lunes, agosto 25, 2008

La bolsa y la vida

Como esto que voy a contar es muy aburrido y a lo mejor no interesa a nadie ni va a mover la conciencia de nadie, he decidido amenizarlo con una foto de una mujer desnuda, emulando así a Penthouse, Playboy y esas otras revistas de artículos de fondo tan, tan interesantes para sus lectores. Allá va.



Una compañía cotizada en bolsa es una enorme máquina de fabricar dinero. El precio de sus acciones refleja –al menos desde un punto de vista teórico- cuántos billetes podrá crear en el futuro esa compañía según las estimaciones de los economistas de los bancos de inversión, que son los que saben de números, de cuentas y de modelos financieros.

Un ejemplo, para no perdernos: imaginemos que la imaginada empresa AirGus Co. de la que hablaba Cacho de Pan en uno de sus últimos posts, tiene su capital dividido en 1.000.000 de acciones que valen 50 euros cada una en la Bolsa. Esto quiere decir que AirGus vale 50 millones de euros, que si alguien quiere comprar esa empresa (lanzar una OPA) tendrá que poner encima de la mesa al menos 50 millones de euros. Y estos 50 millones de euros es el número de euros, limpios de costes e impuestos, que esos economistas con teléfono y tirantes piensan que AirGus puede generar desde hoy hasta la eternidad, descontado por una tasa de interés determinada.

¿Qué hace entonces que la acción de AirGus, un día cualquiera, pase a costar 51 euros o 49 euros? ¿Qué hace que suban o bajen las cotizaciones de las acciones? Pues, lógicamente, que suceda algo en el entorno de esa empresa que haga pensar a los economistas que “la máquina” va a generar más o menos euros netos en el futuro.

Así, todos podemos entender que una constructora suba en bolsa cuando obtiene un contrato importante nuevo con el que no se contaba antes: la máquina va a generar más dinero del que se esperaba. O que una farmacéutica caiga en bolsa cuando pierde una patente: la máquina va a generar menos dinero del que se esperaba. Evidentemente, las subidas o bajadas en Bolsa serán mayores cuanto más importantes sean estas noticias para el devenir de las compañías.

Vaya rollo. Quien haya podido llegar hasta aquí tiene premio; una cervecita a mi costa. Que me mande la factura. Prometo contar un chiste más abajo, para motivar la lectura.

Bien, todo esto quiere decir que las variaciones en las cotizaciones en Bolsa de las compañías nos muestran qué es importante y qué no es importante para ellas.


Esto que aparece arriba es el gráfico de variaciones en lo que va de año de las cotizaciones bursátiles de SAS, la compañía aérea propietaria de Spanair. Se ve un mapa de dientes de sierra que muestran los efectos que esas noticias, día a día, han ido teniendo en las subidas y bajadas del precio de su acción. He puesto un circulito azul que marca las noticias más importantes de este año: la brutal subida del petróleo de finales de junio y la caída de uno de sus aviones por causas aun desconocidas y con la consecuencia de más de ciento cincuenta muertos.

El momento en el que han estado más bajas estas acciones ha sido con la escalada brutal del precio del petróleo durante el mes de julio. Tiene sentido que bajen tanto las acciones en ese momento, ya que el combustible es una de sus partidas de coste más gravosas y, por tanto, uno de los factores que hacen prever que la máquina de hacer dinero fabrique en el futuro, con esos mayores costes, menos euros netos.

Si nos centramos ahora en un periodo de tiempo menor, sólo los tres últimos meses, vemos que el efecto que ha tenido el accidente ha sido muy inferior al que ha tenido ese último repunte del precio de la gasolina.


Esto muestra de una manera notoria, fotográfica, clara, sin interpretaciones posibles, que vivimos en un Sistema político-económico en el que asumimos que la vida de todos los pasajeros de un avión es menos importante que una subida porcentual del coste de su carburante.

La máquina de hacer dinero de una compañía aérea no se ve apenas afectada por provocar (accidentalmente o negligentemente, no podemos entrar en eso todavía, no lo sabemos) la muerte de sus pasajeros. Los dividendos de sus accionistas apenas lo notarán. Un accidente de este tipo no es una desgracia para la historia de una compañía aérea, ni condiciona nada su futuro, ni su manera de conseguir beneficios. No significa ningún trastorno ni exige ningún cambio de planes.

En un imposible caso en el que los gestores de una compañía aérea tuvieran que elegir entre ofrecer más seguridad a sus clientes o reducir el gasto en combustible, elegirían el menor gasto en combustible, sn duda. Porque el objetivo primero de una compañía aérea no es llevar pasajeros a su destino, sino generar beneficios para sus accionistas. Y sus accionistas lo saben y duermen muy, muy tranquilos estos días. Y este buen dormir lo refleja la evolución del precio de sus acciones.


Si alguien entiende que esto es un ataque sólo al sistema capitalista, que sepa que SAS es una compañía pública dependiente de los gobiernos nórdicos. El Sistema está podrido por todas partes. El enemigo somos nosotros.





Una película para los accionistas de SAS: La caída de los dioses, de Luchino Visconti

Un libro para los accionistas de SAS: El hombre unidimensional, de Herbert Marcuse

Una canción para los accionistas de SAS: Money, de Pink Floyd

.

65 Comments:

Blogger Arcángel Mirón dijo...

Lo que creo que es peor que el hecho en sí, es que esta gente ya está acostumbrada a hacerlo. No sé si me explico.
Se acostumbraron a calcular todo matemáticamente. La vida vale menos que el petroleo. Bueno. Entonces, teniendo en cuenta eso, hagamos cálculos.
Tal vez se lamentaron por la muerte de los pasajeros del avión. Se lamentaron como todos, como humanos que son. Pero cinco minutos después regresan a sus estadísticas y sus cotizaciones. Y lo hacen de manera mecánica. No se les ocurriría lo contrario.

Me tomo la cerveza. Y la próxima vez, exijo la foto de un hombre desnudo. ¿O creés que tus lectoras somos de piedra?

agosto 25, 2008 10:52 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Bueno, sería muy interesante ver esos mismos gráficos de la compañía Itek-air, si es que cotiza en alguna bolsa. Seguramente a esta no le afecten tanto las subidas y bajadas del precio del crudo por su emplazamiento geográfico, pero me temo que tampoco le afectará mucho 100 muertos arriba o abajo, teniendo en cuenta que tiene prohibido operar en Europa....

agosto 25, 2008 11:51 p. m.  
Anonymous ella y su orgía dijo...

A mí lo que más alucinada me tiene ahora mismo (aparte, por supuesto, del post broker total que te has marcado), es leer hoy en los medios que los aviones de Spanair superaron todas las inspecciones oficiales (más de cien, al parecer, a lo largo del año). ¿Al final habrá que pedirle cuentas a Aviación Civil? Porque alguien tendrá que dar la cara en este asunto.
A mí no me gusta la gente que, cada vez que se suelta una baldosa de su calle, se dedica a ir buscando conspiradores por las esquinas, pero es que este asunto clama al cielo (nunca mejor dicho, por desgracia). Si esta aerolínea no hubiera estado metida en los últimos meses en expedientes de regulación de empleo y no hubiese adoptado medidas disparatadas para la reducción de costes (los pilotos se han quejado porque, de la noche a la mañana, han tenido que asumir funciones propias de mecánicos) tal vez podríamos atribuir este terrible accidente al azar paulausteriano.

Besos orgiásticos

agosto 25, 2008 11:58 p. m.  
Blogger Lunarroja dijo...

Sí, supongo que la foto nos da un respiro en un post tan currado y tan interesante como nos tienes acostumbrados.
Pero como ya han dicho antes, tus lectoras quieren fotos de distinto género.
Prométenoslo, Lagarto!!!!!!

agosto 26, 2008 12:05 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Pues yo creo que la foto sobra, lo siento, pero he disfrutado mucho del post, y sin emabrgo he estado a punto de no echarle cuenta al ver a una tia en bolas...

agosto 26, 2008 8:31 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Señor Lagarto hoy le daría un beso y la cerveza la pagaría yo... esto de explicar en gráficos la triste realidad me ha gustado.

Y El Roto... desconsolador y certero... cuándo no?

Paso de la tia en bolas, eso sí... por qué no poner al efebo que me comentó? Aunque a mí me gusten de carne y hueso que en las imágenes no hay de donde rascar, señor mío.

