miércoles, junio 27, 2007

Es sólo rock and roll, pero me gusta

Señoras y señores, con ustedes, recién llegados desde hace cuarenta años en Londres, Inglaterra… ¡¡los Rolling Stones!!







Los Rolling Stones Son el Rock and Roll. Es imposible entender los últimos cuarenta años de la historia social de Occidente sin hacer referencia a algunas de sus canciones. No son una banda, son una leyenda. Cualquier cosa que se diga de ellos ya está mil veces escrita, mil veces manida.

Con ellos el pop londinense de los sesenta se vistió de negro, de sexo, de revuelta callejera, de androginia, de romanticismo y de existencialismo poético francés. No eran unos músicos demasiado creativos (con la excepción del muerto Brian Jones), pero tenían una gran capacidad de absorción y de pulir diamantes brutos. Jagger y Richards se “inspiraban” demasiado -sin ningún escrúpulo- en melodías y riffs de gente como Moody Waters, Johnny Cash, Chuck Berry, Ry Cooder, … pero eso sí, cuando ellos lo tomaban, la cosa subía mucho de nivel, traspasando el plano del blues y del rithm’blues hasta alcanzar la cota de fenómeno social.

Los Beatles eran mejores músicos, sin duda. Pero la presencia social de los Stones sobrepasa la línea de lo musical para entrar de lleno en lo emocional, en los valores de una sociedad decadente, en lo político incluso. Asistir a un concierto de los Rolling Stones, incluso ahora que son sesentones, es como participar de un aquelarre, de una celebración dionisiaca del pecado, de la rebeldía carnal, de la insatisfacción. Encantado de conocerte, espero que hayas adivinado mi nombre.

Musicalmente los Rolling Stones murieron –con mucha dignidad, eso sí- en 1980, con la edición de Tattoo You; desde entonces, aunque han compuesto buenos blues y rock en general, no han conseguido despertar a la serpiente que duerme en nuestros corazones, en nuestras tripas, en nuestros genitales. En cualquier caso, son muy conscientes de ello cuando se suben a un escenario y sus repertorios se llenan de viejas canciones que forman parte de la vida de varias generaciones, algo que se agradece. No hay ningún músico –ni creo que pueda volver a existir nunca- que tenga en su book de canciones tantas que significan tanto para tanta gente.

Son tantas y tantas canciones… no podría quedarme con una, pero dejo aquí mis quince mejores: Beast of burden, Paint it black, Tumblin’ dice, Sympathy for the devil, Gimme shelter, Dead flowers, Fool To cry, Honky Tonk Woman, Ruby Tuesday, Shine a Light, Time is on my side, Wild Horses, Worried about you, You can’t always get y This heart of stone. ¿Cuál es la tuya, lector?

Siguen siendo uno de los mejores espectáculos del mundo, a pesar de su edad. Quizás Mick ya no tiene la voz que cantaba Lady Jane, pero los coros de Lisa Fisher son brutales y empastan muy bien. Quizás Ronnie Wood se despista más que hace veinte años, pero el piano de Chuck Leavell es uno de los mejores. La banda incluye también al legendario Bobby Keys, el saxofonista que supo dar un sonido único a los mejores discos de los Stones: Sticky Fingers y Exile on Main Street. Se echa de menos al jubilado Bill Wyman -que era un gran bajista-, y a Mick Taylor -mucho mejor guitarrista que Ronnie Wood ¡dónde va a parar!-. Pero mi Rolling Stone favorito siempre fue el batería Charlie Watts, una máquina de blues perfecta capaz de callar y poner de acuerdo a los dos mega-egos Jagger y Richards. ¿Cuál es el tuyo, lector?

Es sólo rock and roll, pero me gusta. Y te echaremos de menos, P. Siempre estás presente cuando suenan los Stones; es parte del rito. Te escucharé perfectamente, entre canción y canción, decir con esa voz tan grave que tenías “Esto es acojonante. Maritere, ¡trae al capitán Morgan!”





Una canción pintada de negro: Dress in black, de Van Morrison.

Un libro pintado de negro: El túnel, de Ernesto Sábato.

Una película pintada de negro: El Padrino, de Francis F Coppola.

27 Comments:

Blogger Escéptico dijo...

Los Rolling Stones, qué tipos. Canciones como Yesterday, Father and Son o Smoke on the water me han acompañado desde hace muchos años.

Gracias por recordármelas.

junio 27, 2007 11:58 a. m.  
Anonymous cp dijo...

