viernes, febrero 13, 2009

La decisión


¿Por qué este castigo? Ser el Gobernador de estas gentes tan ingratas, tan brutales en sus costumbres. Debería estar ahora en Roma, donde el aire no es más limpio pero cualquier esclavo es más refinado que estos rabinos barbudos.

Ah, Tiberio, tú crucificarías a los dos, no me cabe duda ¡Que sientan el atroz poder de Roma! Que vean los tendones atravesados por los clavos en la madera, la piel desgarrada de las inertes manos que antes nos amenazaban. Los dos son enemigos de Roma, Tiberio. Sí. El hambriento que se rebela y el charlatán de las nefastas supersticiones de Oriente.

El calor es sofocante. Debe de haber miles de personas ahí fuera levantando esa densa nube de polvo. Chusma que ya habrá tomado su decisión: Jesús de Galilea o Barrabás. Les daremos lo que piden esta misma tarde.

¿Qué queréis que haga vuestro Gobernador Pilatos, inmundo pueblo de Judea? Barrabás es un hombre víctima de su miseria, que sólo trataba de sacar adelante a su familia. Ladrón y asesino por necesidad, por falta de los recursos que vosotros mismos le habéis negado. En cambio, el Nazareno es un provocador que actúa sin conciencia humana. No tiene hijos, no tiene hogar como vosotros. Es un vagabundo. Sus sentimientos, su manera de pensar no es la vuestra, no sufre como vosotros. Ni siquiera quiere que le reconozcáis como humano.

Pero no seré yo quien decida. Series vosotros su verdugo. Su propia gente, su pueblo que tanto dice amar. Dice ser el hijo de Dios. Que ha levitado sobre las aguas y que un día alimentó a todo un pueblo con una cesta de panes y peces. Dicen incluso que resucitó a un acomodado comerciante amigo suyo, Lázaro. En cambio, teniendo todo ese poder, no tiene reparo en dejar que su gente siga viviendo la miseria entre cosechas agostadas. Madres que mueren en el parto, desamor y odio entre hermanos. Dolor, maldad, hambre y muerte. No les das nada, Nazareno.

El rey de los judíos, dices. Tirano y cruel rey entonces, que muestras que realmente tienes tú el poder cuando curas selectos enfermos y resucitas selectos muertos, mientras dejas que tu pueblo carezca de pan y vea morir a sus seres queridos. ¿Y tú te crees mejor que Tiberio, sucio Nazareno? Roma no tiene tu estéril poder selectivo, pero pone miles de funcionarios al servicio de tu pueblo. Seres humanos, hombres, que quitan tiempo a sus familias y sus placeres para abrir nuevas rutas comerciales, para recaudar tributos entre los pudientes, para garantizar el grano y el pan a tu pueblo, o alcantarillar las aldeas en Galilea.

En cambio tú, inútil vagabundo que juegas con el dolor de las gentes, no les das nada. Truhán de los dioses de Oriente, mala copia de sus antiguos nobles profetas que hablaban del Amor y del Bien, pero sin pedir sus almas a cambio. Apestas, rey de los judíos, comerciante de almas.

Pero yo, Pilatos, no me veré involucrado en vuestras tristes miserias, judíos. Vuestro Gobernador sólo pretende el favor de sus propios tiranos, allí en Roma. Y regresar cuanto antes.

Te desprecio, Nazareno, y espero que tu pueblo sea inteligente y salve a Barrabás.





Y es que no se puede ser Dios y hombre al mismo tiempo, quizás ese es el eterno problema desde que Grecia desapareció.




Un libro para Pilatos: El maestro y Margarita, de Mijail Bulgakov

Una película para Pilatos: Jesucristo Superstar, de Norman Jewison

Una canción para Pilatos: Jesus Don't Want Me For A Sunbeam, de Nirvana


.

47 Comments:

Blogger Nausicaa dijo...

Vaya! Soy la primera? Me da algo de reparo porque el post es absolutamente espectacular.

El personaje de Pilatos, o la persona que fue no sé muy bien como diferenciarlos, siempre me ha causado una curiosidad infinita, por la gran cantidad de versiones y variantes que existen del mismo hecho, por su rostro sonriente y altivo mientras se lava las manos o su otro rostro hundido y demacrado mientras hace el mismo gesto. Me parece muy acertada la referencia a Grecia que haces porque justo este momento de la historia es la más fantástica de todas en mi opinión, con sus multitudes, su balcón de mármol, y su juicio de dioses y humanos. No creo que Zeus estuviera muy fuera de lugar si le hubiese dado por presentarse ¿verdad?

Bueno, q es un texto increíble, eso era lo que quería decir :)

febrero 13, 2009 1:04 p. m.  
Blogger Margot dijo...

