miércoles, febrero 25, 2009

El hombre que pudo reinar


Decía Carl Jung que la vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir. Nada más lejos de esta enfermedad entonces que el cineasta John Huston, cuya vida es aún más novelesca que sus propias películas. Huston amaba la vida como proyecto que se vive en cada instante, de manera plena y generosa.

En los años setenta, John Huston rodó El hombre que pudo reinar, una de las películas indispensables de mi vida. Como todas las de Huston, se trata de una obra literaria inteligente, creativa, vitalista, rompedora y compasiva con la condición humana. Nunca nadie ha retratado la dignidad de los perdedores como lo ha hecho John Huston en su cine.

Danny y Peachy son dos soldados británicos en la época colonial de la India que un día deciden que ya se han cansado de servir al ejército inglés y que viajrán al extraño reino de Kafiristán para someter a sus pueblos y convertirse en sus reyes. Así, vivirán rodeados de riquezas y mujeres hermosas el resto de sus días. Para llegar al legendario reino de Kafiristán, desde la India, deberán atravesar a pie el Himalaya, lo que no les echa atrás en ningún momento.

Una vez que se encuentran en las cumbres heladas, avanzando por escarpados desfiladeros sin guía ni avituallamientos, una enorme grieta que se forma súbitamente en el hielo les deja aislados, sin posibilidad de avanzar y sin posibilidad de retroceder. Atrapados y condenados.

Danny y Peachy son conscientes en ese momento de que van a morir sin remisión en lo alto de esa solitaria montaña. ¿Qué hacer entonces, cuando sabes que no puedes escapar a una muerte segura e inminente? Lo que deciden Danny y Peachy es sentarse frente a la grieta, quemar el último tronco de leña y hablar, a modo de epílogo, sobre lo que ha sido su vida. Se cuentan las anécdotas vividas entre ambos “¿y recuerdas cuando….?” y empiezan a reír y a reír, orgullosos de la vida que han tenido y que ahora celebran a su fin, sin miedo a la muerte que ya se les presenta. Tanto ríen y de manera tan estruendosa, que sus voces acaban provocando un enorme alud que tapa la grieta en el hielo, dejándoles abierto, al fin, el camino hacia Kafiristán, donde los que iban a morir serán ahora reyes.

Danny y Peachy nos enseñan que es reírnos de la vida lo que nos salva de la muerte.

Quizás sólo vive quien acepta la muerte en cualquier instante, sólo ama quien acepta el dolor, sólo es libre quien acepta perderlo todo en una simple jugada de dados.

O, como decían los Rolling Stones en otra preciosa canción de los setenta:

Siempre estamos apurados, sin dejar de preocuparnos
¿No ves que nuestro tiempo vuela?
Cariño, no hay dinero
Sólo seises, sietes o nueves en un juego de dados
Y yo soy un extraño
Que te ofrezco ser mi socia en los asuntos turbios
No me quedaré
Tendrás que rodar conmigo
Como los dados



Una canción para Danny y Peachy: Tumblin’ dice, de Rolling Stones

Un libro para Danny y Peachy: Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño

Una película para Danny y Peachy: El tesoro de Sierra Madre, de John Huston

.

55 Comments:

Blogger Antígona dijo...

Asomando apenas la punta del pie por el quicio de su puerta, tal vez yo hubiera dicho que es reírnos de la muerte lo que nos salva la vida. Pero su post es tan impecable como emocionante, doctor Lagarto. Tanto, que me ha impulsado a romper este ya largo silencio. Señal, probablemente, de que en breve volveré a recuperar la voz.

¡Un beso, doctor Lagarto!

febrero 25, 2009 8:01 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

"El hombre libre es aquel que no teme ir hasta el final de su pensamiento". No recuerdo quién lo dijo, pero suscribo.

Un libro para Carl Jung, ya que estamos: La interpretación del asesinato, de Jed Rubenfeld.

Ya seee que ya te lo recomendé, pero así de reiterativa soy cuando algo me apasiona.

:)

Apapacho, Lagarto.

(Cada vez que nos juntamos con mi amiga Daniela hablamos bien de vos).

febrero 25, 2009 8:32 p. m.  
Blogger Eduardo dijo...

Ya sabes mi opinión sobre la peli, pues la "revisité" hace unas semanas. Pero no estoy de acuerdo en la canción. Ellos ya tienen una: "The Son of God goes forth to war
A kingly crown to gain..."

febrero 25, 2009 9:11 p. m.  
Blogger Tesa dijo...

