martes, enero 01, 2008

Dasein

Estamos aquí. El complejísimo Heidegger llamaba “dasein” a este estar aquí. Un estar aquí que nos identifica en nuestra esencia de Ser.

El tiempo no existe sin esa premisa básica; que estamos aquí, que somos aquí. Sólo hay un enorme aquí y ahora, más allá del instante fugaz que ocurre para precipitarse en otro instante fugaz. Estamos aquí con “antes”, estamos aquí con “después” y estamos aquí-ahora (dasein) en este día en calma de Año Nuevo.

No lo dicen los periódicos, pero es verdad: Todo presente es un instante proyectado hacia delante, cargado de pasado. No hay línea temporal, no hay una serie compuesta por un ahora nº1, ahora nº2, ahora nº3... que se diferencien cada uno en el n-1 ya pasado y el n+1 por venir. Sólo hay un aquí-ahora, permanente y sin escalas, hasta nuestra muerte.

Así que quememos los calendarios, que poco o nada nos dicen de nosotros mismos, de lo que somos, de dónde estamos en este día en calma de Año Nuevo.

Y como sólo la muerte, según el complejísimo, genial y retorcido Heidegger, da sentido a nuestra existencia y espero que eso ocurra muy, muy tarde, os deseo a todos un montón de “petites morts” (esto es, en castizo, mucho sexo) hasta ese momento ineludible. Que el propio Heidegger, con toda su carga de Ser y tiempo, también los tuvo en demasía.

All is quite on New Year’s Day...



Todo está en calma el día de Año Nuevo
Un mundo en blanco está en camino
Y yo quiero estar contigo
Estar contigo noche y día
Nada cambia el día de Año Nuevo
Estaré contigo otra vez

Bajo un cielo ensangrentado
Una multitud se ha reunido en blanco
Brazos enlazados entre los pocos elegidos
Lo dicen los periódicos, que es verdad, que es verdad
Y que nos podremos abrir camino
Partidos en dos, podemos ser uno
Y comenzar de nuevo, comenzar de nuevo
Y puede que éste sea el momento adecuado
Puede que esta noche
En que estaré contigo otra vez

Nos han contado que ésta es la edad de Oro
Y el Oro es la razón de todas las guerras que cargamos
Y yo quiero estar contigo
Estar contigo noche y día
Nada cambia el día de Año Nuevo



Una película para ver el día de Año Nuevo: La ley de la calle, de Francis F Coppola

Un libro para leer el día de Año Nuevo: Ser y tiempo, de Martin Heidegger

Una canción para escuchar el día de Año Nuevo: Time waits for no one, de Rolling Stones

37 Comments:

Blogger Malicia Cool dijo...

hombre, el calendario sólo sirve para apuntar: 18horas, dentista, y cosas así; y si luego tiene bonitas estampas...

¡feliz "dasein" y gracias por las recomendaciones!

alicia XX

enero 01, 2008 1:56 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Te deseo lo mismo, lagarto querido, y que mejoremos en cada de nuestras "pequeñas muertes"..., que siempre lo mismo termina cansando.

Besazos, lagarto (y sigue ahí, trepando por esta pared de mentirijillas... ¿o no tan de mentirijillas?)

enero 01, 2008 2:15 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

...y que nos quiten lo bailao.

;-)

enero 01, 2008 6:36 p. m.  
Blogger Sonámbula dijo...

Ayayayayyyy! Empezar el año con Heidegger... ¡pero qué bebiste Lagarto! ¿Qué te dieron, mi niño?
besos :-)

enero 01, 2008 6:43 p. m.  
Blogger Malicia Cool dijo...

pues yo no veo mejor forma de empezarlo...

enero 01, 2008 6:47 p. m.  
Blogger bank dijo...

soy un aqui-ahora o un n+1, aunque cuando me leas habré dejado de ser eso para ser un n-1 porque ya habré pasado ¿no? :-p

bank

enero 01, 2008 7:16 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

El calendario sólo sirve para engañarnos a nosotros mismos, Malicia, para mirarnos por fuera. Como dices, para acordarnos del maldito dentista. Pero ese dentista, por ejemplo, al que visitaremos en un día que no es hoy sino mañana, está conformando lo que somos hoy: un tipo que debe ir mañana al dentista. Así que no hay manera de eludir esa presencia ¿verdad? Felices días y suerte con la música!

