martes, junio 09, 2009

Anatomía del realismo


Desde lo alto de la litera superior, bajo la rejilla de lagarto, Conrad suspiró, apoyó la espalda contra la pared e intentó una vez más leer su libro, a pesar de que había sido una decepción tremenda. En realidad no era “El juego de los estoicos”, del fabuloso y entretenido Lucius Tombs. Se titulaba sencillamente “Los estoicos” y en la portada decía “las obras completas existentes de Epicteto, Marco Aurelio y Zenón”. ¡No se lo podía creer! ¡La librería le había mandado el libro equivocado! ¿Cómo podía el destino darle tanto la espalda?

Tom Wolfe, Todo un hombre.





Decía Philip Roth que ningún novelista puede imaginar nada tan extraordinario como lo que se lee en los diarios. Pedro Almodovar decía algo parecido cuando confesó que muchas de sus exageradas historias habían salido de simples recortes de prensa. A mí me da por pensar que el fenómeno se retroalimenta, y que la realidad imita a la literatura porque está hambrienta de referencias.

La buena literatura es una medicina, y hay libros que son lecciones de anatomía del realismo.

La anatomía social de los tiempos de crisis económica que ahora vivimos se escribió hace ya diez años en Estados Unidos. Se llama Todo un hombre y su autor es Tom Wolfe. Una novela divertidísima que nos congela la sonrisa en cuanto empezamos a preguntarnos, de verdad, de qué nos estamos riendo. Si la Hoguera de las vanidades desnudaba las miserias de una sociedad en opulencia, Todo un hombre nos cuenta qué pasa cuando el viento derriba los castillos de naipes sobre los que construimos nuestra autoestima y nuestra escalera hacia la felicidad.


Charlie Croker es un constructor multimillonario a quien la caída de los precios de la vivienda le ha pillado con un crédito que no puede afrontar y debe asumir la inminente ruina que cambiará toda su vida.

Fareek Fanon es una promesa del fútbol americano a quien la fama le persigue y le domina. Una falsa acusación de violación está a punto de acabar con su futuro cuando apenas tiene veinte años.

Roger "Blanco al cuadrado" es un joven abogado que proviene de una clase social baja y que va a quedar fascinado por la púrpura del poder político.

Wesley Jordan es un alcalde progresista dispuesto a renunciar a todos sus principios con tal de permanecer en el poder, ya que sólo estando en el poder –piensa- podrá llevar sus principios a la acción política.

Martha Croker, ex esposa de Charlie, se da cuenta de que ha llegado a una edad en la que ninguno de los encantos que la auparon en la vida ha permanecido.

Raymond Peepgass, abogado del banco al que Crocker debe toda su fortuna, necesita recuperarse de la ruina que le ha causado una demanda de divorcio junto con otra de paternidad con la que no contaba y que ha conseguido exprimirlo definitivamente.

Conrad Hensley es un obrero en una de las empresas de Charlie Croker, que queda en el paro tras la política de despidos que ha decidido Croker para intentar salir del paso. Pagará con su miseria el precio de haber sido honrado toda su vida.

Epicteto fue un filósofo estoico que vivió como esclavo en Roma durante toda su juventud. Entre sus disertaciones se encuentra ésta: “Lo único insoportable para el ser racional es lo irracional, pero lo razonable se puede soportar. Para juzgar lo razonable y lo irracional cada uno de nosotros nos servimos no sólo del valor de las cosas externas, sino también del valor de nuestra dignidad personal. Eres tú quien te conoces a ti mismo, quien sabe cuánto vales para ti mismo y en cuánto te vendes; cada uno se vende por un precio.”



Con estos personajes, entre otros muchos, Wolfe nos muestra el espejo de la sociedad de ambiciones vacías que hemos creado y en la que aspiramos que crezcan nuestros hijos. Una buena lectura para los tiempos que corren, unos tiempos en los que, en plena crisis sistémica del capitalismo, la derecha liberal aumenta aún más su presencia en el Parlamento Europeo. Unos tiempos en los que un país con la tradición cultural y humanista de Italia vota en masa a un personaje como Silvio Berlusconi.






Un libro para los modernos estoicos: La montaña mágica, de Thomas Mann

Una canción para los modernos estoicos: Everybody knows, de Leonard Cohen

Una película para los modernos estoicos: Gladiator, de Ridley Scott

.

57 Comments:

Blogger Gilda dijo...

Yo no puedo entender cómo hay gente que, aún hoy, elige a Berlusconi.
Luego recuerdo que nosotros elegimos dos veces a Carlos Menem, que es como Berlusconi pero con menos plata.
Y los ciudadanos de Buenos Aires Capital eligieron a Mauricio Macri, que es como Menem pero más joven y lindo.
Y temo que en las elecciones del 28 de junio elijan a Francisco de Narváez, que es como Macri pero con menos talento para disimular su mirada de psicópata.

Creo que elegimos la sensación de prosperidad, la promesa, y lo elegimos aún cuando sabemos que no se podrá cumplir.

junio 09, 2009 9:38 p. m.  
Blogger Maritoñi dijo...

Lo de Berlusconi no me entra en la cabeza.

Claro, que si yo he llegado al gobierno, cualquiera puede hacerlo, digo yo.