El eterno problema, para mí, parece ser qué leer o cómo. Yo me quedé con La Iliada y el Poema de Gilgamesh, nadie tuvo un interés espurio sobre ellos ni la extraña idea de interpretarlos como verdad histórica. Y disfruté como una enana con sus páginas.

Por Tutatis, que no entiendo del todo el texto, qué intentas contar... ya, debo estar espesita y hoy todo masticado, ays.

Besos con peyote ceremonial!

febrero 13, 2009 1:38 p. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

¡¡¡Y lo bien que aprendemos algunas conductas, como la de lavarse las manos, y sin embargo que torpes y cerraditos para otras¡¡¡

Besos y buen finde, Nosu

febrero 13, 2009 2:22 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Siempre desconfío de la Historia, porque no me conformo con una única versión.
No hay revolución sin víctimas. Y Jesús fue el revolucionario por excelencia.

Hay algo en la Historia cristiana que me hace ruido (bah, hay mucho, pero quiero hablar de algo concreto): cuando Jesús le dice a los apóstoles "antes de que cante el gallo, uno de ustedes me traicionará". Y antes de que cante el gallo, uno lo traiciona.
Y yo digo: por supuesto que sucedería. A un dios no se lo cuestiona. A un dios se lo obedece. Y si el dios dice "me traicionarán", claro que lo van a traicionar.
Jesús, como todos, decidió su destino. Ahí es donde lo veo más hombre que dios, paradójicamente. Y ahí es donde me gusta más.

febrero 13, 2009 3:48 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Pilatos, como buen político supongo q le tendría más miedo a las nuevas ideas q a un `pueblo hambriento (q ya sabía como manipular)...y como buen juicio "público" estaría amañado de antemano.La verdad cuando imagino esa escena en lo único q pienso es en el mal olor q seguro tenía q haber...
B.

febrero 13, 2009 5:17 p. m.  
Blogger DR. FREUD dijo...

Maravillosa entrada, me ha hecho reflexionar. Echaré un vistazo a los libros recomendados.

Yo, en cambio, sigo creyendo en la mitología griega, los semidioses, el edipo... ya sabe usted. Y me convence más.

Abrazos

febrero 13, 2009 7:34 p. m.  
Blogger Tormento dijo...

Llevas una temporada sembrao.
Y yo llevo una temporada que parece que me hayan echado sal encima...

Te leo sin comentarte, estoy boquiabierta, me gusta lo que dices y cómo lo dices, y ni siquiera tengo media docena de palabras medio apañadas para hilvanar.

Ya sabes lo que opino de ésto.
Del post anterior, estoy impresionada. Adoro a Delibes.
En cuanto a las tres fases, juraría que de un tiempo a esta parte me he acomodado en la tres y no tengo la menor intención de moverme de ahí.
Visto lo visto, más vale lo ZEN que cualquier otro invento. Los experimentos, con gaseosa.

Un beso bastante pachucho, querido LAGARTO.

febrero 13, 2009 9:02 p. m.  
Blogger Carla dijo...

Me gusto mucho tu blog! Felicitaciones!

febrero 13, 2009 10:05 p. m.  
Blogger Shandy dijo...

Pedazo de entrada, Lagarto. Pilatos nunca tuvo buena prensa en la historia, al menos en la que a nosotros se nos ha enseñado.Pero tú le das una vuelta de tuerca,lo humanizas,los argumentos que aduce para salvar a Barrabás no están fueran de lugar.
De un hombre se puede esperar que reparta y comparta los panes y los peces, pero el milagro sólo pertenece a un Dios y si sólo utiliza su barita mágica cuando le viene en gana, es comprensible que le tilden de charlatán. El problema es que el tú apuntas al final, no se puede ser hombre y dios al mismo tiempo. La figura de un Jesús hombre me simpatiza, no me parecen mal sus mensajes de amor y solidaridad y la idea de "ecclesia" como asamblea. Pedir el alma a cambio y convertirse en un cristo resucitado y en la santisíma trinidad supera mi capacidad de entendimiento. ¿Soy demasiado humana para comprender?

Te traduzco un texto de Rivas:
El juicio final

Y mandará Dios los ángeles
que separen los buenos de los malos.
Y pondrán unos a un lado con el santo Abel,
con los mártires,
con el pobre Lázaro.
A los otros con Caín,
con el emperador tirano
y con el rico avaricioso.
A la derecha Pedro,
y a la izquierda, Judas,
el infame.
¿Hasta cuándo?, preguntarán los condenados.
Y el señor aclarará la voz en un vaso de agua:
Por siempre y hasta el fin.
Y rematado todo,
llegaremos nosotros,
los rezagados,
la queja de un carro de Soneira
en el ya desértico val de Josaphat.

febrero 14, 2009 2:37 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

No me extraña, NoS. que Pilatos se lavase las manos en la pila de la justicia indecisa, de la Ecuanimidad desgarrada, no ya en dos pedazos sino en tantos, que luego a hijos e hijas de la posteridad nos ha sido casi imposible remendar la toga de la diosa despojada de su atuendo por la muchedumbre enfervorizada.