Les recomiendo otro libro a los señores accionistas: El Mundo al Revés de Galeano. Más perversiones para sus bolsillos insonorizados.

Mísero mundo este.

Besos al alza y de gratis.

agosto 26, 2008 10:35 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

La verdad es que la Bolsa es para mí lo verdaderamente surreal visceralista.

agosto 26, 2008 10:37 a. m.  
Blogger atikus dijo...

Lo único positivo es la chica de la fotografía desde luego,

aunque haciendo un estudio de esos que haces seguro que con chicas mas feas habría menor consumo de petroleo, lo que provocaría un aumento en la seguridad de los aviones al tener mayor beneficio las compañías...claro que tambien pueden gastarse el dinero en chicas los jefes y como habría menos chicas guapas serían mas caras con lo cual volvería a subir la gasolina para pagar los vicios de los jefes de SAS


...no...mejor dejamos que las chicas sean más guapas NO??

agosto 26, 2008 11:08 a. m.  
Blogger Antígona dijo...

Veo, doctor Lagarto, que sus lectoras no han tardado en rebelarse contra el procedimiento escogido para amenizarnos el post y además se unen para reclamar en futuros post un procedimiento más acorde con sus gustos. ¿Será usted capaz de negarles una petición tan justa y sensata? :P

Además de que estoy de acuerdo en que, pese a la aridez del tema tratado, no hacía falta introducir ningún elemento que lo amenizara, dado su interés y la claridad con que lo ha expuesto. Y también creo que quien lo lea no podrá dejar de ver removida su conciencia, aun cuando sólo sea porque su exposición abre interrogantes sobre los que parece que nadie se detiene a pensar –mucho menos los medios de comunicación cuando se enredan en analizar estos temas- y que sin embargo, merecerían ser pensados detenidamente.

Es posible que existan múltiples causas que justifiquen el sueño despreocupado de los accionistas de SAS estos días: la experiencia pasada de otros accidentes aéreos y el modo en que influyeron en sus compañías; el interés de los gobiernos por transmitir una sensación de seguridad a sus ciudadanos en lo concerniente a futuros vuelos de la compañía, que sólo puede beneficiar a sus accionistas, así como su propio cubrirse las espaldas en cuanto a la fiabilidad de las medidas de seguridad que imponen a las compañías aéreas; su responsabilidad de cara a una empresa en la que trabajan miles de personas que no pueden pasar a engrosar de repente las listas de parados… Haya pasado lo que haya pasado en el accidente de Spanair, me temo que nunca nos enteraremos. Hay demasiados intereses en juego cuya protección, tampoco vamos a negarlo, en el fondo también nos beneficia, pues todos tendremos que volar un día de éstos y querremos sentirnos seguros en el momento en que pongamos un pie en el avión. Así que agradeceremos profundamente la localización de un culpable claro, definido y controlado, sea verdadero y falso, y la promesa espuria de que todos los implicados en nuestra seguridad pondrán todos los medios a su alcance para que accidentes como éste no se repitan.

Sin embargo, como usted apunta, lo más perverso y obsceno no se encuentra tanto en el detalle de lo sucedido aquel día y en los mecanismos activados a partir de él para dar cuenta del accidente. No. Se encuentra en esa cuestión de fondo de que vivimos en un Sistema en el que se asume que quien manda es la economía. En el que pase lo que pase, la máquina de hacer dinero sigue funcionando como un gran monstruo capaz de alimentarse hasta de la muerte de 150 personas. En el que la desgracia de unos no deja de traducirse en dividendos para otros. Nada, ni lo más grave –usted lo ha dicho, el objetivo de una empresa aérea es transportar personas y dejarlas sanas y salvas en sus lugares de destino-, es capaz de detener la maquinaria, ni tan siquiera de frenarla allí donde, desde otra perspectiva que no sea la puramente económica, algo tremendamente grave ha ocurrido. De ahí que me parezca muy pertinente su recomendación del libro de Marcuse en este post, quien supo ver con tal lucidez la perversión del capitalismo avanzado.

Ahora, me temo que, como lo lean los accionistas de SAS, su sueño aún será más despreocupado y tranquilo. Porque la alienación en la que viven sólo se sostiene sobre la que respira la sociedad de la que se alimentan.

¡Un beso, doctor Lagarto!

agosto 26, 2008 12:35 p. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

Creo, NoSurrender, que simplificas mucho la complicada situación.

Pienso que una catástrofe aérea perjudica muy mucho a los interes generales de la compañía afectada. Afecta dramáticamente a todo el entorno, como estamos viendo. Crea psicosis y pánico generalizados. Situaciones en los aeropuertos que se asumían sin más como demoras y fallos técnicos sin importancia, ahora trascienden a los medios y se suspenden vuelos. Creo que los responsables de Spanair están viviendo un mal trago como nunca en sus vidas y que pensar que detrás de los gerentes y responsables de las empresas hay siempre personas sin ningún escrúpulo y deshumanizadas, es un craso error, pues hay de todo como en botica.
Vivimos una de las peores crisis energéticas y económicas que se conocen y es por una elemental matemática: somos demasiados queriéndonos repartir un único recurso energético que se agota. Por supuesto que hay personas sin escrúpulos que sacarán partido y tajada de esta precaria situación. Pero a los tipos sin escrúpulos la propia vorágine mundial se los zampa y derrotas como la de Bush Junior en EEUU o la de Aznar en nuestro país es a lo que afortunadamente estamos asistiendo.Lastima que sólo encuentren castigo en las urnas y no se les pueda llevar a Tribunales Internacionales para que paguen por sus tremendas meteduras de pata. En otras épocas más boyantes, Hugo Chávez y Juan Carlos no se habrían reconciliado por el patético "por qué no te callas". Pero aquí hasta el más megalómano y prepotente se da cuenta de que lo que está en juego es el destino de la humanidad entera y que a los Pequeños y Grandes Tecnócratas la mala gestión también les pasa factura. Cada vez van quedando en el mundo menos Repúblicas Bananeras. Digan lo que digan, cada vez las personas están más instruídas, más formadas y el analfabetismo se va superando día a día. Los Altos Responsables y Tecnócratas en lo público y lo privado saben que la negligencia, la chapuza, la especulación se acaba cobrando un alto precio.

¿Qué nos toca ahora a todas y todos? Apretarnos el cinturón. Superar el materialismo rastrero y vil. Cultivar distintos valores a los puramente materialistas. Sacudirnos el individualismo feroz que nos aisla. Reconciliarnos con nuestros semejantes. Y trabajar codo con codo por conseguir que las energías renovables, las energías limpias vayan señoreándose del planeta. Entender que las políticas nacionalistas y autonómicas deben convivir con las globalizadoras. En definitiva, buscar y lograr el equilibrio que nos reconcilie con nuestro entorno.

Creo que el dolor insuperable se ceba en las víctimas supervivientes y sus familiares y allegados. Pero un pesar muy grande deja heridas incurables en el espíritu de todos los responsables. Esto no se puede obviar.

Muy féliz día a tod@s !!!

agosto 26, 2008 12:49 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Sr. Lagarto yo no le beso pq no llego, si llegase podría darse por besado
Yo no entiendo de números, menos de bolsa, pero joder acabo de entenderlo, imagino q será un poco más complicado pero en esencia tiene q ser lo q Usd. a escrito.

Con respecto a su segundo punto, decirle q por desgracia las compañias no van a invertir más en seguridad, pq vista la gráfica deducimos que no es realmente importante la muerte de nadie.
Sí el peligro somos nosotros mismos
Leyendo su entrada me doy cuenta q yo nunca me voy hacer un sitio en la bolsa con mis negocios
Pq, trato bien a mis empleados ( ellos a mi también), tomo todas las medidas de seguridad que me exige la ley y un poco más, contrato un buen seguro civil, no doy garrafon, tengo todo muy limpito.
Así q le aseguro q no debe preocuparse por mis acciones, nunca las tendré y por supuesto nunca duermo tranquila, pq siemrpe le doy vueltas a las cosas

Pero eso sí, soy feliz en mi trabajo
muakkkkkkkkkkkkkkkk

agosto 26, 2008 1:57 p. m.  
Blogger Isabel Peralta dijo...

por partes:

1) Otra vez, pones un tío en la foto, para el público femenino, que también nos merecemos una alegría para los ojos ;)

2) Me debes una cervecita

3) ¿Acabas de descubrir lo de que el sistema está podrido? Bueno, nunca es tarde...Nada, te invito a la cervecita yo, para animarte, y así quedamos en paz en el punto 2.

agosto 26, 2008 4:27 p. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Estimado Lagarto:
Me cuesta los dos riñones entender el lenguaje financiero y las cuestiones bursátiles. Así que las cervezas las pago yo. Lo he entendido bastante bien y sea acertado o no, el análisis que haces tiene su lógica y es muy interesante, y lo mejor es como vas hilando y llevando al lector a la conclusión final.
Has suscitado debate y algunos de los comentarios son tan interesantes que volveré a darme una vueltecita y leérmelos con calma.

