martes, julio 01, 2008

Visiones de Johanna

“las canciones folk son evasivas, ya que tratan de la verdad de la vida, y la vida es más o menos mentira, pero es así como queremos que sea” (Bob Dylan, Crónicas).

Mi padre Bob Dylan suele ser muy oscuro con sus letras. Huye como de la peste de contar cosas sobre sí mismo. En realidad, ni siquiera existe una biografía creíble del personaje, ya que siempre ha mentido sobre sus cosas. Siempre tuvo una obsesión enfermiza por protegerse de todo el fenómeno que había crecido en torno a él.

Puede que la canción con la letra más críptica de Bob Dylan sea Visions of Johanna, que es también, por cierto, una de las mejores canciones escritas jamás. Nadie puede entender lo que dice realmente, pero todos quedamos fascinados ante esos versos inalcanzables que nos atraviesan como un alfiler, que nos marean y nos arrastran hacia algún lugar interior de nosotros mismos que descubrimos con inquietud. Cada palabra, cada verso que arroja el poeta Dylan se esculpe en las habitaciones más abiertas del alma.

Bob Dylan grabó Visions of Johanna en un pequeño estudio de Nashville, con su amigo Al Kooper como productor del disco. Cuenta Kooper que cuando habían terminado de grabar la canción, apareció por el estudio Sara Lownds, la mujer por aquel entonces de Dylan. Al Kooper le puso el tema que habían arreglado. Sara lo escuchó en silencio y, cuando terminó, miró a Dylan y le dijo “Eres un hijo de puta. Esto es muy fuerte”.

De este misterioso comentario que contó Kooper salió la idea de que la canción habla en realidad de un triángulo amoroso, del triángulo amoroso que en aquella época Dylan vivía con Joan Baez y Sara Lownds. Pero no existen más pistas.

¿Qué te dice a ti esta hipnótica historia, lector?




¿No es propio de la noche confundirte cuando tratas de evitarlo?
Estamos desamparados, aunque nos esforcemos al máximo por negarlo
Y Louise sostiene un puñado de lluvia, tentándote para que lo desafíes
Las luces parpadean en el apartamento de enfrente
La calefacción tose en esta habitación
La emisora de country suena suave
Pero no hay nada de nada que se pueda apagar
Sólo Louise y su chica entrelazadas
Y estas visiones de Johanna que conquistan mi mente

En el solar donde las damas juegan a la gallinita ciega con el llavero
Y las chicas de la noche susurran sus aventuras en el tren “D”
Podemos oír al sereno encender su linterna,
Preguntarse si es él o son ellas quienes están locas
Louise está bien, tan sólo cerca
Es delicada y se parece al espejo
Pero dejar perfectamente claro
Que Johanna no está aquí
El fantasma de la electricidad aúlla en sus huesos faciales
Donde estas visiones de Johanna han tomado ya mi lugar

Ahora el niño perdido se toma tan en serio
Se jacta de su miseria, le gusta vivir peligrosamente
Y cuando mencionan el nombre de ella
Me quiere dar un beso de despedida
Sabe que tiene mucha cara y que todo es inútil en él
Murmura vaguedades a las paredes
Cuando estoy en el salón
¿Cómo puedo explicarlo?
Oh, es tan difícil seguir
Y estas visiones de Johanna, que me mantuvieron desvelado más allá del amanecer

Dentro de los museos, el Infinito es llamado a juicio
Las voces repiten que esta es la manera de salvarse en cuanto pase un rato
Pero Mona Lisa debe tener en la cabeza un blues de carretera
Se ve por en la manera en que sonríe
Observa cómo se congela un alhelí ancestral
Cuando las mujeres de rostro de gelatina estornudan
Escucha a la chica con bigote decir, “Jesús, no puedo encontrar mis rodillas”
Joyas y prismáticos cuelgan de la cabeza de la mula
Pero estas visiones de Johanna, hacen que todo parezca tan cruel

El vendedor ambulante habla ahora a la condesa
Que finge prestarle atención
Y él dice, “Nombra a alguien que no sea un parásito y me iré y rezaré por él”
Pero como Louise suele decir “No hay mucho que ver, ¿verdad, tío?”
Mientras ella misma se prepara para él
Y Madonna sigue sin aparecer
Vemos que la jaula vacía se oxida
Donde ya no ondea su disfraz de teatro
El violinista se pone en camino
Escribe que todo vuelve a donde pertenece
En la parte trasera del camión de pescado que carga
Mientras mi conciencia estalla
Las armónicas tocan notas esqueléticas
Y la lluvia
Y estas visiones de Johanna son lo único que queda





Una canción para Sara: One more cup of coffee, de Bob Dylan

Un libro para Sara: On the road, de Jack Kerouac

Una película para Sara: I’m not there, de Todd Haynes

.