Cifran los estudios históricos en más de dos mil los crucificados en tiempos de Jesús. Como él, muchos de estos crucificados fueron considerados locos visionarios, mesías revolucionarios, gente peligrosa que soliviantaba con su discurso a las masas.

La pregunta que creo que nos hacemos, tanto creyentes como no creyentes, es por qué de entre estos 2000 crucificados, la figura de Jesús destacó, no sólo en el momento preciso de su dramática historia personal y de los que le siguieron, sino 2009 años después seguimos meditando sus enseñanazas, unos para seguirlas, otros con espíritu crítico para censurarlas.

Otro interrogante que nos asalta es ¿Fue realmente Hijo de Dios?. Como creyente a mi me atormenta este dilema. Creo que en realidad lo que pretendía decirnos es que todos y todas somos Hijos de Dios. Todos y todas podemos obrar milagros en nuestras propias vidas. Pero para las mentes analfabetas e ignorantes de aquel entonces era más sencillo interpretar que él, Jesús, era el únicio Hijo de Dios, Salvador de todas las desgracias humanas. Es propio de la comodidad y la ignorancia culpar a agentes externos, pedida ayuda exterior, porque buscar las propias furezas y recursos internos es muy duro para el ser humano, siempre lo ha sido. EL refrán "hacer fuerzas de flaqueza" que cierto es.
Para mí, como creyente que no he renegado de la Iglesia Católica, aunque conservo mi espíritu crítico abierto para con ella aunque me lluevan cismas, Jesús no fue el Rey por antonomasia, Hijo único exclusivo de Dios. Para mí fue un Hijo de Dios como todos nosotros, despierto y atento, un místico evolucionado. Un revolucionario sí, pero no pregonaba una revolución exterior como fraudulentamente se nos ha querido vender. Anunciaba la Revolución Interior que todo ser humano debe procurar en su interior para hacernos a todos mejores hombres y mujeres, en el respeto, el amor y la paz.
Asi entiendo la figura del Maestro.

Dichosa jornada !!!

febrero 14, 2009 10:46 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

Se me olvidó añadir que sabemos, la historia lo demuestra, que los predicadores de paz mundial, muchos acaban asesinados y presentados a la sociedad mundial como seres peligrosos, cuando en realidad fueron o son mártires"

Pensad ahora en el discurso cruel y mezquino que brota contra el recién elegido OBAMA.

OBAMA años atrás sería otro MARTIN LUTHER KING. Hay que estar con OBAMA y seguir atentamente sus pasos acertados. Si se equivocase, que lo digan las urnas, no un disparo en la nuca. Ese suele ser el procedimiento actual de crucifixión. Primero una presión mediática de acoso y derribo. Nos hemos vuelto más refinados los humanos en nuestros procedemientos de tortura ???

febrero 14, 2009 10:58 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Nausicaa, yo creo que a Pilatos se le debe juzgar por lo que fue. Esto es, un político. Que Jesús de Nazaret fuera la piedra base para formar una Iglesia tan mundialmente relevante siglos después, es anecdótico para que juzguemos lo que pasó ese día concreto. Pilatos supo “quitarse el marrón de encima” sin implicar a Roma en lo que pudo ser una revolución inminente contra el modus viviendi y la estructura de poder del Imperio.

En Grecia, los dioses están por todas partes. Conviven con las miserias humanas y comparten las pasiones de los humanos. Pero hay una diferencia básica: no son mortales y nunca se sobrepasa la barrera entre ser mortal y ser inmortal. Nadie aspira a otra vida futura, se asume plenamente la mortalidad y eso define todo el arte y toda la filosofía.

febrero 14, 2009 12:19 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, la Iliada, como la Biblia, forman parte indisociable y básica de la cultura humana. Creo que, desde esta perspectiva, da igual que sea verdad o mentira. La influencia en la manera de pensar y crear valores de quienes leen es absoluta y, por tanto, pasa a ser verdad.

No hay mucho que entender en este texto. Es un monólogo de lo que imagino que pensaría Pilatos ante quien se hacía llamar Rey de los Judíos. Es, digamos, un choque cultural que 2000 años después no acaba de resolverse.