Con repecto a la respuesta dada por ti a mi último comentario, "Touché". Cierto que la integración en cualquier colectivo -adscrito a una ideología o a unas consignas-, "es la mejor ayuda para no pensar". Y la palabra "Nacionalismo", miedo dame usarla - Meigas fóra!-, que por estos lares ya me tocan bastante la zanfona. Pero permíteme que exprese una duda o una pregunta: si entendemos la palabra "Pueblo" como conjunto de habitantes, no se podría pensar que existen los "derechos de los pueblos"?: preservar la ecología, el patrimonio histórico y cultural, las lenguas... Ya sé que esto entra en el terreno de la "Política", y lo malo de esta son los intereses particulares y partidistas de quienes la hacen.

De entrar en cualquier tipo de debate contigo, yo le daría sombra al botijo... Pero aprendería la hostia.
"2666" de Bolaño será con el tiempo un clásico. Y peli bella con escenas de sexo explícito es "El diario de Leyla". Si no la viste, apúntala. Yo , ya tengo Zelig. Mercies por esta página y por tu tiempo.

agosto 26, 2008 7:45 p. m.  
Blogger Stones dijo...

Me había costado y me sigue costando mucho entender temas económicos, si hubieras sido mi profe de derecho financiero o hacienda pública, fijo que la hubiese aprobado a la primera (la economía política fue la única que lo hice)
Me ha gustado tu post, pasaré de vez en cuando a visitarte

agosto 26, 2008 8:12 p. m.  
Blogger petitapetitesa dijo...

He echado en falta en tus graficas Lagarto, el coste de las contingencias ocasionales (digamos vidas humanas) dependiendo del país en que se produzcan, ya que estoy segura que es un calculo que los grandes monstruos de hacer dinero si tienen en cuenta, no es lo mismo un muerto en occidente que uno en la India (y eso se suele aplicar a todos los muertos en general, los nuestros siempre valen más).

Al principio del post, creí que el estudio económico equipararía las líneas aéreas con las otras grandes industrias de hacer dinero, las farmacéuticas (con sus patentes de corso, muera quien muera) las industrias químicas (contaminen lo que contaminen y muera quien muera) las grandes industrias agroalimentarias (jodan a quien jodan y muera quien muera). Porque su estudio de impacto económico después de la subida del precio del petróleo o de una contingencia casual, ¿No seria el mismo que en una aerolínea?

Y por ultimo, me sumo muy esperanzada, a la petición de pluralidad de género en las imágenes “artísticas”

Besos

agosto 26, 2008 8:48 p. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Lo has explicado genial. En contra de lo que cree alguna gente de que "to er mundo é güeno", yo soy más bien de la idea de Hobbes, es decir, que el hombre es un lobo para el hombre. Es lamentable, pero cierto. Y me parece bastante ingenua la opinión de Gemmayla. Seguro que en estas compañías hay de todo, gente buena y gente desalmada, pero me gustaría saber cuántos dirigentes de la compañía se despiden a causa de la mala conciencia producida por este accidente. Puedo imaginarme perfectamente la cifra, seguramente me sobre con los dedos de una mano para contarlos, y lo más probable es que ni siquiera tenga que utilizarlos.
Pero ya que estamos en ingenuidades y utopías, voy a proponer la mía. ESto del accidente haría mucho daño a la compañía, si a partir de ahora nadie cogiera ni un sólo avión de la misma nunca más. Evidentemente, eso sería la ruina para la compañía. Algo utópico totalmente. Baste con decir que alguien me preguntó cuando pasó el accidente, si no me daría miedo volar en uno de esos aviones, y yo misma le contesté que no, que ahora menos que nunca, porque ahora estarían mucho más controlados, y que sería estadísticamente muy improbable que se produjera un nuevo accidente de estas características tan pronto... Y después de todo, yo que sé!!! :-S
Un lametón de pantera.

agosto 26, 2008 9:26 p. m.  
Blogger Churra dijo...

No entiendo ni patata de bolsa,estos dias he estado pensando en la mágica frase de "el gobierno pondra todos los servicios juridicos al servicio de los perjudicados..."¿se va a declaar responsable civil y pagar los cienes y cienes de millones que la Cia de seguros peleará hasta la muerte?...¿bajaran entonces las acciones por que ese coste economico que de ningun modo puede afrontar la cia aerea supere incluso el tema petroleo¿pagara el gobierno los abogados que intentaran que el gobierno pague ?
Ufffffff.
(me ha dejado usted boquiabierta)
Un abrazo

agosto 27, 2008 1:38 a. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

A mí la bolsa de siempre me ha sonado a chino, y no sé como se pueden entender cuando están todos esos brokers dando gritos... yo me volvería loca allí, pero he entendido perfectamente tu explicación y te felicito por ello (porque es difícil hacer que yo entienda algo relacionado con números y finanzas).
La explicación es fácil. La vida humana no vale apenas nada. Y cuanto más al sur te vayas, menos todavía. El accidente, excepto para los afectados directamente, se olvidará, como todos los anteriores, que sólo nos los han recordado en un rápido repaso al ocurrir este. El precio del petróleo está mucho más vigente y vivo en la vida cotidiana de todos porque influye en todo lo que nos mueve.
Así de triste, así de cruel y así de real.

Un beso Nosurrender (nick optimista donde los haya, que anima a luchar y no decaer).

agosto 27, 2008 8:25 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

A Panterablanca por alusiones y en general al pesimismo decadente reinante:

Creo que la idea maniquea de un mundo de buenos y malos está superada. Ni todo es blanco ni todo negro. La gama de grises es bien amplia.
La frase "el hombre un lobo para el hombre" de Hobbes es cierta en muchos casos, interpretada desde esa perspectiva pesimista y decandente, pero si estudiamos el comportamiento de los lobos y su vida en la manada, nos alegraríamos los humanos de ser lobos, en especial las féminas que sabemos de los beneficios de correr con ellos, como Clarissa Pinkola Estés podría enseñarnos.
Sabemos que a mayor nivel de pobreza y excedente de población, la vida humana vale menos. Que no tiene el mismo valor la vida para un occidental que para un kamikazi islamista. Como occidental la vida tiene para mi y las personas de mi entorno un valor incalculable, que ningún seguró aéreo podría cifrar y valorar. Creo que es un anhelo legítimo desear que el valor y el aprecio a la vida humana alcance a todos los rincones del planeta más tarde que temprano - eso canta y sobra decirlo, pero ya lo he dicho -.
Las posturas pesimistas y decadentes, de menosprecio a todo lo alcanzado hasta ahora en la historia de la humanidad, que se desprenden de algunos comentarios, son legítimas y comprensibles, desde luego respetables, pero estoy convencida que con pesimismo y el estilo intencionalmente decadente en la forma de obrar o decir poco se avanza, poco se progresa. El pesimismo de salón reviste un grave riesgo: nos convierte en seres indolentes, holgazanes e intelectualoides aburridos.
Los voluntarios y voluntarias que acudieron raudos a colaborar en las labores de rescate durante el 11 M y esta catástrofe aérea, por ejemplo, por no citar más desastres, son personas cuya labor encomiable nos enseña a todos y todas que sí, el hombre es un lobo para el hombre, pero no como lo entendía Hobbes sino como lo explica Clarissa Pikola Estes, especialmente para el oído femenino. Recomiendo encarecidamente la lectura de su libro a todas las mujeres del planeta.
No creo que el mundo esté podrido como alguien ha dicho por ahí. Creo que el mundo progresa y cada vez estamos mejor. Sino, preguntad a vuestras abuelas.

