jueves, septiembre 11, 2008

Toda la Luna


Bessie Smith fue una de las cantantes más determinantes en la historia del jazz. Nunca se supo con seguridad cuándo había nacido, pues a finales del siglo XIX no era común hacer partida de nacimiento de los negros que venían al mundo en el estado de Tennessee.

Su infancia transcurrió en una completa miseria económica. A los siete años ya se ganaba la vida cantando en las calles de Chattanooga. Diez años después, la fama de su voz y de su particular manera de interpretar el blues había traspasado las fronteras del estado de Tennessee y grababa para el sello Columbia en Nueva York.

Ciento sesenta canciones después y tras una vida llena de desórdenes tóxicos y sexuales, en la madrugada del 26 de septiembre de 1937, Bessie Smith tuvo un terrible accidente de coche en Mississippi y murió desangrada porque los hospitales más cercanos no admitían pacientes negros. Sus restos mortales fueron trasladados a Filadelfia en donde fueron sepultados en una tumba sin lápida. Hasta que, en 1970, Janis Joplin, sacó 500 dólares de su propio bolsillo y compró una losa en la que hizo poner el epitafio: “La más grande cantante de blues del mundo jamás dejará de cantar”.

Janis Joplin dijo una vez de Bessie Smith; “Me mostró el aire y me enseñó como llenarlo”. Creo que no hay cosa más importante que un músico puede decir de aquel otro músico al que admira.



Decía Aristóteles que la admiración es reconocer la propia ignorancia. Pero para poder reconocer algo, primero hay que preguntarse sobre aquello que creíamos saber.

De pronto, alguien nos sorprende. Nos nubla. Nos saca del Universo de lo esperado y se produce lo extraordinario, lo inalcanzable. Puede ser tu padre, o un profesor, o un escritor, o la persona de quien te has enamorado, o una vieja cantante de blues. Esa persona consigue que nuestra voluntad y nuestra atención crezcan hasta llevarnos a nuevos territorios antes apenas intuidos. La admiración es el principio de la sabiduría, en el sentido más amplio de la palabra.

La admiración estimula al ser humano para aprender, para luchar, para crecer, para animarse, para superarse. Sólo alguien que admira es capaz de volar, de ver toda la Luna al completo. Admiro a los que admiran.

Mike Scott (para mí, uno de los mejores poetas británicos de su generación) lo expresaba muy bien en esta maravillosa canción:


Dibujé un arco iris
Que tú tomaste entre tus manos
Yo tenía destellos
Pero tú veías todo el plan
Yo viajé por todo el mundo durante años
Mientras tú permanecías en tu habitación
Yo veía el cuarto creciente
Pero tú veías la Luna al completo


Estabas allí, en lo más alto
Con el viento en tus talones
Te estiraste y alcanzaste las estrellas
Y tú sabes cómo se siente
Llegar tan alto
Tan lejos
Tan pronto
Viste la Luna al completo


Yo estaba en tierra
Mientras tú llenabas el cielo
Yo estaba paralizado por las verdades
Mientras tú te abrías camino entre las mentiras
Yo veía charcos de lluvia en el valle
Tú veías Brigadoon
Yo veía el cuarto creciente
Pero tú veías la Luna al completo


Yo hablaba de alas
Tú simplemente volabas
Yo me preguntaba, intuía, probaba
Tú simplemente sabías
Yo suspiraba
Pero tú te desmayabas
Yo veía el cuarto creciente
Pero tú veías la Luna al completo


Con una antorcha en tu bolsillo
Y el viento en tus tacones
Subiste la escalera
Y sabes cómo se siente
Llegar tan alto
Tan lejos
Tan pronto
Viste la Luna al completo


Unicornios, balas de cañón
Palacios, embarcaderos
Trompetas, torres, edificios
Anchos océanos llenos de lágrimas
Banderas, harapos, barcos transbordadores
Espadas, bufandas
Cada atesorado sueño y cada visión
Bajo las estrellas

Subiste la escalera
Con el viento en tus velas
Viniste como un cometa
Con la cola llameante
Tan alto
Tan lejos
Tan pronto
Viste la Luna al completo

(The whole of the Moon, The Waterboys)




Una canción para los que buscan la Luna: Nobody knows you when you're down and out, de Bessie Smith

Un libro para los que buscan la Luna: Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño

Una película para los que buscan la Luna: Balas sobre Broadway, de Woody Allen

.

74 Comments:

Blogger Sintagma in Blue dijo...

cómplice somos de la luna...

septiembre 11, 2008 8:00 p. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

Yo suspiraba pero tú te desmayabas...

Mi madre una vez me dijo que amar a alguien es admirar a alguien.

El primer síntoma de mis desenamoramientos, desde entonces, ha sido siempre el fin de la admiración.

Qué admirable sorpresa ver al Señor Lagarto subiendo las montañas de la Sierra de Bledos, por cierto. Espero que no se haya asustado... los niños son los malos.

septiembre 11, 2008 9:04 p. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

Exactamente amar a alguien es admirar a alguien no, más bien que para amar a alguien hace falta admirarlo mucho.

Menos mal, porque amar a todos los que uno admira tiene que ser una tarea inacabable.

septiembre 11, 2008 9:05 p. m.  
Blogger Inma Luna dijo...

Cuando alguien nos sorprende, nos emociona, nos alcanza en algún punto del corazón..., nos recorre la magia y su creación o sus palabras o su gesto de algún modo entra en nosotros y nos mejora. Esa canción es un hermoso poema.
Gracias por contar y besos lunáticos.

septiembre 11, 2008 9:32 p. m.  
Blogger Lobita Esteparia dijo...

