de la historia, pero para los que cómo él lo habían sufrido personalmente les traía una y otra vez recuerdos muy duros y desagradables. Decía también que quería dejarlo ‘solucionado’ antes de morir…Que triste la actitud de individuos cómo éste alcalde. Me temo que éste caso es tan sólo uno de tantos, cuanta incompetencia, egoísmo, y falta de sensibilidad, en fin.
Mi abuela paterna nos contó una triste y vergonzosa anécdota vivida durante la guerra. Un vecino suyo robó un par de repollos para dar de comer a su hambrienta familia y lo confesó al párroco de su iglesia, el cual no tuvo reparos en denunciar al pobre hombre, que de inmediato fue detenido…
Decir que una vez más fue vergonzoso el apoyo de la iglesia católica al régimen franquista. Pero estoy harta de que a lo largo de la historia se utilice el nombre de ése Dios en el que muchos creemos, para asesinar y cometer toda clase de barbaridades. Disculpa la nueva alusión Nosurrender, lo dejo aquí. Esto es algo muy personal y no quisiera ofenderte, de veras.

Con tu permiso, dejo de nuevo ésta canción http://es.wikipedia.org/wiki/If_You_Tolerate_This_Your_Children_Will_Be_Next , que personalmente me llega al alma. Con todo mi respeto, para tu abuelo y todas las victimas del franquismo:

http://www.youtube.com/watch?v=5fXP2f0xqCo

Un sincero abrazo

enero 31, 2009 12:06 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Las fiebres de los últimos días me han hecho llegar tarde a este post y sus comentarios, que necesitaban una cabeza clara para ser leídos.

Por cierto, esa canción de los Manic Street Preachers que Diciembre cita ahí arriba, "Si toleras ésto, tus hijos serán los siguientes", está basada (aunque supongo que ella ya lo sabrá) en esta guerra española.

Bueno... por llamar guerra a una rebelión comenzada por un iluminado con afanes de poder, que lo primero que hace es mandar fusilar a su propio primo hermano, que se había mantenido leal a la República y quiso impedirle la sangría que iba a empezar. Si se portó así con su propia familia, con su primo y compañero de juegos de su niñez... qué se podía esperar de él en los siguientes 40 años?

La misma suerte corrieron todos los jefes y oficiales que se declararon leales, las autoridades civiles republicanas... "cuatro tiros y a otra cosa" se convirtió en el lema de todo aquello que aún algunos se empeñan en seguir defendiendo como razonable y manteniendo los símbolos que le sirven de homenaje.

Vergonzoso no es la palabra... deberíamos buscar otra más gorda...

enero 31, 2009 12:32 p. m.  
Anonymous el nene Cohelet dijo...

A mi suegro R.I.P., pero impossible de ripear, le pilló la gurra en el bando geográfico equivocado.
Pese a que su padre y su suegro habian sido depurados por los fascistas ya el 19-julio-36 por ser "simpatizantes del Frente Nacional", él tuvo que batirse el cobre y ser herido por aquello que odiaba.
Así de absurdas son las guerras civiles.
Tras su fallecimietno, encontré una libretita: su diario de gurra. Me dio la impresion de ser algo obligatorio o recomendado por los levantados.
Mi suegro, que ya era de naturaleza críptica y sumamente reservado, se traicionó una vez.
Escribió:
"Los fusilaron esta madrugada" Y añadió con la pluma temblorosa:
"Yo lo vi".
Ese "Yo lo vi" dice tantas cosas...
"El tabaco mata".MENTIRA.
A mi suegro le salvó la vida.
Hacía guardia por la vía ferrea, para prevenir atentados de los rojos (como lo era él por mucho que llevas e disfraz de nacional-otra paradoja, él era nacionalista no español-).
en un túnel oyó el tren acercarse. No habia espacio. En esto, vio las brasa del cigarrilo de su compañero y, raudo, saltó al otro lado de la vía, justo unas décimas de segundo antes de que el tren pasase y lo convirtiese en un caído por Dios y por la Patria.
Ahora, pensemos en aquel pitillo: si no fuese por aquella labor apestosa, no existirían mi mujer, mis hijos...tal vez ni yo mismo estaría aquí escribiendo.

enero 31, 2009 9:34 p. m.  
Blogger Laluz dijo...

De ambos lados del océano hay cuestiones sin cerrar, vergüenzas varias y cuestiones pendientes que deberían cerrarse para que pudieran llegar nuevos veranos.

febrero 01, 2009 5:19 a. m.  
Blogger cacho de pan dijo...

a mi abuelo italiano no lo conocí; el español murió en su cama, con la boca cerrada y el ceño tan fruncido como siempre...
Yo no soy de olvidos, aunque prefiero pasar página y seguir mi camino, esperando que la vida misma se encargue de cobrar sus deudas.
Tal vez por eso vivo lejos del lugar donde nací.

febrero 01, 2009 11:12 a. m.  
Blogger Ichiara dijo...