48 Comments:

Blogger Arcángel Mirón dijo...

No quiero ponerme filosófica, así que sólo diré: tengo facilidad para escribir. Cuanto más trágica es la historia, cuanto más sufre el personaje, mejor. No es que yo disfruto de su sufrimiento: tengo facilidad para narrarlo.
Ahora necesito escribir un cuento de amor para un concurso y estoy en pelotas. No sé. No se me ocurre. Y me preocupa.

Así que las oscuridades de tu padre Bob Dylan no me sorprenden. No es comparación, nada más lejos, yo debería nacer diez veces para siquiera comprender a Bob Dylan. Es, tal vez, empatía.

julio 01, 2008 9:35 p. m.  
Blogger Tormento dijo...

Este tipo de letras no se pueden estudiar, hay que sentirlas con las tripas y con la entrepierna. Entonces es cuando alcanzas la iluminación, pero eres incapaz de explicarlas.

Como yo ahora, vamos, que no me explico pero sé perfectamente lo que quiero decir, lo cual me llena de orgullo y satisfacción, como una borbona cualquiera.

Dylan también pone palabras a sensaciones, y cuanto más oscuras, más impactantes.

Chúpatesa!!

Un besínnnnnn :)

julio 01, 2008 11:38 p. m.  
Anonymous Lula Fortune dijo...

No sé si la hipnótica canción tendrá que ver con el pedo que lleva el amigo Dylan (en cualquier caso, el resultado es genial)pero...si es tu padre ¿eres el hijo de Dios? Querido Lagarto, quedo postrada a tus pies etermamente. Acabo de estar en un conciertazo del Padre Dylan y todavía no lo he superado, sigo en el cielo.
Por cierto, cuando estuvimos en NY, Sailor y yo nos hicimos una foto en esa calle y con la misma pose que Bob y Suzie (somos unos mitómanos de mierda).
Besitos(muy) agradecidos por esta fantástica canción que nos has dejado.

julio 02, 2008 2:28 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Ays, Dylan, siempre tocando, yo que sé que me toca pero me toca... lo mejor de Dylan siempre fue interpretar sus letras con un porro bien cargado, mientras mirábamos el techo y no sentíamos los reyes del mambo ante los delirios que se nos ocurrían. Y la risa, ays, esa risa al ritmo de armónica.

Por eso ahora no interpreto ya sus canciones pero me encanta leerlas aquí, Lagarto.

Por cierto este domingo es posible que le vea en directo, en ese churro llamado Rock in Rio. Pero es Dylan, ou yeah, y el churro me da igual, hasta es posible que me ría con tanta publicidad, seguratas, antidisturbios y familias asépticas vestiditas como pa ir de boda. Lástima de porro que ya no fumo, iba a ser la leche y la risa... jeje.

Besos cargados!!

julio 02, 2008 11:32 a. m.  
Blogger Bolero dijo...

Pues sinceramente no se qué decir, pq o Dylan iba un poco puesto o yo que ya no me pongo no pillo una
Pero seguro, seguro que le salió de las tripas y lo escribió para q no pillaramos ni una y tu pudieras hacer este peasopost

Lo q estoy pensando es una cosa
Cantó muchas veces esta canción? pq tele pa aprenderse la letra

muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

julio 02, 2008 2:28 p. m.  
Blogger Tamaruca dijo...

Qué agobio de hombre.


Así de pronto, es lo primero que me sugiere, la verdad :D

¡Besotes!

julio 02, 2008 2:59 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Hay veces que ponerse a analizar una cosa es superfluo. Y me da la impresión de que ésta es una de ellas. Porque teniendo en cuenta que cuando Dylan grabó la versión definitiva de esta canción, escrita de muchos meses antes (al contrario que las demás del ”Blonde on blonde”), ya la había cambiado y recambiado varias veces, entonces si al propio autor de la canción no le importa demasiado quienes son los personajes que hablan en un momento u otro y los cambiaba a conveniencia, por qué tendría que importarnos a nosotros…?

