domingo, julio 01, 2007

No puedes conseguir siempre todo lo que quieres

Si hubo un momento exacto que definiera lo que estaba pasando en Madrid el jueves por la noche en la fiesta de los Rolling Stones, fue durante la actuación que Loquillo ofreció como telonero.

Loquillo es un referente de la inocencia de aquellos años ochenta, casi naif. Si Bob Dylan tenía tres acordes y la verdad , el barcelonés tiene tres acordes y una actitud. En su clásica e ingenua canción de aquellos años, El ritmo del garaje, la banda cambió la letra. Y donde antes decía eso de;

Tu madre no lo dice pero me mira mal
quién es ese chico tan raro con el que vas
cuando yo estoy delante me trata muy normal
es sólo que imagina un novio más formal


... el jueves pasado Loquillo nos cantó;


Tu hija no lo dice pero me mira mal
quién es ese tipo tan raro con el que vas
cuando yo estoy delante me trata muy normal
es sólo que imagina un novio más formal


Y es que todo pasa pero todo queda ¿verdad? Me refiero a la actitud ante la vida, a que no dejamos de ser raros, a que somos un anclaje de referencia en un entorno donde lo único que cambia es la normalidad que nos rodea. A que los Stones siguen tocando las mismas canciones que significan las mismas cosas. A que las arrugas y las canas sólo van por fuera.

¡Brindo por los raros!



Como en todos los conciertos de los Stones a los que he asistido, You can’t always get what you want fue el momento más mágico de la noche. Estos tipos tienen Algo cuando hacen esta canción. Son tan raros...

La vi hoy en la recepción del hotel. Llevaba un vaso de vino en la mano y enseguida supe que ella me daría su conexión. A sus pies estaba su hombre de pies ligeros.

No puedes conseguir siempre todo lo que quieres, cariño. Pero si lo intentas alguna vez, quizás encuentres justo lo que necesites.

Fuimos a la manifestación y tomamos nuestra justa dosis de abuso, mientras cantábamos “vamos a vaciar nuestras frustraciones”. Porque si no lo hacemos nos fundiremos como una bombilla barata.

No puedes conseguir siempre todo lo que quieres, cariño. Pero si lo intentas alguna vez, quizás encuentres justo lo que necesites.

Fui hasta la farmacia de Chelsea para conseguir tus recetas. Me encontré al amigo Jimmy en la cola. Y, chico, parecía realmente enfermo. Decidimos ir a tomar algo, mi bebida favorita, cerezas rojas. Le canté mi canción a Jimmy y sólo me dijo una palabra; “muerto”

No puedes conseguir siempre todo lo que quieres, cariño. Pero si lo intentas alguna vez, quizás encuentres justo lo que necesites.

La vi hoy en la recepción del hotel. En su vaso había un hombre desangrándose. Ella era una experta en el arte del engaño. Me di cuenta por sus manos ensangrentadas.

No puedes conseguir siempre todo lo que quieres, cariño. Pero si lo intentas alguna vez, quizás encuentres justo lo que necesites.






Este enlace no es más que un minuto de grabación de la noche del jueves en Madrid. No tiene calidad, pero se lo agradezco al raro que lo grabó.


Una película para los raros: El tesoro de Sierra Madre, de John Huston

Una canción para los raros: People are strange, de The Doors

Un libro para los raros: Leviatán, de Paul Auster

25 Comments:

Blogger atikus dijo...

Pues faltaría más, brindo por los raros y como no, por esa pareja en el escenarío tan rara como Olvido y Loquillo, les recuerdo en directo en el Colegio Mendel tocando esta canción, también la rareza de tener este single en casa cantando los dos, o la rareza -o no- de la envidia de escucharos a todos los que habeis estado en el concierto el jueves cuando ya pensaba que no tenía sentido volver a verles, si es que soy mas raro...

julio 01, 2007 2:08 p. m.  
Anonymous cp dijo...

Sin voz por unos días, debido a que a mí la fiesta me tocó ayer en un pueblo famoso por las barquitas de a diez personas que llegan de vez en cuanto con cuarenta morenitos de todas las edades. También montó un buen espectáculo Loquillo en El Ejido, demasiado corto, tal vez.