Los pasos, hay muchas maneras, muchas posturas, muchas posibilidades, sí. Las probaremos todas ¿vale? A ver quién termina antes :P Los lagartos preferimos ponernos sobre las rocas secas a las paredes: se ven mejor las piernas de las chicas. Besazos!

Sintagma ¿no serás de Hacienda, tú? :P

enero 01, 2008 8:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bebí poco Sonámbula, pero ya ves que me afectó mucho, sí. Porque, ¿tú crees que hablando de Heidegger y “Ser y tiempo” se liga mejor en una fiesta de Noche Vieja, con uvas, serpentinas y congas? No sé, no sé... Besos!

Malicia, una manera mejor sería hablar de Heidegger y U2, pero con Winona Ryder dándome un masaje, por ejemplo :P

Bueno, Bank, habrá pasado el n+1 para convertirse en n-1, sí... pero sólo desde una perspectiva externa. En realidad tú eres a la vez ambas cosas. Claro que esto, en Canarias, con una hora menos que tenéis, no estoy seguro de cómo funciona :P

enero 01, 2008 8:47 p. m.  
Blogger Sonámbula dijo...

Si en una fiesta, entre conga y copa, te encontraras con mi hermana Filousia, te aseguro que SI ligarías... y sospecho que con alguna más. Pero qué digo yo, ¡si tu ya lo sabes! :P Feliz año :-)

enero 01, 2008 10:19 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Hay muchas cosas que los periódicos no dicen y sin embargo son ciertas.
Así que dediquémonos a estar, aunque nadie lo diga.

enero 01, 2008 10:46 p. m.  
Blogger Zapatos de tacón dijo...

Los propósitos del nuevo año y los consejos de los amigos...Ojalá les hicieramos caso muchas veces.
Feliz 2008. Un abrazo

enero 01, 2008 11:18 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

¿un buen momento del dia?El de leer un post nuevo aquí en este blog y en otro par de ellos.
Gracias por lo que das.
Saludos.
Oli

enero 01, 2008 11:54 p. m.  
Blogger AA dijo...

Feliz Año en calma mi adorable Lagarto!!!
Besos de su incondicional AnA!

enero 02, 2008 10:48 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ay, sonámbula. Me temo que hay menos posibilidades de verme a mí formar parte de una conga que de que nos toque a todos la lotería. En cuanto a tus sospechas, no haré comentarios sobre mi capacidad seductora hablando de Heidegger, que luego no doy abasto :P

Arcángel, los periódicos nunca dan las noticias importantes, nunca cuentan las cosas importantes que ocurren a nuestro alrededor. Ay, qué envidia me dais los del otro hemisferio ahora; no sabes el mal tiempo que tenemos en Madrid y cómo se resiente mi garganta.

enero 02, 2008 11:30 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Zapatos, yo no me atrevo a dar consejos, que cada caso es muy diferente y, además, nunca tenemos la información completa de lo que ocurre cuando alguien nos cuenta algo. Me conformo con decir qué cosas me importan y por qué. En cuanto a los propósitos, los míos son exactamente los mismos que tenía el día 31. cada día, año nuevo o no, se abre el mundo para mí. Feliz año y un abrazo!

Oli, y que veas muchos más posts, que continuemos encontrándonos en las palabras, compartiendo el Mundo. Saludos y feliz año.

