lunes, febrero 18, 2008

Una pequeña subidita



Una de las pequeñas alegrías de los primeros meses de cada año en algunas oficinas se produce cuando viene “el enterado” hasta la máquina de café, con una sonrisa de oreja a oreja, y comunica a los bebedores que, parece ser, se dice, se rumorea, que la empresa subirá los salarios un poquito más que el IPC. En ese momento los trabajadores por cuenta ajena comentan, mientras remueven el extraño mejunje con un palito, que es muy poco, sí, pero que viene bien en cualquier caso. Mentalmente todos calculan cuántos euros de más supondrá en la nómina y si les dará para algún capricho.

Algo parecido debió ocurrir en el despacho del trabajador por cuenta ajena Francisco González, presidente del BBVA puesto a dedo en el cargo por el expresidente Aznar, para después privatizar esa banca pública.

El trabajador González debió llevarse una alegría enorme al descubrir que el presidente del banco en el que él trabaja (esto es, él mismo) había aprobado una subida salarial respecto al año anterior del 13% para el presidente del banco (esto es, él mismo). Así, en lugar de los escasos 4,48 millones de euros que ganó en 2006, hemos sabido ahora que en 2007 ganó 5,73 millones de eurillos.

El empleado González, por tanto, se subió el sueldo a sí mismo en 1.250.000 euros de un año para otro, más de lo que un trabajador medio tardaría toda su vida laboral en ingresar en España.

Imagino al empleado González removiendo el café puro de Colombia con su cucharilla de plata en su despacho del Paseo de la Castellana. Imagino que calculará mentalmente cuánto le supondrá esto en cada nómina.

¿Le dará este aumentillo para algún caprichito al señor González?




Una canción para el señor González: Can’t buy my love, de The Beatles

Un libro para el señor González: Informe WIDER sobre la pobreza en el mundo, de la ONU

Una película para el señor González: Invisibles, de Barroso, Coixet, Corcuera, León de Aranoa y Wenders.

.

46 Comments:

Blogger Coronel Kurtz dijo...

La verdad es que la foto va al pelo para ilustrar la subida. Tiene la misma cara de avaro consumido que el Sr Burns.
En fin... otros mundos, tan alejados del mío que siquiera me indigno.
Un saludo

febrero 18, 2008 10:07 p. m.  
Blogger un árbol dijo...

Sólo me siento un poquito más pringada, pero vamos... pecata minuta, o como se diga.

Me pasa como a mi vecino de arriba: me pilla tan lejos que ni siquiera soy capaz de entender cuánta pasta es sólo eso: el aumento. Pero imagino que con una subidita de éstas, yo ya no me preocuparía mucho por la hipoteca.

En fin...
CABRONES!!!

febrero 19, 2008 12:14 a. m.  
Blogger MK dijo...

Una película para mí y mi hipoteca :
"Bonnie& Clay".

Un personaje para mí cuando el jefe anuncie que hay crisis en el sector y no sólo este año tampoco nos sube ni el ipc , sino que está pensando en reducir plantilla:
Un hibrido de "Nikita" con "Má Dalton"

Un video para mí viendo el careto de ese señor:
"My Way" por Sid Vicius.

Dos lecturas para la templanza:
"El Mercader de Venecia"
"El arte del tiro al arco en el budismo zen"...
..no me hagas mucho caso hoy ..suena "The Fuse"

febrero 19, 2008 9:42 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Ummm

Prefiero no dar rienda suelta a mi furia

Mi subida (por llamarlo de alguna manera) desde luego no me da para un caprichito, por pequeño que sea...

febrero 19, 2008 10:16 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

febrero 19, 2008 10:16 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Coronel Kurtz, ¿pero no te hace feliz verle tan contento? No sé, quizás ahora deje más propinas al aparcacoches, o pueda comprar unas sillas nuevas en Ikea… ¡seamos solidarios con él!

Tienes razón, un árbol; le vendrá bien para la hipoteca. Además, todos los pagos por hipoteca, sea cual sea el monto total de la misma ¡¡desgravan!! Así que el trabajador González podrá desgravar más impuestos ¿¿no es maravilloso??

febrero 19, 2008 1:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mk, mujer, siempre te queda mandar un cv al BBVA para el puesto de presidente. ¿Nos apuntamos?

