martes, junio 23, 2009

Donde tiene una casa nuestro terror de alquiler



La noche del 24 de marzo de 1944, un bombardero británico fue alcanzado por la artillería alemana sobre el cielo de Berlín. Nick Alkemade, que se encontraba en la torreta de una de las ametralladoras traseras del bombardero, se vio obligado a saltar cuando el avión comenzó a incendiarse. Así, el sargento Alkemade se arrojó al vacío sin paracaídas desde 6.000 metros de altura.

Durante el descenso Alkemade se desvaneció. Y cuando se despertó se encontró tendido sobre la nieve, con un tobillo torcido como única lesión. Había caído desde 6 kilómetros de altura y no le había pasado nada.


***


Match Point es una de las mejores películas del último Woody Allen. En la película, Chris, un joven arribista, debe elegir entre amar o poseer. La inmoralidad de su planteamiento le lleva a la inmoralidad del asesinato. Planifica fríamente el crimen perfecto, pero lo que le salva finalmente de la cárcel es el único detalle que no pensó en su plan.


***


Entre los papeles del estudio de Roberto Bolaño, su viuda encontró un poema inédito que él había escrito en los últimos días de su vida. El poema se titula “Poema para EVM”. Y esas son exactamente mis siglas. Me quedé helado cuando lo vi.


Poema para EVM

Qué lugar es ése al que nos llevarán nuestras palabras, las
bellas durmientes, por caminos a menudo distintos, qué eriazo,

qué infierno, qué nos espera allí, en esa blancura en la
que nos reuniremos finalmente, qué aullidos, qué silencio,

qué permutaciones nos aguardarán cuando hayamos
atravesado todo lo que hay que atravesar, cuando nos
hayamos despojado de todo, qué olvidos, qué.

En algún lugar infinito se esconde, en un tiempo que nos es
ajeno, que ni siquiera nos molestamos en mensurar, allí, donde
tiene una casa nuestro terror de alquiler.




La vida es una casualidad. Todo lo que nos pasa es una concatenación de casualidades cotidianas que llevan a lo extraordinario. Lo cotidiano está constituido por misterios y enigmas, y sólo el azar hace que un momento derive en risa o en llanto, en éxito o en fracaso. La casualidad es el elemento narrativo de la historia de los hombres.

Es increíble, es completamente extraordinario que esté yo aquí escribiendo esto. Y es tan extraordinario que estés tú, lector, al otro lado de estas letras que mis dedos se afanan en sellar de manera tan inútil como asombrosa.





Un libro para el otro EVM: El mal de Montano, de Enrique Vila Matas

Una película para el otro EVM: Con la muerte en los talones, de Alfred Hitchcock

Una canción para el otro EVM: Let it happen, The Waterboys


.

70 Comments:

Blogger MK dijo...

¿El otro EVM?.
¿Qué otro?.
:-)

junio 23, 2009 6:35 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Tal vez el otro EVM no sea tan lejano a usted. Tal vez las tres ofrendas que usted le dedica en esta ocasión, sean exactamente las mismas tres que él le ofrecería a usted en el hipotetico caso de que él pudiera leer algún texto dedicado a usted y fuera aficionado a regalar libros películas y canciones.

Las casualidades, como usted dice siempre estan presentes en nuestras vidas y tal vez solo las reconocemos cuando algunos cineastas (Se me viene a la cabeza Medem)nos las muestran en su manera más cruda

Espero que el otro EVM no tenga botones por ojos.

Salud

junio 23, 2009 7:30 p. m.  
Blogger Gilda dijo...

Nada que agregar.
Deseo no perder nunca mi capacidad de asombro.

Apapacho.

:)

junio 23, 2009 7:54 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Todas estas cosas me dan mucho que pensar y un poco de vértigo. A veces me gusta que el azar gobierne mi vida, otras me parece una tremenda putada.
Besos solo para ti, el otro EVM que se fastidie.

junio 23, 2009 8:24 p. m.  
Blogger la jardinera dijo...

El poema para EVM se las trae, ¡menuda metáfora de la muerte tan bellamente escrita!

Es una casualidad que esas siglas correspondan con las de tu nombre, como es casualidad que a mí me hayan sonado a marca de compresas con forma de coche.

Besos,

junio 23, 2009 8:38 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

Alkemade, un tipo con suerte.
Me imagino que la mujer de Bolaño se quedería blanca.
Estas casualidades en ocasiones hay que verlas con una sonrisa.

Recientemente he vuelto a disfrutar de Magnolia, que se basa en eso... en aparentes casualidades que te llevan de uana a otra como en el juego de la Oca.

Saludos.

junio 23, 2009 8:49 p. m.  
Blogger tu dijo...

Pues a mi el azar me ha ayudado mucho pero la verdad me tiene en un sinvivir... (porque está visto con el trabajo duro no hay manera)
besos mil

junio 23, 2009 9:29 p. m.  
Blogger RBC dijo...

Es de casualidad que haya encontrado tu blog.
Ojo: pero no todo es casual.

Saludoss

junio 23, 2009 9:30 p. m.  
Blogger petitapetitesa dijo...

Su post Lagarto, me recordó la teoría de “Los seis grados de separación” de Frigyes Karinthy, que viene a decir, que entre dos personas cualesquiera del planeta, a través de una cadena de conocidos, no hay más de seis intermediarios.
Quien dice que no es posible que solo existan o existieran seis grados de separación entre usted y el Sr. Bolaño, o entre usted y EVM….El mundo es un pañuelo (lleno de mocos lo mayoría de las veces, claro) además de un juego de azar.

Un beso (quien sabe, lo mismo para que le llegue, solo hacen falta seis intermediarios)

junio 23, 2009 11:22 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef dijo...