Mi admirada Ana, besos pecaminosos y calma espiritual para usted.

enero 02, 2008 11:30 a. m.  
Blogger atikus dijo...

yo los calendarios que tengo suelen alegrarme la vista mas que recordarme nada,,,bueno me recuerdan que ultimamente tengo pocas pequeñas muertes, mala racha!!..tendre que ir a algun sitio especial de pompas funebres!!

enero 02, 2008 12:01 p. m.  
Blogger Lunarroja dijo...

Lo mismo para ti..., ¡pero de calidad! A ciertas edades, eso es lo mínimo, ¿no?

Feliz Año, Lagarto.
Y un montón de besos para el doctor.

enero 02, 2008 2:03 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Tengo que decir que U2 me caen un poco gordos, por la historia que se monta el Bono hace tiempo de megaestrella. Yo los conocí con 17 años y me impactaron, de hecho me trajeron el disco de Londres, y fué un cataclismo total. Esta canción es la hostia, me sube que no veas, gracias.... necesito subir.
Respecto al aquí y ahora, y a los presentes impregnados de pasado y con tanta ansia de futuros nuevos, te diré que es verdad, que no hay una línea divisoria, que todo es todo, y que desgraciadamente, somos lo que somos, pasado, presente, y futuro. Estaría bien que al acabar el año pudiese hacerse un reseteo en el disco duro, y empezar de cero... pero me temo que es imposible, se necesitan cargas enormes de voluntad propia, y tarde o temprano, habría un recuerdo que nos jodería la historia, ya sabes, un paisaje que nos trae una imagen del pasado, una canción que nos transporta a tiempos mejores o peores... todo eso, minas, se llaman minas, y nos dinamitan el alma.
Mas práctico entonces sería una buena lobotomía, que si ud supiera donde pueden hacérmela, yo pagaría una suma considerable por recuperar un poco de estabilidad emocional, y la puta paz ansiada.
Mándeme dirección, y cuando me levante, dígame: Estuviste durmiendo, te recuerdo, eres lesbiana, y los hombres ni los mires, sólo traen problemas. Y fíjate, igual y todo me iba de puta madre, no se yo, que a mi me gustan los tíos y no hay tu tía... pero coño, una solución quiero¡ Gracias por tu comentariomeme, hay algunas preguntas que no me veo capacitada para responder, siempre superándome... Y perdona que no haya pasado antes por aquí, estoy en una especie de burbuja, alejada un poco de todo esto, y haciendo balances extraños con mi vida.
Pero nunca me olvido de ti.
Un besazo fuerte, y feliz año¡

enero 02, 2008 2:05 p. m.  
Blogger Aprendiza de risas dijo...

Supongo que hablarás de "algunos" calendarios solamente, porque si te paso el de este año 2008 que hemos hecho con mis colegas... ¡tiras las cerillas al río! A mí me tocó el mes de agosto... ¡ay qué calor! ;-)))

¿Como uno puede no ser uno mismo? Muy fácil: viviendo un poco en la vida de los demás o de la vida de los demás. Me explico. Existen esos momentos en los que haces algo intentando agradar al de enfrente, cuando te vistes para alguien, te comportas para alguien, cuando llegas a pensar para alguien... entonces dejas de ser tú mismo.
Se puede confundir el ser agradable con el dejar de ser uno mismo. Hay que ser amable, condescendiente, simpático, pero no por ello perder tu esencia propia. De todas formas, poco espacio para un monólogo que me encantaría fuese un diálogo bien largo.

Ha sido un placer verte por mi rincón. Te había leído por la casita de varias amigas comunes.

Abrazos y feliz año,

enero 02, 2008 3:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ay, Atikus, donde esté un calendario de taller mecánico, que se quite cualquier museo de pintura! Pero esos calendarios cumplen otra misión, diferente de separar los “ahoras”: su misión es distraernos mientras preparan la factura y, al salir del taller, que nos preguntemos por cuestiones de física gravitatoria y atracción de masas, en lugar de darnos cuenta de que el depósito de gasolina está vacío.

