viernes, octubre 01, 2010

De manos y túneles


Aquí en la mañana, desde la emisora de la K-Oso, en este refugio de letras inquietas se mezclan el dolor y la belleza en un parto eterno que estremece las montañas de Cicely, Alaska. Son las siete y cuarto de la mañana y es hora de levantarse.

Aunque a veces cuesta cuando llega el invierno en mitad de la primavera, y parece que podríamos recoger todos nuestros miedos en un libro. Anotarlos uno a uno y separarlos por lágrimas y penas. Y nos parece que ya no tenemos sueños que perseguir, que nos hemos convertido en un extraño. En alguien que sabe mucho de nosotros, sí, pero que es un extraño y no Yo. Que lo que nos ocurre a nosotros ocurre fuera de nosotros. Como decía Robert Frost: "Bailamos en corro y actuamos, pero el secreto está en el centro y lo sabemos".

Y se hace eterno el camino hasta la salida del túnel cuando nuestras fuerzas no encuentran al extraño que nos ha secuestrado. Sobre todo cuando tienes 18 años y un año de tu vida es un pedazo demasiado largo de ella.

Cuando yo tenía 18 años había unas manos pequeñas que se ponían en los coches, entre el salpicadero y el parabrisas, para que lo sujetaran. Ya no se ven. Ahora los parabrisas son mejores, más flexibles. Si salta una piedra se doblan un poco y ya está. Ahora es muy raro que un cristal se rompa por una piedra. Pero nosotros sí podemos rompernos si no tenemos una mano amiga con qué parar los golpes.


Hasta que todos los ríos se sequen,
Hasta que la miel del sol se derrame desde el cielo,
Hasta que todos tus temores estallen y caigan derretidos sobre el mar,
Escúchame mientras
Janey, no te hundas...



Tengo una amiga que necesita ánimos. Alba, don’t lose heart!





Un libro para Alba: Deseo de ser punk, de Belén Gopegui

Una canción para Alba: Janey don’t lose heart, de Bruce Springsteen

Una película para Alba: La vida secreta de las palabras, de Isabel Coixet


.

36 Comments:

Blogger Conxa dijo...

Lagarto, que delicia de entrada, he podido escuchar tus palabras en la voz de Chris...como me gustaban esas conversaciones cálidas en medio del hielo!!!
Alba tiene suerte de tenerte como amigo, el libro no lo he leído, pero la canción y la peli son perfectas para mandarle un rayito de esperanza.
Frost tenía razón, en el centro, dentro de nosotros estan todas las respuestas, hay que ir allí para encontrarlas.
Un abrazo, me ha encantado. Gracias.

octubre 02, 2010 11:34 a. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Ayudar a un amigo que lo necesita de verdad es algo muy raro en nuestros días. Se suele ayudar más a quien sabemos que más tarde nos podrá devolver el favor, en metálico o en especie.
En cualquier caso hay golpes en esta vida que es mejor llevárselos en solitario para madurar y no quedarse con la falsa idea de que los demás van a estar ahí siempre para sacarte las castañas del fuego, o que tu vida es un deporte de equipo, y así diluir tu responsabilidad ante los fracasos.
Saludos, Lagarto.

octubre 02, 2010 1:07 p. m.  
Anonymous El peletero dijo...

Creo recordar que la emisora K-Oso se escuchaba en la serie “Doctor en Alaska”, la primera vez que la sintonicé fue en la película “American grafitti” de George Lucas, luego la he oído en otras ocasiones, la penúltima en el Bierzo y la última muy cerca de mi casa.

Es curioso, este agosto he recordado a Robert Frost continuamente cuando he tenido también que elegir entre dos caminos, el mío ha sido, como siguió una vez mi padre, el menos frecuentado o el más difícil.

“En un bosque se bifurcaba el camino, yo tomé el menos transitado. Esto marcó la diferencia.” (Robert Frost)

La frase es citada también por uno de los personaje de “Down by law” de Jim Jarmush, es la clave de la película.

Todos tenemos, al lado de la cama, a una Alba que nos despierta cada mañana al salir el sol, y no es ninguna metáfora, no lo es, y todos, todos podemos ser ella, vale la pena no olvidarlo nunca.

