lunes, julio 14, 2008

Janey no te hundas


Bruce Springsteen es capaz de dejar una canción como Janey don’t you lose heart fuera de un álbum. Conozco músicos profesionales que darían un brazo por haber podido escribir algo así, una sola vez en su vida. Pero para Bruce no es esencial, no. Lo importante en cada álbum es “decir algo”. Así, cada trabajo tiene una identidad en sí mismo. No se trata sólo de acumular canciones. Si algo es bueno pero no encaja con el mensaje, se queda fuera. La honestidad artística de Bruce Springsteen está a la altura de muy, muy pocos.

La canción Janey don’t you lose heart salió como cara B del single de I’m going down, cuando los singles de vinilo aún existían. Fuimos muchos los que compramos ese single, aún teniendo el álbum Born in the U.S.A en casa, sólo por esa melodía tan emotiva que, cuando sonaba en un bar, nos impedía seguir la conversación que estábamos manteniendo. Porque un día nos dejó tumbados. Marcó una equis en el mapa emocional de nuestra vida y nos dejó derrotados, buscándonos en la miel de un sol que se derramaba del cielo.

Que alguien consiga hacerte llorar con un tema que él ha desechado “porque no encajaba” dice todo de lo que este hombre es capaz de dar cuando ofrece su Música.

Bruce Springsteen, a pesar de ser la estrella de rock más importante de las últimas décadas, no va de divo. Se entrega a un 110% a su público, en cada concierto, en cada parte del mundo, cada noche. Si otros músicos importantes piden para su camerino excentricidades como una mesa de ping pong (Mick Jagger), cien toallas negras (REM), o 25 cajas de agua de la Kabbalah (Madonna), Bruce Springsteen sólo pide una botella de oxígeno, para poder darte más y más. Y más. Y más.

Una de sus costumbres (sin par en el mundo de los macroconciertos) es la de bajar hasta el público y pedir qué quieren que toque la banda. Así, cada noche recoge un papel con el nombre de una canción cualquiera que alguien del público sostiene con emoción. Un papel en el que está escrito algo que alguien del público siente como algo Muy Especial en su vida. Un papel que lleva escrito el nombre de una canción que, para esa persona concreta, lleva un trozo de su corazón, la equis de su mapa emocional, lleno de vísceras, de dolores, de alegrías, de esperanzas rotas o encontradas. Y resulta que el nombre de aquella canción escrito en un papel que recoge el músico, es esa canción perdida en una cara B de un single de los ochenta que nadie conoce, y que también se hizo tuya una noche en un bar en el que todos los ríos se secaron. Porque tu mapa emocional también está tatuado en ella. Porque te acuerdas de esa noche en ese bar, de aquella miel de Sol que te atrapó para no dejarte ya nunca más. Porque estamos todos locos y porque estamos todos cuerdos. Y entonces la banda la toca. Y es increíble. Y sucede esa magia única, personal e intransferible. Y no hay nada igual en el mundo. No, no lo hay.

Ocurrió en París (cómo no).

"Ya tienes tu libro, pequeña, que recoge todos tus temores
si me dejas hacerlo, cariño, recogeré todas tus lágrimas
Me llevaré tus penas si tú quieres que lo haga
En cuanto llegue mañana, eso es lo que haré.
Pero, mientras, escúchame

Janey, no te hundas, Janey, no te hundas...

Dices que ya no tienes nuevos sueños que perseguir
que te sientes como una extraña que ya sabe demasiado
que llegas tarde a casa, que te desvistes,
que te tumbas en la cama, y que sientes todo este vacío.
Pero ahora escúchame

Janey, no te hundas, Janey, no te hundas...

Hasta que todos los ríos se sequen,
Hasta que la miel del sol se derrame desde el cielo,
Hasta que todos tus temores estallen y caigan derretidos sobre el mar,
Escúchame mientras

Janey, no te hundas, Janey, no te hundas, Janey, no te hundas..."



No os hundáis, no. Nunca. No Surrender ¿lo prometéis?

Esta semana Bruce Springsteen ofrece varios conciertos en España. Tengo entradas para Madrid y Barcelona. Y cuando él nos pregunte, de nuevo, eso de “Is there anybody alive out there?” se lo diré. Sí. Me siento VIVO.







Una canción para Janey: We are all made of stars, de Moby

Un libro para Janey: Tokio blues, de Haruki Murakami

Una película para Janey: La rosa púrpura de El Cairo, de Woody Allen

.

70 Comments:

Blogger Makiavelo dijo...

Se nota que el Bruce Springsteen te entró por derecho.

A mí me siguen atrapando algunos de los muertos del rock.

De todas formas, hay que reconocer que el muchachito se entrega.

Saludos.

julio 14, 2008 9:17 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Hoy lo has bordado, has escrito desde las tripas, como a mi me gusta, cuando se escribe desde las tripas haces q el q te mira, se le erice el vello.
Poco me importa si es por Bruce o por una amapola que hayas encontrado en tu camino, lo que me importa es como se me queda el cuerpo, tu hoy me has recorrido.
Gracias
La canción, el libro y la pelicula, están muy bien seleccionados
y yo tambien estoy viva

muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

julio 14, 2008 10:42 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

joder peaso frase q te has cascao

Marcó una equis en el mapa emocional de nuestra vida y nos dejó derrotados, buscándonos en la miel de un sol que se derramaba del cielo.


