domingo, febrero 24, 2008

Born in the U.S.A.



“Demasiadas veces celebramos la arrogancia y la chulería. Y a los bravucones. Demasiadas veces excusamos, a los que quieren construir su vida sobre los sueños destrozados de otros seres humanos. Pero hay una cosa clara, la violencia engendra violencia, la represión engendra venganza, y solo una limpieza de toda nuestra sociedad, puede arrancar este mal de nuestros corazones. Pues cuando enseñas a un hombre a odiar y a temer a su hermano. Cuando le enseñas que es un ser inferior, por su color, o sus creencias, o las normas que siguen. Cuando le enseñas que los que son distintos a ti, amenazan tu libertad, o tu trabajo, o tu hogar, o tu familia. Entonces aprende también a enfrentarse a los otros, no como conciudadanos, sino como enemigos. Recibiéndolos no como cooperantes, sino como invasores que subyugan y someten. Y al final aprendemos a mirar a nuestros hermanos como a extraños. Extraños con los que compartimos una ciudad pero no una comunidad, hombres ligados a nosotros viviendo en común, pero no en un esfuerzo común. Tan solo aprendemos a compartir un miedo común, sólo un deseo común de alejarse del otro, solo un impulso común de superar el desacuerdo con la fuerza. Nuestra vida en este planeta es demasiado corta, el trabajo por hacer es demasiado grande para dejar que ese espíritu prospere por más tiempo en esta tierra nuestra. Desde luego, no podemos prohibirlo con militares, ni con una resolución. Pero quizás podamos recordar, aunque sea por un momento, que aquellos que viven con nosotros son nuestros hermanos. Que comparten con nosotros el mismo corto momento de vida. Que sólo buscan, como nosotros, la oportunidad de vivir la vida con bienestar y felicidad, disfrutando lo que la satisfacción y el logro les proporcionan. Seguramente este vínculo de sentido común, seguramente este vínculo de objetivos comunes, puede empezar a enseñarnos algo. Seguramente podremos aprender, por lo menos, a mirar alrededor a aquellos de nosotros que son nuestros semejantes, y seguramente podremos empezar a trabajar con algo más de entusiasmo y a curarnos mutuamente las heridas, y convertirnos, otra vez, en hermanos y compatriotas de corazón”


Este texto es parte de uno de los discursos que llevaron a Bobby Kennedy hasta las mismas puertas de la Casa Blanca en las elecciones de 1968 con su mensaje en contra de la Guerra de Vietnam y a favor de una sociedad solidaria y abierta, compasiva con el Mundo entero. Justo cuando ya había ganado las primarias en la candidatura demócrata para enfrentarse al republicano Richard Nixon, fue asesinado a tiros, como ya lo fuera su hermano John unos años antes. Si Bobby Kennedy hubiera sobrevivido al tiroteo, Nixon nunca hubiera ganado las elecciones, Vietnam se hubiera acabado y, muy probablemente hoy tendríamos una imagen de los Estados Unidos muy diferente a la que tenemos.

Y es que hay otra América que nada tiene que ver con aquellos que la han secuestrado. La América de Faulkner, de Steinbeck, de Dylan, de Miller, de Huxley, de Springsteeen:


Nací en un pueblo lleno de hombres muertos.
En cuanto caí al suelo recibí la primera patada.
Y a partir de entonces ya eres como un perro
al que han golpeado demasiado,
y te pasas la mitad de tu vida sólo tratando de cubrirte.

Yo nací en los Estados Unidos de América.

Me metí en un pequeño lío en el pueblo,
así que me pusieron un fusil en la mano,
me enviaron a un país lejano
y me dijeron, “ve y mata a los hombres amarillos”

Yo nací en los Estados Unidos de América.

Volví a casa, a la refinería.
El jefe me dijo, “hijo, si de mí dependiera”.
Fui a los Servicios Sociales
y el tipo me dijo “¿es que aún no lo entiendes?”

Tenía un hermano en Khe Shan
luchando contra el Viet Cong.
Ellos siguen allí, pero mi hermano se fue para siempre.
Él tenía una mujer en Saigón, a la que amaba.
Y ahora me queda una foto de él en los brazos de ella.

