martes, mayo 08, 2007

No hay tiempo

Rumble Fish -o La ley de la calle, como absurdamente se llamó en España a esta película de Francis Coppola- esta rodada en blanco y negro. El único color que aparece en la película es el de los peces luchadores del Siam, que, atrapados en la pecera, pelean por instinto entre sí y hasta contra su propio reflejo en el cristal Lo mismo les pasa a los personajes de la película; lo hacen entre ellos en su vida de pecera en la ciudad.

La película está llena de metáforas y tiene más capas de lectura que una cebolla. Pero los dos temas principales que trata son el aislamiento y el inexorable paso del tiempo

Sí. Rumble fish es una película sobre el paso del tiempo, el cruel e inexorable paso del tiempo. Siempre y para todos. En casi todas las escenas Coppola nos muestra un reloj, y en los planos generales las nubes pasan a toda velocidad, como una señal obvia de que el tiempo se le pasa a Rusty James más rápido de lo que él está dispuesto a aceptar. Igual que a todos nosotros, claro, con toda su brutal carga de desasosiego, ansiedad y nostalgia (tempus fugit, tempus fugit...)




No encuentro la secuencia en Internet, pero hay una escena en que Tom Waits (que hace de camarero del bar donde quedan los chicos) mira a cámara mientras limpia la barra del bar y dice: “El tiempo es una cosa curiosa, tío. Muy curiosa. Cuando eres un niño tienes tiempo, tiempo para todo. Luego pasas un par de años aquí, un par de años allá... no es importante ¿sabes? Y cuanto más viejo eres más te preguntas ¿cuánto me queda? ¿treinta y cinco veranos? Piensa en ello, tío; treinta y cinco veranos...”


¿Y a ti, lector? ¿cuántos veranos te quedan? Puedes contarlos, sí. Uno a uno. Con toda la unicidad que representa en sí mismo cada verano; uno, dos, tres, cuatro... treinta y cinco.

Porque todo pasa, qué le vamos a hacer. Y al final lograremos ser todos como el poeta Keats, alguien cuyo nombre fue escrito en el agua. Todos, tú también.

¿Por qué no tratamos de divertirnos más, de desdramatizar un poco todo esto?

“El tiempo no espera por nadie, y tampoco lo hará por mí” Time waits for no one, Rolling Stones

“Todavía no sé lo que busco y mi tiempo corre salvaje”, Changes, David Bowie

“No hay tiempo, no hay tiempo, no hay tiempo porque no hay tiempo”, There is no time, Lou Reed

“No tengo tiempo para vivir la vida que vivo”, Not enough, The Doors

“Y te estremeces y te das cuenta de que no volveremos a ser jóvenes nunca más”, Thunder Road, Bruce Springsteen






Un libro para Rusty James: El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde

Una película para Rusty James: El Padrino III, de Francis F. Coppola

Una canción para Rusty James: Time is on my side, de Rolling Stones

42 Comments:

Blogger AnA dijo...

Sabes..sólo puedo sentir el tiempo cuando espero.
Y en la espera deliciosa el tiempo es una muda liviana para la tardes de verano...
Bonito post lagarto
Saludos
A

mayo 08, 2007 10:16 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Es que el tiempo no existe!! Borges tenía razón!!

mayo 08, 2007 11:00 p. m.  
Blogger pedrolv dijo...

mmmm... tiene razon don Lagarto, yo por ejemplo ultimamente he andado muy molesto con muchas cosas, creo que tendre que desdramatizar un poco, o un mucho

gracias por la pedrada.

ah y le recomiendo esta canción, a ver si le gusta.

No tengo tiempo de cambiar mi vida

de Rodrigo González

mayo 08, 2007 11:04 p. m.  
Blogger un árbol dijo...

No sé cuántos veranos me quedan... con lo que fumo, menos de los que me corresponden, seguro.

Pero tengo claro que aprovecho cada minuto y procuro no perderme nada de lo que pasa a mi alrededor.

Desdramatizar es un excelente deporte que cuesta mucho aprender, pero de resultados extraordinarios.

Escuchemos a Waits, leamos a Wilde, disfrutemos de Coppola (oh, my God) y quítate este tonillo melancólico.
No hay tiempo.
Un beso.

mayo 08, 2007 11:25 p. m.  
Anonymous ladydark dijo...

