sábado, agosto 09, 2008

¿Son tontas las niñas?


Hace tiempo leí un chiste en un artículo de El País:

Un señor con una esposa muy habladora lee en el periódico un estudio científico que asegura que las mujeres usan cada día unas 20.000 palabras, mientras que a ellos les bastan 7.000; el hombre enseña la noticia, feliz de poder demostrar que ella es un loro. “¿Lo ves?”.“¿Y no será porque tenemos que repetir mucho lo que decimos?”, dice ella. “¿Cómo?”, responde él.



También creí que se trataba de un chiste sexista cuando leí en el mismo periódico que en España existen competiciones distintas de ajedrez para mujeres . Que existe un “Ajedrez Femenino”.

Así como se admite que en halterofilia las mujeres no parten de las mismas condiciones hormonales y, por tanto, necesitan competir en una “liga” diferente, parece que nuestros políticos piensan que para jugar al ajedrez la mujer tiene un handicap consustancial imposible para poder competir con los hombres.

¿Pensarán las federaciones de ajedrez que, para mover un alfil, se necesita una masa muscular tremenda? ¿quizás lo hacen por una cuestión de pudor, por si tienen que usar el mismo wc ambos contrincantes? ¿es que las tetas influyen en la posible ocultación de parte del tablero? ¿o no será, quizás, que piensan que el cerebro de una mujer no puede procesar igual que el un hombre?

Creo que quien organiza campeonatos de ajedrez sólo para chicas está insultando el cerebro de todas las mujeres. Una mujer, sólo por el hecho de serlo, no tiene ninguna limitación para ganar a un hombre. Como tampoco la tiene un zurdo sobre un diestro, y todo el mundo entendería que realizar competiciones separadas para diestros y zurdos sería ridículo.

En España, estas federaciones, que explotan y comercializan la inferioridad intelectual de la mujer, dependen del Centro Superior de Deportes, que a su vez depende del Ministerio de –¡agárrense!- Educación, Política Social y Deportes. Esto significa que, en nombre de la Educación, de la política Social y del Deporte (¡pero qué coño tendrá que ver el deporte con el ajedrez!), se impulsa la idea de que el cerebro de una mujer no puede competir con el del hombre en las mismas circunstancias.

Los hombres y mujeres tenemos las mismas capacidades intelectuales, como media. Las diferencias hormonales entre sexos no pueden influir en las capacidades intelectuales de los individuos más que las diferencias de pigmentación de piel, o de color de pelo, o de si se es zurdo o no.

Y mucho menos sentido tiene que un mismo organismo político piense que una mujer no puede competir con un hombre para jugar al ajedrez, pero sí puede ser ministra ¡¡por cuotas!!. Sería más coherente con el ajedrez que hicieran dos Gobiernos paralelos (Gobierno Masculino y Gobierno Femenino), cada uno con un patrocinador diferente, por supuesto.



Un libro para las ajedrecistas: La torre herida por el rayo, de Fernando Arrabal

Una película para las ajedrecistas: En busca de Bobby Fischer, de Steven Zaillian

Una canción para las ajedrecistas: Castles made of sand, de Jimmi Hendrix

.

46 Comments:

Blogger Lui Lu dijo...

En las fiestas de mi barrio y aledaños hay unos concursos muy curiosos además del tradicional baile de la tercera edad que se organiza en Cascorro:

-Juego de la rana para mujeres.
-Juego de la rana para parejas.
-Juego de la rana para niños.
-Lucha libre senegalesa (Ludo y yo tardamos en encontrar el por qué de que la asociación de senegaleses de Lavapiés estuviera patrocinando las fiestas hasta que dimos con éste).
(Voy a por el programa para una mayor exactitud, estoy hablando de memoria y con la gueule de bois, que es más elegante que decir resaca.)
-Juego del huevo para niños.
-Juego del chocolate por parejas.
-Torneo-demostración de lucha senegalesa.
-Campeonato de la rana individual.
-Campeonato de la rana por parejas.
-Ciclichapa "Gran premio cinco estrellas" (ahí no se especifica la modalidad).
-Concurso de Mantones (ahí tampoco; igual pueden participar los hombres).
-Concurso "El grito más largo". (Sin distinción de sexos.)
...
y un largo etc. que finaliza siempre con limonada gratis y discoteca móvil. Aún no sé qué es eso.

Yo creo que es que nos encanta diseccionar, ¿no? y parcelarlo todo y hacer grupitos de lo que haga falta. En el ajedrez deberían probar quizás por parejas y con limonada al final.

agosto 09, 2008 2:11 p. m.  
Blogger Eduardo dijo...

Estupenda entrada!
Y estupendo comentario. Yo personalmente creo que las mujeres son inferiores a los hombres, que son tontas y que ya estoy harto de que se me acerquen en el recreo...
Qué cansancio. Qué aburrimiento de gente. Que chimpances

agosto 09, 2008 3:06 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

No hace mucho tuve ocasión de conocer a un tipo cuyo hijo de 11 años jugaba al ajedrez. En la comida y entre superheroes, villanos y ciudades de comic, acabamos hablando de la ventaja que para su hijo en la categoria (o ranking) donde jugaba le suponía tener tan solo esa edad. Parece ser que en España existe afincada una preciosa adolescente polaca (tal vez rusa) que compite, ninguno de los jovenes que habitualmente ganaban al hijo del tipo con quien yo comía habían sido capaces de derrotarla mientras que él crío en cuestión la había vencido en varios de los encuentros que había tenido con ella.

El motivo, el tipo mantenía que era un tema hormonal y que cuando su hijo tuviera uno o dos años más dejaría de ganarla.

