jueves, noviembre 13, 2008

El post del desasosiego


“Vivir es ser otro. Ni sentir es posible si hoy se siente como ayer se sintió: sentir hoy lo mismo que ayer no es sentir: es recordar hoy lo que se sintió ayer, ser hoy el cadáver vivo de lo que ayer fue la vida perdida.

Apagarlo todo en el cuadro de un día para otro, ser nuevo con cada nueva madrugada, en una revirginidad perpetua de la emoción: esto, y sólo esto, vale la pena ser o tener, para ser o tener lo que imperfectamente somos.”

Fernando Pessoa, Libro del desasosiego, nº96.



Creo que el gran poeta Pessoa tiene razón. Todo lo que sentimos sobre la vida está en continuo proceso de cambio. Nunca “somos”, siempre “estamos siendo”. Siempre estamos aprendiendo a aprender.

O, como decía Bob Dylan: Quien no está ocupado en nacer / está ocupado en morir.

O, incluso, como decía Siniestro Total: Nosotros somos seres racionales / de los que toman las raciones en los bares.

El desasosiego, para Pessoa, es el estado en que uno queda al reflexionar sobre lo transitorio de lo cotidiano. Es la lúcida certeza del aburrimiento de la vida, la incapacidad que siente el poeta para hacer de ella algo provechoso. Pessoa pasa por la vida como un espía, como un extraño en casa ajena. Como un viajero que hace tiempo en un bar, ante una taza de té, mientras espera la llegada de su tren. De esta manera, soñar llega a ser más práctico que vivir una acción a la que nunca podremos encontrar un sentido.

Según el poeta, no sabemos lo que realmente somos, ni podremos llegar a saberlo nunca. Sólo podemos pasmarnos ante lo que ocurre ante nuestros ojos, ante la vida que vemos, que queda atrapada al otro lado de nuestra piel. Así, Pessoa no construye tramas ni personajes, sino matices que se mueven entre la realidad y la imaginación, en el borde mismo de la piel que nos separa del mundo.

Sostiene Pessoa que la naturaleza nos ha concedido el don de no poder vernos la cara, de no poder ver nuestros ojos que ven. Todo el misterio del mundo se extiende delante de nosotros, ajeno, distante y extraño. Y este desasosiego lo hemos sentido todos al vernos, como por primera vez, en un video de una boda, movíendonos de manera extraña, sonriendo de manera extraña, comprobando que no somos lo que creemos que somos.

Y el vértigo terrible nos invade cuando, de pronto, somos conscientes de que los demás tampoco pueden verse la cara, de que su vida queda atrapada al otro lado de lado de su piel. Una vida, inaprensible y extraña, que vive en otros, en nosotros.

Compartamos esa “revirginidad perpetua de la emoción", lector. Y pidamos raciones en los bares.


Walked out this morning, dont believe what I saw
Hundred billion bottles washed up on the shore
Seems Im not alone at being alone
Hundred billion castaways, looking for a home



Un libro para Fernando Pessoa: Ser y tiempo, de Martin Heidegger

Una película para Fernando Pessoa: El turista accidental, de Lawrence Kasdan

Una canción para Fernando Pessoa: Strange boat, de Waterboys

.

70 Comments:

Blogger Gilda dijo...

A mí me gustaría ser un poquitín menos analítica.

En lo de los bares me prendo seguro.

noviembre 13, 2008 9:13 p. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

Yo me quedo desasosegada también ante lo transitorio. Pero muy tranquila con lo que realmente soy, que no me importa tanto ahora mismo como quizás me importará algún día... no sé. Supongo que bastante tiene que ver toda esa búsqueda que ando haciendo. Al final voy a encontrar de dónde vengo y me voy a dar cuenta de que la pregunta es otra.

Perdona, es que estamos bebiendo vino en casa.

¿Si se le manda un sos al mundo, éste responde?

un abrazo

noviembre 13, 2008 9:37 p. m.  
Blogger Lui Lu dijo...

soy tonta, está claro que no...

hundred billion castaways looking for a home...

noviembre 13, 2008 9:41 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Gracias Nosurrender por éste precioso mensaje, que profundo y hermoso lo que transmites. Supongo que muchos de los que llegamos a tu blog nos sentimos un poco naufragos y por ello intercambiamos nuestros mensajes contigo.

Los poetas siempre expresándo con tanta sensibilidad y acierto lo que algunas seríamos incapaces de expresar. Esa revirginidad, la entiendo cómo un renacer cada día siendo conscientes del hecho de sentir, en todo el amplio significado de ésta hermosa palabra, sentir es vivir, y cada día deberíamos de apreciarlo, independientemente del matiz que ése sentir nos depare en cada ocasión, más claro ó más oscuro, no deja de ser vida, y las pequeñas cosas que cada uno vivimos, son la auténtica felicidad, ésa que siempre estamos buscando sin reparar en que ya la tenemos. Reparemos en ella, para disfrutarla, sólo así dejaremos de sentir desasosiego.