Respecto al vídeo: efectivamente es eso lo que se puede oír a diez metros de los Stones, pero se disfruta un montón de todos modos. Y no puedes estar quieto, no porque no te deje la música, sino porque no te deja la gente que está a tu alrededor. Y no te importa que un grupo de argentinos se ponga a cantar algo que no tiene nada que ver con lo que canta Mick Jagger, aunque dejes de oír lo poco que oías. Y disfrutas de conducir tres horas y media para ir y otras tantas para volver justo al terminar (que uno está cansado). Y te da igual estar absolutamente sudado a la mitad de la primera canción... porque son los Rolling Stones los que han venido a sacarte la pasta, porque ochenta y seis euros es un abuso para un concierto de rock & roll, y aun así los pagas, porque te arde el corazon cuando se apagan las luces del estadio y sabes que falta nada para que salgan al escenario unos sesentones que te van a hacer pasar el mejor rato de tu vida, al menos hasta la próxima gira, y porque el mundo no sería lo mismo sin ellos.

Algo que resuma el concierto de ayer: ¡Uau!

julio 01, 2007 5:05 p. m.  
Blogger Tamaruca dijo...

La envidia me corroe sin piedad.
Y no sólo por los Stones.
¡Cuánto me gusta Loquillo, aish!

Un besito ;)

julio 01, 2007 5:57 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Si la rareza consiste en comprobar cómo pasa el tiempo a tu alrededor y en tu propia carne (o pelo) y sin embargo continuar teniendo en el fondo las mismas ilusiones, las mismas dudas, las mismas actitudes, brindo contigo por la rareza. Porque pienso que si bien es cierto que también el tiempo nos cambia por dentro, hay cosas que deben permanecer intactas. De lo contrario, signo de que nos hemos ido muriendo o nos han ido matando con los años a fuerza de convencionalismos y asimilación.

Comparto con Atikus la envidia por no haber ido al concierto. Vi un trocito en televisión y pude intuir la fuerza que aún destilan y son capaces de transmitir los Stones (¿los "Rollings"? :P) pese al paso del tiempo. Me impresionó Mick Jagger, que a su edad aún se mantiene tan energético, vital y fibroso como en su juventud. Me hubiera encantado estar allí.

¡Un beso, NoSurrender!

julio 01, 2007 6:57 p. m.  
Blogger AnA dijo...

A propósito de Loquillo,lo naif,y eso de que no siempre se puede conseguir lo que se quiere, me viene a la cabeza ese tema de título y contenido entrañable como es "La mataré" de los mismos chicos que decían ser felices con un camión y con las chicas que, por condición, necesitan tiempo y dedicación.
recuerda...elegantes y bonitas con liguero de Dior,
Chanel, cocaína y don Perignon.
Ay Lagarto, si es que con su post usted ha activado mis mejores recuerdos y mis más bajas intenciones.
;)
Bs
A

julio 01, 2007 7:43 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Acabo de escribir sobre cierto tipo de rareza.
Hay una conexión, ahí :D

julio 01, 2007 8:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lo hubieras pasado bien, Atikus, a pesar de tu beatlemanía, que no son cosas incompatibles. Me gusta esa canción de Loquillo, es parte de la Memoria.

Cp, espero que en Almería también estuvieran los Jet, que tocaron en Madrid después de Loquillo. Es una gran banda, con un sonido muy The Who. Yo tuve delante de mí a una mujer que no paraba de gritarle a Mick lo mucho que le amaba; era desesperante :) Me alegro de que disfrutaras de la fiesta.

Tamaruca, la próxima vez te vienes. Y te pones delante, para verte el culo mientras bailas :P un beso.

Supongo que es inevitable que el tiempo nos cambie algo más que la tersura de la piel, Antígona. En mi vida quedan pocas cosas que permanezcan desde esos tiempos en que Loquillo hacía esas canciones. Entre ellas, algunos amigos y muchas canciones. La ilusión está ahí, sí. Pero no estoy seguro de que haya permanecido intacta :) Ven tú también la próxima vez; te haré hueco delante, junto con Tam :P un beso.