Pero bueno… ya que pides lo que nos dice a nosotros, intentaremos exponerlo. La canción parece un dibujo de los sentimiento de Bobby hacia un amor puramente carnal, la siempre disponible Louise, y otro más espiritual pero inasequible, la figua de madonna que es Johanna, cuyo modelo más aproximado podría ser su propia esposa Sara.

En otro nivel más profundo, esta canción podría hablar también del intento de Bob Dylan por buscar la trascendencia, el intento constante de buscar inspiración más allá del mundo físico, en un reino con una estética más espiritual.

Y en un análisis final, Bobby parece estar diciendo que el artista está condenado a perseguir las visiones de la perfección, cueste lo que cueste y estén donde estén, porque éstas son las que le dan significado a su vida, y las que realmente van a permanecer cuando él se haya ido.

Y ahora, si alguno me quiere llamar "marisabidillo", se lo aceptaré de buen grado.

julio 02, 2008 3:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, doy fe de tu facilidad para escribir. Y no sólo para escribir, sino para hacer interesante lo que escribes. Ánimo, seguro que será buenísimo. Desde aquí te mando varios musos!


Claro, Tormento, el propio Dylan en esta canción se dice que no puede explicarlo. Pero hay algo terapéutico en el surrealismo oscuro de Dylan. Debería haber una escuela de psicoterapia nueva, basada en el dylanismo :P Besos!

julio 02, 2008 5:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, le he adoptado como padre, sí. A ver si asís e me contagia algo genéticamente, y tal. He visto a Dylan tocar seis o siete veces. Y tengo que decir, aunque me pese, que cada vez ha sido peor. No veo en Dylan la empatía con sus canciones desde hace muchos años. No hay magia desde la gira de 1995, salvo detalles muy esporádicos. Quizás le vea el domingo, aún no lo sé.

Yo quiero una foto así, también. Hay mitomanías que pasan la línea y se convierten en ritos antropológicos. Y este es uno de ellos para la secta de los dylanistas ;)

Besos!

julio 02, 2008 5:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, veo que te tomaste muy en serio el mensaje de Dylan en Rainy day women (“Everybody must get stoned”). Bueno, eso me recuerda un bar de Malasaña en mis tiempos de estudiante, que se llamaba el Mago… llevo todo el día intentando que me inviten al concierto de Dylan del domingo, pero nadie me garantiza un pase ni en la empresa que lo patrocina. Mierda.


Bolero, Dylan fumaba marihuana en los sesenta. Era una costumbre muy de la generación beat americana, desde los tiempos de Kerouac. Pero no creo que le condicionara a la hora de escribir. Es una historia densa y abstracta sobre emociones más íntimas suyas. No creo que haya un solo verso al azar. La canta bastante poco. Delante de mí no ha llegado a hacerlo nunca (suele pasarme con las canciones que más me gustan de él) Besos!

julio 02, 2008 5:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tamaruca, eso es lo primero que hay que captar, sí. Si hay algo que está claro en esa canción es la sensación de que hay algo que no puede superar, que le agobia. Besos, maña!

Carrascus, me quito el cráneo, que diría Valleinclán. No esperaba menos, por otra parte. Estás puestísimo, lo sé. Y esperaba tu opinión al respecto. Me parece muy acertado todo lo que dices. Sara acabó abandonando a Dylan, como bien sabes. Y su crisis con esa mujer nos dio dos de los mejores álbumes escritos jamás; Desire y Blond on the tracks. Te agradezco mucho este comentario tuyo en esta página, carrascus. Gracias!

julio 02, 2008 5:45 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Carrascus, mañana te paso un tocho delibro q tengo hace 25 años por acabar y me lo resumes, soy capaz de enviarselo al profe de hace 25 años

joder compañero

madre mia del amor hermoso
Si ya digo yo q voy a aprender más en los blogs q en tos mis años persiguiendo libros

muakkkkkkkkkk

julio 02, 2008 6:35 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

jejejj Yoako, el la fumaba en los 60 yo en los 80 y 90, ya no eh¡¡ q soy mayor
Y tampoco me condicionaba para nada, la marihuna digo
jejjej
q es broma
Ahora por cierto vuelven los jovencitos a la moda BEAT
Aún me acuerdo del libro q me lei en aquella época, la generación Beat, ¿ANDE ANDARA?
Creo q sólo pude leerlo con algún peta de maria, menudo tostón

muakkkkkkkkkkkkkk

julio 02, 2008 6:40 p. m.  
Blogger Churra dijo...

