domingo, octubre 12, 2008

El hombre libre


Doctor Zhivago (David Lean, 1965) es una de las películas, para mí, mejores de toda la historia del Cine. Es un pasaje de amor lleno de esperanza, poesía, brutalidad y destino. Una historia muy rusa, en todo su sentimiento trágico de la vida. La película está llena a rebosar de situaciones, personajes y secuencias inolvidables. Hoy quiero quedarme con una secuencia muy sencilla, que apenas incide en la historia pero que me parece una de las más logradas del filme.

Durante la Revolución Bolchevique de 1917, un tren va a partir desde Moscú hacia Siberia. Es la última esperanza del doctor Zhivago y su familia. En el mismo vagón donde se hacinan los que huyen de la represión paramilitar, un grupo de disidentes viajan como prisioneros para hacer trabajos forzados en Siberia. Uno de los disidentes es el intelectual anarquista Klaus Kinski que, esposado, grita su verdad a todos los compañeros de viaje: él es el único hombre libre de ese tren y todos los demás son un rebaño.

Sorprende en esa escena que un hombre esposado, condenado a trabajos forzados, esté tan convencido de ser el único hombre libre entre todos. Yo creo que sí lo es.

Porque, ¿cuándo somos libres? ¿qué nos hace ser libres o no serlo? ¿es que no son libres de ser rebaño el resto de los viajeros? ¿cómo puede un hombre esposado ser libre, si está encadenado?

Un esclavo puede preferir seguir siendo esclavo y no libre. Puede ejercer un proceso de reflexión tal que así: si fuese libre, tendría que buscarme la vida y nada garantizaría que pudiera alimentar a mi familia. En cambio, si permanezco como esclavo, podré alimentarles todos los días. ¿Es este esclavo libre para no querer ser libre? Es el mismo caso que el de los compañeros de viaje de Klaus Kinski en la película de Lean.

Los viajeros no encadenados no son libres porque su dignidad ha sido eliminada por medio de la amenaza, el hambre y el miedo que ejercen los bolcheviques en Moscú. Han reprimido la conciencia de su libertad y su proceso de tener ideas queda completamente podado en este sentido. En cambio, Kinski sí puede pensar en un campo más amplio, ya que no ha eliminado su idea de Saberse Libre. Es su capacidad de acción la que está esposada, pero eso no le impide tener una visión más amplia y certera del mundo. Así trata de explicárselo, inútilmente, a sus compañeros de viaje, quienes no pueden entender nada. Entonces, ¿quién es más libre de los dos?

Creo que la única manera de ser libres es poder ejercer la reflexión. Cuanto más amplia sea nuestra capacidad para reflexionar, más libre será nuestro pensamiento.

Y para que esta reflexión ocupe esferas más amplias necesitamos más dignidad y menos miedo.

José Antonio Marina, en su Ética para náufragos, dice que dentro de nosotros cohabitan el “Yo ocurrente” y el “Yo ejecutivo”. El yo ocurrente sería nuestra parte creativa, la que nos dice “¿por qué no haces esto?”. El yo ejecutivo sería entonces la parte de nosotros mismos que nos marca los pasos que tenemos que dar para conseguirlo; un mero gestor de procesos. En cambio, aunque nuestra parte creativa pueda parecer a primera vista espontánea, todas las ideas que hace surgir en nuestra cabeza vienen condicionadas por el modo en que vivimos y la educación recibida. Así, un hombre que siempre haya vivido como esclavo, difícilmente podrá plantearse la idea de libertad.

Libertad y dignidad son hermanas de sangre. ¿Podrán entender esto los que se llaman liberales y abogan por la privatización de los servicios públicos, aumentar las horas laborales, bajar los salarios mínimos, etc? No, porque son un rebaño.



Una película para Klaus Kinski: Novecento, de Bernardo Bertolucci

Una canción para Klaus Kinski: Maggie’s farm, de Bob Dylan

Un libro para Klaus Kinski: La fiesta del chivo, de Mario Vargas Llosa

.

50 Comments:

Anonymous ella dijo...

La libertad es un estado interior (¿tal vez mental?), bastante relacionado, a mi entender, con la tranquilidad, por eso yo también comprendo que un hombre encadenado pueda sentirme más libre que un alto ejecutivo de Wall Street, por ejemplo.

Besos orgiásticos

P.D.: La película mencionada, grande entre las grandes. ¡Y ese Omar Sharif! ¡Ays!

octubre 12, 2008 7:34 p. m.  
Blogger Sese dijo...

gracias por refrescarnos la memoria de tal escena del clásico de David Lean. El quid de la cuestión es definir libertad, tú hablas de dignidad, capacidad de reflexión. yo añadiría conocimiento, educación... Incluso las religiones hablan de capacidad de elegir el bien, lo correcto. En fin incluso en la definición de libertad cada quien aplica sus criterios según sus intereses

SAludos

octubre 12, 2008 8:15 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

No me acuerdo quién dijo que "el hombre libre es aquel que no teme ir hasta el final de su pensaiento".