Besos con azúcar glasé.

junio 09, 2009 10:04 p. m.  
Blogger RBC dijo...

El poder de la seducción, de la palabra, de los gestos, de lo visible...tantas formas de envolver a las personas y donde en algunos casos, el más débil,el más frágil y vulnerable termina subyugado frente al poder del otro.

"No hay nada nuevo bajo el sol"

Te envio saludoss

junio 09, 2009 10:20 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Tremenda la patanería que nos invade...

junio 09, 2009 10:59 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Me gustaría pensar que la "masa" que votó a Berlusconi ha sido un poco menos "masa". La candidata Serrachiani de la que hice un post no hace mucho, ha arrasado en su provincia. Una gota en el océano, ya sé, ya sé,
También aquí en España, una plaza de toros hasta los topes aclamaba a Camps no hace mucho.
Como decía Alberti: "yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos".
Salud, camarada Lagarto.

junio 09, 2009 11:24 p. m.  
Blogger petitapetitesa dijo...

Joder que asco…que asco…

junio 10, 2009 1:14 a. m.  
Blogger malbicho dijo...

una reflexión muy oportuna, aunque, por otra parte, siempre es tiempo ya que siempre hay un sinsentido en las elecciones populares

me llevo todas tus recomendaciones a la cabecera de mi cama

junio 10, 2009 4:12 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Me pregunto que es lo que mueve a pueblos enteros a votar a gente reconocida mundialmente como incompetentes, delincuentes y amorales sinverguenzas. Eso debería ser objeto de estudio, quizás ante la confirmación de la locura q conlleva se tomaría conciencia del problema, pero quizás no tenga arreglo, y eso es tristísimo...

junio 10, 2009 10:20 a. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

¡Qué curioso, NoS., ayer precisamente un chico en el metro estaba leyendo este libro aguantando las carcajadas! y yo me preguntaba por qué no daba rienda suelta al humor desternillante que propicia en todo lector el gran Tom Wolfe, "El Balzac de Park Avenue".
Leí "La hoguera de vanidades" y "La izquierda exquista". Ayer al ver al chico leer con tanta fruición, me entraron irrefenables ganas de leer "Todo un hombre". Me fijo mucho en lo que lee la gente en el metro. Es un ejercicio de nivel de cultura general y dependiendo la cara que ponen los lectores metropolitanos imagino si el libro merece la pena o no. Algunos se desnucan y se quedan literalemnte dormidos sobre sus páginas abiertas, juasjuas. Nada como el metro de Madrid para saber si un libro tendrá o no aceptación y disfrutará del clamor popular.

os obsequio unas frases magistrales de Marco Aurelio:

"La perfección de las costumbres consiste en vivir cada día como si fuera el último."


"El verdadero modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele."

"No lo hagas, si no conviene; no lo digas, si no es verdad."

Besotísimos

junio 10, 2009 11:08 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Leí el libro de Woolf hace tiempo y eso, me reí dándome "susto" al preguntarme de qué narices me reía...

No sé, lo de Berlusconi no me extraña, no del todo, es tan típico, tampoco es para rasgarse las vestiduras desde aquí: nosotros tenemos a los Fabras y toda una trama de todo vale y nadie paga, digamos que en un estadio anterior a esa misma indecencia. Yo lo llamaría algo así como el desalojo de la dignidad a favor de la chulería y la prepotencia. No hay nada mejor que despreciar al electorado como para que éste te dé la patita como cualquier chucho humillado...

Ummm valores extraños éstos, no? pero ya se sabe, a quién no le gustaría ser tan machote y tener tanto poder como para tirarse a lindas jovencitas? quién no quiere enriquecerse sea como sea y justifica el "acaso tú no lo harías si pudieras"?

Les señalamos con el dedo pero no son más que la expresión de una forma de hacer generalizada.

Y los estoicos hoy día serían señalados como antisistema, fijo! pobres...

Besos desde mi barril, tarareando al Cohen.

junio 10, 2009 11:16 a. m.  
Blogger atikus dijo...

Si es que a la peña se la puede manipular muy fácilmente, más en época de crisis, o es que no ha ganado el PP aqui ahora...pero la historia ya nos aviso de estas cosas, con Bush ...y con cositas mucho perores o no llegó al poder Hitler a través de la democracia?...claro que eliminando a sus adversarios poco a poco y a lo Nazi como en la noche de los cuchillos largos, pues eso ahora lo hacen con medios mas modernos, usando medios de comunicación, Berlusconi en Italia...estaba pensando en Telemadrid...y no digo nada eh!!!

Saluti a tuti ;)

junio 10, 2009 12:19 p. m.  
Blogger kamala dijo...

La tradición humanista y cultural italiana, a pesar de su trascendencia, fue un movimiento minoritario... y en la democracia es la mayoría la que manda, y al poder le interesa que la mayoría siga, como el Quattrecento, sin cultura ni criterio, y el poder, como su propio nombre indica, es poderoso y suele salirse con la suya.

Conste que solo es una explicación racional a que en Italia arrase Berlusconi, para que podamos soportarlo, porque hay que vivir, a pesar de todo.

Interesantísima cuestión la del realismo y su relación con la realidad. Es realista no aquello que se parece a la realidad, sino a la idea que nosotros tenemos de como deben (o suelen) ser las cosas en la realidad. Ya lo dijo Cervantes en el Quijote (que es todo un tratado sobre esta cuestión, entre otras): "Hanse de casar las fábulas mentirosas con la mente de los que las leyeren".