No tengo ni la menor idea de lo que quiere decir pero cogeria muchas frases y las copiaria en un cuaderno, que cosas ¿verdad?,
Un beso

julio 02, 2008 8:02 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Muchas gracias, Bolero y Nosurrender, tampoco tiene tanta importancia, en serio... si supiesen ustedes la cantidad de cosas inútiles que pueden llegarse a conocer sobre un campo (en este caso, el rock) cuando uno mantiene curiosidad sobre él...

Esta misma tarde me he enterado de una de esas cosas que solo sirven para epatar y que me ha hecho acrodarme de usted, amigo Nosurrender.

Usted que es tan springstiniano recordará sin duda una canción suya, de las primeras, que se llamaba "4th of July, Asbury Park (Sandy)". En ella hablaba de una adivina a la que la policía detiene porque sabía las cosas mejor que ellos. La letra era así: Did you hear, the cops finally busted Madam Marie for tellin' fortunes better than they do...

Pues esa Madam Marie era una adivina que existía de verdad, y que acaba de morir ahora con casi cien años de edad...

julio 02, 2008 9:16 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Aysss, esas visiones que nos sirven tanto para sobrellevar esta vida...

julio 03, 2008 9:22 a. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Yo sólo lo he visto dos veces (contando ésta última) y en este tipo de cosas tiendo a dejarme arrastrar por la emoción o la locura, quizás conscientemente, pero lo hago porque lo necesito. No pagaría por estar amargándome en ver si suena o no bien, si se reconoce la versión, si da esta nota o aquella. Supongo que se debe a mi "falta de inoransia"(que decía un albañil que vino a casa) y que en esos momentos pienso en quien tengo delante, en todo lo que escribió y vivió y eso es suficiente para mí. Poder decir "yo estuve allí". Ya te dije que soy una mitómana de mierda.
Te paso un enlace de lo más divertido (a ver si lo hago bien, Carrascus!): Dylan

julio 03, 2008 12:37 p. m.  
Blogger Isabel Peralta dijo...

Salvando las distancias (pero mucho, mucho, muchísimo), a veces me pasa, cuando escribo un poema de esos que nadie comprende, que yo sé perfectamente de qué estoy hablando, pero nadie más puede entender los códigos. Igual a Dylan esta canción le salió así, codificada. Por lo visto, su mujer, en aquel momento, tenía la clave necesaria para pillarla. En casos como este, me abstengo de intentar entender y me dejo llevar por las palabras...

Otras veces, claro, ni yo entiendo lo que escribo, y los demás sí, o eso me dicen. Tal vez tu pobre progenitor andaba mezclando palabras lujosamente desconectadas, según iban brotando, y sin ninguna intención....y luego todos, tu madrastra (supongo) Sara incluída,
le encontraron uno o varios sentidos que tal vez tuviera, tal vez no.

En fin, que a tu padre a veces le da por ser un coñazo, y otras da auténtico gusto escucharle y leerle. Yo lo tengo, más libros que CDs suyos, figúrate...

julio 03, 2008 1:34 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Vaya, doctor Lagarto, me encanta a mí este tema de Dylan y su críptica letra, que sólo gracias a su traducción leo en todas sus letras.

En cuanto a la interpretación, la primera vez que me paré a escucharla con más atención, sin entender, obviamente, muchas de sus palabras ni de sus giros, se me impuso, quizás por ello sin demasiado fundamento, la imagen de un trío amoroso. De un personaje que se mueve entre dos mujeres, Louise, la que queda al alcance de su mano, y Johanna, ausente, desaparecida, pero paradójicamente más presente que la propia Louise a través de esas visiones que lo asaltan en medio de la noche. No conocía, desde luego, la anécdota que cuenta Al Kooper, pero sí sabía de la relación entre Dylan y Joan Báez, y posiblemente por eso no pude dejar de pensar que se trataba de una evocación de ella, en la que se expresaba la imposibilidad de librarse de su recuerdo pese al deseo de hacerlo.

Leyendo ahora la letra al completo, no sé muy bien si puedo mantener esa interpretación. Hay demasiado misterio en toda la composición, en las múltiples imágenes que presenta, como para que no pudiera estar sujeta a una hermenéutica infinita y siempre abierta. Eso sí, la interpretación del amigo Carrascus me ha parecido muy sugerente e iluminadora, sobre todo la parte final, allí donde según él habla de la búsqueda de la perfección. A fin de cuentas, en eso consiste ser artista.