Salt of the Earth (Beggars banquet);
Out of time (Metamorphosis, más que la de Flowers);
How can I stop (Bridges to Babylon);
2000 man (Their Satanic Majesties request);
Gimme shelter (Let it bleed);
Waiting on a friend (Tatoo you);
Losing my touch (Forty licks);
I got the blues (Sticky fingers);
Memory motel (Black and blue);
Streets of love (A bigger bang).

Y me quedo también con Charlie. Todavía se me pone la piel de gallina cuando recuerdo el momento en la gira pasada en que todo Montjuïc nos pusimos a corear su nombre antes de que Mick pudiera presentarlo después que a Ronny. Al pobre le ha tocado hacer blues habiendo querido ser siempre un músico de jazz, «but he likes it».

P.D: eso de que The Beatles eran mejores músicos habría que verlo.

junio 27, 2007 12:52 p. m.  
Blogger un árbol dijo...

Sólo rocanrol?
Mucho más que eso, y lo sabes. Son historia en movimiento.

No puedo elegir una sola, es una locura...

Disfruta del concierto como un loco.
Se nos van arrugando (ellos).

Beso.

junio 27, 2007 1:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Escéptico, creo que fue el riff de Smoke on the water, la canción de Deep Purple, lo primero que rasgue en una guitarra. Me temo que soy muy poco original :)

Cp, se te ve muy puesto. Me gustan todas las que dices. Streets of love, a pesar de ser tan nueva es una muy buena canción, sí. Lo malo es que es una balada y su puesta en escena nos va a costar quedarnos sin Angie o Wild Horses. Un saludo y muchas gracias por pasarte por aquí.

Un árbol, son parte indisociable de mi vida, la banda sonora de momentos muy alegres y de momentos muy tristes. Son tan Yo como mi bazo o mis intestinos. Un beso!

junio 27, 2007 2:20 p. m.  
Blogger Mari dijo...

los viste?????

junio 27, 2007 3:23 p. m.  
Anonymous cp dijo...

No te creas que no cambiaría «Streets of love» por «Angie», por mucho que signifique esta segunda para mí (una chica, ya sabes). Las tres (también «Wild horses») me parecen geniales, no sabría decirte cuál de las tres me gusta más, pero opino que «Angie» está demasiado oída ya.

Podría haber puesto más, pero no quería repetir ningún disco ni repetir alguna tuya (no he podido evitar «Gimme shelter»). Pongo el álbum por si a alguno de tus lectores le interesa, creo que valen la pena.

Por cierto, un consejo: no te encierres con las superestrellas mundiales, hay gente que hace muy buena música, son poco conocidos y necesitan apoyo de todas partes. Pásate por myspace.com; hay muchísimos y muy buenos.

junio 27, 2007 3:40 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

NoSurrender, enhorabuena por tu post, hoy te has salido, en el sentido más casto y puro del término, obviamente :P

No sabes las ganas que me han dado al leerlo de escuchar a los Rolling, porque, lo reconozco roja de vergüenza y así lo hago público, no los conozco apenas.

A veces pienso si no tendría que ir a un experto en hipnosis que consiga averiguar dónde estaba yo cuando tendría que haberme llegado toda esta música. O igual sí la oí pero luego me abdujeron unos extraterrestres ignorantes y con mal tino borraron de mi mente cosas que ahora me parecen imprescindibles, vete tú a saber.

En cualquier caso, nunca es tarde si la dicha es buena. En cuanto pueda me consigo unos cuantos discos. Y con esta guía musical sobre los Rolling creo que iré bien orientada.

Pásalo estupendamente en el concierto, embriágate con la música (y algo más, claro ;)) y ya nos cuentas.

¡Un beso!

junio 27, 2007 4:02 p. m.  
Blogger atikus dijo...

No soy un gran fan de los Rolling aunque evidentemente si tengo toda su discografía o prácticamente toda y disfrute como un enano en el concierto famoso del 82 en Madrid, pero lo siento soy un "Bitlemaniaco" hasta la médula (aunque no creo que esto tenga porque influir en que te gusten los dos necesariamente). El caso es que incluso puede que los Rolling puede que fueran mejores instrumentistas, pero no compositores, al menos para mí, y lo que considero que hace al gran músico es componer genialmente y tener carisma, eso lo tenían como nadie los Beatles. Pero no digo que los Rolling no tuvieran carisma, que me trague la tierra!!, jaja...

En cuanto destacar a alguien...puede que me quede con Jagger, y sus canciones pues en general las más poperas de los 60 (tipo connection)y si valen versiones...el ruta 66!!

junio 27, 2007 5:13 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Vos que sabés tantas cosas, te ruego que me expliques, porque estoy desolada y me siento al margen:

¿Por qué no me fascinan los Rolling Stones? (Tampoco Los Beatles).

junio 27, 2007 11:05 p. m.  
Blogger annabellee dijo...