Muy féliz día a todo el mundo. La felicidad, ya se sabe, cada cual la entiende como le place.

agosto 27, 2008 12:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, claro que están acostumbrados. Son profesionales y saben cómo capitalizar el ahorro. Si ellos no venden las acciones, es que no pasará nada porque todo está en orden para ellos. Y claro que se impresionarían, puede que hasta lloraran, como todo el mundo. Pero el lenguaje del dinero es otro mucho menos impresionable.

Recuerdo que vi un documental, no recuerdo el nombre del mismo, en el que un broker de Wall Street reconocía que mientras lloraba apesadumbrado la muerte de amigos suyos en el WTC de Nueva York aquel 11 de septiembre, descolgaba el teléfono para ordenar la compra de acciones de materias primas, que estaba seguro se revalorizarían con el atentado.

Estás invitada a una cerveza, claro que sí. En cuanto a los hombres desnudos, quiero dejar claro que ya puse uno hace varios meses (http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2007/12/diseo-industrial.html )

agosto 27, 2008 2:23 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, he buscado y no parece que Itek-air cotice en ninguna bolsa. Pero supongo que si vives en esa zona del mundo, las probabilidades de morir antes de tiempo son demasiado altas como para que la caída de un avión sea una noticia muy relevante. La vida, como bien dices, no vale lo mismo en un lugar u otro del mundo.


Ella, alguien debería dar cuentas, sí. Hay un proceso de investigación en marcha que tiene que analizar las actuaciones y responsabilidades tanto del gestor del aeropuerto, como de la compañía aérea, los trabajadores y el fabricante del avión. Como bien dices, si Spainair ha superado todas las inspecciones, entonces la culpa ante un fallo técnico pasaría a ser de quien ha realizado esas inspecciones. Pero yo me apuesto una cervecita contigo a que, al final, todos lo habrán hecho bien y nadie responderá más allá de las indemnizaciones estándar ya aseguradas. Y es por eso por lo que las acciones no han bajado: porque saben cómo va a acabar la cosa. Me ha gustado lo del azar paulausteriano :) Besos lascivos!

agosto 27, 2008 2:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lunarroja, como le decía a Arcángel, ya colgué una foto de un hombre desnudo hace unos meses ¿es que no te gustó? La verdad es que estuve un rato dudando si poner esta foto que aparece arriba u otra en el que quien apareciera desnudo sobre el sofá fuese yo mismo. Pero es que tengo el sofá lleno de periódicos y me dio pereza recogerlos. Quizás la próxima vez.


Nausicaa, esa foto es sarcástica. Me parece relevante lo que he intentado decir acerca de cómo funciona el mundo que fabricamos todos cada día. Pero nadie habla de estas cosas. Los medios se quedan en la necrológica morbosa. En las peluquerías se habla de estadísticas de accidentes, o de conspiraciones empresariales. Incluso a esta página vino un anónimo reclamándonos un luto atemorizado. Parece que nadie quiere mirar lo que los americanos llaman el “Big Picture”, la visión de conjunto. Así que me parecía sarcástico presentar un texto sobre conciencia colectiva con una imagen tan superficial y consumista. Veo que el chiste no ha calado.

agosto 27, 2008 2:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, el Roto suele ser crudo y genial a la vez. Algunas de sus viñetas valen más que quintales de editoriales. Si algún conozco un efebo de carne y hueso con esa deformidad física que tanto le pone, se lo presento, no lo dude :P No he leído el libro pero tomo nota, aunque no soy accionista de SAS. Besos!



Sintagma, la Bolsa sólo refleja la oferta y demanda de acciones de compañías. Debe parecernos feo, sí, pero no debemos tenerlo miedo. Sólo es dinero.

agosto 27, 2008 2:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, menos mal que alguien apoya la concepción estética de este post. No sé por qué tanto escándalo con la foto. ¡Si todas las mujeres fueran desnudas a todas partes, nadie se escandalizaría por esta foto! :P

Tu análisis es muy bueno y con él podrías sustituir a muchos profesores de universidad que explican economía. Porque todo es cíclico en las economías de mercado. Todo es subir y bajar, como los ascensores. Y en un sistema capitalista, si un precio baja aumenta la demanda hasta que este aumento provoque nuevas subidas de precios. Vamos, que al final las chicas guapas escasean y aumenta su cotización.

agosto 27, 2008 2:25 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, qué manía tienen ustedes con los hombres desnudos, por Dios. La próxima vez saldré yo sobre el sofá, vale, pero necesito depilarme primero.

Respecto al sueño despreocupado de los accionistas, deberíamos destacar que desde que colgué este post hasta esta mañana las acciones de SAS no han hecho más que subir. De manera tal que, a día de hoy, las acciones están más caras que en el momento previo del accidente. Vamos, que hay ahora más confianza en el futuro de Spainair que antes del accidente. Ya no es que el efecto negativo del accidente sea menor que el de la subida del petróleo, sino que ahora tiene ya un efecto positivo. Quizás ellos sepan (y no dude usted de que ellos saben bastante más que nosotros) que, como bien dice usted, la máquina de vender billetes de avión no dejará de ser rentable porque a nadie le interesa. Ni al gobierno, ni a las compañías, ni a los sindicatos.

Un beso, doctora Antígona!

agosto 27, 2008 2:25 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola gemmayla. Te agradezco mucho que levantes un poco de polémica y que aportes puntos de vista diferentes. Al fin y al cabo, este post pretendía ser una provocación por algo más que una mujer desnuda.

No pretendo simplificar las cosas, sólo aportar un punto de vista más. Un punto de vista, por cierto, que me parece que ningún medio ha mencionado. No dudo de que los responsables de la compañía aérea (y del fabricante del avión, y de AENA, y del Gobierno) son seres humanos con escrúpulos a quienes les ha dolido el alma lo que ha pasado. Además, tanto morbo mediático les está haciendo parecer verdaderos culpables ante la opinión pública cuando no hay, hoy por hoy, ningún dato que avale la responsabilidad de nadie por este accidente. Pero, independientemente del corazón de cada uno, la gestión de esta compañía aérea es independiente de este accidente y la cotización de sus acciones así lo demuestra. ¿Por qué? Pues porque están seguros de que no han incurrido en resposabilidades legales, porque han cumplido a rajatabla los criterios de seguridad exigidos y nada les puede pasar desde un punto de vista legal. Porque, para la gestión de la compañía, sólo vale la rentabilidad del proyecto y la muerte de los clientes está descontada en la cuota del seguro. La compra y venta de acciones y los repartos de dividendos no dependen de los corazones, sino de la expectativa de rentabilidad contable.

Todas las empresas, aéreas o no, tienen una gran presión por parte de sus accionistas para aumentar la rentabilidad operativa y los dividendos. Y las acciones bajan con fuerza ante cualquier noticia negativa, como estamos viendo estos días con eso de la crisis económica, y acaban provocando paro y cierres. Y esta presión sobre la cotización de las acciones la ejercen los fondos de inversión. Y los clientes de los fondos de inversión son todos los españoles con cualquier pequeña capacidad de ahorro que cambian su dinero de un banco a otro sólo porque le ofrecen un 0.1% más de rentabilidad. Con esa volatilidad del cliente del banco, los gestores de los fondos de esos bancos tienen que ser muy agresivos si quieren conservar su puesto de trabajo. Los malos de esta película no son los bancos, ni los gestores de las empresas. Es nuestro “quiero más”.

Estoy de acuerdo con tu corolario: nos toca a nosotros ser menos materialistas. Pero realmente, Gemmayla, yo sólo veo materialismo y enanismo social por todas partes.

Feliz día!

agosto 27, 2008 2:25 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bolero, yo te pediría que no te lanzaras a especular en bolsa sólo con lo que he contado aquí arriba, eh, que tiene riesgo la cosa :) Pero lo que sí es cierto es que lo que hace subir y bajar las acciones son las expectativas de futuro que generan las noticias que afectan a las empresas.

No me atrevería a decir que la muerte no es importante para nadie. Supongo que dependerá del número de muertos. Si todos los días se cayera un avión de Spainair, la compañía sufriría mucho más, aunque sólo fuera porque se queda sin clientes. Lo que sí es un hecho irrefutable sin posible interpretación de ningún tipo es que estos 154 muertos en Madrid no han tenido el más mínimo impacto en la gestión y la rentabilidad esperada de la compañía. Que desde el punto de vista empresarial, da igual que esta gente haya llegado a Gran Canaria o hayan muerto en la pista de Barajas. Insisto, esto no es una opinión, es un puto hecho numérico.