Aquí, a la sombra de la penitenciaría,
junto a los fuegos de gas de la refinería,
llevo ya diez años quemándome en la calle,
Sin ningún sitio a donde ir, sin ningún sitio a donde huir.

Yo nací en los Estados Unidos de América.
Soy un padre acabado en los Estados Unidos de América.
Soy un padre rockero y enrollado en los Estados Unidos de América.





¡Mucha suerte, Obama!



Un libro para Obama: No pienses en un elefante, de Goerge Lakoff

Una canción para Obama: Magic, de Bruce Springsteen

Una película para Obama: Bobby, de Emilio Estévez

.

35 Comments:

Blogger Lokita dijo...

Mucha suerte!!!!
Besitos, Lagarto :)

febrero 24, 2008 2:37 a. m.  
Blogger Sibyla dijo...

"Yo tengo un sueño" de Martin Luther King:

"Si hay un niño en el sur de Chicago que no puede leer, eso me importa, aunque no sea mi hijo. Si hay un anciano que no pueda pagar sus medicamentos, eso empobrece mi vida, aunque no sea mi abuelo. Si hay una familia ärabe expulsada sin el beneficio de un abogado o un proceso legal justo, eso amenaza mis libertades civiles. Es esa creencia, la de que yo soy el guardián de mi hermano, lo que hace que este país funcione"

Lagarto, no sé si has visto el vídeo de promoción electoral de Obama, es uno de los más vistos en la red, y ha trabajado en él el hijo de Bob Dylan.

Saludos:)

febrero 24, 2008 9:32 a. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

Ese discurso de Bobby sigue vigente, porque pocas son las cosas que han cambiado en estos años. Se podría utilizar en cualquier país del mundo.

La Sra. que aspira a la Casa Blanca no me cae mal del todo, aunque hace unos días arremetió contra Obama en un encuentro televisivo, una pena por ella. Hasta Obama le llamó la actención, la pobre cayó en lo pueril, en lo infantil.
¿Porqé a la blanquita le tiemblan las piernas, porqué tiene tanto miedo al morenito?

Si sale Obama menudo número.

Saludos.

febrero 24, 2008 12:28 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

...¿Por qué me da la sensación de que ese discurso de Bobby Kennedy sería apropiado para que lo diese algún político de este país en la actual campaña electoral... pero a todos les daría miedo de hacerlo?

Sobre lo de Obama y Hillary... yo creo que Obama lo tiene bastante claro ya; sobre todo después de haber visto como en el debate que han tenido en la tele, cuando éste hablaba, Hillary asentía a lo que decía, en vez de discrepar, como era su obligación, jejeje...

febrero 24, 2008 12:47 p. m.  
Blogger Sibyla dijo...

Para ver el video de Obama que te dije, pincha aquí

febrero 24, 2008 1:12 p. m.  
Blogger Coronel Kurtz dijo...

Ese tipo de discursos son lo que nos han hecho progresar como especie. Son sin duda necesarios y es conveniente que los que los que tienen poder de influencia los sostengan.
Otro tema es que en mi escepticismo sea incapaz de albergar esperanza de que el hombre deje de ser lobo para el hombre algún día. No creo que dada nuestra naturaleza podamos llegar nunca a "hermandad mundial". Podemos como Lennon, imaginarlo, pero poco más.
Es cierto que el antiamericanismo de salón, no es capaz de reconocer que Estados Unidos es un gran país, con luces y sombras, como todos. De hecho lo más feroces críticos de la política americana (fundamentalmente de la exterior) son de allí. Valgan los ejemplos que pones.
Me quedo con el pesimismo de Springsteen (mamado en las cloacas) antes que con el discurso edulcorado, muy acorde a los tiempos, de Bobby Kennedy (nacido y criado entre algodones). Me parece más auténtico el del primero.
Un saludo

febrero 24, 2008 3:45 p. m.  
Blogger petitapetitesa dijo...