Bueno nausicaa… unos años unos, otros años otros… ¿quién sabe? A lo mejor el año que viene te toca a ti una subidita de sueldo de casi doscientos ocho millones de pesetillas ¿tú sabes la cantidad de cañas con tapita que nos podemos tomar con eso?

febrero 19, 2008 1:01 p. m.  
Blogger melina dijo...

Es una tragaperras el cabrón!
Con esa cara podemos tranquilamente jugar a tirarle de las orejas y que se le revuelvan un poco los ojos para ver si larga alguna monedita por la boca, jaja, aunque creo que de lo que carece este hombre es de generosidad.

Muy buen texto!
Besos!

www.artemissublime.blogspot.com

febrero 19, 2008 1:13 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Bah... no vale la pena ganar tanta dinero... no teneis en cuenta el stress que eso implica, el gasto en guardaespaldas, el coñazo de no tener hora para dejar de trabajar, el salir en los periódicos y que todo el mundo se acuerde de tu santa madre, el tener una vida privada que es un asco.

¿No estamos mejor con nuestras necesidades cubiertas, algo más para permitirnos unos caprichitos de vez en cuando, dormir a pierna suelta y no traernos las preocupaciones del trabajo a casa...?

Por mí... como si se sube el sueldo tres o cuatro millones más...

febrero 19, 2008 2:42 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Melina. En la foto aparece muy sonriente, sí. Pero me río yo mucho más de él. Me parece una parodia de ser humano, el pobre.



Desde luego, Carrascus. Estoy totalmente de acuerdo contigo. A mí Francisco González me parece, o un hombre muy, pero que muy poco inteligente, o un perturbado mental. No me da ninguna envidia, sino una pena infinita más bien.

Eso sí, yo tengo la suerte inmensa de poder cubrir mis necesidades y algo más que necesidades. Pero según el informe WIDER de la ONU, en el mundo viven casi 3.000 millones de personas con menos de dos dólares al día. Y esto ya me parece inmoral.

febrero 19, 2008 3:34 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Usted lo acaba de decir, doctor Lagarto: esa subida salarial es una inmoralidad. Así de simple. E incluso el requetecolmo de la inmoralidad si ya es una inmoralidad que un tío puesto a dedo en su cargo cobrara antes de la "subidita" la friolera de 4,48 millones de euros, una cantidad cuya mera valoración, personalmente, me desborda casi tanto como pensar en la infinitud del universo.

¿Alguien puede imaginarse qué se puede hacer con tanto dinero al año? ¿Realmente alguien puede pretender que esa ingente cantidad no es suficiente para cubrir sus gastos y por eso se permite subirla en otro millón y pico de euros? ¿Qué se le pasará a este hombre por la cabeza cuando se pare un minuto a pensar en esos 3.000 millones de personas que viven con menos de dos dólares al día? ¿Se dirá algo así como "Ah, mala suerte. Cada palo que aguante su vela"? ¿O estará ya tan fuera de la realidad que dirá que informaciones de ese tipo no son más que mentiras imposibles de creer y sólo inventadas para crearle mala conciencia? ¿O será que su conciencia moral se encuentra aplastada, aniquilada, triturada, por el peso de tantos millones?

Pero él no es en el fondo el más inmoral. No. Él no es más que una de las cabezas visibles de un sistema económico cuya perversión extrema permite que las desigualdades entre ricos y pobres se agranden día a día hasta el punto de condenar a muchos a la indignidad de la miseria y privilegiar a otros con la inmoralidad más indigna aún de meterse en el bolsillo cada año tal cantidad exorbitante de dinero.

Ahora, a él no hay que quitarle su parte de responsabilidad. Ese sistema lo sostienen personas que toman decisiones cada día. Y su decisión de subirse el sueldo merecería un linchamiento público -uff, hoy estoy un pelín radical- en lugar de que sólo nos echemos las manos a la cabeza.