Claro, Ana. Loquillo representa la inocencia, para mí, de aquellos años. Es maravillo querer un camión para ser feliz. O cantar “la mataré” de una manera tan alejada de lo que hoy en día vemos en la prensa sobre la violencia doméstica. En fin, en el Rompeolas aún se pone el sol. Ya hablaremos de sus bajas intenciones :P

Arcángel, es que lo raro es vivir. Nuestras vidas son una continua anécdota imposible, sin la más mínima explicación lógica. Tomémoslo por el lado divertido ;)

julio 01, 2007 9:39 p. m.  
Blogger desconvencida dijo...

hola a todos, me llamo desconvencida y soy rara...

:)

julio 01, 2007 10:53 p. m.  
Blogger MALEFICABOVARI dijo...

Loquillo era mi cantante favorito cuando yo peinaba a las Nancys... mas o menos.... le adoraba. Personalidad, carisma, letras curradas y que hablaban de algo, y estética cuidada, fuera rocker, fuera lo que le diera la gana que fuera, porque lo que molaba era lo que el cabrón destilaba: arte y espíritu limpio.
A mi me ganó el corazón hace muchos años... los Rolling... también, pero creo mas en los proyectos pequeños hechos con ilusión, que en los grandes hechos con muchas pasta, y sí, talento, pero alfombra roja que facilita mucho el camino.
Bsssssssssssssssssss, por cierto, todos somos raros, los normales no existen, yo no conozco nadie normal que lo diga, y menos que se lo crea.... aquí cada uno con su tara... y con su arte de esconderla bajo una sonrisa o un ademán correcto.
Majo, que ya volví, estoy perfecta. La 105 está mas morena, y mas rubia, estoy buscándole un novio formal... que se me está haciendo un poco hippie la jodía, y no me mola nada.... hostia, siesque no voy de boda hace años, joderrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr
Lo dicho, bssssssssssssss.

julio 01, 2007 11:28 p. m.  
Blogger un árbol dijo...

Inocencia y mucha fuerza.
Raros? naaaaaa... demasiado bien, LAGARTITO, te recuerdo que somos la generación que creció sin referentes, y mira qué resultado tan...
ESPECIAL. No raro. Especial.

Coincido con AnA. Chicas que por convicción....

Y con los Stones. You can't get it, pero joder, por lo menos hay que intentarlo!

Luego llega Yoda y lo mejora. No lo intentes. Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes.

Referentes? Lo dicho. Demasiado bien hemos salido.

Beso.

julio 02, 2007 11:48 a. m.  
Blogger Mavi dijo...

Raros, me encanta esa palabra, todo somos raros (menos los alienados o como los llamaba alguien los lineales, pero esos no cuentan).

Loquillo?? uno de los últimos roqueros románticos.

No siempre conseguiremos lo que queremos, pero de vez en cuando no estaría mal la verdad, o por lo menos alguna vez.

Besos

julio 02, 2007 1:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Te queremos como eres, desconvencida. Siéntate en el círculo y participa :)

Maléfica, no es Loquillo mi músico favorito, pero siempre me ha caído bien. Me alegro de que hayas vuelto y de verte bien. Pero mis intenciones con la 105 son limpias y no pervertidas; ¡nada de noviazgos, sólo lujuria ocasional! :P

Claro que hay que intentarlo, un árbol. Aunque no se consiga nada… ¿y lo que te entretienes mientras lo intentas? Es una manera estupenda de no aburrirse ;)

Mavi, seremos raros, pero estamos todos buenísimos :P

julio 02, 2007 2:10 p. m.  
Blogger La interrogación dijo...

ME has dejado perpleja. Vaya entrada más cojonuda. Es que no puedo decir nada.
Afortunadamente, no podemos tener siempre lo que queremos. Afortunadamente.

julio 02, 2007 3:18 p. m.  
Anonymous Itoitz dijo...

Buen POST!
A los Rolling les ví un poco flojos en Donosti....

julio 02, 2007 3:23 p. m.  
Blogger MK dijo...

Ese título me suena a eso de ...vigila lo que sueñas porqué puede llegar a cumplirse.Era así?
En cuanto a lo de generación de raros iba a proponer juntarse dentro de setenta años y grabar un disco como los chavalotes esos de "My Generation"...pero claro entonces eso ya estará muy visto .
Habrá que ver que rareza surge por entonces ...pero mientras , eso no surrender.

julio 02, 2007 4:21 p. m.  
Blogger Ártemis Sublime dijo...