Y ahora me acuerdo (como ayer me acordé en otro blog) de una película llamada "Huracán", creo que con Denzel Washington. Era un boxeador al que meten preso, me parece que por un error. Y la vida en la cárcel es un infierno, y él se inventa un método para sobrevivir a eso: cada vez que los guardias le prohíben algo, él se convence a sí mismo de que no hace eso que le prohibieron sólo porque no quiere hacerlo. Ejemplo: los guardias le prohíben salir al patio, entonces él se convence: "quiero quedarme todo el día en la celda".
Y yo no sé si eso es libertad o un paliativo, pero al boxeador le servía.

Y me acuerdo también (¡cómo estoy hoy, por dios!) de otra frase, creo que de Savater aunque no puedo jurarlo: "¿podríamos hablar de libertad en un mundo que hubiese abolido todas las formas de esclavitud?".

Salud y letras, Lagarto.

octubre 12, 2008 10:32 p. m.  
Blogger Ayshane dijo...

Siempre he guardado tan buenos recuerdos de la pelicula que me es imposible decir algo malo de ella...

beisots grandotes...

octubre 12, 2008 10:38 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef dijo...

Siempre me maravilló el Doctor Zhivago y como tú la considero una de las mejores realizaciones de la historia, o de mi propia vida. Creo que precisamente es debido a que encarna ese pensamiento y lucha existente - y que siempre se mantendrá porque existe el "rebaño" - entre libertad y represión. Creo que la libertad nace a la par que cada uno de nosotros, la diferencia entre saber alimentara y cuidarla o amputarla, estriba precisamente en las barreras de conciencia que los humanos creamos para controlar y manipular a otros humanos. Hay humanos "dominantes" ultraconservadores y dictatoriales, que aspiran a reunirnos en rebaños." Estos humanos chocan con la inteligencia de quienes entienden la vida como el lugar natural de expresión para desarrollar la creatividad y el contacto social sin represión ni violencia. Naturalmente,la historia lo demuestra con claridad, se imponen los violentos, como bien apuntas: "eliminando la dignidad mediante la amenaza y el terror." Un saludo!

octubre 13, 2008 1:32 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

Me recuerda mucho esta magistral escena del jovencísimo Klaus K. de careo con nuestro añorado actor José María Caffarel, aquella otra de "Spartacus" donde todos como un solo hombre, desatendiendo la voz del rebaño, gritan de uno en uno "I, m Spartacus".

No creo, NoS. que sean precisamente un "rebaño" los Neoliberales que todo lo privatizan. Más bien los veo como gente sin escrúpulos, sin piedad, infrahumanos que se aprovechan de la humana y triste condición de "rebaño" de los más desprotegidos y necesitados. ¿Cómo pueden entenderse en el mundo occidental, en nuestro país, las 12 y 16 horas que dedican muchos en sus puestos de trabajo con la connivencia de agentes sociales y sindicales? Los esclavos y esclavas del Siglo XXI siguen siendo grey. ¿Es más que indignante el asunto!¡Es frustrante!
Sólo nos queda la opción de decir a estos desaprensivos y desaprensivas, de espetarles en sus asquerosas caras "Soy un hombre, una mujer, libre, lacayo, lacaya"

En cuanto a "Viva la anarquía, lameculos, burócrata", pues también me gusta decirlo en la República Independiente de mi casa, juajuas. Total, nadie se entera y queda "pa mí"

Como siempre, estupendo tu artículo, NoS. Enhorabuena !!!

octubre 13, 2008 2:31 a. m.  
Blogger cacho de pan dijo...

Kinski en Doctor Zhivago?
no recordaba esa escena para nada

En cuanto al señor Marina, estimado Lagarto, me parece que ha (re)descubierto el universo freudiano.
Y en lo relativo al esclavo rebelado, creo que en este mundo de información desmesurada sería más posible una toma de conciencia.

Creo que hoy estoy demasiado opinador. Hasta luego.

octubre 13, 2008 12:35 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Hay veces, amigo NoSurrender, que me cuesta comprender el hilo de sus pensamientos...

Entonces... ¿un esclavo es libre porque prefiere seguir siendo esclavo que ser libre...?

¿Eso lo dice usted para epatar... así a modo de boutade... o es que cuando lo escribió estaba más resfriado que yo y se pasó con las drogas paliativas...?

octubre 13, 2008 1:37 p. m.  
Blogger la ventana dijo...

toda la razon, es para mi mucho mas libre un hombre que hace lo que le dice el corazon que aquel que hace lo que le dicen, aunque sea libremente y no obligado, creo que es la capacidad de seguir nuestras propias decisiones lo que nos da libertad, de haber estado en el lugar de kinski habría gritado lo mismo saludos

octubre 13, 2008 5:55 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya, Ella, es interesante esa analogía entre libertad y tranquilidad. A veces, la decisión de ser libre nos produce de todo menos tranquilidad. O, mejor dicho, muchas veces renunciamos a parte de nuestra libertad precisamente para quedarnos tranquilos. Pero esto sólo es en apariencia; tienes razón en que sólo en paz con nuestra conciencia podemos ser libres. Me alegro de que te guste la película. Besos lascivos!



Claro que sí, Sese. El conocimiento y la educación son las bases sobre las que crece nuestra libertad. Obviamente, cuantas más referencias tengamos, cuanto más amplia sea nuestra capacidad de elegir, más cotas o esferas de libertad alcanzamos. Saludos!

octubre 13, 2008 7:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, me parece una frase muy apropiada. Pero, como decía Sese, hacer crecer ese pensamiento es nuestra misión. No ví esa película, pero conozco la historia de Huracán Carter por la canción de Bob Dylan, Hurricane. No sé si la cita corresponde o no a Savater, pero sí le pega, desde luego. Yo le respondería que “depende”, claro :) Salud y letras, Gilda!