Tanto músicos como artistas o gente de a pie, buscamos de una u otra manera despertar sentimientos, emociones. Algunos no lo consiguen nunca, otros alguna vez, y los elegidos, los que admiramos, lo hacen siempre...Un saludo.
P.D Yo no entiendo amar sin admirar como la madre de Lui Lu.

septiembre 11, 2008 10:14 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

El mundo se divide entre los que le ven rostro a la luna y los que no. Es obvio que Bessie Smith lo veía.

septiembre 11, 2008 10:35 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

Yo admmiro a Fusa:
http://elshowdefusa.wordpress.com/

Te la recomiendo. Escribe que es un prodigio.
Yo también admiro a los que admiran. Las personas tienen dos caminos por delante: la envidia y el intento de destrucción de lo ajeno, y la admiración y el crecimiento propio y ajeno. Y quien elige el segundo camino está invitado a mi mesa. Por bueno y por inteligente.

septiembre 11, 2008 10:39 p. m.  
Blogger Coronel Kurtz dijo...

Me ha gustado este post casi tanto como la canción que lo adorna.

Un saludo,

septiembre 11, 2008 10:57 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

¿Te gusta Chris Cornell? Lo descubrí hace poco y me enamoré.

septiembre 11, 2008 11:40 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Hace unos días estuve en la biblioteca de mi barrio, y me traje a casa el libro de Bolaño que nombras y también "El gaucho insufrible". De tanto mencionar a éste autor por aquí, me entró curiosidad. Ya veremos si soy capaz de entender lo que quiere transmitir, la literatura intelectual no es lo mío, pero me apetecen nuevas sensaciones.

Besos

septiembre 11, 2008 11:40 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

Es triste que muchos artistas acaben así, sin reconocimiento y en una tumba sin nombre.

Muy buen post.

septiembre 12, 2008 12:07 a. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Al hilo de lo que dice Raquel de la falta de reconocimeinto y la tumba sin nombre, me gustaría decir que en realidad lo primero no fue así. Nunca me he explicado porqué la tumba de Bessie se pasó treinta y tres años sin una triste lápida que señalara el sitio de su eterno descanso, porque en realidad su entierro fue el más espectacular de la historia de los Estados Unidos hasta entonces. En Philadelphia se dió cita tal cantidad de gente para despedir sus restos, que la policiía tuvo que intervenir para poner un poco de orden. Y al ataud, llevado a hombros hasta el cementerio, le seguía un cortejo de 39 coches...

Le adjuntaré a su correo, amigo NoSurrender, una foto del funeral que tengo por aquí, por si quiere mostrarla.

Todo el mundo la lloró tras su fatal accidente en una oscura carretera de Mississippi ocho días antes, y aunque ya prácticamente retirada, no estaba olvidada como la superestrella negra que había sido la década anterior.

Cuento otro detalle tan conmovedor como el de Janis para con ella. Pocos días antes de morir estuvo mirando un precioso traje en un escaparate, suspirando porque ya no tenía medios para comprarse algo así. Después del accidente, su marido pidió prestado todo lo que pudo y lo compró para que la enterrasen con él.

Es una pena que las autoridades de Philadelphia no tuviesen con ella la misma sensibilidad que Janis o su marido, una vez fundidos los dos mil dólares (menos de lo que ella ganaba hace años en una buena semana) con que se pagó el funeral... pero es que Bessie era negra, y estamos hablando de 1.937.

septiembre 12, 2008 12:27 a. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Desde que vengo por estos mundos del blog no hago más que admirarme de todo lo que sabéis y cómo sois capaces de transmitirlo (también va por ti, Carrascus).
Una entrada preciosa, de verdad.
Un beso con reverencia.

septiembre 12, 2008 12:53 a. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Sí, una entrada preciosa.
Hice unos determinados estudios por un profesor. La admiración es uno de los sentimientos más estimulantes y placenteros que se pueden experimentar. Y, desde siempre, hay muchas personas que me la despiertan.
En el amor hay mucho de admiración. Si esta desaparece, se acabó.

También me admira lo bien que os expresáis muchos de los que pasáis por aquí (incluyéndote a ti, Lagarto, por supuesto). Tanto estimulo -poema, libros, pelis- me sube la adenalina y me acabo espabilando a estas horas de la madrugada!!

septiembre 12, 2008 3:06 a. m.  
Anonymous travis dijo...

Hola Nosurrender.
Me dejo caer por aquí porque veo que tenemos amistades comunes en la red.
No sé si he entendido bien, pero me parece que Ella y su orgía te ha llamado Holden... y como recomiendas "The catcher in the rye", en cuya enésima lectura estoy ahora inmerso..aprovechando que nadie me oye porque es muy tarde..,le digo a Ella que Holden Caulfied sólo hay uno. Yo.
Boy, She´s a goddam phonie, for Chrissake!! I think I´m gonna puke!..Díselo: que soy el one and only H.Caulfield
Observo que coincidimos en gustos musicales y cinematográficos.
Ya que estás con la Janis Joplin, conocerás la famosa anécdota de L. Cohen y ella (Janis, no la orgiástica who´s just given me a helluva pain in the ass) en el ascensor del Chelsea Hotel.
La suele contar en la introducción de esa canción. Si no la sabes, me lo dices.
Bueno, me voy a seguir empapando con el último disco de Abbey Lincoln, unas gotas del reciente "Raising sand" de Allison Krauss y R. Plant, a quien citas más abajo,
y te dejo con el trailer de un film que supongo habrás visto, you crappy spitting image of my heart.
Una peli sólo apta para estómagos nada delicados, como el tuyo.
No, buddy, no estoy kindda insane. Es que hay cosas que me vuelven loco.P.ej. tu blog, el de Ella, y otros, donde nos vemos.
Juasssssssssssss..Oops..como diría Martini, el muy cuckoo.
no_cuentes_con_un_Mercedes_Benz_eh!

septiembre 12, 2008 3:54 a. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Yo siento una enorme admiración por la capacidad que usted tiene para mostrarnos canciones que siempre han estado ahí y convertirlas en algo más.

septiembre 12, 2008 7:58 a. m.  
Blogger kamala dijo...