Besos para tod@s!

noviembre 14, 2008 12:10 a. m.  
Blogger panterablanca dijo...

No sé si lo que voy a decir tiene que ver mucho con el post. No sé si lo he entendido mucho, y tampoco me apetece demasiado analizarlo. Antes analizaba mucho las cosas, las pensaba mucho, y no era demasiado feliz, ahora antes que pensarlas prefiero sentirlas, mi intuición se ha desarrollado y soy mucho más feliz. Me sumerjo en la vida. Vivo y siento. Siento y vivo.
Besos selváticos.

noviembre 14, 2008 1:26 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Arcángel, supongo que no podemos evitar la maldición de ser analíticos. Supongo que venía, a modo de regalo sorpresa, en la manzana de Eva.

Nos vemos en los bares!

noviembre 14, 2008 2:42 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lui, tu búsqueda es muy literaria. No es la misma que la de Pessoa, él bastante tenía con quedarse quieto. La tuya sería más proustiana, oliendo los campos de Combray, y todo eso (algún día tengo que hacerle otro post a Don Marcel).

Pero desconfía de las preguntas, mi querida Lui; en cuanto tienes todas las respuestas, siempre viene alguien y te cambia las preguntas.

Y ponme a mí también una copa de vino ¿no?

Salud y besos!

noviembre 14, 2008 2:42 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, todos somos náufragos que nos sentimos solos y necesitados de que alguien nos rescate de esta soledad. De eso va la canción de Police, sí.

Pessoa, para mí, es uno de los más grandes. No es un tipo fácil, pero cualquiera que le lea una vez puede leerle un millón de veces porque no se agota nunca. Sentir es vivir y vivir es sentir, porque no podemos conocer nada más allá de nuestros aislados sentimientos y, encima, sentirlos aislados de los sentimientos aislados de los otros. Es un poco lioso, sí, pero muy lúcido a mi modo de ver.

Besos!

noviembre 14, 2008 2:42 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Pantera, no hay mucho que entender. De alguna manera, lo que Pessoa dice acerca de nuestras emociones es que son imposibles de comunicar porque lo que hay al otro lado de nuestra piel es algo extraño y desconocido. Así, la comunicación de nuestras emociones con los demás es casi imposible. Pessoa dice, incluso, que es imposible comunicar que amamos porque no sabemos nunca lo que “amar” significa al otro lado de nuestra piel.

Besos saurios!

noviembre 14, 2008 2:42 a. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

Visto lo visto, yo vivo en un continuo desasosiego...
Pero bueno, creo firmemente que la vida (el hecho de vivir, de tirar para adelante) nos enseña poco a poco, y una de las cosas que yo he aprendido es que el pasado no hay que revivirlo, sino aprender de él, porque, para bien o para mal, no se puede sentir exactamente lo mismo que entonces, aunque nos empeñemos.

Un beso Nosu (K)

noviembre 14, 2008 8:45 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

La insoportable levedad de ser...

Hace poco leí que la gran rapidez con la que se consiguó triplicar la esperanza de vida de los humanos no ha permitido que nuestro cerebro se adapte a esta nueva "cantidad" de vida. Todos los conceptos existencialistas provendrían por tanto de la incapacidad de comprensión ante un tiempo que no gastamos en la mera supervivencia y reproducción.

Imagino que eso cambiará algún día, pero por ahora sólo nos queda el desasosiego.

noviembre 14, 2008 9:05 a. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Qué post mas cojonudo, Lagarto¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Sí, yo soy de las que firman ante notario, que todos los días hay que vivirlos como si fueran el último, y que traicionarnos a nosotros mismos, traicionar nuestras costumbres, ideales, hábitos, etc, es la puta evolución, dejar de ser los de antes, para ser otros nuevos mas grandes.
Entiendo perfectamente el desasosiego al que haces referencia, y que es el estado en el que uno ya no puede hacer nada frente a aquello que le está pasando, y que cual ente de otra dimensión, ve desde otra parte, no la real... y el conflicto que se genera, porque hay dos personas en un mismo cuerpo que hablan diferentes lenguajes.
Tengo ese libro, me lo recomendó Luzbell, se lo robé a mi hermano mayor, y tiene una lectura preciosa. Abras donde abras, parece que el libro comenzase de nuevo, y siempre hay verdades como templos, e ideas que invitan a reflexionar, a sacudirnos la capa de indiferencia que nos cubre, y chillar a los cuatro vientos, que hay que moverse, que hay que actuar, que hay que ser hoy, lo que soñamos ayer, y construir sueños nuevos para el día siguiente.
Precioso, de verdad.
Oye, el viernes que viene tengo juergón femenino, si puedes me dices algo y te apuntas con quien quieras, ya sabes... me gustaría ver a alguien conocido que tenemos en común, una majorra... Es en la latina, ya me dices.
Un beszo fuerte, aquí, la que ya no se conecta, pero no se olvida de los grandes majorros como tu. Ayer hablé mucho con Ana... está cojonuda, a ver si viene y nos montamos una cena.
Besazos, lascivos, si quieres¡