Me encantaría ver a Dylan alguna vez, fundamentalmente por el fetichismo que señala Lula. Pero da la casualidad de que anoche vi unos youtubes de sus últimos conciertos y se me saltaron las lágrimas sin remedio. Ya, soy una llorona. Pero lo que vi no era lo que esperaba ver y, por lamentable que suene, creí tener delante no a Dylan, sino a una caricatura suya. Y que conste que me duele decirlo, porque su música me tiene fascinada. Supongo que el tiempo no pasa en balde para nadie, pero me temo que para algunos mucho menos.

¡Un beso, doctor Lagarto!

julio 03, 2008 5:40 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Pues yo le veo realmente perdido... y supongo que es así como surgen las grandes canciones... Pero no me sugiere esa letra nada concreto, sólo que está desgarrado, que ya es bastante... grande el tío...
AHHHHHHHHHHHHH, Ray Davies viene, tío, vieneeeeeeeeeeee, a Vitoria, lo tengo todo preparado, ya te contaré... tremendoooooooo¡¡¡¡¡¡¡
Un besazo, estuve de vacas y ando desconectada con este calor y cosas de mas... pero tengo una piscina preciosa, que igual le sentaría a ud muy bien...
Cuídate, tu con Bob, yo con Ray...
Es bonito tener héroes reales, no creés???

julio 03, 2008 11:44 p. m.  
Blogger Carlos dijo...

Dr. Lagarto, no mencioné que llegué a este espacio por Dylan, indagaba por su música y letras; su devoción por el poeta, de confesión, filial, me garantiza profundas reflexiones y mejores conceptos.
No soy capaz de entender lo que Dylan quiere decir pero leí o capté mas arriba, y lo comparto, que muchas frases incitan copiarlas.
Saludos Dr Lagarto

julio 04, 2008 1:32 a. m.  
Blogger Sese dijo...

La grandeza de los grandes poetas en llegar a las entrañas del alma sin desnudarse. Hablar de sus sentimientos sin explicitarlos ni mostrarse ellos mismos. Se trata de transmitir y no de mostrar. Me encanta este tipo de letras que alcanzan esta meta.

Un saludo

julio 04, 2008 2:04 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

julio 04, 2008 2:04 p. m.  
Blogger melina dijo...

El enigmático Bob nos da todo y a la vez todo nos lo quita. Es una bocanada, un nacimiento, una muerte.
Muy lindo relato, Lagarto, lo tomaré como introducción para el concierto del domingo.

Beso!

julio 04, 2008 4:49 p. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Hola Lagarto:
hoy no solo leo, sino que también comento. En una lectura rápida (aunque atenta)no capté demasiadas cosas, pero si me pareció que contraponía a dos mujeres: Louise la realidad y Johanna el deseo o la fantasía.
No creo que sea necesario analizar todo en un texto para disfrutarlo -aunque a mí me gusta hacerlo-, basta con intuirlo. Muchas veces la belleza de un texto reside en la extrañeza que produce en el lector, en lo inexplicable, en aquello que traspasando lo verosimil es capaz de sugerir y sorprender. Creo que en eso consiste el arte, la poética de la sorpresa.
"Cuanto más ajenas son las cosas entre sí, más magica es la luz que brota de su contacto". Lo dice Lautréamont a propósito de la belleza que el observa en el encuentro casual entre un paraguas y una máquina de coser.
Y con respecto a Dylan, se le perdona por ser un mito. Sólo lo vi una vez -hace unos cuantos años-: llegó(tarde), miró (sin ver), tocó (no mal pero desganado)y venció (porque estaban los convencidos).
Muy cachonda la página de Dylan que recomienda Lula.

Saludos

julio 04, 2008 8:48 p. m.  
Blogger Luis Campoy dijo...

Anoche actuó Dylan en Lorca, donde estoy mientras escribo ésto. No pude asistir al concierto, pero los periódicos se hincharon a revelar detalles absurdos de la transformación de su ego (por ejemplo, lo de las 193 toallas que no debían haber sido usadas nada más que una vez)...

julio 05, 2008 9:33 a. m.  
Blogger Mityu dijo...