Me encantan las coincidencias (me explico: http://las-rosas-de-las-avenidas.blogspot.com/2007/02/ingenuos-vs-sentimentales.html ), aunque a Freud, tan retorcido siempre, le diera por decir que no existen.

Claro que a mí me gustan muchas cosas que no existen.

Y otro libro para los que buscan la luna: El perseguidor, de Cortázar. O las leyendas de Bécquer, sin ir más lejos.

Un saludo.

septiembre 12, 2008 8:14 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Alguna vez lei que solo amamos de verdad a aquellos que admiramos, q solo dura el amor mientras admiramos a esa persona.

septiembre 12, 2008 9:27 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Ummmm Bessie y La Janis en el mismo pastel de letras... señor Lagarto solo por eso ya debería besar sus pies! Pero me contendré, ajá, soy una persona muy correcta aunque no lo parezca...

Una de mis mejores amigas, pepito grillo de mi vida, dice que la base de cualquier amistad es la admiración, que sin ella no existe atracción (entendiendo ésta de cualquier tipo, no hablo siquiera del enamoramiento; más básica y sencilla, la que te empuja a querer escuchar a alguien). La admiración es el pan de los entusiastas y a mí me encantan los entusiastas, admiro a los entusiastas, parafraseándole, señor Lagarto.

En ese sentido soy una persona afortunada, siempre tuve a mi alrededor quien supo enseñarme la Luna.Y sigue ocurriendo... así que señor Lagarto, lo que me admira de mí es mi capacidad de encontrar a quienes admirar... una admiración que admira, guauuuu. Por rizar el rizo de viernes mañanero... jajaja.

Un besote exclamativo!!

septiembre 12, 2008 9:40 a. m.  
Blogger eSadElBlOg dijo...

no conocía el trágico final de Bessie Smith, desde luego ella y Janis Joplin tenian alma de blues.
Respecto a la admiración, es fundamental para seguir creciendo y aprendiendo cada día. Lástima que actualmente cuesta encontrar personas íntegras...

septiembre 12, 2008 11:37 a. m.  
Blogger gemmayla dijo...

Por este motivo y por otros inconfesables no quiero entierros ni incineraciones. Me he hecho donante de cuerpo para la ciencia.
En lo concerniente a la luna, de un tiempo a esta parte me inspira más contemplar el plafón encendido del techo de mi habitación. Es un ejercicio fantástico. He visto hasta las gafas psicodélicas de Janis Joplin emitiendo destellos de jazz en él. De la contemplación de la luna sólo se alcanzan los últimos delirios de Madonna, que como sabéis, planea un viajecito a la luna para olvidar que arrancó a un niño africano del seno de su familia y que su marido no se lo perdona. Los demás tampoco.

septiembre 12, 2008 2:15 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef dijo...

Bessie Smith tuvo la mala suerte de ser negra, en cambio sale una tal Amie Whinehouse que tiene la dicha de ser blanca y cantar como una negra y las compañías discográficas la cubren de millones... Encubierta tras una falsa apariencia bonacible, las cosas siguen más o menos igual... Un saludo!

septiembre 12, 2008 3:03 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Admirada me he quedado yo con su post, doctor Lagarto :)

Y no sólo por cómo ha planteado usted el tema, sino porque creo que tendemos a pasar por alto y a no conceder su debida importancia a ese sentimiento tan esencial y básico que es la admiración. Me alegra mucho que le haya dedicado usted una entrada.

¿Qué seríamos sin ese proyectarse de la admiración tanto hacia lo más frío y lejano como hacia lo más próximo y cálido? De entrada, y al menos según Aristóteles, que hace usted muy bien en citar, nunca habría surgido eso que se dio en llamar filosofía, el amor al saber, dado que sólo de ese admirarse, de ese sorprenderse y entusiasmarse –algo así sería el thaumazein griego- del ser humano ante lo que le rodea pudo surgir el impulso a querer conocerlo y hacerlo un poco más suyo. Y es que hay un querer saber que nada tiene que ver con lo utilitario o funcional, sino simplemente con el sentimiento de sorpresa y admiración ante el mero hecho de que las cosas sean, de que sean como son, y de que aquí, aquí, en medio de todas esas cosas ajenas y extrañas, estemos nosotros lanzando una mano hacia afuera para poder rozarlas. Con ese querer saber, diría, comienza todo.

En lo que respecta a la admiración por nuestros semejantes, estoy convencida de que sin ella permaneceríamos constantemente atrapados en nuestras propias limitaciones, condenados, a fuerza de ensimismamiento y cerrazón, a una vida demasiado pobre y mezquina como para sentirla como una vida dignamente humana. Son los otros y su ejemplo, cuando sabemos mirarlos con los ojos de la admiración, los que nos llevan a querer ser más de lo que ya somos, los que nos propulsan hacia fuera de nosotros mismos en un intento de ampliar el siempre flexible ámbito de nuestras posibilidades. Otro filósofo decía que nuestro ser no es sino un inagotable llegar a ser. Pues bien, a mi juicio, es en gran medida la admiración que otros despiertan en nosotros lo que determina la longitud del arco sobre el que se tensa ese llegar a ser. Una admiración que, además, requiere como principio básico la humildad, si sólo reconociendo nuestras propias carencias –en un sentido análogo al reconocimiento socrático de la propia ignorancia- llegamos a percibir la diferencia entre lo que ahora somos y lo que, de quererlo, de esforzarnos, de pelear por ello, podríamos llegar a ser.