noviembre 14, 2008 9:59 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

Ayer, NoS., me toco el psicotécnico bianual de la empresa.
Estas palabras renacidas de Pessoa y la poesía filosófica con las que las complementas, me reafirman en lo que ayer pensé y en lo que pienso cada dos años ante la insidiosa batería de preguntas del dichos psicotécnico: nada como inventarse, imaginarse un perfil nuevo, recrear una personalidad nueva. No tanto para engañar a la empresa - que algo de ello hay - sino para reconocerse uno mismo en una persona distinta, tal vez mejor, tal vez más neurótica con el paso de los años, quizás más soñadora. En definitiva, que al hilo de tu discurso y el de Pessoa, me da por barruntar que no hay cosa más divertida en el mundo que inventarse perfiles nuevos en las aburridas prueba psicotécnicas con las que las empresas pretenden saber con quién se la están jugando. Una especie de "ratón que te pilla el gato". Lo único que puede suceder si uno se expone demasiado en estas aventuras de Pigmalión es que en el resultado te claven un NO APTO y tengas que repetir el test o lo que es peor, te acompañen a la puñetera calle.
Porque en esta sociedad los cambios se suceden atropelladamente. Lo que no significa que la sociedad acepte de buen grado renacer cada día, "renovarse o morir". Creo que la sociedad sigue siendo muy reaccionaria y siente pavor cuando el ave Fénix asoma su plumaje incandescente.
Tomo nota de la "revirginidad perpetua de la emoción" para aplicarla ya mismo y no aguardar otros dos años para reinventarme arteramente en un test psicotécnico, ¡Qué triste!

noviembre 14, 2008 11:56 a. m.  
Anonymous carrascus dijo...

...yo es que soy más bien de tapitas variadas...

noviembre 14, 2008 1:17 p. m.  
Blogger Carlos dijo...

La insignificacia del ser se magnifica en una sociedad individualista como la que ahora tenemos, se propugna o estila; debemos entender nuestra realidad para andar con los pies sobre el piso y no vivamos volando en la nada.

Saludos.

noviembre 14, 2008 5:56 p. m.  
Blogger Churra dijo...

Brindo por tomar raciones en los bares y bendito desasosiego estoy segura que no soportaria verme desde mis ojos ni un minuto.
(Y mas ahora que me tengo que ver continuamente desde que mi trabajo se recoge siempre en "soporte videografico ", un martirio.
Pessoa pensaba bien , pero pensaba demasiado .
Un abrazo

noviembre 14, 2008 7:34 p. m.  
Blogger melina dijo...

Pessoa genio total!
Muy buen post, muy buena cita.
Pessoa me hace acordar mucho a Aldo Oliva, poeta rosarino imperdible.
Hay una canción de Fito Paez que me viene a la mente cuando hablamos de expandirnos.. y esa sensación de ser disparado por la música a cualquier parte del mundo.. el tema Abre, del disco Abre, de Fito dice algo así "..abre sexos en tu piel.. se abre el mundo ante tus pies..".
Vuelo y no puedo parar de sonreir..

Abrazo poético!

noviembre 14, 2008 8:57 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Yo creo que me voy asilvestrando con los años. El análisis de mí misma me produce un vértigo nauseabundo y me vuelvo más salvaje y primitiva cada día.
Un amigo (también salvaje) dice que sólo vale la pena en la vida las tres conjugaciones: -AR -ER -IR.
¿Adivinas a qué se refiere?
Besos salvajes de Lula
(Muy bueno lo de "Sostiene Pessoa")

noviembre 14, 2008 9:19 p. m.  
Blogger Ayshane dijo...