Qué difícil aceptar la muerte
...con lo enriquecedor que es vivir un día más.

febrero 25, 2009 10:29 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Hace ya algún tiempo decidí no tomarme la vida demasiado en serio, es mucho más sano…

febrero 25, 2009 11:58 p. m.  
Blogger ruidoperro dijo...

A mí la vida a veces se me parece un poco a un chiste de leperos, pero sólo cuando la miro con buenos ojos. Genial la recomendación literaria para Danny y Peachy, es una de mis novelas de cabecera.

febrero 26, 2009 1:43 a. m.  
Blogger *GEORGINA* dijo...

un camino de relacionar una cosa con otra, muy entretenido

saludos cordiales
Georgina

febrero 26, 2009 3:01 a. m.  
Blogger princesadehojalata dijo...

Me lo imprimo y me lo pongo de cuento de cabecera. Ainss.

febrero 26, 2009 3:09 a. m.  
Blogger Bambola dijo...

Es parte de mi filosofia, el dia que lo entendi me quede asustada de la simpleza de la vida y cuanto complicamos todo solos.
Gracias por este post :)

febrero 26, 2009 8:17 a. m.  
Blogger Merce dijo...

Qué gran película, hace mucho que no la veo...

Hay que reírse, de la vida y de uno mismo, es sano.

febrero 26, 2009 9:41 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

febrero 26, 2009 9:57 a. m.  
Blogger Margot dijo...

La del comentario eliminado soy yo, no sé qué narices he hecho...

Y decía que...

Ojalá fuera tan sencillo como eso, señor Lagarto... aunque de vez en cuando me guste pensar que sí.

Llegar al "nirvana" que todos desearíamos, vivir sin miedo, exige haberlo tenido anteriormente y haber sufrido las consecuencias de la muerte y de la vida, su crudeza. No basta una conducta vital y a pesar del conocimiento anterior tampoco basta. Pero reconozco que como postura ante la vida es la mejor que conozco: reir y ser consciente de lo que me río. La que mejor practico.

Aunque sin olvidar que las muecas se encuentran bajo las risas. Alguna vez mordió un limón? pues parecido a esas cosquillas y su gesto. Se me ocurre, yo que sé.

De Huston me quedo con Dublineses, ummm, y la Reina de Africa.

Besos hagan juego, señores!

febrero 26, 2009 10:02 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

El pasado sábado tuve la oportunidad de ver esta peli en la tele y no me sentía motivada. Sagrada hora de la siesta. Mecachís !!!

No he tenido ocasión de verla aún. Asignatura pendiente. Tomo nota, NoS.

febrero 26, 2009 12:34 p. m.  
Blogger trilceunlugar dijo...

Cómo me gusta leerte!
Te dejo una sonrisa que tape alguna grieta

febrero 26, 2009 1:07 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Me acaba usted de recordar que hoy no me he reído aún de mí mismo. Voy a hacerlo.

Impecable su post. Que mal costumbrados nos tiene.

Salud

febrero 26, 2009 8:03 p. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Supongo que es algo que cuesta aprender, pero estoy en ello, no desfallezco :)

febrero 27, 2009 9:30 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, qué sorpresa encontrarle de nuevo en las procelosas aguas de la blogosfera. Pero no se quede en la puerta. Pase, pase y tome la palabra, que se le echa de menos. A mí también me cuesta encontrar tiempo para entrar por aquí últimamente, qué dura es la vida del trabajador!

Pero si admitimos que la muerte es parte consustancial de la vida (la vida no existe sin la muerte, como la carrera del ciclista no existe sin meta), reírnos de la muerte es también reírnos de la vida, ¿no cree usted?

Un beso, doctora Antígona!

febrero 27, 2009 3:20 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, es la segunda vez que traes esa estupenda cita a esta página. Me gusta, ya lo creo. A ver si algún lector conoce la fuente por aquí. También es la segunda vez que me recomiendas esa novela, de Jed Rubenfeld, así que la compraré en cuanto vaya al centro un día de estos. Estoy muy de novela negra últimamente, por cierto. Besos a las dos, a Daniela y a ti.



