jueves, mayo 01, 2008

Marchemos, hijos de la patria



Mañana también es festivo en la Comunidad de Madrid, y aquí no trabajará (casi) nadie.

Mañana se celebra en esta ciudad -con cierto furor patriótico banderero incluso- el levantamiento del pueblo de Madrid contra Napoleón. Esto es, el triunfo del absolutismo monárquico más cejijunto y la Iglesia más medieval, sobre la Ilustración, la división de poderes, el código civil y la laicidad del Estado que Napoleón trajo generosa y altruistamente a España.

En este patético dos de mayo, mi ciudad muestra el orgullo de la Victoria de los curas analfabetos de pueblo y de los nobles vagos y corruptos frente a las ideas de Voltaire, de Rousseau, de eso de liberté, égalité y fraternité.

Todos los políticos e intelectuales de mi Comunidad acudirán a actos conmemorativos nacionalistas en esta triste efeméride.

Mañana es festivo en Madrid y a mí me dan ganas de ir a trabajar, cantando la marsellesa. No reconozco ese levantamiento popular reaccionario, absolutista y paleto contra José Bonaparte y la Ilustración. Soy francés.

Vive la France!

Marchemos, hijos de la patria,
que ha llegado el día de la gloria.
Han levantado contra nosotros
el sangriento estandarte de la tiranía.
Lo han levantado contra nosotros.
¿No oís bramar por las campiñas
a esos violentos soldados?
Pues vienen a degollar
a nuestros hijos y a nuestras esposas

¡A las armas, ciudadanos!
Formad los batallones
¡Marchemos, marchemos!
Que esa sangre maldita
empape nuestros surcos.




Está muy bien esto de tener dos festivos seguidos en primavera, eso sí. Pero podríamos dejar de celebrar una de las fechas más vergonzosas de nuestra historia -este dos de mayo-, y pasarla al día anterior al primero de mayo, el 30 de abril. Una fecha maravillosa en la que podemos celebrar, como día de la Comunidad de Madrid, el nacimiento de Bugs Bunny en 1938. Estaríamos todos orgullosísimos.



Un libro para el dos de mayo: Cándido, de Voltaire

Una película para el dos de mayo: Evasión o victoria, de John Huston

Una canción para el dos de mayo: Sinfonía Heroica, de Ludwig van Beethoven

.

41 Comments:

Blogger Miss Missing dijo...

A mi me dan ganas de ir a trabajar porque no me voy de aquí. Basicamente por tener algo que hacer, lo reconozco. ¿Tú crees que es el primer paso para ser adicta al trabajo?

En la escuela nunca me enseñeron que esta fecha fuera una celebración del levantamiento y triunfo del sistema abosolutista frente a la ilustración, sino que era un levantamiento de un pueblo oprimido a uno que nos invadía, del cual le dejamos entrar por la puerta grande si no recuerdo mal de las clases de historia... Además si no recuerdo mal... Las siguientes monarquías tomaron las ideas de la Ilustración (hete aquí a Carlos III que según dicen fue el mejor alcalde de Madrid, pero lo que no dicen es que si se empeñaba en poner una fuente en el solar de tu casa, tú y los tuyos te mandaban a vivir bajo un puente). A mi me gusta más conmenmorar la fecha de la creación de "la Pepa" puestos a conmemorar algo del siglo XIX, ¿no?.

En fin después de esta verborrea sin sentido, le daré al coco para ver que hago con el tiempo libre que tengo.

Besines!!

mayo 01, 2008 3:17 p. m.  
Blogger rubén dijo...

¡Viva el 2 de Mayo! ¡Vivan las caenas! ;-)

mayo 01, 2008 4:00 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Miss Missing... estás segura de que las siguientes monarquías tomaron las ideas de la ilustración...? Pero si Fernando VII, el siguiente rey, fue el monarca más inepto que hemos tenido en España después de muchos siglos...

Decretó la suspensión de las Cortes de Cádiz, se pasó "la Pepa" por los cojones, prohibió la libertad de imprenta y metió en el maco a todo el que olía un pelín a francés... vamos, con decirle que hubo un tiempo en que casi hubo más habitantes en Ceuta y Melilla que en Cádiz a causa de todos los que había metido en sus cárceles...

Mira, mirándolo bien, sí que podemos decir de él que fue un ilustrado inventor de algo: inventó el exilio masivo por motivos políticos...