Me ha encantado saber "que siempre estamos siendo"

besitos grandotres...

noviembre 14, 2008 9:20 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Lagarto, me encanta que hayas hablado de Pessoa. Es una debilidad. Leer a Pessoa es abrir una puerta al misterio de todo lo que nos rodea, al desconcierto de la vida y de vivir, a la contradicción de lo que somos o no somos o creemos ser. Nos aboca constantemente a la pregunta y a una frontera, a la difusa y frágil línea que separa realidad y sueño. Toda la escritura de Pessoa es aparentemente una contradicción, esa contradicción que anida en todo ser humano, porque todo depende del cristal con que se mire, del contexto, del estado de ánimo, del depende del momento...Porque -parafraseo-
"el color de las flores no es el mismo bajo el sol que cuando llega la noche, aunque quien mira ve bien que son las mismas flores"… Pessoa es un poeta que no se agota nunca, cada relectura es un nuevo descubrimiento.
"Que sé yo lo que seré, yo, que no sé lo que soy"...Nadie mejor que el portugués para mostrar lo poliédrico del ser humano, la necesidad de desdoblarse, de reinventarse cada día; en su caso no se sabe si por carencia, si porque su destino fue ser un hombre solitario y con un trabajo aburrido, o si él eligió esa forma de vida para poder sentir y vivirse o encontrarse y reconocerse en la escritura. Dice que el Arte "alivia" de la Vida -aunque no de vivir-, pero también la Vida, monótona y rutinaria, que le aleja de la constante pregunta y de la búsqueda de la "verdad", es un escape. En la Calle de los Doradores tenía sus dos casas: "la casa de los sueños" –el pìso donde vivía y escribía-, y "la casa de la Vida" –la oficina donde trabajaba- . Cada una de ellas le era necesaria, como si equilibrasen la balanza de su existencia.
En "Tabaquería", para mí uno de los poemas más hermosos del siglo XX, después de un montón de elucubraciones metafísicas, Pessoa vuelve a la realidad y dice tener la conciencia de que "la metafísica es la consecuencia de una indisposición". Pero concluye el poema diciendo que sin ella "el universo se reconstruye sin ideal ni esperanza". Leer a Pessoa es un feliz desasosiego.
Y sí, Lagarto, somos gerundio, tiempo en movimiento: siempre aprendiendo a vivir y aprehendiendo la vida. Me he emocionado y todo:)Un abrazotote
Ah, de acuerdo con Lula: te quedo redondo lo de "Sostiene Pessoa", recordé las omelettes de Pereira, jajaja
D. Shandy

noviembre 15, 2008 12:41 a. m.  
Blogger Roberto dijo...

Querido compañero, brillante post, como nos tienes acostumbrados!

Pessoa es un marciano, un extraterrestre que escribe como un dios antediluviano, y parte de todo eso, es un filósofo de los pies a la cabeza. Su verdad a veces acojona...

un abrazo!

noviembre 15, 2008 11:26 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dalila, más o menos lo mismo decía tu querido Sabina con eso de:

En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver.

De alguna manera la literatura siempre está hablando de las mismas cosas. Pessoa le pone la poesía a lo que todos intuimos ya de alguna manera.

Besos!

noviembre 15, 2008 12:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Nausicaa, planteas un tema muy interesante. También dicen que ese exceso de vida no planificada biológicamente es lo que nos lanza a la búsqueda de la felicidad, una aventura jamás planteada antes del siglo XX. Todos los primates, excepto los humanos, mueren al alcanzar la menopausia. Ahora, ¿qué hacemos y para qué? Ah, terrible pregunta, sí :)


Tremends, ojala sólo hubiera dos Yo dentro de cada uno. Yo creo que hay muchos Yo, en todo caso, y normalmente en contradicción, como el propio Libro del Desasosiego. Dice el mismo Pessoa en otro epígrafe (373) “¿quién soy yo para mí? Sólo una sensación mía”. No sé si estaré en Madrid el viernes que viene, pero tendré en cuenta La Latina. Besos!

noviembre 15, 2008 12:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, a veces pienso que los que tendrían que pasar psicotécnicos son las propias empresas, cuyo comportamiento habitual es bastante neurótico. Para Pessoa la vida es un teatro, y en esa falsedad nos movemos. No, no creo que Pessoa pasara esos tests de empresa :)



Carrascus, gran invento el de las tapas. No sé si la ONU tiene en cuenta las tapas para medir la calidad de vida de las distintas regiones, pero debería hacerlo. Si yo tuviera que mudarme a otra ciudad, el nivel de las tapas sería uno de los aspectos que tendría en cuenta. Así que Sevilla podría valer, ya lo creo ;)

noviembre 15, 2008 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carlos, Pessoa, en su convaleciente individualidad, llega a decir que el sueño es más real que el propio suelo que pisamos. Cuando él se entiende a sí mismo en su individualidad no lo hace como proyecto social, sino como distancia con el mundo:

“La vida es un viaje experimental, hecho involuntariamente. Es un viaje del espíritu a través de la materia y, como es el espíritu el que viaja, es en é donde se vive. Hay, por eso, almas contemplativas que han vivido más intensa, más extensa, más tumultuosamente que otras que han vivido externas. Lo que se ha sentido ha sido lo que se ha vivido. Nunca se ha vivido tanto como cuando se ha pensado mucho.”