Besos!

febrero 14, 2009 12:20 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dalila, lavarse las manos es una higiénica costumbre, pero también una actitud política que siempre da buenos frutos. Porque quien toma partido por uno se crea un enemigo en el otro. Así que lo más inteligente es no significarse cuando sabes que la decisión que la masa tomará está controlada y corresponde a tus intereses.

Pilatos consiguió lo que quería sin soliviantar ni a Roma ni a los rebeldes judíos.

Besos!

febrero 14, 2009 12:20 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, no soy ningún experto, pero la historicidad de la figura de Jesucristo sigue siendo una incógnita y, desde luego, la selección de cuatro evangelios entre todos los apócrifos no se puede considerar un documento histórico.

Es muy interesante lo que dices sobre el traidor y el poder omnímodo de Dios. En realidad, Judas es el gran sacrificado, el héroe de esa historia, ya que Dios le necesita imperiosamente para que se produzcan los hechos y, encima, hace de él la figura más despreciable de su legado. Por eso me apetecía mencionar ese musical, Jesucristo Superstar, que gira en torno a los sentimientos de Judas.

febrero 14, 2009 12:20 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

B, estoy de acuerdo contigo. Es peor enemigo, para el Poder, el que lleva la esperanza en un nuevo mundo que quien delinque contra éste. Pero, hoy en día, existen métodos mediáticos y monetarios mucho más efectivos para acabar con los líderes de cualquier esperanza.


Es todo un honor hacer reflexionar al mismísimo Doctor Freud. La mitología griega es más humana y reflexiva que otras, sin duda. La sustitución de Grecia por la Iglesia en la cultura de Occidente llevó a Europa a muchos siglos de oscuridad. Abrazos.

febrero 14, 2009 12:20 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tormento, no creas, no. Que este lagarto pasa por sus crisis existenciales respecto a la utilidad de esta página. Respecto a la Fase Tres del anterior post, tampoco creo que sea la fase más cómoda de todas si no se superan esas crisis existenciales. Pero toda la vida es un experimento y la teoría del caos debería hacernos recelar hasta de la gaseosa, eh. Besos!


Bienvenida a este laberinto, Carla. Gracias por pasarte por aquí y por tus palabras.

febrero 14, 2009 12:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Shandy, lo que nos han enseñado es que el hijo de Dios fue traicionado e incomprendido por los hombres y que por eso estamos así de puteados. Que Jesús pudo seguir resucitando muertos y alimentando al pueblo, pero los judíos lo impidieron y Pilatos no hizo nada por evitarlo. En cualquier caso, la Iglesia se reconcilió muy pronto con Roma, su poder y su riqueza, pero siguió odiando a los judíos varios siglos más.

Creo que es imposible ser Dios y hombre al mismo tiempo, como no se puede ser sindicalista y consejero delegado de una multinacional al mismo tiempo. Los intereses de los humanos no son los mismos que los de los dioses. O, mejor dicho, son incomprensibles los unos para los otros. De hecho, ya el primer cisma de la Iglesia tuvo su causa en la divinidad o humanidad de Jesús de Nazaret.

Gracias por el poema de Rivas, Shandy. Pero, como le decía un poco más arriba a Arcángel, creo que Dios debería tratar con un poco más respeto a Judas. Creo que no fue Judas quien traicionó a Dios, sino Dios quien traicionó a Judas como no se ha hecho con ningún otro hombre. Ah, Judas es un personaje muy interesante :)

febrero 14, 2009 12:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, la historia no aclara mucho sobre esa parte del mundo en esa época. Pero Roma era muy burocrática en sus informes y hay constancia, como bien dices, de muchos movimientos similares -más o menos revolucionarios- y también de la llegada de ideas religiosas de la India a Galilea. No se sabe si Jesucristo fue un solo hombre o una suma de leyendas de varios rebeldes de ésos. Pero lo importante es lo que se formó después y de una manera tan rápida.

La historia de las religiones muestra muchas coincidencias entre unas y otras, pero el cristianismo aporta una novedad que es la que realmente revolucionó el mundo: la redención por el amor. Creo que por eso se impuso en toda Europa tan rápidamente, creo que eso tiene más fuerza que la resurrección de su amigo Lázaro.

Hoy, 2009 años después, todo ha cambiado mucho. La Iglesia que él edificó sobre Pedro es conservadora, amedrentadora, autoritaria, política y lujosa. Ofrece la redención por la sumisión, los ojos de las agujas se han agrandado lo suficiente como para que los camellos del Opus Dei entren sin problemas, el Papa es el César, piden el voto a un partido político determinado y cobran un 0,7% de los impuestos públicos.

Besos!

febrero 14, 2009 12:21 p. m.  
Blogger cacho de pan dijo...

¡Amor...Amor...Amor! Happy day!

febrero 14, 2009 2:03 p. m.  
Blogger Tesa dijo...

