martes, diciembre 01, 2009

Las tetas del poder


En 1976 un tipo tuvo una idea que cambiaría la historia de Italia. Se trataba de un programa de televisión nocturno en el que se harían preguntas a los televidentes. Éstos llamarían al programa y, si acertaban, una chica situada en el centro del plató se quitaría una prenda. Si los espectadores acertaban todas las preguntas, la chica quedaría completamente desnuda en sus televisores.

El programa se emitió en una canal local de Turín y se llamó Spogliamoci insieme (Desnúdemonos juntos).

Durante el tiempo que se emitió, las fábricas de la región se quejaron a las autoridades locales, atribuyendo el bajo rendimiento de sus trabajadores al hecho de que trasnochaban frente a la pantalla esperando a que la chica se quitara la última prenda.

El tipo que lo producía se llamaba Silvio Berlusconi.


Treinta años después de aquel experimento, Silvio Berlusconi, mediante la teta televisada, ha conseguido copar todo el poder -mediático primero y político después- del país que dio al mundo a Leonardo, a Miguel Ángel, a Caruso, a Fellini, a Vivaldi, a Botticelli, a Mastroiani, a Tiziano, a Modigliani, a Calvino, a Dante, a Gassman, a Petrarca, a Pasolini, a Visconti, a Pirandello, a Virgilio, a la madre de Bruce Springsteen y a mi amigo Luca.

Italia ha vivido a lo largo de su historia muchas revoluciones culturales que han cambiado el mundo. Desde la república de los etruscos, hasta el romanticismo del Resurgimiento, pasando por el derecho romano o el Quattrocento. Pero la última revolución cultural que ha vivido Italia, la más relevante hoy en día, es la del poder de la teta televisada, la que ha demostrado más poder sobre la gente que ninguna otra.

La revolución cultural de la teta televisada ha impuesto un nuevo estilo de vida, una nueva moral basada en el exhibicionismo sexual imbécil. La gente no piensa en sus derechos, en la educación de sus hijos, o en sus instituciones. Sólo quiere tener un pene más grande o unas tetas más turgentes, que es lo que simboliza el éxito social y la felicidad y garantiza las relaciones de poder que mantienen a Berlusconi en el Gobierno de la República.

La situación política que se vive en Italia ha demostrado que la cultura de la teta televisada está por encima de derechos elementales de los trabajadores, de la libertad de prensa, de la corrupción política, de la xeonoobia... mientras el neofascismo se perpetua en el poder con total impunidad.

Este es el argumento de un documental dirigido por Eric Gandini que lleva como título Videocracy, un juego de palabras entre “democracia” y “video” que creo que explica muy bien el nuevo contrato social italiano: teletetas a cambio de poder.

¿Y somos nosotros distintos de los italianos, como para asegurar que no ocurra lo mismo en nuestros países? No, no creo. Estamos trabajando en ello.




Una película para Eric Gandini: Network, un mundo implacable, de Sidney Lumet

Un libro para Eric Gandini: Divinas palabras, de Don Ramón María del Valle Inclán

Una canción para Eric Gandini: Evacuation, de Pearl Jam


.

73 Comments:

Blogger Fiebre dijo...

Somos exactamente iguales.
De hecho, las famosas Mama-Chicho, exportadas por el ínclito que mencionas y al que no soporto, fueron el gran "boom y hallazgo" del nacimiento de la televisión privada en España.

Aunque ya no sé si prefiero ver tetas, o desnudos mentales del tipo ´me beneficié a menganit@´.
Creo que, aunque hetero convencida, prefiero las tetas.

diciembre 01, 2009 8:30 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

No somos iguales, pero poco nos falta.
Sólo hay que echar un vistazo a la programación de la televisión para darse cuanta.
Tal vez no alcazamos los limites de Italia, pero entre Gran Hermano, Granjero busca esposa, y otras lindezas de la tele actual...
¡Vaya personaje, el Berlusconi!
Hay que ver lo que dan de si dos buenas tetas.

diciembre 01, 2009 9:28 p. m.  
Blogger Tesa dijo...

Maama Chicho me tocaaaa...
me toca caaada vez máasss...

(que levante la mano aquel que protestaba cuando salían en T5 las mamachicho)

diciembre 01, 2009 9:39 p. m.  
Blogger Divina nena dijo...