Lunarroja, a mi edad los lagartos estamos en plenas facultades para estas cosas ;) feliz año y pásese por el diván del doctor cuando quiera. Besos!

enero 02, 2008 7:45 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tremends, no se puede negar que U2 son buenos músicos. No es la banda que más me emociona, ni mucho menos. Pero tienen un directo demoledor y algunas canciones de una altura tremenda, como Bad o Where the streets have no name. Eso sí, no daría por verles a ellos lo que doy por ver a Springsteen, por ejemplo.

Tienes razón; es imposible ese reseteo del disco duro. Pero me parece una buena noticia. Significa que estás más curada de espantos, que acumulas más experiencia y que estás más cerca de sentirte más plena como persona. Así que no eres lesbiana, no. Ni tampoco la alfombra de un barman.

El doctor Lagarto practicaría contigo la dylanterapia, que es muy efectiva en casos agudos de no-entenderse-a-sí-mismos. Empezaríamos con una sesión doble de going, going, gone, haciendo especial hincapié en ese verso que dice “no todo lo que es oro reluce”. Pero no hagas balance, Tremends; eso sólo se hace al final del ejercicio, eh. Un besazo lascivo y feliz año.

enero 02, 2008 7:45 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Aprendiza, si sales en algún calendario ¡lo quiero ya! N tengo taller mecánico, pero lo pondré encima del armario de las herramientas :)

Es interesante cómo lo planteas. Pero creo que las motivaciones –sean éstas las que sean, internas o externas- no dejan de definirnos a nosotros mismos. Cuando una persona disimula u oculta algún aspecto de su vida, está mostrando un miedo social que le es enteramente propio, que forma parte de su consciente y de su inconsciente, de su Yo y de su Ello. Somos más que una esencia ideológica, somos el yo-en-el-mundo, con todas nuestras circunstancias. En cualquier caso, estoy de acuerdo contigo en que tenemos que priorizar cierto egoísmo en nuestro estar en el mundo, eliminar componentes masoquistas que, aunque son nuestros en esencia, no nos ayudan a ser más felices. Es un tema muy interesante, claro que sí. Lo seguimos cuando quieras.

Gracias a ti por pasear tu avatar por aquí ;)

Un abrazo y que tengas un año lleno de alegrías.

enero 02, 2008 7:46 p. m.  
Blogger Sibyla dijo...

Como quiera que sea...
Estoy aquí, soy aquí,
estaré otra vez contigo,
para leer, en este nuevo año,
de un calendario de hojas
inexistentes...
tu bitácora viscerealista.
Espero no morirme de golpe, sino
como dices, disfrutar de pequeñas muertes!
Saludos.

enero 02, 2008 7:48 p. m.  
Blogger El buzón de mi casa dijo...

"petites morts"....

Son aquí, bellas agonias que presagián nuevos inicios...

Acabar para volver empezar nunca fue finalizar.

Besos ... (fugados al aire de una "petít mort")

enero 02, 2008 8:23 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Uff, doctor Lagarto, no me esperaba yo encontrarme aquí con el complejísimo, genial y retorcido Heidegger :)

Poco conozco de las teorías de este señor de mirada un tanto adusta, pero me resulta muy sugerente todo lo que dice usted al respecto y la forma en que ha enlazado ese estar aquí que no se deja capturar por el continuo ilimitado de los ahoras con la cuestión de la muerte.

Porque creo que es básicamente cierto que sólo somos ese estar aquí desprovisto de una directrices dadas de antemano y el modo en que somos capaces de hacerle frente. Porque la línea temporal en la que tratamos de medirnos, el recorrido preestablecido del segundero de nuestros relojes, la sucesión constante de días en el calendario, no pueden dar cuenta de eso que más íntimamente vivimos como tiempo, y que invariablemente es nuestro propio tiempo –el tiempo que se nos alarga cuando nos aburrimos, el que pasa raudo y veloz cuando disfrutamos-. Y porque eso que vivimos como nuestro tiempo no se deja entender, como bien señala, más que conteniendo dentro de sí ese pasado no pretérito que siempre llevamos con nosotros y la proyección hacia delante de lo que venidero. Una proyección que, en última instancia, alcanza hasta el momento de nuestra desaparición, de nuestra muerte, como se ve claramente cuando hemos de enfrentar decisiones esenciales.