Y luego, además, relacionando realismo y realidad, está la espinosa, resbaladiza y apasionante cuestión de qué es la realidad, que es lo real, y etc., etc., etc... Pero me temo que este no es ni el momento ni el lugar.

Salud y estoicismo

junio 10, 2009 3:33 p. m.  
Blogger Divina nena dijo...

Me entristece ver que de momento la cosa no cambia, de personajes pisoteadores estamos rodeados, pero las niñas quieren ir a Gran Hermano o tirarse a un personaje como Berlusconi para salir en TV, los tipos como el que comen basura y un bajo sueldo lo consideran el puto amo, y si seguimos... me entristeceré aún más.
Como siempre, muy bien enlazada la entrada, y la de Cohen,bueno a mi Cohen siempre me da que pensar, me encanta.
Besos de la nena

junio 10, 2009 3:55 p. m.  
Blogger tu dijo...

Creo que actualmente prefiero leer a Mortadelo y Filemón, porque estoy ya de las crisis hasta las narices.

Prefiero la evasión (mientras pueda)

junio 10, 2009 5:29 p. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Cuando el individuo se convierte en parte de la masa, se descerebra. Aunque tampoco hay muchos individuos en general, que sea como para lanzar las campanas al vuelo. Entonces, me pregunto: ¿la masa descerebra al individuo, o los individuos hacen una masa descerebrada? ESto parece lo de la gallina y el huevo.
Yo aluciné mucho con las pasadas elecciones, y me preguntaba cómo podía ser que en Europa se haya apostado por dar el triunfo a la derecha. ESo seguro que supondrá un recorte en las libertades sociales (aún más). Vamos mal.
Besos selváticos.

junio 10, 2009 6:46 p. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Berlusconi sintoniza con el populacho mal que nos pese, que cuando va a votar solo piensa en que a su vecino del bando rival hay que restregarle bien la derrota al día siguiente.
Por otra parte, yo no sé en tu colegio, pero en el mío el delegado de curso siempre era el más ligón, el más payasete, y el más gamberro.
(Ha de ser alguien también a quien poder tirarle pelotazos a la cara sin que se le quite la sonrisa de oreja a oreja, eso es muy importante...)
Saludos, colega. Gran post.

junio 10, 2009 7:35 p. m.  
Blogger eSadElBlOg dijo...

Aquí tambien se ha votado a personajes de la calaña de Berlusconni en muchos municipios, y creo que la cosa irá a peor ya que los personajes "de éxito" O "populares" entre la sociedad lo son en general por su parte más frívola.

junio 10, 2009 9:30 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

Buen libro este de Tom Wolfe, y las fotos acompañan bien el texto de Cohen. Lo que no tiene explicación es que un hortera esté gobernando un país como Italia.

Mamma Mia!

Saludos.

junio 10, 2009 10:07 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Lástima que sea poco prolífico, Tom Wolfe es un autor muy aprovechable. También me gustó su última obra Soy Charlotte Simmons,

Saludos

junio 10, 2009 10:14 p. m.  
Anonymous ana dijo...

Como siempre es un placer entrar en tu laberinto.

Me quedo con este párrafo de Tom Wolfe: "Para juzgar lo razonable y lo irracional cada uno de nosotros nos servimos no sólo del valor de las cosas externas, sino también del valor de nuestra dignidad personal".

Todos tenemos un precio.



También me he parado en esta frase tuya: "...en plena crisis sistémica del capitalismo, la derecha liberal aumenta aún más su presencia en el Parlamento Europeo".

Y me pregunto, ¿aquí?, ¿quién lleva el barco???
(...)
Yo tengo una sensación enorme de hundimiento... no sé... a lo mejor sólo es mi cabeza. A lo mejor es mi sistema límbico el que falla y todo está genial. Sólo soy yo la desequilibrada.

Las libertades sociales, los pilares que consiguen el ejercicio de la libertad de cada individuo (fundamentales son la educación y la sanidad, su gratuidad, el acceso a ellas totalmente libre y gratuito) tienen un coste económico, nada sale de la nada... si no se crea riqueza social, vamos dados. Si no somos capaces de generar empleo, nuestras libertades sociales se van al garete... no habrá de dónde sacar.
Y me pregunto si la respuesta del por qué ese giro hacia la derecha quizá se pudiera encontrar en la gestión de algunos gobiernos de izquierdas... y mira si habría para debatir.

Personalmente he vivido ante incoherencias absolutas... gente de izquierdas que se pondría endemoniada si nos congelasen los sueldos... y digo yo... ¿no debemos apretarnos un poco el cinturón para poder colaborar con el sustento de las ayudas sociales?. ¿Qué hay de esa solidaridad de la que es garante el socialismo?

(...)

Y pienso.

Un mundo de locos.
Capitalismo voraz, elitista y cruel.
Y socialismo de boquilla que sólo apunta a su propio ombligo.

(...)

Como siempre, es un auténtico aprendizaje leerte.

Y Leonar Cohen... absoluto.

Saludos.

(...)

junio 10, 2009 11:29 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

¿Es suyo el montaje de fotografías que acompaña a la canción del vídeo?