Por partes Nik Alkemade acabó falleciendo de viejo y seguro que ni él mismo se creyó que estaba vivo cuando despertó de su desvanecimiento je.

Match POint. Otra genialidad de un genio.

Roberto Bolaño: bonito poema y coincidencia. la vida es un pañuelo no?

Un abrazo!

junio 24, 2009 1:05 a. m.  
Blogger ana dijo...

Casualidad poética.

La casualidad da a los acontecimientos un giro inesperado, un significado nuevo, una capacidad de llegar a ser... una nueva existencia.

La posibilidad es la causa por la que caminamos... No sabemos muy bien a dónde vamos, es verdad. Nunca. En cualquier caso, al lugar al que lleguemos, lo sentiremos como extraño, y sin embargo... será nuestro lugar. Una nueva casa.

Let it happen...

junio 24, 2009 8:48 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Y la casualidad (no confundir con la causalidad, por favor, que ese baile de letras lleva a conclusiones tan, tan galácticas e innecesarias para mí...) hace que hoy sonría al leer su post, que desde la primera letra hasta el verso de Bolaño se trate de "coño,cómo mola hoy el Lagarto" y me alegre el día (al menos éste ratillo) y sienta eso, la fuerza de lo extraordinario.

Procuraré no olvidarlo, al menos por hoy, ummm.

Besos en una pelota de tenis!

junio 24, 2009 9:44 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

Soy una persona muy sensible a las casualidades, pero creo que se debe sobre todo a que soy muy observadora y en mi cabeza no dejan de aparecer redes que unen estos y aquellos datos. Basta con eso para sentirse muy muy pequeñita en este mar de azar incontrolable.

http://bajoelhielo.blogspot.com/2007/08/la-msica-del-azar.html

junio 24, 2009 10:28 a. m.  
Blogger Nausicaa dijo...

(ais, que lo mande sin acabar...)

Justo cuando escribí de casualidades me encontraste :) Me ha encantado volver a recordarlo!

junio 24, 2009 10:31 a. m.  
Blogger atikus dijo...

Tiene huevos caerse desde 6 kilometros de altura y que no te pase nada!!...si la verdad es que la vida es curiosa de cojones, la cuestión supongo que es aprovechar los buenos momentos.

Macht point es la mejor peli de las últimas de Woody...creo...ahora no recuerdo las últimas. pero me suena que es de las mejores y ¡Como esta scarlet!!!!...mmmmmm...

pues eso...


saludos

junio 24, 2009 11:00 a. m.  
Blogger Mcartney dijo...

Recordando brumosamente el argumento de Match Point, creo recordar que la otra escena clave de la peli es aquélla en que él se deshace de las joyas de la vieja que se ha cargado arrojándolas al Támesis, y en el último lanzamiento en el que arroja el anillo de casada de la difunta sucede la escena paralela a la del comienzo de la peli que has posteado aquí.
He buscado la escena y está (por si la quieres postear o comparar) en el siguiente youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=6M07oL2ssTA.
De Bolaño no te puede decir nada porque desconocía su existencia. hasta ayer sin ir más lejos, donde se hace mención a su persona en uno de los escritos de Reverte al que leo de vez en cuando:
http://www.capitanalatriste.com/escritor.html?s=patentecorso.
Maneras de pensar, maneras de vivir, como decía Rosendo.
Recuerdos al Minotauro. ☺

junio 24, 2009 1:33 p. m.  
Blogger Casilda dijo...

Doy fé de que el azar mueve la vida , la mia sin ninguna duda.
Si que lo de las siglas es casualidad y mas para ti que te gusta tanto Bolaños.
(si yo fuera su mujer me reconcomeria de curiosidad por saber a quien escribió el poema, si es que no lo sabe claro )
Un beso

junio 24, 2009 2:18 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Las casualidasdes no son más que un fruto estadístico de la infinidad de momentos y visicitudes que se producen constantemente. Luego están las leyendas urbanas que no siempre son ciertas y que se retroalimentan y pasan a ser casi ciertas. En cualquier caso necesitamos creerlas como algo extraordinario para creernos, cuando nos afectan, especiales.

Un saludo

junio 24, 2009 5:15 p. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Considero todo el planteamiento acertado, Lagarto, pero me gustaría matizar que la influencia del azar siempre se puede reducir, aunque claro, nunca hacer desaparecer del todo. En cuanto al video de match point, es una buena metáfora para hablar de los trascendentales efectos del azar y la casualidad, pero ya ves tú lo que son las cosas, pocos deportes hay como el tenis en que la victoria del más fuerte sobre el más débil esté más protegida, garantizada, o como le quieras llamar. Siempre hay que ganar los juegos por dos puntos de ventaja, los sets por dos juegos y así sucesivamente.
El tenis es el deporte que idearon las clases altas para tratarse entre sí, y por tanto no admite marrullerías, ni sueños de niños de favelas.
El fútbol en cambio, eso es otra cosa. El fútbol deja un margen al azar equivalente al de la propia vida. las victorias se pueden conseguir gracias al mérito propio, a la pasión y el calor del público, a la injusticia arbitral, a las equivocaciones del rival, y como no, al azar.
Entiendo si bien que un blog como el tuyo prefiera servirse de la imagen tenística, que asociarse con la futbolística, donde, todo sea dicho, lo populachero y chabacano constituye un porcentaje bastante alto.
Saludos

junio 24, 2009 6:31 p. m.  
Blogger Ex Traño dijo...

casualidad, causalidad, destino...

son solo nombres que ponemos a lo que no entendemos y no entendemos ni tan siquiera su naturaleza, pero a todos nos sorprende y llama la atención cuando suceden...

un aplauso para EVM plas
un saludo para EVM agur
una sonrisa para EVM me encanta pasar por aqui de casualidad a sorprenderme

junio 24, 2009 9:26 p. m.  
Blogger Rocío dijo...