Saludos!

noviembre 15, 2008 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Churra, sería aterrador vernos a nosotros mismos actuar en el teatro de la vida. A mí me pasaría como cuando me veo en los videos caseros de bodas y bautizos: que no nos reconocemos, que nos sentimos distantes a nosotros mismos. A veces pienso, como Pessoa, que el espejo es un invento diabólico. Así que eso de verse en esos “soportes videográficos” debe ser una experiencia existencial terrible ;)


Melina, tienes muy buen gusto literario, siempre lo he pensado. No conozco a Aldo Oliva, pero si me lo recomiendas tú ya tengo referencias suficientes. Creo que los de Sabina ya nos hemos reconciliado con Fito Paez, así que le escucharé esta mañana, que hace mucho que no lo hago :P Abrazos!

noviembre 15, 2008 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, yo soy un ser absolutamente primario también. Me quedo con las conjugaciones verbales de tu salvaje amigo, sin duda. Eso sí, un poco de angustia y desasosiego ayuda a que -ar, -er e –ir no nos deje demasiada barriga. :P Besos!


Ayshane, esa es la esencia más importante de todas, a mi modo de ver. No es fácil de explicar, pero el tiempo es consustancial al hecho de ser. Y a veces nos olvidamos de eso con mucha facilidad. Besos!

noviembre 15, 2008 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dama Shandy, veo que también eres una experta en Pessoa. Qué bien. Explicas muy bien lo que es la poesía de Pessoa. Si lo llego a saber, te encargo a ti el post ;)

Me pasa como a ti. No se me agota nunca Pessoa y me gusta, de vez en cuando, abrir el libro por cualquier página aleatoria y leer. Enseguida me engancho y me hace pensar y sentir. Eso es lo que pasó el otro día y dio logar a este post.

Lo de “sostiene Pessoa” era un guiño, claro, a Tabucchi y su novela “Sostiene Pereira”, que no es que beba, es que se emborracha de Pessoa.

noviembre 15, 2008 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gracias por tus palabras, Roberto.

Pero supongo que lo “extraterrestre” de Pessoa no es que nos hable desde Marte, sino que lo hace desde dentro de propio ser, a más distancia de la superficie de la Tierra que el planeta Marte.

Salud!

noviembre 15, 2008 12:03 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Desasosiego me ha entrado a mí al ver hoy como Pedro J. reparte la música del Boss como si se tratara de un curso de inglés.

noviembre 15, 2008 2:49 p. m.  
Blogger dany dijo...

me dejaste perpleja con lo que publicaste..realmente me dejo cuestinando algunas cosas..

noviembre 15, 2008 10:40 p. m.  
Blogger Aprendiza de risas dijo...

¿Sabes Lagartijo?
Demasiados pensamientos juntos y difíciles para que se alojen todo juntitos en tu mente.
Estoy en otro punto diametralmente opuesto a esto, precisamente el de controlar mi pensamiento, frenar los que no me interesan y pasar a otra cosa mariposa cuando me ataca uno de ellos.
Así que la profunda levedad del ser de Pessoa en estos momentos me toca los cojones, por decirlo rápido y con contundencia.
No vaya a ser que me coma la cabeza más de lo que vengo haciendo en los últimos tiempos...

Besos cacho lagarto,

noviembre 16, 2008 3:38 a. m.  
Blogger Divina nena dijo...

"Es la lúcida certeza del aburrimiento de la vida" Con esto me quedo Lagarto, me gusta tu discernimiento sobre el desasosiego, lo que lo provoca, hacia donde nos lleva... y como luchamos por buscarnos un ratito de paz, de tranquilidad, un lugar donde no tengamos que vernos con nuestros propios ojos. Sigamos pidiendo raciones en los bares.
Besos desde el sur

noviembre 16, 2008 11:16 a. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Pessoa es maravilloso y ese libro en particular conmueve hasta lo más profundo.

noviembre 16, 2008 12:34 p. m.  
Blogger Dédalus dijo...

Me ha gustado tu reflexión, Nosurrender, precedida de esa magnífica cita de Pessoa. Comparto cuanto ambos señaláis, cada uno a su modo.
Tocante a tu entrada, una vez escribí que "frecuentemente caigo en la cuenta de que tengo que cambiar, para seguir siendo yo mismo."

Saludos.

noviembre 16, 2008 5:17 p. m.  
Blogger Laluz dijo...

Llegué aquí a través de otro blog y me encontré con algunos pensamientos que me rondan hace un tiempo, muy "bellamente" plasmados.
Me gustó mucho leer esto.
Vuelvo

noviembre 16, 2008 8:49 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

Me gusta leer tus reflexiones. Esta entrada me ha gustado especialmente. Creo que Pessoa tiene razón cuando dice que es un don de la naturaleza no poder vernos la cara; esta bien descubrirse, verse como por primera vez, frente al espejo o en un video de boda.

noviembre 17, 2008 1:33 p. m.  
Blogger Margot dijo...

