jueves, abril 10, 2008

El retrato de Brian May


Oscar Wilde escribió El retrato de Dorian Gray. Es una novela que cuenta la historia de un tipo que, en el colmo de la locura hedonista, consigue que sea su retrato el que envejezca mientras él permanece siempre joven. Los años pasaban y Dorian Gray permanecía siempre con el mismo aspecto físico ¿recordáis?

Bien, pues aquello no fue una simple invención del señor Wilde, no. Su Dorian Gray existe hoy en día y es el guitarrista de Queen, Brian May.

Los años, los lustros y las décadas pasan y Brian May permanece siempre igual. Con la misma melenita, con el mismo gesto, hasta con la misma postura tocando la misma guitarra.

Joder, ¡es que no se le ha movido un rizo desde el año 1974!

¿Pero quién es el peluquero de este hombre? ¿y cómo es que no se ha jubilado?

Además... ¿no suena sospechosamente parecido “Brian May” a “Dorian Gray”? yo lo tengo clarísimo.

Aprovechando las cosas del Pisuerga, voy poner una canción que tengo en mi cabeza desde hace unos días y que tengo ganas de tocar. Esta versión es soberbia. Así que, como dice Freddie Mercury, dedico esta canción a toda la gente guapa que pase por aquí esta noche, que sois todos.





Una canción para Dorian Gray: Forever young, de Bob Dylan

Un libro para Dorian Gray: Fausto, de J.W. Goethe

Una película para Dorian Gray: El crepúsculo de los dioses, de Billy Wilder

.

44 Comments:

Blogger Brisuón Çafrén dijo...

No envejece......
Igualito que nuestro Raphael.

abril 10, 2008 11:43 p. m.  
Blogger Mityu dijo...

Me fascina dorian gray, por lo que que de universal perverso y sutil tiene. si bien mantenerse joven, casi etéreo, dulce e inocente (le importaba mucho seguir pareciendo inocente)era un principio, este no fue más que un primer paso que poco a poco revela la oscura alma de dorian, cuyas marcar quiere borrar, como huellas incriminatorias que desmienten no solo un cuerpo, sino un alma que de ninguna manera quiere confesar.

Sin llegar a los extremos estéticos de wilde, montones de dorian andan por el mundo disimulando sus mojamas y jamones, pero más aún sus oscuridades, que han acabado por ensombrecer sus luces.

En cuanto al guitarrista... aiss, a mí me recuerda la canción de penélope. o a doña rosita la soltera.

Un abrazo, Nosurrender

abril 11, 2008 3:07 a. m.  
Blogger K dijo...

Da gusto verle tan contento, señor lagarto.

abril 11, 2008 9:29 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Fatal, estás fatal, de lo tuyo estás muuu mal, Lagarto... jajaja.

abril 11, 2008 10:42 a. m.  
Blogger melina dijo...

jaja tenés razón!
qué buena comparativa.
suena muy exitoso también el "brian grey", no?
;)

Wilde y May, genios los dos!
un abrazo!

abril 11, 2008 1:13 p. m.  
Blogger Mavi dijo...

Pues ahora que lo dices .... sí que está igualito el tipo.

Oye, ¿tu crees que si me hago un retrato, él podría ir celebrando mis cumpleaños por mi???, pues entonces quiero uno, y lo quiero ya, forever young!!!

Besos!!

abril 11, 2008 2:04 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

Creo que comparte el mismo secreto que Miguel Rios, y el secreto también guardado es la clínica donde se estiran el pellejo.

Saludos pellejudos.

abril 11, 2008 3:58 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Pues no quiero ni imaginar el retrato que tendrá Isabelita Presley en su alcoba, a la vista de las últimas fotos que vi por ahí. Se me ponen los pelillos de punta!!!!
Besos inmortales.

abril 11, 2008 5:43 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Yo tampoco envejeceré, ya vas a ver.

O por lo menos envejeceré, pero no recurriré a cirigías frívolas. No quiero una cara con expresión de asombro eterno.

abril 11, 2008 6:25 p. m.  
Blogger Aprendiza de risas dijo...

Pues yo quiero envejecer junto a mi espejo, envejecer, llegar a ser una anciana, con salud por favor, y poder menear mi cuerpo siempre que escuhe canciones como la que nos has colocado hoy, que me impide estar quieta ni siquiera cuando escribo estas líneas.