Lo que es completamente extradiordinario no es que yo, lectora, esté aquí. El azar, del que tú hablas, es caprichoso, como dijo Joan Manuel Serrat en esa bella canción. Así que yo he podido aterrizar en esta página llevada por sus alas. Ya no, claro está, eso fue la primera vez que me estampé. Ahora no hay fortuna que me guíe aquí, sino - y ahí vuelvo a donde empecé, a lo completamente extraordinario- la certeza de emocionarme y, es más, sentir la ansiedad de devorar todo lo que dices. Es eso lo que tiene disfrutar de las letras, de las tuyas.

Hoy me has emocionado.

Un beso.

junio 24, 2009 10:18 p. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

si es cierto que este poema inédito se lo dedicó Bolaño a su amigo el escritor español Enrique Vila-Matas, la hilandera de las casualiddes poéticas sigue tejiendo y urdiendo sus enigmas indescifrables. Leo en Wikipedia que EVM nació un 31 de marzo en la calle Roger de Llúria. Mi padre también nació un 31 de marzo. Falleció el pasado abril y es extraordinario el parecido físico con este escritor. No puedo imaginar un poema, palabras más precisas, un dardo más certero en la diana de lo que siento ahora mismo sobre el enigma y la incertidumbre de la muerte en general y en particular la de los seres queridos - demasiados - que este año se han marchado. Ayer falleció un compañero mío siguiendo los pasos de su hija dde 30 años que murió la semana pasada. Creo que un año como éste no lo he conocido nunca en mi vida. La Parca se está ensañando a uno límites intolerables. Primero brotó la tristeza, luego la ira y finalmente una resignada aceptación.
Permíteme, NoS. Poema para AML...Poema para JLC...Poema para los que os habéis ido - demasiados - deseando que vuestra nueva morada no sea nuestro terror de alquiler.

junio 25, 2009 8:06 a. m.  
Blogger Dante B. dijo...

falta un cuento de Borges, El otro. A él le hubiera fascinado esta casualidad.

junio 25, 2009 11:23 a. m.  
Blogger melina dijo...

Buenísima la peli de Woody, también creo que es una de las mejores de las últimas.
Me acordé mucho, mientras leía, de las teorías de Leibniz sobre la razón del existir de las cosas, que hace que las cosas se correspondan entre sí, repercutiendo unas en otras debido a su naturaleza, aunque no actúen entre ellas directamente. Esa sensación de que hay mucho de la perfección de la naturaleza que no sabemos es algo que me intriga constantemente, y que también disfruto por supuesto, porque una de las mejores cosas de esta vida es el asombro girando en medio de esa admiración de ensueño por un instante.
Me diste ganas de leer más Leibniz, y justo estoy por terminar el que estoy leyendo ;)
Ah, las letras de Bolaño, fundamentales!

Besos amigo Lagarto!

junio 25, 2009 12:33 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

Cuando Bolaño se pone insondable... suena muy bonito y literario eso de "nuestro terror de alquiler", pero ¿qué quiere decir...? ¿me lo explica alguien?

Yo no creo que nadie tengamos terrores de alquiler, son todos muy nuestros, y pagados a precios penosos toda la vida.

junio 25, 2009 1:59 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Doctor Lagarto, me resulta difícil determinar a qué llamamos exactamente casualidad. Encuentros fortuitos que tienen un sentido para nosotros, coincidencias que tendemos a calificar de extrañas porque tal vez no las esperábamos, acontecimientos en apariencia triviales que a la larga se revelan determinantes en nuestras vidas… Es como si detrás de esa casualidad tendiéramos a buscar la necesidad, lo que ya estaba escrito, una mano invisible que nos guía hacia esos encuentros o acontecimientos decisivos en nuestras vidas… En una palabra: creo que detrás de las casualidades, del azar, buscamos algo así como el destino, la negación de la contingencia, la voluntad de creer que, en el fondo, no todo lo que nos ocurre podría no haber pasado.

Supongo que nos equivocamos y todo lo que nos ocurre podría perfectamente no haber pasado. Pero como somos nosotros los que queremos construir un sentido para el devenir de nuestras vidas, proyectamos constantemente hilos invisibles que vayan engarzando unas cosas con otras como si la red estuviera ya de antemano tejida y no fuéramos nosotros mismos quienes la tejemos al pensarla. Pero no hay que olvidarlo: la red la tejemos nosotros y es en ese mismo tejer como vamos dotando de sentido a nuestra biografía.

Un buen racionalista diría que aquello a lo que llamamos azar no es más que el efecto de una determinada causa que desconocemos. Por tanto, que no hay azar, sino tan sólo desconocimiento de las causas que rigen el curso de los acontecimientos, sean esos cuales sean. Y tal vez tenga razón. Pero puesto que hay desconocimientos que nunca perderán la condición de tales, puesto que hay saberes que nos son inaccesibles –los misterios y enigmas a los que usted alude- el azar representa quizás esa esfera de indeterminación que inevitablemente aparece en nuestras trayectorias y que nos expone sin armaduras a lo porvenir.

Siempre que se habla del azar me acuerdo de Oliveira y la Maga buscándose por las calles de París porque odiaban quedar en un lugar concreto. Sus trayectorias azarosas por la ciudad deberían propiciar o no el encuentro. Así parecían ponerse en manos de algo otro que no fuera su propia capacidad de decisión.

Me encanta ese poema de Bolaño dedicado a Vilamatas. Pienso que habla al mismo tiempo de la muerte y de la escritura, de la muerte misma que anida dentro del hecho de escribir. Porque es ese suicidio en vida en su condición de escritores lo que también les une.