Quizás lo que nos falta sea solo interés.
Quizás sea todo más fácil de lo que parece.
Quizás sea más difícil de lo que creemos.
Quizás solo haga falta intentarlo.
Quizás deberíamos olvidarnos del “quizás”.



El salto cualitativo

-¿No habrá una especie aparte de la humana -dijo ella enfurecida arrojando el periódico al bote de la basura- a la cual poder pasarse?
-¿Y por qué no a la humana? -dijo él.

FIN

Augusto Monterroso

Besos

febrero 24, 2008 5:05 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

No es oro todo lo que reluce, el mismo Chomsky (nada sospechoso precisamente) sacó a la luz que Kennedy propuso acabar lo de Bahía de Cochinos lanzando una bomba atómica en Cuba, así que de angelito tenía poco.

febrero 24, 2008 6:40 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mucha suerte para mí o para Obama, Lokilla? :P Besos

Sibyla, King también aportaba algo diferente y también acabó de la misma manera, unos meses antes que Bobby Kennedy. Es obvio que algo pasaba a finales de los sesenta que se perdió ¿definitivamente? Quizás, sólo quizás. He visto el video, está muy bien, sí. Saludos!

febrero 24, 2008 7:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, ese discurso sigue vigente y virgen, me temo. Nadie daba un dólar por Obama cuando la carrera demócrata empezó; todo estaba preparado para Hilary Clinton. Pero algo está despertando en América, una ilusión en la que nadie confiaba. Creo que si no le pegan seis tiros en la puerta de un hotel, algo va a cambiar en el Mundo, por pequeño sea.


Carrascus, veo que captas la intencionalidad del discurso que he escogido de Bobby Kennedy. Sí, creo que esas palabras son necesarias aquí y ahora.

febrero 24, 2008 7:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Coronel Kurtz, el miedo es conservador y paraliza, y la ilusión nos hace avanzar y progresar. Yo también soy muy escéptico, pero hay que reconocer que empieza a oler distinto en Washington. No creo que Obama, si llegara a la Casa Blanca, solucionara el Mundo. Estoy seguro de que le odiaremos y nos meteremos con él, pero hay algo diferente, sin duda. Al menos hoy en día. En cualquier caso, yo también me quedo con Springsteen. Siempre :) Un saludo.


Petitapetitesa, un gran microrelato del maestro en la materia Monterroso. Quizás lo que nos sobra es miedo al Otro, como decía el discurso de Bobby Kennedy.

febrero 24, 2008 7:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sintagma, Robert Kennedy no es lo mismo que John Kennedy. El hermano pequeño era mucho más idealista desde que eran niños. En cualquier caso, tengo entendido (algo he leído) que lo de Bahía Cochinos fue una jugada de Hoover y no una decisión de Kennedy. Pero tampoco vengo yo aquí a redimir cautivos, que diría mi abuela :)

febrero 24, 2008 7:29 p. m.  
Blogger atikus dijo...

Desde luego no todo USA es Bush, también es verdad que sólo conozco NY, San Francisco, y unas semanas que estuve por el Sur de California, evidentemente zonas mas o menos Demócratas, pero espero que Obama tenga alguna oportunidad...no se, lo veo difícil, me gustaría, pero igual tendría mas posibilidades de ganar a los republicanos la Señora Clinton, y lo digo porque en general los americanos son conservadores...espero por su puesto que gane Obama.

febrero 24, 2008 8:00 p. m.  
Blogger atikus dijo...

ademas una cosa es un análisis frío, y otra lo que votaría...prefiero las causas justas,(o que parecen justas) aunque sean causas perdidas...

febrero 24, 2008 8:06 p. m.  
Blogger Lokita dijo...

Para Obama, Lagartillo, tú no la necesitas...o sí?
Bueno, para ambos :)
Besitos

febrero 25, 2008 1:33 a. m.  
Blogger MK dijo...