Arcángel, a mí me pasa igual, no te sientas al margen. A mí me gusta mucho la música en general pero no soy "mitómana". Hay canciones de estos dos grupos increíbles, hicieron historia, crearon un estilo y fueron muy populares (aún lo son). Para gustos, colores.
Rey Lagarto, si me lo permite, me quedo con el inconfundible icono de la "lengua" de los Rolling, inspirado en la diosa Kali (mi deidad favorita,jajaja). Eso sí que fue crear una imagen de marca, un bonito diseño.
A ver...enseña tu lengua!!!

junio 28, 2007 1:01 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Sí, coincido contigo. Además siempre me ha llamado la atención ese contraste entre la pulcritud de Watts y la pinta de colgaos que tienen los otros.

Yo los vi hace cuatro años en Barcelona y fue una maravilla.

junio 28, 2007 10:11 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mari, les veré esta noche. Es un buen plan para un jueves ;)

Cp, nunca han tocado Wild Horses en Madrid, la preferiría entre las tres. Gimmi Shelter es una gran canción, con un sonido denso único, brutal. Ahí se demuestra lo gran bajista que era Wyman, por cierto.

Bueno, Antígona. ¿Es que otros días estoy salido en términos nada castos? Pues va a ser que sí :P Yo creo que para ir entrando en su mundo lo primero que podrías hacer es llamarles los Stones o los Rolling Stones, pero no los Rolling. Y sobre todo, sobre todo, nunca los “Rollings” :) Espero pasarlo bien, sí. Aunque estoy cansadísimo y con falta de sueño. Ay, la edad…

Atikus, los Stones eran (son) mejores instrumentistas cuando se suben a un escenario a hacer blues. Los Beatles eran más creativos, pero menos negros. Y claro que valen las versiones (yo he puesto Time is son my side)… me dicen que en esta gira suelen tocar una vieja de James Brown. ¡Eso está bien!

Arcángel, cada uno tiene sus gustos y sus experiencias ¿por qué esa desolación? Ya sabes, es sólo rock and roll ;)

Annabelle, esa lengua es estupenda, sí. Un logotipo muy explícito y muy sexual. ¿La mía? ¿para qué la quieres? :P

Eso es, sintagma. Charlie Watts es un señor, la parte sensata de una gran locura.

junio 28, 2007 10:35 a. m.  
Blogger Marc dijo...

Algo tiene esta banda para durar tantos años y mantenerse prácticamente fiel a su estilo. Son grandes. Con sus temas y adaptaciones consiguen calar como pocos... Me gusta ese lado cañalla que baila con lo prohibido y que claramente los diferencia de los Beatles.
De su directo, he presenciado el conciero que dieron, en Gijón, de la gira "Voodoo Lounge", y es posiblemente el mejor concierto de rock al que he asistido.

...Y tengo "simpatía", reconociendo la maestría de Jagger, por
Richards, creo que es el que aporta el lado más irreverente; y todo sea dicho, me gustan hasta sus canciones, aunque su voz en directo deja mucho que desear.

Saludos

junio 28, 2007 10:49 a. m.  
Blogger MK dijo...

Me ha gustado mucho el post. Esa exposición/composición fotográfica del principio no tiene desperdicio. Has elegido y montado tu ese particular ying/yang ,Lagarto?

junio 28, 2007 8:59 p. m.  
Blogger Isa dijo...

Espero crónica del concierto de la mano de tus magistrales letras.
Saludos y ¡disfrútalos!

junio 29, 2007 12:42 a. m.  
Blogger Jesús Jeronimo dijo...

Yo salí un poco defraudado. La peor vez sin duda. Aparte de la colosal borrachera de K. Richards, me pareció un concierto demasiado de cara a la galería, aunque por primera vez en años vi un poco de riesgo en el set list (Me encantó Monkey Man!!)

Un abrazo

junio 29, 2007 9:15 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Marc, curiosamente anoche la voz de Keith no estuvo nada mal cuando cantó el viejo blues You got the silver, pero con la guitarra estuvo muy lento. Aparte de sus consumos excesivos de ciertas “cosas”, se le ve ya más mayor, incluso en la forma de las manos.