De la lista que me hice de los leyenda me queda Bowie, McCartney, Tom Petty, Morrissey, Radiohead (estos de los más nuevos), pero viendo a 2 por año segun mi última suerte creo que voy a repetir si los viejos quieren.
Por suerte hay cosas que no cambian y se disfrutan como en puro.

Un abrazo!

julio 02, 2007 6:37 p. m.  
Blogger Lunarroja dijo...

¿Rara?
Sólo soy diferente...

julio 02, 2007 6:45 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Esos instantes se graban para siempre en nosotros.

julio 02, 2007 7:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Inte, tiene razón mk, en inglés hay un dicho que te previene de cumplir tus sueños. Lo divertido es intentarlo. Cuando se consigue lo que se busca se llega a un vacío completo.

Itoitz, la verdad es que los años no pasan en balde. Desde luego, hace cuatro años la cosa estuvo mejor. Aún así sigue siendo una gran fiesta.

Mk, ¡me encanta esa versión de My generation! Claro que los cantantes tampoco son mucho más mayores que los auténticos The Who :P te cito para que cantemos juntos No Surrender dentro de cuarenta años. Te espero aquí!

Ártemis, de los que nombras creo que McCartney es el único que no he visto en un escenario. El mejor de todos los que nombras, en un concierto, sin la menor duda es David Bowie. O era :P un abrazo.

Lunarroja, la Luna en Madrid estos días esta seductora y naranja; creo que quiere imitarte, plagiarte ;)

Sintagma, son, como decía el amigo Javier, las fábricas de recuerdos, que siempre están en marcha. Cuidémoslas!

julio 02, 2007 9:44 p. m.  
Blogger MK dijo...

Allí estaré.Traeré unas birrillas de gingseng coreano , vale?

julio 03, 2007 9:20 a. m.  
Blogger atikus dijo...

Estoy seguro que hubiera disfrutado...la incompatibilidad existe sólo en mentes retorcidas jaja...anda que no se correrían buenas juergas juntos!!

julio 03, 2007 4:57 p. m.  
Blogger Klaudia Gantús dijo...

kongratulations, mr devil :***
guess u enjoyed
:***

julio 03, 2007 6:57 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mk, tendrás que traer Viagra también, para conseguir que suene tan excitante como lo hace Bruce :P

Atikus, no sólo juergas, sino que también hay grabaciones juntos. Los Stones hacen coros en All you need is love y los Beatles los hacen en We love you y Lennon toca la guitarra en You can’t. ¡Todo eso del enfrentamiento no era más que marketing!

klaudia!!! Me acordé de ti en el concierto, ¡rockera! Kisses

julio 03, 2007 10:19 p. m.  
Blogger Coblenza dijo...

Mi estimado Lagarto,

los Rolling estuvieron magistrales en El Ejido. La entrada mía salió algo más cara - es lo que tiene estar a 10 metros de ellos-. Sortearle un inquietante pestañeo a Keiht Richards. Y zarandearle los brazos a Jagger como si lo olieras.
Y todo eso sentadita en las gradas numeradas. (que jodía que soy, lo sé). Es un lujazo.
Con el "Start me up" abrieron.....

Hicieron las delicias efectivamente Loquillo. Y después los Jet.
Fué genial, salimos de allí más de 35.000 personas completamente satisfechas.

Con una energía única. Que yo haya guardado jamás en un concierto.
(Creo que sólo Phill Collins, es igualable).

Sus satánicas majestades lo bordaron primo!

¿Qué más puedo decir? no se me nota que lo viví intensamente?

Muchos besos Lagarto.

;)

julio 07, 2007 5:24 p. m.  
Anonymous ana dijo...

No puedes conseguir siempre todo lo que quieres, cariño. Pero si lo intentas alguna vez, quizás encuentres justo lo que necesites.

Econtrar justo lo que necesitas!!!
CASI NADA...

Sigo leyendo a ratos tu blog, al que llegué tarde... supongo también que aquí puedo parecer un poco rara... pues confieso que me gusta La Oreja de Van Gogh... ufff... lo dije ;))
... y que estoy aún enganchada a este laberinto.

un beso
...

mayo 21, 2009 3:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home