Eduardo, tu entrada sobre la película era mucho más interesante que ésta mía, que sólo se ha centrado en esa secuencia que te comentaba en tu blog cuando escribiste tu post. Me alegra compartir iconos por aquí. La canción que propones es la misma que cantaban nuestros héroes Danny y Peachy en la película, sí. Como ya se la saben, preferí ofrecerles esta otra de los Rolling Stones. De alguna manera, siempre he pensado que Keith Richards sería el compañero perfecto de estos dos. Saludos!

febrero 27, 2009 3:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tesa, tienes razón, pero ¿qué es lo que realmente enriquece cada “día más”? Jacques Derrida diferenciaba entre lo que es vivir y lo que es sobrevivir, y afirma que esto último es un tercer estado diferenciado, que nada tiene que ver ni con la vida ni con la muerte. Es difícil aceptar la muerte, sí. Pero quizás a veces también es difícil aceptar la vida, con todo lo que ésta implica.



Diciembre, eso de no tomarse la vida demasiado en serio debe ser algo más que una frase hecha. Porque es un hecho que morimos, antes o después. Pienso que sólo cuando tomamos conciencia real (real, digo) de que eso nos va a ocurrir personalmente (personalmente, digo) a nosotros con toda certeza, podemos intuir mejor lo que merece nuestra seriedad y lo que no la merece.

febrero 27, 2009 3:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ruidoperro, en esta página Roberto Bolaño es venerado absolutamente. Hasta se ha hecho con el subtítulo de este blog de lagarto de Sonora. Promociono tanto desde aquí los libros de Bolaño y los viejos discos de Springsteen que creo que debería pedir comisión a sus editores.



Georgina, tengo que reconocer que eso de relacionar cosas aparentemente tan lejanas me encanta. De alguna manera, me reconcilia con la vida el hecho de que las emociones son tan comunes entre los hombres y sus maneras de expresarse. Saludos!

febrero 27, 2009 3:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Princesa, es sólo una secuencia de la película. Estoy seguro de que te gustará si la ves. El género del cine clásico de aventuras, como decía Eduardo en su blog cuando habló de esta película, da para mucho más que lo que nos tiene acostumbrados en esta era de efectos especiales y hostias por doquier. Besos!



Bambola, tienes razón. Nos pasamos la vida complicándola más y más. ¿Y por qué lo hacemos? Por el horror que nos produce el vacío de mirar a la muerte de cara, supongo. Gracias a ti por venir.

febrero 27, 2009 3:22 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Merce, una gran película, sí. Me alegro de que te guste. Decía Woody Allen en el monólogo final de Annie Hall (espero que esta peli también te guste) “la vida está llena de soledad, miseria y sufrimiento. Y lo peor es que es demasiado corta”.


Margot, nadie dijo nunca que la cosa fuera sencilla. No estoy seguro de que sea necesario haber conocido el miedo para alcanzar ese estado después. Creo, más bien, que el proceso de maduración es lo que nos conduce al miedo, que no existe al principio. Como decía Truffaut en La piel dura (prometo post sobre esa peli lo antes que pueda), los niños tienen el corazón blando y la piel dura y, según maduran, van teniendo la piel blanda y el corazón duro. Por eso, como dices, nuestra risa de adultos tiene algo de mueca. Geniales las dos películas de Huston que traes aquí, también merecerían un post cualquiera de ellas.

febrero 27, 2009 3:22 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, seguro que puedes encontrarla en la red cuando quieras, no hace falta sacrificar siestas en esta era digital, eh. Yo la compré hace unos meses en un Vips, por seis euros. Una gran inversión para toda la vida.


Trilceunlugar, gracias por la sonrisa. Las sonrisas de la gente que queremos tapan todas las grietas del mundo.

febrero 27, 2009 3:22 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, que usted lo ría bien. Y siéntase tan orgulloso de usted mismo y de su risa como lo estaban Danny y Peachy en aquella montaña. Brindemos por el absurdo trajín, Salud!


Nausicaa, nunca dejamos de aprender. O mejor dicho, nunca dejamos de conocernos un poco más. Siempre estamos en ello :)

febrero 27, 2009 3:23 p. m.  
Blogger tu dijo...

pues si, claro que para eso hay que valer, también... yo cada vez voy estando más cerca de esa situación de perder el miedo... aunque a veces me aleje. Interesante entrada, sí señor, lo reflexionaré mientras me echo la siesta :P

febrero 27, 2009 3:36 p. m.  
Blogger Casilda dijo...

Usted si que tiene buen gusto para las peliculas y para los libros, tambien me gusta Bolaños y como a todo tambien llegé a él tarde pero por la puerta grande, con Los detectives Salvajes , hasta hablé de él en un blog que aun anda por ahi pululando.
La peli la vi hace muchisimo..
Un beso

febrero 27, 2009 6:49 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Jejeje... genial el comentario del amigo Brisuon...