A mí es que me desasosiega casi todo y para colmo últimamente he perdido las lentillas y ya ni ver hacia fuera puedo...

Por eso tomo tapas y cervecitas con cara de pasmo. Lo importante es el hecho, no el pasmo, me digo, y pido otra sonriendo al camarero. Rodeada de pensamientos ajenos cual ácaros ebrios.

Besote de mi alter ego!

noviembre 17, 2008 2:01 p. m.  
Blogger bank dijo...

ay, hijo, qué desasosiego me ha entrado con este post, voy a por un martini
bank

noviembre 17, 2008 5:44 p. m.  
Anonymous Lula Fortune dijo...

¿Qué dices? he leído que -AR consigue quemar 300 calorías cada vez.:D

noviembre 17, 2008 8:41 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef dijo...

Pessoa, gran poeta del alma. Y tú lagarto, interpretas el románticismo y racionalismo que encierran sus palabras captando su desasosiego y su impresión sobre lo transitorio de nuestro estado de conciencia y de ser en la vida. Somos lo que no somos y ni siquiera lo sabemos... Un saludo!

noviembre 17, 2008 9:19 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

Mucho que aprender leyendo a Pessoa-
eso de "que la naturaleza nos ha concedido el don de no poder vernos la cara, de no poder ver nuestros ojos que ven" me llega al alma.

Saludos.

noviembre 17, 2008 9:29 p. m.  
Blogger Tesa dijo...

Qué interesante.
Yo había titulado así un post hace unos días y he sonreído al encontrarme con tu título, por la casualidad.
Nada que ver el contenido, claro.
:)

noviembre 17, 2008 10:37 p. m.  
Blogger Tormento dijo...

Vivir cada día como si fuera el último.

Y disfrutar de estrenarlo, que es nuevo.
Y no dejarse nada por hacer, nada de lo que nos llene, nos entusiasme y nos alegre.
De currar también, pero eso por obligación, cagonlabicicletalobispo.

Cuídate, y gracias por aquella recomendación de los saltitos... no quisiera cortarte el rollo, pero no vuelvas a recomendar nada ni parecido, por lo menos no en modo presencial, no sea que te lleves una galleta tamaño Fontaneda Digestive :P
Besos, hermoso.

noviembre 17, 2008 11:06 p. m.  
Blogger EL INSTIGADOR dijo...

La blogosfera hace extraños que me sorprenden. Cuando crees que tu círculo se cierra, aparece un tipo como tú que me descubre una sensibilidad y una escritura de mucho nivel.

Tenemos estilos diferentes. Todavía me pregunto qué viste en lo mío para poner el comentario.

Saludos.

noviembre 17, 2008 11:58 p. m.  
Blogger Bolero dijo...

Hace mucho tiempo me di cuenta que no soy lo que veo en el espejo
Sólo veo lo que quiero ver, según como esté
hace tiempo dejé de pensar en el espejo como un enemigo, ni yan qsiquiera como un amigo, más bien como un conocido, q de vez en cuando te dice q mona eres otros no está mal y los más anda y cambiate
Por eso a los conocidos no hay q hacerles mucho caso, a los amigos de vez en cuando y al enemigo siempre.

Amigo nosurrender es imposible verse, pq nuestra imagen cambia continuamente, pq hoy respondo a un estímulo de una forma, mañana de otra, eso es la maravilla de la vida, tener la capacidad de adoptación de respuesta, no ser quien eres y serlo

Pessoa dice tantas cosas q realmente asusta, es verse en las palabras, te hacen pensar, no, mas bien te hacen sentir.

No se puede amanecer queriendo tenerlo todo bajo control, pq entonces no sientes ( recuerdas aquel post tuyo de sentir q estoy vivo??), entonces simplemente te estás preparando para el tédio, para el más absoluto de los escondites, para una muerte anunciada.

El ser es insoportable ( Kundera fue magnifico en este libro), el ser repetitivo, el ser q no se da una tregua en su mirada, ese ser no siente, sobrevive
y YO AMIGO MIO SIENTO
pq para vivir siempre hay tiempo

muakkkkkkkkkkkkkkkkkk

pd q bien lo haces joio

muakkkkkkkkkkkkkk

noviembre 18, 2008 9:42 a. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Bolero, no hables de Kundera y su Insoportable levedad del ser, porque se me revuelven las entrañas... mi libro favorito... brutal, enorme, releido por lo menos 5 veces... ufffff, la hostia.
Lagarto, que este viernes, si estás por aquí, te pasas a tomar algo, seremos muchas titis, noman... ya sabes, en fin, tu me vas contando.
Un besazo¡

noviembre 18, 2008 10:05 a. m.  
Blogger atikus dijo...