Ayshane, yo tampoco podría decir nada malo de esa película de David Lean. Cada secuencia es una obra de arte. Besos!

octubre 13, 2008 7:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gran película, sí, quien no se emocione cuando Zhivago escucha los lobos en la noche y empieza a escribir, es que está muerto. Cada detalle en esa peli tiene una sensibilidad brutal.

Efectivamente, Zhivago no se rebela contra la revolución más que cuando alguien le dice “se ha acabado la vida privada”. Pero su rebeldía es interior, como buen poeta. Simplemente huye, o lo intenta.

Pero no estoy seguro de que la libertad, al menos desde un punto de vista ético, nazca con el ser humano. Más bien pienso que es una conquista social muy, muy frágil que nos obliga a estar permanentemente alerta ante sus enemigos, tanto los que nos quieren oprimir en nombre del pueblo como los que lo intentan en nombre del mercado.

Un saludo!

octubre 13, 2008 7:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, no había caído que está también Caffarel, ¡claro! Spartacus es otra muestra de hombre libre, ya lo creo. Creo que es la película que más claramente trata el tema de todas las que he visto.

Quizás no me he explicado bien en la redacción del texto, Gemayla. Porque es precisamente lo que dices lo que quería expresar: el rebaño son los que apoyan los paradigmas neoliberales que nos ofrecen unas migajas inseguras a cambio de las fortunas inmorales de los poderosos. Creo que para que un hombre pueda ser libre, primero tiene que tener cubiertas sus necesidades básicas de nutrición y seguridad (esto es, asegurar el trabajo) como dice la pirámide de Maslow. Los neoliberales buscan el despido libre y la eliminación de salarios mínimos precisamente para impedir que subamos de nivel en esa pirámide de Maslow. La libertad esta amenazada por los que se llaman liberales, sí.

Saludos!

octubre 13, 2008 7:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Cacho de Pan, es cierto, ahí estaba. Pero sólo sale en esa breve escena. Eso sí, con toda su fuerza. Lo del esclavo no era más que un ejemplo para ponernos en la perspectiva de los que aceptamos “males menores”. Salud!


Carrasus, debo haber escrito fatal este post, porque precisamente lo que quería decir es exactamente lo contrario: que los esclavos NO son libres de no querer ser libres porque no saben lo que es la libertad y su dignidad y su conciencia han sido pisoteadas. Para que un esclavo exija su derecho a la libertad debe, primero, tener educación y dignidad. Y segundo, confiar en que puede hacerlo. Por eso los poderosos absolutos, comunistas o neoliberales, prefieren tener a sus “esclavos” asustados y con poca educación. Espero haberme explicado mejor ahora, eh. Saludos!

octubre 13, 2008 7:05 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Claro, Nico. La libertad pertenece al campo de la conciencia, no podemos dejar ésta en manos de los poderosos, siempre nos pertenecerá, con o sin cadenas.

Saludos!

octubre 13, 2008 7:06 p. m.  
Anonymous Devayun dijo...

Algunos exteriores de esta película se rodaron en Soria,y mi padre (un niño por aquellos años) participó...curioso cuando menos.
Esos barrotes invisibles q nos rodean...hasta q no somos conscientes de ellos no podemos ni aspirar a ser libres. Así las manos libres de los compañeros de viajes efectivamente estaban atadas...pero quién puede decir q no ha estado así en muchas ocasiones?Humanos...al fin.
Saludos, te envío invitación a mi blog, con tu permiso.
B.

octubre 13, 2008 7:11 p. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Lagarto, tu texto genera nuchas reflexiones... Coíncido contigo en que el concepto de "Libertad" - tal como tú lo utilizas aquí- es producto de una reflexión. Un "esclavo" -da igual del siglo que sea- que ignora lo que significa el concepto "de saberse libre" no está en condiciones de elegir. El "Pueblo", en su ignorancia, vivió siglos sometido. Tuvimos que esperar al siglo XVIII para que unos Ilustrados hablasen de "libertad", "Igualdad" y "Justicia".
Desde luego que el conocimiento es revolucionario.Para librarse de las cadenas lo primero es saber que las tienes. Pero hoy hay muchos más opios, muchas más adormideras, muchas más "religiones", y además el conocimiento y la reflexión exigen un esfuerzo. No son placeres puntuales.
Tú apuntas también la necesidad de "Dignidad". Y cierto es que si te despojan de esta pueden conseguir acabar también con la primera (pienso también en Primo Levi o en las víctimas de cualquier totalitarismo).
Al concepto de dignidad tambien añado el de "Igualdad". Libertad e Igualdad son conceptos que no pueden disociarse. Un liberal que aboga por la privatización de los servicios públicos no tiene en cuenta el concepto de Igualdad -y justicia distributiva-. No se puede ser libre si no se parte de unas mínimas prestaciones sociales que garanticen una dignidad como ser humano(educación, sanidad, pensiones...).
Doctor Zhivago y su Tema de Lara, inolvidables.
Y las recomendaciones que haces, muy buenas ambas.
Y permíteme que te recomiende de nuevo a Vidal Beneyto. Explica de manera sencilla la diferencia entre el "Liberalismo social" y el "Socialismo liberal". Me quedo con el segundo.