Los calendarios dicen tal vez algo de nuestra necesidad de someter a cálculo y a previsión ese lapso incierto –como siempre lo es el momento de nuestra muerte- en el que continuamente nos movemos. Pero nos sustraen de una comprensión más verdadera de lo que sólo a partir de otra intuición del tiempo puede revelársenos acerca de ese extraño animal que somos.

Buen tema para empezar el año, doctor Lagarto, como buenos son sus deseos de tantas “petites mortes” –entiendo que en parte terapéuticos, claro, dada su incuestionable profesionalidad :P- para él. No dude de que se hará lo que se pueda para que se cumplan. Me parece un método muy eficaz y agradable para ir acostumbrándose a la idea de la muerte :)

Que usted también disfrute de muchas y variadas. ¡Pero nunca con sus pacientes, eh! :P

¡Un beso!

enero 02, 2008 9:16 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Si puedes, escucha una canción de los Kinks, cuando tengas tiempo, que se llama YO-YO. Es la hostia... viene a colación de tantas cosas... Un besazo, tío, me siento fatal, escribiste un montón mientras yo vivía en la puta burbuja... sorry¡¡¡
Un besazo¡

enero 02, 2008 9:29 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

...y que el año que ha entrado nos traiga un buen devenir... como siempre lo traducía mi profesora de francés: "llegar a ser".

enero 02, 2008 10:24 p. m.  
Blogger Margot dijo...

Por estar y no por ser... ahora estamos, nunca somos por mucho que nos empeñemos en delimitarlo todo. Uno está vivo o muerto, no? jeje

Quememos los calendarios, ou yeah, sabio nosurrender. Va, yo empiezo por el mes de enero y decido que hoy es dos de abril, a media mañana tal vez también lo queme y me pase al tres de mayo.

Y un besote en llamas y papeles volando.

enero 03, 2008 10:33 a. m.  
Blogger MK dijo...

Yo no voy a tirar mi calendario.
Aunque séa el del año ya pasado.
Con lo solidaria que me sentí participando en esa empresa de recaudación de fondos para el Cuerpo de Bomberos de Bilbao.
Vamos , ni pienso arrancar ninguna hoja , por lo menos hasta que saquen otro.

enero 03, 2008 8:43 p. m.  
Blogger ella dijo...

Pues venga, quememoslo todo. Total.....
Feliz año. Este va a ser el mejor hasta ahora. Segurísimo.
Un beso

enero 04, 2008 1:04 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sibyla, estas hojas real visceralistas están encantadas de que las pases una a una. Eso sí, espero que ninguna de esas “pequeñas muertes” te lleven a una definitiva. A Heidegger, por cierto, una de ellas estuvo a punto de mandarle al otro barrio; estaba con una jovencita y la cosa debió de ser muy explosiva porque le dio un ataque. Tuvo que ir su mujer a buscarle y traérselo a casa. Saludos!

Ay, buzón, ¡que me llevas a un sitio de pago! Y yo no pago por esas cosas, mujer... si estás tú en alguna de ellas, mándamela por correo, eh. Que ya me ha entrado la curiosidad ;) Sólo hay un finalizar, que es la muerte. Hasta entonces no se ve cuál era el camino. Claro que, una vez muerto, tampoco tendremos conciencia de ese camino. En fin, que me levantado muy existencialista hoy. Besos y jadeos!

enero 04, 2008 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya, doctora Antígona. Para no estar muy familiarizada con las complejidades de Heidegger, se explica usted maravillosamente. No pretendía yo hacer una tesis sobre las complejas teorías del filósofo alemán, sino utilizar uno de sus más conocidos conceptos (cogido con alfileres, eso sí) para atentar contra el movimiento de reloj más tópico de la sociedad en que vivimos: las uvas de la nochevieja.

