martes, julio 22, 2008

Are you ready?


¿Estás preparado? Dime, ¿estás preparado? ¿Estás preparado para ir a donde yo quiero ir? Porque si no estás preparado, no podrás ir. Esta noche quiero ir hasta ese río. Hasta ese río de vida. Ese río de amor. Ese río de esperanza. Ese río de confianza. Ese río de amistad. Ese río de compañía. Ahí es donde quiero ir cada noche. Ese río de tensión sexual. ¿Estás preparado? Porque quiero que vengas conmigo. Porque no puedo ir hasta allí sólo por mí mismo. Tengo que hacerlo contigo. Para llegar hasta ese sitio te necesito a ti, y a ti, y a ti, y a ti. Y también a ti. Y tampoco podrás llegar allí sólo por ti mismo. Así que, ahora, si estás preparado para ir, levanta la mano. Si necesitas ayuda para llegar hasta allí levanta la mano. Los de atrás, si quieren ir que levanten las manos. Los de arriba, si realmente queréis ir, levantad vuestras manos. Los que necesiten ayuda para ir, que levanten las manos. Los que quieran ayudarme a ir, que levanten las manos. Quiero veros las manos.

Bien, allá vamos.




Every dog has his day. Gracias, Bruce, por la música, por los gritos, por las lágrimas, por las risas, por la alegría, por las sorpresas, por los Amigos, por las cervezas raras, por el dolor de pies, por ese bar hawaiano, por la chica que nos llevó hasta el otro lado, por el calor, por la noche, por la tierra prometida, por la vida. Por la última vez.




Una canción para los que están preparados: Mary’s place, de Bruce Springsteen

Una película para los que están preparados: Doctor en Alaska III temporada, de Joshua Brand y John Falsey

Un libro para los que están preparados: Ada o el ardor, de Vladimir Nabokov

.

29 Comments:

Blogger Lula Fortune dijo...

Guauu! lo que tengo que hacer es ir contigo al próximo concierto del Boss. ¿Hecho?
Besos con las manos levantadas.

julio 22, 2008 11:50 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Te ha quedado perfecto, ni una palabra de menos, ni una de mas.
Me alegro que te des esos chutes de vida, mas vida, quiero decir...
Un besazo fuerte, yo tb estoy preparada.... lojuro.

julio 23, 2008 12:41 a. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Lagarto, tú también tienes la capacidad de emocionar con la palabra y de hacer que levantemos las manos.
Mi hijo pensaba llegar hoy. Pero dice que en Barcelona no se aburre -¡no te jode!- y, aun teniendo pocas pelas, se quedará hasta el sábado. Además le queda por ver la exposición del trío calavera: Duchamp, Man Ray y Picabia. Para la próxima vez no me lleva él. Seré yo quien se lo cuente. Pero para eso no puede haber "última vez". No digas eso que me pongo triste.

Gracias por este post tan cálido.

julio 23, 2008 12:53 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Bueno, parece qno te defraudó :)

La recomendación de Doctior en Alaska III me ha encantado!

julio 23, 2008 9:06 a. m.  
Blogger Churra dijo...

Que me alegro por ti y por mi que lo leo .
Preparada , naturalmente.
Besos

julio 23, 2008 2:29 p. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

Ay, Lagarto, que esta semana ha sido para mí un poco la semana de Bruce Springsteen también, porque he recibido llamadas de los tres conciertos.

Realicé la comprobación absurda de que a veces se puede pedir una canción por teléfono y el señor Springsteen también te la toca. Así que le pedí Janey don't you lose heart un poco en tu honor y recibí la llamada de un amigo a las once y cuarto.

¿Qué le pedimos mañana a papá Bruce? Le dije que para el domingo no sabía, que yo de Bruce me las tarareaba casi todas pero no me sabía los nombres. Más adelante tuve una revelación y se la envié corriendo en forma de mensaje: Thunder road, quiero thunder road!!

A media noche volvió a llamarme mi amigo: Éste es el momento. Y durante los minutos que duró él y el señor Springsteen me la cantaron a dúo. A dúo hasta el solo de saxo del final, en del que Bruce se retiró discretamente para dejar que continuara el dueño del teléfono:

pa pa pa pa paaaaaaa

julio 23, 2008 2:49 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Esta mañana, cuando fuí a comprar la fruta, Cristi y Loli, las hermanas de la tienda, me contaron que habían ido a Barcelona a ver a Bruce. Bueno, más bien lo adivine yo por ciertas palabras y el brillo de sus ojos. No habían ido a ver a Springsteen ni al Boss. Habian ido a ver a Bruce como cuando me ven a mi ven a Javi. Fueron a ver a un amigo que, sin entender papa de ingles, les ilumina los corazones y les devuelve multlipicado el precio de las entradas. Me contaron que gritaron, rieron, saltaron y lloraron como siempre, como nunca.
Y, viendoles los ojos, lo entiendes todo. Les dije, riendome, que las odiaba. Me dieron un beso. Esta mañana, en el coche, volví a poner el primer CD que compré en mi vida "Tunnel of Love". Y el puto chulo sigue con el culo apoyado en el Cadillac. Que cabrón.