Seguro que tu local es estupendo, ya invitarás algún día, eh. Besos!

agosto 27, 2008 2:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Isabel, vamos por partes:

1) como le decía a Arcángel más arriba, ya puse uno hace unos meses (http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2007/12/diseo-industrial.html )

2) cuando quieras, pero que sea Heineken

3) la verdad es que nada de lo que he visto esta semana me ha hecho cambiar la opinión que ya tenía acerca de la alienación sistémica del mundo. Pero eso no me quita el ánimo ni las cervezas ;)

agosto 27, 2008 2:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Shandy, los primeros párrafos hablan de cómo funciona la bolsa. Me alegro de haberme podido explicar bien. pero el resto no puede ser acertado o desacertado: me he limitado a exponer lo que los números muestran. Ni siquiera he pretendido juzgar esos números, sólo apelar a nuestra conciencia para darnos cuenta de que la muerte de un cliente es menos importante para una empresa que la subida de sus costes. Esto es comprensible desde el punto de vista empresarial. Pero la sociedad que los hombres estamos creando cada día debería guiarse por algo más que criterios empresariales.

Vuelves a un tema muy interesante, con eso de los nacionalismos. Efectivamente, nos hemos acostumbrado a oír hablar de los “derechos de los pueblos”. Pero es que es un contrasentido. El patrimonio artístico no tiene “derechos”, las lenguas no tienen “derechos”. Son los individuos los que tienen “derecho” a usar el patrimonio histórico o “derecho” a usar la lengua. El derecho es una conquista del hombre, como ser social, que tiene su base en la ética, en su conciencia de ser, en la percepción de intersubjetividad, en el hecho de reconocer en los demás individuos y en sí mismo una realidad subjetiva. Hay libros sobre ética muy interesantes que hablan de estas cosas.

No he visto El diario de Leyla, tomo nota. Ay, se me acumula el trabajo. Pero me encanta :)

Gracias a ti, Shandy.

agosto 27, 2008 2:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Stones. No me imagino yo siendo profesor de derecho financiero o de hacienda pública, la verdad. Me interesa más la política económica, ya puestos. Al menos ahí se puede entrar más en el debate de la sociología y la filosofía. Acabaríamos hablando de Popper y cosas así. Muchas gracias por pasarte por aquí, Stones. Espero que lo pases bien.


Ya sabes, Petita, que la vida humana no vale lo mismo en un país que en otro. Cuando un soldado americano pierde un brazo en Irak, la conmoción social y política es mucho mayor que cuando mueren mil iraquíes. Esa es la debilidad del poderoso y así fue como perdieron la guerra en Vietnam. En cuanto al resto de sectores, claro que hay elementos en común. Como decía Chomsky, las grandes corporaciones cumplen todas las características psiquiátricas de un psicópata. Besos!

agosto 27, 2008 2:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Panterablanca, la máxima de Hobbes “el hombre es un lobo para el hombre” es la que utiliza Adam Smith en el capítulo Cero de su Riqueza de las Naciones para avalar y explicar el sistema capitalista que vivimos. Smith, en lugar de verlo como algo lamentable, lo ve como algo positivo, ya que piensa que la sociedad puede utilizar la ambición y la lucha insolidaria de los individuos para que las empresas acaben produciendo más y más barato como consecuencia de la competencia y el estímulo económico. Así, las compañías aéreas cada vez ofrecen vuelos más baratos o las compañías telefónicas bajan los precios de las llamadas. Los accidentes aéreos son muy ocasionales, y este accidente no debería condicionarnos. Muere mucha más gente en la carretera, todos lo sabemos. Pero, ¿algún medio de comunicación ha escrito qué modelos de coche tienen más accidentes en la carretera? No, claro que no. Contar eso tampoco conviene al sistema. Besos!



Churra, estoy seguro de que el Gobierno llegará a la conclusión de que el Estado ha tenido una actuación correcta en todo momento. Así que no creo que tenga que asumir responsabilidades económicas más allá de las que Spainair asuma. Y también estoy convencido -como lo están sus accionistas, y eso lo demuestra la cotización de SAS- de que Spainair no pagará un solo euro más de lo que tiene ya asegurado. Estoy seguro de que en esta ocasión, como en todas, los poderosos no sólo no pagarán, sino que saldrán reforzados. Un abrazo.

agosto 27, 2008 2:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dalila, los brokers de ahora no son como los de las películas. Nadie quita por teléfono desde el parqué mientras se estira los tirantes. Los brokers de ahora pulsan el enter de un teclado mientas observan complejas hojas de excell y un sistema de indicadores online que cruza cotizaciones, noticias, divisas, bonos, etc que se llama Bloomberg.

Desde luego que el precio del petróleo es más importante que las vidas humanas. De hecho, aun hoy hay una guerra en Irak, patrocinada entre otros por Aznar, cuyo objetivo, como confesó públicamente la entonces ministra de asuntos exteriores de España Ana Palacio, era controlar el precio del petróleo. Después de provocar así la muerte de cientos de miles de personas, resultó que estaban equivocados los que tomaron esta decisión satánica.

agosto 27, 2008 2:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla y Pantera, me parece estupendo el debate que mantenéis acerca de la naturaleza humana. Ese es el gran debate, sin duda. Yo creo que Rousseau y Hobbes son compatibles en distintas esferas sociales. Os leo :)

agosto 27, 2008 2:27 p. m.  
Blogger Sibyla dijo...

Y yo que pensaba que con lo ocurrido en el accidente aéreo, se acababa el futuro de Spanair, y ahora resulta que tiene una influencia más perniciosa en la bolsa, la subida del petróleo que la muerte de 154 personas, y por extensión,la desgracia en la vida de los familiares de las víctimas...

Sí, realmente el sistema comercial ha insonorizado su conciencia, si es que en algún momento la han tenido audible.

Saludos Lagarto:)

agosto 27, 2008 4:10 p. m.  
Blogger Carlos dijo...

Cuando nos refriegan en la cara las verdades que existen en nuestras sociedades, el escaso valor de la persona o las crueles contradicciones que rondan por el mundo no debemos lamentarlo o aceptarlo sino denunciarlo, por ahora solo creamos conciencia pero mas adelante, de algo servirá.

Saludos.

agosto 27, 2008 6:46 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Invitado quedas
muakkkkkkk

agosto 27, 2008 7:07 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Hola Lagarto: podías haber puesto también la foto de un fornido varón, vamos, para que a las chicas se nos hiciera más llevadera la lectura. Que vale que seamos más listas, pero también nos gusta recrear la vista. Por lo demás, totalmente de acuerdo (y leído sin distracciones, eh?).
Como ves, ya he vuelto de mis maravillosas vacaciones. Ay!(suspiro).
Besitos de regreso.

agosto 28, 2008 1:14 a. m.  
Blogger Inma Luna dijo...

Sabes? Me alegro de haberte, mejor diría haberos, encontrado. Muy interesantes la mayor parte de las reflexiones, tanto las del anfitrión como las de los visitantes. Economía de mercado, neoliberalismo, naturaleza humana, qué y dónde nos duele... El modo en que los planteamos la realidad un poco más allá de nuestro ombligo. Las grandes máquinas empresariales no tienen tiempo para andar con sollozos mientras queda tanto por evaluar. Y, mientras, nosotros también asistimos a otro inmoral espectáculo, el de los medios y los políticos, sacando tajada con disimulo. Habríamos de ser más cuidadosos, a los humanos me refiero, para no perder nuestra esencia hasta el punto de que no volvamos a encontrarla.

agosto 28, 2008 10:13 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

Permíteme esta licencia para regocijo de las féminas ya que el enlace que nos has ofrecido no se puede abrir. Creo que éste sí.
Entanto nos llega tu foto desnudo y depilado en el sofá - no nos importa que haya periódicos latas vacías y cascos de cristal -, mejorando lo presente ni punto de comparación el tipo con la tipa, esto es flagrante discriminación de género y de sexo-tod-en-un@,

http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2007/12/diseo-industrial.html

agosto 28, 2008 12:18 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef dijo...