Muy evocadora su anotación de hoy NoSurrender, desde el "veloz" primer plano de la película de Coppola hasta ese "I said, time, time, time is on my side, yes it is", pasando por el inmortal café de Rick y dejándonos el espejo pintado de Dorian Gray y un Michael al que el tiempo ha convertido en lo que nunca quiso ser. Y en esa libertad de evocaciones le dejo un verso de Petrarca:
"Ma perché vola il tempo, et fuggon gli anni,
sí ch'a la morte in un punto s'arriva,
o colle brune o colle bianche chiome"

mayo 08, 2007 11:31 p. m.  
Anonymous billywild dijo...

Gran post! Con todas esas referencias que indican el dichoso paso del tiempo. Esa escena de Tom Waits es muy buena, pero tampoco está nada mal la pinchada de Casablanca :-)

mayo 09, 2007 12:48 a. m.  
Blogger annabellee dijo...

El tiempo se acuesta contigo cada noche pero no logra joderte.

mayo 09, 2007 1:15 a. m.  
Blogger Helena dijo...

Esta película al más puro estilo Coppola, posee la atracción del imán desde el primer plano.

Dotada de gran lirismo; Como tú muy bien dices, el tiempo cobra especial relevancia, yo hasta diría que se convierte en un protagonista más de este film.

El tiempo, que todo lo devora...
Por eso me sorprende mucho esa expresión que tanto se usa: "Aquí estoy, matando el tiempo", que dan ganas de decir: ¿Pero no te das cuenta, iluso, de que es el tiempo el que te está matando a ti?

Como dice una sabia frase latina: "Vulnerant omnes, ultima necat" (Todas hieren, la última mata) refiriéndose a las horas. Yo hasta la tengo puesta en mi blog, para que no se me olvide que hay que aprovechar cada minuto.

Uffffff, vaya charla, no? jejeje

Besos, NoSurrender.

mayo 09, 2007 6:09 a. m.  
Blogger Mavi dijo...

Me quedo con las frases de Springteen y Bowie. Me persiguen a diario esas mismas reflexiones.

Tic, tac, tic, tac

mayo 09, 2007 11:59 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es curioso, admirada Ana. Yo nunca dejo de estar esperando. Algo, lo que sea. Pero siempre algo. Saludos.

Arcángel, García Calvo tiene todo un tratado filosófico que llamó “Contra el tiempo”. No creo que no exista, pero sí que es algo diferente a la sucesión mecánica y lineal de fracciones. Todo el mundo es consciente de que “dura” más una hora de reunión que una de un concierto de The Cure. Vos sabés ;)

Pedro, en cuanto consiga llegar a mi casa escucharé la canción. Pero, ándele no más, y a disfrutar. Claro que sí.


Un árbol, decía House el otro día que el tabaco es antidepresivo, también. ¿ves? Todo tiene su lado positivo :)

Ladydark, me alegro de que te gusten mis “paisajes” de hoy. Evidentemente hay muchos más que hablan de lo mismo, pero estos me gustaban para hoy. Respecto a la canción de los Rolling Stones, he querido ponerme positivo. Que también tienen otra, preciosa, que se llama Out of time ;)

Billywild, ¿dichoso? Eso sí es optimismo y desdramatización ;)

Annabellee, toma precauciones esta noche, por si acaso ;)

Helena, es una delas películas de Coppola que más me gustan. Parece salida del expresionismo alemán, con esos planos tan especiales. Y es cierto, en las cajetillas de tabaco deberían sustituir la frasecilla cancerígena por la más realista “la vida mata”. Besos

Mavi, siempre es bueno quedarse con esos dos. Escucharles, sentirles, es una buena forma de aprovechar el tiempo.

mayo 09, 2007 12:57 p. m.  
Blogger Lunarroja dijo...

No hace falta esperar el verano próximo... ¡¡si ya lo tenemos encima!!

Largos y felices veranos para todos. ¿Qué otra cosa mejor se le puede desear a un lagarto?

mayo 09, 2007 2:08 p. m.  
Blogger Tamaruca dijo...

Las personas somos tiempo.


Esta entrada me llega especialmente, Lagarto. He meditado mucho desde niña acerca de esto. Mucho.

