martes, noviembre 27, 2007

Siempre es la primera vez

Dice Fernando Pessoa en su Libro del desasosiego, capítulo 207:

“Haber leído ya los Pickwick Papers es una de las grandes tragedias de mi vida. (No puedo volver a releerlo.)”


Algo parecido es lo que sentía yo el pasado domingo en el Palacio de los Deportes de Madrid. He visto tocar a Bruce Springsteen una decena larga de veces, pero veía mucha gente que iba a tener su primera experiencia. Qué envidia sentía. Pero luego se apagaron las luces y alguien gritó en el desierto “¿queda alguien vivo ahí fuera?”. Y luego me recordó que hicimos una promesa que juramos siempre recordar; que no nos rendiríamos nunca. Y que todo estaría bien si tan solo conseguíamos aguantar un día más de soledad. Todo estaría bien, todo estaría bien.

Y es que siempre es la primera vez. Aún estoy emocionalmente afectado por todo lo que recibí el domingo por la noche. Y me gustaría compartir algo. Si algunas personas muestran sus fotos de boda sobre las repisas de sus mesas camilla, yo quiero mostrar parte de lo que viví anoche.

Las luces se apagaron en la noche y los problemas se amontonaron en la zona del corazón. Ha habido una colisión frontal justo en medio de mis tripas, tío. Vivo en un fuego cruzado que no puedo comprender.

Pero hay una cosa que sé segura, chica; me importan una mierda las mismas viejas escenas de siempre, me importan una mierda todos los tipos que se quedan a medias.

Cariño, yo quiero el corazón, quiero el alma. Quiero todo el control y lo quiero ahora. Hablemos de un sueño, intentemos hacerlo realidad.

Nos despertamos por la noche, con un miedo tan real. Pasamos la vida esperando un momento que nunca acaba de llegar. Bien, no perdamos más tiempo esperando.

Malas tierras. Tienes que vivir ahí todos los días. Alcemos nuestros corazones destrozados como el precio que hemos tenido que pagar. Seguiremos esforzándonos hasta el final, y quizás estas malas tierras empiecen entonces a tratarnos un poco mejor.

Trabajas en el campo hasta que tienes la espalda quemada. Trabajas con un volante hasta que aprendes como funcionan las cosas. Y, cariño, yo tengo las cosas realmente bien aprendidas ahora. Y es mejor que tú lo vayas entendiendo ya: El pobre quiere ser rico, el rico quiere ser rey, y el rey nunca se siente satisfecho hasta que lo puede controlar todo. Y yo sólo quiero salir esta noche para encontrarme sólo con lo que es mío.

Creo en el amor que me diste, creo en la fe que puede salvarme. Creo en la esperanza y pido que algún día ella me saque de estas malas tierras.

Para todos los que tienen una conciencia, una conciencia profunda de que no es pecado sentirse orgulloso de estar vivo. Busco un rostro que no me atraviese con su mirada. Quiero encontrar un sitio, quiero escupir a la cara de estas malas tierras



Sí. Como todos habéis visto en la prensa, los Borbón vinieron al concierto. No me los imagino haciendo cola desde las tres de la mañana en la puerta de Fnac para conseguir una entrada, la verdad, pero quién sabe... Vinieron los Príncipes, sí. Hicieron la ola. Oh, sí. Y se fueron mientras Springsteen cantaba esta canción que os he puesto, sin interés, sin esperar al final. Sí. Total, ¿Pa’qué?



Una canción para la primera vez: No es mi primera vez, de Deluxe

Un libro para la primera vez: Soy Charlotte Simmons, de Tom Wolfe

Una película para la primera vez: La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda

44 Comments:

Blogger Lula Fortune dijo...

Me gusta tu mesa camilla. Me has hecho estar allí...
Qué fría es esta pantalla, coño!
Me gustaría darte un abrazo, Lagarto, por saber comunicar tan bien eso que no cuentas. Gracias.

noviembre 27, 2007 9:32 p. m.  
Blogger Madame Vaudeville dijo...

Impresionante instantánea, la de su mesa camilla, con el halo de luz azul bajando hasta el artista.
Y muy acertadas sus recomendaciones para la primera vez; aunque desconozco el libro.
Qué bien lo cuenta todo, mon dieu, que hasta parece que he estado con usted en el concierto y todo.... Besos grandes, lagartillo guapo y cantarín

noviembre 27, 2007 9:37 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, te hubiera invitado al concierto a gritar un poco, en lugar de a la mesa camilla. Pero ya puestos, puedo sacar unas peladillas o algo así. Gracias a ti.