En cuanto al amor, no lo concibo, sencillamente, sin admiración. Pues es por su presencia por lo que el deseo se torna inagotable, por lo que el otro pasa a ser un objeto nunca del todo alcanzado y en este sentido motor de una voluntad infinita de acercamiento. No puede haber amor sin un admirar al otro que signifique la conciencia de que algo valioso en él se nos sigue y se nos seguirá escapando. Algo valioso junto a lo cual deseamos permanecer para continuar creciendo y siendo mejores cada día. Para estar a la altura de su valor y regalarnos generosamente por él. Para que nuestras vidas al lado de eso tan valioso sigan cobrando el brillo que no tendrían en su ausencia.

Me gusta admirar. Necesito admirar. Y también yo admiro a todos aquellos capaces de admirar: de admirarse de sí mismos, de admirarse del mundo a su alrededor, de admirarse de la existencia de sus semejantes, de admirarlos en su fuerza y su belleza.

Impresionada estoy con la letra de esa canción de los Waterboys. Creo que nunca había leído una plasmación tan certera y a la vez hermosa de lo que quiere decir admirar a alguien. Toda mi admiración para ella. Y, cómo no, para usted también por habérnosla traído a su blog.

¡Un beso, doctor Lagarto!

septiembre 12, 2008 3:49 p. m.  
Blogger la ventana dijo...

no sabía eso de janis joplin y su admiracion por bessie smith, que bien hecho por su parte, ahora habría que hacer mas conocida la musica de bessie smith, yo la conoci este año hace poco y hay mucha gente que gusta del blue y sin embargo no tiene idea quien es
gran valor janis joplin tambien.
saludos
nico

septiembre 12, 2008 8:42 p. m.  
Blogger melina dijo...

Hay un encuentro, indudablemente, en la admiración.
Una canción, un poema, un gesto.. que intuye la sinceridad del que escucha, lee, percibe.
Janis me ha hecho soñar despierta, como Bessie, como la luna, como Cortázar, como mi amor a mi lado.
Es realmente indescriptible.
Gracias por este texto, es de los que hay que guardar con admiración.

Un gran abrazo!

septiembre 12, 2008 9:11 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Realmente admirable lo que hizo Janis Joplin por la memoria de Bessie Smith, y sobrecogedor lo del vestido comprado por su marido tras su muerte.
Desconocía a Bessie, y todo lo que nos has contado sobre su vida, impresionante de véras.

Después de muchos años, hoy he vuelto a escuchar de nuevo ésta canción en mi viejo tocadiscos. Gracias a tus palabras, me ha parecido aún más preciosa de lo que recordaba.

Muchas gracias cielo!

Besos!

septiembre 12, 2008 11:31 p. m.  
Anonymous Ch dijo...

A mí lo que más me ha llegado de la historia es que Janis se "tomara la molestia" de comprar la losa. Me parece que, además de admirarla, Janis pensaba que estaba en deuda con Bessi por haberle enseñado la luna.
Un historia preciosa, la verdad. Y, ahora que lo pienso, es perfecto que la hayas contado justo después del último post!!

septiembre 13, 2008 12:02 a. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Creo que tienes mucha razón, pues yo admiro por una cosa u otra a todos los que amo.
Qué grandes Bessie Smith y Janis Joplin.
Un lametón de pantera.

septiembre 13, 2008 3:01 a. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

por cierto, que cuando acabábamos moby dick empezábamos con me & bobby mcgee...

septiembre 13, 2008 3:51 a. m.  
Blogger Roberto dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en todo lo que dices...

yo encontré la luna con "los detectives salvajes". Bolaño no ha dejado de hacer números de magia desde que le descubrí...tu blog, sencillamente acojonante!

septiembre 13, 2008 12:55 p. m.  
Blogger Mityu dijo...

La capacidad de sorprenderse tal vez es un don. La de admirar quizás un ejercicio de humildad. Ser capaz de ver la luna entera es una batalla alegórica que se puede ganar.
Un abrazo, Nosurrender.

septiembre 13, 2008 1:38 p. m.  
Blogger atikus dijo...

Siempre me dijeron que estaba en la luna, siempre me gustó mas la luna que el sol, siempre he sido un ignorante que he admirado un montón de cosas y amado cada dos por tres, lo que no me gustan son las tumbas, una vez muerto, muerto esta uno, me gusta recordar las cosas que hizo la gente en vida, no sería buen admirador de un faraón, sobretodo porque me pasaría el día currando en la piramide ;)

saludos

septiembre 13, 2008 7:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sintagma, cómplices y culpables, no lo dudes :)


Lui, estoy con tu madre. No entiendo el amor sin admiración. Es el amor que más crece y más nos dignifica. Cuando admiras al ser amado no tratas de cambiarlo, ni de dominarlo, ni de exprimirlo, ni de vaciarte, ni de acomodarte.... Otros, en cambio, se enamoran de un par de tetas o, peor aún, de alguien que les quiere. Éstos no se enterarán nunca de nada. Bledos es un sitio extraño, pero atractivo, claro que sí ;) Salud!

septiembre 13, 2008 11:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Inma, exactamente. Nos mejora como seres humanos y nos hace sentir afortunados, privilegiados por haber tocado la magia. Me alegro de que te guste la canción de Waterboys, para mí un top5 de los 80. Besos!