Envejecer es un don, un regalo.

BESOS,

abril 11, 2008 7:15 p. m.  
Blogger Aprendiza de risas dijo...

Olvidé decir que este Freddy Mercury me moló, me mola y me molará toda la vida. ¡¡Era el mejor!! Es el mejor. Tan sexy...

:)

abril 11, 2008 7:17 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Joder...! es cosa mía o estais todos ciegos...? La primera foto no se ve muy bien, pero entre la segunda y la tercera sí que se ve perfectamente el paso de 20 años. Lo único igual es la melena (aunque en el 2005 ya sin volumen apenas), pero la cara y el tripón le delatan perfectamente...

abril 11, 2008 8:20 p. m.  
Blogger K dijo...

La cara, pase... pero a cualquier cosa le llama usted "tripón", señor Carrascus...

abril 12, 2008 6:15 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, pero yo he visto una vez, en una fotografía de Raphael, a principios de los noventa, que tenía las patillas un poco más bajas. Así que ya no es lo mismo! Es que Brian May no ha cambiado su imagen lo más mínimo.

Mityu, es cierto. Al auténtico Dorian Gray le obsesionaba parecer inocente. De alguna manera, Wilde juega con esa idea de que el mal se marca en el rostro y que el hedonismo nos pervierte de manera inevitable. Y es que, como dice esa canción “to’ lo que me gusta es ilegal, es inmoral, o engorda” :P Un abrazo, Mityu.

abril 12, 2008 12:11 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

K, hay días estupendos, sí. Y aún quedan muchos más. Por cierto, el jueves comí con alguien que… bueno, ya te contaré ;)

Margot, no estoy mal: estoy buenorroooo!! :P eso sí, empiezo a preguntárme qué es lo mío, que no lo sé ;)

abril 12, 2008 12:12 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Melina, dos genios, sí. Brian Gray o Dorian May, los dos nombres suenan muy artísticos, sí. Un abrazo.

Mavi, no hagas el retrato desnudo entonces, o no podrá ir a misa por ti. Feliz cumpleaños, Mavi, muchos besos y for ever young! Besos

abril 12, 2008 12:12 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, tienes razón; Miguel Ríos tambien está igual. Debe ser algo que les ponen en el micrófono, sobre el escenario, o así :) Bueno, ya en serio, supongo que ser artista requiere cuidar una imagen concreta como un activo, como una marca más bien. Saludos.

Lula, a ver. Si Heidi Klum no existe, la Presley tampoco. Eso es photoshop. Anda que si tuviera esa señora que subirse a un escenario cada día, en un concierto, con lo mal que huele la masa cuando se lo pasa bien! Besos de muerte!

abril 12, 2008 12:12 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, estoy contigo. No me gusta esa imagen de intentar parecer joven hasta el ridículo. Creo que en las canas y las arrugas hay mucha belleza y mucha dignidad.

Sí, aprendiza. Es un don, una prueba tangible de que vamos venciendo, por el momento. Me alegro de que te guste esta canción, y que la bailes, y que mantengas en forma esa anatomía ;P Freddie Mercury era una bestia sobre el escenario, con una voz y una fuerza terribles. Sólo les vi tocar una vez, en el 87. Increíbles.

abril 12, 2008 12:12 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Carrascus, acepto algún pequeño cambio. Pero entre la primera foto y la última hay 30 años de diferencia. Y, bueno, hay retratos que cambian más en ese tiempo que este hombre.

K, la falta de “tripón” tiene fácil solución. Unas buenas disis de cerveza durante unos cuantos años y cualquiera puede tener el suyo ¡ que no haya envidia por eso! :)

abril 12, 2008 12:13 p. m.  
Blogger pura dijo...

Hay cosas que es mejor que no cambien.

Y tienes razón, ¡¡qué guapos somos!!

abril 12, 2008 12:49 p. m.  
Blogger Juan Cosaco dijo...

Yo aprecio una evolución personal en Bryan; fijate que consiguió salir de la secta de la que era adepto en los 70s, que le obligaba a llevar extraños atuendos ceremoniales y a leer frecuentemente enormes diccionarios vox, hábilmente camuflados en el atrezzo. A destacar su expresión de éxtasis nirvánico...