Un abrazo

octubre 14, 2008 12:05 a. m.  
Blogger Churra dijo...

Poco puedo decir...salvo que novecento me enctantó y que me soprende ver aquí "La fiesta del chivo".
Yo recuerdo esa escena de otra manera (aunque me gusta mas la que tu viste), imagino que a mi esos gritos de libertad de un hombre esposado me volverian a la cabeza mil veces , pero siempre despues, mucho despues.
Un beso.

octubre 14, 2008 1:34 a. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Tranqui NoSurrender... si seguramente fui yo quien no lo entendió bien debido a la sobredosis de fármacos. El caso es que leyendo de nuevo para asegurarme de que decía eso me parecía encontrar contradictorias algunas cosas... pero los deseos de leer de nuevo eran menos que los de volver a tirarme en el sofá. Joé! Vaya mierda de finde largo.

octubre 14, 2008 7:39 a. m.  
Anonymous diciembre dijo...

He creído ver gigantes por aquí, pero probablemente tan sólo son molinos, y cómo expresarme bién no es lo mío, tomo prestadas éstas mucho más que hermosas palabras de Miguel Hernández:

Para la libertad, sangro, lucho, pervivo,
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas,
y entro en los hospitales, y entro en los algodones
como en las azucenas.

Para la libertad me desprendo a balazos
de los que han revolcado su estatua por el lodo.
Y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos,
de mi casa, de todo.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
porque aún tengo la vida.

Un fuerte abrazo para todos aquellos que día a día aportan su granito de arena a fin de lograr su propia libertad y la de los demás.

octubre 14, 2008 10:03 a. m.  
Blogger desconvencida dijo...

Curiosa reflexión, No Surrender, hace pocos meses que vi la película (en pantalla grande!), pero apenas reparé en esta escena...

octubre 14, 2008 11:28 a. m.  
Blogger gemmayla dijo...

Cierto, NoS. Ahora la capto. "No porque son un rebaño" no capté la ironía. Mil disculpas !!!
Sabes que este Caffarel es el padre de Carmen Caffarel, qué casualidades tiene la vida!!!
He visionado "Doctor Zhivago" creo que una treintena de veces. Me has picado y esta semana la vuelvo a ver. Recomiendo visionarla tb poquito a poco, seleccionado escenas, como si fuese un serial. Es increíble la impresión que puede sacarse así.
Creo que la libertad no es casi nunca sinónimo de tranquilidad, porque el hombre y la mujer libres constantemente deben abandonar la zona de comodidad. Es un sin vivir esto de ser libre. ¡Un latazo! Pero compensa. Mientras el rebaño dice "be-be-be", nosotros y nosotras decimos "Sí, sí, "be-be" libertad se esbribe con "Be" de "rebaño".
Muy féliz día a todo el mundo !!!

octubre 14, 2008 12:34 p. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Claro que no, no van a entenderlo. Seguire poniendo en forma a mi "Yo ejecutivo", mi "Yo ocurrente" tiene demasiado protagonismo...

Escribes los mejores post que he leido, tenia que decirtelo.

octubre 14, 2008 4:53 p. m.  
Blogger Kostas Kamaki dijo...

Paso del Marina, Lagarto: hundiéndose la bolsa y tú con estos pelos, jajaja.
Está claro, ya lo tengo claro: es fácil la palabra; para la acción, hace falta mucho más que la lengua, ¿verdad?.
El Nino Bravo, lo decía en su canción, y se murió. También cantaba a las excelencias de América, menos mal que no está para ver lo que la AVARICIA, a echo de ella -y antes también, que conste-.
Abrazos más que solidarios, de hombre libre..., hasta donde uno puede en estos tiempos, jejeje.

octubre 14, 2008 7:13 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

Excelente, NoSurrender. La película y tu reflexión. Tus palabras me han hecho pensar en el verdadero significado de Libertad. Estoy de acuerdo en que la libertad es la hermana de sangre de dignidad; en los tiempos que corren esto se debería tener más en cuenta.

octubre 14, 2008 9:15 p. m.  
Blogger Roberto dijo...

tus palabras me incendian, me incitan a la revuelta...engendran en mi, ganas de escribir cabreado en busca de cadenas que limar...

un paseo por tu blog y las preguntas afloran, aparte de un sentimiento de "estar vivo "importante

un abrazo con una heineken de por medio

octubre 14, 2008 11:39 p. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Pienso que la libertad física en realidad no existe, porque no podemos hacer siempre todo aquello que deseamos, puesto que nuestras acciones siempre influirán a otros para bien o para mal, y muchas veces nos aguantamos las ganas precisamente porque no deseamos hacer daño a determinadas personas.
En el terreno mental, la cosa es diferente, puesto que podemos volar más allá del sol libremente con nuestro pensamiento, pero... de poco nos sirve pensar si ello no va unido a una acción, con lo cual, volvemos al hecho físico de la libertad. Entonces, ¿la libertad total, existe o no existe en realidad? Yo creo que no. Habrá gente esclava, y gente más libre, pero no totalmente libre.
Besos de pantera.

octubre 15, 2008 12:29 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

(o porque son un poquito cabrones, querido)

octubre 15, 2008 10:48 a. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

En mi modesta opinión, la libertad es subjetiva y depende de cada uno. Hay gente que es esclava de una persona, o de un trabajo, o de una tendencia y no son conscientes de ello.
Tampoco todos nos sentiríamos libres de la misma forma. Las circunstancias de cada cual determinan su idea de libertad.
De todas formas, yo pienso que hoy por hoy ninguno de nosotros es libre en la medida en que hemos nacido dentro de una sociedad con unas normas establecidas que debemos acatar en mayor o menor grado.... Se forma parte del rebaño. Lo quieras o no. Otra cosa es que tu te sientas, por lo menos, oveja negra ;)

Un beso

octubre 15, 2008 2:54 p. m.  
Blogger Inma Luna dijo...