Por dios, paténtala, mira q me la copio, q la utilizaré, q seguro no te cito pq se me olvida, pero q sepas q con todos mis respetos, pero la copio, me la pego, me la engancho me dejas?¿?¿?¿

julio 14, 2008 10:45 p. m.  
Blogger MK dijo...

Como Cecilia , sentada en esa última fila del cine , secándose las lágrimas , y empezando a esbozar una sonrisa mirando la magia que vuelve a abrirse en el lienzo de la pantalla.

Nunca...lo prometo
...No surrender...!

julio 14, 2008 11:26 p. m.  
Blogger Coronel Kurtz dijo...

Por allí estaremos el jueves. Yo es la primera vez que asisto.

Yo soy de los que no conocía, ni la canción, ni la historia de los papeles. A mí Bruce me tocó tarde la fibra... pero me la tocó como tu dices... y también marco una equis en el mapa. Fue con "Lonesome day" y su "it´s alright... it´s alright... it´s alright... yeeeah!" que a veces hace falta que te lo digan así.

Un abrazo y disfruta! yo lo haré

julio 15, 2008 12:29 a. m.  
Blogger K dijo...

Ay, lagarto. Hoy he estado a punto de escribir algo que habría querido parecerse a esto. Pero me alegro de no haberlo hecho. Gracias.

Qué poco queda.

julio 15, 2008 12:50 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

...y sólo ellos nos hacen volar.

julio 15, 2008 2:09 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Te dije que me enamoré de él gracias a vos, no?

julio 15, 2008 3:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, fue hace tantos años ya que el origen se pierde. En cambio, tengo la tonta sensación de que es lo único que ha permanecido inalterable en mí, que nunca me ha decepcionado.

En cuanto a los muertos, también tengo muchos mitificados. Es inevitable, con el paso del tiempo :) Saludos!

julio 15, 2008 4:20 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bolero, ¿Qué he recorrido tu cuerpo, dices? Y yo sin enterarme :P No creo que me saliera lo mismo escribiendo sobre una amapola, aunque todo es cuestión de ponerse ¿no?

La frase es solo mía a medias, Bolero. El verso “Hasta que la miel del sol se derrame desde el cielo” es parte de la letra de Bruce Springsteen. Yo te cedo todos mis derechos, por la parte que me toca. El resto, pídeselo a él ;)

Besos recorridos

julio 15, 2008 4:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mk, es una gran película ¿verdad? La volví a ver hace poco. A pesar de que el final que propone Allen es muy duro, creo que necesitamos poner nuestras emociones en esas vías de escape, aunque no tengan nada que ver con nuestras miserias cotidianas y rutinarias. De alguna manera, la música que ofrece Springsteen tiene algo de eso. Besos.


Coronel, espero que lo disfrutes. Allí estaremos el jueves y no nos decepcionará. Lonesome day es una canción llena de lágrimas y fuerza, como sólo él sabe escribir. La toca bastante en esta gira, aunque con Bruce nunca se sabe: cambia continuamente el setlist, no se repite nunca, excepto Born to run. Cada concierto es único.

julio 15, 2008 4:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

K, ya nos queda muy poco, sí. El jueves nos vemos en el Bernabeu y lo celebraremos. Pero seguro que tú lo hubieras escrito mejor, ¡a mí no me cabe duda!


Sintagma, supongo que te refieres a los ángeles de los que hablábamos en tu página. No creo que sean los ángeles los que nos hacen volar. Creo, como dice el mismísimo Bruce que a veces hay que cambiar esas alas por unas ruedas (“To trade in these wings on some wheels”), porque la redención está siempre aquí abajo, en unos brazos amantes y un camino sin destino.


Arcángel, es todo un cumplido lo que dices. Mis emociones adolescentes son reales con su música. Si consigo comunicarlas, es que todo sale bien ;)

julio 15, 2008 4:21 p. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

Yo me quedo con tus "porque" del final, con el "entonces" y la proliferación de íes separadas por puntos "Y es increíble. Y no hay nada igual en el mundo".

Y es que es exactamente así es como suceden estas cosas cuando suceden.

Es curioso, llevo toda la semana pensando en Bruce. Espero que toque tu canción.

julio 15, 2008 4:53 p. m.  
Blogger Churra dijo...

Chico me emocionas..
Hoy vi en la tele unas imagenes suyas paseando por la playa de San Sebastian..
Que lo disfrutes . Un beso

julio 15, 2008 5:46 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

Disfruta de esos conciertos, disfruta la vida

julio 15, 2008 8:09 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Excelente post, me has puesto "la gallina de piel".