Debieron haber matado a Barrabás y nos hubieramos ahorrado toda la leyenda.

febrero 14, 2009 2:46 p. m.  
Blogger *GEORGINA* dijo...

Dios! es lo q nombra uno después de leer esto...
me gusta tu manera de narrar!
un saludo cordial
y gracias por pasar por mi blog.


saludos cordiales
georgina.

febrero 14, 2009 10:36 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Si aceptamos que los Evangelios recogen la visión histórica de la vida y milagros de Jesucristo, el razonamiento de Poncio Pilatos sería sin duda alguna el que tú, de modo muy inteligente, planteas. Y ciertamente sería injusto que Jesús resucitase a un muerto y no utilizase ésos dones sobrenaturales para aliviar las pésimas condiciones de vida del pueblo Judío.
Pero si aceptamos que los Evangelios fueron escritos décadas después del fallecimiento de Jesucristo, por personas a las cuales les fueron transmitidos ésos mismos acontecimientos de modo oral y que sin ningún género de dudas, los recogieron por escrito con intención proselitista, podemos pensar que en ése proceso de transmisión oral, los acontecimientos tal y cómo ocurrieron realmente, fueron “adornándose”, y al llegar a oídos de aquellos que escribieron los mencionados Evangelios, adquirieron ésa dimensión sobrenatural, que probablemente ellos también contribuyeron a ensalzar. Por lo tanto Pilatos difícilmente podría atribuir ésas facultades sobrehumanas a alguien que, personalmente opino, no las tenía. Pilatos simplemente se desentendió del asunto dejando la decisión en manos del propio pueblo Judío, los cuales, con toda probabilidad
fueron influenciados por los sacerdotes, los cuales, a mi parecer, veían a Jesús cómo una amenaza a su poder y estatus personal.

Y así es cómo yo personalmente siento la figura de Jesús de Nazaret, cómo la de un profeta que pretendía inculcar valores humanos cómo el amor y respeto al prójimo y en mi opinión, una especie de retorno al misticismo Judío. A fin de cuentas el Cristianismo no deja de ser una secta Judía, evolucionada.

De todo lo que señalo anteriormente, dejo claro que quiero diferenciar la figura de Dios cómo ‘ser’ todopoderoso, y la de Jesucristo cómo hombre con una serie de ideales que por diversos factores ó acontecimientos, han llegado de alguna manera, magnificados, hasta nuestros días.

Sé que esto contradice uno de los dogmas fundamentales del Cristianismo: que ‘Jesucristo es Dios, hecho hombre’, pero cómo tu muy sabiamente dices: “no se puede ser Dios y hombre al mismo tiempo, quizás ese es el eterno problema desde que Grecia desapareció”…

Besos!

febrero 15, 2009 12:13 a. m.  
Blogger Shandy dijo...

Lagarto, creo que Rivas escribió un poema irónico. Si algo me parece interesante de su texto, es precisamente que plantea la peor humillación y traición que se le puede hacer a un hombre por parte de alguien que predica el perdón hacia sus "enemigos": ponerle a la "izquierda" ( la posición más "siniestra", frente a la de Pedro, la derecha del Padre).Es decir el claro ejemplo del ser más abyecto. Luego beberse un vaso de agua (ni siquiera se lava las manos) y con voz clara condenarle "por siempre y hasta el fin". Entiendo que Rivas plantea algo muy similar a lo que tú dices. O al menos a mí me lo parece.
Y leído el comentario de Diciembre, desde luego que la Biblia es un libro literario y con muchas metáforas que habría que interpretar. Durante un tiempo, no era un libro bien visto por muchos curas. Tengo un recuerdo de un "Don Marcelino" diciéndole a mi padre: "No es conveniente leer este libro".
Llegué a pensar si lo diría por el erotismo de muchas de sus historias y por aquellas láminas a color que aquella Biblía tiene, son bellísimas y de una sensualidad de la Mil y una noches.