Madame, es la última novela publicada por Tom Wolfe; trata de una chica maravillosa que llega a la universidad privada americana con una beca. Su clase social es inferior a la media, pero su inteligencia y actitud están muy por encima del resto de alumnos. Pero no te cuento lo que pasa, eh :) Besos.

noviembre 27, 2007 10:38 p. m.  
Blogger Jesús Jeronimo dijo...

Me da a mi que los principitos de una parte de España no querían oir eso de "Poor Man Wanna Be Rich / Rich Man Wanna Be King" y por eso salieron tan apresurados, no?

noviembre 27, 2007 11:01 p. m.  
Blogger Madame Vaudeville dijo...

¡Gracias, mon lézard! Intentaré hacerme con el libro. Ya le contaré. Besazos.

noviembre 27, 2007 11:02 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Puff, Lagarto... qué movilizante es esto que escribiste. Hasta me dan ganas de rezarlo, a ver si algo sucede. En vez de "Padre nuestro, que estás en los cielos..." voy a probar con "Cariño, yo quiero el corazón, quiero el alma. Quiero todo el control y lo quiero ahora. Hablemos de un sueño, intentemos hacerlo realidad...".

Algo puede suceder.

noviembre 27, 2007 11:20 p. m.  
Anonymous Tam dijo...

Te odio :'(


Mucho :'(((


Bueno, a los bobones más.

Y tratando de pensar en otra cosa para superarlo, qué linda la peli del trío de recomendaciones de hoy...

Besitos muchos :***

noviembre 27, 2007 11:33 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Y yo me pregunto... ¿y tú que coño hacías mirando al palco a ver si los Principes se iban o no, si en el escenario tenías al Boss...?

noviembre 28, 2007 12:21 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Jero, me temo que ni siquiera fue algo tan consciente. Supongo que una vez hecha la ola y saludado a las masas, ya creerían haberse ganado el sueldo que les pagamos los españoles. La verdad es que el concierto de Bruce fue muy político. Quizás Springsteen pierda en carreritas con eso de la edad, pero nos puso las pilas a todos los que quisimos escucharle. Sinceramente, no pintaban nada los Borbón en una comunión espiritual y social como la que tuvimos el domingo. Nos debemos más cervezas de las que tuvimos tras el concierto, eh.

Madame, espero que le guste. Wolfe es demoledor con toda la estructura social. No deja títere con cabeza. Ya me contará, sí. Más besos.

Ah, Arcángel, es que Springsteen, si le quieres escuchar, explota en las venas como una bomba. Y sus letras no son un 10% de lo que sientes con el golpe de su música, tan honesta, visceral, romántica, épica, triste, dura, ácida, sincera... Springsteen no canta a los corazones, no; atraviesa tus tripas directamente. Sucederá, ya verás ;)

noviembre 28, 2007 1:41 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tam, encima de que lo comparto contigo.... ;) el jueves salen entradas para Barcelona, un sábado de julio. Me dicen (off the record) que también saldrán más para el Bernabeu en Madrid. Podrás vivirlo, no te lo pierdas. Quizás sea la última vez que podamos ver a esta banda tocar. No hay nada igual en el mundo, Tam, te lo aseguro. Y he visto cientos, cientos de conciertos en mi vida. La lengua de las mariposas es una gran película, sí. Con un final triste como pocos. Y real como todo. Besazos!

Ah, no, no, Carrascus, no. Eso de los Borbones lo he leído después. Ni un solo nanosegundo mis ojos se interesaron en ese palco. Pero me pareció curioso (por no decir otra cosa) que la fiesta se les agotara en ese momento, cuando aún quedaba media hora larga de concierto. Claro, ellos no tenían que salir de una ciudad llena de perdedores (Thunder Road), ni necesitaban que nadie caminara sobre el alambre con ellos (Born to run)

noviembre 28, 2007 1:42 a. m.  
Blogger Mari dijo...

Justo hablaba con alguien sobre la primera vez. Sirempre es la primera vez de todo, siempre. Los ritos no son las actualizaciones de mitos (Barthes) son anclas camufladas de esperanzas futuras.

Un beso niño.

noviembre 28, 2007 4:25 a. m.  
Anonymous Athos dijo...

Estuvimos allí. Como antes, como siempre. Lo importante no es que fuera la primera vez, sino que no sea la última.
Y vivimos y entendimos cada momento.
abrazos de hermano de sangre

noviembre 28, 2007 11:51 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Qué bien sabes retrasmitir emociones.

:-)

noviembre 28, 2007 2:40 p. m.  
Blogger Tamaruca dijo...