Buenísimo.

Su post enorme, como siempre.

junio 11, 2009 5:42 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

No he leído nada de Tom Wolfe, doctor Lagarto, debo decir a mi pesar y más pesar aún después de haber leído su post. Porque menudo ramillete de personajes nos ha presentado. Si ya cada uno de ellos me parece interesante de por sí, puedo imaginarme perfectamente que puestos a interactuar deben de configurar un entramado de relaciones de lo más atractivo.

Sin embargo, atendiendo a cada uno de esos personajes, a los perfiles que de ellos nos ha trazado, creo que es bastante comprensible que Tom Wolfe pudiera hacer ese retrato de nuestro presente hace diez años. Y es que ese presente no se configura de un día para otro, ni aparece tampoco como por arte de magia. Nuestro presente, ese de la crisis económica, no es más que el resultado de un modelo de funcionamiento económico y del fomento, necesariamente asociado a él dado que de lo contrario no funcionaría, de una serie de valores y contravalores en los individuos que lo sostienen –ambición desmesurada, falta de escrúpulos, avidez por conseguir determinada concepción del éxito social y personal, por sólo nombrar algunos-, que lleva ya décadas en activo y en cuya propia dinámica estaba inscrita la catástrofe a la que, tarde o temprano, tenía que acabar conduciendo.

Los Charlie Croker, Fareek Fanon, Roger “Blanco al cuadrado”, o Wesley Jordan existen desde hace mucho y siguen existiendo. Y por lo visto, no parece que esa catástrofe de la crisis económica que actualmente padecemos vaya a hacerlos desaparecer. Pese a la crisis, la rueda sigue girando exactamente en la misma dirección y todo apunta a que va a seguir haciéndolo, como ese aumento de la derecha liberal en el Parlamento Europeo al que alude. Pues bien, supongo que son personajes como éstos los que forman parte de esa rueda y mantienen vivos sus engranajes. Aunque si uno piensa en Max Weber y en su conocida jaula de hierro tal vez habría que proyectar más bien la imagen de que es la propia rueda, movida por una inercia imparable, la que hace brotar y alimenta a ese tipo de personajes. No se puede olvidar que somos también producto del mundo en el que vivimos. Y el aprendizaje de ciertos valores se da por medio de un marco social que los impone como legítimamente válidos –con independencia de su carácter más o menos moral o inmoral- en virtud del éxito obtenido gracias a ellos en ese mismo marco social.

Por eso, me pregunto qué papel pueda jugar Epicteto en medio de ese florido ramillete de tiburones del capitalismo, quien calificaba de bienes meramente aparentes todo aquello que este mundo capitalista exalta y abogaba, antes que por la acción, por una suerte de inmovilismo capaz de garantizar la libertad interna del sujeto frente al mundo. Claro, que sus doctrinas resultan especialmente útiles ante la ruina y la desgracia, si hacemos caso de aquello que decía de que no hay que esforzarse por cambiar el mundo, sino nuestros propios juicios sobre el mundo y sobre lo que en él nos acontece, puesto que sólo éstos son los que realmente nos hacen sufrir. Pero bueno, será mejor que me deje de elucubraciones y que trate de descubrirlo por mí misma leyendo en cuanto pueda a Tom Wolfe.

Un beso, doctor Lagarto!

junio 11, 2009 8:03 p. m.  
Blogger Laluz dijo...

Aquí las elecciones son obligatorias, cosa que de por sí, hacen que la palabra "elección" se torne ambigua.
Eso, para mí, no es elegir libremente. Así nos va

junio 11, 2009 8:24 p. m.  
Blogger Isabel chiara dijo...

No deja de ser perverso esta perpetuidad del poder con el conseso del ciudadano. A estas alturas y vistos los resultados del sistema uno llega a la conclusi'on de que el ser humano es idiota, gregario, d'ebil y centra sus aspiraciones en convertirse en uno de los muchos est'omagos agradecidos, como esos y esas que rodean al italiano y justifican sus excesos a cambio de las migajas que el divo se aviene a regalarles. Existe una cierta fascinaci'on por el fantoche, por el mamarracho, por el sinverguenza si se adorna con traje, corbata y reloj de oro.

Es tr'agico que las voces influyentes de la intelectualidad miren hacia otro lado y s'olo muevan el culo para proteger" con ahinco la cartera propia.

Un besote

junio 11, 2009 8:59 p. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

No he leído el libro que mencionas y lo apunto porque dices que es interesante y me fío de tu criterio.
Es tristísimo en lo que nos hemos convertido. Es una pena la superficialidad que nos rodea y en la que nos sentimos como pez en el agua. Me da una pena enorme el mundo que van a heredar nuestros hijos y nietos. Y los no-valores que les estamos inculcando.

Un beso, Nosu.

junio 12, 2009 3:43 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

El mundo está loco, loco.
Increíble el video.
Todas tus entradas son de diez, ¿cómo lo haces?