Lo sospechaba, pero muchas gracias por desvelarnos a algunos, mediante esta larga explicación amenizada con foto de bellísima señorita en pelotas, chiste y vídeo, que los seres humanos somos tan estúpidos de dar más importancia al material que a la especie que lo inventó. Por esta regla (no de tres sino de cuatro jejeje)podemos irnos todos al carajo, pero seguirá habiendo petróleo. Qué desgracia señor, el mundo está destruido!!!

Hablando en serio. Me parecieron muy intersantes tu post y tu blog; ten por seguro que te has ganado un futuro seguidor. Un saludo cordial!

agosto 28, 2008 4:03 p. m.  
Anonymous JETRO dijo...

Bien Señor Lagarto Nosurrender:

Su nombre y su apellido imponen, sépalo usted.

Escribo estas líneas a petición de la abochornada Saray. Ahora doblemente indignada porque aqui no se acaban los "culos y las tetas al aire" (son sus palabras textuales) me pide que les diga que no era su intención ofender. Ella me dice que les diga que aspira a ingresar en un convento, pero aún no tiene claro si será convento interior o exterior. Se refiere a que no sabe si acudir a Ruanda o hacerse monja de clausura. Pero por el momento está "en el mundo" y me dice que les diga que el mundo no le gusta y que está de acuerdo en afirmar con ustedes que es una "porquería y un estercolero" como ya lo canta el tango "Cambalache" de Santos Discepolo. Y la tipa se pone a cantar cual boluda:
"Que el mundo fue y será una porquería
ya lo sé...
(¡En el quinientos seis
y en el dos mil también!).
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
valores y dublé...
Pero que el siglo veinte y uno
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos
en un merengue
y en un mismo lodo
todos manoseaos..."

Observen que Saray le cambió la letra y cita "SIGLO XXI".

Esta casa nuestra, este piso en Madrid es como RADIO LA COLIFATA. Andiamos todos como regaderas, pero tal vez quizás SARAY sea la más coherente, discreta y decente y por eso yo también les ruego que la perdonen.

Saludos boludos.

agosto 28, 2008 4:24 p. m.  
Anonymous ella y su orgía dijo...

O sea, que te apuestas una cervecita conmigo porque tu caballo es un pura sangre. Pues yo apuesto al mismo campeón, así que tú me dirás qué va a pasar con la rubia espumosa.
Por cierto, ¿nos tomas por taradas a las féminas del laberinto? Me refiero a la foto del efebo ese cuyo enlace tan amablemente nos has facilitado.

Besos indignados

agosto 28, 2008 5:02 p. m.  
Blogger cacho de pan dijo...

gracias, nosurrender, por la mención a mi inventada compañía...

Me gusta tu guiño mediático, tu canto de sirena, tu cebo para mentes calenturientas...
Creo que las compañías son ábacos no rosarios cristianos; no se inmutan si no se trata de pérdidas económicas: "daños colaterales, más se perdió en la guerra, un fin de semana europeo deja más muertos en carretera".
Una vida humana vale muy poco, y si no pregunta cuánto tiempo pasa en prisión alguien que, borracho o drogado, atropella con su coche a otro.

Y en cuanto a Pajarito Gómez Calígula, tal vez podrías recomendar la peli argentina "Pajarito Gómez" (1964), a su director, Rodolfo Kuhn y a su guapo y carismático actor, Héctor Pellegrini. Alguna vez fueron parte de la nueva ola argentina. Hoy quizá resulten pornográficos.
Ví Calígula en París, con las butacas tan manchadas de algo blancuzco, que daba un poco de asco ocuparlas. En el mismo cine donde pasaban Saló, por cierto.

agosto 28, 2008 5:34 p. m.  
Blogger Ichiara dijo...

Así es la cosa, y mientras los que quedan se sorben los mocos para no abrirle la cabeza a alguien, una buena colección de impresentables, empezando por los medios de comunicación y terminando por el plantel político, aprovechan la desgracia para cubrir minutos televisivos unos y olfatear posibilidades de votos otros. Y la compañía como si tal cosa. Eso sí, parece que andan todos ahoraun pelín acojonados y a la mínima de cambio echan el freno. Por si acaso.

Las tres elecciones no podían estar mejor echas.

Un beso Lagarto

agosto 28, 2008 8:56 p. m.  
Blogger YO dijo...

Vas a hacer subir las acciones de la Heineken con tanta invitación. Por cierto, yo quiero la mía.
Dentro de unos meses el accidente ocurrido no estará tan presente. La sensación de inseguridad se irá diluyendo y los que ahora se reprimen en optar por el avión como medio de desplazamiento por temor, volverán a cogerlo. Todo es cuestión de tiempo y eso lo saben los directivos. El efecto es muy transitorio. Pero es transitorio para todos, incluso para los que estamos opinando hoy aquí.

agosto 29, 2008 1:19 a. m.  
Blogger YO dijo...

Por cierto, bonito culo el de la chica de la foto.

agosto 29, 2008 1:21 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sibyla, los números no tienen conciencia. La cuestión es si nosotros (los que consumimos, los que votamos) entendemos que debe haber algo más que números o no. Porque a veces nos olvidamos de que somos nosotros los que tenemos el poder, y no los números. Saludos!



Carlos, por el momento y antes de denunciarlo, yo me conformaría con que se mostrara la realidad y no se ocultara entra las insufribles columnas de datos de las cotizaciones bursátiles de la sección de economía de los periódicos. Crearemos conciencia, tal vez. Pero por el momento nos bastaría con encender la luz. Y no es probable que sean los medios de comunicación privados que viven de la publicidad de estas empresas quienes lo hagan.

agosto 29, 2008 1:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bolero, me pilla muy a trasmano tu ciudad, pero tomo nota, eh ;)



Lula, lula, lula… pero qué pecadora nos has vuelto de las vacaciones italianas ¿es que no has visto suficientes hombres desnudos por allí? :P Bicos!

agosto 29, 2008 1:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Inma, gracias por pasarte por aquí. Lo mejor de esta página son los visitantes, sin duda, a pesar de esa manía con los hombres desnudos que les está entrando a algunas. Debe ser cosa del verano :P

Creo que el neoliberalismo y la sociología política en general tiene mucho que ver con la interpretación de la condición humana. De hecho, el debate que han dejado a medias Gemmayla y Pantera se fue directo a la eterna dialéctica Hobbes/Rousseau. Supongo que los ciudadanos somos plenamente conscientes de este juego de vanidades políticas y empresariales. Y que miramos para otro lado, sabiendo que parte de la tajada nos vuelve a los que sobrevivimos en forma de más empleo o tarifas de vuelo más baratas. Creo que todos formamos parte de la misma máquina defectuosa.

Un saludo, y gracias por pasarte por aquí.

agosto 29, 2008 1:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, ya lo creo que esa ilustración debe regocijar a las mujeres. Representa la naturaleza humana en su sexualidad más natural y más animal. Además, el texto de ese viejo post pretendía precisamente defender lo natural frente a lo artificial. En cuanto tenga hora para depilarme, cuelgo la foto del sofá, vale. Eso sí, luego no os quejéis de vuestros maridos y novios cuando les comparéis con mi musculoso y sexual cuerpo de Adonis, eh.


Moderato, me alegro de que defiendas la foto-de-tía-en-pelotas. Es todo un homenaje a la cultura periodística de nuestra época ¿no te parece? :P Gracias por tus palabras y por pasarte por aquí. Un saludo!

agosto 29, 2008 1:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Jetro, desconozco si su amiga Saray tiene culo y tetas también. Si las tuviere, no sé a qué tanto escándalo en verlo en otro ser humano ¿no? dígale a Saray que el escándalo está en los ojos de quien mira. Y siendo ustedes argentinos, ya de paso le recomendaría un psicoanálisis en busca de traumas freudianos que expliquen ese malestar ante este maravilloso culo de señora en sofá :P Es broma, de verdad. Entiendo la sorpresa, porque era esa la intención. Creo que vivimos tiempos de una gran frivolización y amarillismo en los medios de comunicación. Tiempos en los que los que la reflexión ha dejado su lugar a la emoción más inmediata y superficial, que es lo más dinero hace ingresar a los periódicos.