Sobre la primera parte comento lo mismo en nuestro post sobre This Hard Land

http://embolica.blogspot.com/2008/07/this-hard-land.html

En cuanto a Janey don't you loose heart conseguí el vinilo (por cierto, ¿conservas la fotos que regalaban con el disco?)cambiándoselo a un amigo por un lp de ¡Julio Iglesias"! (que compré para tal transacción); quién me iba a decir que años después Enrique Iglesias profanaría Sad Eyes (ni elegir sabe el chico). En fin otra de mis anécdotas referentes a Springsteen.

Espero con ansia tus impresiones sobre los conciertos.

Hasta otra

(ahora el cuerpo me pide Frankie)

julio 15, 2008 8:16 p. m.  
Blogger Ichiara dijo...

Hoy me acordé de ti, vi unas imágenes de Bruce en la playa con sus hijos, descansando antes de darlo todo. Es cierto que hay momentos que se quedan grabados de por vida. Los míos están asociados también a canciones que aún hoy, después de miles de años, me siguen emocionando hasta el paroxismo.

Los que sentimos de verdad la música no podemos morir, nunca, porque algo nuestro se pegó en esos temas.

Un besote, muy bueno. Ya nos contarás

julio 15, 2008 10:19 p. m.  
Blogger kamala dijo...

Pues no sabía el dato del single, pero juro que desde siempre y hasta hoy (y me temo que así será por siempre jamás), mis dos canciones preferidas de Bruce son esas dos...

julio 15, 2008 11:05 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Tenía muy olvidada esta canción, Gracias por recordarla, amigo NoSurrender; siempre viene bien reavivar las memorias que valen la pena.

Ya verá como disfruta en los conciertos del Boss... y de paso, ya que va a ver usted dos seguidos, a ver si puede fijarse en una cosa y nos la cuenta. En conciertos como los suyos, que vienen a durar más de tres horas a veces... ¿Bruce no va nunca a mear?

julio 15, 2008 11:51 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Dísfruta y luego nos lo cuentas. Me gusta la gente que se emociona y hace emocionar. Y aunque no soy muy seguidora de Bruce es un tío que me cae genial.
Besos cálidos, Lagarto.

julio 16, 2008 12:38 a. m.  
Blogger Tormento dijo...

Sentirse vivo es un lujo del que no todo el mundo puede presumir.
Menos si además huele a resurrección por todo lo alto :)

Si además de redivivo vas a ver a Springsteen dos veces en cuatro días, puede que pases a un estado aún no definido por los científicos :)

No surrender, of course.

Disfruteision of the concierto, plis.

Beso grande.

julio 16, 2008 1:25 a. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Uuufff... que se me han puesto agujitas en los ojos, coño, que casi no me salen las palabras. Sí,Bruce marcó una x en el mapa emocional de muchos de nosotros. Y ahora lo que más me emociona es que a mi hijo, con la misma edad que yo tenía cuando descubrí a Bruce, le siga pareciendo tan grande como lo fue -y lo es- para mí. En Barcelona, sus ojos lo verán por mí. Y sé lo que sentirá.
Gracias por este post y por la traducción.

julio 16, 2008 1:34 a. m.  
Blogger Bolero dijo...

Ayer inspiraste mi entrada

muakkkkkkkkkkkkkkkk

julio 16, 2008 2:24 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

No me extraña, doctor Lagarto, que muchos hubieran dado un brazo por haber podido escribir algo así. Yo misma hubiera dado ese brazo, y hasta una pierna, por haber sido capaz de hacerlo. La canción es tan preciosa. Luego con unas buenas prótesis todo se arregla :)

Pero tiene usted toda la razón: desechar una canción como ésta sólo puede ser síntoma de una honestidad, y de una generosidad, me permito añadir, admirables. Porque de Bruce no me gustan sólo sus canciones, sino toda esa pasión que pone sobre el escenario, toda esa entrega y esa fuerza que uno no acierta a saber de dónde se saca y que le hace incluso preguntarse si este tipo será de este mundo. Me emociona verlo brincar, saltar, sonreír y hasta llorar en cada escenario. Pocos como él –y yo desde luego no sé quiénes son- alcanzan a transmitir, a regalar tanta magia en unas horas, y de un modo tan intenso y tan especial. Habría que ser un pedazo de corcho para no dejarse arrastrar por ella, y vibrar con Bruce y la banda a cada golpe de guitarra, a cada nota de cada canción. Como para resucitar a un muerto. Así que, ¿cómo no iban usted y todos los que acuden a verle a sentirse vivos al escucharlo?

Aunque usted tampoco se queda atrás en el arte de tocar las vísceras, doctor Lagarto.

Y no se preocupe, que aquí nadie se va a hundir ni mucho menos a rendir. Eso téngalo usted por seguro.

¡Un beso!

julio 16, 2008 4:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lui, me da igual lo que toquen. Sé que lo voy a pasar bien. En cuanto al estilo narrativo, siempre tiene que estar al servicio del contenido ¿verdad? Cuando, por ejemplo, se traduce a Joyce al castellano, hay que tener eso muy en cuenta ¿verdad? ;)


Churra, es una buena playa para pasear. Hace más de diez años que no la piso. Y tengo muchas ganas, sí. ¡A ver si alguien me invita! ;)

julio 16, 2008 4:58 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Los Pasos, gracias. Disfrutaré la vida, sí. Y espero que ella disfrute de mí. Quid pro quo!