Un abrazo :)

junio 12, 2009 4:03 p. m.  
Blogger melina dijo...

tu anatomía del realismo, amigo lagarto, es como una ejecución quirúrjica en donde podemos ver y seleccionar claramente dónde está el problema. creo que el verdadero problema es no poder quitar todas esas dificultades, arrancarlas de raíz, eliminarlas. si así lo hicieramos (pensando que podríamos acceder a ello) sucedería seguramente la disolución del actual sistema social y habría que empezar desde cero con un nuevo modelo, cosa que a estas alturas me parece bastante utópico.
respecto al voto de candidatos como berlusconi, siempre me queda la gran duda de si realmente hubo fraude o no en las elecciones. es triste y desalentador, pero me es difícil de creer que una gran mayoría vote por segunda vez a tipos como berlusconi, aunque es cierto que ahora se compra a la gente con muy poco.
tal vez piense así porque en argentina casi todo es muy poco creible. los gobiernos fueron pasandose el mando entre ellos de la manera más descarada, y la gente, mucha con carencias de todo tipo, poco puede hacer al respecto.
el libro de wolfe lo tengo pendiente. ahora sí, leonard cohen… fantástico!

Besosss!

junio 12, 2009 8:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gilda, vi en las noticias que algunos italianos respondían a esa pregunta con una especie de “independientemente de su vida privada, el Cavalieri hace que las cosas no vayan peor en Italia”, lo que quiere decir que ha conseguido instalar la cultura autoritaria del “yo o el caos” en su país. Supongo que al hecho de que este mensaje absurdo cale en la sociedad no puede ser ajena la oposición, que no consigue la confianza de los electores.

Respecto a la política en tu país, también parece desde aquí cosa de locos. Aunque no sé si más o menos que en España, donde los políticos corruptos obtienen más votos que antes de que se probara su corrupción. En fin que no nos libramos ninguno.

junio 13, 2009 11:59 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno Maritoñi, no sabía yo que hubieras llegado al gobierno :) No, yo no creo que cualquiera pueda llegar al poder político. Porque, para ello, primero hay que presentarse por un gran partido político, y no todos los ciudadanos tienen el cinismo suficiente.


RBC, hay políticos de gran carisma, independientemente de ser de derechas o de izquierdas. Pero, vaya, no es carisma lo que yo veo en la cabeza implantada de Berlusconi, precisamente. Ni carisma, ni inteligencia, ni don de la palabra, ni liderazgo, ni nada. Es algo que me deja perplejo. Saludos!

junio 13, 2009 12:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sintagma, es tremenda, sí. Pero no podemos dejar de ser responsables. Vivimos tiempos de cinismo.


Petita, lo es, sin duda. Hay algo que no funciona. Y tu ciudad y la mía no son ajenas a ello.

junio 13, 2009 12:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, ¿crees que Serrachiani podrá algún día ser la alternativa democrática al poder de ese viejo verde corrupto? Si es así, me apunto a colaborar con esa gota en el océano.

Lo de Camps, en realidad, no es difícil de entender: una parte importante de los votantes de la derecha se mueven por valores de miedo y necesidades de autoafirmación, lo que puede explicar que cierren filas cuando se sienten atacados. El hecho de que Camps sea un patético corrupto es un detalle menor, ya que no está en la parte alta de la escala de valores de su votante medio. La corrupción sólo es un problema para los votantes de izquierda, y la historia lo ha demostrado.

Salud!

junio 13, 2009 12:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Malbicho, también vence la derecha en México, pero al menos Calderón lo hizo antes de la debacle del sistema y en un entorno político mucho más complejo, con un PRI que alcanzó cotas de poder que ningún partido socialdemócrata ha tenido en Europa desde hace veinte años. Me alegro de que te gusten las recomendaciones.



Nausicaa, quizás es que representan valores concretos que los votantes siguen, y que no tienen que ser necesariamente los de honestidad o inteligencia. Un día tengo que hablar aquí de un lingüista, George Lakoff, que para mí es de los tipos más lúcidos a la hora de definir los comportamientos electorales de Occidente.

junio 13, 2009 12:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, no me extraña que ese chico se riera en el metro. Leer a Tom Wolfe es divertidísimo. Seguro que se pasó de parada, incluso :)

Todo un hombre fue un éxito de ventas, aunque no tanto como la hoguera de las vanidades. Una pena, porque para mí es mejor.

Marco Aurelio es uno de los personajes más interesantes de la historia de los hombres, sin duda.

Besos estoicos!

junio 13, 2009 12:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Margot, quizás Wolfe tiene razón, y la sociedad y los valores sociales con los que convivimos son así de cínicos, surrealistas y lamentables. Y qué mejor manera de verlo que riéndonos de nosotros mismos.

Fabra tiene un aire berlusconiano, sí, aunque no le pega follar niñas de dieciocho años. Al menos mientras siga llevando esas gafas estilo Pinochet. Pero tiene parte de razón el corrupto Fabra cuando decía en rueda de prensa que, tras el éxito que han tenido en estas elecciones, se sienten legitimados en su corrupción. Este tipo sería un buen personaje para una novela de Wolfe, ya lo creo.

Besos estoicos!

junio 13, 2009 12:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Atikus, Bush ganó dos veces, pero al final el pueblo norteamericano acabó votando a Obama, lo más izquierdoso que ha pasado por la política de EEUU en la vida. Y Telemadrid tiene una audiencia muy escasa... no, no creo que sea sólo manipulación interesada, es algo más profundo en el ser humano. Salud!