Gracias guapo, mañana andaré yo por Las Ramblas :)

noviembre 28, 2007 7:16 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Me alegro, tesenota muy emocionado, a mi me suele pasar lo mismo con Ray Davies, a Bruce, lo admiro, y aprecio, pero nunca me detuve a mirarlo, lo hago ahora siempre a través de ti, y me encanta. Estoy enamorada de varias canciones que tu has colgado, y se que es una leyenda que ha sabido resistir el paso del tiempo con dignidad y sin perder un ápice de su genuinidad de cuando empezó. No te digo que haya sido cómo estar allí, porque hay que estar allí, pero sí me has puesto la piel de gallina, y no precisamente por los besos lascivos de siempre, sino por lo que has transmitido: emoción en estado puro, una puta droga que sólo se administra uno cuando al otro lado hay algo, alguien grande.
Un besazo, me alegro mucho por ti, tío¡¡¡
Te mando besos de abuela, que estoy un poco petardad, y tocamientos... va a ser que no, canallaaaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

noviembre 28, 2007 7:19 p. m.  
Blogger atikus dijo...

No estaban en la cola???...bueno, igual las pillo Calderón ;)

Jope esa foto si que es buena joder!!!

noviembre 28, 2007 8:16 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Claro, Mari. Porque no se aleja el mito de su recreación; siempre se crea nuevo, en un bautismo de vida. Siempre es la primera vez. Kisses!

Es un honor, Athos, haber compartido contigo el primero concierto de Bruce de nuestras vidas y el último. No surrender, nunca.

Sintagma, lo que mejor sé hacer son las tortillas de patata. Eso sí que transmite emociones ;)

Tam, disfruta de la ciudad y no olvides estar al tanto de las entradas del Nou Camp, que salen el jueves a las diez de la mañana.

noviembre 28, 2007 8:19 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Tremends, es algo que me gusta compartir, en la medida que puedo. No trato de hacer propaganda ni que a nadie le guste lo que no le atrae. Sólo trato de desnudar mis emociones, a veces. ¡Pero seamos castos entonces! Te mandaré besos de esos que sólo acercan ligeramente los carrillos, tan asépticos ;)

Yo no les vi en la cola, no. Es extraño ¿verdad? :P Es una foto muy mística, me gustó por eso. Venía en el diario Público.

noviembre 28, 2007 8:21 p. m.  
Blogger K dijo...

Lagarto, se dice penúltimo, carajo. Digamos, pues, nuestros primeros serán vuestros (pen)últimos. Habrá más. Fijo.

noviembre 28, 2007 9:05 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Ya me extrañaba esa falta de atención al Jefe prestándosela en su lugar a los Príncipes. De todas formas, amigo Nosurrender (y Dios me libre de querer ejercer de abogado borbónico), creo que juzga usted mal a los príncipes, que seguramente hubiesen estado encantados de asisitir al concierto hasta el final, y que seguramente tendrían que irse en ese momento siguiendo pautas de los encargados de seguridad...

Imagínese las dificultades de los escoltas para hacer bien su trabajo en una salida masiva de gente como hubiese sido al final del evento. E incluso saliendo así se le evitaba a la gente que salíese al final las molestias de tener que cortar el tráfico para poder sacarlos de allí entre el bullicio general... no cree? Después de todo probablemente lo mejor que pudieron hacer es salir de esa forma discreta y sin molestar ni ser molestados.

Me alegro que disfrutase del concierto, que no se lo dije en el otro comentario.

noviembre 28, 2007 9:14 p. m.  
Blogger MK dijo...

Esas primeras veces...
Me has dado una idea .Mañana te cuento la mía ,cuando tengas un momento pasate por el blog.

noviembre 28, 2007 10:22 p. m.  
Blogger Mityu dijo...

Ciertamente, siempre es la primera vez. Ocurre como con los amaneceres ;)

Claro que algunos nunca hemos tenido una primera vez de esas aún. Digo aún por no negarme la oportunidad.

Pero me alegro de tu contento, que no es poco.

Todo estará bien.

noviembre 28, 2007 11:45 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola,lagarto.

No sabes cuánto me acordé de ti(mucho de muchichísimo) cuando me enteré que en el nombre del hijo actuaba en Madrid.

¿Entraste en extásis? Seguro que sí :-)

Besos,

bank

noviembre 29, 2007 2:18 a. m.  
Blogger Mavi dijo...

Me alegro de que disfrutaras tanto, todos debiéramos tener una pasión como la tuya para poder tener esos momentos de felicidad una y otra vez.