Un besito :*

mayo 09, 2007 2:15 p. m.  
Anonymous ladydark dijo...

NoSurrender me quedo con la segunda, obsoleta y pasada de moda por elección propia, es lo que tiene el siglo XIX ;).

mayo 09, 2007 2:36 p. m.  
Blogger MALEFICABOVARI dijo...

DIOSSSSSSSSSS, se me ponen la piel de gallina con la cancioncita... y la mirada nostálgica de la Bergman, y su destino fatal.... ya me veo retratada, lagarto, todo lo hago mío, defecto de genética estúpida heredada. Sí, el tiempo pasa sin piedad, podemos hacer de un dolor una vida, y no darnos cuenta, de que todo se va, y de que a medida que cumplimos años, perdemos la noción del reloj, y se nos escapan las cosas grandes de la vida, los ibéricos...jejeje, los amigos que no vemos cuando elegimos la soledad para analizarnos para nada, aquellos novios que una se coge para joderse los minutos, que a su lado tienen una dimensión dilatada y que pesa.... el tiempo.... sí, lo reconsideraré, mientras sigo escuchando la canción, que me suena a gloria, y haciendo mía la mirada de la otra, que está ida, a ver, Humprey la va a dejar marchar.... yo estaría igual o peor, niño, seguro peor, aunque el tarareo de la canción hubiese sido mejor en mis labios, la falta un poco de pasión a la mujer...
Lagart, bsssssssssss

mayo 09, 2007 2:56 p. m.  
Anonymous Itoitz dijo...

Y como sugerencia....
¿No le irian mejor cualquiera de los otros 2 "padrinos"? Es que la tercera parte bajó tanto el listón de sus predecesoras...

mayo 09, 2007 2:58 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Menudo temazo nos has puesto encima de la mesa, Nosurrender, o más bien sobre la pantalla. Me está dando tantas vueltas la cabeza que creo que me voy a marear.

Pensaba Nietzsche que sólo los humanos tenemos conciencia del paso del tiempo, precisamente gracias al recuerdo, mientras que los animales vivirían en una especie de eterno presente sin memoria que les liberaría de su percepción y de la angustia que genera. Pero que aun así, nunca nos cambiaríamos por ellos.

Por otra parte, supongo que la angustia no proviene más que del hecho de que sabemos que nuestros días están contados, que tendrán un final, pese a que resulta imposible anticiparlo y, por tanto, conocer con exactitud cuál es el tiempo que nos queda. Pero saberlo limitado es ya en sí mismo una condena. Porque uno no deja nunca de preguntarse si está empleando como debiera ese tiempo que le es concedido y que nunca sabe cuánto más durará. Obviamente, si fuéramos dioses inmortales el paso del tiempo nos importaría tres pitos, porque también viviríamos en ese eterno presente que parece que sólo a los humanos nos está vedado.

Pienso también en cómo, contradictoriamente, vivimos con nostalgia, cuando miramos atrás, ese inexorable paso del tiempo y sin embargo, tantas veces al día, estamos deseando que simplemente pase, si se trata de tiempo de trabajo, de tiempo de colas, en definitiva, de ese tiempo que parece no poder albergar nada más que tedio y aburrimiento.

Uff, y paro ya que me excedo. Y como creo que, se diga lo que se diga sobre él, aquí siempre nos enfrentaremos a un enigma, termino añadiendo a tus citas otra famosa de San Agustín:

"¿Qué es el tiempo? Si no me preguntan qué es, lo sé. Si me preguntan qué es, no lo sé."

¡Estupendo post, Nosurrender!

¡Un beso!

mayo 09, 2007 3:22 p. m.  
Blogger La interrogación dijo...

El tiempo es casi un concepto filosófico. Por eso prefiero no pensar en lo que me queda, por si acaso.

mayo 09, 2007 4:18 p. m.  
Blogger mandarina azul dijo...

A mí el tiempo me da miedo, cuando lo que me gustaría es que fuera él quien me temiera a mí.

(He comenzado a mover los pies con la música). :)

mayo 09, 2007 4:35 p. m.  
Blogger atikus dijo...

jo estoy confundiendo este peliculón en B/N con otro, "La ley del silencio" que sale Marlon Brandon, estoy, fatal...a mí si que no me perdona el tiempo, como decía un blogero de google, los que somos cuarentones estamos más cerca de la muerte que de la vida, bueno eso me parece un poco pesimista ¿no?, quería decir que uno ha pasado ya el ecuador de la vida posiblemente.