Anda que no tuvo razón Napoleón... y le doy la razón a Nosurrender, cuando hizo renunciar al trono al mamón de Fernando VII y puso a José I... y los españoles, en vez de agradecer la reforma política y social que estaba haciendo éste, van y se rién de él poniéndole de nombre Pepe Botella...

La verdad es que los "listos" de las Cortes de Cádiz casi que se merecieron que después de haberle hecho a este rey la vida imposible, confiscarle todos sus bienes y darle una patada en el culo para que volviese Fernando VII, éste lo primero que hiciese fuera suspenderlas...

País de enteraos......

mayo 01, 2008 7:19 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Que viva Bugs!

Hay feriados a los que nos acostumbramos y ni pensamos en el por qué. No se cómo será allá, pero acá se acostumbra a pasar un feriado que cae en miércoles, por ejemplo, al siguiente lunes, para aprovechar el fin de semana largo. Me parece una total falta de respeto.

mayo 01, 2008 7:45 p. m.  
Blogger Miss Missing dijo...

Carrascus: En absoluto alabo a Fernando VII. Que de él todavía tengo en la memoria una canción de la infancia, no sé si la conoceras que reza así:

Cuando Fernando VII usaba pantalón,
cuando Fernando VII usaba pantalón,
¡Pantalón! Usaba pantalón.

Y respecto a la Pepa, quería recalcar que puestos a conmemorar, ¿por qué no una constitución, dentro del contexto histórico en que fue ideada, en la que el poder residía en el pueblo y no el rey de turno?

mayo 01, 2008 10:54 p. m.  
Blogger Miss Missing dijo...

Sí le llamaban Pepe Botella y eso que era abstemio.

mayo 01, 2008 10:56 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

No puedo estar más de acuerdo con usted. Yo gritaré el himno francés mientras Esperanza estrena series ensalzando la victoria de aquella España, la de sus ideales, esas que el clero no ha modificado en estos últimos 200 años.

mayo 01, 2008 11:03 p. m.  
Blogger Coblenza dijo...

Señoras y Señores animámonos a elaborar por decreto ley una norma que haga festivo, por el nacimiento de éste gran tipo que era Bugs Bunny, aquel que nos llevaba a lugares de categoría como gran personaje -y nada menos que un conejo- que ha sabido capturar de forma clamorosa a tantos paises con aquella frase célebre y mítica de: -¿qué hay de nuevo viejo?


Un beso,

mayo 01, 2008 11:05 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Si, claro que conozco la canción, Miss Missing... pero no era así. No era pantalón lo que se cantaba que usaba Fernando VII, sino "paletó"...

Cuando Fernando VII usaba paletó...

Esto era una forma de meterse con él, porque el paletó era una prenda francesa, más o menos como un tres cuartos, pero ajustada como las levitas... y cantando eso aludían al tiempo que el rey se pasó exiliado en Francia.

mayo 01, 2008 11:37 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Eh, miss missing, me alegro mucho de que tengas un trabajo que te motiva! En la escuela nos enseñan muchas cosas sobre Historia susceptibles de ser interpretadas de otro modo. De hecho, la historia del siglo XV de España, por ejemplo, es completamente diferente en un libro de texto castellano que en uno vasco. Y, además la Historia cambia también con el tiempo, aunque parezca un contrasentido. Se interpreta continuamente bajo criterios concretos, se hace ideología con ella.

Fue un levantamiento popular, sí. Lleno de nacionalismo barato y chulería madrileña. La mayoría de los madrileños que murieron en esos días no sabían de la Ilustración más que que era pecado. Es muy noble morir por una causa, pero esa causa, desde luego, no puedo identificarla como mía ni celebrarla.

Carlos III sí se autollamaba “ilustrado”. Más que nada por eso de “cuando las barbas de tu vecino veas cortar...” En 1759, cuando Carlos III es rey de España, ya están corriendo como la pólvora las ideas de la Ilustración. En cualquier caso, tienes razón, su patético hijo y su patético nieto fueron para atrás.

Besos, missing!

mayo 02, 2008 1:27 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Rubén, esa expresión que usaban los españoles como grito de guerra contra Napoleón lo dice todo: “¡vivan las ca(d)enas!” Ellos pedían cadenas como alternativa a la libertad que traía Francia. Y eso es lo que van a celebrar nuestros políticos e intelectuales mañana. Es una vergüenza.