Permíteme, Lagarto, mandarle un beso a tu Alba.

octubre 02, 2010 10:04 p. m.  
Blogger Tesa dijo...

Esas manos invisibles que nos sujetan a veces, existen.
Yo lo sé.

Suerte y ánimo para Alba.

octubre 03, 2010 10:02 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Conxa, me encantaba esa serie, Doctor en Alaska. Y el calor y la humanidad que daba la radio de Chris al frío invernal de Alaska siempre nos hacía sentir un poco más cómodos.

El libro de Gopegui me encantó. Trata de una chica que ha dejado de encontrarse, y de ahí cogí la idea del limpiaparabrisas.

Un abrazo!

octubre 03, 2010 10:56 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Food & Drugs, es cierto que vivimos en una sociedad donde se comercia con todo, incluso con las ayudas desinteresadas que acaban no siendo tales. Y, es más, cada vez que damos algo obtenemos algo a cambio, aunque sólo sea una sensación de mejor estar que antes de dar. Y a mí me encanta sentirme mejor, así que no tengo problema en dar porque el precio que recibo me compensa con creces.

La vida está llena de golpes, sí. Son inevitables. Por eso me parecía bien presidir este post con un fotograma de Million Dollar Baby. Quizás todo esto de estar vivo sólo signifique caer y volverse a levantar, y volverse a caer y volverse a levantar. Y necesitamos algo, una guía, que nos ayude a levantarnos y recobrar ánimos que nos permitan seguir tirando. Supongo que lo primero es creer en nosotros mismos, y después que alguien nos ayude a creer en nosotros mismos. Algo así.

Salud!

octubre 03, 2010 10:56 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Peletero, la emisora k-Oso es la de Doctor en Alaska, sí. Me acordé de ella porque esa cita de Frost sale en uno de los discursos de Chris en su programa de radio.

A veces hay caminos que estamos dispuestos a seguir y que aparecen cerrados. Algo ha pasado y nos obliga a tomar otros caminos. Pero lo importante es saber que, más allá de las colinas, los caminos se cruzan, y podremos volver a tomar la senda impedida un poco más adelante. La cuestión es perseverar y no perder la brújula.

Me encanta esa película de Jarmush. ¡Encima está Tom Waits!

Alba te lee ahora, tu beso es directo hacia ella.

Salud!

octubre 03, 2010 10:56 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tesa, existen, sí. y es muy importante que sepamos apreciarlas, porque nuestras manos también serán necesarias muchas veces para sujetar a otras personas.

Besos!

octubre 03, 2010 10:57 a. m.  
Blogger meloenvuelvepararegalo dijo...

Suerte tiene Alba de tenerte cerca, si puede sentir tus manos, perfecto! si no, tus palabras ya son suficiente; y las recomendaciones.

Opino igual que tú, aunque se reciba algo a cambio, no siempre es algo tangible y aunque lo fuera quizá sin valor material, así que bienvenidas sean esas gracias, sonrisas o silencios.
Nunca vi Doctor en Alaska; no sé porqué me la perdí, veo que tendría que remediarlo.
Un placer leerte,

octubre 03, 2010 12:20 p. m.  
Blogger Miss.Burton dijo...

Lo importante es que Alba te vea allí, a su lado. Que pueda verte, poruqe muchas veces somos una legión los que queremos ayudar, pero si la persona no nos puede ver, no hay nada que hacer, te lo digo por experiencia-s.
Si está subida al ring, se ha puesto los guantes, y está luchando con todas sus fuerzas, y cojones varios, no habrá historia jodida que se le resista.
A veces, sólo la voluntad no es suficiente, pues nos hayamos en un estado de shock importante, y el dolor nos puede. Pero esa falta de recursos emocionales la encontramos en las personas que como tu, nos tienden una mano. Se donde tengo que llamar, y cuando, el problema es que a veces, uno está en el hoyo, y no quiere asomarse allá fuera, donde se vive la reallife, pero... Ya te digo que si tu enciendes la linterna, y la sigues, ella podrá ver el puto camino, el que sea, pero siempre el de la luz.
Me consta que puedes ser una ayuda de gran calibre, sigue ahí, eso es lo importante. Y lo que habla de ti...
Un beso, Lagarto, y otro para Alba, dila que de grandes batallas, salen grandes mujeres. Y que lo que mola, es la puta y constante lucha, y el llegar a alguna parte. El camino es duro, pero todo llega, paciencia, buena letra, y amigos como tu.

octubre 04, 2010 12:29 a. m.  
Blogger RBC dijo...