Ferpectamente!!, conocerse a uno mismo es misión imposible, pero a tomar unas raciones llego e incluso pagarlas siempre que no se trate de angulas, tampoco sé a que saben y es que como decía el poeta, "Lo natural es lo agradable", así que "marchando unas bravas!!!!"

saludos

noviembre 18, 2008 1:40 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me ha encantado lo de que sentir hoy lo mismo que ayer es recordar. Yo creo que estamos cambiando continuamente y yo el desasosiego lo siento cuando no cambio al ritmo de lo que me rodea (o los que me rodean). No sé, entro en un estado de oposición/rencor al cambio que me consume demasiada energía. Pero si miro atras y veo que no queda nada de lo que había, ni siquiera yo, la verdad es que lo hago tranquila.
Por cierto, que me gusta mucho como lo que dice Pessoa, pero anda que Dylan..

Ch

noviembre 18, 2008 9:15 p. m.  
Blogger MK dijo...

Caray , leerte a Pessoa en Noviembre, qué corajudo , chavalote...y ya te digo si encima me haces revisar esos viejos vídeos caseros.
Mejor vamos a por lo de las raciones.La tuya de pulpo , no?.

Lula , -ar? , dejame que piense ...300 calorias cada vez? ,así , haciendo un barrido por mis actividades cotidianas ,digo yo que fregar no será , ni planchar , mucho menos dibujar , ni cocinar ...ah!! , hombre , caminAr...!
No había caido.

noviembre 19, 2008 3:38 p. m.  
Anonymous Lula Fortune dijo...

Ja, ja, ja... frío, frío MK ¿o debería decir caliente?

noviembre 19, 2008 6:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Brisuón, yo tengo el Born To Run por triplicado (vinilo, cd y edición especial 30 adniversario). Así que no tuve que hacer el esfuerzo de comprar El Mundo el domingo. Pero, desde luego, poder comprar el mejor disco de rock de toda la historia por 30 céntimos no es mala cosa. Me alegro por los que lo hayan comprado, y espero que no hayan hecho mucho caso de las editoriales alucinógenas de Pedro Jota en su periódico.




Dany, es muy bueno cuestionarse cosas. Es lo mejor para sentirse vivo. Nunca tengas respuestas, quédate sólo preguntas, que es lo interesante ;)

noviembre 19, 2008 7:14 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Aprendiza, me parece muy bien tu actitud hedonista, sí. Pero, cuidado, a veces nos estresa más huir que afrontar las cosas. Como dicen los americanos “you can run but you can't hide”. ¡Besos!



Divina nena, el aburrimiento es una de las experiencias filosóficas más trascendentes que existen. Nos hace conscientes de la inutilidad de la vida y de lo extraño a nosotros que es este mundo. Seguiremos buscando ese sitio, sí. “Tramps like us, baby, we were born to run” que decía Springsteen. ¡Besos!

noviembre 19, 2008 7:14 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sintagma, es tan bueno que marea, sí. Pero Pessoa no inventa nada: es sólo es el médium entre nosotros y nuestros propios temores.



Claro, dédalus. Todo cambia, es inevitable. Y tenemos que movernos mucho para mantener la misma sensación de “no cambio”. Saludos, y gracias por pasarte por aquí!

noviembre 19, 2008 7:15 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Laluz, me gustan estos ciberviajes que acaban tan cerca de nosotros mismos. Gracias por pasarte por aquí, y vuelve cuando quieras!



Raquel, a mí siempre me asusta verme en un video de ésos. Porque no me reconozco. Porque, desde dentro de mí, tengo una imagen de mí en el mundo distinta. Y, viendo esos vídeos, me acabo dando cuenta de que mi “ser en el mundo” me es completamente desconocido. Pessoa diría que “yo no soy yo”, o algo así :)

noviembre 19, 2008 7:15 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, lo importante siempre es la cerveza, claro que sí. Y ya me está apeteciendo una, que estoy fuera de Madrid, de viaje de trabajo, y aquí se come demasiado pronto.



Bank, un martini siempre sienta bien. Hasta el tercero por lo menos, todo va bien :P ¡salud!

noviembre 19, 2008 7:15 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula ¿300 calorías? Creo que últimamente me sobra algún kilo. Voy a echar cuentas ;)


Claro, Moderato. Y no sólo no lo sabemos, sino que nunca podremos saberlo mientras no hayamos muerto, que es lo único necesario. Como decía Heidegger, somos un ser para la muerte. Algo así. Salud!

noviembre 19, 2008 7:16 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, es impresionante esa sensación ¿verdad? Pessoa era un genio, sin duda. Saludos!