Esta mañana he escuchado uno de los gags de la ceremonia de los oscars de anoche.
El presentador en un rapto de inspiración o en un oportuno reenganche de algún guionista al trabajo dice:
"Oscar cumple en esta ceremonia ochenta años ...lo que le convierte en un candidato óptimo para el Partido Republicano".
Y añade:
"¿Un negro o una mujer en la presidencia de los EE.UU?...esto es que debe estar a punto de estrellarse un meteorito sobre la Estátua de la Libertad...!!"

febrero 25, 2008 1:04 p. m.  
Blogger MK dijo...

Y el otro día en un reportaje sobre el tema de esas elecciones entrevistaban a gente de todos los confines de ese país. Llegó el turno de una mujer de mediana edad , negra de New Orleans ,victima del Katrina , viuda con nueve hijos y me sorprendió lo que dijo...
"Puede que séa la hora de nosotros , los negros , pero creo que debería ser ya la hora de nosotras , las mujeres.."

febrero 25, 2008 1:09 p. m.  
Blogger Duschgel dijo...

Reconozco que soy mu escéptica con los políticos. No porque no crea que algunos poquitos tienen ideales verdaderos, sino porque el idealismo es machacado constantemente o se acaba utilizando como herramienta para otros propósitos que tal vez muy poco dependan del propio presidente. En fin, todo se verá con el tiempo, ¿no?

Aprovecho para decirte que te pases por mi casita, que te he dejado deberes XD

febrero 25, 2008 4:16 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Se logrará un cambio positivo para el mundo? Recemos y hagamos.

febrero 25, 2008 6:24 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

“Demasiadas veces celebramos la arrogancia y la chulería. Y a los bravucones".

Leo esta frase y lo único que se me viene a la cabeza es la foto de los tres de las azores.

A Obama solo puedo desearle que no se convierta en otro de los personajes del mundo que rememoran aquel libro titulado "Crónica de una muerte anunciada"

febrero 25, 2008 7:06 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Doctor Lagarto, en efecto, un discurso el del señor Kennedy para quitarse el sombrero. Me gusta especialmente cómo incide sobre una cuestión que, además de contar con una dimensión política, entraña a su vez una dimensión indudablemente ética. Porque, como dice, no es posible la convivencia cuando miramos a quienes nos rodean con temor y desconfianza. No se vive bien bajo el imperio del miedo, sobre todo si se trata del miedo al otro, a aquél en quien sólo nos empeñamos en ver diferencias en vez de percibir todo aquello, siempre tanto, que nos une. El miedo nos empequeñece, nos destruye. Y ya tenemos en esta vida bastantes cosas inevitables a las que temer como para cargar con miedos cuya disolución sólo depende de nosotros, de nuestra capacidad para ver lo parecidos que somos todos, más allá de las apariencias, en las cuestiones más esenciales.

Estoy de acuerdo, muy distintas hubieran sido las cosas, y no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo entero, si Bobby Kennedy hubiera llegado a la Casa Blanca. Pero no fue así. Y supongo que quienes llegaron jamás habían leído a Faulkner, a Steinbeck o a Huxley, ni escuchado a Springsteen o a Dylan, o si los leyeron y escucharon evidentemente no entendieron ni una sola palabra de sus libros o sus letras. Hay otra América, claro, pero hasta ahora no hay tenido la suficiente fuerza como para imponerse, ni en la realidad ni en nuestras cabezas, sobre los múltiples atropellos que han venido cometiendo los dirigentes norteamericanos en las últimas décadas. Sólo que saber que esa otra América estuvo ahí y sigue estando ya reconforta.

Demoledora la letra de Springsteen en su "Born in the USA". E increíble que tantos, sólo por su título, vieran en ella una exhaltación de lo americano. Claro que no hay más ciego que el que no quiere ver...

¡Un beso, doctor Lagarto!

febrero 25, 2008 8:43 p. m.  
Blogger Churra dijo...

Bueno pues suerte ...y a la sra Clinton que cancion le dedicarias ?
Un abrazo

febrero 26, 2008 1:16 p. m.  
Blogger Margot dijo...

Pues desde que salió la campaña demócrata sólo puedo pensar una cosa... estos no quieren gobernar... mira que poner a un negro y a una mujer... ufff. (jeje)

No sé, sinceramente los discursitos me parecen sólo eso, discursitos. Me quedo con las canciones. Al menos las puedes tararear y te acompañan por la calle.