En cuanto a las aspiraciones religiosas de Saray, me parece bien que se decida por una cosa o por la otra. Que tenga en cuenta todos los pro y contra en su toma de decisión: se come peor en Ruanda, pero los penes son de mayor tamaño :P

Bonito tango, Cambalache. Creo quen el siglo XXI sigue teniendo perfecta validez eso de “el que no llora no mama y el que no mama es un gil”.

Un saludo a todos!

agosto 29, 2008 1:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ella, en ese caso deberían ser dos rondas: una la pagas tú y otra yo. Pero no entiendo por qué no te gusta el hombre desnudo, tan macho, tan varonil, tan sexual y tan lujurioso que coloqué en ese post :P


Gracias por tus palabras, Cacho de pan. Entiendo que, en la sociedad especializada en que vivimos, las corporaciones deben basar su función en ganar dinero, como los arquitectos deben hacerlo en construir viviendas. No voy a pretender que se establezcan cálculos financieros éticos o cosas así. Lo que pasa es que las empresas, al final, dependen del consumo de sus clientes y de la rentabilidad de sus accionistas. En este sentido, sí creo que los clientes pueden consumir “ética” porque eso les haga sentir mejor, que es lo que buscan todos cuando consumen. Al igual que una empresa nos vende (y compramos) un yogur porque es bueno para nuestro cuerpo, podrían vendernos una ética de comportamiento en la gestión porque es bueno para nuestra alma. Lo creo realmente, y ya hubo en esta página un debate muy interesante sobre ello a raíz de los escándalos de Nike con el trabajo infantil (http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2007/12/acrimonias-iii.html ) No sabía lo del pajarito Gómez argentino. Supongo que era un guiño de Bolaño hacia esa nueva ola argentina. La literatura de Bolaño está repleta de guiños, y no siempre podemos entenderlos todos. Gracias.

agosto 29, 2008 1:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ichiara, es así. Pero es que tiene todo el sentido del mundo. Decir que todo está fenomenal y que es sólo una desgracia imponderable es lo que beneficia a todos; tanto al Gobierno (tenemos un buen sistema de seguridad aérea que hace que los españoles vivamos mejor), como a la compañía aérea (sus aviones dan un servicio insuperable), como a los sindicatos (los técnicos y pilotos de ese vuelo lo hicieron todo bien), como al fabricante (diseñamos los aviones con la máxima seguridad disponible), como a los pasajeros vivos (no es necesario aumentar los costes y los retrasos de losa aviones porque todo funciona perfectamente). El Sistema, como decía Marcuse, se alimenta y crece con todo. Besos.





Yo, ya tienes la tuya también, claro que sí. Todo el mundo volverá a coger el avión como si nada, es cierto. Lo saben los accionistas y por eso las acciones de la compañía continúan subiendo. El ruido mediático desaparecerá y la máquina seguirá engrasada. Quizás algún día, lejos de hoy, cuando todo se haya olvidado, una página web diga que en realidad lo que ocurrió es que un cable del tipo X estaba revestido de un material inflamable y que eso provocó la tragedia. Claro que esto se haría público una vez que estuvieran reemplazados todos los cables del tipo X de todos los aviones del mundo civilizado (esto es exactamente lo que pasó con el airbus que cayó en Halifax en 1998, y no se hizo público hasta hace poco). Saludos!

agosto 29, 2008 1:28 p. m.  
Blogger Churra dijo...

Pues ya te digo yo que la aseguradora no pagará ..........le letra lequeña ,la pequeñisima letra pequeña ....
Un beso

agosto 29, 2008 3:36 p. m.  
Blogger Kostas Kamaki dijo...

Mira, para el sistema capitalisa -patriarcal.-, apenas somos unas insignificantes hormigas, a las que se cree puede aplastar en cualquier momento -eso es lo que se cree, vamos-. Su error, es creer su propia ONMIPOTENCIA pues, siempre habrá otros que en la lucha por escalar puesto, están dispuestos a derribar a cualquiera a cualquier precio. Esto, se convierte en una espiral donde quienes únicamente ganan son las COMPAÑÍAS de SEGURIDAD..., que no siempre pertenecen a los mismos.

En fin que, se prefiere el ahorro, la ganancias masivas,vamos, antes que la seguridad, algo clarísimo en este sistema patrircal.

Me debes unas cervezas, si estás por Madrid, no me importaría tomarlas juntos y charlas sobre estos y otros temas. Por cierto, a ver si pones algún post criticando al presidente del BANCO EUROPEO y sus contínuas subidas de interés.

Saludo de un pirata que siempre dirá eso de ¡al abordajeeee!!, y sin compasión ninguna a los que nos han declarado la guerra desde siempre.

agosto 30, 2008 8:29 a. m.  
Blogger Mityu dijo...

Un post desasosegador, que no sobra, porque mucha gente no sabe, es más, no quiere saber. Sí, el enemigo somos nosotros, tal vez mi instinto de supervivencia hace aflorar inmediatamente la opción contraria: el amigo somos nosotros.

Por otra parte, ese acorchamiento acomodaticio se parece cada vez más a esas expresiones vacías, de arreo al rebaño: "destellos anaranjados, sed felices..." (Me temo que también he citado este libro en el espacio de Antígona).
Mientras crea que una mariposa puede alterar el curso de la historia seguiré viva. Espero.
Saludos, Nosurrender :)

agosto 30, 2008 1:43 p. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Lagarto, recomiéndame alguno.

Dejo aquí una frase leída en un artículo de Babelia (30-8-08): "La lectura tiene una utilidad sensorial y una utilidad práctica, pero tal vez no tenga ninguna utilidad ética, que es la que tanto se pregona"...

Lo dejo como una propuesta provocadora... No sería un mal tema para una entrada tuya y ver que piensan tus comentaristas.

Saludos:)

agosto 30, 2008 4:08 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Siempre he creído que los pilotos de las diferentes compañías aéreas (por lo menos,las Europeas), tienen la sartén por el mango, también en cuestión de seguridad de los aviones que pilotan, es decir, que son los primeros, por razones obvias, que se negarían a pilotar un avión en malas condiciones.
De cualquier modo, está claro que a cualquier compañía aérea le interesa evitar éste tipo de desgracias, y aunque tal vez pueda parecer que peco de ingenua, créo que también, por razones más humanas. Incluso ésos accionistas que mencionais, tengo claro tienen su corazoncito, y seguro que la gran mayoría (aunque de todo habrá), no duerme tan plácidamente.

Aunque la comparación no séa adecuada, y sin querer dramatizar en absoluto, me ha venido a la mente Kevin Carter, el cronista gráfico que logró un Pulitzer con la espeluznante fotografía de una niña africana moribunda a la que acechaba un buitre. Carter se suicidó dos meses después, hundido en una profunda depresión causada por un remordimiento de conciencia...

Tal vez, el dinero logrado por muchos de éstos inversores, es directamente proporcional a un cierto grado de remordimiento, y créo que no somos justos al pensar que actúan con tanta frialdad ante sus intereses económicos. Claro que sólo vémos sus "números", pero detrás hay personas y no deberíamos de juzgar tan friamente, ó dar por hecho que todo es así de sencillo para ellos. ¿No será que tal vez, la vida debe continuar a pesar de todo?. Está claro que la vida en si no es justa ni equitativa, pero yo no créo en soluciones perfectas, no existen.

Créo conveniente decir, que no soy accionista de ninguna compañia aérea, ni conozco a nadie que lo séa.

Otro cantar es la mencionada guerra de Irak, ésto si que es jugar sucio y sin remordimiento alguno, por dinero.

Al hilo de comentar la naturaleza o el instinto humanos, desde bién jovencita, mi padre me decia que yo quería más a los animales (los adoro, es cierto), que a las personas. Yo siempre le respondía que si, que por supuesto los quería y quiero más que a muchísimos mal denominados seres "humanos": aquellos que asesinan, violan, explotan niños, entre otras crueldades por todos conocidas...

Desgraciadamente es una utopía infinita, al igual que la preciosa canción de Lennon, pensar en una sociedad pacífica, respetuosa, tolerante, etc..
Desde que el hombre habita la tierra, siempre ha odiado, matado, violado, y cometido toda clase de barbaridades contra sus semejantes.