Creo que nadie esta libre de necesitar en algun momento de su vida de una mano amiga o un hombro para apoyarse y además creo que este tipo de ayudas son incondicionales cuando las mueve el afecto o aprecio por la otra persona.

Saludos Nosurrender

octubre 04, 2010 3:15 a. m.  
Blogger Marga dijo...

Por eso yo, tan dada a caerme, torpeza la mía, tuve pronto claro que los amigos son necesarios para parar golpes, limpiarte la sangre sobre los ojos y despejar la mirada tras ellos.

Alba sobrevivirá (solemos hacerlo) pero le será más sencillo con gestos como éste. Me alegro por ella...

Y si os tragais unas cuantas temporadas de Doctor en Alaska, juntos y riendo será más fácil. Sé de lo que hablo, el poder curativo de sus guiones y presencia al lado no tiene precio! El año pasado la volví a ver entera!

La pelis de Wilder también sirven, jeje.

Besos desde el parabrisas.

octubre 04, 2010 8:49 a. m.  
Blogger Sese dijo...

Pues ánimos para Alba, sin duda tus palabras y la canción le ayudarán. Por cierto el otro día escuché Janey don't you lose heart por la radio y me hizo especial ilusión

Saludos

octubre 04, 2010 4:13 p. m.  
Blogger PSYCOMORO dijo...

Gran entrada, Lagarto; grandes sentimientos huyendo del letargo de esperar que las cosas sucedan, de la parálisis de la primera tristeza. Me tocas con tus palabras, con la emoción de Million Dollar Baby, con ese amigo eterno que es el Boss. Los ánimos se construyen en ese oscuro espacio que se reserva a la necesidad de volver a empezar. Un abrazo.

octubre 04, 2010 8:25 p. m.  
Blogger libertad dijo...

Siempre tan acertado en tus palabras. Tan "de verdad" lo que cuentas...preciosas tus palabras, que no se me ocurre un aliento mejor para tu amiga. Pero ahí va un abrazo en la distancia.
Gracias

octubre 04, 2010 10:22 p. m.  
Blogger Roberto dijo...

acabará saliendo el sol...abraza a tu amiga como si todo se fuese a acabar en cinco minutos...

siempre me acabas emocionando...
cuidate!

octubre 04, 2010 11:08 p. m.  
Blogger MBI dijo...

Mi mejor deseo con
fuerza para Alba!!!!!!
Energía y coraje!!!!!!
Un buen amigo
es la mejor de las ayudas..

octubre 05, 2010 6:51 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

Es duro cuando no encuentras al extraño que nos ha secuestrado. Hay que dar mucho para superar y olvidar.

Ánimos para Alba. Qué no decaiga!!

octubre 05, 2010 8:59 p. m.  
Blogger JOAKO dijo...

Demasiado bien se que la desesperación es un absoluto, el que la siente la siente como un globo que se hincha de dentro hacia afuera y lo ocupa todo...bueno todo no, siempre se agradece que alguien te conforte, es ese pequeño espacio que te ancla al mundo y hace que no pierdas el corazón.

octubre 06, 2010 10:13 a. m.  
OpenID miabi dijo...

Mucha fuerza para Alba desde aquí y gracias a ti por expresarte. :) un beso

octubre 06, 2010 8:36 p. m.  
Blogger Dante Bertini dijo...

si Alba se quiebra es porque llega el día

octubre 06, 2010 11:32 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Me gusta mucho, doctor Lagarto, esa imagen del extraño que se ha apoderado de nosotros, que nos ha secuestrado y que no nos permite reconocernos en lo que somos ni sentirnos como en casa en la propia piel. Porque es una imagen que me encaja perfectamente con la vivencia de la adversidad, con cómo nos sentimos de extraviados, de desorientados e impotentes cuando el lado más amargo de la vida se ceba en nosotros y parece no querer darnos tregua. A veces, lo más doloroso de tales momentos no es tanto lo que pasa a nuestro alrededor, los golpes, las espinas que se clavan, cuanto el modo en que eso que nos pasa consigue arrancarnos de nuestro propio centro y lanzarnos a una lejana periferia en la que nos sentimos desarmados para afrontarlo.