No conservo la foto, Sese. Tampoco sé muy bien dónde anda ese single, la verdad. Quizás en casa de mi ex mujer, quizás en la de un amigo… en cualquier caso, tengo mi cd de Tracks en perfectas condiciones ;) This hard land es otra de mis favoritas. Ese “stay hungry, stay alive” del final es muy emocionante. Creo que la ha tocado en alguno de estos conciertos. No estaría mal encontrarla de nuevo. Nos vemos en el Camp Nou.

julio 16, 2008 5:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ichiara, si estaba con sus hijos y nadie menciona la presencia de Patty, lo mismo tienes ya la exclusiva de su separación. Informa de ello, que tengo alguna amiga que se ofrece como nueva compañera :P

La música popular tiene esa característica emocional insustituible: se adhiere a una época de nuestras vidas como un imán. Y, como magdalena de Proust, trae todo tipo de olores, texturas y sabores cuando se escucha veinte años más tarde. Por eso los revival siempre serán uno de los grandes negocios.

Un beso!

julio 16, 2008 5:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Kamala, qué casualidad, sí. I’m going down me parece más facilona que Janey, pero esos tres acordes le funcionan de maravilla. No la suele tocar en los conciertos, pero lo pasaremos bien si lo hace. Y me acordaré de ti, claro.


Carrascus, Bruce, entre las veintitrés primeras canciones y las siete últimas que vienen de bis, suele tomarse un tiempo óptimo para esos menesteres :) Pero, con todo lo que suda en un concierto (y los que lo hemos visto sabemos cómo es esa camisa completamente empapada), no creo que necesite ir al baño. Me alegro de que te guste esta sencilla canción. Un placer.

julio 16, 2008 5:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, no pretendo hacer seguidores de Bruce. Me parece muy bien, muy sano, muy complementario, que no le guste a todo el mundo. Cuando hablo de él sólo pretendo comunicar emociones personales mías. No pretendo, ni por un instante, imponerlas a nadie, hacer participar de esa música a nadie. Sería ridículo. Además, lo que importa no es la música de Springsteen en sí, sino los sentimientos que canalizo a través de ellas (y de ellos es de lo que hablo, no de su música). La música de Springsteen es la “cosa” que “utilizamos” para “hacer algo”. Un poco de lío, sí. Pero yo me entiendo :) Bicos, Luliña!


Tormento, sentirse vivo es difícil. Pero ya conoces mis catalizadores.Y los tengo en marcha :) besos enormes, sin rendición.

julio 16, 2008 5:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dama Shandy, vas a faltar tú en la fiesta, entonces. Una de las cosas que más llama la atención de un concierto de Springsteen (y vale igual para uno de los Rolling Stones, Bob Dylan o David Bowie, por poner unos ejemplos) es ver como se van sumando generaciones jóvenes al fenómeno con un entusiasmo virginal, excesivo. Mitifican lo que tú tuviste hace veinte años y te hacen sentir una especie de profeta, un sacerdote del “yo estuve allí” Es divertido, me gusta ;) Espero que le guste a tu hijo la experiencia.


Ay, Bolero, que me vas a sacar los colores :) Gracias a ti, porque pones tú mucho más de tu parte que yo de la mía. Besos.

julio 16, 2008 5:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Antígona. Yo prefiero que no escriba una canción así y que conserve todas las extremidades que la Naturaleza le ha dado y la Prudencia le ha hecho conservar, eh.

Bruce Springsteen es pura pasión, sí. Por eso sé que no es un extraterrestre. Sus historias son tan humanas que duelen. Su fuerza es telúrica y visceral. Si va a haber alguien vivo entre las decenas de miles de personas que peregrinaremos al Bernabeu el jueves, ese es el chamán, Bruce Springsteen.

Un beso, doctora Ántígona!

julio 16, 2008 5:06 p. m.  
Blogger Margot dijo...

Que lo disfrutes!! Dos días seguidos!! eso es pasión, señor lagarto...

Besos ou yeah!

julio 16, 2008 5:24 p. m.  
Blogger El Doc 9 dijo...

buen material. Vengo de los pagos de la Arcangel siempre Mirona, abrazo de gol

julio 16, 2008 6:25 p. m.  
Blogger jorge dijo...

Bruce es otro de mis imprescindibles.

Lo he visto en directo las tres primeras veces que estuvo en Barcelona. Como explicas se entrega totalmente. Es una esperiencia unica.

...y la banda es una gozada.

Tengo todos sus discos, y me he "apropiado" de varias de sus canciones.