En fin, al menos dejaré una cita interesante que se repite en la peli del club de los poetas muertos: "Crape diem"

mayo 09, 2007 6:22 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Maravillosa película, sin duda.

...aprovechemos pues lo poquito que nos queda ;-)

mayo 09, 2007 7:46 p. m.  
Blogger K dijo...

El problema es que siempre pensamos en lo que ha quedado atrás, lo rápido que ha pasado, insistimos en que pasa más deprisa después de cumplir una determinada edad. El problema es que, aunque es cierto que tenemos presente, como dice Antígona, esa realidad del límite, sin embargo esa conciencia es relativa. En realidad no podemos creerlo. No va con nosotros. Yo me dedico a perderlo sistemáticamente. Otras personas que conozco intentan aprovecharlo y tienen la misma sensación de no hacerlo lo bastante, de estar fallando en algo.

¿Para qué sirve pensar en la muerte, en realidad, tenerla presente, saber que existe? Yo creo que para nada en absoluto.

mayo 09, 2007 8:03 p. m.  
Blogger andreinax dijo...

tiempo, desearia poder controlarlo

mayo 09, 2007 8:06 p. m.  
Blogger andreinax dijo...

tiempo, desearia poder controlarlo

mayo 09, 2007 8:06 p. m.  
Blogger Klaudia Gantús dijo...

yes, it is
el tiempo, la medida humana
creo que debe ser bueno ser viejo, esto ya lo dijo mi amigo Rilke...

ser joven es cuestión de espíritu, otro topikazo tan tópico como cierto.
es fácil no creer en el tiempo cuando se es joven
pero no tan fácil no creer en él cuando cada día se contempla como el último. nadie vive así hasta ese extremo, pero es un ejercicio muy sano. y un vértigo terrible.

no se apure usted. gracias por deskubrirme la peli (con Tom Waits jajjaja, supongo que dicho por esa voz y esa expresión en la cara debe ser perforante la frase).

:*** noskejamosdevicio,
k.

mayo 09, 2007 9:03 p. m.  
Blogger Ártemis Sublime dijo...

Se hace difícil pensar en el tiempo, y si ahora tuviera que creerlo, con sólo un verano me alcanza para ver los Rolling en junio, apuesta hecha y conquistada!

Excelente la peli!
Besos!

mayo 09, 2007 9:36 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lunarroja, este lagarto aparte de tomar el sol sobre las piedras, también bebe cerveza ¡deséale una bien fría! ;) Y espero que ya tengas un buen plan para este verano

Tamaruca, no existimos sin tiempo, en cualquier caso. Nos condiciona todo. Un beso.

Ladydark, que seguro que se pone de moda el XIX cualquier día de estos. Además, ¡¡he citado a Keats!! ;)

Desde luego, maléfica, estoy seguro de que si tú hubieras sido la Bergman, el Bogart no se va de rositas. En lugar de mirarle así, seguro que le soltabas un “hostiassss, ¿¿qué dices tío?? Tú te vienes al Berlín ahora mismooooo” :P ¡un beso!

Itoitz, estoy contigo; es la más floja de las tres. pero es la que plantea la conciencia del tiempo pasado como pocas, como decía Ladydark más arriba. Por eso la he puesto

Antígona, es que muchas veces, más que un temazo se trata de El Tema ¿no crees? Es imposible entender al hombre-en-el-mundo sin esa conciencia de Tiempo, como dices. De todas maneras, aunque realmente no sabemos cuándo llegará el final, todo el mundo puede contar “veranos” con un margen de error no muy grande; me impresionó más así, en veranos :) un beso.

El tiempo es muchas cosas, Interrogación. Es un término metafísico y físico a la vez. Realmente no se puede entender casi nada de la realidad nos rodea sin una concreción de tiempo, pienso.

Mandarina, yo creo que como el tiempo se va a imponer de todas maneras, casi lo mejor será llevarnos bien con él ¿no crees? Venga, vamos a bailar.