Mk, todas las fotos las encontré en Google. No encontré ninguna en la que Brian Jones saliera un poco más favorecido ahora :P

Isa, fue un buen concierto, con algunas sorpresas muy agradables de escuchar y que no suelen tocar últimamente. Lo mejor, aparte de la espléndida forma de Mick Jagger, los coros de Lisa Fisher, que cada año está más fuerte. De las quince canciones que puse arriba, hicieron cinco. No me quejo :)

Jero, es cierto que Keith no atraviesa su mejor momento, sí. Pero la banda se cubre muy bien en esos casos. ¿Te fijaste que no hicieron ninguna canción compuesta más nueva de 1980? Eso estuvo bien. Me gustó, como siempre, cómo hacen you can’t y Tumblin’, pero agradecí muchísimo ese blues de Ray Charles. Esta vez, sí que tengo la sensación completa de que es la última vez que les veo encima de un escenario. Al menos a Keith.

junio 29, 2007 9:59 a. m.  
Blogger desconvencida dijo...

Vaya, espero que no sea asi, yo tengo que verles alguna vez en directo!

junio 29, 2007 10:38 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

desconvencida, la verdad es que desde mi más tierna infancia vengo escuchando, cada vez que los Stones comenzaban una gira eso de "esta es la última que harán"

Quizás tengas suete. Quizás todos tengamos suerte.

junio 29, 2007 11:11 a. m.  
Anonymous cp dijo...

A ver si aprende que lo que ha tenido hasta ahora ha sido mucha suerte; no es un dios, no es eterno, y ya tiene sesenta y pico años, que en los tiempos que corren no tiene por qué significar que está mayor, sin embargo, según leo, lo está. Se le echará de menos... mucho.

Dijo Mick hace poco que «tocaremos juntos hasta que la muerte nos separe»: que pase mucho tiempo antes de eso, cuantas más generaciones conozcamos a los Rolling Stones, mejor. No obstante, no me gustaría asistir a uno de Sus conciertos y salir decepcionado; antes de eso que le diga su médico que no puede tocar.

En nombre de muchos: te queremos, Keith.

junio 29, 2007 11:18 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

No hicieron ninguna de tus propuestas anoche, Cp. En cuanto a Keith, entró mal en Honky Tonk, entre otras cosas. Empezó bien, pero se fue apagando con la noche. Sesenta y tres años no son nada para Mick Jagger –que está mejor que muchos de cuarenta-, pero para Keith han sido muchos. Es un conocimiento universal que no se ha cuidado precisamente demasiado. En cualquier caso, estuvo a la altura de lo que representa en temas como Sway o Tumblin’ Dice. Mereció la pena.

junio 29, 2007 11:47 a. m.  
Anonymous Javier Luján dijo...

Aún recuerdo unas palabras proféticas, en mi vida al menos, de Sábato, en "El túnel". Bueno, las recuerdo más que nada porque las tengo anotadas en un cuaderno que hojeo de vez en cuando. Dice así:
"Vivir consiste en construir futuros recuerdos; ahora mismo, aquí frente al mar, sé que estoy preparando recuerdos minuciosos, que alguna vez me traerán la melancolía y la desesperanza."
Un saludo, Lagarto.

junio 29, 2007 2:16 p. m.  
Blogger Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Sin dudarlo un segundo, yo me quedo con Sympathy for the devil, cómo no de Sus Satánicas Majestades.
Un abrazo.

junio 29, 2007 2:30 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Javier, la negritud de Sábato es muy luminosa ¿verdad? Es una estupenda novela, que llega más adentro de lo que parece al principio.

Gregorio, les quedó muy bien esa canción. La verdad es que su puesta en escena es bastante infernal, ya de por sí. ese ritmo de samba con esas disonancias de piano son verdaderamente inquietantes, sí.

junio 29, 2007 5:04 p. m.  
Blogger AnA dijo...

En menos de un año vi a los Rolling y a Bob Dylan en Málaga (a este último concierto fuí muy embarazada).Recuerdo que la frase que más repetía un amigo del grupo, después de verlos en directo era:"Después de ésto me puedo morir". Y es que a ciertas edades algunos grupos hacen apología de la supervivencia.
Admirable.Admirables.
Un beso
A

junio 30, 2007 12:51 a. m.  
Blogger Ártemis Sublime dijo...

Ahhhhh qué SHOW!!!!!!!!!!!
Seguro que estuviste vos también el 28 en medio de la cancha.
Todavía sigo temblando!

Besos!!

junio 30, 2007 7:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, yo me alegro de que tanto los Stones como Dylan no vayan a morir sin haberte visto a ti, admirada Ana, aunque sea entre la multitud. Todos somos supervivientes, cada día es un triunfo.

Ártemis, estuve en la grada, a la derecha del escenario. Pero lo vi y lo disfruté estupendamente. Me alegro de que lo pasaras bien. Es bueno que pasen estas cosas de vez en cuando.

julio 01, 2007 12:26 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home