Carrascus, tienes razón. Fernando VII fue lo más lamentable que ha habido en toda la historia de España. Y mira que ese puesto está reñido en nuestra historia, eh. En cambio José Bonaparte, o Pepe Botella, era un hombre culto, un intelectual con muchas ganas de hacer cosas buenas por España con una sensibilidad especial hacia los españoles. De hecho, cuando implantó el código napoleónico, respetó la religiosidad de España, cosa que no se hizo en el resto de Europa.

mayo 02, 2008 1:28 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, eso es lo que se debería hacer con todos los feriados. Es ridículo mantener la mitomanía de una fecha cuando supone un trastorno económico y personal a todo el mundo. Son las fiestas las que deberían respetarnos a nosotros, y no al revés ¿no crees? Yo pasaría a los lunes todas las fiestas ¡hasta Año Nuevo! :)


Bueno, miss missing, la llamaron “la pepa” porque se aprobó el día de San José, que ya es festivo en muchas comunidades. Además, sería redundante, ya que también es festivo el día de la Constitución que ahora tenemos, el seis de diciembre. Que, por cierto, también funciona como puente :P Y sí, para más oprobio, encima Pepe Botella era abstemio. La manipulación ridícula de la política, como ves, no es un invento moderno de la COPE.

mayo 02, 2008 1:28 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, el próximo año deberíamos montar una manifestación enfrente de los políticos, con banderas francesas y fotos-cartel de Voltaire, Monstesquieu y Rousseau. Diremos a Carla Bruni que se venga. En tanga, claro.


Coblenza, Bugs Bunny haría un gran servicio a la patria, sí. Estoy convencido de que los políticos, editorialistas de medios, columnistas, etc. encontrarían muy rápidamente los valores que simboliza. Por ejemplo, ese “¿qué hay de nuevo, viejo?” que mencionas puede interpretarse como una continua preocupación de nuestro héroe por el bienestar de nuestros mayores :P

mayo 02, 2008 1:29 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Efectivamente, carrascus, el patético Fernando VII, se llevaba muy bien con los franceses. O eso intentó él cuando fue a buscar el apoyo de Napoleón en Bayona para derrocar definitivamente a su padre Carlos IV.

En sus Memorias, Napoleón hala de esas reuniones en Bayona, en las que vinieron padre e hijo, cada uno por su lado, para conspirar el uno contra el otro con el fin de mantener la poltrona. Realmente Napoleón creía que hacía un favor a España librándonos de los Borbones, trayendo un nuevo rey (tan francés como esos Borbón, por otra parte), mucho más culto, moderno y sensible al pueblo.

Y yo creo que Napoleón tenía razón.

mayo 02, 2008 1:29 a. m.  
Blogger Miss Missing dijo...

Carrascus: Gracias por la aclaración. De todas formas el efecto es el mismo que era el de la burla, ¿no crees?

NoSurrender: Lo sé, lo sé. El día de San José. Puestos a elegir prefiero la de ahora, aunque con cambios, si te soy sincera. Y respecto al trabajo... En realidad la cuestión es que no se qué hacer con tanto tiempo libre.

Y perdonadme la metedura de pata de Carlos III que fue antes que el susdicho Fernando. Por cierto, la hija tampoco fue una maravilla.

mayo 02, 2008 1:49 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo también me declaro afrancesado, antinacionalista y ya de paso republicano.
¡Cuántas asignaturas pendientes tiene que aprobar todavía España para que yo sienta un poco de ardor patriótico!

Una sugerencia: "momentos estelares de la Historia" de Stefan Sweig. en uno de los relatos cuenta como Rouget de Lisle compuso la Marsellesa.

ATHOS

mayo 02, 2008 11:38 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno miss mising, yo también prefiero la de ahora a la de 1812... pero también prefiero la actual de Francia a la actual nuestra. Al menos, la francesa es decididamente laica. Se celebra el 4 de octubre ¿nos lo tomamos como festivo? :P


Athos, tendremos que organizar esa manifestación, entonces. O competir con el megaproyeto nacionalista que Garci está rodando sobre el tema haciendo una peli descaradamente afrancesada. Aún es posible escandalizar. Gracias por la sugerencia. Tenía la marsellesa en la cabeza, y se escapó por el teclado. En realidad era la Heroica la que quería poner, por obvias razones. Edito y corrijo.

mayo 02, 2008 11:55 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

¡¡Viva Bugs Bunny!!

mayo 02, 2008 1:52 p. m.  
Anonymous Esperanza Aguirre dijo...