Atikus, que estoy yo más cerca de los cuarenta que tú, eh! Lagarto, lagarto! Seamos crápulas, sí :)

Sintagma, yo por el momento pienso cenar como Obelix! ;)

K, es que pasa mucho más deprisa, claro que sí. el tiempo científico es algo que nada o poco tiene que ver con nuestra realidad humana. Supongo que sirve para vivir. Al menos debería servir para eso.

Andreinax, dile a la mandarina que te presente a un tal Cronos ;)

Kaudia, buenos amigos te echas. A ver cuándo me los presentas ;) te gustará la peli, si la ves. Estoy seguro.

Artemis ¿tienes ya tu entrada? No veremos allí gritando eso de I can get no satisfaction!

mayo 09, 2007 10:06 p. m.  
Blogger MK dijo...

Mira , a veces no son treinta y cinco ..quién puede saberlo.Para qué reconcomerse calculandolo?. A los que la vida ya nos ha enseñado que no podemos hacer ni predecir cuan larga será , nos queda el pensar que podemos al menos planear cuan ancha puede ser.
Como dice Atikus "Carpe Diem" . No mejor "Crape Diem" como ha quedado escrito...que lo de crape , me lleva por asociación a lo de crápu..la...Hay que ver como nos delata el subconsciente..

mayo 09, 2007 10:32 p. m.  
Blogger desconvencida dijo...

Gran película, No Surrender!

Quizás te interese leer esto que precisamente leí ayer sobre ella en otro blog:

http://antarcticastartshere.wordpress.com/2007/05/08/la-vida-en-gris/

mayo 10, 2007 12:14 a. m.  
Blogger Mavi dijo...

Lagartillo, ¿sabes la imagen que se me acaba de venir a la cabeza?, la del conejo del reloj de Alicia en el País de las Maravillas.
Una vuelta atrás en el tiempo, ¿no te parece? jiji

mayo 10, 2007 9:37 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

No es que sean 35 exactamente, mk. Pero muy probablemente puedas dar con un número en el que no te equivoques por más de diez. Y seas consciente de que son pocos. De que no visitarás todos los países que quieres visitar. De que no tomarás el sol en la arena más que un número muy limitado de veces... seamos crápulas, sí ;)

Vaya, desconvencida. Acabo de leerlo y me he quedado impresionado. Es un placer coincidir con Alex en asuntos de cine. Lo cual suele pasarme, claro.

Ay, mavi, que el tiempo no tiene vuelta atrás. Que eso es lo malo. Cada vez que lees Alicia es un tiempo nuevo ¿no te parece? ;)

mayo 10, 2007 10:04 a. m.  
Blogger tressert dijo...

Lol... que coincidencia, estáis hablando de Alicia, el conejo sombrerero y su laberinto del tiempo aquí... :-)
Si, coincido. El tiempo es un laberinto que hay que recorrer con las orejas bien atentas.
Un saludo para todos.

mayo 10, 2007 1:52 p. m.  
Blogger Mavi dijo...

Ay Lagarto, que pena que no se pueda parar el tiempo, de vez en cuando, para tomar aliento y pensar en las cosas que queremos hacer con el que nos resta.

mayo 10, 2007 2:46 p. m.  
Blogger Lara dijo...

Muchas gracias.

mayo 10, 2007 3:33 p. m.  
Blogger MALEFICABOVARI dijo...

Yo al Bogart lo agarro por los huevos, y le ato la gabardina a la mía, y al Berlin no le llevo precisamente........ pero todo boca soy, pues en la vida hice semejante cosa....
Bss, nene, ya me calaste....

mayo 10, 2007 6:45 p. m.  
Blogger atikus dijo...

Nosurrender, pero si yo tengo 43 primaveras! vamos amigo intimo de Bella lugosi!


Desconvencida, estupendo post, pero yo lo tengo que imprimir que me da lumbalgia!!

mayo 10, 2007 7:56 p. m.  
Blogger laonza dijo...

a veces nos falta, a veces nos sobra a veces es una delicia o una tortura, es asi unas agujas que marcan tus venturas o desventuras..
un beso neo,
delicioso post ... como siempre

mayo 11, 2007 1:13 a. m.  
Anonymous Alex dijo...

Madre mía, no sabes lo que me alegra ver tu espacio tan concurrido. Recuerdo cuando Desconvencida y yo éramos los únicos visitante (ella) incordión (myself) que leíamos tus reflexiones.