En nuestra "civilizada" sociedad actual, con tanto estudio sociológico, psicológico, etc., algunos continúan empeñados en "abanderar" ésa utopía tan "politicamente correcta" y que tan bién "luce" en un artículo de prensa, o en un debate televisado, sobre la convivencia social color de rosa, guay del paraguay, todosjuntosyrevueltos, en la cual se puede "rehabilitar" y hasta "ponerle un piso" (para facilitar su "integración"), a psicópatas, pederastas, y asesinos varios no arrepentidos.
Claro que a ver quién es el guapo que se atreve a nadar contra corriente, no sea que vaya a ser tachado de fascista, xenófobo, homófobo,y demás ristra de adjetivos (aunque no vengan a cuento), porque siempre habrá alguién que mezclará "churras con merinas"; está claro, que hipocresía también nos sobra, y a raudales.

Besos!

agosto 31, 2008 2:18 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Churra, normalmente las compañías aseguradoras suelen estar a su vez aseguradas con un otra compañía reaseguradora. De hecho, Mapfre, que es la compañía aseguradora, también recuperó toda la caída bursátil al día siguiente del accidente.

Un beso.

agosto 31, 2008 12:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Kostas. Gracias por pasarte por aquí. Desde mi punto de vista, el capitalismo no es patriarcal. Se apoya en la estructura familiar para perpetuar la cultura que lo sustenta, sí, como cualquier otro aspecto social. Pero el capitalismo en sí no tiene una estructura de Gobierno “de arriba a abajo”. Al menos en teoría, el capitalismo impone la competitividad como forma de progreso personal, sin normas. La violencia social, como dejas caer tú, o la lucha por la plusvalía, que decía Marx.

Tal y como funciona el sistema hoy en día, la inflación se controla con subidas de los tipos de interés. El presidente del BCE hace su trabajo sin criterios políticos ni sociales ni ideológicos: como la inflación está alta y amenaza la productividad de la economía, se sube el precio del dinero para enfriar la demanda interna. El problema es ese precisamente: que la política monetaria ya no es política. Que las decisiones para controlar la inflación no tienen en cuenta los problemas de las personas, sólo ven los números. Desde mi unto de vista, la política debería controlar la economía, y no al revés. Pero resulta que lo que hay es todo lo contrario. Y encima lo apoya todo el mundo.

Saludos!

agosto 31, 2008 12:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mityu, cuánto tiempo. Me alegro de verte por aquí. Somos el enemigo y el amigo, claro. Porque son nuestros deseos los que crean la sociedad que tenemos.

Por utilizar terminología freudiana, es el inconsciente colectivo el que pule el sistema político-económico. Somos rebaño, pero un rebaño un tanto psicópata :) pero seguiremos esperando esa mariposa.

Saludos!

agosto 31, 2008 12:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Shandy, estoy seguro de que te resultará fácil encontrar “Ética para náufragos”, de José Antonio Marina. Está editado en bolsillo, en Anagrama. Marina escribe muy bien y muy directo. No hay que ser un experto para seguir su argumentación y ésta resulta muy sólida. Marina hace ensayo serio con un lenguaje más de divulgación. Espero que te guste.

Otro clásico es el de Fernand Savater, que también está editado en bolsillo: Ética para Amador.

La frase que propones es verdaderamente provocadora, sí. Dame tiempo y hablo de ella en alguna ocasión, acepto el reto. Como anticipo, te diré que no estoy de acuerdo en absoluto :) Saludos!

agosto 31, 2008 12:52 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, eso es lo que los profesionales del sector nos están diciendo hasta la saciedad. Tiene todo el sentido del mundo, sí. Pero sólo de una manera aparente. Si esto fuese una tautología universal, ¿por qué muere un obrero en un andamio sin llevar casco? ¿por qué un transportista apura al límite el número de horas al volante, aunque sepa que está cansado? ¿por qué nosotros, si tenemos prisa, conducimos por encima de los límites de velocidad? La verdad es que, a veces, un jefe tiene medidas de presión y estímulo que condicionan la capacidad de riesgo de un trabajador. Y es posible, al menos sobre el papel, que un piloto decida arriesgar un vuelo si eso le ayuda a cumplir objetivos económicos, o poder cumplir el límite de horas de trabajo después de llegar a casa, y no tener que pernoctar solo en un hotel de una isla cualquiera cuando, a lo mejor, tiene problemas con su mujer. No, no acepto esa premisa como inamovible.

No todos somos Kevin Carter. Hay muchas fotografías de ese estilo y no todos sus autores se suicidan. Es más, en las escuelas de periodismo enseñan a sus alumnos a permanecer fríos ante la desgracia ajena y lo justifican teorizando sobre un fin mayor. Creo que en demasiadas ocasiones no somos conscientes de que lo que nos rodea son seres humanos. Aparte de la sobrecogedora historia de Kevin Carter que nos has traído aquí, también podríamos hablar, por ejemplo, del experimento Milgram del que hablamos en esta misma página a finales del pasado mes de abril.

Ciertamente el Imagine de Lennon es una utopía. No lo alcanzaremos nunca, probablemente. Pero lo que sí debemos hacer es intentarlo, porque en el camino está la respuesta, no al final. Como decían en mayo del 68, “seamos realistas: pidamos lo imposible”

Besos!

agosto 31, 2008 12:53 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Opino no son comparables las posibles presiones que puedan sufrir un transportista ó un obrero de la construcción, con las de un piloto de aerolínea comercial. En los dos primeros sectores, está claro quién tiene las de perder frente al patrón, ya que en éstas profesiones de menor cualificación existe una mayor demanda frente a la oferta, por tanto, el riesgo de ser sustituido de inmediato y sin miramientos, desgraciadamente, es mayor.

Siempre he creído que el prestigio y la escasez de pilotos en España, ha permitido a éste gremio una mayor igualdad a la hora de confrontar intereses con las empresas para las que trabajan. De hecho, las diversas huelgas planteadas hasta la fecha por el Sepla, son ejemplo de que cualquier reivindicación por parte de éstos trabajadores será muy tenida en cuenta ya que las pérdidas para la compañía son millonarias y tampoco pueden permitirse despidos con la “facilidad” que he mencionado anteriormente, debido a ésa escasez de profesionales. A esto lo llamo yo, tener la sartén por el mango.
No recuerdo ninguna huelga de pilotos en la que reivindiquen, expresa y claramente, un mayor control de seguridad de los aparatos que manejan, claro que tal vez sea pura ignorancia por mi parte.

Por ello agradecería de veras que alguien me explicase por qué, si consiguen mediante huelgas (con todo el derecho del mundo, por supuesto) mejoras sobre recortes en sus contratos, etc., no cogen “el toro por los cuernos” y plantean de una forma más contundente, un asunto que no dudo, son los primeros interesados en solucionar de una vez por todas. Entiendo que si han logrado hacer frente a las duras presiones que hayan podido sufrir en anteriores reivindicaciones sobre ésas mejoras que les afectan muy personalmente, en éste otro asunto, contando con el apoyo de una opinión pública totalmente sensibilizada y directamente afectada al igual que ellos, no sería un imposible…, de verdad que no lo comprendo…

Afortunadamente no todos los autores se suicidan, no, pero al hilo de la ética periodística, ya es triste que un juez haya tenido que llegar al extremo de prohibir tomar imágenes de los fallecidos en éste siniestro, cuándo lo lógico hubiera sido que no hubiera hecho falta…

No conocía el experimento Milgram aunque sinceramente, no me extraña nada el resultado, descorazonador total, vámos.

Nosurrender, ¿acaso el camino que mencionas, no es también otra utopía?, a mi, con lo mal que lo estamos haciendo, me lo parece…

Bueno, pongamos una nota alegre ¿no?, a mi también me gustaría ver ésa foto tuya…

Besitos!

septiembre 01, 2008 2:05 a. m.  
Blogger Kostas Kamaki dijo...

<<"Pero el capitalismo en sí no tiene una estructura de Gobierno “de arriba a abajo”>>, justamente en tu explicación, está la justificación del patriarcado: las estructuras de poder, se sustentan en la ACUMULACIÓN y ésta, en la CARENCIA. ¿No es ésto, pues, el patriarcado?.
Ver, leer: La Rebelión de Edipo, IIª parte. Casilda Rodrigáñez Bustos.

Por cierto, Fernando Savater no está a la "altura" de Sánchez Dragó pero, a ambos, se le queda corto el adjetivo "patéticos": se suman a la extrema derecha como moscan que saborean la mierda.

Saludos.

septiembre 01, 2008 5:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home