¿tanga? Las francesas no se depilan

mayo 02, 2008 2:48 p. m.  
Blogger Miss Missing dijo...

Lagarto, ¿y si lo celebramos antes? Queda mucho hasta el 4 de Octubre...

mayo 02, 2008 8:40 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Liberté¡
Igualité¡
Fraternité¡

(qué tontos fueron nuestros paísanos, lagarto, qué bien actuaron de peones en un teatrito en el que la reacción se limitó a ver como masacraban al pueblo)

Y ayer el heredero borbón en Móstoles... es que telaaaa

Magnífico post, querido.

mayo 03, 2008 10:34 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Eso es, Sintagma. Y como comida típica del día, ¡zanahorias!

Cuanto honor, señora Aguirre. Ya que anda usted por aquí, me gustaría preguntarle por qué dijo que “los españoles se levantaron en nombre de la libertad” en esa fiesta tan ignominiosa. A mí me daba la risa nerviosa. Y que, por cierto,¡me han dicho que había muy pocos canapés!

mayo 03, 2008 11:15 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Miss missing, siempre hay algo que celebrar. Cualquier día vale, pero yo me quedo con mi 30 de abril. El año que viene, y todos los que vengan detrás, pienso celebrarlo.

Bueno, Los Pasos, a mí me parece lo más normal del mundo que la familia Borbón acuda a Móstoles cada dos de mayo. Vamos, yo creo que deberían ir de rodillas y dando las gracias, la verdad. Si ellos están aquí es porque los españoles apostaron por su ancestro Fernando VII, entre otras cosas. Lo que no entiendo es la ausencia de Rouco. Eso sí que no tiene perdón de Dios.

mayo 03, 2008 11:15 p. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Después de leer los comentarios, no hay mucho más que decir. Nosurrender y Carrascus lo explican bien. Sólo hay que ver los cuadros de Goya para ver quienes eran los sublevados. No llevaban la Ilustración ni en las ropas ni en sus rostros. Como dijo Pérez Reverte en su artículo de "El país" fue la "intifada de la navaja y el macetazo"

Las primeras décadas del XIX español fueron como la tela de Penélope, un paso adelante y otro atrás y después la Década Ominosa.No dejó títere con cabeza. Sí, nos equivocamos de enemigo.

Estupenda esa elección de La Marsellesa. La mirada de admiración de Ilsa es indescriptible. Tal vez por ese gesto de coraje, Rick comprendió que él tenía que quedarse con la chica.

mayo 04, 2008 1:31 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Para mí, Shandy, Pérez Reverte es muy suave, muy “polite” con esos comentarios. De alguna manera, eso que él llama “la intifada de la navaja y el macetazo" otros historiadores lo han llamado, directamente, el invento del terrorismo de guerrilla como forma de lucha. No, eso no se dice en los discursos políticos oficiales sobre el furor pariótico.

Te agradezco que hagas mención a la secuencia de Casablanca que he colgado. Menudo peliculón. La mirada de Ilsa significa todo lo que ella siente por Lazlo. La admiración profunda por un hombre destinado a la lucha por la libertad, cuya fuerza y convicción le parecen más importantes que todos los sentimientos que se agolpan en su corazón cuado vuelve a ver a Rick en aquel garito de Casablanca. Esa mirada significa que no puede dejar a Lazlo, nunca. Que dejará morir su corazón porque sus sentimientos no son nada comparados con el destino de la lucha por la libertad del mundo. Vamos, lo que le tiene que explicar Rick en el aeropuerto:


ILSA - ¡No, Rick, no! Anoche dijiste...

RICK - Anoche dijimos muchas cosas. Tú dijiste que yo debería pensar por los dos y es lo que he hecho. Y sé que tienes que subir a ese avión con Victor, que es a quien perteneces (...) perteneces a Victor. Eres parte de su obra, eres su vida. Si ese avión despega y no estás con él lo lamentarás. Tal vez no ahora, tal vez no hoy ni mañana. Pero más tarde, y para toda la vida.

mayo 04, 2008 10:46 a. m.  
Blogger Antígona dijo...