Kamala, supongo que las élites intelectuales siempre son minoritarias. Pero lo que está claro es que, en Italia, esa élite es hoy más minoritaria que en tiempos de Garibaldi. Y supongo, también, que el deterioro viene de muy largo, desde los tiempos de Craxi y la Democracia Cristiana... Respecto al realismo y su vinculación con la realidad, creo que lo has expresado mejor que yo. Gracias por traerlo, y encima de la mano de Don Quijote. Es un privilegio tenerte por aquí. Salud!

junio 13, 2009 12:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Divina nena, es cierto que el poder ejerce una sumisión a su alrededor, y que mantenemos un sistema que consideramos equilibrado simplemente porque nos llegan las migajas de los festines de los ricos y poderosos. Me alegro de que te guste Cohen ;) Besos!


Tú, la evasión es muy necesaria. No soluciona los problemas, pero nos ayuda a estar mejor, que es de lo que se trata. Vivimos en una sociedad repleta de televisión y fútbol, y supongo que tanta evasión también tiene una explicación. Por cierto, Berlusconi es el dueño de un club de fútbol y de una cadena de televisión. Salud!

junio 13, 2009 12:01 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Pantera, planteas un tema muy interesante. La “descerebración” del individuo cuando se convierte en parte de la masa dio para uno de los ensayos político-filosóficos de mayor influencia española: La rebelión de las masas, de Ortega y Gasset. El tema es muy extenso, y en su día dará para otro post. Besos saurios!



Food & Drugs, la verdad es que el delegado de mi clase, cuando éramos pequeños era el más simpático de los empollones. Un tipo estupendo, JAC, que funcionó con becas toda la vida y del que todos hablábamos bien, estuviéramos en el bando que estuviéramos. Pero tienes razón en que la fascinación por el poder y la carrera del carisma exige ese tipo de actitudes, y que Berlusconi es un símbolo, más que un dirigente. Salud!

junio 13, 2009 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Esadelblog, aquí han machacado, con mayorías absolutas en sus comunidades los políticos inmersos en juicios por corrupción. No sólo han ganado, sino que a alguno le ha faltado tiempo para declarar públicamente que se consideraba “exculpado” de sus corrupciones por esos votos. Las razones de estos tipos serán de todo tipo, pero nunca morales. Y en eso se equivocó la campaña de la izquierda en este país; en creer erróneamente que las acusaciones de corrupción minorarían su intención de voto. Y no, una parte importante del electorado no tiene criterios morales a la hora de votar, ni aquí, ni en Italia.


Maquiavelo, me encanta Tom Wolfe, para mí es una debilidad. Creo que es una persona muy inteligente. Y no es, precisamente, un tipo de izquierdas. Es un republicano de toda la vida. Porque la línea importante no está entre derecha e izquierda, sino entre tener ética y no tenerla. Y en Italia no gobierna la derecha, sino la inmoralidad. Salud!

junio 13, 2009 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sese, Soy Charlotte Simons es genial también. Trata otro tema que también es fascinante: cómo es posible que las universidades más caras y prestigiosas del mundo (él habla de Harvard aunque no la menciona) fabriquen tanto imbécil. Una obra demoledora, como todas las de Wolfe. Salud!


Brisuón, el montaje no es mío. Lo encontré así en la Red. Pero creo que algunas cosas son tan evidentes que podemos considerarlas así de universales y adaptables a tdos nosotros. Salud!

junio 13, 2009 12:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ana, ese párrafo es de Epícteto. Wolfe toma a Epícteto para generar un giro en un personaje en un momento dado de la novela.

Planteas aquí el gran tema. Y lo haces así, de pasada: ¿es mejor que crezca la tarta, o es mejor repartirla ya? Eso es lo que separa las medidas de izquierda y derecha, sí. pero estamos ahora en una crisis del modelo económico de la derecha que está haciendo que la tarta disminuya mientras que vemos cómo se están poniendo de gordos los que cuidaban de ella garantizándonos que crecería eternamente.

Y tienes razón, la socialdemocracia es tan culpable como la derecha, ya que no hicieron nada por apartar a los gordos de la tarta.

Saludos!

junio 13, 2009 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, lo de Wolfe siempre puede resolverse. Mientras siga siendo tan popular no faltarán continuas reediciones de bolsillo de sus obras.

La actual crisis económica se diferencia de la de principios de los noventa en que es global, mucho más intensa y con un origen financiero más preocupante y sistémico. Pero, en cualquier caso, la actitud de los hombres ante la ruina es similar, ya que la estructura de valores es la misma. Una estructura de valores que, como usted misma dice, condiciona tanto la causa de la crisis como las soluciones previsibles.

No quisiera tener que decirle qué papel juega Epícteto en esta historia, si es que usted se plantea leer la novela. En cualquier caso, como hablamos de una novela de Tom Wolfe, tampoco será solución de nada. Wolfe no plantea soluciones, sólo pretende hacernos abrir los ojos ante nuestro ridículo y prepotente estar en el mundo.

Un beso, Antígona!

junio 13, 2009 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Laluz, tampoco es que a mí me inspire mucha confianza la clase política argentina, como le decía a Gilda más arriba. Pero, si el voto es obligado, supongo que al menos estará más claro que los resultados reflejan realmente la opinión de los votantes. Aquí en Europa apenas ha votado uno de cada dos.