Y otra de las enseñanzas que se saca de esta fantástica película es que ante la belleza de una mujer uno no puede limitarse a mantener la aureola divina de la que le rodean, aunque eso le suponga perder la lucha por un reinado.

febrero 27, 2009 7:38 p. m.  
Blogger dany dijo...

tenes el don de escribir cosas que por el momento que atravieso me sirven enormemente.
y es ciero, es fantastico lo que acabo de leer.
creo que la risa nos salva de todo.a mi me salvo de muchas miserias, y de la muerte tambien en algun modo.
realmente siempre es un placer leerte.me voy contenta y pensado, lo que no es poco en estos tiempos...
un beso gigante.

febrero 28, 2009 12:07 a. m.  
Blogger cacho de pan dijo...

tenía ganas de visitarte
no tengo ganas de comentar
vi esta película hace años y no está muy fresca
se que era triste por real
y poco más

febrero 28, 2009 2:25 a. m.  
Blogger LLop dijo...

La peli la vi por primera vez casi por descuido y es que tampoco hacían otra cosa y eran tiempos sin p2p.
Como te digo empece a verla sin entusiasmo (al menos tenia dos grandes actores) y poco a poco me fui enganchando a esos personajes. Es como si uno esperara cenar un triste sándwich de pavo y de repente le sirven un suculento entrecot.
Creo que desde entonces la he vuelto a ver un par de veces y siempre mejoró la opinión que tenía de ella.
Ahora mismo no se si repiten como pareja Sean Connery y Michael Caine en alguna otra ocasión pero me parece que en esta peli hacen un dúo fantástico.
El libro me lo apunto para pendientes (larga la lista), la cita me suena pero no se decir de quien es y los Rolling son los Rollings ¿Que más se puede pedir?

Me alegro de volver por aquí tu blog siempre es fantástico.

Un saludo Sr. Lagarto.

febrero 28, 2009 10:05 a. m.  
Blogger RBC dijo...

El Ying y Yang y en medio de todo el buen humor.

Saludoss desde el otro lado del charco.

RBC

febrero 28, 2009 2:15 p. m.  
Anonymous Lula Fortune dijo...

También ha sido y es, una película imprescindible en mi vida. Y otra de las innumerables veces en las que me he enamorado de personajes de ficción. Si es que no tengo remedio! Te recomiendo (seguro que ya la conoces) la Autobiografía de Michael Caine. En ella habla de todas sus películas, y de ésta por supuesto, con muchas y jugosas historias. Yo la leí en el hospital y creo que tuvo mucho que ver con mi recuperación.
Besos soberanos.
PD: me disfracé de máscara veneciana (of course) y te traje muchas fotos de London.

febrero 28, 2009 5:02 p. m.  
Blogger Ichiara dijo...

La vida de Houston es impresionante, cuando leí An Open Book me enamoré de ese gruñón borracho y salvaje, tiene pasajes inolvidables como los recuerdos del rodaje de la reina de áfrica. Tienes razón con lo de la risa y la libertad, el día que aprendamos a superar los miedos y el ansia seremos más felices.

Un besote Lagarto

febrero 28, 2009 7:52 p. m.  
Blogger MBI dijo...

Vaya...
vaya,
cómo me ha gustado tu entrada,
no tendré más remedio que dedicarte un comentario babeante de agradecimiento.....

febrero 28, 2009 8:03 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Me encantó esa película..., a veces reirnos de nosotros mismos es la trampa de la vanidad.

febrero 28, 2009 9:46 p. m.  
Blogger atikus dijo...

Sin duda no tomarse las cosas demasiado en serio y reirse de todo empezando por uno mismo es una buena maner de vivir.
La peli una maravilla como el dire.
Este post no le molaría mucho a las compañias de seguros, sobretodo a los devida...mira que se forran los capullos, creo que son de los que mas han ganado este año, mira de eso no me rio...coñño!!

marzo 01, 2009 11:18 a. m.  
Blogger Roberto dijo...

compañero... fantástico!ahí debe radicar el secreto, en quitarle hierro a esta sucesión de días y noches que llamamos vida. Hay que vivir a pleno pulmón siendo conscientes de nuestra fecha de caducidad, a veces es duro, pero no queda otra...gira y girar hasta el delirio, sin parar de sentir...