Ya te he visto, Tesa ;) Bueno, la palabra “desasosiego” no pertenece a Pessoa, así que tiene muchas aproximaciones, claro. Pero la extrañeza existencial que se siente en los hoteles en viajes de trabajo (como estoy yo ahora) se siente de manera muy Pessoa. Por eso puse como película El turista accidental.

noviembre 19, 2008 7:16 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Deberíamos vivir como si cada día fuera el último, sí. Pero tampoco nos gastemos todo el sueldo del mes el día 1, eh.¡ Todo tiene su equilibrio! Lo de los saltitos era una broma tonta, claro :P Besos!


Gracias por tus palabras, instigador. Me interesa mucho la música y me interesa más aún la literatura de la música, eso me interesó de tu blog. Yo escribí una serie de cuentos, hace unos años, sobre un músico de jazz a quien llamé Charlie. Creo que en este blog publiqué un par de ellos.

noviembre 19, 2008 7:16 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bolero, decía Pessoa que es una bendición el no poder vernos. Y que el tipo que inventó el espejo era poco menos que un enviado por el Demonio para destrozarnos la vida. Tienes razón, no podemos tener nada bajo control. Ante el amanecer sólo podemos pasmarnos. Besos!



Tremends, con lo que dices del libro de Kundera me estaba acordando de un concurso en televisión que presentaba Constantino -Dart Vader- Romero hace al menos veinte años; “El tiempo es oro”. Me estaban ganas de decir “¡tema!” :P No estaré aún en Madrid el viernes, nos veremos otro día entonces. Besos!

noviembre 19, 2008 7:16 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, unas bravas están muy bien. Para pedir una ración de angulas, antes hay que pedir un crédito. Y con la crisis financiera, no creo que nos lo diesen a nosotros :) Y unas cañas con las bravas ¿no? Salud!



Ch, ya descubrió Einstein que lo que llamamos movimiento en el espacio-tiempo es relativo y depende de nuestro propio movimiento. O algo así. Dylan es un genio, sí. Lo que he puesto arriba es un verso de su canción “It's alright Ma (I'm only bleeding)”, toda ella es maravillosa. Salud!

noviembre 19, 2008 7:17 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mk, la mía de pulpo, sí. Qué bien me conoces ;) Caminar está bien, pero sigue probando combinaciones, eh :P Besos!


Lula, da más pistas! :P

noviembre 19, 2008 7:17 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Ok, nos vemos otro día, lo del concurso... en fin... una tiene sus días tarados, o sus momentos de volver al mismo libro mil veces porque sabe que ha llegado el momento de entender ciertas cosas que antes tan sólo intuía...
Besazos, pon el día, que yo pongo el garito¡

noviembre 20, 2008 2:05 a. m.  
Anonymous Lula Fortune dijo...

A buen entendedor...
-IR: reir
-ER: comer
-AR: ............

noviembre 20, 2008 4:48 p. m.  
Blogger MK dijo...

...Bueno , vale , ..que tonta..
Trabaj-AR..!!!?
Pero Lula , mujer , podrías haber pensado en algo más alegre y placentero...!!.
Algo como ....ar!

noviembre 21, 2008 12:47 p. m.  
Anonymous ella dijo...

Por suerte, nunca llegaremos a saber lo que realmente somos. Si lo supiéramos no escribiríamos ni pintaríamos ni tocaríamos el piano.

Besos orgiásticos

noviembre 21, 2008 4:05 p. m.  
Anonymous LUla Fortune dijo...

Es que me refiero a .....-AR y no a Trabaj-AR. Es que hay que explicarlo todo, jolín!

noviembre 21, 2008 5:52 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Está muy bien tener un “Tema”, Tremends. Yo también los tengo, y siepre e gusta recurrir a ellos. Nos vemos, sí. Besos!


Lula, MK, me recuerda lo de la mili: “Fiiirmes!!! Ar!!!” ¿no os referiréis a eso? :P

noviembre 21, 2008 11:09 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Muy interesante, Ella. Pero ¿realmente llegamos a saber lo que somos por nuestras obras?

Freud estaría encantado con esta conversación, ya sabes que desarrolló toda una teoría acerca de la fase anal de los niños y su necesidad, ya desde entonces, de crear algo por sí mismos. Freud se refería a las heces, pero viendo ciertas cosas que algún tipo publica por ahí, no veo mucha diferencia. ¡y lo que venden, encima!

Besos lascivos!

noviembre 21, 2008 11:10 p. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Exacto! Nadie siente las cosas de igual manera, por eso en el fondo, siempre estamos solos.
Besos felinos.

noviembre 24, 2008 1:45 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home