Ser libre es todo un reto, un convencimiento, una apuesta. Para avanzar hacia la libertad hay que despojarse de tantas cosas que pocos parecen estar dispuestos pero te digo una cosa, cuando lo consigues, al menos en cierto grado, ufffffff, qué manera de encajar en ti mismo, cómo se coloca todo, cómo cada cosa adquiere su verdadero valor...

octubre 15, 2008 5:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Devayun, algunos otros exteriores se rodaron justo debajo de donde estoy escribiendo esto, por ejemplo la impresionante muerte del doctor (joder, ¡qué secuencia!) Ya me dirás en qué momento sale tu padre, para verle la próxima vez que ponga la peli ;)

Supongo que todos podemos sentirnos identificados con el rebaño. Vivir en sociedad nos obliga a aceptar algunas normas.

Gracias por la invitación a tu blog, Lo visitaré.

Saludos!

octubre 15, 2008 7:37 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tu comentario es muy interesante, Shandy. Agradezco tus reflexiones. Efectivamente, para poder elegir, primero hay que conocer alternativas. Como bien dices, el conocimiento es la gran revolución. Las grandes revoluciones culturales se han producido cuando algo ha actuado de catalizador en la comunicación de ese saber, desde que el hombre inventó el lenguaje. Luego la imprenta dio lugar al humanismo, el ferrocarril trajo las revoluciones socialistas… Internet, por el momento el porno. Pero confío en que la democratización del saber y de la información se vaya imponiendo.

Me parece muy interesante que traigas aquí a Primo Levi. No quería entrar en estos casos tan dramáticos en los que se pierde bastante más que sanidad o pensiones, pero él vivió el proceso de deshumanización de los campos de exterminio y escribió sobre cómo le afectó en conceptos muy básicos. Leyendo sobre sus experiencias nos convencemos una vez más, por si hacía falta alguna más, de que lo que consideramos “humanidad” no es más que un logro social frágil, expuesto a todo tipo de enemigos. Nadie nos regala la dignidad, tenemos que luchar por ella cada día o nos la arrebatarán.

José Vidal Beneyto, sí. Tomé nota el otro día y vuelvo a hacerlo ahora. Hace tiempo que no paso con una carretilla por Fnac, pero ya va siendo hora ;)

Un abrazo!

octubre 15, 2008 7:38 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Churra, podría haber puesto cualquier otro libro, sí. Pero me acordé de ese dictador centroamericano sobre el que va la novela de Vargas Llosa. Me acordé de cómo tenía atemorizados a todos hasta anular cualquier tipo de voluntad. La película habla de los desmanes de los bolcheviques en aquellos primeros años de la revolución soviética, pero también quería llevar la historia a cualquier otro tipo de opresión, no sólo aquella brutal manera de entender el comunismo. Un beso!


Carrascus, es que esta época del año es malísima. No tendríamos resfriados si viviéramos en un eterno verano. Si hay contradicciones, es culpa mía. Porque la idea la tengo bastante clara: un esclavo no es libre cuando quiere seguir siéndolo porque no tiene dignidad ni conocimiento. Su yo ocurrente ha sido secuestrado. Sañud, mucha salud, amigo Carrascus!

octubre 15, 2008 7:38 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ese poema es precioso, Diciembre. Debería haberlo puesto como canción, en esa versión tan emocionante que grabó Serrat. Gracias por esta valiosa aportación.



Qué envidia, Desconvencida. Nunca tuve el privilegio de verla en pantalla grande, que es como hay que ver todas las pelis de David Lean. Esa escena siempre llamó mi atención, aunque no influye (demasiado) en el desarrollo de la historia, más que para que Lean nos muestre al final de la secuencia la mirada de Zhivago a Kinski, comprendiendo que algo más grave que el hambre está pasando en su amada Rusia.

octubre 15, 2008 7:38 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, estoy dispuesto a batir tu record de visionados de la peli. Tengo muchas pendientes, pero vuelve a estar en la lista de nuevo. Cada plano, cada puto plano es una obra de arte en esa película. Feliz día a ti también!


Gracias, Nausicaa. Los tuyos sí que tienen siempre algo. Tu yo ocurrente es un privilegio. Me estimula siempre visitar tu página. Salud!

octubre 15, 2008 7:38 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Kostas, leer libros de ética y que se hunda o no la bolsa es perfectamente compatible, eh. :)

Respecto a esa referencia peyorativa que haces respecto al hablar en contraposición al actuar, te voy a copiar aquí lo que leo que dice Agustín García Calvo, ¡que no pienso que consideres un adepto al sistema precisamente!:

“Sobre la oposición entre hablar y hacer. Domina en nuestro mundo una idea,
profundamente arraigada (desde la antítesis griega de ergo “de hecho”, frente a lógo “de palabra”, hasta la teoría política reciente sobre el paso de teoría a praxis), que contrapone el hablar o razonar con el hacer o práctica real.