Entiendo, Carrascus, que la expresión “nuestro terror de alquiler” se refiere al hecho de que nuestro miedo a la muerte sólo puede darse en las casas de alquiler que habitamos mientras estamos vivos, en la transitoriedad de nuestra vida. Vivimos de alquiler porque éste no será nunca nuestro lugar definitivo, y del mismo modo que vivimos de alquiler, tampoco nuestro terror de alquiler, el que acompaña a la transitoriedad de la vida, será definitivo. Nuestro terror de alquiler tiene sin embargo una casa definitiva, aquella que lo genera, y que no es otra que la muerte. Dejaremos entonces de vagar por el mundo para habitar definitivamente esa casa que ya no será casa ninguna. Algo así es lo que veo yo en esa última estrofa.

Suerte con sus casualidades y que sigan llevándole a lo extraordinario, doctor Lagarto.

Un beso!

junio 25, 2009 7:06 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

Hubo un tiempo en que ese tema me intrigó bastante. Leí mucho en Internet sobre la causalidad, la serialidad y todo eso. La vida es una casualidad, y a eso no se puede añadir nada más.
Math Point es una de mis películas favoritas.
Buen post.
Un beso.

junio 25, 2009 7:59 p. m.  
Blogger kamala dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

junio 25, 2009 8:58 p. m.  
Blogger kamala dijo...

El azar, o la casualidad, no existe en la realidad, sólo en nuestra forma de mirarla, y se define por oposición a su contrario, que también existe solamente como concepto humano, y que sería algo así como la causalidad, la inevitabilidad o el destino.

En la realidad, las cosas simplemente suceden. Sin más. Somos nosotros los que vemos coincidencias obviando todo lo demás.

Por eso las casualidades son tan poéticas: porque son subjetividad pura, como la poesía.

(Me temo que me explico fatal, y no sé si se me entenderá mucho, pero en fin... Creo que mejor me hubiera sido decir que estoy básicamente de acuerdo con Antigona, que lo ha explicado mejor)

Y conste que lo de las casualidades y el azar es una de mis obsesiones, y que mi vida está forjada también a base de casualidades. Como casi todas, supongo.

Besos

junio 25, 2009 9:00 p. m.  
Anonymous diciembre dijo...

Si que es muy curioso lo del poema de Bolaño, si, tal vez existe entre vosotros una especie de conexión cósmica y espiritual...

Personalmente no creo en el azar en nuestras vidas sino en la decisiva influencia, para bien o para mal, que cada uno de nosotros ejercemos sobre ella, con cada gesto, con cada decisión que tomamos.
Nunca he temido a la muerte o al dolor, pero si a que alguno de esos gestos, de modo involuntario, pueda causar dolor a mi alrededor. A veces es una pesada carga. Me encantaría creer en el azar o el destino, pero no es así.

Tengo pendiente ‘Match Point’ pero recomiendo ver, ‘Serendipity’, una comedia romántica diferente y original que relata el breve encuentro de un hombre y una mujer que tras conocerse y pasar unas horas juntos, se separan y deciden dejar su reencuentro en manos del azar, buscando que el destino les una de nuevo. Tiene su punto esta película...

Besos!

junio 26, 2009 1:03 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mk, el otro EVM a quien realmente va dedicado el poema es Enrique Vila Matas, que era amigo íntimo de Bolaño. Pero bueno, yo me quedo con las siglas :)


Brisuón, el libro al menos espero que sí le guste, porque lo escribió el mismo EVM a quien Bolaño quiso dedicar ese poema. El mal de Montano es una historia difícil, a ratos anárquica y siempre confusa, pero se lo recomiendo a todo el mundo. Salud!

junio 26, 2009 8:23 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gilda, no pierdas nunca la capacidad de asombro, no. Tu capacidad de asombro la necesitamos todos, no sólo tú. Un abrazo!


Bueno, Lula, no sé si es bueno o malo que nos gobierne el azar. Pero creo que es bueno saber de su poder, y no perder la perspectiva cuando la pelotita de tenis, tras golpear la red, cae en un lado o en otro de la pista. Gracias por los besos. Más para ti.

junio 26, 2009 8:23 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Jardinera, Bolaño escribía como muy pocos lo han hecho. Creo que está a la altura de Borges o GGM en la historia de la Literatura en español.

Nunca me habían dicho que mi nombre suene a marca de compresas. Lo tendré en cuenta, por si algún día quiero montar un business ;)

Besos!

junio 26, 2009 8:23 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, pensé en esa grandísima película, sí. Y también en Paul Auster, cuya literatura se centra también en el azar como motor de vida. Salud!


Tú, el salto cualitativo se produce cuando cambias esa manera de pensar. Cuando te das cuenta de que el azar no es un “sinvivir”, sino, precisamente, el “vivir”. El trabajo nos hace libres, decían en Auschwitz :P Besos!

junio 26, 2009 8:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

RBC, no todo es casual, no. Pero sí causal. Y en esa cadena de causas que derivan en consecuencias, siempre existe un elemento de azar, un momento en que la pelota de tenis quedó sobre la red. Así que toda la cadena de causalidad lógica que tras ese momento de azar se produce, no deja de ser, también fruto del azar.

Cuando el sargento Alkemade se lanzó al vacío desde ese avión encontró que las montañas estaban copiosamente nevadas, y que las ramas de los frondosos árboles amortiguaron su caída a una desaceleración constante y suave. Esa es la lógica causal. Pero la experiencia de Alkemade fue casual y extraordinaria. No es incompatible, simplemente son dos planos de entendimiento diferentes. No sé si me explico bien…

Besos!

junio 26, 2009 8:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Petita, mis grados de separación de Bruce Springsteen son sólo cuatro: mi amigo J tocó un tiempo con un guitarrista (también J, cómo se repite la jota entre la gente que me rodea) que tocó con Elliot Murphy un tiempo. Y Elliot es amigo de Bruce de toda la vida. Con Roberto Bolaño, si estuviera vivo, tendría aún menos grados de separación, ya que su amigo Javier Cercas ha ido con cierta asiduidad a un círculo de literatura que organiza un viejo conocido mío. Todo es extraordinario, sí. Besos directos!