Tal vez las federaciones no defienden a las mujeres ajedrecistas de nuestra masa muscular ni siquiera de nuestros cerebros. Tal vez solo defiendan al hombre de su propia carga genética.

Señor Lagarto, ¿usted podría jugar al ajedrez contra Scarlett Johansson?

Yo no.

agosto 09, 2008 4:11 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Las mujeres somos mucho más guapas, listas, inteligentes, mucho, pero que mucho más brillantes que los hombres.

Siglos y siglos de escaqueo laboral, la exención de fatigosas lides ajedrecistas y olímpíacas lo demuestran.

Somos un as, las mujeres..Lástima, que se nos acabó el chollo y ahora hay que penquear como cualquier hijo de vecino.

Besos y arrumacos,

Gemmayla

agosto 09, 2008 4:19 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Estos debates me hartan. Ya está bien. No hay nada que discutir: no hay un sexo superior a otro. Las mujeres no somos más inteligentes que los hombres. Los hombres no son más inteligentes que las mujeres. ¿Qué hay que demostrar? Yo no sé jugar al ajedrez, pero no es que no lo sé porque soy mujer; no sé porque no me molesté en aprender.

Mirá, lo escribo y me suena a saturación, ya. Ni me irrita: me harta, como te dije.

(No sos vos quien me harta. Eso nunca. Aclaro.).

Apapacho.

agosto 09, 2008 6:14 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Lui. Las costumbres de los barrios existen, claro que sí. Pero creo que un organismo político y público debería ser más considerado con ciertas formas. Por ejemplo, las federaciones de deportes podrían parcelar por razas, y hacer un campeonato para blancos y otro para negros. Y no lo hacen, claro. No entiendo porque el ministerio de Educación de mi país (por ejemplo) exhibe a las mujeres como una subcategoría intelectual.



Eduardo, ese era un debate propio del recreo de Primaria, sí. Y cuando crees que parece superado, resulta que la misma sociedad político-mediática que legisla y legisla y legisla contra el machismo (sic), promociona públicamente la inferioridad intelectual de nuestras hijas. Eso, un chimpancé nunca lo haría.

agosto 09, 2008 6:53 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, no veo porqué una cuestión hormonal pueda afectar a la potencialidad intelectual de un individuo. Los calvos tienen más testosterona que los no calvos ¿alguien se ha planteado hacer una competición aparte para calvos? Kasparov, por otra parte, tiene una cantidad de pelo tremenda ¡y Fisher era un auténtico melenudo!

En cuanto a la Johansson, me temo que no podría mirar al tablero si jugara contra ella. Pediría un chupito de sake, me levantaría y le cantaría More than this inmediatamente.

agosto 09, 2008 6:53 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Gemmayla! Visto así, sí parecéis más descansadas :P Pero lo cierto es que somos individuos, y que las fatigas de algunas generaciones pasadas no condicionan nuestra masa muscular ni cerebral. La Evolución se mide por decenas de miles de años.

Puedo comprender que, hace 50.000 años, para cazar un mamut se prefiriera disponer de los cromañones que más masa muscular tuvieran (ergo, hombres). Pero para hacer un discurso político, escribir una novela o mover un alfil no existe ya esa diferencia.

Besos, gracias por pasarte por aquí.

agosto 09, 2008 6:54 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, eso que expones es exactamente lo que quiero denunciar en esta entrada: no hay un sexo superior a otro. Por eso no entiendo porqué mi hijo tiene que competir en una categoría de ajedrez distinta a las de sus compañeras de clase. Me parece un insulto a la inteligencia y una manipulación política innoble que un Gobierno que se llama pomposamente feminista.

Apapachos.

agosto 09, 2008 6:54 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Mis felicitaciones por el post, doctor Lagarto, que suscribo línea por línea.

Usted lo ha dicho bien claro: las diferencias entre capacidades intelectuales se dan entre individuos, y no entre sexos. Y así han venido a demostrarlo estudios tan relevantes como los del genetista Richard Lowentin, líder en el desarrollo de las bases matemáticas de la genética de poblaciones, según el cual no hay ningún tipo de prueba de que las diferencias genéticas entre hombres y mujeres determinen diferentes capacidades y aptitudes. De ahí que Lowentin haya entrado en debate con la psicología evolucionista para afirmar que esas diferencias en cuanto a capacidades y aptitudes sólo pueden tener un origen cultural, pero nunca biológico.

Bien, tratemos por un momento de concederle el beneficio de la duda al Ministerio de Educación. Imaginemos que, de preguntarle por las razones que justificarían la organización de un campeonato de Ajedrez Femenino, el señor ministro (¿o señora ministra? No estoy muy al tanto, la verdad, del sexo de los políticos) respondiera que, a causa de los diferentes adoctrinamientos culturales que reciben hombres y mujeres, éstas se encuentran en inferioridad de condiciones a la hora de competir con ellos. Por ejemplo, porque los hombres han sido educados para ser más competitivos que las mujeres. Ahora, ¿no habría entonces que objetarle al señor o señora ministro/a que la única manera de que las mujeres alcancen el nivel de competitividad de los hombres es educarlas de la misma manera, y en consecuencia, no establecer ningún tipo de separación entre sexos a la hora de competir?

Y en cualquier caso, creo que, hoy por hoy, no compraría razones de índole cultural como ésa para un juego que fundamentalmente requiere inteligencia y entrenamiento. Pues siendo el entrenamiento el único factor alterable de ambos –y la inteligencia, como ya hemos dicho, un rasgo de variabilidad individual-, no creo que resulte imposible garantizar un entrenamiento en igualdad de condiciones a niños y niñas.