febrero 15, 2009 1:14 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

Diciembre, precisamente, si creemos como cristianos que Jesús era realmente Hijo de Dios - afirmación que algunos cristianos dudamos -, se nos dice que se reencarnó como hombre, con su defectos y virtudes, su potencial humano y sus deficiencias. Su conducta fue la propia de un hombre, un ser humano frágil y mortal. La explicación es válida, pero no convincente y no todo puede reducirse a una simple cuestión de fe. Se ha llegado a decir que si Jesús en la época actual tuviese que ingresar en el Vaticano como cardenal, renegaría del catolicismo. Seguramente, Diciembre, se le soliviantaría el alma con todo lo que se gesta ahí, misoginia, xenofobia, se les ha llegado a acusar de pederastia a algunos, reniegan del uso sensato del preservativo, del aborto en sus primeras etapas de gestación,permiten que una pobre chica postrada 17 años con sólo hueso y pellejo - 40 kilos - no tenga derecho a una muerte digna, deploran el testamento vital...y así un suma y sigue retrógrado e inhumano. Creo que sí, que en las filas del Vaticano, Jesús dimitiría o realizaría una nueva rebelión o cisma. Creo que bastantes cristianos que no renegamos de nuestra fe católica - porque como bien dice el Dalai Lama, si naciste en el seno de una determinada confesión es por algo, el "karma" te puso ahí - no comulgamos con la manera de proceder de la Iglesia Católica en varios frentes. Creo que el espíritu crítico dentro de nuestra iglesia es fundamental y necesario en los tiempos que corren, aunque no nos entiendan los propios católicos. Jesús deploraría esta situación. Estoy tan convencida, como lo estoy de que sus enseñanazas predicaban los más altos valores de un socialismo posible en este mundo. Si la fe mueve montañas, que empiece por mover la de la ceguera y el fanatismo.

febrero 15, 2009 11:23 a. m.  
Blogger El Castor dijo...

Me parece una entrada muy interesante que da lugar a intervenciones a su altura.

Creo que es un tema que sobrepasa nuestra capacidad, nuestra razón. No hay respuesta a las numerosas preguntas que podemos hacernos. Es simplemente una cuestión de fe, de creer para aminorar la angustia que nos puede provocar la falta de respuestas a las cuestiones esenciales sobre la vida.

Dios se hace hombre a través de su Hijo para traernos un mensaje de esperanza. ¿Porqué utiliza este método?. ¿Quienes precedieron a Cristo no merecían ser partícipes del mensaje divino?. ¿Porqué se hace presente una sola vez?.

Saludos.

febrero 15, 2009 1:30 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Pobre Pilatos¡ al fin y al cabo actuó como cualquier político lo haría. Pilatos era el gobernador de Roma en Judea y sabía bien que lo mejor era no meterse en asuntos internos. Y Jesús era un asunto interno.

Eso en el supuesto que la figura de Jesús existiera..., que yo tengo mis dudas, la verdad. Seguro convivieron varios disidentes, y es cierto que un grupo, los zelotes, eran rebeldes al poder político existente, pero un Cristo así, mitad Khrisna mitad profeta amigo de Mahoma, que hacía milagros, que se casó o no, en fin... discusiones sobre nada probado, razonamientos basados en cuentos, mitos y leyendas más antiguas que el propio cristianismo que no hizo otra cosa más que mezclarlas y apropiarselas.

febrero 15, 2009 2:50 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Poncio Pilatos fue un personaje tan controvertido que nunca se pusieron de acuerdo ni siquiera en calificarlo. En todos los escritos, evangélicos o no, de sus tiempos para acá, ha pasado por todo el espectro que va desde el ladrón despreciable hasta el justo filósofo. Incluso aquí en Sevilla, mientras las vecinas de la Macarena le llaman “guapo” a voz en grito, los costaleros dicen que “vaya la tela que da el tío del sillón”… me temo que esto sea un guiño que solo entiendan los sevillanos, y no todos tampoco, sorry…

De todas formas, lo que quería decir yo es que Jesucristo fue principalmente una trampa que el Sanedrín judío utilizó de forma muy hábil contra Pilatos, para desconcertarlo y hacerle volver a Roma. En realidad Pilatos admiraba a ese tipo pacífico que hablaba de cosas novedosas, incomprensibles a veces, siempre muy raras, que hablaba de conciencia y de humanidad, del mundo de los pobres, los oprimidos, los esclavos, los enfermos… tenía ideas superiores… y que las fuese contagiando por ahí y reuniéndose de cada vez más seguidores es algo que el Sanedrín no podía aguantar, claro; las poltronas han sido igual de apetecibles en todas las épocas. Así que había que sacrificarlo. Y como Pilatos no quería hacerlo de ninguna de las maneras, no pararon hasta metérselo de tal forma que matasen dos pájaros de un tiro. Y lo consiguieron, eh… uno a la Cruz, y el otro a Roma bastante desprestigiado.

febrero 15, 2009 3:12 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Pues si Gemmayla, estoy plenamente de acuerdo con todo lo que planteas. Yo también soy de las que opina que Jesús, de haber conocido el actual “imperio” de lujo y ostentación creado en el Vaticano, sumados a toda ésa serie de atropellos y actitudes insultantes para la inteligencia y el raciocinio humanos, hubiera renegado del Catolicismo. Tal vez hubiera tomado la misma actitud que cuando echó a los mercaderes del templo…

febrero 15, 2009 3:15 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

¿Qué puedo decir?
Genial, sencillamente, NoSurrender.
Me gusta mucho como escribes, y sobre todo tus reflexiones.
Enhorabuena.

febrero 15, 2009 4:16 p. m.  
Blogger isis de la noche dijo...