Besos Lagarto.

Maldoror.

julio 23, 2008 3:33 p. m.  
Blogger jorge dijo...

Preparado. Dispuesto.

¡¡Que fuerza tiene ese hombre!!

Tuve que ir a Bilbao. Cogi el avion el domingo noche, rodeado de grupos de gente que solo hablaban de Bruce.
A mi lado una joven hablando por el movil (bus al avion) contandole a la pareja que habia dejado en casa lo impresionante que habia sido.
Todas, todos con sonrisas en la cara.

Con ese hombre es mas facil encontrar como discurrir por ese rio de vida.

Te ha quedado una entrada redonda.
El video sensacional (literal, de sensaciones).
Muy buenas las recomendaciones.

julio 23, 2008 5:06 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Mmmm... estaba por no escribir este comentario... pero bueno, venga, lo haré a pesar de estar seguro de que me convertiré en objeto de burla de todos los que han pasado por aquí, y los oídos me zumbarán durante el resto del día.

En una cosa estamos todos de acuerdo: Springsteen es un intérprete con consciencia, y que se asegura de darte algo del valor de lo que has pagado; te vende humor, romanticismo, fuerza y compromiso político. Y sus canciones despliegan un mensaje que nos dice que tengamos confianza en nosotros mismos, que desarrollemos todo nuestro potencial y no nos dejemos tirar al suelo por las presiones de nuestra vida diaria, que empecemos a dejar atrás todo aquello que nos parecía importante en la juventud y vayamos pensando en otras cosas... todo muy positivo... y por eso a mí, por ejemplo, lo que de verdad me emociona son las canciones de Bruce, y no el saber que es un tío enrollao y buena persona que predica el mensaje de la salvación a través del rock'n'roll...

Sus discos siempre estarán en un sitio preeminente de mis estanterías. Pero en sus conciertos... todos esos are you ready? y el parloteo que muestra el video que has colgado, la verdad es que me sobran.

Lo que no quita tampoco para que me alegre un montón de lo bien que lo habeis pasado todos; ya he tenido noticias también a través de unos amigos de aquí que anduvieron viéndolo en Barcelona.

Saludos para todos.

julio 23, 2008 6:57 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Estas palabras reflejan el espíritu que quiere Bruce para un concierto: un viaje en común en el que todas den y reciban. Y él, en estos conciertos ha recibido, sus primeros planos risueños le delatan.
Un concierto es un tren al cual nos subimos todos, incluído él.

Ahora me dispongo a escribir al respecto, no sé por dónde empezar.

Un saludo

julio 23, 2008 9:15 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

I'm on fire.

julio 23, 2008 10:58 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

¿De dónde sacará este hombre tanta fuerza?

julio 24, 2008 6:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hecho, Lula. Eso sí, creo que debería pedir una comisión a Springsteen por todo esto… :P Bicos!


Eso está bien, Tremends. Hay que estar preparados. Y hacer el esfuerzo por ir. Nada es gratis, todo tiene un precio en esta vida, eh (mira, ésa, The price to pay, no la tocó, una pena)

julio 24, 2008 8:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Shandy, yo tampoco me aburro en Barcelona. Pero Madrid tampoco está mal, si no fuera por la cantidad de tiempo de vida que pierdo en el trabajo. A mí no me dio tiempo a exposiciones en Barcelona, si no tomamos como tal a la colección de botellines que quedaron en la mesa de un bar el sábado por la noche :P Gracias ti.


Nausicaa, compré el otro día la tercera parte de Ddoctor en Alaska. En eso estoy estas últimas noches. Me encanta :)

julio 24, 2008 8:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Churra, la alegría que no falte. Que nos leamos mucho.