“Al separarlos de ese modo, con ello se justifica y consolida el esquema de relación entre ambos que rige en el comercio y la política habitual, a saber: 1) se habla o razona para llegar a una conclusión, 2) de esa conclusión se deriva un proyecto, programa o plan de acción, 3) se pasa a la práctica y se realiza el plan establecido.

“Ya se entiende que, mediante ese esquema, se trata de asegurar que la acción no consista en otra cosa que en hacer lo ya previsto, es decir, hacer lo que ya está hecho; que es justamente lo que conviene para el sustento de las estructuras de política y comercio establecidas y el éxito de sus negocios.

“Y se trata, por otro lado, de que al hablar o razonar, como sometido que está a la busca de conclusiones y a la acción futura, apenas podrá el hablar o razonar (salvo por fallo de la máquina) venir a dar en hallazgos, intervenciones ni descubrimientos inesperados.

“Ese esquema de la acción también puede describirse más sintéticamente así: que la separación entre el hablar (de la acción) y la acción (de lo previsto) consigue, al poner la acción en el futuro, convertir todo lo que la precede en un tiempo vacío, donde no va a hacerse nada (más que lo que va a hacerse), donde no debe suceder nada (más de lo que está ya sucedido en el futuro).

“Y es así como, al mismo tiempo que a la acción se la hace siempre futura (prevista, ideada o planeada por discurso previo), se consigue que el discurso o discusión preparadora de la praxis se vuelva, por así decirlo, aburrido por esencia, privado como está de todo elemento de sorpresa o inesperado: testimonio, reuniones de negocios, los diálogos de políticos (estén en el poder o estén organizándose para la acción futura) o el mismo discurso académico, destinado a hacer saber lo ya sabido.

“A la vez que la acción de lo ya hecho crea, por su planteamiento, el tiempo vacío que le conviene, también queda sumido el hablar y razonar en el tiempo vacío así creado y, por su propio aburrimiento, condenado a la inutilidad.

“Por ello será tanto más oportuno recordar lo que la consideración desprevenida y el sentido común entiende: que el hablar y el razonar son una acción, y que no se sabe lo que hablar y razonar puedan hacer cuando se libran de su destino a la acción futura; pero ciertamente, lo que hablar y razonar puedan hacer, si pueden algo, lo podrán precisamente en cuanto no estén condenadas a llegar a conclusiones, a sostener ideas y a elaborar planes para la acción futura.”

¿a que es interesante? ;) ¡¡joder, esto daba para otro post!!

En cuanto a América, yo tengo amigos allí. Es un país admirable por un montón de cosas y una parte importantísima de mi paisaje cultural, emocional, profesional e intelectual. Me parece un error de dimensiones siderales confundir el neocon y el bushismo con cosas mucho más profundamente americanas como son Dylan, Steinbeck, Miller, Huxley, Faulkner, Chomsky, Kerouac, Dos Passos, cummings, Cash, Melville, Capote, … ¿en serio crees que Bush y su mierda neocon condiciona más el espíritu americano que Steinbeck o Bob Dylan? Me da que has conocido pocos americanos, kostas. Mis amigos norteamericanos son, sin duda de ningún tipo, mucho más generosos que los madrileños.

Abrazos solidarios, y llenos de palabras ;)

octubre 15, 2008 7:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Raquel, pero es que todos los poderosos que pretender tener más poder a costa de nuestra libertad actúan para limar nuestra dignidad. Están todos encantados de la programación de televisión desde que ésta fue privatizada. Están encantados de que los trabajadores no se sindiquen para evitar ser señalados, están encantados de ver que un hombre se arrastra por mantener una mierda de trabajo que apenas le da para pagar el especulativo precio de una vivienda, etc, etc. Lo tenemos que tener en cuenta tú y yo, porque ellos no tienen ningún interés en hacerlo.


Roberto, claro que sí. Llenemos todo de palabras-bala y compartamos las heineken. Salud!

octubre 15, 2008 7:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Entiendo lo que dices, Panterablanca. Pero la libertad parte de nuestra conciencia y se enfrenta a nuestra condición social.

¿Un león es libre? Yo creo que no, que sólo los hombres pueden sentir esa libertad porque es su conciencia quien la determina. Sin conciencia sólo hay instinto, no libertad. Y nuestra condición de hombres va ligada a nuestra condición social, por lo que la libertad pasa a ser una expresión ética y social de nuestra inteligencia. No somos libres para hacer el mal a nuestros semejantes porque no es una actitud inteligente, porque no nos reconoce como la esencia de lo que somos: intersubjetividades sociales, dependientes de la confianza de y en los demás para sobrevivir. Algo así.

Perdona por el rollo y besos saurios ;)

octubre 15, 2008 7:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sintagma, realmente no pienso que los que defienden el ultraliberalismo sean unos cabrones, todo lo contrario. Creo que, al igual que los que defendían el estalinismo o el nazismo o cualquier otra barbaridad política, buscan el bien de la sociedad. Lo que sí pienso es que están completamente condicionados por el miedo. Un miedo que hace que ideologías tan psicópatas como el propio ultraliberalismo sea percibido como única opción posible en un mundo que entienden como necesariamente doloroso y violento.