Si dejamos de concederle ese beneficio de la duda, es obvio que la existencia de un campeonato de Ajedrez Femenino, constituye, además de un insulto al cerebro de las mujeres, un auténtico despropósito en un país que dice tener entre sus principales objetivos políticos la lucha por la igualdad de la mujer. Lástima que las mujeres que en ellos acceden a participar no se den cuenta de que flaco favor se hacen a sí mismas admitiendo una nueva forma de segregación que sólo las perjudica en esa lucha por la igualdad.

Yo, puestos a proponer, propongo que se establezcan dos nuevas categorías divisorias a la hora de competir: por un lado, campeonato de Ajedrez para individuos con nariz aguileña; por otro, para individuos de nariz chata. Dónde va a parar lo que pueda afectar a la hora de jugar al ajedrez el tener tetas o no en comparación con la diferente visualización del tablero que permiten narices tan diferentes, ¿no cree?

Qué pena que por alguna razón no puedo ver el youtube. ¡Con lo genial que es esa peli de Bergman!

¡Un beso, doctor Lagarto!

agosto 09, 2008 7:37 p. m.  
Blogger Ayshane dijo...

Yo creo que la razón por la que hay una liga femenina es por el temor a que en una competición oficial llegue a ganar una mujer por lo que prefieren curarse la herida antes de que se produzca...

Besitos Sr. lagarto y enlazado quedas!!!

agosto 09, 2008 11:52 p. m.  
Blogger Ichiara dijo...

No es de extrañar el absurdo del ajedrez para mujeres si tenemos unos políticos preocupadísimos por la integración de la mujer al 50, 60, 2000 por cien... todo llegará. Igual que llegó el Ministerio de Igualdad después de los resultados del Instituto de la Mujer. Hace poco, en unas declaraciones oficiales se decía algo así como que se denunciaban el 40% de las agresiones y maltrato femenino. Se aplaudían por ello. Yo lloraba por lo mismo.

Las cuotas, la sobreprotección (?) política, la hipocresía de lo políticamente correcto nos degrada aún más. Ni tíos ni tías, a cada cual lo que se merezca.

Un besote. Buena entrada y buena elección musical.

agosto 10, 2008 12:41 a. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

Eso no es más que la punta del iceberg. Es una cruz que las mujeres llevamos desde las cavernas y que nos vamos sacudiendo de encima poco a poco gracias a congéneres que se han dejado hasta la vida en ello...

Yo creo que en el intelecto no hay diferencia de capacidad entre hombres y mujeres, aunque sí pienso que tenemos diferentes formas de enfocar o de procesar las mismas cosas... pero no uno superior a la otra, ni viceversa, simplemente distintos, y posiblemente complementarios.

Nosurrender, me encanta lo que cuentas y cómo lo cuentas. Me gusta venir aquí.

Gracias. Un beso

agosto 10, 2008 10:42 a. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Bueno... yo creo que a estas alturas es superfluo el debate sobre si la mujer es o no inferior al hombre.

Aquí estais volcando sobre el Gobierno español una serie de cosas de las que no tiene ninguna culpa. El ajedrez femenino existe como tal en todo el mundo (no solo en la España de la paridad) desde 1.617, que fue el año en que una mujer jugó al ajedrez de forma reconocida por vez primera. Y hay federaciones internacionales, nacionales, regionales y provinciales de ajedrez femenino en todo el mundo, y no solo en España, igual que las hay de fútbol femenino, de baloncesto femenino y de "llámalo X" femenino...

Y también en todo el mundo, incluído España, hay competiciones de ajedrez femenino, y campeonas del mundo de ajedrez femenino (el primer mundial femenino fue en Londres, en 1927), y campeonas de continentes y de naciones, de ajedrez femenino. Por cierto, la jugadora número uno de ajedrez femenino en España es una transexual de 52 años, que se llama Natalia, y antes se llamaba Josep y jugaba al ajedrez masculino hasta 1998, llegando a disputar incluso un mundial masculino. ¿Qué cosas, no?

De todos modos, también es habitual que las mujeres y los hombres se enfrenten entre ellos, y precisamente la primera campeona del mundo, la rusa Vera Menchik (campeona del mundo desde 1927 hasta que murió en la segunda guerra mundial sin que la desposeyeran del título) fue la que comenzó a ganarle a los ajedrecistas masculinos, ante la burla de algunos otros cortos de luces para muchas cosas, como el "gran maestro" Albert Becker, que dijo burlónamente que "habría que fundar el Club Vera Menchick, del que serán miembros los maestros derrotados por la campeona femenina".

¿Sabeis quien fue el primero en ingresar en dicho club...? Pues sí, lo habeis adivinado: él mismo. Por cabrón. Después le siguieron muchos más, para vergüenza de muchos de ellos, sobre todo del campeón de Pakistán, que después de perder con Vera no se atrevió a regresar a su país por miedo a las burlas...

Bueno... dejo el rollo, no sin recordaros que al Gobierno hay que echarle en cara y recriminarle muchas cosas, pero no todas, sobre todo aquellas de las que no tiene la culpa.

agosto 10, 2008 12:17 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Novicia, opino al igual que tú, que la capacidad intelectual de hombres y mujeres es exactamente la misma pero con ésos matices genético-hormonales, por así decirlo, que nos diferencian y a la vez complementan con el hombre por lo que el enriquecimiento es mutuo.

De cualquier modo, no se debería de tratar de incorporar (con calzador) a la mujer en todos los ámbitos simplemente por ser politicamente correctos, forzándo situaciones, y ésto se hace..., ¡cuánta hipocresía por ahí!. Soy mujer y conozco de cerca algún caso en el que por querer ser tan "guays" con nosotras, quienes resultan discriminados son los hombres. Flaco favor nos hace ésto a nosotras y nos degrada aún más, cómo dice Ichiara...