Moderato, ni él se lo creía ni los alemanes que le hicieron prisionero tampoco. Nadie podría creerlo. Como nadie podría creer que alguien pudiera escribir Los detectives salvajes, revolucionar toda la historia de la literatura, y morir al cabo de muy pocos años. Nadie sabe nada. Un abrazo!

junio 26, 2009 8:24 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ana, ¿y no piensas a veces que casi todos los giros son inesperados, que las cosas más importantes de nuestra existencia son fruto del azar, o al menos de causas cuyo conocimiento nos es vetado? Ya sabes; te enamoras de una persona que aparece un día cualquiera en un sitio determinado, con una actitud determinada porque han pasado cosas azarosas. Y tu apareciste en ese mismo sitio, en el que no debías haber estado, y sientes que algo raro ha pasado, y a partir de entonces tu vida dio un giro trascendental. O aceptaste un trabajo que no esperabas hacer e hiciste tu profesión de ello... la existencia siempre es nueva, nuestro hogar siempre es extraño y excitante. “Whatever needs to happen / let it happen, let it be”



Margot, la física actual entiende que la causalidad no puede ser conocida en su totalidad. La Relación de Indeterminación de Heisenberg afirma que cuanta mayor certeza se busca en determinar la posición de una partícula, menos se conoce su cantidad de movimiento lineal. Vamos, que nunca podremos superar el error en nuestro conocimiento de la materia, que nunca se determinará con exactitud el movimiento de las partículas, que nuca sabremos con precisión la causa del movimiento de una partícula porque ni siquiera podemos saber con certeza dónde se encuentra una partícula. Ah, cómo me gusta el principio de indeterminación! :P Besos!

junio 26, 2009 8:25 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ay, Nausicaa, cuidado con acumular tantos datos, que éstos son infinitos y acabarás como el Funes de Borges ;) No recordaba ese post, pero me alegro mucho de haber encontrado tú página en este océano de blogs!


Atikus, otros, en cambio, tropiezan en el escalón de su casa y mueren porque se parten el cuello. La pelota de tenis de la escena de Match Point es caprichosa a veces, y nunca anticipable desde nuestra perspectiva humana, por mucho que se mueva de acuerdo a leyes físicas. Salud!

junio 26, 2009 8:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Mcartney, es esa escena, sí. Genial. No quise contar demasiado sobre ese anillo para no estropearla a quien quiera verla.

No me cae mal Pérez Reverte, pero el comentario de desprecio sobre Bolaño que hace en la página que enlazas me ha producido cierta vergüenza ajena. Más o menos, es como si un chico de OT lo hiciera sobre Bruce Springsteen, tal diferencia veo entre la aportación a la Literatura de un escritor y de otro.

Las palabras de Reverte me parecen llenas de resentimiento y vacías de crítica literaria. Y, aunque él no lo diga porque no le interesa, te diré qué es lo que motiva esas palabras: un comentario que hizo Bolaño en una entrevista sobre lo que él pensaba de la calidad literaria de Pérez Reverte:

“Pérez Reverte o Isabel Allende, da lo mismo... La Real Academia es una cueva de cráneos privilegiados. No está Juan Marsé, no está Juan Goytisolo, no está Eduardo Mendoza ni Javier Marías, no está Olvido García Valdez, no recuerdo si está Alvaro Pombo (probablemente si está se deba a una equivocación), pero está Pérez Reverte. Bueno, Paulo Coelho también está en la Academia brasileña.”

Creo que hubiera sido más elegante por parte de Pérez Reverte decir que tiene algo personal contra Roberto Bolaño, en lugar de ocultarlo, la verdad.

Salud!

junio 26, 2009 8:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Casilda, la probabilidad matemática de que una combinación de tres letras coincida con mis siglas es de 1 / 12.167 ¡No puede ser tanta casualidad! :P El poema se lo escribió a otro EVM, Enrique Vila Matas. Pero da igual, es mío ya. Y lo comparto con todos vosotros. Besos!


Sese, claro que sí. Y la probabilidad de que se dé un suceso condicionado a uno anterior es la multiplicación de los denominadores de las probabilidades, esto es, mínima, aunque lógica. Pero te aseguro que tanto lo de Bolaño como lo del sargento Alkemade no son leyendas urbanas. No creeremos en la magia ni en el destino, pero sí en el azar. Salud!

junio 26, 2009 8:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Food & Drugs, quizás no me estoy explicando bien. Es nuestra sensación de azar, más que el azar en sí mismo. No niego las cadenas de causa-efecto, sino nuestra imposibilidad para conocer todo lo que las determina. Por eso hablaba con Margot del Principio de Incertidumbre, que dice que si conocemos la posición de una partícula, nunca conoceremos su cantidad de movimiento, y viceversa.

Lo extraordinario puede suceder, y de hecho sucede en nuestra cotidianidad sin que nos percatemos de ello. Algo así le pasó a España en su partido contra EEUU ¡y era fútbol! ;)

Salud!

junio 26, 2009 8:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ex Traño, lo explicas muy bien. El azar es la causalidad desconocida e inabarcable. Por eso, desde nuestra perspectiva humana, no podemos dejar de admirarnos. Salud!