Pero no. Mañana entrará tan tranquilamente en su despacho, con esa sonrisa obscena pintada en su cara, al paso de serviles "Buenos días, señor presidente", "Lo que usted diga, señor presidente", regocijándose de su poder y sus millones como si nada en ello fuera inmoral o injusto para el resto.

Este mundo es un asco. Da vergüenza formar parte de él y consentirlo a cada paso que damos.

Creo que mejor me voy, doctor Lagarto, que le voy a dejar perdida la consulta con la bilis que me sale de las orejas.

¡Un beso!

febrero 19, 2008 5:43 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Qué mal repartío está el mundo!

febrero 19, 2008 6:00 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Qué bueno es ver que la gente se preocupe por el propio bienestar.

Hijos de puta.

Con perdón.

febrero 19, 2008 7:11 p. m.  
Blogger K dijo...

Eres único cabreando al personal, lagarto... :)

febrero 19, 2008 9:19 p. m.  
Blogger MK dijo...

Bueno , por probar...
Enviemos ese CV.Pensaré a ver que aspectos destaco de mi trayectória profesional que puedan ayudar para convencerles que desempeñaría bién el cargo.


...oye , crées que me van a preguntar aquello de
¿Usted a fumado alguna vez en su vida , un porro?

febrero 19, 2008 9:20 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Y pensar que yo pasé ayer el día completo negociando con mi empresa la subida que este año agregarán a los comunes sueldos de mis compañeros (y mio) sin conocer este dato.

¿Estos son los trabajadores por cuenta ajena en los que tanto piensa Rajoy estas últimas semanas?

febrero 19, 2008 10:20 p. m.  
Anonymous OLi dijo...

Ja y el que comenta con salario congelado.
Bueno me tomaré el nescafe y fumaré la tapa del Bic...no me queda otra.
Saludos

febrero 20, 2008 3:00 a. m.  
Blogger Margot dijo...

No es tan extraño, no? Tiene cara así como de "yo me lo guiso, yo me lo como". Es decir, cara de "gran cabronazo- pero cómo molan mis amigotes-más cabronazos aún"

Besote sin subida, cagoentó!

febrero 20, 2008 11:03 a. m.  
Blogger Mavi dijo...

Vaya!!! no sabes lo oportuno que ha sido este post!!!
No te imaginas el enfado que llevo yo con el temita ese de las subidas salariales y encima tú me cuentas eso, ya verás cuando pille a mi jefe.

Un beso lagartijo!!

febrero 20, 2008 12:29 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, el sistema no entiende de moralidades o inmoralidades. Sólo de oferta y demanda. No voy a entrar en si eso es bueno o malo ahora. Pero lo que sí es cierto es que en esa ecuación de oferta y demanda intervenimos todos como consumidores y, por tanto, tenemos nuestra parte alícuota de responsabilidad.

Me explico. Si somos capaces de comprar un coche de una marca determinada porque satisface emociones no tangibles que otra marca no satisface (porque nos parece más “elegante” o porque nos creemos la publicidad de que “ligaremos con más rubias” o aparentaremos ser más inteligentes ante los demás conductores…), ¿por qué los clientes de los bancos no sienten más afinidad emocional por cajas de ahorro donde los directivos nos resultan más cercanos y humanos? Si esto fuese así, si el consumidor que habita en nosotros fuera más responsable y consciente de su poder, estas cosas no pasarían.

De todas maneras, doctora Antígona, no todos los multimillonarios sienten su conciencia aplastada por sus millones. De hecho, los tres hombres más ricos del planeta (Gates, Slim y Buffet) son personas sensibles a estas injusticias sociales y tratan de hacer cosas. Gates Y Buffet, por ejemplo, han dejado todo su patrimonio a sus respectivas fundaciones, y no a sus hijos. Buffet, incluso, desató una campaña contra la política de Bush de reducir los impuestos a los ricos. No, no creo que sean los millones lo que aplasta las conciencias. Lo que aplasta las conciencias es la enanez mental, la falta de inteligencia, la ausencia de empatía con los demás, la embriaguez narcótica del olor de los laureles del poder. Probablemente, no haber amado nunca, y haber sido más temido que amado.