Señor Lizard the wizard (es un simpático personaje de las clases de inglés de mi peque), estaría bién que todos los hombres tuvieran su punto de vista al respecto, me ha gustado mucho.

Si yo pudiera jugar una partida de ajedrez con Colin Firth, intentaría alargar la partida para poder mirarlo a lo ojos una y otra vez en cada movimiento de pieza, sería una experiencia "religiosa"...,dejo ya de soñar...

Besitos!

agosto 10, 2008 12:27 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Mas dejao a cuadritos, como el ajedrez, juego al ajedrez desde pequeña con mi padre, con mi hermano ( claro no soy la johanson esa, pero nunca hubiera imaginado lo q has comentado
Si es q una no gana pa tonterias

y el parchis??podemos jugar juntos o tampoco?
lo digo por el peso de la ficha y del dado

muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

agosto 10, 2008 4:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, no conozco los estudios del genetista Lowentin. Pero yo creo que la actitud (y la ética por ende) deben estar por encima la condición biológica, en cualquier caso.

Le informo de que la persona encargada de la política social y la educación en este país no es ministro, sino ministra. Quien asume la responsabilidad de organizar esas subcategorías intelectuales femeninas en este país es, precisamente, una feminista. En cualquier caso, como bien dice Carrascus más abajo, no se trata de una decisión española sino que existen federaciones internacionales. Y sobre la competitividad, tampoco estoy seguro de que las mujeres lo sean menos respecto a los hombres de lo que puedan serlo los norteamericanos respecto a los noruegos, por ejemplo ¿y no compiten juntos estos países en estas mismas Olimpiadas? Y es que, doctora Antígona, no hay por dónde cogerlo.

Un beso, doctora Antígona.

agosto 10, 2008 8:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ayshane, estoy seguro de que muchas jugadoras ganarían a muchos jugadores. Todos lo sabemos, es lo natural. Yo creo que hay un gran negocio (político, económico y mediático) en hacer que no existamos personas, sino hombres y mujeres bien diferenciados. Besos y gracias por pasarte por aquí!


Ichiara, no pretendía entrar en este debate concreto, pero creo que el Instituto de la Mujer es un lobby, simplemente. No lo censuro, pero no pasa de ser una especie de sindicato de sexo que pagamos todos los españoles como expiación por un pasado tan machista en nuestra historia. La verdad, no le concedo autoridad moral global en asuntos de convivencia social, sólo en defensa de intereses de una parte (legítima). Tampoco creo en la sobreprotección; conozco muchas mujeres que valen mucho más que los hombres en muchos campos diferentes y que no necesitan ser tratadas como discapacitadas. Besos!

agosto 10, 2008 8:40 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Novicia, yo creo que distintos individuos, con distinta educación, distintas ambiciones y distintos miedos, tienen “diferentes formas de enfocar o de procesar las mismas cosas”. Quiero decir, que todo es cultural, y no biológico. Y el hecho de que existan transexuales lo demuestra.

Pero sí somos complementarios, como bien dices. De hecho, el modelo social que se ha impuesto desde tiempos remotos tiene como base la familia. Y se dividieron las funciones de manera complementaria. Por eso, creo, la incorporación de la mujer al trabajo y la proliferación de métodos anticonceptivos a mediados del sXX provocaron una transformación brutal de la sociedad que no se había conocido hasta entonces. Al menos es mi manera de ver las cosas :)

Me gusta que te guste venir. Gracias. Un beso.

agosto 10, 2008 8:40 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, te doy toda la razón: a estas alturas es superfluo el debate sobre si la mujer es o no inferior al hombre. Precisamente por eso me sorprende ver que nadie se extraña de estas muestras de sexismo patético. Y que, encima, depende de una institución política marcada por lo que llaman feminismo.

El Gobierno español no tiene la culpa de lo que existe en las federaciones internacionales, claro que no. Pero nadie le obliga a participar de estos campeonatos insultantes. Al igual que no hay una federación de lanzamiento de cabra desde campanario en Suecia, tampoco debería haber una federación de ajedrez femenino en España, porque los españoles entendemos que las mujeres no son subcategorías intelectuales y que pueden (¡y deben!) competir con los hombres. Es mi manera de verlo.

Había leído lo de Vera Menchick antes de escribir esto. Y más grandes ajedrecistas mujeres. Y esto, lo único que hace, es poner aún más de manifiesto la miseria de quien fomenta la subcategorización intelectual de las mujeres (en el caso español, los responsables de ese ministerio que dice llamarse también de Educación y Política Social)

El Gobierno no tiene la culpa de que existan campeonatos internacionales de ajedrez femenino: la culpa la tienen las mujeres ajedrecistas que participan en ellos. Que eso ocurra también en España, es culpa tanto del Gobierno como de las mujeres ajedrecistas que participan en ellos.

agosto 10, 2008 8:41 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Diciembre. Como le decía un poco más arriba a novicia, yo creo que esa diferencia es más cultural que biológica. Ni siquiera el género coincide siempre con el sexo (existen hombre muy afeminados y mujeres muy marimachos, por ejemplo)

No creo en las cuotas, o en los “calzadores”, que dices tú. Y la discriminación positiva me parece tan discriminatoria como su propio nombre indica. Y, como bien dices, a quien más daño hacen estas políticas que consideran a la mujer como una discapacitada intelectual, es a las propias mujeres, desde mi punto de vista.