En los 80s parece que se unió al grupo de yuppies pijos dominante. La sonrisa cocaínica le delata, así como el chaleco desbotonado y la corbatica suelta. Yuppie pero feliciano!

Pero lo mejor vendría con el cambio de siglo, sin comparación! ojo al dato: su volumen corporal no le permite alcanzar las notas agudas que se gastaba en los riffs de juventud! pero eso lo compensa ampliamente con una cara guay del paraguay de éxtasis en el solo.

Bryan es el mejor y siempre mira el lado bueno de la vida, porfavor.

;)

abril 12, 2008 2:46 p. m.  
Blogger petitapetitesa dijo...

¿Quién ha sido la mala persona que quito ese chisme milagroso del micrófono de Keith Richards?
No será que es su retrato el que vemos en sus actuaciones y en los medios de comunicación y el Keith humano esta prisionero en las imágenes antiguas.

A veces pienso, que Keith fue abducido por un “ente alienígena” que ocupo su cuerpo, pero el “ente” en cuestión tiene como mínimo cinco tallas menos.

Es posible que necesite una cura integral de cerveza. Ya se sabe lo que ocurre con los productos liofilizados, (La liofilización es un proceso en el que congela el alimento y una vez congelado se introduce en una cámara de vacío para que se separe el agua por sublimación. Mediante diversos ciclos de congelación-evaporación se consigue eliminar prácticamente la totalidad del agua libre contenida en el producto original.) para que recuperen su aspecto original es necesario dejarlos un tiempo sumergidos en líquido.

abril 12, 2008 2:59 p. m.  
Blogger Luciernaga dijo...

Hay mucha gente con el retrato de su alma escondido .Si eres malo e inteligente quizas tengas un Lucien Freud , mas si eres tonto, puedes tener uno de los muchos bodrios que podemos ver cada año en ARCO. Una desgracia.

Saludos

abril 12, 2008 10:55 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Qué grande el Mercury, mira que lo tenía ganas... pero llegué a entenderle, a apreciar esa voz inigualable, esa puesta en escena, y adoro aquel video genuino, ese en el que salían travestidos, pasando la aspiradora en una casa imposible... Y acepté que aunque gustaran a masas que a mi me daban miedo, eran enormes, y tenían su sitio de gloria en este mundo de locos de la música.
La foto que cuelga ud.. ufff, es igualito en todas sus años esos que ni cumple ni descumple. Pacto con el diablo??? Buenos genes??? No lo se, pero está a la vista. Ese cuento de Wilde siempre me dió miedo... Y envejecer es una maravilla, experimentar con los años historias con las que crecemos, que uno se cuide de mas, porque ya no tenemos veinte años, que se tengan las lecciones aprendidas... creo que es un regalo. Sí, envejecer... sólo hay que saberle sacar el lado bueno, que es el de exprimir los días, y tener cosas que contar de aquellos que pasaron.
Un beso fuerte, estoy un poco outofmind como diría mi adorado Kurt, pero sigo por aquí.
Cuídate mucho, y que vivas muchas victorias como la de aquel sábado pasado. Son todas luchadas y tuyas, son merecidas.

abril 13, 2008 1:08 a. m.  
Blogger Lunarroja dijo...

Bueno, ahora con las operaciones de estética y con el photoshop es más fácil mantenerse joven, ¿no?

abril 13, 2008 12:41 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Seguro que es el mismo peluquero de Sara Montiel, fijo¡ pero si es el mismo estilo y todo¡

abril 13, 2008 1:11 p. m.  
Blogger Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.

Vamos, que te hemos encontrado, leído, observado, y nos ha parecido interesante.

abril 14, 2008 8:40 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Desde luego altamente sospechoso, compartirá el secreto?

abril 14, 2008 12:54 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Usted lo ha dicho, doctor Lagarto: se trata de cuidar una imagen de marca a mi juicio innecesaria que, a la larga, acaba resultando ridícula. Porque al igual que los artistas evolucionan en sus obras y van adquiriendo madurez en sus creaciones con el tiempo, no creo que sus fans dejaran de aceptar que esa misma madurez se refleje en su aspecto físico, tal y como nos ocurre al común de los mortales.