En el comentario a la entrada de Dylan, no te puse que lo vi en directo la primera vez que vino a España (con Santana acompañandole a la guitarra)y Luz Casal de telonera.
Tengo suerte, he visto a Dylan. Bruce, Cohen, Simon, Elthon.

julio 16, 2008 9:37 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Qué cabrón, me has dejado llorando¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ La verdad es que apartando las lágrimas, que soy de llanto facil, esa canción es de esas que me gustan: mensaje, lenguaje limpio, estribillo cañero y sentido, y final bonito. Supongo que es facil no hundirse si alguien te escucha, y Bruce tiene pinta de escuchar bastante bien a la gente, y de empaparse de sensaciones propias y ajenas, y hacerlas canciones, casi poesía, algunas.
Sabes que no es que me alucine el hombre, pero me gusta, y respeto su trayectoria profesional, y tiene una voz única. Lo escuchaba bastante hace muchos años, no me preguntes porqué dejé de hacerlo... Ya sabes que yo soy cíclica...
Me quedo con esa imagen de la que hablas, del nodivo, y el libro de Murakami, que es bestial, su mejor libro, dentro de los siete, u ocho que tenga, yo cmpré todo lo que había, recuerdo, después de Tokio, y nunca me ha gustado ninguno tanto como ese. Con decirte que lo releí tres veces... Es un torrente de sentimientos desbordados... Me encanta el tío. La rosa púrpura del Cairo, es una de mis pelis favoritas de Woody Allen, eso de que Mia Farrow pueda cambiar esa vida de mierda que lleva por una idílica junto a su héroe de la pantalla, es bestial... y qué mas.. ah, sí, que espero que lo disfrutes como un loco, los dos conciertos, que disfrutes tb la compañía, y que tengas un verano precioso, como tu, hermoso.
Un besazo fuerte, ya te contaré yo de Ray, que voy a Vitoria a verle en breve...

julio 17, 2008 12:15 a. m.  
Blogger rubén dijo...

Mierda, casi me haces llorar. Yo fui uno de esos que compró el single.

julio 17, 2008 2:09 a. m.  
Blogger la ventana dijo...

bruce springsteen...
algo raro me pasa con el, primero que nada no me gusta, pero le tengo un alto respeto, y esto es por 3 cosas:
1. una foto que encontre hace mucho tiempo, salia el tocando, era increible, una entrega, me impacto tanto que, sin saber ni quien era, la guarde en mi computador, la tengo hasta el dia de hoy, ojala yo pueda entregarme asi al tocar.
2.la letra de born in the USA, creo, eso si, que quizas en las garras de la comercializacion se perdio toda la buena intencion(cita textual a los prisioneros (grupus ochenterus chilensis)
3. lo que acabas de escribir.
podriamos decir que lo encuentro bueno de verdad, pero no para escucharlo, sino para saber de el de repente.
en fin saludos
me gusto mucho lo escrito

nico

julio 17, 2008 6:21 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, no son todos los días seguidos, pero pasaré unos buenos días en buena compañía. La liturgia exige, además de concierto, un buen montón de cervezas y tapas. Besos!


Hola, Doc. Gracias por pasarte por aquí. Aquí admiramos mucho a Arcángel, su página es uno de los mejores rincones literarios que he encontrado en la red. Se lo recomiendo a todo el mundo. Abrazos!

julio 17, 2008 12:13 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Jorge, gracias por pasarte por aquí. Desde luego, tienes muchos galones aquí si viste a Springsteen en aquel famoso concierto de 1981 en Barcelona. No consiguió llenar una pista de baloncesto, dejó 2.000 entradas sin vender, y dice la historia que fue uno de sus mejores conciertos, en una de sus épocas más creativas y de mayor fuerza (The River). Mk también estuvo allí, (me encanta esa historia que contaste, Mk :) ), así que compartís los dos esos galones.

En cuanto a ese viejo concierto de Dylan en Vallecas, creo recordar que Santana tocó antes, y Dylan después. Eso sí, Santana salió, al final, a hacer un bis con Dylan (no recuerdo cual).

Lo de Cohen sí que me ha dado envidia, Jorge!

Un saludo!

julio 17, 2008 12:13 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tremends, vente al concierto y te olvidarás de Ray Davis :P Bueno, yo no puedo trasladar aquí la música de Springsteen, sólo mis emociones al respecto. así que está bien así.

Sabía que me ibas a hablar de Murakami, sé lo mucho que te gusta, lo hemos comentado otras veces. Creo que ese libro refleja algo parecido a lo que dice la letra de la canción. Sabes a lo que me refiero, no diré nada más por si alguien quiere leerlo. Respecto a la película de Allen… en realidad ella (Cecilia) no puede cambiar nada. O, mejor dicho, no tiene el valor de cambiar realidad por fantasía, porque en un momento dado tiene que elegir ,y elige su vida miserable pero real al menos.

Un beso, Tremends!

julio 17, 2008 12:13 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Rubén, fuimos muchos, sí. Quizás esa manera de vender la música (en singles de tres minutos) colaboraba más a crear esa atmósfera emocional de la que hablaba. Porque el impacto es directo contra una sola canción, contra una única historia de tres minutos en lugar de contra todo un álbum. Ah, tempus fugit :) Un saludo!