Lui, me encantaba ver en los conciertos la cantidad de teléfonos que se encendían en canciones determinadas, porque me hacían pensar precisamente eso que estás diciendo; que se compartían más allá del estadio. Thunder Road es la canción más hermosa del mundo, no puedo decir más, ni menos (http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2007/10/la-carretera-del-trueno.html) Volvió a ser emocionante vivirla de nuevo. Besos.

julio 24, 2008 8:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Maldoror, somos muchos los peregrinos. Para los que nos gusta, sentimos que su música nos pertenece, o algo nuestro pertenece a ella. Algo así. Vale mucho más que el precio de una entrada, desde luego. Y lo ves en la actitud de las decenas de miles de personas que lo comparten contigo. Tunnel of love me encanta, tengo especial cariño a ese cd, es algo muy personal. En estos días nos ha tocado tres canciones de ese disco (Tougher than the rest, Brilliant disguise y Tunnel of love). La próxima vez te apuntas, eh ;) Salud!


Jorge, como siempre tras un concierto de esta banda, casi todos quedamos conmocionados. Una de las cosas que me hacen pensar, cuando veo todos esos estadios llenos de gente emocionada en un concierto del Jefe, es que las personas somos más parecidas de lo que pensamos. Gracias.

julio 24, 2008 8:07 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, que nadie puede convertirte en objeto de burla en esta página, eh. Me parece bien todo lo que dices. Pero tengo que hacerte algunas matizaciones.

Lo primero que te tengo que decir es que no todas las canciones de Springsteen despliegan ese mensaje de autoconfianza del que hablas. Y te pongo como ejemplo Backstreets, que sé que es de las que te gustan (podría hablar de Downbound train, Stolen car, Factory, Jungleland, Nebraska, Empty sky, Born in the U.S.A, She’s the one... ¡o todo el Tom Joad!).

Tampoco creo que sus canciones nos pidan dejar atrás lo que nos parecía importante en la juventud. No Surrender, This hard land, Radio Nowhere, Long walk home, ... o la Mary’s place que da sentido a esta entrada, representan exactamente lo contrario (y sólo he puesto canciones de las que ha tocado en España estos días, por no cansar).

Lo que sí que hacen todas las canciones del Boss es mirarte directo a los ojos. Eso sí.

En cuanto a la “salvación del rock”, creo que es un tema que podría tratarse de maneras muy interesantes porque se prestaría a diversas interpretaciones. Pero he recordado ahora que has escrito esto que la penúltima vez que presentó en Madrid Light of day (otra de las que tocó estos días) dijo algo así como “Al contrario de otros, yo no voy prometiendo la vida eterna. Pero sí puedo prometeros que viviréis aquí y ahora”. Creo que esto explica bien la actitud de Springsteen. O, al menos, lo que yo capto de ella.

En cambio, creo que ha sido mi culpa descontextualizar completamente ese “are you ready?”. Odio los eo-eos en los conciertos. Personalmente pienso que el músico que los utiliza sólo busca el efectismo más barato cuando no se puede comulgar con el público con la propia música. Pero este “are you ready?” no corresponde a esa situación barata y, digamos, porno-musical. Se trata de la introducción de Mary’s place, una canción que habla de alguien que se encuentra en el momento decisivo de empezar a moverse para superar una pérdida trágica. Está contando por qué a él le parece fundamental confiar en los nuestros, necesitar a los amigos, saberse debil y fuerte a la vez. Habla de que la superación (felicidad, si quieres) hay que trabajarla y que necesita de la ayuda de los demás. Dice que Mary’s place no es una canción que toque la E Street band, sino algo que hacemos todos los que estamos a un lado y otro del escenario

Un saludo!

julio 24, 2008 8:07 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sese, me gusta esa imagen del tren que utilizas. Todos estamos en él. Es un poco como esa otra canción, Land of hope and dreams. Espero que lo pasaras bien.


Arcángel, que se te ve muy sexy hoy :P


Sintagma, no sé qé desayuna, no. Pero toda esa fuerza ocurre de verdad. Te aseguro que, tras tres horas de concierto, él es el que más animado está ;)

julio 24, 2008 8:08 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

En fin, doctor Lagarto, la verdad es que después de todo lo que le ha respondido a Carrascus creo que poco más puedo añadir yo. Porque me parece que es precisamente ése que ha explicado el sentido de ese emocionante speech que Bruce se lanza en el concierto para introducir Mary’s Place: tan insustituible para salir del hoyo cuando en él hemos caído es nuestra propia voluntad, nuestras ganas y nuestro esfuerzo para salir de él, como imprescindible resulta la presencia de los otros, el reconocimiento de nuestra propia debilidad que nos lleve a buscar, a aceptar, manos que nos ayuden a encontrar nuevamente un poco de claridad.