Ah, lobita, veo que te interesa la piel del admirado, en lugar de la del admirador. Muy interesante, sin duda. Pero yo creo que el admirado no pude (ni debe) hacer por que le admiren, simplemente se deja llevar por lo que necesita expresar. Creo que toda la acción reside sobre quien admira, por eso tienes razón en que algunos los consiguen y otros no. Porque no depende realmente de ellos. Comparto tu concepto del amor/admiración. Gracias por pasarte por aquí!

septiembre 13, 2008 11:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Los Pasos, la luna como rostro da para varias tesis doctorales, sí. Por cierto, cuando la Luna sale en los relatos que escribes tú, siempre me llama la atención. Eres una buena selenita ;)


Arcángel, acabo de poner a Fusa en mis favoritos. En cuanto tenga tiempo bucearé entre su megas. Tus gustos tiene para mí todas las garantías. No es que hayas dado en el clavo con lo que comentas de la envidia vs. la admiración: es que has roto el martillo ;) Me habían hablado de Chris Cornell, pero tengo que reconocer que no lo sigo. Pero siendo de su generación y de Seattle, no puede evitar ser bueno.

septiembre 13, 2008 11:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Coronel, sé que compartimos este gusto musical. Es un privilegio disfrutar de Waterboys, sin duda. Gracias por lo que dices.


Diciembre, ¡cuánta responsabilidad! :) espero que te guste Bolaño, aunque debo advertirte que no es un autor fácil. Bolaño, como Doctor en Alaska o Waterboys, es más un estado de ánimo que una historia. Dale recuerdos a Ulises y a Arturo de mi parte cuando les encuentres. Se metieron en mis tripas y ya nunca las abandonarán. Besos.

septiembre 13, 2008 11:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Raquel. Bessie Smith sí que tuvo reconocimiento entre su público, como dice Carrascus. Realmente era una cantante muy famosa. Pero era negra. En aquella época ser negro condicionaba mucho en los estados del Sur. Las últimas leyes de segregación pervivieron hasta finales de los años sesenta. Gracias por tu cometario y por pasarte por aquí.


Gracias por la foto que me enviaste, Carrascus. Como ves, la he incluido en el post. Un buen cantante de blues necesita crear su leyenda, supongo, y el cementerio de Philadelphia la creó por ella. No sabía la historia del vestido que compró su marido, gracias por traerla. Saludos!

septiembre 13, 2008 11:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, como nadie me ha invitado a Venecia, me tengo que entretener con algo ¿no? :P Gracias y un beso


Dama Shandy, es estimulante, tienes razón. Nos estimula a avanzar, en la dirección que sea. No creo que ningún músico o escritor de los que hablamos por aquí haya llegado hasta lo más alto sin haber admirado previamente a alguien.

septiembre 13, 2008 11:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Travis, bienvenido a esta casa. Los amigos de Gemmayla siempre son bienvenidos al laberinto real visceralista.

Por mi parte, te dejo el papel de Holden sin problemas. Pero la examinadora oficial de Holdens en este laberinto es Ella, eh. En cuanto a los gustos cinematográficos, estoy seguro de que coincidimos más, dado tu scorsesiano nick.

No estoy seguro de a qué te refieres con la anécdota. Sé que Cohen tuvo un lío con Janis en ese hotel, que fue una especie de “aquí te pillo, aquí te mato”, aunque creo que consiguieron salir del ascensor y llegar hasta la habitación antes de consumar y tal. La canción es preciosa y tiene un verso que me llevó una vez a ganar un concurso de cuentos en la red donde coincidí con Gemmayla: “we are ugly but we have the music” A ver si un día lo cuelgo por aquí, tenía un aire muy porteño.

Keane es una de mi asignaturas pendientes. Gracias por el trailer.

Salud!

septiembre 13, 2008 11:48 p. m.  
Blogger Ichiara dijo...

Qué maravilla de tema de Scott, Lagarto, se siente la luna ahí cerquita cerquita. Estoy de acuerdo con Janis (yo también añadiría a Billie). Cuando admiras tomas conciencia de todo lo que queda por delante, del inmenso camino por recorrer y de la asunción de nuestra realidad.

Con los detectives la buscas y la encuentras. Otro más para admirar.

Besos :)

septiembre 13, 2008 11:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Brisuón, gracias por lo que dices. De laguna manera, lo que intento hacer con este Laberinto es un ejercicio de volcar en palabras las emociones que me producen algunas cosas que han llegado a ser importantes en mi vida. Es un mapa de mi mitología.


Kamala, qué casualidad, sí. Pero tú pusiste a jugar a Cortázar en esto, y eso te da muchos más puntos :) Me ha encantado lo que has linkado y animo a cualquier a leerlo, con o sin el consentimiento del doctor Sigmund. Un saludo!

septiembre 13, 2008 11:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Nausicaa, cada uno tendrá su propia manera de ver las cosas, pero yo suscribo completamente esa afirmación. Podemos admirar a quien no amamos, por supuesto. Pero es difícil llamar “amor” a lo que tienes con alguien que no te hace volar.


Margot, espere que me quite los calcetines de tenis :P Yo creo que sí puede existir atracción sin admiración. Una chica hermosa puede ser muy atractiva y un hombre cualquiera puede caer prendado de ella. Pero eso en castellano tiene otro nombre, sin necesidad de llegar al amor. En cualquier caso, yo puedo admirar el solo de guitarra de Eric Clapton en Layla, pero no me voy a enamorar de él, tan feo. Admiremos mucho, Margot. Besos!

septiembre 13, 2008 11:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Esadelblog, no nos tenemos que ceñir a admirar a nuestros contemporáneos. En mi caso, la mayoría de mis admirados están criando malvas. Tanto en el cine (Huston, Wells, Lean, Wilder...) como en música (Bach, Wagner, Stravinsky, Miles Davis, Monk...) o literatura (Mann, Proust, Cortázar, Bolaño...) Así que nada nos impide seguir creciendo ¿verdad?