Nico, menos mal que no gusta Springsteen a todo el mundo, claro que sí. En la vida hay muchísimas cosas que pueden funcionar emocionalmente y que tienen una gran honestidad artística, no sólo Springsteen. Y no hay que ir muy lejos para encontrarlo: lo que tú escribiste sobre ese disco de Pink Floyd funciona en una onda parecida (me gustó mucho). Las letras de Springsteen suelen ser muy reivindicativas de la condición humana, de la dignidad del oprimido, de la redención del amor y la conciencia del trabajo de clase… muy Steinbeck, de alguna manera. Gracias por lo que dices. Un saludo!

julio 17, 2008 12:14 p. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Bueno, que intensidad, desde luego has conseguido que ame esa canción incluso antes de haberla oido.

Disfruta de los conciertos!

julio 17, 2008 12:40 p. m.  
Blogger jorge dijo...

Vi a Dylan en Barcelona. Primero Luz, despues Santana, despues el gran Bob y Santana le acompaño todo el rato como guitarrista, tambien el guitarrista que tocaba en esos momentos con los Rollings (Mike Tailor?). En Barcelona, Santana estuvo como guitarrista en todo el concierto.

Cohen tres veces. La primera en el Palau de la musica, canto TODAS las canciones que tenia editadas en ese momento.
La ultima vez en un pabellon deportivo en Montjuich, con el violinista armenio que llevaba en ese momento. Inolvidable,
De Bruce que te voy a decir a ti.

julio 17, 2008 2:26 p. m.  
Blogger melina dijo...

Esta noche, seeeeeeeee, por fin!
A seguir disfrutando con la música lo maravilloso de la vida.

Allí nos veremos!

julio 17, 2008 7:56 p. m.  
Blogger tan versátil como acústica dijo...

suena interesante, veré si me bajo algo.

julio 18, 2008 4:49 a. m.  
Blogger Sese dijo...

Felicidades!!!

Trapped y No surrender seguidas.

estoy que no estoy (de los nervios)

Saludos

julio 18, 2008 1:51 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

venia rapido a leer su cronica sobre el concierto.

Esperare

julio 18, 2008 5:13 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

´´´

me las dejé sin poner, disculpen.

julio 18, 2008 5:21 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gracias, Nausicaa. Brindemos por las canciones. Ésta y cualquier otra que toque lo que tiene que tocar.


Jorge, era Mick Taylor, sí. Para mí, uno de los mejores guitarristas del mundo. Ya no tocaba con los Stones, le sustituyeron por un más medocre Ron Wood a mediados de los setenta. Decían que no encajaba. Yo más bien pienso que Keith Richards sabía que era mucho mejor que él. De aquella gira de Dylan sacaron un disco, tengo el vinolo por ahí y suena de maravilla.

julio 18, 2008 9:12 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Melina, espero que disfrutaras del concierto tanto como yo lo hice, a pesar de las pésimas condiciones acústicas del Bernabeu.


Versátil, cuando quieras una colección de canciones de Springsteen, dímelo y te la hago.

julio 18, 2008 9:12 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sese, Trapped fue lo que mejor sonó de la noche, junto con Jungleland. No suele tocarla casi nunca, así que no creo que caiga en Barcelona, pero seguro que caerán otras. A Springsteen no le faltan canciones capaces de hacer entrar en trance a 80.000 personas. Espero que el Camp Nou tenga mejor acústica que el desastre del Bernabeu, eso sí.


Brisuón, quizás el lunes, después de los conciertos de Barcelona. Las tres horas de anoche fueron muy intensas, pero ¡aún quedan más! ;)

julio 18, 2008 9:13 p. m.  
Blogger Ichiara dijo...

Qué envidia que das... Ah, y Patty sigue, me informé, no hay nada que hacer.

Disfrútalo

julio 18, 2008 11:56 p. m.  
Blogger Mityu dijo...

Pse, yo tampoco daría ningún miembro de mi cuerpo por esa canción, que lo tengo en la estima que se merece y que no requiere de sacrificios para demostrarle ley a otro ser que compone.
En cambio no digo lo que sí daría por ser yo la tal Janay siendo consolada por Bruce S.
Y no hablemos de cuánto habría dado por haber asistido a un solo concierto.
Pero miremos el cielo, incluso a través de una calurosa tela de lino que calzan algunas cabezas mientras llega la hora, sin hundirse.
Prometo seguir leyéndote mientras yo ande por aquí, y tú sigas escribiendo.
No es poco.
Feliz verano, Nosurrender

julio 20, 2008 12:14 p. m.  
Blogger jorge dijo...

En Barcelona cogio el cartelito de esta cancion y la interpreto (jejeje) ¿eras tu?
Cogio tres, y en los bises vio en el video otra peticion y tambien la satisfizo.

julio 20, 2008 12:39 p. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Yo también pasaba por aquí para leer crónica del concierto... y también esperaré.
Hace un rato me mandaron un mensaje desde el Camp Nou que decía "Esperando por el jefe". Y yo para consolarme me puse "Magic" (Ah, nunca faltará una pedaciño de pan para quien tiene hambre)
Qué disfrutes! ( y si quieres, ponle palabras)

julio 20, 2008 10:24 p. m.  
Blogger atikus dijo...