Que buena la canción de los Stones. Hace un par de años les ví en Donosti, y tuvo un orgasmo musical de proporciones pquidérmicas, me cambiaron la vida....
Siempre metiendo "el dedo en la llaga" de una forma tan hermosa
un abrazo

marzo 01, 2009 3:44 p. m.  
Anonymous el nene Cohelet dijo...

Hablas de John Huston. Me parece muy bien. De él hasta me gusta un montón su hija Anjelica, físico incluido.
¿Qué sería de Anjelica sin su imponencia? ¿Viste cómo manejaba el naipe en M.A. en M. o su papelón de amante pericolosa en Delitos y faltas de Woody?
Pero que ni cites, siquiera de refilón "Fat City"...no te lo perdono, Lisardo.
La escena final, el diálogo desesperanzado en la barra del bar entre Stacy Keach y Jeff Bridges. El viejo chino, que a saber de qué se ríe. Todo da vueltas y FIN.
Ni siquiera han subido esa escena al youTube. Sic transit John Huston.
Nunca Kris cantó "Help me make thru the night" como en los créditos iniciales de ese film.
Desde aquí reivindico Fat city y, ya de paso, "Atlantic city" de L. Malle y "Pretty baby" del mismo Louis.
Tanto Rollings, tanto Rollings.., cambiáte esa muda. Bucea en el jazz new-orleansiano de Prety baby. Bebe de las fuentes, reptil.
Dados...dados...te voy a dar yo a ti dados...Everybody knows that the dice are loaded...
Con permiso, Lisardo:
NO_QUIERO_ESTAR_SOLO

marzo 01, 2009 6:05 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

"Quizás sólo vive quien acepta la muerte en cualquier instante, sólo ama quien acepta el dolor, sólo es libre quien acepta perderlo todo en una simple jugada de dados."

Me lo quedo.

Saludos.

marzo 01, 2009 6:35 p. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Vaya, he llegado tarde. Makiavelo me ha quitado la frase. No se podría decir mejor con otras palabras. Son unas frases absolutamente debastadoras, pero tan ciertas... Siempre deberíamos tenerlas en mente.
EStupenda entrada, como siempre.
Besos voraces.

marzo 01, 2009 9:23 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Pues si, querido Nosurrender. Esa frase hecha significa para mi ésa consciencia real de que sólo hay que tomarse en serio las cosas que realmente lo merecen. La que me dice que la muerte de las personas que amo, y mi propia muerte, puede llegar en cualquier momento. Esa consciencia me acompaña desde hace tiempo, de un modo sereno y natural. Es la que me ayuda a separar el trigo de la paja, a ser más yo, más auténtica. La que me ha enseñado a no dejar pasar la oportunidad de decir a mis amigos que los quiero, y a dedicar palabras cariñosas a las personas que me inspiran simpatía ó ternura. Pues sí, me he debido de volver bastante bobalicona y cursi, pero me da igual. Si hay algo que no entiendo es que la gente deje pasar su preciosísimo tiempo, sin mostrar sus afectos.

Un abrazo!

PD.:…y cómo tampoco hay que dejar pasar las oportunidades de disfrutar de, algo más que buena música, ME HE HECHO CON UN PAR DE ENTRADITAS PARA VER A BRUCE!!!! ¿tienes ya las tuyas?, mucha suerte!! ;-)

marzo 02, 2009 12:05 a. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

Una gran película y dos actorazos de 10.
Estupendo post, lagartito
Un beso

marzo 02, 2009 10:33 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Claro que hay que valer, Tú. Por eso es una película de aventuras sobre dos personajes fascinantes. No es nada fácil, pero puede valernos como modelo aunque nos parezca inalcanzable. Tampoco firmaría por acabar como acabaron ellos, eh.



Casilda, Los detectives es una gran novela, sí. Si algún día tienes mucho tiempo y suficiente fuerza en los antebrazos para sujetarlo, te recomiendo que leas también 2666. Espero que te guste. Besos.

marzo 02, 2009 5:13 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, es cierto. El pobre Danny cayó en la tentación. Pero lo intentó, eh :P Siempre se ha “acusado” a Huston de ser un poco misógino. Lo cual me parece una barbaridad propia de quien no se ha enterado de nada en películas como La reina de África, Misfits o La noche de la Iguana.