Pues me temo, Sr Lagrto, que D Luis va a seguir esperando, por ese absurdo empeño en hacer la vista gorda (que es de lo que se trata) a las verguenzas propias. Me hace gracia cuando hablan de no abrir heridas, cuando éstas no se han cerrado, siguen ahí como llagas de una enfermedad de la que preferimos no hablar.

Un beso

febrero 01, 2009 9:17 p. m.  
Blogger Margot dijo...

Sí, Tierra y Libertad es una buena peli pero eso, no deja de ser una película, Y con la falta de rigor que caracteriza un metraje, por otro lado tan comprensible este hecho. Flaco favor me haría si mis juicios estuvieran basados en algo tan pueril.
Crecí inmersa en el debate entre troskos y estalinistas (todos tenemos una historia marcada por la guerra y la política del XX, como has podido ver en tus comentarios; todos una historia que contar) y cuando tuve edad suficiente para conocer y entender lo escuchado durante años, sé que ideas me convencieron, qué hechos, y cuales no. El "fin justifica los medios" de la Pasionaria no me convenció nunca y como se pudo ver no convenció a nadie salvo atornillando. En cualquier caso a toro pasado todo se ve nítido y la guerra fue demasiado compleja como para enmarcarla en buenos y malos, pragmatismo y mera sucesión de hechos, que es lo que hacemos ahora. Para situarse bien hay que conocer todos los antecedentes políticos e históricos, y no sólo los españoles. Empaparse de unas formas de vida y pensamiento que nada tienen que ver con las actuales, procurando dejar a un lado los juicios de valor a los que nos conduce el presente y esta forma de elucubrar rápida y simple que gobierna nuestros días. Donde hasta un editorial de El País, al hablar del Che Guevara, le tilda de terrorista cargándose de un plumazo su carga política y la coherencia de una lucha en su tiempo.
Matices, matices… ummm cómo echo de menos los matices! Aún cuando éstos nos llevaran a perder una guerra (simplificación que también podría desarmarse en un pis-pas; en cualquier caso no más determinante que los comités no intervencionistas que firmaron las potencias europeas no alienadas al eje fascista.)

Más besos, Lagarto combatiente!

febrero 02, 2009 10:12 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Dany, en Argentina al menos sí se ha intentado depurar responsabilidades. Aquí también se secuestraron niños a los que se fusilaron los padres. La diferencia es que, mientras nos negamos a investigar eso, nos atrevemos a opinar sobre Videla. Besos!



Tremends, ya sé que el tema es polémico y que mucha gente prefiere no opinar. Lo entiendo perfectamente, claro que sí. Y no me parece mal en absoluto. Bastantes problemas tenemos todos ya como para buscar nuevas vías de enfrentamiento. Pero quería hacer esta reflexión, simplemente. No pido a nadie que se posicione, sólo expresar un sentimiento más que una opinión. Besos!

febrero 02, 2009 8:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Roberto, el tema es que los políticos que se oponen a quitar esos monumentos al fascismo no quieren entender lo que aquí tanta gente está expresando como un insulto personal. Dicen no sé qué de abrir nuevas heridas mientras se niegan a mirar las que nunca cicatrizaron.

Abrazos!

febrero 02, 2009 8:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ruidodeperro, efectivamente, entre los logros del dictador está el haber llevado los sentimientos nacionalistas en Cataluña o el País Vasco hasta niveles desconocidos en toda la historia. Claro, que a nadie le extrañaría en Castilla si supieran que, en el intento de aniquilar vía militar toda una cultura como la catalana, llegó a prohibir el uso de nombres catalanes en familia, obligando a cambiar de nombre a quien tenía el suyo de toda la vida (BOE 18 de marzo de 1938: “La España de Franco no puede tolerar agresiones contra la unidad de su idioma, ni la intromisión de nombres que pugnan con su nueva constitución política”). Esto en Castilla no se quiere conocer, no sea, dicen, que “se abran heridas ya cicatrizadas”. Y, así, claro, no nos entenderemos nunca.

Creo que las heridas que el franquismo causó al concepto de nación española fueron ya mortales de necesidad.

febrero 02, 2009 9:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Shandy, efectivamente el “bando” republicano era de lo más heterodoxo. Ahí habitaban desde centristas católicos como Lerroux hasta anarquistas como Durruti. Todos (supuestamente) unidos en defensa de la democracia frente al fascismo. No todos eran iguales, aunque la propaganda fascista fomentara esa imagen que tanto le beneficiaba.