Me encanta leerle tan rebelde, doctor Lagarto, para este pasado dos de mayo y todos los que queden :)

Porque no puedo dejar de suscribir todas y cada una de las palabras de su post con respecto a lo que su celebración significa. ¡Yo también soy francesa! Y más teniendo en cuenta que la propia proclamación de la consigna “liberté, égalité, fraternité” significó en su momento el reconocimiento de la condición de ciudadano francés, al menos en un plano ideal, a todo aquel que quisiera hacer propios tales ideales ilustrados.

Muy diferente hubiera sido nuestra historia de no haberse producido aquella sublevación que ahora tanto se celebra. Y, lo que es más lamentable y penoso, muy distinto sería nuestro presente y a mi juicio mucho mejor en lo que respecta, entre otras muchas cosas, al actual dominio de la iglesia en ámbitos que ningún otro país europeo toleraría en pleno siglo XXI y a sus constantes injerencias, no sólo permitidas sino incluso fomentadas por ciertos sectores, dentro del espacio político.

El dos de mayo debería ser un día de duelo y lamentaciones públicas. Un día de penitencia por los errores pasados en que llovieran volúmenes de la Enciclopedia y de “El Contrato Social” de Rousseau golpeándonos sin misericordia en la cabeza. En aras de una libertad, como muy bien se ha dicho por ahí arriba, forjada de cadenas, se nos privó del acceso a lo que realmente hubiera supuesto un avance hacia el ideal de la libertad. Verdaderamente vergonzoso que se festejen con tanto jolgorio los barrotes de una cárcel que tanto daño siguen haciendo.

Totalmente de acuerdo con su propuesta de trasladar el día festivo al 30 de abril. Celebraremos la irreverencia y la ironía de Bugs Bunny, buena contrapartida de la independencia mal entendida y el respeto hacia la iglesia. ¡Y le invitaré a pastel de zanahorias! :P

¡Un beso, doctor Lagarto!

mayo 04, 2008 7:14 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Hoy leía que la Guerra de Independencia supuso un retroceso de 30 años en España con la vuelta del absolutismo de Fdo VII. Napoleón se equivocó con su ataque directo a la monarquía y religión haciendo aflorar el sentimiento antifrancés (más acentuado) de la población. También me ha hecho gracia una frase de alquien que dijo que mejor nos hubiera ido si el timbaler del Bruc lo mejor que podía haber hecho en vez de tocar el tambor es tocar....se los huevos

Un saludo

mayo 04, 2008 7:28 p. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

A lo de cantar la marsellesa me apunto, tiene algo de magia!

mayo 05, 2008 9:40 a. m.  
Blogger Churra dijo...

¡¡¡¡Viva Sarcozy !!!!!!!
Evidentemente entre las muchas cosas que le faltaron a España fué una buena revolución francesa y hoy un Sarcosy como Dios manda
(es que yo Señor Lagarto soy de derechas de toda la vida ) .
Un abrazo.

mayo 05, 2008 8:32 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Citroën sur Mer, donde yo vivo, tiene como fiesta local el día de la Reconquista. Y ese día, los políticos, incluso los que se creen más progresistas, acuden a la plaza a participar de una pantomima o representación en la que el pueblo le arrebata el poder al invasor francés. Este año, cuando el general francés salió al balcón del ayuntamiento, como todos los años, el pueblo le abucheaba entre risas festivas. Pero acabó su discurso con: "Libertè" (abucheos)"Egalitè"(abucheos)
"Fraternitè" (abucheos).
En ese momento me di cuenta de que no merecíamos ser invadidos.
A bientot.

mayo 06, 2008 12:32 a. m.  
Blogger Natalia dijo...

Pues ahora que está tan de moda renegar del concepto "superioridad cultural" a ver cómo encajo yo este mensaje, doctor lagarto.

Porque claro, ya no está nada bien visto eso de invadir al prójimo para imponerle un modelo cultural y social más avanzado.

Y menos si es sin mandato de la ONU, "dónde va a parar"

Es en lo que pensaba yo estos días con aquello de la festividad. Por cierto, que pretendo ir a ver al señor Goya en el Prado en breve.

mayo 06, 2008 6:09 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

A mí me encanta que me lea usted, doctora Antígona. Ya sabe que en esta página bipolar pasamos rápido de la rebeldía a Bruce Springsteen, así que andémonos con cuidado, eh ;) Dice usted muy bien, las ideas que impregnan la revolución francesa son universales desde su propia concepción. Lo mismo pasó con la maravillosa Constitución de los EEUU, que expresa que ser americano es creer en esos valores. Y por eso el país más grande del mundo se creó a través de la inmigración. Todos somos Rousseau, todos somos Frankiln.