Claro, Rocío, pero tu presencia aquí obedece a una primera vez en la que se concatenaron un montón de circunstancias que hicieron de tu elección algo impredecible e irrepetible. Nada de lo que ocurre en tu vida hoy en día existiría si no fuera por causas especiales que ocurrieron por azar y que te hicieron moverte en un sentido y no en otro. Gracias por tus palabras y por estar aquí. Besos!

junio 26, 2009 8:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, entonces toma el poema también para tu padre, y el resto de amigos que ya no están. Siente lo extraordinario de lo encontrado, porque la vida es extraordinaria. Besos!


Oh, Dante, Borges haría toda una tesis enorme con estas cosas :)

junio 26, 2009 8:27 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Melina, claro que todo repercute entre sí. efectivamente, el movimiento de una mariposa en Shangai puede provocar un terremoto en Sinaloa. Y una torcedura de tobillo bajando una escalera encontrar a alguien que te ame. No creo, en cualquier caso, en la perfección de la Naturaleza, más bien en la entropía, la cerveza y los amigos :P Besos!


Carrascus, coincido con Antígona en la interpretación de ese verso de Bolaño. Vivimos una vida prestada, cuyo único fin seguro es volver a la nada al cabo de unos pocos años. Mantenemos, o deberíamos mantener mejor dicho, una sensación de provisionalidad, de alquiler y no de compra, respecto de nuestra vida, que condiciona todo lo que tememos de ella. Pero ella, como es habitual, lo expresa mucho mejor que yo. Salud!

junio 26, 2009 8:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Doctora Antígona, efectivamente estoy dando una significación más literaria que científica al término “azar”. Una interpretación muy de novela de Paul Auster, para que nos entendamos mejor. Hablo, efectivamente, de lo fortuito, de lo poco probable, de lo inesperado por nuestra lógica de adivinanzas.

No creo en el destino, no creo que nada esté escrito. Tampoco creo mucho en el París romántico de La Maga: creo en la voluntad de las personas para que las cosas pasen. Creo en Lawrence de Arabia, en aquella gran película de David Lean, cuando vuelve al desierto en busca del árabe perdido porque “nada está escrito” ¡Oh, creo que esa peli y esa escena dan para otro post, doctora Antígona!

Un beso, doctora Antígona!

junio 26, 2009 8:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Raquel, la propia existencia de vida humana en este planeta es una casualidad prácticamente irrepetible en el Universo, al menos tal y como la entendemos. Cuando el primer simio descendió del árbol, y trató de erguirse en el camino de buscar un nuevo árbol para divisar así mejor a los enemigos de la sabana, fue como la pelota de tenis de la escena que abre Match Point. Besos!


Kamala, nunca conoceremos la causalidad completa de un fenómeno, claro que no. Y mucho menos de todos los fenómenos que han actuado como causas de las causas. Supongo que la poesía está en la manera de mirar esa maraña de causalidades casuales, por eso nos parece mágica y realista a la vez. Besos!

junio 26, 2009 8:28 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Diciembre, entre Bolaño y yo existe una conexión espiritual, sí. Pero es unidireccional, como ocurre con toda relación autor-lector :)

Lo único que tenemos los seres humanos es nuestra libertad, de donde se deriva la conciencia y la ética. Así que no sé si la voluntad lo puede todo, pero sí que es lo único que nos permite identificarnos como seres libres. Dicho de otra manera, lo importante no es ganar, sino intentarlo. En cualquier caso, como le decía a Antígona ahí arriba, tengo que escribir un post sobre la película Lawrence de Arabia, y explicarme un poco más :)

No he visto Serendipity, pero tomo nota de tu recomendación. Quiero ver un montón de películas este verano en casa, que tengo muchas cosas pendientes.

Besos!

junio 26, 2009 8:29 p. m.  
Blogger ana dijo...

Pues sí... pues eso... let it be... me has recordado una canción de Serrat. Te la dedico. ;))

junio 26, 2009 9:42 p. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Alkemade no murió porque aún no era su hora. Soy fatalista, no creo en casualidades.
Besos felinos.

junio 26, 2009 9:46 p. m.  
Blogger Lokita dijo...

Hace tiempo que me fascinan ese tipo de casualidades, de hecho, ahora mismo estoy leyendo un libro de Auster que busqué por esta inquietud que me acecha últimamente, y que habla de esas casualidades que a mi me gusta más llamar Serendipias.
La verdad es que no me está entusiasmando demasiado, o no tanto como las expectativas que tenía sobre él, pero llevo pensando en este tipo de anécdotas hace tiempo, y “casualmente”, me voy topando en todas partes con que se hablan de ellas,
como hoy usted, por ejemplo.
El otro día estuve a punto de hacer un post-encuesta y todo sobre cosas de este tipo que le hubieran ocurrido a la gente, dando pie con alguna historia curiosa que me ha pasado a mí, pero ya ve, que con mi estilo, no sabría por donde empezar…

Hoy, antes de ver su post, he vuelto a pensar en ello, al leer una frase del libro que me ha gustado y que decía algo parecido a que éstas coincidencias, son señales de nuestro ángel de la guarda, para decirnos que estamos en el lugar correcto en el momento correcto, miguitas de pan que nos conducen a nuestro destino, aunque en eso del destino, yo discrepo bastante, o querría, y en los ángeles, ni le cuento, pero me ha hecho pensar que era bastante acertado el hecho de que hay momentos en los que las explicaciones se nos escapan de las manos, en este caso, estará de acuerdo…
Un beso, Lagartillo

junio 27, 2009 12:56 a. m.  
Blogger Tesa dijo...