Sí, estando Carrascus por aquí era inevitable que la letra alcanzara algún tipo de significado para alguien que no fuera el propio compositor. No obstante, yo no la encuentro críptica, sino personal, es decir, la escribió para sí mismo y sus fantamas. No caben los demás en canciones ajenas. Aunque los adoradores de Dylan todo lo acepten. Y más sus hijos :P

Es de suponer que te darás una vuelta con el amigo Carrascus por tierras sureñas... Que lo disfruteis grandemente. Incluso, en algún momento de euforia, cuando el móvil está ardiendo y grabando... ¿Podéis dejar un recuerdo en alguna parte para mí?
Bueno, eh un proponé.
Un abrazo

julio 05, 2008 9:36 a. m.  
Blogger Madame Vaudeville dijo...

¿Pueden las "visiones" considerarse cuernos?

Por cierto, lo de la chica con bigotes y su desvelador problema de rodillas no acabo de entenderlo. Qué acontece, que el bigote es tan extralargo que le tapa los huesecillos y no le permite ver dónde se hallan?

Besotes, guapo.

julio 05, 2008 9:50 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Bolero, no creo que la marihuana sea lo que define esta manera de escribir de Dylan. Pero, en cualquier caso, todos sabemos que no es ajena. Yo siempre fui muy esporádico en esos consumos. Siempre me sentó mejor una buena cerveza y una buena conversación. Besos!

Churra, quizás la interpretación léxica no es más que un paso intermedio, que podemos saltar, a veces. Lo importante son las emociones que encuentras, auqne no puedas explicarlas. Besos.

julio 05, 2008 12:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, un springstiniano como yo sabe esas cosas, sí. Me enteré hace un par de días de la muerte de la adivina. Madam Marie, por cierto, auguró un futuro brillante como músico a Bruce, por aquellos años.

Te voy a contar otra muerte: un tal Paul que aparecía en la portada de Abbey Road falleció a principios de este año :)

http://www.tcpalm.com/news/2008/feb/15/30gtpaul-cole-man-on-beatles-abbey-road-cover/

julio 05, 2008 12:30 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Sintagma, en esta letra de Dylan esas visiones trascienden un poco lo que es meramente “sobrellevar la vida” ¿no te parece? Son la línea blanca que marca la dirección de su poesía, de sus noches escribiendo.


Lula, mañana le veré aquí en Madrid. Tengo la suerte de no pagar, así que tampoco le demandaré nada :) Me gusta verle, pero tengo que reconocer que lo que recibimos de él ahora no es lo que había hasta los ochenta, o en la primera mitad de los noventa, incluso. Admiro profundamente la obra de Bob Dylan, y lo que siento con ella no está al alcance de otros artistas. Y eso no se pierde con los años. He visto el enlace sí. Muy divertido :)

julio 05, 2008 12:30 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Claro, Isabel. Más que intentar descifrar la canción (aunque Carrascus lo ha hecho muy bien), pretendía compartir aquí mi confusión admirada.

Dices una cosa muy interesante: a veces el artista no comprende de su obra lo que su público sí. Y es que, en cuanto se produce la obra, ésta deja de pertenecer al artista para formar parte del público. Y ahí cobra una nueva vida, distinta en cada persona, ajena a la intención del artista. Y con una trascendencia de subconsciente colectivo, sin duda.

julio 05, 2008 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, la verdad es que sí hay versos que nos hacen pensar en un trío, si acertamos a jugar con la primera y la tercera persona que confunde voluntariamente el autor (Louise está en una habitación con su amante y el autor está con Johanna en la cabeza). De todas maneras, me confunde un poco la relación con Joan Baez. La verdad es que, según los documentales de la época (Don’t look back), era obvio que Dylan no le hacía ni puñetero caso. Comprendo que Baez se sintiera traicionada por Bob, porque fue ella (que ya era famosa) quien más hizo por él en los comienzos de su carrera. Pero es que era evidente que Dylan valía muchísimo más que Joan Baez y que su mundo no podría agotarse en el más limitado campo que ella explotaba.

Esos youtubes que usted menciona son bastante decepcionates, sí, si los comparamos con esos otros youtubes de veinte o treinta años atrás. Dylan no está envejeciendo en las mejores condiciones; sólo tiene dos años más que Jagger, por ejemplo, y parece su padre.