La música es fundamenal, y si conectas con el artista, como un artista como Bruce; aunque yo no conecto de la manera tan fuerte como tú, pues el extaxis es total.
Le vi en invierno así que ya con eso para mi es bastante, pero entiendo perfectamente esas ganas por verle varias veces porque me ha ocurrido con otros artistas, en cuanto a canciones hay canciones que forman parte de la vida de uno y que eidentemente te hacen llorar, reir, saltar...en fin te hacen sentir vivo, espero que disfrutes a tope...bueno estoy seguro!!

julio 21, 2008 1:12 a. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Sí, ese libro habla de lo mismo que la canción, de soledades, de personas que nos escuchan, pero que a veces por muy cerca que estén... seguimos en el hoyo pateándonos la cabeza nosotros solos, y un nexo mas, alguien ahí, siempre... Murakami pasea al lado de aquella mujer rota, Bruce canta a la mujer rota...
Bueno, ya te mandaré unas fotos de los ensayos, que me mola ir antes y meterme a verle tocar, que mi hermano se cuela y luego nos hacemos foticos, y hablamos con él, y es la hostia.
Respecto a Mia Farrow en esa peli, adivina porqué me gusta tanto esa peli????? Es la historia de mi vida.... y tu ya lo sabías... manejas información de primera mano....
Bueno, queda pdte un pulpo a la gallega en cualquier bareto decnte de Madriz¡
Besossssssssssss¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

julio 21, 2008 1:23 a. m.  
Anonymous Oli dijo...

Hola: Siempre te leo aunque no suelo escribir comentarios.El sabado el Nou Camp cuando se abrio el concierto y sono "NO SURRENDER" me acorde de t� y de que estabas all�..
Fue una noche inolvidable.Nos dio a todos los que nos entregamos un "chute" de vida impagable.

Saludos y abrazos

julio 21, 2008 7:07 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ichiara, Patty sigue, sí. Tocó con la banda, tanto en Madrid como en Barcelona. En el Camp Nou, además, salió toda la familia Springsteen a hacer los coros en una soberbia versión del Twist & shout. Por cierto, su hijo mayor es clavadito al padre. No sabes cómo lo disfruté. Sí!


Mityu, yo tampoco daría ningún miembro, que les tengo mucho aprecio a todos. Vivir un concierto de la E Street Band vale, para mí, muchísimo más del precio de una entrada. Muchísimo más (que no se enteren los promotores o me arruinan) Gracias por estar aquí. Feliz verano!

julio 21, 2008 9:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

No, Jorge, no era yo. Pero espero que lo disfrutaras, eh. El domingo recogió hasta cuatro peticiones (Tougher than the rest, This hard land, I’m going down y Rosalita). La comunión de la banda con Barcelona es muy especial, sí.


Shandy, llego ahora, machacado, de Barcelona. Saldré a cenar. Y mañana a trabajar, que se han quedado cosas acumuladas. Pero aquí nunca falta Springsteen, claro que no. Me alegro de que tu hijo viviera la intensidad emocional que produce un concierto de este hombre. La próxima vez,que te lleve a ti, eh!

julio 21, 2008 9:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, conexión es lo que está más garantizado en un concierto de Springsteen. Es increíble lo que este hombre puede sacar de una reunión de 80.000 personas. Lo he disfrutado hasta la extenuación, no te quepa duda! Salud.


Bueno, Tremends, la verdad es que Murakami y Bruce no se parecen mucho en la manera de abordar las situaciones. Pero el reconocimiento del dolor y la búsqueda de enlaces sí son cosas comunes. Espero que disfrutes de la música de los Kinks. Pídele que toque Celluloide Heroes de mi parte

julio 21, 2008 9:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Oli. Gracias por venir por aquí. Es todo un honor que te acuerdes de mí con esa canción. No Surrender habla de todos nosotros, de todos los que lo intentamos una y otra vez. Los que no entendemos qué carajo ha pasado, dónde se jodió todo, ni porqué, ni cuándo nos equivocamos, ni en qué. Pero seguimos intentándolo, año tras año, cada vez más viejos y más dispuestos a ser más jóvenes.

Me gusta eso de “chute de vida! ;)

Saludos y abrazos.

julio 21, 2008 9:07 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me encanta tu blog y tu análisis tan sentido del universo Springsteen, comparto tus opiniones al respecto. Soy de Donosti y estuve en su concierto del 15, fué sencillamente inolvidable. Bruce y la E estuvieron geniales, nuestro querido y admirado Boss entregado total, recogiendo carteles con peticiones de canciones... nos lo dió todo y nosotros a él, la conexión fué mágica cómo el nombre de su gira. El ha prometido volver a Donosti, se me hará larga la espera, espero poder llevar a mis hijos que hoy tienen 11 y 7 años, mientras tanto continuaremos escuchando y sintiendo las emociones maravillosas que producen sus canciones, con su forma de comunicar sentimientos que cualquier ser humano ha podido sentir alguna vez. Besos!

julio 21, 2008 11:18 p. m.  
Anonymous Diciembre dijo...

de anónimo nada, mis disculpas, se me olvidó decir que soy Diciembre

¡Besitos!!

julio 21, 2008 11:23 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Vaya rollo que me sueltas, Lagarto!
Pues claro que no pretendes imponer nada, que soy muy espabilada (aunque no lo parezca)y te entiendo perfectamente. Precisamente alababa tu capacidad de emocionar a alguien no "sprinsteiniana" como yo. Venga, cuéntanos algo del concierto
y déjate de buscar tres pies al gato.
Besos lúlicos.

julio 21, 2008 11:29 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gracias Diciembre. Al de Donosti no pude ir, por culpa de mi condición de esclavo a tiempo parcial. Me han dicho que fue un gran concierto, lleno de comunión con el público. Mis hijos tienen un año menos que los tuyos, y también me gustaría compartirlo con ellos algún día. Besos y besitos!