Y el mundo es un asco, sí. Pero también hay langostinos, vino blanco de Muzot o sonrisas que regalan el alma. Es cuestión de elegir. Un beso.

febrero 20, 2008 2:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sintagma, según los estudios del Banco Mundial, el mundo no sólo está mal repartido, sino que cada año se reparte peor. La diferencia entre pobres y ricos aumenta cada año. El mundo, hoy en día, es cien veces más injusto socialmente que cuando escribía Rousseau.

Arcángel, estoy convencido de que mi bienestar es mucho mayor que el que tiene el presidente del BBVA. No le envidio en absoluto. Y no me pida perdón ;)

febrero 20, 2008 2:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ay, K… para eso estamos ¿no? :P

Mk, yo creo que lo más importante, lo que primero debe aparecer en ese cv, es dónde aprendiste a usar correctamente las pinzas para comer langosta. Inmediatamente después, yo incluiría la lista de amiguetes con cargos públicos y privados de los que se puede sacar información privilegiada mientras so come langosta con pinzas. Con eso ya vale, creo ;)

febrero 20, 2008 2:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, espero que, en próximas negociaciones, os sirva como modelo lo de este hombre. Y, sí, la verdad es que me hizo mucha gracias oír decir a Rajoy que su partido es el de “los currantes”, mientras Pizarro (que es a la empresa eléctrica nacional lo que González a la banca pública, puestos los dos en el cargo privatizable por el mismo señor Aznar) va de número dos por esa lista. No lo juzgo, no. Pero tampoco es necesario que se descojonen así de mí en sus declaraciones públicas, digo yo.

Oli, es que ya sabes que entramos en una época de recesión económica. Y hay que apretarse el cinturón ¿o no piensas que el presidente del BBVA está también haciendo su esfuerzo, el pobre, al no subirse el sueldo aún más? Seamos solidarios con él :P Saludos.

febrero 20, 2008 2:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, para mí tiene cara de tonto, para qué nos vamos a engañar. Tiene cara de hombre subyugado a la sensación de poder, con una sonrisa que cuanto más se abre más siniestra parece. Y además, calvo ¡que se joda! Besos indexados!

Mavi, puedes empezar preguntando directamente a tu jefe “¿y qué tiene el presidente de BBVA que no tenga yo?” si consigues una subida parecida, ya nos invitarás a algo ¿no? :P un beso!

febrero 20, 2008 2:07 p. m.  
Blogger AA dijo...

Ayyy Lagartooo la confusión a la que me ha llevado usted con la risa que me ha dado el post! Contenstando a una propuesta sobre racionalización de horarios he escrito: Estamos encantados de participar en la conferencia sobre racionalización de los salarios!!!
Tu ya sabes de qué va!!!!
Besazos

febrero 20, 2008 2:49 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Permítame, doctor Lagarto, que esta vez me ponga “replicante”. Porque me temo que no puedo estar de acuerdo con lo que plantea. Por supuesto que el sistema entiende de moralidades e inmoralidades. El sistema no es un ente abstracto sostenido en el vacío, sino que cada día su funcionamiento depende de miles de decisiones tomadas por seres racionales y responsables que deberían ser capaces de considerar cuáles son las consecuencias de sus decisiones. Y un sistema que, como usted mismo dice más abajo, cada día genera más desigualdades injustas, tiene, necesariamente, que ser contemplado dentro del orden de la moralidad. De lo contrario, ni el más mínimo correctivo a esa dinámica injusta sería pensable.