Y sin embargo, la mayoría de las veces logramos, quién sabe cómo, agarrar a ese extraño por los pelos y obligarle a reaccionar. En el interior del túnel está todo tan oscuro que ni siquiera somos capaces de ver las múltiples fuerzas que albergamos. Pero éstas, actuando invisibles, suelen terminar por obligarnos a poner un pie detrás de otro y a caminar hacia la luz. Siempre somos más fuertes de lo que creemos en tiempos de penuria e indigencia. Porque forma parte de ese mismo tiempo la distorsión de la propia visión o incluso la provisional ceguera con respecto a nuestras potencias.

Qué duda cabe de que disponer entonces de manos amigas, sólidas y firmes frente a la fragilidad que nos acomete, es una gran ayuda. A veces, inestimable, si son esas manos las que contribuyen a abrirnos de nuevo los ojos y a infundirnos la confianza perdida en nosotros mismos convertidos en extraños. Yo me siento muy afortunada: sé que esas manos están constantemente a mi lado.

Hace usted muy bien de Chris, doctor Lagarto! Espero que le contraten para sustituirlo si alguna vez se proyecta una séptima temporada de Doctor en Alaska ;)

Un beso!

octubre 07, 2010 5:53 p. m.  
Blogger ana dijo...

Un abrazo especial para Alba. Intenso.

Quisiera poder regalarle mi certeza, mi convencimiento de que ella saldrá del tunel que es hoy su tiempo... será inevitable. Ella tiene corazón, tiene vida, y unas manos amigas. Con ese equipaje no hay túnel que al final no nos ofrezca la salida a la luz.

Valentía!

Lagarto,gracias. Tus palabras son también como manos.

(Tengo pendiente la lectura de Gopequi... ainss... la vida no deja respiro... vaya prisas que se gasta. Un abrazo.)

octubre 08, 2010 12:02 p. m.  
Blogger Divina nena dijo...

Qué entrada más hermosa, tan sincera, tan sencilla, tan llena de ánimos, de vida, y es que es así, cuando estamos en el centro nos parece todo un mundo, porque así es, es nuestro mundo, y a los 18 años es gigante, no hay mucho donde mirar atrás, y como decía mi madre,"hija por mucho que yo te diga, nadie escarmienta en cabeza ajena" así que para eso están las manos amigas que nos sostienen. Preciosa Lagarto ;-)

octubre 09, 2010 9:28 a. m.  
Blogger Javier Pérez dijo...

Decirte sólo, aunque no venga a cuento, que al fin me publicaron EL GRIS, la que faltaba sobre Müller :-)

Por fin, joderrrrrrr

:-)

un abrazoooooooo

octubre 10, 2010 6:32 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Meloenvuelve, supongo que nunca nada es suficiente (¡joé, ha sonado a película de James Bond!), porque nunca hay respuestas correctas para las cosas, pero eso nos exime de intentarlo continuamente. Lo de Doctor e Alaska tiene remedio en el mundo de la piratería electrónica, eh ;) Salud!


RBC, nadie estamos libres, por supuesto que no. Vivir es complicado, y los libros de instrucciones nos empezaron a fallar ya desde la adolescencia, a todos. El afecto, la amistad, el amor, la empatía nos ayudan a entendernos mejor. Besos!

octubre 10, 2010 12:30 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Miss Burton, siempre he pensado que la vida es un enorme ring. Un ring donde nos pegamos con un boxeador enorme que siempre nos vence, irremediablemente. Pero hasta la última cuenta de diez, nuestra misión es levantarnos cada vez que recibimos un golpe y seguir. Seguir.

Los amigos no entramos en el cuadrilátero, sólo podemos ver desde fuera. Y aplaudir o gritar (usa la derecha, mueve las piernas...). y no olvidar la norma Número Uno que Eastwood dio a su chica del millón de dólares:

Frankie: You forgot the rule. Now, what is the rule?
Maggie: Keep my left up?
Frankie: Is to protect yourself at all times. Now, what is the rule?
Maggie: Protect myself at all times.
Frankie: Good. Good.