Hacer “política-ficción” es muy arriesgado. No sé qué hubiera pasado si no hubiera habido sublevación, pero seguramente Napoleón no hubiera perdido medio millón de hombres en España, y los hubiera podido utilizar en el frente del Este. Lo que es seguro es que la historia de Europa del sXIX y sXX hubiera sido completamente distinta, ya que es en esos enfrentamientos contra Napoleón donde toma cuerpo la idea del nacionalismo moderno.

Quedaremos el próximo 30 de abril entonces, para celebrarlo. Pero yo la zanahoria... mejor en un buen guiso de carne, eh :P

Un beso, doctora Antígona!

mayo 06, 2008 7:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sese, treinta años dicen los historiadores, sí. se refieren, supongo a que Fernando VII murió en 1830... pero su hija Isabel II tampoco trajo a España la modernidad, que digamos. Eso sí, reabrió las universidades, ¡que las había cerrado el subnormal de Fernando VII! En cualquier caso, sese, supongo que lo que realmente quieren celebrar es el surgimiento de un nacionalismo español que incluye, por fin, al catalán también (como el mito del timbaler, que traes aquí). Les encanta encontrar un punto de unión emocional en torno a España, aunque sea a costa de la Ilustración. Un saludo.


Nausicaa, ya lo creo que lo tiene. Yo cuando veo un partido de rugby con la selección francesa, seme ponen los pelos de punta cuando el estadio canta la marsellesa. Siempre voy con ellos. Hasta cuando juegan contra España :P

mayo 06, 2008 7:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Y que viva muchos años, churra. Todas las naciones modernas tienen algún hecho del que se sienten orgullosos que les aglutina como pueblo, como bien dices. Quizás sea eso lo que explique las dificultades que tiene España para que cale su idea nacional sin problemas.

Yo también deseo que haya en España un Sarcozy. Esto es, un líder capaz de aglutinar a la derecha en torno al laicismo, el bienestar social, el respeto a la democracia y sus instituciones, independiente de Iglesias y medios de comunicación y, lo más importante, completamente desligado de la ultraderecha que representa Le Pen. Desde mi punto de vista, creo que el PP español está más cerca de Le Pen que de Sarcozy. Su viaje al centro nunca termina, porque siempre topa con la Conferencia Episcopal. Yo también quiero un Sarcozy en España, sí.

Me parece estupendo que seas de derechas de toda la vida. Creo que eres la primera persona que se manifiesta políticamente en términos radicales de izquierda/derecha en esta página, pero es muy sano tener de todo.

Hace muchos meses, ante un meme, yo escribí que uno de los personajes que más detestaba era José María Aznar. Lo mantengo, pero quiero aclarar que lo que detesto de él no tiene nada que ver con ser de izquierdas o de derechas.

Y en cuanto a lo que aquí escribo sobre el Dos de Mayo y su relación con la izquierda y la derecha, me llamó mucho la atención un debate en Telemadrid anoche. Ramón Tamames defendía la importancia nacional de ese “alzamiento” mientras Sánchez Dragó defendía a los afrancesados.

Un abrazo, churra.

mayo 06, 2008 7:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, es que somos para invadir, claro que sí. Yo no soy nacionalista. Les respeto a todos, sí. Pero no puedo entender esas actitudes viscerales que más me recuerdan a un partido de fútbol donde la gente grita “¡penalti! árbitro, cabrón” en lugar de pensar el tipo de mundo que queremos dejar a nuestros hijos. El nacionalismo embriaga. Y los que permanecemos serenos, no entendemos nada. Algo así.


Hola, Natalia! Aquí somos muy poco etnocentristas. Hasta estamos a favor del proyecto Gran Simio, así que mira tú :P Le hubiera resultado un poco difícil a Napoleón obtener un mandato de la ONU, que no existiría hasta unos 130 años después. Goya, por cierto,
Murió en Francia, a donde salió por patas huyendo del reinado de Fernando VII ;) Un beso!

mayo 06, 2008 7:49 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Pues sí, tienes mucha razón.

Pero estaba Madrid bien animado, no digas!!

Aquí, en "este país" nos hacemos un chichón y lo celebramos... genio y figura, darling!!

Un beso.
Árbol

mayo 07, 2008 10:40 p. m.  
Blogger antonio11 dijo...