También me gustó más la Lengua de las mariposas. Los girasoles no consigue generar la misma empatía, quizás el guión no es tan compacto. Hay películas muy buenas sobre aquellos años de la Guerra Civil. De las últimas que se han hecho, me quedaría con la Lengua de las mariposas y el Laberinto del fauno. Pero creo que todo el mundo debería ver Raza, con guión del propio dictador Franco, para saber qué valores motivaban esa conciencia.

febrero 02, 2009 9:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ch, no se puede superar esa etapa si no se hace un mínimo ejercicio de reflexión pública y política. Pero una parte muy importante de la sociedad política, casi el 50% de la misma, prefiere “no abrir heridas ya cicatrizadas”. La otra parte prefiere no cabrear a la Iglesia por mera rentabilidad electoralista.

Vamos, que tenemos un médico que prefiere no mirar la herida y otro que sólo piensa en la rentabilidad de la consulta. No me extraña que nadie confíe en los políticos.

No he leído el libro de Dulce Chacón, tomo nota. Gracias por la recomendación.

febrero 02, 2009 9:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, es ofensivo, sí. Pero no lo quieren reconocer y no entiendo por qué no.

Respecto al papel de la Iglesia, creo que todos los españoles deberíamos recordar esto: El 9 de febrero de 1939, Franco firmó la Ley de Responsabilidades Políticas. La ley declaraba textualmente "la responsabilidad política de las personas, tanto jurídicas como físicas (…) que se hayan opuesto o se opongan al Movimiento Nacional con actos concretos o con pasividad grave". De acuerdo con esa ley, el juez instructor debería pedir "la urgente remisión de informes del presunto responsable al Alcalde, al Jefe Local de Falange, AL CURA PÁRROCO y al Comandante del puesto de la Guardia Civil del pueblo en que aquél tenga su vecindad o su último domicilio, acerca de los antecedentes políticos y sociales del mismo, anteriores y posteriores al 18 de julio de 1936". Esto es, la Iglesia Católica de este país fue responsable directa de la represión franquista y, por tanto, de los más de 100.000 fusilamientos por motivos políticos que tuvieron lugar en España una vez TERMINADA la Guerra Civil. Para mí, esto debería ser considerado un crimen contra la Humanidad. Y esto no tiene nada que ver con creer o no creer en Dios, por supuesto. Ni se te ocurra pensar que me ofende que creas en Dios. Son ellos los que nunca han creído en el mensaje del Evangelio, eso es más que obvio.

Gracias por la canción, guapa, pero youtube no funciona desde hace un par de días, al menos con la red de Telefónica. Lo veré en cuanto pueda.

febrero 02, 2009 9:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, cuida esas fiebres que no creo que sea bueno para curarse leer estas cosas tan desagradables :)

El General impune no se contentó con fusilar a su primo, siguió haciéndolo hasta enfermo de muerte, con manifestaciones en contra en toda Europa. Por lo visto le cogió gusto a la cosa. Y, por cierto, ni siquiera era el jefe del levantamiento (era Mola), sino el último en apuntarse a él. No, no veo muchos valores en ese personaje. En absoluto.

febrero 02, 2009 9:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Cohelet, era muy normal eso durante la Guerra. Si eras sospechoso de ser rojo sólo podías redimirte yendo voluntario al frente. En cuanto a lo de fumar, estaba claro que algo bueno tenía que tener! ;)


Laluz, al menos en Argentina sí hay una ley al respecto. Incluso en España se han juzgado algunos delitos cometidos por los militares en Argentina, pero no se ha podido juzgar a españoles que hayan cometido delitos similares en España.

febrero 02, 2009 9:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Cacho de pan, yo también soy de pasar página. Pero pasar página no es incompatible con conocer el pasado, más bien es necesario. No necesito que me paguen deudas, simplemente que se admitan las verdades que nos han traído hasta aquí.