Un beso, doctora Antígona.

julio 05, 2008 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tienes razón, Tremends. Las mejores canciones surgen de estados de ánimo medio confusos, medio deprimidos, críticos o alterados, incluso. Hace tiempo que no sigo a Ray Davis. Me fascinan los Kinks, pero no conozco bien su carrera en solitario. Espero que lleve el peso de los años mejor que Dylan ;) En cuanto a la piscina, pues no sé qué decirte: mi cuerpo, apolíneo y musculado, desata pasiones desaforadas, celos, suspiros, complejos, ansiedad... no sé, no debería mostrarlo tanto... :P


Carlos, me gusta cuando alguien llega hasta aquí porque comparte intereses que yo también tengo. Me reconcilia con el mundo, no sé cómo explicarlo. En cambio, no sabes la cantidad de entradas por Google que he tenido buscando, por ejemplo, “sexo con caballos”. Hay cosas que no puedo comprender, no :) Saludos!

julio 05, 2008 12:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sese, creo que lo has expresado perfectamente. Me apunto esa frase tuya “La grandeza de los grandes poetas es llegar a las entrañas del alma sin desnudarse”. Cuando nos atraviesan sin darnos cuenta, y hurgan en nuestras entrañas con un verso inesperado... joder, nos desarma completamente. Un saludo.


Melina, nos veremos el domingo ante el gran Chamán, entonces. Me conformaré con reconocer tres o cuatro canciones entre todo lo que toque :) Besos.

julio 05, 2008 12:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Siempre eres bien recibida, dama Shandy. Quizás tengas razón: Louise es la realidad y Johanna la fantasía.... pero se casó con Johanna (según interpreta Carrascus) y tuvo cuatro hijos. Así que la fantasía pasó a ser la realidad más cotidiana :) Supongo que para que un texto nos seduzca, tiene que dejar algo sin ver, algo que estimule nuestro deseo de penetrar en ese significado, de poner algo también nosotros, de hacer de “lector activo”, que decía Cortázar. Me ha encantado lo de Lautréamont, yo también tenía escrito algo por ahí sobre una historia de amor entre una fotocopiadora y una máquina de fax... no sé dónde estará ahora. Saludos.


Luis, tampoco Dylan es de los más excéntricos en esas demandas... aunque me contaron que en uno de sus conciertos en España hizo batir un monte para asegurarse de que no había francotiradores! Ay, estos artistas...

julio 05, 2008 12:34 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mityu, es lógico pensar que la escribió pensando en sus cosas y sin nunguna gana de dar pistas al respecto. Pero, como le decía a Isabel un poco más arriba, cuando una canción está publicada, ya sólo pertenece a las emociones del público, a los fantasmas de cada uno que la escuchamos ¿no crees? Dylan tocará mañana en Madrid, así que no tengo que desplazarme mucho para participar del rito (decadente, no vamos a negarlo) una vez más. Un abrazo.


Tampoco yo tampoco entendí esos versos, Madame. Personalmente, prefiero las chicas sin rodillas a con bigote, ejem :P

julio 05, 2008 12:34 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Se ve que tus musos llegaron, porque escribí un cuento de amor que me hizo llorar mientras tecleaba.

julio 05, 2008 8:03 p. m.  
Blogger MK dijo...

...."hay mitomanías que pasan la línea y se convierten en ritos antropológicos".

Me gusta . Es verdad , y conlleva una misteriosa carga de complicidad cuando lo compartes con alguien.

Creo que por algo parecido a eso este texto de la canción sólo podían entenderlo Dylan y Sara.

julio 06, 2008 12:25 p. m.  
Blogger Sibyla dijo...

Creo que las letras de las canciones de Dylan son surrealistas.
Pero la anécdota de la respuesta de Sara, deja de manifiesto que tres son multitud...

Saludos:)

julio 06, 2008 8:22 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Veo la imagen y le aseguro que se me ponen los pelos de punta. No, no es por Dylan y su compañera, ni por el frío que parecen estar pasando. Tiene más que ver con algo personal.

La canción me recuerda un caluroso verano hace ya casi dieciocho años de siestas en el cuarto mas fresco (que no quiere decir que lo fuera) de obras, rozas, ladrillos y azulejos.De reproductores de cassetes portátiles y enormes auriculares naranjas.

julio 07, 2008 12:37 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, ya nos dejarás leerte ¿verdad? ;)


Mk, anoche compartí de nuevo ese rito antropológico de ver a Dylan. Cantó It ain’t me, baby de nuevo para mí. Eso sí, la complicidad no es la misma que hace treinta años. Tempus fugit! Pero la canción nos pertenece ya a todos, a ti y a mí también. Así que significa lo que manden nuestros corazones.

julio 07, 2008 7:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sibyla, desde luego que son multitud. Dylan acabó dejando a Baez para casarse con Sara, con quien estuvo 10 años y tuvo cuatro hijos. Cuando ella le dejó a él, Bob lo pasó francamente mal. Saludos!