...Dicen por ahí que Dios obra por vías misteriosas...

El destino es difícil de entender... Sobretodo desde nuestra humana concepción. Si acaso algo podemos hacer es, a veces, vislumbrar el sentido de las cosas que suceden...

Todas son piezas de un gran engranaje cósmico... cada quien cumple con su parte; y cada parte es importante para que el engranaje dé vuelta y el universo siga su viaje por la eternidad...

Yo no soy católica. Creo que cristiana tampoco... Pero entiendo que el destino del Cristo, su papel en la función universal tuvo gran importancia en la evolución de la conciencia de la humanidad. Tal vez para plantearnos cuestiones como la naturaleza del ser humano, su cruel destino y su gran don, al situarse entre lo mundano y lo divino... Su libertad última, aquella que no puede ser enajenada ni por el mayor tormento en la cruz: aceptar su destino.. Predestinación y libertad... La mayor de las paradojas, el mayor de los misterios...

Me he quedado pensando mucho después de leer esto... no hubiese existido un Cristo sin la Pasión... y tal vez no hubiese existido Pasión sin "la decisión" de Pilatos... Y tal vez... hum... no me imagino un mundo por el que no haya pasado un Jesucristo.. guao.. ¿cómo sería??? ;)

Claro... nos hubiéramos librado de la Iglesia Católica y otras aberraciones ;), como las tantas guerras "en nombre de".. Pero tampoco nos hubiéramos planteado cuestiones como la que nos plantean la vida y pasión del Cristo...

Ay.. quién pudiera ver la gran función cósmica en su totalidad... y entender el lugar de tantas y tantas cosas en el engranaje de la vida..

Ha sido emocionante pasar por aquí.. como siempre ;)

Me voy pensaaaando ;)......

besos..

febrero 15, 2009 7:32 p. m.  
Blogger Casilda dijo...

Lo de lavarse las manos es todo un arte , si señor.
No quiero ni pensar en lo que hubira sido si hubieran salvado a Jesús, ahí no anduvieron muy finos , podian haber chantajeado luego con ese "encima que te salvamos...".
Pilatos es un personaje que me intriga ...
Un abrazo

febrero 16, 2009 12:01 p. m.  
Blogger atikus dijo...

Uy que ganas me entraron de ver Jesucristo Superstar, con ese toque setentero!!!!...pero creo que no la tengo mira por donde!

En cuanto a Pilatos, creo que hoy tenemos unos cuantos y dioses que son hombres, pufff como que no!...mira Maradona (un poco tocado, eso si) o Bruce ..seguro que para tí, para mi Joe Ramone, aunque ahora estará en los altares(o en elinfierno)...no se hay cienes y cienes...

en fin...de los judios no hablo que me llaman nazi jeje...y tampoco eh!..o propalestino ;)

febrero 16, 2009 12:26 p. m.  
Blogger dany dijo...

y es que es dificil, creer en las historias, y no puedo cerrarme a lo que decidio alguien una vez contarme...
todo tiene muchas mas vueltas de lo que parecen
y definitivamente amo a nirvana.
un beso lagarto.un beso enorme.

febrero 16, 2009 5:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Cacho de pan, siempre me ha parecido frívola esa onomástica comercial del amor. Quizás me adelanté un post a la planificación del Corte Inglés, que ya hablé la semana pasada de esas cosas. En cualquier caso,

Un libro para el amor: El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez

Una película para el amor: Casablanca, de Michael Curtiz

Una canción para el amor: Love minus zero, de Bob Dylan

febrero 17, 2009 6:58 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tesa, menudo negocio que hubieran perdido algunos, si hubiese continuado su vida como hombre entre hombres.



Gracias por tus palabras, Georgina, y por pasarte por aquí.

febrero 17, 2009 6:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tienes razón, Diciembre. Lo más probable que es que toda esa leyenda de milagros no existiera en las cabezas de los que decidieron la muerte de Jesús en aquel preciso momento y que la cosa se trataba, más bien, de mantener un status quo de poder entre unos y otros. En cualquier caso, me he lanzado por lo literario, que me parecía más sabroso :)

El cristianismo tiene una base mística judía muy importante, sí. ¡Sabes un montón, Diciembre! Pero también toma otros mitos hindúes muy importantes: Visnú también era la segunda persona de una Trinidad Divina que se encarnó en hombre: Krisna. En cualquier caso, encajar ese mito religioso en una religión monoteísta de estructura jerárquica y diez mandamientos, manda huevos :) En realidad, la historia de las religiones muestra que todas se parecen mucho entre ellas.