Gemmayla, es lo más productivo que se puede hacer un cadáver, sin duda. Yo aún no me he planteado qué hacer con mi cadáver cuando la cosa llegue. Supongo que preferiré que lo decidan quienes quieran llevarme en la memoria, ya que entonces les perteneceré sólo a ellos. Mi lámpara de Ikea tiene forma de luna, ahora que lo dices. Aprovecharé para viajar a ella a la hora de la cena :) Madonna como cantante me interesa muy poco, por no decir nada, la verdad. Si alguien es capaz de convencerme de lo contrario... Besos.

septiembre 13, 2008 11:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Moderato, Bessie Smith fue una cantante muy famosa y consiguió un contrato con Columbia, una de las casas de discos más importantes de los años treinta en Estados Unidos. No era una desconocida, y se puede ver en la foto de su entierro que Carrascus me pasó para colgar aquí.

Los negros podían cantar en aquella época, sin problemas. Y muchos blancos compraban sus discos. Pero no es lo mismo hacer de entretenimiento para ricos, que tener derecho a sentarse en la parte de delante de un autobús o a que te salven la vida en un hospital de blancos. Hoy en día es diferente: un negro se presenta para Presidente de los Estados Unidos. Otra cosa es que consiga ganar al fenómeno ultraderechista y descerebrado de una señora semianalfabeta de un pueblo de Alaska que, entre otras cosas, propone hacer la guerra a Rusia.

Amie Whinehouse tiene una voz increíble y una gran sensibilidad para interpretar, aunque aún le falta la magia de Los Más Grandes. Amie nunca, nunca podrá cantar cry, baby como la Joplin. Jamás. Me recuerda a Janis en sus excesos, eso sí. Espero que le vaya mejor que a ella.

septiembre 13, 2008 11:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Y admirado yo con su extenso comentario, doctora Antígona :)

Creo que usted lo define muy bien: admirar es proyectarse. Y podemos proyectarnos hacia lo más cercano o hacía lo más remoto. Hay gente que, incluso, admira a Dios por su reflejo en la naturaleza.

El ejemplo de los demás nos muestra el camino a seguir muchas veces, tiene usted razón. Y no sólo desde un punto de vista profesional (como Janis con Bessie) o intelectual (como el primer Heidegger con Husserl). También lo es desde un punto de vista moral y para nosotros los mortales. Los que tenemos hijos tenemos eso bastante presente y procuramos mantener una actitud determinada cuando los pequeños están delante, no sea que cometan el error de admirar nuestra madurez.

Tener delante lo que “podemos llegar a ser”, como dice usted, si bien no puede dar sentido a nuestra vida como tal, al menos sí nos abre una vereda que nos lleva a querernos más a nosotros mismos, a buscar ser mejores (moral, profesional o intelectualmente)

Coincido con su manera de entender la admiración en el amor también. Sentir que hay más es lo que alimenta una relación. Tan alto, tan lejos, tan pronto, como decía Mike Scott.

Admiremos, doctora Antígona. Besos!

septiembre 13, 2008 11:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Nico, las grabaciones de Besie Smith nos muy antiguas y no tienen mucha calidad. Pero sus blues han sido muy versioneados (Clapton, Diana Krall,o la propia Janis Joplin), seguro que la gente, si lo piensa bien, sí conoce el trabajo de Bessie. Janis es una de mis favoritas, no es la primera vez que hablo de ella en este laberinto (http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2007/09/may-be.html )



Melina, gracias a ti por tu comentario. Brindemos por todos los encuentros que nos quedan por descubrir en todos esos poemas, canciones y gestos. Abrazos!

septiembre 13, 2008 11:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, además, no creo que Janis hubiera podido interpretar como lo hacía si no hubiera tenido la capacidad de admirar a Bessie, de sentir el aire, como decía ella. La canción de los Waterboys es hermosa, como tantas y tantas que han hecho para mí es uno de los grupos más interesantes de los ochenta, sin duda. Besos!


Ch, yo estoy seguro de que Janis valoró en más de 500 dólares lo que había capitalizado de lo que aprendió de Bessie :) Lo importante es el detalle, el saberse en deuda y el querer devolver parte de lo tomado. Janis siempre fue una buenísima persona, atormentada por la vida. Gracias!

septiembre 13, 2008 11:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es un hermoso sentimiento, pantera. Me alegro de que lo tengas. Besos humanos!


Lui, yo tuve un verano de tocar Mercedes Benz cada vez que caía la noche. Creo que para mi terrible voz va mejor que me & bobby mcgee ;) Oye, vaya conciertos que dabais! ¿quedan entradas para la próxima?

septiembre 13, 2008 11:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gracias por pasarte por aquí, Roberto, y por lo que dices. Somos varios bolañistas acérrimos por aquí (como Brisuón, Antígona o Inma). No sé quién nos habrá criado, pero me alegro de habernos juntado. Además, debería hablar con los herederos del chileno, que creo que les he colocado desde aquí varios libros :)

De Los detectives salvajes, concretamente, habamos un día aquí hace algo más de un año (http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2007/06/los-detectives-salvajes.html )

Un saludo!

septiembre 13, 2008 11:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Quizás la humildad es un don, querida Mityu ;) Y no nos olvidemos que las batallas más importantes son las que nunca podremos terminar ganando. Un abrazo!


Atikus, la lástima es que estamos seguros de que tocaremos nuestra tumba antes que la Luna. Pero Janis no está muerta, no. Está aquí esta noche, cantando para mí. Saludos!

septiembre 13, 2008 11:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ichiara, que te he dejado ahí encerrada entre tanto NoSurrender :)

Bueno, como la cosa iba por Janis, el homenaje tenía que ser a Bessie, claro. Pero a mí Billie Holiday me gustaba más, eso sí que tengo que decirlo. Me alegro de coincidir contigo. Gracias y besos!

septiembre 13, 2008 11:54 p. m.  
Blogger gemmayla dijo...

Madonna me interesa lo justo.

Me he referido a ella por dos motivos:

Uno/ Los viajes a la luna. Nueva excentricidad de los multimillonarios. ¡Todo lo profanan!