Brisuón, hay canciones que son experiencias ligadas emocionalmente a cosas muy importantes de quien las escucha. Es parte de la magia. Todos tenemos las nuestras. Espero que el recuerdo no duela. Salud!

julio 07, 2008 7:27 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

QUÉ MORRAZO, TU CUERPO DESATA PASIONES........... Pues nada, tu no te desnudes sino es cobrando... y eso sí, cuando llegue la portada, avisa¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Un besazo, la verdad, yo piscina poca, que sólo ver las familias todas iguales, y los niños esos que estarían mejor con Herodes.. me pongo emfermaaaaaaaaa¡¡¡¡ Eso sí, en las horas de noniños, sí que me asomo... pero como tu... que es horrible lo de desatar tanta pasión... tendremos que patentarnos.
UN BESAZO¡¡¡¡¡¡¡¡ Ah, las giras de Ray, suelen ser con unos cuantos temas de ahora, y lo demás, tributo absoluto a los Kinks, que al final, es lo que demandan todos, la peña se quedó anclada allí, hay que ser muy fanático para seguirle a estas alturas, está bien, pero es mas light... dentro de que toque la guitarra como dios, y siga saltando en los escenarios y haciendo poesía con sus letras. ( alé, ahí es ná¡ ).

julio 09, 2008 7:56 p. m.  
Blogger f g m dijo...

ES LA MEJOR CANCION DEL MUNDO (Y DYLAN HA ESCRITO LAS VEINTE MEJORES CANCIONES DEL MUNDO) PARA ESCUCHARLA CON LA LUZ APAGADA.

HAGA USTED LA PRUEBA, DON LIZARD Y VER� COMO SE LE PASA ESE ...COMO LLAMARLO ... BOSS-EO, SPRINTINEO...EN FIN, YA ME ENTIENDE.

INESPERADOS SALUDOS A TRAV�S DEL BLOG DE ECUME

MACDYVER

julio 16, 2008 7:14 p. m.  
Blogger jorge dijo...

Dylan es uno de mis imprescindibles.

Me parece que dijo lo que una generacion queria decir.

Me baje un "Forever Young" de you tube realmente fascinante.

Me parece mas importante como escritor que como musico (siendo como musico importantisimo).

Es Dios. Sus libros con todos sus textos en mi casa se llaman la biblia.

A los jovenes les digo que cuando ven un concierto en el que esta Dylan, este quien este ademas, ¿quien canta el ultimo?

Y sobre como envejece (mal) dijo ya muy jovencito que queria vivir su vida, y a los que no le guste que no le sigan, pero que no le digan como tiene que evolucionar.

Sobre la cancion: Yo creo que Sara entendio el mensaje, que ella no salia bien parada (quizas louise)y que las visiones que ve pueden ser de Joan (Joane, solo una e mas). Sara si entendia las frases.

Las canciones nos pertenecen porque las hacemos nuestras, y muchos seguidores de Dylan entendemos los mensajes de forma diferente. Creo que esa es la fuerza de los mensajes que sugieren, no solo adoctrinan.

Me ha encantado leer esta entrada y los extraordinarios comentarios que me he encontrado.

julio 16, 2008 9:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ay, tremends, que los que estamos buenísimos, como tú y como yo, somos unos incomprendidos ¡la gente no sabe cuánto sufrimos! :P Besos.


Señor Zimmerman, qué ilusión verle por aquí! Un buen puente, el de Ecume, sin duda. En cuanto a ese bosseo… déjeme hasta el domingo, al menos ;) Un gran saludo!


Jorge, tienes razón. Es más escritor que músico. Pero no por mal músico, sino porque es uno de los mejores poetas del sXX, sin duda. Gracias por tu comentario. Yo también estoy encantado con los comentarios que habéis dejado todos aquí. Los agradezco muchísimo. Saludos.

julio 17, 2008 12:22 p. m.  
Blogger La fusa dijo...

Entonces se trata de un trío. Del baile psicológico de a tres y de las afecciones de un hombre removido o atormentado por el amor que tendrá que dejar ir.

enero 30, 2016 2:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home