Una cosa es defender (yo lo hago) los ideales de 'igualdad, libertad y fraternidad' y otra (justo la contraria) es defender la invasión, si,invasión, como otras, de un emperador egolatra. Pero que baja anda la moral por los madriles, jésus.Lagarto, primero se defiende lo propio, cateto o no, y luego se intenta mejorarlo. Una modernidad 'ajena' es menos que nada. La invasiones solo producen eso. Todas. ¿O no?. Saludos

mayo 19, 2008 1:57 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Árbol, Madrid no es la ciudad más animada del mundo, desde hace ya tiempo. Algo se ha perdido por el camino. Para bien y para mal, que nunca se sabe. Besos.


Hola Antonio. Lo primero, gracias por tu comentario. Creo que lo que nos distancia en la manera de entender este hecho es el concepto de “lo propio”. Y es que siento más como “propias” unas ideas que un trozo de tierra. Me unen más las ideas a las personas que el dónde han nacido. Es que no me siento nada nacionalista, de verdad. Me cuesta adaptarme a ese concepto de lo propio.

Entiendo perfectamente lo que dices y es eso lo que unió a la gente de España contra el enemigo francés. Pero yo no puedo sentirlo. Un saludo.

mayo 19, 2008 3:48 p. m.  
Blogger Eduardo dijo...

Yo en éste punto en mi blog, opino lo contrario. Nos vemos en Zaragoza, junto al cañón de Agustina. Cándido está en mi top 5, la Heroica, me parece perfecta si no fuese dedicada al Hitler del XIX (por ahí voy), la peli me parece un Huston menor. Tocapelotas en demasía para ser mi segundo comentario en su blog?

mayo 27, 2008 2:55 a. m.  
Blogger pepitoelvira dijo...

El reponsabilizar el levantamiento del 2 de mayo, con el retraso en la introdución en España de las ideas de la ilustración, en mi opinion es al menos temerario. El genio francés, Napoleón tan admirado por muchos, acabó con el régimen republicano de Francia , se nombró emperador y causó grandes desastres en toda Europa. Poco tiene que ver con la "egalite, la fraternité y la liberté". El levantamiento del pueblo de Madrid, y después de todo el pueblo español contra su invasión, fue el inicio de su caida. Muchos pueblos de Europa seguirian nuestro camino, sobre todo por el descubrimiento de la "guerrilla".
Francia nunca nos aportó nada. La Constitucion de 1812, la "Pepa" si fue ejemplo para muchas de las constituciones de otras naciones.
No se olvide "lagarto" que de Francia vinieron los 100.000 hijos de San Luis que fueron los que definitivamente asentaron en el trono al desastre y cobarde de Fernando VII.
En opinon de muchos historiadores el retraso que en España sufrieron los ideales ilustrados, procede de la falta de una burguesia potente. El hidalgo español que consideraba desmerecedor todos los oficios, no quiso ser comerciante, industrial etc. esta burguesia, fue la que en otros paises, asumió o controló el poder en detrimento de los otros estados: nobleza y clero.

septiembre 29, 2008 8:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gracias por tu comentario, pepitoelvira. Claro que es temerario y simplista. Pero el post responde a una oposición radical a lo que realmente se celebra con el dos de mayo: el nacionalismo más cejijunto y católico medieval.

A Napoleón le combatieron los nacionalismos. En España, en Europa y en la propia Francia, desde luego. Nacionalismos que aún arrastramos en nuestra historia de Europa hasta la vergüenza.

No me parece justo decir que Napoleón no trajo nada a España. lo primero que hizo fue deshacerse de los Borbón ¿le parece poco? Sustituyó a Carlos IV y Fernando VII por un intelectual, su hermano José. Promulgó el Estatuto de Bayona y trató de implantar leyes liberales e ilustradas. Urbanizó Madrid, fundó las bases para la creación del Museo del Prado, se cargó los derechos feudales... Realmente pienso que es una lástima que los acontecimientos de la historia hicieran que José I tuviera que ceder el trono a Fernando VII.

En cuanto a la falta de una burguesía incipiente, te doy toda la razón. Es una de las causas básicas que explican el retraso de España en esa época. Y esta falta, supongo que estarás conmigo en que en parte es culpa del excesivo poder de la Iglesia en la sociedad. Poder que volvió a multiplicarse con la llegada de los Borbones tras la expulsión de José Bonaparte.

Muchas gracias por tu interesante comentario.

septiembre 30, 2008 7:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home