Bueno, si coincidimos en un campeonato mixto de ajedrez, yo te dejo en el tablero con Colin Firth y, mientras, yo me llevo a la Johansson a cenar por ahí ;)

Besos!

agosto 10, 2008 8:41 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Pues sí, Bolero. Es cierto. Yo tampoco daba crédito cuando me encontré en un periódico información sobre un campeonato internacional femenino de ajedrez. Y sí, como dice Carrascus, la cosa tiene tradición.

Has mencionado lo del parchís y lo he buscado por la red. Por lo visto, la asociación internacional de jugadores de parchís son mucho más inteligentes y evolucionados que los de ajedrez: hablan de personas participantes. Además, los ganadores han sido Paco Rapún y Puri Allué.

http://www.mundialdeparchis.com/

Debe ser que los dados pesan menos que los alfiles :P

Besos.

agosto 10, 2008 8:42 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Me parece increible, que se pueda partir de una premisa tan estúpida, y crear dos bandos, siempre enfrentándonos... la eterna pregunta... Somos tan distintos???? Yo siempre digo lo mismo, no creo en sexos, sino en cabezas. Haciendo excepciones, por supuesto, físicas, casi todas, por no decir todas. Y bueno.. que tengo una vecina que está mas musculosa y fuerte que el exmarido, así que ni para eso podría hacer la fatídica excepción.
Que hagan lo que les de la gana, por suerte, hay gente que estas cosas nos las traen al fresco, y que sabemos donde tenemos que jugar, lidiamos las mierdas como podemos, igual nos jugamos al ajedrez una cena, que nos bailamos una jota... y eso, que esto es absolutamente inverosímil.
Pero la peña se aburre, y bueno, retrocede siglos, por lo que parece....
Gobierno masculino, y gobierno femenino???? AMOSANDAAAAAAAAAAA¡¡¡¡¡¡¡¡ Lo que nos faltaba¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Un besazo, oye, que me cuenta mi hermano que voy a ver a los Sex Pistols en Vitoria... fíjate... Ya te cntaré, de momento las entradas cuestan un ojo de la cara, para mi, y voy los dos días.... me quedo haciendo números, que no me casan, claro. Un besazo fuerte¡

agosto 10, 2008 10:10 p. m.  
Blogger Fresa Salvaje dijo...

Vamos lagarto, aunque pongas una escena de una película de Bergman no vas a arreglarlo. Todo esto del ajedrez para hablar de tontas diferencias entre hombres y mujeres ¿querías provocar o algo así? No se te ve muy inspirado últimamente.

Las mujeres y los hombres nos diferenciamos en el sexo. Tú tienes algo que me interesa y yo tengo algo que te podría interesar. Además las mujeres podemos follar más y mejor fisiológicamente hablando.

agosto 10, 2008 10:47 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Pues yo que quiere que le diga...? partiendo de la base de que me importa tan poco el ajedrez femenino (y el masculino) como que las señoras, por tradición, costumbre o preferencia, tengan sus propias federaciones y campeonatos; y que tampoco tengo el carnet de ningún partido, me parece que meter en este saco al Gobierno y a la ministra del ramo es mezclar churras con merinas y cogérsela con papel de fumar.

¿Y no se me molestará usted, querido NoSurrender, si le señalo que eso que dice de la cabra, el campanario y Suecia es un clarísimo ejemplo de demagogia...?

agosto 11, 2008 12:33 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ironías al margen, suscribo en gran parte las palabras de Carrascus. Los gobiernos emulan las actuaciones de los otros gobiernos políticamente correctos y "mejor" posicionados en la valoración internacional.
Pero estoy de acuerdo también con Nosurrender. Probablemente sin pretenderlo estamos sugiriendo y proponiendo que sea el Ajedrez, "deporte competitivo" de índole intelectual antes que física, quien dé el primer paso en la plena integración de la mujer. Crear de entrada equipos mixtos ajedrecistas compuestos por hombres, mujeres, transexuales, lesbianas y gays - lo digo totalmente en serio - sería un primer paso en la evolución de la humanidad hacia cuotas de igualdad y plena integración de todos los sexos.
No verán nuestros ojos aún, lamentablemente, equipos mixtos en las modalidades deportivas que requieren esfuerzo físico. Pero los equipos mixtos de todos los sexos serán una realidad algún día en fútbol, baloncesto, natación, salto de pértiga, salto de altura, longitud, .... serán una realidad. Sin cuotas, sin discriminaciones, sin politiqueos mediáticos ni manipulaciones genéticas. Será un gran salto en la evolución. Es hoy por hoy una utopía, pero generaciones futuras lo verán.

Escribo mucho a la nueva ministra de Igualdad, Bibiana Aído porque como mujer trabajo en un colectivo tradicionalmente masculino, exclusivo y excluyente, y a mis compañeras y a mi nos ha costado muchísimo conseguir niveles aceptables de respeto e integración. Le cuento a la ministra lo que ven mis ojos día a día. Le contaré que puede ser el Ajedrez un eslabón de partida, ¿por qué no? Si me responde, os lo haré saber.

Muy féliz día !!!

Gemmayla

agosto 11, 2008 12:17 p. m.  
Blogger Margot dijo...

El otro día hablábamos del maltrato femenino en deportes de competición... por ejemplo la ingesta de hormonas para evitar su desarrollo idem (por ejemplo en gimnasia deportiva y rítmica) o de pastillitas para evitar la menstruación en competiciones clave (en el futbol femenino sucede, no sé en otros, imagino que sí).

Así que señor Lagarto, esto del ajedrez no me extraña mucho... es una prueba más de la estupidez misógina que nos rodea, no sé si gubernamental o ceñidos a los canones internacionales, a mí me da que es una cuestión global, la imbecilidad no conoce fronteras, ays, para una vez que me parecen necesarias, hay que joerse!