Bueno, yo soy bastante inculta en cuanto a literatura se refiere y, como MacArtney, he conocido a Bolaño por el artículo de Pérez Reverte.
Son rencillas entre escritores (aquí sonrío y pienso en el caso de boxeadores y toreros, incluso músicos: ¿no escribiste tú un post sobre sus piques?)y su competencia no tan dudosa, puesto que, en mi caso y el de muchos- y pongo de ejemplo de nuevo al amigo MacArtney- a Reverte sí lo conocemos, incluso lo leemos con cierta frecuencia.

A veces suceden casualidades tales que, si una no fuese tan escéptica ...creería en alguna fuerza paranormal moviendo los hilos de mi vida.

Besos,Lagarto

junio 27, 2009 1:45 a. m.  
Blogger Shandy dijo...

Lagarto, estoy pensando en la obra´de teatro de Edgar Neville, "La vida en un hilo" que se llevó al cine con el título de "Una mujer bajo la lluvia".
Hay mucho de azar, de casualidad, prodigioso y terrible a la vez. Pero también con nuestras actitudes y decisiones propiciamos lo que nos pueda ocurrir. Yo llegué a esta página por casualidad, pero los pasos de uno caminan con frecuencia en una dirección.
Sí es una casualidad que el poema de Bolaño coincida con tus iniciales. Una buena metáfora sobre la vida: vivimos en una casa de alquiler, estamos de "prestao", que diría el otro.
El Mal de Montano es una novela espléndida, para perderse en su laberíntica narratividad. Y una vez leída se puede abrir al azar, por donde caiga, y se goza igual de ella.
El texto de King of blue,es de mi hijo. Pensar en Cortázar es un extraordinaro halago para él ( se lo dije y no veas que sonrisa). El chico entra aquí, por recomendación materna, y le gusta la página. Propicias muchas veces conversaciones familiares interesantes:)
Mi hijo es también un apasionado del Jazz. Y para su edad (20) no escribe nada mal (un poco vago, pero creo que eso lo resolverá. Empieza a descubrir sus laberintos de pasiones).

Besos!

junio 27, 2009 1:03 p. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

Encantada de conocerte, EVM.;)

De verdad crees que es pura casualidad y que no ha sido el destino el que lo ha maquinado así???


Un beso, Nosu

junio 27, 2009 4:01 p. m.  
Blogger Roberto dijo...

Me dejas alucinado con el poema de Bolaño: maravilloso, inflamable...y tus iniciales.

todo es una casualidad hermosa y absurda

te sigo leyendo con fiera militancia, ya lo sabes
un abrazo

junio 27, 2009 6:32 p. m.  
Blogger Tormento dijo...

Viví una casualidad muy similar hace tiempo, cuando compré los "ciento volando de catorce" de Sabina y me encontré con este soneto:

XXXV CUANDO TENGAS FRÍO.

Para la seño



Usa mi llave cuando tengas frío,
cuando te deje el cierzo en la estacada,]
hazle un corte de mangas al hastío,
ven a verme si estás desencontrada.

No tengo para darte más que huesos
por un tubo y un salmo estilo Apeles
y páginas anémicas de besos
y un cubo de basura con papeles.

Ni me siento culpable de tu lejos,
ni dejo de fruncir los entrecejos
que usurpan de tus ojos la alegría,

si quieres enemigos ya los tienes,
pero si socios buscas ¿cuándo vienes
a repartir conmigo la poesía?


Y me pegó un subidón de moral importante, porque SÉ que pensaba en mí :P así que suelo leerlo cuando me encuentro mustia.

Te hacen sentir muy, muy especial durante un momento, porque te tocan el corazón, porque estabas deseando que te lo tocaran y encuentras la conexión.

Es precioso el poema que Bolaño escribió pensando en ti (como ahora piensoooo... lalalaaaaa)

Disculpa el desfase... las opos me están necrotizando el intelecto y todo lo demás, joé.

Un beso grande!!

junio 28, 2009 10:13 a. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

"Solo en tí creo,
redondo,
seguro azar"

A mí, como a Salinas, me pasa lo mismo: solo creo en la casualidad, en el azar de "esos presagios" que, de sopetón, le dan un giro a nuestras vidad. Tengo algunos que contar que tela, te lo garantizo...

(el poema de Bolaño, maravilloso)

Un besito grande, Dr. Lagarto

junio 28, 2009 12:49 p. m.  
Blogger libertad dijo...

Me dejas perpleja.
Besos!

junio 28, 2009 4:48 p. m.  
Blogger Gabriela dijo...

Cuando ví la película "Match Point" me estremecí ante el hecho de que la teoría que subyace tras ella, es lo que yo siempre había pensado de la vida.
El azar y sólo el azar rige nuestro destino. Nosotros podemos hacer nuestra parte de esfuerzo, pero si el destino nos juega en contra, no hay forma de ir contra eso. Y viceversa, muchas veces recibimos más de lo que merecemos.
Lo verdaderamente difícil es vivir con esa idea, y no enloquecer pensando que no podemos manejar lo que nos va a pasar, que somos unos meros títeres del destino.

junio 28, 2009 6:59 p. m.  
Blogger eva al desnudo dijo...

Wow, poco más que añadir.

Opino que parte del azar es consecuncia de nuestra propia búsqueda, una especie de "caza de señales" que nos lleven a donde queremos -y en el fondo- andábamos buscando. Una frase muy concurrida cómo: "te lo has buscado", podría definir esa gran rama a la que necesitamos agarrarnos para despojarnos de la culpa de algunas cosas y/o situaciones. El azar es caprichoso, casi tanto como nosotros y te hablo desde el lado de las creyentes-aferradas.
Mi última señal son dos vagabundos con un carrito de la compra, siempre que me los encuentro acabo encontrándome, al dia siguiente, con otra persona.

Besos de azahar ¿Enrique?

junio 28, 2009 11:40 p. m.  
Blogger eva al desnudo dijo...