Por otra parte, el grado de responsabilidad depende del grado de poder de decisión y de conocimiento de las consecuencias de las decisiones tomadas. Y, francamente, creo que el poder de decisión de los consumidores, aunque tal vez en la teoría sea elevado, en la práctica se reduce a un mínimo ridículo. Le pondré un ejemplo, o varios. Para cobrar mi sueldo no tengo más remedio que tener una cuenta bancaria en la que se me domicilie la nómina. Estoy por tanto, obligada, para conservar mi empleo, a enriquecer a uno u otro banco. Sabiendo ahora lo que sé, jamás se me ocurriría domiciliar mi nómina en el BBVA. Ahora, ¿tengo que hacer, antes de decidir en qué banco la domicilio, todo un estudio de lo que ganan los presidentes de los distintos bancos y de cuáles son sus subidas salariales cada año? ¿Y si resultara que todos ganan más o menos lo mismo y se subieran el sueldo tan escandalosamente como este tipejo? Es más, para poder consumir responsablemente cada uno de los productos que consumo, ¿tengo que averiguar cada vez que voy a comprar media docena de huevos, o a elegir una marca de champú, o cualquier otra de las cosas, muy numerosas, que consumimos cada día, cómo funcionan cada una de las empresas que producen tales productos, qué es lo que cobran sus ejecutivos, si explotan a sus trabajadores, si éstos sufren acoso laboral o si tienen fábricas en países subdesarrollados donde contratan a menores? ¿Cree que realmente es posible, por una simple cuestión material de tiempo, disponer de toda esa información? E incluso, si fuera posible, ¿cree que realmente tendría acceso a toda la información que me permitiría ejercer un consumo responsable, es decir, que siempre esta información es pública y transparente para quien quiera acceder a ella? Lo siento, pero dudo mucho, más que en casos verdaderamente escandalosos como fue el de Nike, que las condiciones para un consumo responsable estén dadas al consumidor, y ni tan siquiera que puedan darse.

Otra cuestión: si todo depende de la oferta y la demanda, ¿no es cierto que la oferta va siempre antes y es la que condiciona la demanda? ¿Tengo yo poder para decidir qué es lo que se ofrece? ¿No están nuestras demandas sujetas a una oferta previa, realizada en unas condiciones determinadas, sobre las que no tenemos ningún tipo de control? Pensemos, por ejemplo, en la telebasura. ¿Alguien la demandó, antes de que se ofreciera y se habituara al consumidor a consumirla?

Y una última: me alegro mucho de que los multimillonarios que cita sean sensibles a las injusticias sociales. Pero estoy convencida de que el dinero pudre, desensibiliza y aleja de la realidad. De que esa enanez mental no es sólo una cuestión puramente personal, sino que depende de una sociedad que crea y fomenta el surgimiento de enanos mentales, de seres competitivos únicamente preocupados por su propio ombligo, que impone una idea del éxito y del prestigio que incluso resulta incompatible con esa empatía a la que alude. Los problemas personales del señor González o sus traumas infantiles me importan poco. Lo que me preocupa es que vivamos en un mundo donde la enanez mental es garantía de éxito y poder.

Y sigo diciendo que el mundo es un asco. Y eso no lo minimiza el hecho de que yo, que vivo en la parte privilegiada de este mundo, pueda optar por esos langostinos, por el vino blanco de Muzot o por las sonrisas que regalan el alma. Hay quien jamás verá un langostino, ni una botella de vino, y quien morirá con un fusil entre las manos antes de que nadie le haya regalado el alma en una sonrisa. Yo, personalmente, puedo elegir. Miles, millones de personas, apenas pueden elegir nada.

¡Otro beso!

febrero 20, 2008 3:03 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Jor, lagarto, y eso que la banca está en crisis... podría haber sido peor, no creas...

En fin...

febrero 20, 2008 9:17 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Desde luego, mi admirada Ana. Este hombre da risa. En cualquier caso, yo apoyo eso de la racionalización de los horarios, que no sabe usted el día que llevo. Besazos y tensión, mi admirada Ana.