Y sigo pensando que es una venganza: nuestros orgasmos son más, mejores y encima podemos fingirlos... no, si yo lo entiendo, pobres... jeje

Tiene usted más razón que un santo! que no es que yo me fie muchos de ellos, de los santos, pero de usted sí, ea.

Besos enrocados

agosto 12, 2008 9:55 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Desde luego, Tremends, hay mujeres que no cumplen la norma de ser menores a los hombres. Impresiona ver a las nadadoras de estas Olimpiadas, con esa tremenda masa muscular pero a la vez esos gestos tan femeninos. Atikus ha visto tocar a los Sex Pistols hace poco, nos lo contaba en su página. Y parece que sí lo pasó bien, eh. Espero que lo pases bien en Vitoria. Besos!



Fresa Salvaje, el ajedrez va ligado a esa película de Bergman ¿no? De todas maneras, mi intención no era hablar de tontas diferencias entre hombres y mujeres, sino de denunciar a quienes nos quieren crear estas diferencias de manera gratuita. En cuanto a la mayor sexualidad de la mujer, Fresa, tienes razón. Nunca he negado que el hombre sea el sexo débil.

agosto 13, 2008 11:58 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, lo de la cabra era un símil bastante exagerado, sí. Pero la idea de que una federación deportiva nacional puede fomentar unas cosas u otras sin obligación de ningún tipo y con toda la legitimidad posible, es la misma. Podemos poder como ejemplo eso que llaman Kick Boxing; una modalidad de darse de hostias en nombre del deporte que está prohibida en muchos países. No voy a hacer al Gobierno culpable de que existan estos campeonatos a nivel mundial pero el Consejo Superior de Deportes de España es responsable de los que se organizan aquí dentro. Y aquí nunca nos molestamos, carrascus, claro que no! :)




Gemmayla, los gobiernos son libres de intentar igualar a quienes les parecen mejores. Y yo también soy libre de decir lo que pienso de ellos. Gracias a Dios, esta parte del mundo no es China. Pero no estoy seguro de que la igualdad de sexos en el deporte sea una tendencia: si hay dos competiciones, habrá dos patrocinadores y por tanto el doble de dinero para sus organizadores. Por cierto, los record del mundo de 110 metros vallas y de lanzamiento de disco son de dos mujeres y no de dos hombres. Feliz día a ti también!

agosto 13, 2008 11:59 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Margot, la ingesta de todo tipo de sustancias parece ser lo común en las competiciones más relevantes, cualquiera que sea el sexo de los participantes. Personalmente, creo que las Olimpiadas deberían ser parte de los congresos internacionales de farmacología, y que los records que se van batiendo tienen más que ver con la química legal que con la biología particular del ser humano.

En cuanto a los orgasmos, aunque los de los hombres sean de peor calidad, no creo que condicionen mucho las partidas de ajedrez. Cada cosa tiene su momento ¿no? :P

agosto 13, 2008 11:59 a. m.  
Blogger Isabel Peralta dijo...

Ah, como estoy totalmente de acuerdo con todo me detendré en un puntito muy tonto: el ajedrez como deporte. Y ligaré esta entrada a la anterior.

5º de EGB. Profesor de los de antes. Hora de gimnasia: "Es bien sabido que el ajedrez es un deporte. A partir de ahora, la hora de gimnasia se dedicará íntegramente a ejercitar la mente a través del ajedrez" Un año sin gimnasia (tampoco era tan malo) y aprendiendo ajedrez en la pizarra...pero al menos, el buen hombre era democrático. Nos ridiculizaba a todos y a todas con completa igualdad. No como las federaciones del ministerio...

agosto 13, 2008 12:29 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Atikus y los Sex Pistols... ok, voy a su páginaaaaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Tío, que hasta septiembre no piso Vitoria.... pero mientras me piro a otros lares, te dejo un besarraco, y sí, tb te doy la razón en toooooodooooooooooo¡¡¡ Como casi siempre...

agosto 13, 2008 11:09 p. m.  
Blogger la ventana dijo...

la verdad puede ser que a nadie mas se le haya ocurrido eso, o que nadie sepa, yo en lo personal no tenía idea que había una liga de ajedrez para mujeres, ni mucho menos que les gustara el ajedrez jaja, de todas las minas que conozco a niuna le gusta el ajedrez, pero ahora que se que si hay una liga sepecial para mujeres lo encuentro una imbecilidad, muy de acuerdo contigo
en fin saludos

nico

agosto 13, 2008 11:30 p. m.  
Blogger petitapetitesa dijo...

Querido Lagarto, como entiendo que ha quedado clarísimo que ni la capacidad ni la estupidez van determinadas por género sexual, por raza ni religión, pasare a plantear otra cuestión, puesto que las federaciones de ajedrez están separadas por sexos, quisiera saber si las ligas y federaciones de padres que deben llevar a los niños al medico, ir a una reunión escolar, llevarlos a actividades extraescolares etc... También están separadas en dos grupos (En ocasiones se ve algún hombre estupendo en estos sitios, pero solo en ocasiones).

El caso de las separaciones por sexo en los deportes me parece terrible, con mi hijo juega al fútbol una compañera de clase, son de 3ª de primaria (juegan en la liga de colegios públicos de los pueblos de la zona). Esta compañera que por cierto juega de cine, solo podrá hacerlo mientras lo haga en categoría alevín, luego los mandamases del “deporte para todos” (que dicen que es bueno para el cuerpo y la mente) no le permitirán jugar con compañeros de distinto sexo (debe de ser malo para el cuerpo y la mente).