No todo es blanco o negro, Dalila. Tienes razón en que todos tenemos nuestras dependencias y nuestros miedos. Y, claro, yo no puedo ser ajeno a mí mismo y, por tanto, soy esclavo de mis deseos, de mi propia conciencia y de mi manera de interpretar el mundo. No me importa sentirme oveja negra, es un color que me sienta bien :) Besos!

octubre 15, 2008 7:39 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Me alegro que de conozcas esa sensación, Inma. Es cierto que cuesta desprenderse de algunas cosas, sobre todo de los complejos y de los miedos.

Saludos!

octubre 15, 2008 7:40 p. m.  
Anonymous dama shandy dijo...

Pues sí que es interesante el texto de García Calvo, Lagarto. Genera un montón de preguntas. Entiendo que el pensamiento debe fluir y que en eso consiste su "Acción"; pero la política ¿no necesita de una praxis? ¿Es posible que en el terreno de lo político se puede funcionar con un esquema diferente al circular que explica García Calvo? Quizás un buen pensador no debería ser nunca un político. Me parece un buen tema, Lagarto, pero no pretendo que contestes a mis preguntas... Si surge en otro post... Gracias por hacer que el pensamiento fluya :)

octubre 15, 2008 10:19 p. m.  
Blogger Tormento dijo...

Miedo y libertad, qué interesantísimo!!

Hace poco he terminado de leer otro de Marina, "Anatomía del miedo", en el que redunda en que lo único que puede conseguir que el miedo no nos atenace, es la acción. Poner a jugar al yo ejecutivo. La inacción alimenta el miedo.
No es que Marina me entusiasme... tiene el cerebro bien amueblado, bien ordenado, pero cita, cita, cita, se atopromociona, se autocita y no me descubre nada que no hayan dicho otros antes, quizá de una forma más compleja, o más literaria, o mas... quizá la virtud de Marina sea la capacidad de acercar determinadas teorías, o corrientes de pensamiento, o llámalo como quieras, a seres abstrusos como servidora. Resumiendo: no me gusta Marina. "Me se queda cortico".

Mi reflexión personal es que hay que rebelarse contra el miedo. Identificarlo, negarse a ser parte del rebaño dócil y maleable, cultivar la crítica, unos días constructiva, otras absolutamente despiadada, querer saber más, negarse al adoctrinamiento, convencerse de que lo que uno piensa es tan válido como lo que pueda pensar cualquier otro...

Kinski tiene razón.
Puedes esposar mis muñecas... es lo único que podrás esposar.

Joder... qué arenga!!

Un beso, LAGARTO!!!

octubre 15, 2008 11:57 p. m.  
Blogger Kostas Kamaki dijo...

¡Agustín García Calvo!, jajaja. Le conozco de sobra, y desde hace bastantes años. Es más, si le quieres ver y escuchar, ves los miércoles a la CACHARRERÍA..., ya sabes dónde.
Su pensamiento, sigue siendo el mismo: anclado en las palabras, en su sillón de catedrático, punzante, sólo punzante con el sistema; con sus cabellos canosos y "destartalados". Me dejó de decir algo, el día en que le ví cómo trataba a su querida y pesada amiga...(ya sabes de quién estoy hablando). Es mas, su pensamiento, desde hace una década, tiene influencias de una mujer cuyo último libro es LA REBELIÓN de EDIPO, IIª PARTE.
Grasias por lo de los abrazos libertarios, no están nada mal. A ver cuándo te pasas por ATOCHA 45, y nos das una charla de lo que sabes, así, no volveré a decir que palabras, palabras, palabras..., jajaja.
(por cierto, y para acabar, la ética de MARINA, me la suda..., como la de la mayoría de PROGRES con tarjeta...)., jejeje.

octubre 16, 2008 5:19 p. m.  
Blogger Kostas Kamaki dijo...

Se me olvidaba, sobre lo que dices de "Me da que has conocido pocos americanos, kostas. Mis amigos norteamericanos son, sin duda de ningún tipo, mucho más generosos que los madrileños...". Cierto, he conocido, personalmente, pocos amigos americanos -algo más a las americanas...- ¿y?. Quizás un tal Chomsky, te diga algo, por ejemplo, sólo un ejemplo; ¿Qué tendrá que ver que los americanos son más generesosos que los chinos...?, jajaja. ¿No serán las personas antes que los ciudadanos los desprendidos?, jajaja.
Pues mira, yo conozco a unos de mi pueblo que son..., super, super, super gene-rosos..., jajaja, jajaja.
Anda, anda, ya te vale dando ejemplos como estos, jajaja. Cachis, ahí te quito unos cuantos puntos...,jajaja.
Que lo dicho, que a ver cuándo te ofreces a la gente de ATOCHA 45, y así tus palabras, no quedan sólo en eso: muy bonitas en un marco como éste pero, nada más, jajaja.
Venga, anda, abraciños libertarios.

octubre 16, 2008 5:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dama Shandy, tampoco estoy de acuerdo con todo lo que dice García Calvo. Le traigo como cita más por lo que él representa que por lo que expone. En cualquier caso, sí creo que tienen razón en el hecho de que toda acción de política clásica está previendo un futuro que ya está anticipado, por lo que no es libre. Tampoco creo, como él expone, que ninguna acción política haya servido para cambiar nada. Quizás todas las propuestas de cambio han acabado pervertidas, pero algo han cambiado el curso de los acontecimientos, aunque sea de manera lateral.