Besos!!!

noviembre 29, 2007 11:25 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Lo sabía!! sabía que habría post sobre el conciertito de marras, pesadito eres...

(Jajajaja)

Pero se te ve, lee, tan repleto, tan de disfrute como un crío chupando un pirulí mientras le hacen cosquillas, tan de pasión o´clock que... coñe! hasta a mí me ha dado pena perdérmelo (bueno, no tanto pero casi, tú ya me entiendes).

Besos reales, no de realeza, no, esos no.

noviembre 29, 2007 11:32 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Habrá más, k . Es inevitable. Pero no veas cómo me está costando conseguir las de Barcelona! :)

Carrascus, tienes razón, sí. Es obvio que fue por medidas de seguridad. Pero me pareció un buen símbolo de muchas cosas. No sé quién de los dos (Springsteen o el Príncipe Borbón) tendrá más dinero o el avión privado más gordo, pero era un buen ejemplo de lo que cada uno de ellos aporta a la sociedad.

noviembre 29, 2007 11:55 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mk, cuando las emociones están vivas siempre es la primera vez. Aquel concierto en Barcelona en el 81 fue memorable, sí.

Mityu, es muy difícil conseguir entradas para vivir un concierto de Bruce Springsteen; hoy por hoy, están agotadas en todas las ciudades del mundo desde los primeros minutos en que se ponen a la venta. Será por algo, no lo dudes :) Pero si algún día te surge, ni se te ocurra negarte la oportunidad.

noviembre 29, 2007 11:55 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bank, ¡cuánto tiempo sin leerte! Entré en pura excitación desde que se apagaron las luces. Como siempre. Esto es, como nunca. El nombre del hijo sigue siendo inigualable. Besos!

Bueno, Mavi. No paso la noche en un concierto de Springsteen todas las semanas, eh. Si fuese así, no me interesaría tanto :) las pasiones no se pueden elegir. Vienen, te golpean y te noquean. Son ellas las que nos eligen a nosotros. Besos.

Margot, te prometo que es la (pen)última vez ;) Algo tenía que escribir ¿no? Besos realvisceralistas!

noviembre 29, 2007 11:56 a. m.  
Blogger El buzón de mi casa dijo...

Gracias por mostrarnos "tú primera vez", cuando hay amor siempre es la primera vez.

Xao.

PD. Debería hacer un esfuerzo y escucharle algo más, en el próximo tour me sometere a la "primera vez".

noviembre 29, 2007 12:50 p. m.  
Blogger Javier Luján dijo...

Comparto la "primera vez" de Pessoa.
Por mucho que me gustaron los papeles, en su momento, intente releer la obra hace un par de meses o tres, pero tuve que dejarlo, no llegó a seducirme como esa primera vez. Será cuestión de edad, de espíritu aventurero, de ilusiones perdidas...
Un saludo, Lagarto.

noviembre 29, 2007 3:37 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Pues yo pienso, NoSurrender, que la primera vez está en ocasiones sobrevalorada. Y no sólo porque haya ámbitos -y no me refiero exclusivamente al sexo- en los que la primera vez resulte un auténtico desastre, acosados como nos vemos por un tropel de nervios, ansiedades, miedos o angustias, sino porque pienso que en la repetición de lo ya vivido el recuerdo alimenta y enriquece la experiencia presente, dotándola de una profundidad y una carga de la que carece esa primera vez. La primera vez puede ser emocionante, sí. Pero nos pilla absolutamente desarmados, y es en la segunda o en la tercera vez o en la número doscientos cuando quizás somos más capaces de disfrutar de lo que se nos ofrece y de estar más atentos a lo que realmente sucede.

Me indigna, francamente, que los borbones estuvieran allí. Me parece una desfachatez que hagan valer sus Reales privilegios para satisfacer en público sus aficiones privadas. Que se diviertan y hagan la ola en su casa, joder, que algún inconveniente tiene que tener el hecho de haber nacido con la vida resuelta por su sangre real.

¡Viva la República! :)

¡Un beso, doctor Lagarto!

noviembre 29, 2007 7:07 p. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Es cierto eso q dicen por ahi, todo lo cuenta muy bien :)

Y en esta ocasión, con las primeras veces, epecialmente.

Besos

(Gracias por las recomendaciones, mi lista se ngrosa cada vez q paso x aqui)

noviembre 29, 2007 8:41 p. m.  
Blogger Lunarroja dijo...