Dos/ Las adopciones ilegales de niños del Tercer Mundo que son arrancados del seno de sus familias. Tienen padre y madre, hermanos, una familia estructurada. Pobre, paupérrima, pero estructurada. Los famosos - léase Angelina Jolie, Madonna...- venden la imagen de salvadores de huérfanos y están cometiendo un flagrante delito.

Tu nuevo artículo, Nosurrender, las referencias a la Luna Lunera Cascabelera, la contemplación del plafón encendido - también lo compré en IKEA - me han llevado a este puerto de la divagación.

Muy féliz domingo a todo el mundo !!! Sed felíces ahora y el resto del tiempo, también. La felicidad cada quien la entiende a su manera.

Besos

septiembre 14, 2008 11:39 a. m.  
Blogger Churra dijo...

Busco la luna . Me quedo con la canción porque conozco la peli y el libro y como de musica no se un pimiento creo que será mejor compañera para ese viaje.
A Janis la conocí cuando murió, lo que me ha pasado con muchisima gente.
Un beso

septiembre 14, 2008 1:06 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Si chico, soy de un responsable que da asco. De cualquier modo he dejado el manual de criminología, ya que me han dicho que cómo libro de teoría es estupendo, pero tiene bastante, por no decir todo, de "ciencia-ficción". A cambio, me han pasado un artículo que el criminólogo Georges L. Kirkham, profesor adjunto de la escuela de Criminología de la Universidad del Estado de Florida, en Tallahassee, escribió hace 8 años. Dicho profesor decidió aparcar la enseñanza teórica y trabajar cómo policía durante algún tiempo. Habla de su experiencia al respecto y me ha resultado muy, pero que muy interesánte.

Si a alguien quiere echarle un vistazo, aquí lo dejo.

http://www.uipcnp.es/de_profesor_a_policia.htm

Besos

PD.: Saludaré a Ulises y a Arturo de tu parte, por supuesto que sí.

septiembre 14, 2008 5:11 p. m.  
Anonymous ella dijo...

Los mediocres son los únicos seres incapaces de admirar a sus semejantes. Y, ojo, que la admiración no tiene nada que ver con la mitomanía, tan insana.
Yo me he pasado la vida (y sigo, por fortuna) admirando a gente grandísima, de la que he aprendido y que me ha motivado y, por extensión, me ha ayudado a encontrar mi propio camino en medio de la noche.
El mismo enamoramiento me resulta imposible si no existe admiración de por medio, si no soy capaz de captar la grandeza (del tipo que sea) del otro.

Besos orgiásticos

P.D.: Travis, yo no llamé Holden a NoSurrender. Acabo de ver que también dejaste unas palabras sobre mí en el blog de Gemmayla. ¿Tanto te impongo que no te animas a adentrarte en mi orgía?
Por cierto, mira que tiene hermanitos mi querida Lau.

septiembre 14, 2008 5:37 p. m.  
Blogger MARISA dijo...

jelou, vengo del blog de jorge a husmear un rato..me encanta Janis, eso lo primero..me encanta tu post, eso lo segundo.. no me corto en decirle a la gente " te admiro", porque me encanta aprender de otros.

septiembre 14, 2008 7:14 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Admirar ayuda a intentar ser mejor. Pero a veces es difícil trazar la línea que separa la admiración de la burda adulación e incluso de la idolatría,... ("sé tu propio héroe").

Hasta otra

septiembre 14, 2008 11:04 p. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

jo, ojalá quedaran entradas... mi amiga hasta se casó!

septiembre 15, 2008 1:12 a. m.  
Anonymous travis dijo...

Surrender, la anécdota del Hotal Chelsea: Cohen y Janis coincidieron en el ascensor.Él le preguntó qué hacía ella allí . Janis contestó :
- Estoy buscando a Kris Kristofferson.
Cohen respondió :
- Yo SOY Kris Kristofferson.
Después vino lo de la Joplin giving him head en la cama deshecha. Ya sabes que Cohen recomienda en otra cancion no irse para casa con un hard-on.
La frase que te inspiró para el concurso es buena. La música ayuda un montón a deshacer camas. Por eso Janis le dijo que prefería hombres guapos, pero con Cohen haría una excepción, pese a su joroba. Mi preferida es la del final:
"Te recuerdo muy bien en el Hotel Chelsea.Eso es todo. No es que piense en ti tan a menudo."
Permite, Surrender, que deje una "rendición" de un tema de L.Cohen, para totos tus comentaristas, y en especial para mi amiga Gemma:
mi_nido

septiembre 15, 2008 1:33 a. m.  
Blogger Kostas Kamaki dijo...

¡Qué bueno eres, tío!: ¡que cabrón!: ¡y eso que no tienes una gibson y tu teclado es de "puturrú de foi", jajaja!.
Mi Janis, oh mi Janis, cuánto la hecho de menos. CReo que hoy, la volveré a escuchar para que mis lágrimas se me salgan de mis cuencas al oír el desgarro del alma con que nos lanceraba en cada canción: Maybe.
Saludos, "capitán" lagarto.

septiembre 15, 2008 8:37 p. m.  
Blogger Kostas Kamaki dijo...

¡Qué bueno eres, tío!: ¡que cabrón!: ¡y eso que no tienes una gibson y tu teclado es de "puturrú de foi", jajaja!.
Mi Janis, oh mi Janis, cuánto la hecho de menos. CReo que hoy, la volveré a escuchar para que mis lágrimas se me salgan de mis cuencas al oír el desgarro del alma con que nos lanceraba en cada canción: Maybe.
Saludos, "capitán" lagarto.

septiembre 15, 2008 8:38 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

¡Qué buen texto, qué dos perlas!

Qué mal terminaron! que pena e impotencia siento cuando aún las oigo
desgañitarse.