febrero 20, 2008 9:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya, doctora Antígona. Viene usted caliente :) Cuando hablaba de “sistema” me refería exclusivamente al económico: Existe una banca privada que compite con más banca privada y que trata de maximizar beneficios mediante la ecuación de aumentar ingresos y controlar costes, siempre buscando el dividendo y la revalorización de la acción. Esto es el sistema. Un sistema que, por el momento, ha sido capaz de crear riqueza, empleo e impuestos societarios que, en teoría, se redistribuyen y bla, bla, bla. Mi intención no era atacar el “sistema”, sino mostrar que incluso dentro de él se encuentran mecanismos suficientes para conseguir una sociedad un poco más humana. Voluntariamente no he querido entrar en los aspectos inmorales que obviamente tenemos en nuestra sociedad. El tema sería muy largo e interesante, pero para resumir le diré que tiene usted toda la razón y que da completamente en el clavo: la falta de información. Y es esa falta (imposibilidad incluso) de información lo que destroza todo ese castillo de naipes que es el liberalismo y que, curiosamente, los mayores adalides de ese liberalismo son los que más información tienen que no comparten. En realidad si MK quiere mandar su cv al banco BBVA para aspirar al puesto de presidente, sólo necesitaría aportar una cosa: información privilegiada. La gran revolución que, quizás, podamos vivir en los próximos años es la “democratización de la información” que Internet supone. Seré un iluso, pero realmente creo que la web 2.0 acabará con lo que los técnicos en desarrollo económico llaman “la brecha digital”. Es largo de explicar, quizás un día me anime a colgar un buen ladrillo sobre el tema. Por el momento le mando otro beso, doctora!

febrero 20, 2008 9:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Efectivamente, Los Pasos. Hoy mismo ha dicho Zaplana (a quien nombró ministro el mismo individuo que nombró presidente de la banca pública a González, esto es, que son parientes políticos) que la banca lo está pasando muy mal, con grandes dificultades. Es increíble a qué grados de inmoralidad pueden llegar determinados políticos.

febrero 20, 2008 9:39 p. m.  
Blogger rubén dijo...

Mala gente. Alguien decía en Ciudadano Kane: "Ganar dinero es muy sencillo si en tu vida no has pensado en nada más que en ganar dinero".

febrero 21, 2008 12:43 a. m.  
Blogger MK dijo...

...las pinzas para la langosta dices...sí , están a la derecha ..y no confundir la cucharilla del caviar con la del postre...vale..
Entonces el cursillo de Danza del Vientre ..mejor no lo hago constar ,no?

febrero 21, 2008 4:59 p. m.  
Blogger Elena dijo...

Jua...este señor, tenga la cara que tenga, me recuerda a más de uno que anda pululando muy fresquito por acá, en el país de las medias; ¿qué decir?...lamentablemente no me resulta ajeno.
Cuántos compartirían sus películas, libros y películas...

febrero 22, 2008 9:43 a. m.  
Blogger atikus dijo...

Si ...el "chico" necesita la pasta para abrillantarse la calva y blanquear los dientes ...ta claro, jeje..me recuerda al señor Potter. el malisimo de "Que bello es vivir", no quiero decir nada pero esa sonrisa no la he visto en algun telediario estos dias..en algun mitin, es que es como standar!!

febrero 22, 2008 11:02 a. m.  
Blogger maníasmías dijo...

.
hoy han salido los datos de cuanto ha pagado el estado en pensiones el año pasado y lo cierto es que estos señores ayudan a que las cifras salgan mas luciditas...

tenía que haberle hecho caso a mi madre y ser presidente de endesa en lugar de artista
:

febrero 22, 2008 11:58 a. m.  
Blogger I.C dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

febrero 22, 2008 5:06 p. m.  
Blogger Isa S.B dijo...

Dicen que la ocasión la pintan calva...quizá por eso el Sr. González luce tan lustrosa azotea, que no perdió la ocasión para un pequeño aumento...
Saludos.

febrero 22, 2008 5:07 p. m.  
Blogger Madame Vaudeville dijo...

Yo prefiero no decir nada al respecto, que me altero demasiado...
Gracias por el espectáculo de cabaret; hay que reirse del asunto, si no...
Le dejo un regalito, a su nombre y con besos rojos en el remite, en mi pequeño cabaret ambulante.

febrero 22, 2008 5:54 p. m.  
Blogger Valeria dijo...

Por qué tengo la sensación de que este hombre habrá terminado de pagar su hipoteca? :)))
Ay, que mal repartido está el mundo!
Pobres banqueros, nadie los entiende...
No le dará vergüenza?... o directamente es que tiene muy poca?
Porca miseria!