Dany, supongo que los miedos que tenemos todos son muy parecidos. Y por eso la historia de la literatura y el cine está llena de de personajes que hablan de nosotros mismos y de las cosas que nos pasan. Mientras quede un solo ser humano sobre la tierra, jamás se pasará de moda el teatro de Shakespeare. Besos enormes.

marzo 02, 2009 5:13 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Cacho de pan, es triste el final de la peli, ya anticipado desde la primera secuencia. Pero si un día tienes ganas de cine de aventuras, seguro que disfrutarás volviendo a verla. Saludos!



Llop, es cierto lo que dices. El cine de aventuras se ha ganado merecidamente su mala fama, y tenemos el prejuicio de que no encontraremos una buena en el género. Las películas buenas ganan con las revisitas. No sé si sabías que Huston había peprarado la película varios años antes, con la intención de que su íntimo amigo Humphrey Bogart hiciera de compañero de Caine, pero luego Bogart murió, una pena. Saludos!

marzo 02, 2009 5:13 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

RBC, el buen humor es curativo, de eso no hay duda. Nos lo ponen difícil, pero debemos seguir buscándolo. Saludos!



Lula, Caine era buen amigo de Huston, sí. Y la vida al lado de éste siempre está plagada de anécdotas. Te recomiendo que leas la autobiografía de Huston, A libro abierto. Su vida real sí que era toda una aventura. Espero que lo pasaras muy bien en Londres, rubia!

marzo 02, 2009 5:13 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ichiara, es libro divertidísimo, sí. Me has dado una idea, un día escribiré sobre el rodaje de la Reina de África, otra de mis películas míticas. Besos!



Gracias a ti por pasarte por aquí, MBI.

marzo 02, 2009 5:14 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ichiara, es libro divertidísimo, sí. Me has dado una idea, un día escribiré sobre el rodaje de la Reina de África, otra de mis películas míticas. Besos!



Gracias a ti por pasarte por aquí, MBI.

marzo 02, 2009 5:14 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

En eso estamos, Roberto: intentando intentarlo. Me alegro de que te guste la canción de los Stones, es una de las que mejor les quedan en el escenario. Vivir un concierto de los Stones es una fiesta dionisiaca.



Cohelet, prefiero al padre, antes que a la hija, pero no está nada mal ella en esa película de Woody Allen, Delitos y Faltas. Fat city es una gran película, y estoy seguro de haberla citado en alguna otra ocasión (y también de los dados cargados de Cohen). Pero no me toques a los Stones, eh. Las fuentes están muy bien y ellos mismos las usan continuamente, pero la magia de la sencillez del rock de tres minutos también tiene su sitio. Todo es compatible, depende de la hora del día y del estado de ánimo. Salud!

marzo 02, 2009 5:14 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, todo tuyo. Úsalo sin precaución, sin recetas, sin mirar al dorso y en cualquier condición de presión y temperatura. Salud!



Pantera, supongo que una cosa es admitir la certeza de un hecho y otra vivir de manera coherente con ese hecho. Los seres humanos somos demasiado complicados y contradictorios. Besos saurios!

marzo 02, 2009 5:15 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, tienes mucha razón en lo que dices. No podemos desaprovechar ninguna oportunidad de decir que queremos a las personas que queremos. Y eso no es cursi, es valiente y lúcido. Espero que disfrutes el concierto de Bruce. .Yo tengo entradas reservadas para Valladolid, que es lo que más cerca me viene. Aún no han salido a la venta, pero uno ya maneja ciertos contactos :P



Dalila, dos grandes actores, sí. Y ambos piensan que es uno de los mejores papeles que han hecho en su vida. Suele pasar con todos los que trabajaron alguna vez con Huston. Gracias y besos!

marzo 02, 2009 5:15 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Igualmente, guapo. Tengo claro será un día muy esperado y especial para ti ;-)

Besos!

marzo 03, 2009 9:42 a. m.  
Blogger iona dijo...

un faro para tu isla :)

marzo 03, 2009 10:40 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Siempre es una gran fiesta, Diciembre. Espero que tú también lo pases muy bien.


Iona, gracias por venir a esta isla ;)

marzo 04, 2009 1:05 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

En serio lagarto sé q me repito más q el gazpacho pero eres cojonudo
Hoy he enviado dos de tus entradas a un camarero q tengo q le encanta el rock, y este último pq le encanta el cine, sabes lo mejor q tiene 22 asquerosos años, y joder piensa y piensa mucho, me hace sentir q aun nos quedan esperanzas, jejejjeje

muakkkkkkkkkkkkkkk

marzo 16, 2009 8:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home