Ahora, si es válida su comparación entre Brian May y Dorian Gray, con lo feo que es ya este tipo no quiero ni imaginar cómo será el retrato que guarde celosamente en el fondo de su armario. ¡Como para provocar un infarto en quien osara contemplarlo! ;)

Hacía mil años que no escuchaba esa canción de los Queen. ¡Ay, esa pequeña y loca cosa llamada amor, que a todos nos vuelve un poco locos! Lo cual no deja de resultar beneficioso para su profesión: más pacientes a los que atender, ¿no, doctor? :P

¡Un beso!

abril 14, 2008 8:15 p. m.  
Blogger AA dijo...

y astrofísico y ahora rector!madre de dios!Queen debió llamarse Queer
besos!

abril 14, 2008 11:31 p. m.  
Blogger MK dijo...

Me gusta eso de la imagen de marca . O marca de la casa, siempre que no sea incrustarse a un look y a unas ideas.
La genética tiene mucho que ver.
Y que gran verdad aquello de que “to’ lo que me gusta es ilegal, es inmoral, o engorda”...
Yo estoy empezando a plantearme esa cosa que hace Madonna tan suya de reinvertarse cada lustro y medio.
El otro día vi un combate de lucha libre en la tele. Un pavo con un deltoides de triceratops luciendo dos pedruscos brillantes en las orejas y unas bragas imposibles , me retaba desde la pantalla.
Y pensé yo..¿Porqué no? de striper en Las Vegas , unas buenas tetas bajo un top turquesa , tacones de aguja y unas extensiones rubias .
Renovarse ...o morir..

abril 15, 2008 1:08 p. m.  
Blogger Churra dijo...

A mi lo de envejecer me horroriza y pongo todo mi empeño en no ajarme como una pasa, pero claro como las cosas son como son pues tampoco es para irse dando cabezazos o estirarse para que se te quede la frente como una plaza de toros ...mientras tanto veré otra vez El crepusculo de los dioses, oire a Dylan y leeré a Fausto ( mal de muchos ya se sabe )
Besos

abril 15, 2008 2:31 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Somos guapísimos, Pura. Yo al menos, últimamente, estoy que no puedo salir a la cale sin escolta :P


Cosaco, pues no sé si con esa melena que gasta el hombre se mueve mirar bien el lado bueno de la vida... a no ser que éste quede justo enfrente. Porque mirar a los lados, este señor lo tiene difícil! :) Gracias por pasarte por aquí.

abril 15, 2008 7:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Petita, el otro día leí por ahí que la Universidad de No-sé-dónde le ha pedido a Keith Richards que les done su cuerpo, al que consideran todo un portento de la ciencia por haber podido superar tantos excesos. Y bueno, referente a la liofilización... mujer, a mí me gusta la cerveza fresquita, así, sin más complicaciones :)


Luciérnaga, yo sólo tengo mi retrato en el pasaporte. Y salgo feo de cojones. ¿Eso vale como alma escondida? Espero que no, que no tengo ganas de esconder nada :) gracias por pasarte por aquí, compañera del reino animal. Saludos

abril 15, 2008 7:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tremends, ese video estaba muy bien, sí. Estaban todos geniales :) No sé si tiene un pacto con el diablo o con el peluquero. Quizás lo tiene con un demoníaco peluquero. Envejecer tiene algo maravilloso, que es el propio hecho de vivir el correr de la vida, con todas sus sorpresas agradables, que siempre las hay, aunque a veces haya que esperar un poco. Un beso, Tremends!


Lunarroja, bueno, ¡no veas lo bien que me mantengo en la foto de la orla de la facultad, en casa de mi madre! ¡y sin photoshop ni nada! la operación de estética que ya voy necesitando yo, es un corte de pelo, que parezco Einstein, últimamente. Le diré a Brian May si conoce algún peluquero de confianza.

abril 15, 2008 7:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Los pasos, pues sí se dan un aire, sí. Aunque a Sara Montiel no se la puede ver sin velo en la cámara y a May sin guitarra. Y eso distancia, eh.


Gracias, Stultifer. Esto de la red tiene sorpresas agradables. Pásate más por aquí, tengo días mejores, sin duda. Una escalera al cielo para ti.

abril 15, 2008 7:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Nausicaa, si el secreto está en el cuadro, como contaba Oscar Wilde, ya podemos ir encargando un retrato al artista. Yo quiero salir sentado, con una cerveza enorme en la mano y dos rubias voluptuosas agasajándome.