Lula, tienes razón. De alguna manera sentí la necesidad de disculparme por tanto Springsteen y Springsteen y Springsteen... y me alegra poder compartir mis emociones con no iniciados :P Besos!

julio 22, 2008 9:17 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHH, esa es una de mis canciones favoritas, siempre la suele tocar, se me llenan los ojos de lágrimas cuando la escucho, pero bueno, supongo no tiene mérito, pues soy de lágrima facil.
Cierto que Bruce y Murakami abordan las cosas de manera distinta, el primero es visceral total, y directo, Murakami es mas de sensaciones tipo posos de café, pero como bien dices, los dos saben de emociones, que es de lo que se trata, de saber captarlas, de haberlas vivido y relatarlas después.
Un besazo fuerte, voy a ver a Ray, ya no son Kinks... desgraciadamente.. ( me quedo tarareando la canción que mentas...

julio 23, 2008 12:39 a. m.  
Blogger Portorosa dijo...

¡Joder, qué emoción transmites, No!

Un abrazo.

julio 23, 2008 12:41 p. m.  
Blogger Carlota dijo...

Vine por un comentario tuyo en no sé que blog que me llamó la atención... comencé leyendo la historia de Salgado y el profesor... y seguí leyendo... estoy descansando de blog (del mío), y este post, y esta canción, me han hecho sonreir, y sentirme viva... gracias por recordarla. Me está encantando tu blog, sigo leyendo. Un abrazo.

agosto 07, 2008 12:24 p. m.  
Anonymous Diciembre dijo...

Durante estos últimos cuatro años mis hijos han crecido escuchando mi pequeña colección de vinilos, incluido algunos de Bruce. El último, ya sabes, 'Breacking Ball', tiene entusiasmada a mi hija mayor, de quince años, y eso que ha sido la última de mi family en caer rendida ante la magia y la fuerza del Boss. De hecho pensé que nunca mostraría demasiado interés en el porque sus gustos musicales iban por otros derroteros. Sin embargo llegó el día en el que le ocurrió como a mi cuando era niña y pasaba ante la puerta de la habitación de mi hermano mayor, dónde siempre sonaba buena música, generalmente de la década de los 50 y los 60.

Tendría yo la edad de mi hijo pequeño (once años) cuando cierto día al pasar ante esa puerta sentí la necesidad de entrar a preguntar a mi hermano sobre esas canciones de los Beatles, Rolling, The Mammas & The Papas, Everly Brothers, Bob Dylan, Roy Orbison, Doors, y un larguísimo etc. de maravillosos 'gurús', cuyas melodías fueron calando en mi y despertando la necesidad de saber que decían sus letras.
A partir de ese día el fascinante mundo de la música y su magia me acompañaría durante todos estos años de mi vida.

Curiosamente, mi hermano no es muy de Bruce, pero yo sentí un auténtico flechazo por su música, en los ochenta, cuando escuché por primera vez su 'Dancing in the dark'. La de veces que soñé, de niña, que era yo la elegida para subir a ese escenario a bailar con el :P Sin embargo, el primer vinilo de Bruce que compré fue el 'Tunnel of love'. Indescriptible, todo lo que sentía al escucharlo mientras yo 'perpetraba' sus canciones. El cuerpo me pedía más, y así fue como descubrí los recovecos del alma humana, gracias a toda su genial discografía. Ante todo Bruce es un gran ser humano.

En estos últimos años he asistido con mi chico a los conciertos que Bruce ofreció en Donosti y Bilbao, y cuando anunció esta nueva gira lo primero que pensé fue en llevar también a nuestros hijos para que experimentaran, por primera vez en su vida, toda la magia y todas las emociones compartidas en esa increíble comunión.
Fue para 'Reyes' cuando compramos tres entradas de pista (of course), por aquello de poder 'vibrar' al máximo ;) Y cuando ya solo quedaba aforo disponible en las gradas, mi hija mostró su deseo de asistir con nosotros. En ello estábamos cuando las cosas se torcieron y sentí la necesidad de escuchar esta canción. No recordaba que gracias a ella descubrí tu laberinto, y con él, la piedra rosetta de muchas de mis emociones.

En cierta ocasión me dijiste que si tuvieras a Bruce delante, simplemente le darías las gracias. Y yo deseo decirte: gracias por todo, NoSurrender.

Un abrazo!

mayo 13, 2012 12:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home