Besos!

febrero 17, 2009 6:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tienes razón, Shandy, es claramente irónico. En cualquier caso, siempre me ha llamado la atención la relación que se establece entre Dios y judas. Creo que da para una obra de teatro buena ¿la escribimos? :)

En cuanto a lo que dices de la “peligrosa” lectura de la Biblia para los católicos es completamente cierto. De hecho, la libre lectura de la Biblia es lo que diferencia a la Iglesia de Roma de los movimientos protestantes que la dividieron. La “correcta” interpretación que los católicos deben hacer de los escritos la hace el sacerdote desde el púlpito y previo acuerdo de sus poderosos jefes mitrados.

febrero 17, 2009 6:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, lo cierto es que las propias escrituras que la Iglesia considera como únicamente válidas, ya muestran que el único momento en que Jesús de Nazaret se vuelve violento y radical es cuando ve cómo se comercializa en el templo. Si se lió a hostias con los mercaderes de aquel templo en el desierto, podría quemar el Vaticano directamente.

Y sí que hay movimientos socialistas muy importantes dentro de la Iglesia católica, especialmente en América Latina. Eso sí, marginados, condenados y excomulgados por sus purpurados jefes.

febrero 17, 2009 6:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Castor, no soy ningún teólogo, como para poder responder a esas preguntas. Pero supongo que la idea de Dios es consustancial a la pregunta de “y todo esto para qué?” que, sin duda, debió hacerse muy poco después de que los primeros homínidos bajaran del árbol. Salud!



Los Pasos, Jesús de Nazaret era un asunto interno, sí. Ni de broma se le hubiera pasado por la cabeza a Pilatos que ese mito llegara a Roma ni mucho menos que tomara posesión de la ciudad ya para siempre. Pero lo importante ya no es si existió o no existió. La Iglesia, con todas sus enormes contradicciones, sí que existe, y el pensamiento cristiano que ha impregnado una parte del arte y la filosofía de occidente también.

febrero 17, 2009 6:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, una vez estuve en una extraña cena en Casa de Pilatos, en Sevilla, un sitio precioso. Desde luego, cómo os gusta dividiros a los sevillanos por cualquier cosa (o Betis o Sevilla, o Macarena o Gran Poder, Cruzcampo o manzanilla :P). Desde luego, es la amenaza del poder establecido lo que explica la crucifixión, pero también ha servido a la mitología católica a justificar cierto antisemitismo histórico.



Gracias, Raquel, me encanta compartir reflexiones.

febrero 17, 2009 7:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Isis, quizás el problema para los que creen en Dios sea ése precisamente: que como humanos necesitan entender los designios divinos. Y tienes razón en que el mundo tal y como lo conocemos en Occidente sería diferente sin la figura de Jesús de Nazaret, pero no creo imposible que su hubiera dado en algún otro momento y con algún otro protagonista una fusión entre ese misticismo judío del que hablaba Diciembre con las ideas panteístas indias y el derecho romano.



Casilda, quizás si hubieran salvado a Jesús el héroe transformador de la historia hubiera sido Barrabás. Nunca se sabe :) Un abrazo

febrero 17, 2009 7:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, mi hijo mayor va a hacer de Jesucristo en la representación de ese musical en su colegio. No veas qué melenas se está dejando el tío :) Pero Bruce no es Dios, ése era Eric Clapton, decían en los sesenta. Bruce es y siempre será el jefe. Algo más cercano y contundente ;)



Dany, ¡me alegro de tener aquí conmigo a otra nirvanista convencida, qué bien! Besos enormes!

febrero 17, 2009 7:00 p. m.  
Blogger MK dijo...

He leido el post y tooodos los comentários...Eepaaa ...no está nada mal despues de cruzarme el desierto bloguero en el que he estado .
Y dejame que te felicite mientras recupero aquella escena del Pijus Magníficus de "La Vida de Brian
"http://www.youtube.com/watch?v=x9hDK831_8o
¿Como era la canción..."Always Look On The Bright Side Of Life..""naná , naná nananarana...

febrero 18, 2009 2:49 p. m.  
Blogger MK dijo...

y otra vez te doy la razón .
En lo de los griegos y en lo de "El amor en tiempos del cólera".
besos

febrero 18, 2009 2:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Mk! tienes toda la razón. No podía faltar Pijus Magnificus para hablar de Pilatos! Qué bueno, la de veces que he visto esa película y siempre me río como la primera.

Besos!

febrero 18, 2009 5:29 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Es que Poncio Pilatos era catalán.

:-)

febrero 22, 2009 3:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home