No creo que seamos muy distintos, como apuntaban al principio, hay peores desnudos que nos bombardean en la caja tonta. Cada día amo más mi portatil, y poder leer perlas como las tuyas, es mi rato de ocio, y es chiquito...
Baci

diciembre 01, 2009 10:10 p. m.  
Blogger Ángel dijo...

Ay compadre pusiste el dedo en la llaga, me quejo de lo poco que aporta los canales locales de mi ciudad, el imperio de Televisa que solo vende con el "atractivo visual" y la falta de talento entre los actores mediocres que hay en el medio, no creo que no exista alguien que pueda elaborar un programa con un formato para gente con mas neuronas. Desgraciadamente hay un publico bastante extenso para ese tipo de programas. Asi que hay que dar gracias a la libertad de expresión, a los espacios culturales, a un buen libro y el poder decidir que ver, que leer y que hacer.

:D Saludos.

diciembre 01, 2009 10:22 p. m.  
Blogger Zorro de Segovia dijo...

no, no somos así. Desconozco si lo seremos, pero estamos muy lejos de serlo. Rajoy, Zapatero y sus respectivos gabinetes no serán muy espabilados, pero no son chorizos. Hay corrupción, sí, pero no generalizada.

diciembre 01, 2009 10:47 p. m.  
Anonymous satenight dijo...

Queremos ser 'iguales' a ellos, de ahi que vayamos copiando y aumentando, de hecho cuando alguien me dice que vé habitualmente telecinco, por ejemplo, me pregunto por qué lo hace...?
Buena reflexión, Lagarto. Besos

diciembre 01, 2009 11:37 p. m.  
Blogger malbicho dijo...

estremecedor augurio, y esa portada de la rolling stone que no se sabe si es una crítica o un aplauso -je-

en este otro lado del charco el mal gusto impera en la televisión, entre realitys chantajistas, chistes escatológicos o sexistas, talk-shows que son circos de miseria, telenovelas doblemoralinas y series plagadas de violencia; sin embargo es una telenovela colombiana la que usa la palabra "tetas" para provocar desde su título (sin tetas no hay paraíso), mostrando una parte de la realidad latinoamericana mediante un guión coherente, Colombia y Brasil han hecho de las telenovelas algo que en México no se intentó antes: un espejo social, afortunadamente el ejemplo cunde (por la aceptación del público que se traduce en ganancias económicas, no por inteligencia de las televisoras mexicanas)

saludos

diciembre 02, 2009 12:20 a. m.  
Blogger Jota dijo...

Tu reflexión entronca con aquel post que me dio pie a comentar el papel del sexo como un producto más de mercado de la sociedad occidental. Y es cierto que por la vía de la teta se imbeciliza la sociedad, ante una mujer que se desnuda siempre hay un tipo que la mira con cara de bobo, y que se consigue desviar la atención de las cosas que realmente preocupan a los ciudadanos. De esto en Valencia sabemos un rato, tenemos la educación y los servicios básicos cada vez más degradados (hay colegios donde los padres juntan dinero y esfuerzos para pintar y arreglar las chapuzas ante la desidia de la administración), pero asistimos a orgías del despilfarro absurdo como la America's cup o el dichoso circuito urbano de Formula 1, por no hablar del dispendio bajo la sombra de Gürtel de la visita del pontífice. Espectáculos todos ellos bochornosos que, a la postre, resultan tan pornográficos como premiar las respuestas a preguntas de cultura general con una teta al aire.

diciembre 02, 2009 8:29 a. m.  
Blogger JOAKO dijo...