Un beso, Lagarto.

febrero 23, 2008 9:23 a. m.  
Blogger Mityu dijo...

Algunas personas pueden leer este post con menos que sus necesidades cubiertas, con más que sus espíritus llenos, con menos que sus perspectivas laborales seguras, con más que su esperanza en una próxima revolución no convocada, no proyectada, no consensuada.

El consentimiento de los actos es una aprobación explícita. La rebelión unipersonal te lleva directamente a otro compartimento estanco en el que estás marcado con el correspondiente código de barras.

Destellos anaranjados, sed felices...

Y sin embargo aún tenemos nuestra alma, llámese como se llame.

Nunca me sea indiferente el mundo, y si así fuera, deje yo de ser mundo.

Un grano no es nada. Una playa dormida aún guarda entre sus cristales el origen de la vida.

Desde la pequeñez consciente de mi existencia no contribuyo con mi anuencia al devenir de esas personas.

Tal vez un aleteo de mariposa sí es importante, y las palabras de un ciego no caen en el vacío.

Saludos, Nosurrender

febrero 23, 2008 3:50 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Exacto, ha captado claramente mi ironía... precisamente ellos, la banca, que son los que han creado esta crisis... tiene tela sí. Ahora lo llaman cambio de modelo, o sea que bien llenitas las arcas a base de sus cochabambas con los constructores, ahora se disponen a vendernos cualquier otra cosa que "necesitamos", lo que sea, y a poco que sean hábiles, y lo son, y mucho, para crearnos esa "necesidad"...

En fin,lagarto, te veo muy rebelde desde que has cumplido los 40¡ (Tomaaaa)

Un besito,

febrero 24, 2008 1:19 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Rubén, ciudadano Kane es una gran película y esa frase es una gran certeza. Yo creo que lo que impulsa a un hombre -que no es artista o heredero- a forrarse es la falta de algo en su vida, y no otra cosa. Un saludo


Mk, la danza del vientre también te vale. No para ser presidenta del BBVA a lo mejor, pero sí para que nos lo pasemos bien en alguna reunión de amigos ;)

febrero 24, 2008 2:10 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Elena, me encanta compartir películas, libros o canciones. Incluso con gente tan rara y poco humana como este señor que preside este post. Para fresquito el que tenemos en este otro hemisferio. Ay, qué envidia me das!


Atikus, tienes razón; esa el Nueva Visión en lo que estaba pensando el otro día. Y es que hace tanto tiempo de aquellas juergas nocturnas, que uno ya pierde el sentido de la orientación :) El señor Potter, sí! y es que hay cosas que no cambian con el paso d elos siglos... un saludo malasañero!

febrero 24, 2008 2:10 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Maníasmías, dicen que hay mucho paro entre artistas, pero dile a tu madre que de presidente de Endesa sólo hay un puesto, eh ;) lo malo, desde mi punto de vista, es que los impuestos de los multimillonarios mantienen la proporcionalidad en las desgravaciones, tanto por pensiones como por “inversiones”. Lamentable.


Isa, al menos la vida tiene esas formas de hacer extraña justicia. Llamémosle calvo! :P saludos!

febrero 24, 2008 2:10 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Madame, quería hacerlo irónico, sí. Y es que la cosa tiene mucha gracia, ya ves. Gracias por el regalito, guapa. Bicos!


Valeria, a este tipo no le conviene pagar toda la hipoteca, porque la fiscalidad que existe hoy en día en España ¡¡¡le permite desgravar impuestos por pagarla!!!

febrero 24, 2008 2:11 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mityu, el consentimiento de los actos, como bien dices, es una aprobación explícita. Pero la rebelión no tiene porqué ser a base de cócteles molotov. Yo creo en la palabra y en la opinión. Creo que mi grano de arena no es nada en la playa, pero que es el mío, el más importante. Saludos!

Los Pasos, eso de los “cuarenta” lo considero una provocación ;) En cualquier caso, es bueno hablar de estas cosas, conocerlas y saber a qué jugamos todos. Besos!

febrero 24, 2008 2:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home