Isabel es cierto que el sistema democrático que nos hemos dado tiene el cáncer del clientelismo en su propia definición: cuanto más tiempo está en el poder un grupo determinado, más sueldos y contratos dependen de que se mantengan los mismos. Esto hace perpetuar la Teoría de las Migajas, denigrando más al individuo, si cabe. Un beso!

junio 13, 2009 12:03 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dalila, estoy seguro de que te gustará cualquier cosa de Wolfe. Soy Charlotte Simons también está muy bien, y los dos están en ediciones de bolsillo. Supongo que la mayoría de los votantes conservadores están atenazados por el miedo al cambio, y es este miedo el que les mueve a la hora de fabricar el mundo que heredarán sus hijos: “virgencita que me quede como estoy”. Besos!


Raquel, pues cada vez tengo menos tiempo. Y cada vez me cuesta más sentarme a escribir algo. Así que te agradezco mucho lo que dices. Abrazos!

junio 13, 2009 12:04 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Melina, es muy difícil esa operación de cirugía, sí. porque cuando se ataca lo sistémico se ataca todo un concepto que nos supera y nos condiciona en aspectos que ni siquiera sospechamos. Toda nuestra psicología es parte del Sistema, y acabaríamos yendo contra nosotros mismos. Bueno, Marcuse lo explicaba mejor que yo en El hombre Unidimensional.

No creo que hubiera fraude con Berlusconi. Lo terrible es que es real. Porque la realidad siempre es más increíble que la ficción, como decía Roth.

Besos!

junio 13, 2009 12:04 p. m.  
Blogger MK dijo...

..Gladiator?.
No me acuerdo muy bién de esa película , pero me acuerdo perfectamente de cuando y como la ví .
En una noche de verano , en la isla . En el único cine que había entonces en Mahón en verano. Era el "Cinema a la fresca" un patio encalado encerrado entre casas encaladas , con unas sillas de madera alrededor de unas mesas en las que podias cenar tus bocadillos traidos de casa. La cerveza la podías comprar en una improvisada barra frente a una nevera enchufada en la pared del fondo. Gabilondo y su mujer se traian cesta de pic-nic y todo.
Para completar el cuadro naif , a alguien se le había ocurrido plantar una docena de limoneros aquí y allá para que ofrecieran su sombra nocturna , protegieran de la rotundidad del cielo estrellado y perfumaran el patio a esos espectadores salobres a pesar de la ducha y el cambio de muda vespertino.
Claro que si llegabas tarde y te tocaba sentarte delante de uno de esos arbolitos...la pantalla se partia en dos y te perdias parte de lo que allí se proyectaba.
Pero qué importaba...
Recuerdo esa imagen de Máximus Decimus Meridius,acariciando el trigo y recordando a su mujer y a su hijo.
Y supongo que al explicar toda esa historia de esas noches en aquel cine, yo acabo de sentir lo mismo que él debía de sentir entonces.

Quizás todo es mucho más simple, o deberíamos hacer que lo fuera.
Quizás no costaría tanto recuperar
esas noches.
"Modernos estoicos"..me gusta.
¿Pero eso no se me contradice un pelín con ser un poco Hedonista también?

junio 13, 2009 4:33 p. m.  
Blogger J.Himilce dijo...

Ambiciones vacías... todos quieren tener de todo pero sin hacer nada para conseguirlo... se valora el hecho de tener, no la forma de conseguirlo... por eso gente como Berlusconi triunfa... sin palabras.

Un saludo.

junio 14, 2009 11:32 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Tengo que leer ese libro lleno de miserias que nos acercan mas los unos a los otros. Creo que todos hemos pasado nuestra "crisis particular" que unida a la que estamos viviendo, se torna en algo insoportable, y doloroso. Berlusconi en el poder, medidas en nuestro gobierno que llegan y desaparecen volviéndose humo, promesas de mundos mejores en otros partidos que no supieron mantener el liderazgo cagándola como la cagan casi todos...
Es deplorable. Y se supone que la democracia era la panacea del mundoideal....
Ya no lucho por entender cosas que son cerocomprensibles. Ahora las aparto, e intento seguir con mi intregridad dignamente. Y hacer de cada día algo puro, algo que siempre tenga verdad en cada una de sus horas.
En ese libro seguro se condensan un montón de verdades de estas que nos golpean y nos ayudan a avanzar. Prometido que lo leo. Eso sí... malos tiempos para la lírica, como dirían mis queridos Golpes Bajos, y es que, se mire donde se mire, todo, absolutamente todo, duele.
Un beso fuerte, maravilloso post, menuda racción de realidades para el estómago, y de esas que hieren, pero que están a la orden del día.

junio 15, 2009 12:25 a. m.  
Blogger Jota dijo...

Últimamente pienso mucho en las corruptelas (cosas de vivir en la CV, gobernado, o eso cree él, por un individuo al que le gustan los trajes caros, sobre todo si le salen gratis). Hasta hace unos meses tenía esperanzas de que, en algún momento, el hastío llegaría a ser tal que se produciría una especie de regeneración democrática. Ahora pienso que estamos abocados a la catástrofe. Cuando los políticos se ríen en la cara de los ciudadanos y éstos, o agachan la cabeza o encima les dan las gracias y palmaditas en la espalda, es que nos hemos vendido por bastante, bastante poco, mi querido Epicteto.

junio 15, 2009 8:10 a. m.  
Blogger J.Himilce dijo...