Me alegra enormemente, de verdad.

Te diría que desdramatizar es básico, pero hay ocasiones en las que las circunstancias te superan. Aun así, trata siempre de poner tu mejor cara, como si de un Monty Python crucificado se tratase.

Rusty era un buen tipo. Su hermano también. Sólo que estaban en el lugar y momento equivocado. Cuestión de (mala) suerte.

Una película para Rusty James: "El año que cambió mi voz" de John Duigan.

mayo 11, 2007 4:01 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tressert, con las orejas atentas y los ojos muy abiertos. Hay que intentar disfrutar hasta de las paredes del propio laberinto

Mavi, quizás no podamos parar para tomar aliento, pero sí para tomar una cerveza :P

Lara, gracias a ti por pasarte por aquí

Maléfica, pero... ¿te has fijado en la cabeza de Bogart, cuando se quita el sombrero? ¡no tiene melenas! ;) besos

Atikus, unos más o menos no cambia el concepto. Hace tiempo que no veo al viejo Bella, algún día habrá que hablar de él

Laonza, si tienes la sensación de que sobra es que algo raro está pasando ¡hay que aprovecharlo, que corre mucho! Un beso

Es cierto, alex, fuiste de los primero incautos por aquí. En cualquier caso tu blog y el de desconvencida son mucho más interesantes, que conste. También me identifico más con el chico de la moto, pero quise respetar el punto de vista de la peli ;) Como siempre, tomo nota de tu película; no la he visto.

mayo 11, 2007 1:12 p. m.  
Blogger Isa dijo...

Con el tiempo todo se va, incluso el tiempo, porque el tiempo no tiene más misión que la de consumirse, arde sin dejar cenizas.
Saludos.

mayo 11, 2007 2:33 p. m.  
Blogger MALEFICABOVARI dijo...

Pero gilipichis, tiene pelo, el jodío, y un aire de pasodetinena, que me vuelve loca, y una esencia currada a base de papeles de malobueno, y de corajes hechos a la medida de sus películas e intenciones. Bueno, y menos rollo, para cuando los ibéricos de los cojones? Y tu tienes pelo? Y estás de buen ver? Venga, que el tiempo apremia, y sólo puedo olvidar la belleza existente con otra que la supere, coñooooooooooooooooooo, ale, buen fin de semana, me voy con la canción petarda de Jarabe de Palo, esa de Olé, que me pne las pilas que no veas....ole, por llenarme de hermosura, ole por cómo eres, porque tu mirada me conmueve, ole por....... malísima la letra, pero oigan, cómo se me mueve el bodyyyyyyyyyyyyyyyyyy
AARSAAAAAAAAAAAAAA, Bye, que no me voy, coño, espesaaaaaaaaa, pero genuina y auténtica.

mayo 11, 2007 3:01 p. m.  
Blogger écume dijo...

Hay frases y momentos tremendos que nos hacen sentir mínimos, enanos:

"La vida de un hombre es demasiado breve para conocer el mundo", dijo Alex el Magno

O en un momento de gloria tras una gran batalla, Jerjes miró a sus soldados y se lanzó a llorar como un niño pensando que en los próximos 20 años... o menos... ninguno de ellos seguiría vivo.

Bill Murray nos enseña en "Atrapado en el tiempo" todo lo que puede aprender y aún así no puede evitar que siga sucediendo lo que la Ley Natural ya ha imprimido en el destino de la vida.

El tiempo siempre nos ha hecho pensar maravillas y ficciones pero, realmente, lo que más me asombra es que hemos sido capaces de ponernos de acuerdo TODO el mundo en su medida, ¿por qué no tomarlo como ejemplo y seguir poniéndonos de acuerdo en más cosas?

mayo 11, 2007 3:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Isa, ¿tiene misión el tiempo? Mmm... lo pensaré ;) gracias por pasarte por aquí. Saludos.

Maléfica, el ibérico están en su punto, poneos cómodas y comed todos de él.

Ecume, yo no estoy de acuerdo en su medida ¡me rebelo! Una hora de reunión con consultores no dura lo mismo que una hora escuchando a Van Morrison. No, no dura lo mismo ¡que no! Digan lo que digan. Tendría que recalcular mi edad de acuerdo a otros parámetros.

mayo 11, 2007 7:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home