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que un pensador no debe nunca meterse en política. Siempre que ha pasado el resultado ha sido nefasto, en la República española, en Chile, en Checoslovaquia...

octubre 16, 2008 6:06 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tormento, me parece a mí que Marina tiene aversión al aburrimiento, ¡con lo interesante que es aburrirse! La “acción” sirve para tapar el miedo como sirve para tapar todo lo demás. Vivimos en una sociedad que tiene un horror vacui tremendo en su cerebro. La gente se obsesiona porque no quieren tener tiempo libre, porque quieren estar siempre ocupados (yoga, ajedrez, sexo, comida, deporte…). Desde luego, estar ocupado en otra cosa (preferentemente algo físico) es la mejor forma de no pensar. El Sistema necesita que consumamos y que no pensemos.

Tampoco es Marina mi filósofo de cabecera, pero me parecía que explicaba bien esa dualidad entre la parte creativa y la parte meramente ejecutiva. En cualquier caso, lo he cogido de manera muy selectiva: Marina defiende, por ejemplo, que la voluntad sí reside en el yo ejecutivo o que el yo ocurrente está determinado por una especie de superego muchas veces automático. He querido simplificarlo.

Pero claro que sí. Tenemos que rebelarnos contra el miedo. Y para eso necesitamos una sociedad que proporcione una serie de garantías elementales en pleno siglo XXI en Occidente; seguridad física, vivienda, trabajo, alimentos, sanidad… no es fácil ser libre si tenemos miedo a perder esto, si la provisión de estas cosas depende de la voluntad de los poderosos.

Besos, Tormento!

octubre 16, 2008 6:07 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

KOstas, yo a García Calvo le he visto en sus seminarios Contra la Realidad, en el Círculo de Bellas Artes. Nunca en la Cacharrería. Ahora está un poco mayor, sí. Le vi el otro día, cenando con su santa cerca de los Rendir. Tengo mucho relativismo con García Calvo, y también lo tengo con Marina. Lo practico con todo el mundo, la verdad. Pero me parecían dos citas interesantes (la de Marina bastante sesgada, por cierto ¡¡pero no me voy a poner a hablar también de la voluntad, para liarlo todo más!!)

La verdad es que salgo poquísimo por el centro últimamente, pero tomo nota. Quizás me pase algún día a incendiar con palabras la cosa :)

Conozco a Chomsky, sí. Le he citado ahí arriba, junto con muchos otros más que estoy seguro de que tú también conoces. Chomsky es una prueba más de que ser americano no es sinónimo de ser un psicópata ultraliberal y religioso seguidor de Bush. En cuanto a la generosidad, la opongo a la avaricia que mencionabas. Es mi experiencia, simplemente. Si alguien tiene otra, que la cuente.

Saludos siempre libertarios!

octubre 16, 2008 6:07 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Estaba yo concentrado en no perderme en su post, justo cuando alcanzaba la concentración necesaria, con ese último párrafo, me trasladó usted a un post a medio escribir que tengo sobre la sanidad madrileña y que sin duda me llevaría a la cárcel.

¿Soy libre de escribirlo? Quizás, pero mi yo ejecutivo me advierte que muchas veces el yo creativo suele estar unido a problemas.

octubre 16, 2008 10:01 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Lagarto, hablas de una de las peliculas más bonitas de la histonia del cine, no por las escenas, ni la fotografía, para mi la musica de esa palícula hace de ella un todo.
La libertad es dificil definirla, creo q no existe, simplemente no existe, la libertad con la extensión del significado que encierra la palabra en sí
Amigo mó, creo q LIBERTAD plena y absoluta no exite, no podemos tenerla, no podemos soportarla
Uno es libre de qué??
hay tantos condicionante, tantos matices, q hacen q la libertad no exista
Lo dejo aqui pq me sale el lado más oscuro de mi personalidad
Donde para mi la libertad es libertad en mayúsculas, cuando el ser humano es capaz de hacer y pensar en libre,
La ibertad absoluta no es nada buena( entiendase como buena, algo moral)
Y si hablamos de moral, no podemos encajar loibertad
bueno q me voy a la siesta q tengo q irme a currar a las 12, a poner copas medianaamente en libertad, jejej
muakkkkkkkkkk
un placer

octubre 18, 2008 3:28 p. m.  
Blogger O SuSo dijo...

Que bien traida esta entrada...pues si, la peor esclavitud es la del propio yo, esa mente que han "educado", esclavizado, dominado, controlado y marcado durante toda nuestra existencia.

El esclavo para plantearse la libertad tiene que verse esclavo, desgraciadamente nuestras cadenas invisibles, nuestros latigos de siete puntas y nuestros amos están muy pero que muy disimulados, y nos hacen creer que somos libres cuando escogemos en lo que gastamos su dinero, ellos nos lo dan, a ello se lo damos.

Tremenda entrada, Dr Lagarto, un abrazo

octubre 05, 2011 10:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home