Pero no era de esto exactamente de lo que quería hablar, si no, como ya he comentado, de la ausencia manifiesta de padres (del genero masculino) en consultas pediátricas y reuniones escolares. La excusa más común suele ser incompatibilidad con el horario laboral. Será que ninguna madre trabaja, será que pedir permiso en el trabajo para llevar al niño al medico a los hombres les resulta violento, será que todavía en el subconsciente de muchos padres y madres subsiste la idea de que son labores propias de la mujer.

La nueva y en principio positiva Ley de conciliación familiar, tiene un indeseable efecto secundario, no incide en recomendar y recordar que es una ley hecha para ambos cónyuges, ambos hermanos, ambos hijos (hablo de individuos de distinto sexo), por lo que queda casi implícito en la inmensa mayoría de los casos, que es la mujer la que debe pedir jornadas reducidas, excedencias por cuidado de hijos, permisos por ingreso de familiares, reducción de jornada por cuidado de padres con incapacidad etc...

Mientras sigan siendo inmensa mayoría, las madres que se ocupen de esa parcela, mientras sean ellas las únicas beneficiarias de la ley de conciliación familiar, el asunto de las federaciones de ajedrez seguirá siendo una gota más en un mar de despropósitos.

Mientras mi hijo y sus compañeros no entiendan la injusticia que se esta haciendo con su compañera y cuando tengan capacidad para actuar lo hagan, las jugadoras de ajedrez lo tienen claro.

Los datos en los que baso mis comentarios son:

Trabajo en una empresa de 500 trabajadores, donde el 80 % son mujeres, mientras un porcentaje altísimo de ellas solicitan los beneficios de la ley de C.F. no conozco ni un solo caso de hombres (en mi empresa que lo haga)

Solo hay que darse una vuelta por los ambulatorios y centros escolares para comprobar el porcentaje de padres y madres.

Besos

agosto 14, 2008 12:29 a. m.  
Blogger tan versátil como acústica dijo...

el punto es no tratar de disimular que los dos sexos son diferentes y son mejores cada uno para su cosa.

ninguno es mejor o peor que otro, pero a veces me desconcierta escuchar a gente preocupada porque hay más maestras que maestros, o porque hay más policías varones que mujeres. hay que permitir que todo siga su curso, nos hace bien a todos.

agosto 14, 2008 6:04 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Isabel, supongo que lo que hace que el ajedrez acabe en las páginas de deportes de los periódicos es su carácter competitivo, y no el ejercicio físico que hacen las neuronas cuando se conectan unas con otras. Visto así, desde este carácter de competencia, hasta la guerra podría acabar en las páginas de deportes.

Curioso profesor el tuyo. Pero seguro que había alguna otra explicación más mundana para dejar de ir al gimnasio, que una niña de 5º curso no podía adivinar entonces :)

agosto 14, 2008 12:07 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Se come muy bien en Vitoria, Tremends. Y, además, estás a un paso de Donosti. El mar está precioso allí en septiembre. Espero que lo pases muy bien.



Me extraña que ninguna mujer se haya sentido humillada antes por el hecho de ser considerada una subcategoría intelectual, Nico. Comprendo que existen cosas mucho más importantes que ésta, pero no deja ser una muestra de machismo subvencionado.

agosto 14, 2008 12:08 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Petita, supongo que todo tiene que ver con todo. Quiero decir, si un padre trabaja más horas que la madre, tendrá menos tiempo de atender cuestiones más domésticas. El problema, por tanto no está en ir o no al colegio, sino en que tanto hombres como mujeres trabajen en los mismos trabajos y con la misma dedicación. Veo muy lejos esta posibilidad cuando todavía no se ponen de acuerdo los políticos en otorgar obligatoriamente el mismo número de días de baja por maternidad que por maternidad. Cuando yo tuve a mis hijos, tuve dos días libres, mientras que su madre, cuatro meses. En estas condiciones, tenemos que comprender que es normal que un empresario capitalista prefiera contratar hombres a mujeres jóvenes, por muy injusto que nos parezca.

La ley de conciliación está muy bien, pero mientras siga dándose el fenómeno de que el hombre (siempre como media) asuma trabajos de más responsabilidad que la mujer, seguirá siendo más fácil que sea la mujer quien la pida. El problema de base es qué podemos hacer para que la mujer (como media) tenga los mismos grados de responsabilidad que el hombre en la empresa privada.

Otro tema a sumar en esto de la atención a los hijos es que el 90% de las custodias se entregan a la madre. Con estas actitudes judiciales (y la inmensa mayoría de los jueces en temas matrimoniales son mujeres, curiosamente), es normal que en las puertas de los colegios haya más mujeres que hombres. Parece, a veces, que hay hasta una voluntad política de mantener esta situación injusta.

Besos.

agosto 14, 2008 12:09 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tan versátil, los dos sexos son diferentes, sí: una vulva no se parece a un pene. Pero es que se supone que no pensamos con el pene. Y se supone que para mover un alfil no hay motivaciones psicológicas que deriven de tener pene o de la ausencia del mismo, que decía Freud.

A mí me parece muy bien que se hagan esas estadísticas sobre presencia laboral de hombres y mujeres. pero si un día se incendia mi casa, quiero que venga a rescatarme un bombero o bombera enorme capaz de derribar la puerta de un solo golpe.

Salud!

agosto 14, 2008 12:09 p. m.  
Anonymous ella y su orgía dijo...

¡Uy! Qué bien me estás cayendo.
Yo siempre he jugado al ajedrez con hombres, así que sólo le he ganado a XY (cuando he ganado, que no ha sido siempre, claro).