¿Tienes ya las de Barcelona el 18 de Julio?

noviembre 29, 2007 9:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Buzón, un placer tenerte aquí por primera vez ;) espero que lo disfrutes cuando te apuntes, pero antes déjame coger mi entrada. ¡Que ya me he quedado sin la de Barcelona!

Capitán Luján, yo aún tengo pendiente leer esos famosos Papeles. Dickens es un monstruo, pero últimamente estoy muy poco decimonónico. Tendrá que ser otro año. Un saludo. Me alegra verle por aquí.

noviembre 30, 2007 12:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, tiene mucho sentido lo que dice, como siempre, y mucho que ver con lo planteado por Mari respecto al Rito y al Mito. Joé, eso daría para un post muy pedante y sesudo, con fotos en blanco y negro de hombres barbudos de mirada perdida. Sí, sí, que hace tiempo que no me pongo denso ;) Supongo que nuestra propia madurez nos enseña a disfrutar más de las cosas que amamos. Y nos encanta, cuando nos creemos anestesiados por el paso del tiempo, descubrir que nuestra alma aún está viva. La mía lo está, doctora.

Respecto a los Borbón, no me molestan. Me parecen algo decorativo, como un jarrón kitsch en una habitación en la no entramos nunca. Su salida del concierto me parece, eso sí, todo un símbolo de lo diferentes que son nuestras vidas, nuestra alma, nuestro cuerpo y nuestra poesía. Viva la República y muchos besos, doctora Antígona.

noviembre 30, 2007 12:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Nausicaa, gracias por el cumplido ;) Iba a decir que me llena de orgullo y satisfacción, pero no quiero ponérme tan borbónico con la doctora Antígona aquí arriba :P. Besos, espero que te gusten.

Lunarroja, no conseguí las entradas. Espero que pronto se anuncie un nuevo concierto en Madrid. Si no, me buscaré la vida, que no me lo pierdo ni de broma. ¿Alguien me puede conseguir unas entradas?

noviembre 30, 2007 12:28 p. m.  
Blogger Jesús Jeronimo dijo...

Concierto en Madrid (se rumorea que Bernabeu9 el 15 o 16 de julio 2008. Atentos a las noticias.

J

diciembre 01, 2007 8:03 p. m.  
Anonymous Sérilan dijo...

Hubiese sido esa primera vez que llevo persiguiendo durante mucho tiempo de haber conseguido una entrada. No sabes como agradezco tus palabras, si esa primera vez promete ser lo que me has hecho sentir leyéndolas quiero morir en el intento.
Gracias, has conseguido llevarme hasta ése escenario

diciembre 02, 2007 12:02 p. m.  
Blogger Palabras de Chocolate dijo...

La primera vez tiene esa magia de la excitación de lo aún no vivido, Es estremecerse con un leve roce.

besos intensos de chocolate

diciembre 02, 2007 9:26 p. m.  
Anonymous un árbol dijo...

Me entero de que viene Springsteen a Barcelona en Julio.
Pongo la radio a la mañana siguiente.
En ocho horas se han vendido todas las entradas.
Por enésima vez, concierto que me pasa por las narices.

Otra vez será. Los dos estamos jóvenes, seguro que nos podemos esperar.

Hay que joderse, eh?

Beso.

diciembre 02, 2007 10:42 p. m.  
Blogger Isa S.B dijo...

Siempre es un placer disfrutar del entusiasmo que destilan las letras de una primera vez que puede ser la milésima o la segunda, o la primera repetida hasta el inffinito.
Saludos.

diciembre 03, 2007 1:01 p. m.  
Blogger Luigi dijo...

Jopé, siempre me entero de los conciertos buenos cuando ya los han hecho o han vendido todas las entradas...

diciembre 03, 2007 4:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Jero, si lo dices tú, lo tomo como la Biblia. Nos veremos en el Bernabeu entonces!

Sérilan, hay más conciertos. Procura estar atenta. Mañana salen entradas para Barcelona. Te aseguro que no te arrepentirás, que nunca lo olvidarás. Suerte!

Bueno, Palabras de Chocolate, usted sí que sabe de excitaciones y estremecimientos, eh. Bueno, pues lo de Bruce es algo parecido ;) Besos

diciembre 03, 2007 8:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Un árbol, ya me estás haciendo la cola para sacar mañana las del día 20 de julio en el Camp Nou, eh. Y si no, te vienes al Bernabeu, que Madrid también tiene cosas buenas ;)

Claro Isa, la primera vez es siempre la misma porque las emociones son auténticas. No creo en el matrimonio, pero sí en la música de Springsteen :) Saludos.

Luigi, habrá varios más este verano. Merece la pena!

diciembre 03, 2007 8:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home