Mi escepticismo en calidad política-humana me hace pensar que son todos los mismos perros con distintos collares y de no ser así ya se encargará alguien de meterle en vereda o eso, dos tiros a la puerta de un hotel. Todas las políticas del mundo me parecen nefastas y malas para la salud pero la de EEUU... uffff (hablo de política, eim? Afortunadamente hay otra América, ajá).

Eso sí, es muy mono, me pregunto qué culo tendrá el tal Obama...

Un besote, Lagarton!

febrero 26, 2008 4:09 p. m.  
Blogger rubén dijo...

Un discurso muy oportuno. ¿Estás hablando de EEUU?

La versión de Bruce, sorprendente. Le tengo perdida la pista últimamente.

febrero 26, 2008 4:49 p. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Me ha fascinado la entrada, esas palabras me golpearon duro en el alma lagarto, y sin embargo me dejaron una sonrisa en los labios.

febrero 26, 2008 6:30 p. m.  
Blogger Mari dijo...

We can do it
Obama es la esperanza de las minorías que vivimos en este país. Si gana Obama la elecciones democrátas sentiré algo de esperanza ante este país racista e ignorante. Obama, de origen musulmán, como presidente, puede ser el comienzo de una nueva historia.

febrero 27, 2008 4:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, ese argumento de que Clinton tendría posibilidades reales de disputar la casa Blanca a los republicanos pero que si gana la nominación Obama entonces los demócratas no tienen nada que hacer, es muy comentada, sí. Pero eso es el miedo, el puto miedo. Todo se mueve por miedo ¿cuándo vamos a empezar a movernos los seres humanos por la confianza y no por el miedo? No sé, algo de eso veo en Obama y quizás pueda funcionar…

Lokilla, todos la necesitamos. Ya sabes, buenas noches y buena suerte ;) Besos.

febrero 27, 2008 8:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es cierto, MK, según esos guiones de ciencia ficción americana, ya estamos casi en el futuro milenarista. Ya sólo faltan los coches que vuelan :P Yo no soy norteamericano. No vivo allí y no puedo saber realmente si es más handicap ser afroamericano o ser mujer. Yo sólo puedo hablar por mí y por la gente con quien he hablado. Y no he visto a nadie que mencione ninguna de las dos características en los candidatos. No sé, quiero creer que la mayoría de los americanos tampoco lo tendrán en cuenta.

Duschgel, yo no pienso ni por un segundo que Obama sea una monjita de la caridad. Es más, no nos convendría a los seres humanos que el presidente de los Estados Unidos fuera Teresa de Calcuta. No es que yo sea Maquiavelo, pero sí creo que para poder asumir ese puesto de trabajo hay que tener una actitud diferente (desde luego, los jefes –papas- que ha tenido teresa de Calcuta son mucho más maquiavelicos que yo). Pero sí me parece bien llevar el discurso hacia la convivencia y la fe en los demás, y no en guerras preventivas. Es una actitud muy, muy diferente y quiero darle mi confianza. He visto tus deberes, me has dejado de piedra :) Bueno, ahora estoy muy liado, ya veremos, eh.

febrero 27, 2008 8:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, la salida de Bush, gane quien gane, es muy positiva para el mundo. Aunque es muy tarde ya para ciertas cosas, algo mejoraremos. Hagamos, mejor que recemos ;)

Brisuón, no me cabe duda de que ninguno de los fotogénicos imbéciles de las Azores entenderán lo más mínimo de este discurso. Su miedo no les deja. Obama sólo depende del apoyo popular ahora mismo; el mío lo tiene, no puedo hacer más pero no dejo de hacer esto.

febrero 27, 2008 8:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, ese momento en que lo político se funde con lo ético no debería ser tan anecdótico, pero de hecho lo es. El miedo es el gran enemigo, tiene usted razón. El miedo es el verdadero Infierno, lo que nos hace rodearnos de dolor, desconfianza, violencia, pobreza, racismo, nacionalismo, religión…. Miedo, miedo, miedo. Miedo me daba a mí ver al señor Rajoy apelando a ese miedo para conseguir votos. Y claro que hay otra América. De hecho, alguna de la izquierda intelectual más radical y preactiva viene de allí, como Noam Chomsky. América es enorme y McCarthy, en su caza de brujas, se volvió loco de tanto antiamericanismo que veía en lo más americano imaginable.