Por cierto, me gustaría poner un acceso directo desde mi blog al tuyo... te pido permiso para ello.

junio 15, 2009 5:25 p. m.  
Blogger Casilda dijo...

Leeremos el libro..
Y lo de Berlusconi veo que a todos nos tiene un poco alucinados y eso que Italia siempre ha sido un poco peculiar en cuanto a sus mandatarios aunque este se lleve la guinda .
Pero como diria mi abuela "algo será ello....."aunque no puedo imaginar que desde mi perspectiva ignorante del asunto italiano.
El otro dia fuí a ver "Good" y en una de las escenas y en una de las escenas el prota (aleman) y su amigo (judio) hacen chistes sobre Hitler..supongo que para entender ciertas cosas hay que estar donde ocurren .
Un beso

junio 15, 2009 7:33 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

A mí me chifló..., pensé que no podría escribir nada mejor que La hoguera de las vanidades, pero me equivoqué. Afortunadamente.

junio 15, 2009 8:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

No me imagino a Gabilondo así de relajado, viendo Gladiator. Me parece el mejor de los periodistas, a mucha distancia de cualquier otro. Pero como es el jefe de un amigo mío, siempre le imagino trabajando estresado :) Las contradicciones son muy humanas, sólo tenemos que aprender a convivir con ellas y reconocerlas. Besos!


Himilce, quizás tengas razón, y Berlusconi no es más que una extensión de la vida vicaria que ofrecen las revistas del corazón. Pero, ¿no podría, mientras tanto, tomar otro las decisiones en Italia? Será un placer que enlaces está página en la tuya. Ésta mía no tiene ningún enlace, y por el momento prefiero que sea así, a modo de callejón sin salida :) Salud!

junio 16, 2009 9:45 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tremends, que gente como Berlusconi llegue al poder es culpa, sobre todo, de la incompetencia de quien debe competir por ese puesto. Algo parecido para con el socialismo en España, sin duda. Todos deberíamos reflexionar. Nos vemos en los bares!


Bueno, Jota, yo vivo en Madrid, que es un caso muy parecido al de Valencia. Con estas elecciones hemos aprendido algo nuevo: los escándalos de corrupción sólo afectan a los votantes de izquierda en nuestras comunidades. That’s the fact. Ahora, cada uno que trate de explicarse por qué. No sé cuál será el precio de cada votante de derechas, pero espero que cada uno lo analice por su cuenta. Yo, como no voto a la derecha, no llevo conmigo esa inmoralidad. Duermo de puta madre. Salud!

junio 16, 2009 9:45 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Casilda, lo de Berlusconi tiene una explicación sociológica y psicológica, sí. Quizás Italia (y toda Europa) necesita una regeneración moral, pero es un hecho que el momento aún no ha llegado. Falta el catalizador. Un beso!


Los Pasos, a mí también me gusta más que la Hoguera de las vanidades. Quizás porque siento más cercanos a los personajes. Wolfe es genial, me alegro de que lo disfrutes. Besos!

junio 16, 2009 9:46 p. m.  
Blogger MK dijo...

No sé si has visto una película titulada "Cosas que hacen que la vida valga la pena", de Manuel Gomez Pereira. Hazlo ,aunque sólo sea para ver un genial trabajo del descomunal Eduard Fernandez
En élla Gabilondo y Gemma Nierga en una escena hacen un ejercicio en homenaje a
la radio más intimista .Citan una serie de cosas por las cuales éllos créen que la vida vale la pena.
Entre éllas surge Menorca.
Cuando lo escuché , me estremecí y comprendí porque el jefe de tu amigo , hombre estresado en el día a día se escapa siempre que puede a esa isla que no por conocida y turística deja de tener rincones perdidos y lejos del mundo donde uno es uno más de los comunes mortales disfrutando de un bocadillo de queso y sobrasada en calzón corto o sin él tirado como un lagarto en una playa y sin que nadie tenga la indecencia y el mal gusto de venir a decirte nada .

junio 17, 2009 10:51 a. m.  
Blogger Bolero dijo...

una vez un periodista ahora muy famoso, me dijo Bolero el pueblo siempre tiene lo q se merece

No sé si es verdad pero lo empiezo a entender
El libro genia el de Wolfe, el de mann, mejor y Cohen magustral, te vienes a verlo conmigo???
nadie quiere acompañarme
muakkkkkkkkkkkkkkk

junio 17, 2009 8:17 p. m.  
Anonymous Nayi dijo...

Buenas, he encontrato tu entrada buscando el libro al que hace referencia Tom Wolfe en su novela, estoy acabándolo ahora mismo y a pesar de que empecé a leerlo pensando que sería un poco pesado, me ha cautivado con su unión entre historias y me está encantando.
Me ha gustado mucho tu entrada, pero me ha dado mucha pena comprobar que hoy, dos años después de publicarla la situación va a peor, la crisis se recrudece y las próximas elecciones nos envían (si no cambia algo milagrosamente) hacia un capitalismo puro y duro. Cuanto menos tenemos mas apoyamos a los que lo tienen todo, yo tampoco entiendo nada...

octubre 21, 2011 9:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home