Ichiara, no sólo no han cicatrizado esas heridas, sino que se abren más con cada oprobio y cada vejación contra la dignidad de tantos y tantos españoles. En Alemania no se hubiera tolerado que la Iglesia Católica promocionara un libro para hacer revisionismo de la figura de un asesino sanguinario como fue el general Queipo de Llano, quien, entre otras cosas pidió a sus soldados que violaran a las mujeres republicanas con esta arenga textual: “Nuestros valientes legionarios y regulares han enseñado a los cobardes de los rojos lo que significa ser hombre. Y, de paso, también a las mujeres. Después de todo, estas comunistas y anarquistas se lo merecen. ¿No han estado jugando al amor libre? Ahora, por lo menos, sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricas. No se van a librar por mucho que forcejeen y pataleen”. Lo hizo. Que se sepa.

febrero 02, 2009 9:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, Tierra y libertad es un símbolo, claro. Ya sé que todo va un poco más allá y algo he leído sobre Trotsky, Stalin y Lenin. Entiendo que todo hay que contextualizarlo y precisamente por eso he dicho que entiendo a la Pasionaria desde la perspectiva histórica. Pero los políticos buenos están precisamente para eso, para adelantar esa perspectiva histórica. No soy en absoluto y para nada y de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia un estalinista, pero la diferencia de la calidad política entre Dolores Ibárruri y Aznar, por ejemplo, es la misma que hay entre Cristo y un botijo.

Tienes toda la razón en que los matices son necesarios para hilvanar una discusión de este tipo, pero me temo que no para un post aquí :)

Más besos libertarios!

febrero 02, 2009 9:03 p. m.  
Blogger El Castor dijo...

Coincido plenamente con tus puntos de vista. En concreto es duro reconocer que en tu propio país sigue habiendo símbolos fascistas en las calles. Yo viví en Praga tras la caída del muro de Berlín y doy fe de que en pocos meses hicieron una limpieza completa. También en otros países.
Saludos.

febrero 02, 2009 9:27 p. m.  
Blogger Tuti dijo...

Interesante la entrada, nos. más aún las respuestas. Historia en vivo y en directo.

febrero 02, 2009 10:00 p. m.  
Blogger Margot dijo...

Ya, si lo sé, por eso a veces odio estos trastos... terminamos por simplificar lo ya simplificado. Y es inevitable.

La importancia de las herramientas!!! jeje

Besos con buril (y libertarios. También libertinos, qué narices!!)

febrero 03, 2009 10:07 a. m.  
Blogger Bolero dijo...

Ni perdono ni olvido
Con dos cojones Sr. lagarto alto y claro

Y no, aún no hay otro verano para muchos

ahora si q te doy un peazo beso sonoro

MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK

febrero 03, 2009 10:22 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Castor, no conozco Praga, pero tengo unas ganas enormes de probar sus cervezas in situ. Eso demuestra mejor salud psico-social que la que nosotros tenemos, pero tampoco podemos olvidar que la república checoslovaca se acabó dividiendo en dos. Creo que las dictaduras represivas hacen un daño irreparable en casi todos los casos.


Tuti, gracias por lo que dices. Quizás me he excedido en alguna respuesta con tantas comillas, pero me quema la idea de que la gente no pueda saber cosas tan reales y duras y tan cercanas aún en el tiempo.

febrero 04, 2009 12:12 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, cuando quieras nos lanzamos a editar una tesis doctoral sobre el tema :P Y cantemos: si me quieres escribiiiiir / ya sabes mi paradeeero / eeeen el frente de Madrid / primera línea de fuego ...


Bolero, a ver si alguien lo toma en cuenta, que ya está bien. Claro que sí. Besos!

febrero 04, 2009 12:12 a. m.  
Blogger Bolero dijo...

Nosurrender no dejes de ir a Praga, no sólo por sus cervezas, por su gente es un pueblo genial, y si no has ido a Budapest, ya estás tardando
muakkkkkkkkkkkkkkkkk

febrero 04, 2009 1:31 p. m.  
Blogger El Castor dijo...

La división de checos y eslovacos no fue un daño irreparable ni para unos ni para otros. Si a ellos les pareció bien separarse creo que poco hay que objetar.
Si vas prueba el licor becherovka, mucho más sofisticado que la cerveza, por cierto excelente.
Saludos.

febrero 04, 2009 10:53 p. m.  
Blogger Eduardo dijo...

No es que yo sea un gran viajero, pero he pisado varios países de varios continentes y no tengo dudas en afirmar que los checos me parecieron los más bordes, antipáticos y chorizos de cuantos he conocido. Pero igual fue que no me enteré de nada y tengo que volver. Eso sí, la cerveza buena, Praga preciosa. Tengo amigos que son fans de la ciudad, pero ninguno de sus habitantes. Decidme por que, aunque me salga del hilo...

febrero 04, 2009 11:01 p. m.  
Blogger El Castor dijo...

Eduardo: personalmente no tengo ninguna queja, seguramente influyó que me defendiese en su idioma. Pero ciertamente no son simpáticos y los calificativos que utilizas los he oído en boca de mucha gente.
Es otra mentalidad, eso está claro, y el comunismo los fastidió mucho.
Saludos.

febrero 05, 2009 6:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home