Lo que más me fascina, por otra parte, es la capacidad que tiene Bruce para conectar con el público, para provocar que setenta mil personas a la vez alcen sus manos animados por sus palabras. Me fascina pero no me extraña, como parte de un ritual que el Bruce más chamán ceremonia armado de su guitarra y su voz. Porque si a tanta gente le gusta Bruce es porque, diría, con sus canciones, con sus letras, toca fibras que a todos nos pertenecen. Y durante el concierto, movido el público por su entrega, por todo lo que pone en juego cada vez que se sube a un escenario, que es muchísimo, esas fibras se ponen a vibrar como nunca.

¡Un beso!

julio 24, 2008 10:27 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Es que me lo contagió Bruce.

julio 24, 2008 11:02 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Resulta difícil mostrarse iconoclasta con mitómanos tan convencidos... pero asumiremos el papel.

Tienes razón, todas esas canciones que citas muestran mensajes diferentes a los que yo señalaba en el otro comentario... pero son canciones de ¿hace cuanto tiempo...? Todos vamos cambiando con los años, vamos teniendo nuevas sensaciones, nuevos intereses, y lógicamente, eso se ve representado en lo que hacemos, en el caso de Bruce, en sus composiciones.

Por eso sus canciones grabadas son una muestra fiel del transcurrir de su vida y del mensaje que nos ha querido ir dejando.

Cuando las recupera en sus conciertos y las mezcla de esa manera, y nos mete esas parrafadas para introducirlas y justificarlas, yo, en realidad no me lo creo... o mejor dicho, me lo creo en la misma forma en que me creo el rico refranero español, que tiene un refrán para una cosa y otro para justamente la contraria, así no se equivoca nunca...

Porque lo otro que podría pensarse es que nos está vendiendo la misma mercancía que los demás... y eso, de él... no, verdad?

julio 24, 2008 11:59 p. m.  
Blogger rubén dijo...

A este paso no sabré lo que es un concierto de Bruce. Es una de esas cosas que siempre se aplazan para la próxima ocasión. Envidia cochina me dais...

julio 25, 2008 12:52 a. m.  
Blogger tan versátil como acústica dijo...

me llevo ese consejo conmigo, para casa.

julio 25, 2008 5:48 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Claro, doctora Antígona. En los momentos en que estamos mal no podemos salir adelante, precisamente porque ese estar mal nos resta tantas y tantas fuerzas. La ayuda es absolutamente necesaria. La fragilidad es consustancial al ser humano en un mundo descomunal, como decía aquella otra canción. Un beso!


Arcángel, espero que tengas algo más a mano que Bruce para atenuar ese fuego :P

julio 26, 2008 11:33 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

La mitomanía va por barrios, carrascus. En cualquier caso, no pretendía hablar aquí de ningún mito sino de un rito.

En cuanto a los mensajes diferentes, te he puesto canciones de todas sus etapas: Long walk home es de su último disco, por ejemplo. Claro que vamos cambiando, es ley de vida. Pero eso no quiere decir que sensaciones o pensamientos que se tenían hace veinte años no puedan perdurar de alguna forma (la actitud política, por ejemplo, ante la guerra)

Las contradicciones, cuando treinta años después se ponen todas las canciones encima de la mesa, son lógicas. El hombre es en sí un ser contradictorio. Dylan escribió dos canciones “I belive in you” y “I don’t belive in you”. Me parece una genialidad (más) por su parte. En este sentido sí resultaba irónico que Springsteen tocara en uno de sus conciertos en Barcelona Rosalita (I know your mama she don't like me 'cause I play in a rock and roll band...), porque es obvio que ya no es el músico colgado de entonces y ninguna madre de ninguna mujer que saliera con él diría eso.

Pero es que entonces volvemos al principio del anterior post: la canción deja de pertenecer al músico y pasa a pertenecer al público una vez publicada. Tampoco Dylan deja de cantar canciones que hablan de un chico que se enamora de una bailarina de top less (tangled up in blue), o de la distancia que le produce alguien que se compra un sombrero caro que él no puede permitírselo (Leopard-Skin Pill-Box Hat).

Salud!

julio 26, 2008 11:35 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Rubén, no sé si su banda aguantará mucho más, pero él no dejará de dar conciertos. No sabe dejarlo, no puede. Le verás, claro que sí.


Tan versátil, creo que, más que un consejo, es una actitud que es bueno mantener. No somos islas, como decía aquel poema de John Donne.

julio 26, 2008 11:35 a. m.  
Blogger Bolero dijo...

El próximo concierto me voy a vivirlo contigo, no se con quién disfrutaría más, con el boss o contiguito

tienes peligro, mucho peligro
muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

julio 27, 2008 8:19 p. m.  
Blogger Manuel dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

julio 30, 2008 2:50 p. m.  
Anonymous maRia dijo...

No retreat, baby.

agosto 18, 2008 1:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home