Saludos.

septiembre 15, 2008 9:59 p. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

Encuentro a cada paso personas que me nublan, que me sorprenden, que me sacan de lo de siempre... Soy afortunada :D

Un beso Lagarto y gracias

septiembre 16, 2008 10:40 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Te comprendo, gemmayla. Además, en el 90% de las veces que se menciona por ahí a Madonna es para hablar de cualquier cosa que nada tiene que ver con la música. Lo cual es muy natural, por otra parte. No tengo ni idea de cómo se realizan esas adopciones, pero tengo claro que la felicidad de un niño no se puede medir por la cantidad de dólares que puede gastar por encima de un mínimo. Besos!



Churra, supongo que eso de debe a que la muerte no esperada es una de las mejores campañas de marketing que puede darse en torno a un artista. Por cierto, hoy ha muerto Richard Wright, teclista de Pink Floyd. Un gran músico a la sombra de Waters y Gilmour del que se hablará más a partir de ahora. Un beso!

septiembre 16, 2008 4:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, no estoy nada puesto en criminología, más allá de las películas que tratan el tema. Creo que el “criminólogo” que más ha influido en mi cultura al respecto ha sido Clarece Starling, la chica del Silencio de los corderos :) Espero que disfrutes de Bolaño.



Ella, supongo que a mucha gente no le resulta automático separar la admiración por una obra o un autor de la mitomanía, que, coincido contigo, no engrandece para nada a quien la padece. El caso de Madonna, por ejemplo, es completamente diferente: es imposible encontrar admiración por su obra entre toda su cohorte de mitómanos (joé, hoy me ha dado por meterme con esta señora, pobre) Besos grandes!

septiembre 16, 2008 4:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Marisa, gracias por pasarte por aquí y por tu comentario. Janis era muy especial, pura emoción. No se puede brillar tanto y tan deprisa sin pagar un precio, supongo. Pero nos queda su música, tan enorme. Sigamos aprendiendo!


Sese, admiración y adulación son dos cosas muy distintas, que se sienten de manera muy distinta y que nos llevan a lugares muy diferentes. Supongo que quien confunde una cosa con la otra es porque realmente no ha sentido la verdadera admiración. Me alegro de que estés de vuelta de tus vacaciones.

septiembre 16, 2008 4:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lui, siempre es tiempo de volver a juntaros para un solo concierto, como los Héroes del Silencio ¿no? os podéis llamar las Heroínas del Murmullo, por ejemplo :P



Travis, ahora que lo cuentas sí recuerdo haberla oído alguna vez. Cohen era muy aficionado a no desaprovechar encuentros, sí. Y si algo le hacía resultar interesante a sus presas, era más su cerebro que su cuerpo. Carrascus contó una historia muy divertida en su página sobre una aventura con Iggy Pop, te gustará. Lluis Llach es una maravilla, y es incomprensible que no sea más conocido por ahí fuera. Gracias por la cançio

septiembre 16, 2008 4:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, kostas, mi cumpleaños está cerca. Si alguien quiere regalarme una gibson puede hacerlo, eh. O, en su defecto, tampoco me vendría mal un millón de euros. A mí también me hace llorar la janis cuando canta Maybe. Es única.


Gracias Makiavelo. Hay más perlas, algún día tendré que hablar de la Holiday, o de Sade, o de Piaff … Saludos!


Dalila, enhorabuena. Pero selecciona un poco, eh, o te vas a marear de tanto volar :) Gracias y besos a ti

septiembre 16, 2008 4:06 p. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

Gracias por el consejo Nosurrender... Sí, ya he aprendido a cribar ;) y me quedo con los mejores :D:D

Otro beso más

septiembre 16, 2008 8:36 p. m.  
Blogger tan versátil como acústica dijo...

en si, cada cosa que hacemos tiene el fin de movilizar algo. creo que el que se expresa una vez y otra, hace un llamado.

septiembre 16, 2008 11:38 p. m.  
Blogger cacho de pan dijo...

magnífico gusto, como siempre.
Yo fui amigo de alguien así, que veía la luna al completo y también más allá de ella. Ya ha muerto.

septiembre 17, 2008 1:35 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Boniti, bonito lo q escribes
ya sabes q si no lo digo reviento
Janes joplin me encanta ( no encuentro otra palabra q sustituya a encantar), jeje, no sabia de Bessie smith.
Admirar, es el principio de la sabiduria, es cierto creo q me he pasado la vida admirando a diferentes personas, creo q por eso no dejo nunca de sorprenderme
Si un dia dejas de admirar, creo q es mejor acabar
Te reirás de lo q te voy ha decir, pero ahora admiro mucho mucho a mis padres y a mi hija
Mi hija no deja ni por un momento de llenarme de admiración, por su caracter, su personalidad, su humor, su sonrisa, ( deben ser los genes chinos)
En serio, admiro a una personita de 5 años, que tiene la cabeza mas bien amueblada q su madre de 41

No quiero q nunca dejadla de admirar

muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

septiembre 17, 2008 4:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Suerte para tus mejores, dalila. Y que no te decepcionen! ;)


Tan Versátil, es interesante el tema que tocas. Según el sociólogo economista Jean Baudrillard, consumimos para producir signos. Todo lo que hacemos, todo lo que comemos, todo lo que nos ponemos encima… todo es intentar decir qué somos desesperadamente.

septiembre 17, 2008 5:51 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Cacho de pan, cuando alguien a quien admiramos muere, nunca muere del todo. Nos condiciona a cada pasa que damos, por lo que influye en el mundo tanto o más que si estuviera vivo ¿no crees?


Me alegro de que te guste Janis Joplin, Bolero. No me río de lo que me dices, todo lo contrario. Es admirable tu admirar :) Besos!

septiembre 17, 2008 5:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home