Doctora Antígona, son imágenes de marca, sí. Y, aún más, modelos nostálgicos de un pasado que pervive en una canción. Cuando suben a un escenario se interpretan a sí mismos cuando eran jóvenes. A mí me encantaría encontrarme con el Springsteen de barbita de 1978 estrenando Born to run en un escenario, sí. pero sería un engaño, una patética puesta en escena. Prefiero los músicos que viven de verdad, y lo dan todo con autenticidad. Hasta las canas. En cuanto a la fealdad del cuadro que contiene el alma de Brian May, sería interesarte compararlo con mi foto de pasaporte, a ver quién está más feo. Eso sí, yo no tengo ese horrible peinado, eh. Un beso, doctora!

abril 15, 2008 7:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es cierto, mi admirada Ana. He leído por ahí que será rector de una universidad de Liverpool. Espero que no tenga usar birrete, ¡o se le estropeará el peinado! No conozco las intimidades de todos os miembros de la banda, pero públicamente sólo se conoció la homosexualidad de Mercury. Así que el grupo sería, en todo caso, algo así como Queer and the Straights :P Besos!


Mk, pues es curiosa esa genética. Que son más de treinta años, mk :) Yo no sé cómo me reinventaría cada lustro y medio. Se admiten propuestas estéticas, siempre que me dejes tener la jarra de cerveza en la mano. Si vas por fin de stripper a las Vegas, manda fotos, anda. Que eso no me lo pierdoooooo. :P


Churra, que aún te queda mucho de uva antes de llegar a pasa. Y eso de estirarse, sólo para alcanzar la cerveza en la barra, eh. Besos!

abril 15, 2008 7:04 p. m.  
Blogger atikus dijo...

Me encanta esa novela y la peli, lo que es potoso es el peluquero....
El peluquero estará también jovencito???
Otro que no aguanto es el SR Berlusconi, ese tambien esta jovencito, que tomará para estar así??.se comerá a los niños malos???...anda que alguien nos diga el secreto ;)

abril 15, 2008 9:39 p. m.  
Blogger Isa S.B dijo...

¡Huy síiiiiiiiiiiii! sospechoso, sospechoso para mí que se ha escapado del relato de Wilde...
¡Lástima que Freddie no pactara con el diablo para seguir cantándonos como sólo él sabía.
Saludos y gracias por lasonrisa y la música.

abril 16, 2008 1:10 a. m.  
Blogger Javier Pérez dijo...

Las resurrecciones sojn más fáciles cuando los vivos no saben luchar por su sitio, me temo.

Es lo que tiene el movimiento retro, que funciona mejor cuanto más débil es el momento actual, ¿no te parece?

abril 16, 2008 5:09 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, yo a ese peluquero me lo imagino como un copista, como un falsificador de obras de arte. Cuidando que cada rizo quede exacto a la foto de hace treinta años... ¡debe cobrar una pasta! Berlusconi me provoca una ambigua sensación, entre la repugnancia y el patetismo. Como esos casposos chistes de Arévalo sobre mariquitas de los setenta. Algo así.


Isa, gracias a Dios los artistas no mueren nunca del todo y su música y su voz puede sonar en cualquier momento que lo necesites, con la misma fuerza. Saludos!

abril 17, 2008 6:45 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

De acuerdo, Javi, sí. pero también es cierto que los “revivals” en música juegan con la ventaja de la distorsión de la memoria emocional de las generaciones cuando alcanzan cierta edad. Ahora, se llevan los ochenta porque los patéticos cuarentañeros de hoy, teníamos veinte entonces. Por eso hace unos años se puso de moda ABBA y por eso dentro de algunos volverá Nirvana. Es que el negocio emocional, Javi, es uno de los más rentables.

Me está gustando tu última novela, ya hablaremos de Muller y los morfinómanos. Salud!

abril 17, 2008 6:45 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola,
Pues me encantaría ver el retrato de Brian May, para ver como ha ido cambiando fisicamente en su retrato, ¿le habrán desaparecido sus rizos?
Muy bueno tu blog y tu post.
Muy buena música
saludos

abril 21, 2008 8:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home