Le contaré una anécdota sobre esa canción que usted seguramente conocerá. Ronald Reagan quiso usarla en la campaña de su reelección. Llamó a la oficina de Bruce Springsteen para pagar los derechos: estaba convencido de que una canción que se llamaba “born in the U.S.A” hecha por el cantante norteamericano en aquella época más famoso del mundo entero, le tenía que valer en su campaña para la reelección. Ni se le pasó por la cabeza escuchar la letra, ni se le pasó por la cabeza que born in the U.S.A. podría significar algo distinto de lo que Reagan ofrecía a América. Obviamente, Springsteen le denegó a Reagan el uso de esa canción y de ninguna otra para una campaña republicana.

Un beso, doctora Antígona.

febrero 27, 2008 8:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Churra, su marido, el señor Clinton, siempre usaba una canción de Fleetwood Mac que me encanta: Don’t stop (Don't stop, thinking about tomorrow, / Don't stop, it'll soon be here, / It will be better than before, / Yesterday's gone, yesterday's gone). Le recomendaría a Hilary seguir escuchando esa canción cuando inicie una bien ganada jubilación ;) Un abrazo

Bueno, Margot, la segunda persona más importantes de la Casa Blanca actualmente es mujer y además negra. Así que no creo que eso influya nada. O mejor dicho, me niego a planteármelo siquiera. Yo no creo que los políticos sean maravillosos, ni mucho menos. Pero tampoco pienso que todos sean iguales. Quizás todos suspenden, sí. Pero unos con un cero y otros con un cuatro. O dicho de otra manera, sé muy bien lo que no quiero y porqué no lo quiero. El culo de Obama no se lo he visto, pero si tengo ocasión, ya te informaré :P Besos.

febrero 27, 2008 8:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Rubén, estoy hablando de estados Unidos, sí. Pero también de nosotros, de todos nosotros. Creo que necesitamos un discurso diferente, sí. Esa canción de Springsteen no es mi favorita ni mucho menos, me parece sosa y machacona, no tiene la magia que tienen otras; así que está bien que pruebe a hacerla de distintas maneras. Pero iba muy bien al caso, creo.

Nausica, esas palabras están hechas para nosotros. Tenemos, debemos reconocernos en ellas y decir que son las nuestras. No dejarles a los políticos que nos confundan con consumidores, doblegados, miedosos o fanáticos.

Mari, tú eres quién mejor perspectiva tiene de estas cosas, ya que vives allí. Supongo que por edad no vivirías aquellos tiempos de King y Bobby Kennedy, pero yo desde aquí veo cosas similares. Fabriquemos la historia, vota por todos nosotros. Kisses!

febrero 27, 2008 8:06 p. m.  
Blogger Duschgel dijo...

Es cierto que hay que cambiar de visión, sin duda, y adoptar posturas distintas a las que se han utilizado hasta ahora. Hay que tirar por "lo menos malo" y lo que pueda compensar más.

En cuanto a los deberes, tranqui, no los hagas si no quieres. Eres de los pocos bloggers masculinos que tenía en lista (se lo he pasado hasta a un "robot", ¡no te digo nada!), que a los demás los he machacado mucho ya con otros memes.

febrero 27, 2008 9:13 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Estoy con Obama, no soporto a la señora Clinton.

febrero 28, 2008 11:28 p. m.  
Blogger eSadElBlOg dijo...

Es curioso como los discursos los políticos que parecen buenas personas no pierden vigencia.
Y es verdad, a veces arremetemos contra los US, pero hay que reconocer que tambien han hecho aportaciones positivas al mundo. Si desarrollaran un poco más su capacidad de autocrítica...
Bruce, genial.

marzo 02, 2008 11:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home