Gracias por tus palabras, que Alba estará leyendo.

Besos!

octubre 10, 2010 12:31 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Marga, todos sobrevivimos, y nos hacemos más fuertes con los golpes. Nos encontramos en el camino agotados, cansados, desilusionados incluso. Pero siempre vuelve a amanecer. Y no podemos perdérnoslo! Ah, Wilder es maravilloso, claro que sí! besos!


Sese, siempre me gustó esa canción. Me vino muy bien muchas veces. Las canciones no resuelven nuestros problemas, pero nos reconfortan y nos ayudan a entender nuestras propias emociones Salud!

octubre 10, 2010 12:31 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Psycomoro, has traído una buena imagen que explica todo. La antesala del cambio es siempre oscura, por eso nos sentimos perdidos. El tiempo y los apoyos nos ayudan a guiarnos en ella hasta la salida. Salud!


Libertad, todos los abrazos son cálidos y acortan las distancias. Gracias por el tuyo y besos!

octubre 10, 2010 12:31 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Roberto, que aquí el poeta eres tú, eh :) El sol brilla esta mañana en Madrid, por fin. Es inevitable, siempre llega. Sólo hay que esperar y no perder la forma. Salud!


MBI, gracias, Alba te lee y le llegan tus ánimos. Besos!

octubre 10, 2010 12:31 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, claro que es duro. Quitar hierro a los problemas no sirve de nada, porque es duro. Muy duro. Y duele la distancia con el extraño que hurga en nuestros cajones. El tiempo se dilata entonces, pero no deja de avanzar hacia la salida. Salud!


Gracias Joako. Tú lo pasaste muy mal, y estás hoy aquí con un montón de proyectos y gente que te quiere. Eres un buen ejemplo de lucha. Gracias, otra vez, a ti.

octubre 10, 2010 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Miabi, este es un espacio compartido que construimos entre todos. Gracias a ti por tus palabras. Besos!


Dante, a todos nos llegan días en los que ocurren estas cosas. Es inevitable en la vida. Pero son días, y habrá otro días. Pero yo veo a Alba como el junco de la canción, que se dobla pero no se quiebra. Salud!

octubre 10, 2010 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lo explica usted muy bien, doctora Antígona, y se me hace imposible añadir más a la presencia del extraño. Supongo que nos recocemos en la voluntad, porque nuestras acciones son más libres entonces. Y recuperamos nuestra libertad según vamos encontrando esa voluntad, esa fuerza capaz de controlarnos a nosotros mismos.

Siempre he pensado que ,como en una canción de Bruce Springsteen o en una película de Fernando León, no hay respuestas sino actitudes. Es a nosotros mismos a quienes buscamos y a quienes podemos encontrar en el apoyo de los demás.

Yo sustituiría a Chris en su programa de radio encantado, aunque no sé si el tiempo en Alaska es lo que mejor me iría, la verdad :)

Besos!

octubre 10, 2010 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gracias a ti, Ana. El corazón y la vida son esenciales, sí. pero también hace falta calzarse los guantes y saber quitarse la sangre de los ojos, como decía Marga. Estoy seguro de que te gustará ese libro de Gopegui, tú que eres aficionada a su literatura. Trata de una chica de dieciséis años que debe replantearse qué está ocurriendo con ella tras un golpe de la vida. Besos!



Divina Nena, el mundo es enorme cuando aún no lo hemos conocido del todo, sí. y cuando creemos conocerlo, resulta que es igual de enorme. No hay respuestas, no hay libro de instrucciones. Y todos los consejos son granos de arena en la inmensidad de la playa. Lucha de gigantes, como decía Antonio Vega. Besos!

octubre 10, 2010 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Javier, me alegro muchísimo de que tengamos una nueva entrega de Müller. Desde aquí recomiendo su lectura a todos.

El Munich de los años veinte es un escenario increíble para plantear una historia tan negra, donde lo privado y lo público, la gran historia y la vida se encuentran.

Salud y mucho éxito!

octubre 10, 2010 12:32 p. m.  
Blogger Soy ficción dijo...

Estoy segura de que Chris de la mañana puede animar a Alba con su irresistible encanto, y tú también :)

octubre 14, 2010 12:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home