Como bien dice usted, doctora, no todas nuestras horas se proyectan igual de largas. Nada tiene que ver un horario laboral o una agenda de compromisos con nuestra esencia de vivir. Incluso el pasado y el futuro se funden en cada “ahora” con dimensiones totalmente distintas de las que marcan los calendarios. Así, una mirada robada en un día de primavera pasado, puede ocupar un espacio en la memoria mucho más grande que un quinquenio de nuestra vida. Los calendarios nos sirven para entendernos con los demás, eso sí. Me temo que es inevitable utilizar los “¿a las ocho en Bellas Artes?” si queremos compartir nuestro Ser con los demás.

Las petit morts son siempre terapéuticas, Antígona. Le voy a tener que recetar unas cuantas :P

Besos.

enero 04, 2008 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tremends, no caigo ahora con esa canción, pero la buscaré ahora mismo. El tema de la decepción es muy recurrente en nuestra cultura popular. Y esto es por algo, claro. Cuando nos entregamos de verdad, lo hacemos al 100%. Si no, no merece la pena. Así que quien no se entregue a nosotros a ese 100%, tampoco nos debería merecer la pena. Bueno, ya sabes cómo pienso de ciertas cosas. Y no pidas perdón por nada. Nunca. Besos lascivos!

Carrascus, el “devenir” ya forma parte de nuestro ahora, y lo condiciona absolutamente. Algunos, hasta se hacen fondos de pensiones con el dinero que ganan cada mes ;) Llegarémos a ser lo que somos? Saludos!

enero 04, 2008 12:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, la verdad es que ese “ser” y “estar” en alemán y en inglés se utilizan con la misma forma verbal. Y creo que esto tiene unas implicaciones filosóficas, y de maneras de entender la vida, muy concretas. Eso sí, Margot, yo guardaré el calendario de la Aprendiza de Risas, que soy un pervertido! Besos ardientes.

Bueno, Mk, veo que ese calendario cumple más funciones sentimentales, que no sirve sólo para decirnos dónde quieren que estemos. Te dejo conservarlo, venga :)


Ella, me gusta esa actitud. Este año será tan bueno como nosotros queramos que sea. El mundo es lo que hacemos nosotros que sea el mundo. Así que empecemos la revolución por nosotros mismos! Besos!

enero 04, 2008 12:34 p. m.  
Blogger Malicia Cool dijo...

jo, cuando dejé mi humilde comentario no podía imaginar que tenías este mogollonazo de comentaristas!! congrats!!

ni que MK tuviera tb el impagable calendario de los bomberos de bilbao, que sólo por eso merece la pene, digoooo, pena, empezar un ano, perdón, AÑO nuevo, que no sé que le está pasando a mis teclas, que serán internacionales, digo yo...

por cierto, que el del año pasado lo tengo sólo en pantalla; ¿alguien tiene el nuevo, si lo hay?? (alicn@arrakis.es).

¡gracias! sois todxs my agradables

alicia XX

enero 04, 2008 12:44 p. m.  
Blogger Mityu dijo...

Breve, exacto, cabal. Amén a todo, nosurrender, excepto el permitirme con toda la humildad que me concede mi ignorancia el no estar de acuerdo en que sólo la muerte da sentido a nuestra existencia. Es más, ni siquiera creo en la muerte, una vez más traspasada por la humildad de no sentirme más que el grano de arena o la gota de agua. Cambios eternos, como el eterno presente.
Ah... la canción... un regalo que agradezco infinito.

Saludos :)

enero 04, 2008 7:26 p. m.  
Blogger Duschgel dijo...

¡Vaya! Veo que coincidimos con la elección de la canción para el día de Año Nuevo (aunque ya sé que te quedas con la versión de los "maduritos" :P)

¡Vivan las "petites mortes"! (¿Y ahora cómo me lo monto para morirme decentemente...? ¡Joooorrrr!)

enero 07, 2008 9:44 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home