Besos estratégicos

agosto 14, 2008 10:17 p. m.  
Anonymous ella y su orgía dijo...

¡Ah!, se me olvidaba: yo sólo soy tonta cuando me enamoro de alguno de vosotros.

Besos bobos

agosto 14, 2008 10:19 p. m.  
Anonymous Nuala dijo...

Pregunta 1: ¿Tú sabes jugar al ajedrez?
Pregunta 2: ¿Alguna vez has dado clases de ajedrez a niños y niñas?

Porque yo diría que no sabes de qué hablas y la mayoría de tus comentaristas tampoco. Una cosa es jugar al ajedrez en el bar y otra el ajedrez de competición.

En realidad sí que hay diferencias, especialmente a partir de una edad. Cualquiera que esté un poco familiarizado con ese mundo lo sabe. Porque hasta cierta edad los niños compiten todos juntos, no sé si lo menciona tu artículo.

No es una cuestión de sexo, sino de procesos cognitivos, cómo nuestros cerebros procesan la información e incluso de personalidad, de qué tipo de juegos atraen a unos y otros. No tiene que ver con la inteligencia (si acaso con las inteligencias múltiples de las que habla Gardner), ni con una supuesta educación sexista.

Simplemente sí hay diferencias entre los dos géneros, lo cual no impide que una mujer pueda ser muy buena jugando al ajedrez. La realidad es que a la mayoría de las niñas una vez que sabe cómo jugar deja de interesarle como juego.

Y sí, que es muy políticamente correcto este artículo, y está muy bien que todo el mundo salte en favor de la igualdad pero este es un caso de lo que en inglés llamamos "wishful thinking".

Somos diferentes. ¿Y?

septiembre 16, 2008 2:20 p. m.  
Anonymous Nuala dijo...

Pregunta 1: ¿Tú sabes jugar al ajedrez?
Pregunta 2: ¿Alguna vez has dado clases de ajedrez a niños y niñas?

Porque yo diría que no sabes de qué hablas y la mayoría de tus comentaristas tampoco. Una cosa es jugar al ajedrez en el bar y otra el ajedrez de competición.

En realidad sí que hay diferencias, especialmente a partir de una edad. Cualquiera que esté un poco familiarizado con ese mundo lo sabe. Porque hasta cierta edad los niños compiten todos juntos, no sé si lo menciona tu artículo.

No es una cuestión de sexo, sino de procesos cognitivos, cómo nuestros cerebros procesan la información e incluso de personalidad, de qué tipo de juegos atraen a unos y otros. No tiene que ver con la inteligencia (si acaso con las inteligencias múltiples de las que habla Gardner), ni con una supuesta educación sexista.

Simplemente sí hay diferencias entre los dos géneros, lo cual no impide que una mujer pueda ser muy buena jugando al ajedrez. La realidad es que a la mayoría de las niñas una vez que sabe cómo jugar deja de interesarle como juego.

Y sí, que es muy políticamente correcto este artículo, y está muy bien que todo el mundo salte en favor de la igualdad pero este es un caso de lo que en inglés llamamos "wishful thinking".

Somos diferentes. ¿Y?

septiembre 16, 2008 2:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Nuala, gracias por tu comentario.

Respuesta 1: Sí

Respuesta 2: No

Creo que tenemos conceptos distintos de lo que es cultural y lo que es biológico. Por otra parte, me parece poco elaborado decir que “los procesos de información” y la “personalidad” son biológicos, ergo, ajenos a los fenómenos culturales. Y ya me parece meramente ideológico asumirlo a la cuestión de sexo (el sexo es lo biológico y el género es lo cultural, también en esto manejamos conceptos distintos) y no a la de los zurdos, por ejemplo. O, incluso, ¿cómo son de diferentes los procesos de información y la personalidad de un subsahariano de finales del sXIX respecto a un europeo de la misma época? ¿es esto biológico o cultural? ¿y por qué no establecer una categoría para calvos, ya que tienen más testosterona? Lo de los calvos no tiene ninguna duda biológica, eh!

Y, ya, si justificas lo biológico frente a lo cultural con frases como “La realidad es que a la mayoría de las niñas una vez que sabe cómo jugar deja de interesarle como juego”, entonces sí que no avanzamos nada. Porque esta frase serviría menos para causa biológica que para causa cultural (el “interés” no es biológico, sino cultural).

Tengo la impresión que sabes de lo que quieres hablar, pero no tanto de cómo enfocarlo cuando entras al discurso teórico de cultura de género.

Y no sé qué ves de políticamente correcto en este post, que tiene más que ver con la falsedad de un feminismo de lobby institucionalizado, que con el ajedrez, que no es más que una disculpa para poner de manifiesto que las políticas feministas denigran a la mujer como ser humano, ofreciendo cuotas y leyes de protección, en lugar de derechos y libertad.

Un saludo, y gracias por el debate.

septiembre 16, 2008 6:18 p. m.  
Blogger Nuala dijo...

Hola no surrender

Es que yo hablo de ajedrez, no de feminismo, ni de teorías de género. En serio, acércate a un club de ajedrez y habla con algún profesor que enseñe a niños y niñas. Es probable que te resulte interesante lo que te cuenten. :)

Por lo demás, estoy de acuerdo en lo que dices sobre las políticas feministas.

Gracias a ti.

Saludos

septiembre 17, 2008 2:16 a. m.  
Blogger frikosal dijo...

Yo había oído lo que dice Nuala y por lo que tengo entendido lleva razón. Las chicas juegan peor. El ajedrez no es exactamente lo mismo que la inteligencia.

Yo estoy en contra de las cuotas, es devolver una injusticia por otra.

septiembre 26, 2008 11:44 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home