Fíjate Lagarto, anoche para ir a dormir elijo un libro para releerlo, algunas de sus páginas estan señaladas con pos-its. Las repaso y me encuentro con esto:

"Solo la casualidad puede aparecer ante nosotros como un mensaje. Lo que ocurre necesariamente, lo esperado, lo que se repite todos los días, es mudo. Sólo la casualidad nos habla. Tratamos de leer como leen las gitanas las figuras formadas por el poso del café en el fondo de la taza".
La Insoportable levedad del Ser.
Milan Kundera.

No sé que pensar, a lo mejor mi subconsciente queria encontrarse con este párrafo. Beso.

junio 29, 2009 9:55 a. m.  
Blogger Isabel chiara dijo...

Hermoso el poema de Bolaño, qué permutaciones nos aguardan, qué casualidades, la necesidad de saber, de comprender el por qué. Si las casualidades son como la de Bolaño y el que cayó de los cielos bienvenidas sean.

Qué refrescante te ha quedado, Lagarto. A mí me encantaría ser EVM, pero soy ISC, no sé si vale también para una magnífica casualidad.

Un beso

junio 29, 2009 9:29 p. m.  
Blogger J.Himilce dijo...

Uf, llego casi con una smena de retraso... y vaya si lo siento, porque me ha gustado mucho esta entrada... suerte, destino casualidad... lo importante es saberlos aprovechar...

Saludos!

junio 29, 2009 11:20 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ana, eso de “let it be” ha generado más de una buena canción, claro que sí. Gracias por la canción.


Pantera, yo, en cambio, no soy fatalista. Acepto la existencia de lo extraordinario, de lo que no puedo controlar. Pero no que el futuro esté escrito. Besos saurios!

junio 30, 2009 6:31 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lokita, Auster está obsesionado con las casualidades, sí. Espero que te guste lo que estés leyendo según vas avanzando. Para mí el mejor Auster es el de Leviatán, pero es una cuestión de gustos. En cuanto a las señales, supongo que todos las buscamos, aunque éstas siempre serán tan confusas o claras como queramos verlas :) Besos, lokilla!


Tesa, las rencillas entre escritores suelen ser de una crueldad única. Ya escribí un post sobre ello, sí. Y Bolaño tenía su sitio preferente, que nunca se cortó en decir lo que pensaba de otros famosos escritores. Pero, excesos de bilis verbal aparte, creo sinceramente que Bolaño aporta más a la literatura que Reverte, independientemente del número de ventas. Es más, creo que Reverte estará completamente de acuerdo conmigo en su fuero interno. Besos y cuidado con esos hilos ;)

junio 30, 2009 6:31 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Shandy, esa película es un buen ejemplo, sí. Efectivamente, cualquier decisión que tomamos nos arrastra aun futuro desconocido, pero esa decisión no es independiente de nuestra manera de ver el mundo, de interactuar con él. Es decir, todos nuestros movimientos están condicionados por nuestro afán, nuestro miedo, nuestra ilusión o nuestros traumas freudianos.

Pero, ¿no ha influido la casualidad, lo imponderable en nuestro afán, nuestro miedo, nuestra ilusión o nuestros traumas freudianos? ;)

Tienes un hijo estupendo y con buen gusto, que no lo deje, eh!

junio 30, 2009 6:32 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Un placer, ND :P No creo en el destino, pero sí creo en lo extraordinario. Es decir, nada está escrito, pero todo sucede de acuerdo a leyes que nunca podremos controlar. No podemos anticipar el futuro ni crearlo a nuestro gusto, pero sí podemos elegir el camino por el que nos equivocaremos. Besos!


Roberto, es que Bolaño tiene algo siempre. No hacen falta las iniciales para sentirse tocado por su literatura. Un abrazo.

junio 30, 2009 6:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tormento, Sabina es un buen cuidador de almas. Y si son cuarentonas, más todavía :P Mucha suerte con las oposiciones, ya nos contarás. Besos!


El azar es poderoso, Los Pasos, pero también escurridizo y profundamente sarcástico. No hay nada importante que llegue a nuestra vida sin ese factor de sorpresa e ironía. Besos!

junio 30, 2009 6:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Libertad, lo que nos deja perplejos es la propia vida. Besos!


No es fácil luchar contra los elementos, Gabriela. Pero sólo se pueden conseguir las cosas cuando no sabemos que es imposible conseguirlas. No veo el azar como sinónimo de destino, no creo que nada esté escrito. Sólo es que no conocemos todas las causas que desencadenas los acontecimientos. Algo así.

junio 30, 2009 6:33 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Me ha gustado lo de la “caza de señales”, Eva. Es verdad, siempre buscamos una especie de feedback cósmico, como niños desamparados necesitados de un padre guía que se manifiesta en forma de confirmaciones. La manía, patológica y ególatra, que tenemos los humanos de intentar “controlar” las cadenas de causas-efectos es parte de nuestro miedo a vivir.

No, no me llamo Enrique, hay otras posibilidades (tienes acceso a mi facebook, así que no te resultará muy complicado saberlo) :)

Ese libro de Kundera trata muy bien el tema, ya lo creo. La verdad es que la buena literatura tiene en ello una mina de oro.

Ánimo con las señales y besos!

junio 30, 2009 6:34 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ah, Isabel, pero lo malo de las casualidades es que no se puede saber si serán hermosas o no. Comparto mi poema contigo, ISC, besos!


J.Himilce, una semana es tiempo suficiente para llegar. La verdad es que me resulta difícil encontrar tiempo suficiente para dedicar a esta página. Intento renovar cada semana, pero me cuesta mantener ese ritmo. Lo importante es, supongo, aceptar el azar con sabiduría. Salud!

junio 30, 2009 6:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home