El programa en españa lo emitió tele cinco y se llamó "¡Hay que calor!", a mi me pilló en la primera juventud, con hormonas de fuego chisporroteando por las "chicas Chin Chin".El sexo es una cosa compleja y posiblemente con más vertientes de las que llegamos a imaginar, incluso con "peculiaridades nacionales", en españa se a moderado mucho la tendencia al "tetismo televisivo", ahora en ciertos momentos se ha radicalizado, ya aparece porno hasta en programas de debate (el otro día en "La noria" asistimos a un "robado" de Dinio y una "acriz erotica", en donde hacen lo que todos, cuando podemos), pero en horarios "protegidos" y en prohgramas donde no viene "a cuento" ya no aparecen tetas "intempestivas". Italia es otro mundo en este sentido, cuando estuve allí vi con sorpresa que hasta las locutoras del telediario lucen escote, con lo que prácticamente no hay programa que no exiba una "vellina", que es más picante en función de la audiencia, no de ninguna otra condición. Es un país de doble moral, no se si es por albergar en su interior al mismisimi estado del Vaticano, o por tradición ancestral, guardan a sus mujeres todo lo que pueden, la mamma es una institución intocable, pero todas son unas putas...hasta que no se demuestre lo contrario, fue un país que me produjo mucha curiosidad y contradicción. Ellos dicen que nos parecemos...yo creo que no tanto como ellos creen y más de lo que nosotros creemos.

diciembre 02, 2009 8:58 a. m.  
Anonymous MK dijo...

Il Cavaliere , tomando combinados al borde de una piscina, con un lifting facial recien estrenado y rodeado de bellezas desnudas a tanto la hora. Szarkozí , andando todo el día con alzas en los zapatos y desmayándose por los parlamentos europeos a causa del draconiano régimen de sobres de proteinas al que le tiene sometido la Bruni , porque lo encuentra gordo y bajo. Ansar haciendo dos mil quinientas flexiones diarias para esculpir en su otrora fofez una cosa llamada tableta de chocolate que le pega con la melena y el bigotito como a un santo dos pistolas. Y Putin , paseándose como un cosaco enloquecido con el torso desnudo , a lomos de un caballo por la estepa rusa...señor , señor..
...salvese quien pueda de esta parada de los monstruos ...

diciembre 02, 2009 9:19 a. m.  
Blogger Margot dijo...

Sonreí cuando leí el título y me pregunté... a ver con qué sale el Lagarto hoy! jajaja.

Pero sí, más razón que un santo tiene usted. Y nos parecemos más de lo que nos gustaría parecernos y a veces me entran temblores de la deriva a las que nos andan conduciendo nuestros insignes próceres y ese estilo chapucero, obsceno, arrogante y neofascista que atribuimos a los italianos (perdón, a la política italiana!) no está tan alejado del nuestro... de momento nos basta con relojes, mansiones o mafias de sainete, sin tetas, eso sí, pero sólo de momento...

El todo vale allí se enmascara con tetas y aquí con pelotazos urbanísticos... creo que la testosterona funciona a mil en ambos casos.

Otra razón para el miedo, somos unos de los primeros paises de Europa en implantes mamarios... Sólo andamos abonando el terreno, temblad penes del mundo!! jeje

Jo, que tristeza!!

Besos desde el esperpento.

diciembre 02, 2009 10:19 a. m.  
Blogger atikus dijo...

Pues yo vi algún programa de las mama chicho, eso si a las dos o tres semanas ya estaba aburrido, la cuestión es que se vende eso y mas cosas por la tele...por la tele y en discotecas, en internet, en mil sitios, tener un coche mejor, una casa mejor, on movil mejo...que el vecino...esto es , ser felices a costa de ser y tener mas que el de al lado...ademas del rollo sexual de las tetas y esa teoría del sexo barato que bien dices.

De todas formas , hace años que no veo la tele salvo para dormir la siesta o que me acompañe mientras como jaja!!


saludos

diciembre 02, 2009 11:46 a. m.  
OpenID miabi dijo...

La verdad es que es una pena, pero nunca olvidaré la cara de cierto allegado mirando embobado a las mama chicho... en fin... Tenemos lo que nos merecemos...

diciembre 02, 2009 11:49 a. m.  
Blogger Jota dijo...

Se me olvidó preguntarte si habías visto la anterior peli de Gandini, Surplus, terrorized into being consumers, un alegato contra la sociedad de consumo, si bien algo torticero en algunos de sus pasajes, visualmente muy atractivo.

diciembre 02, 2009 12:32 p. m.  
Anonymous El peletero dijo...

Apreciado lagarto, a mí nunca me han gustado los panfletos y estoy seguro que esta “videocracia” tampoco me gustará.

Para ser rigurosos en nuestros análisis empecemos por usar correctamente las palabras y no llamar a cualquier cosa “revolución”, y mucho menos cultural. Ya sé a qué te refieres y no te falta razón al decirlo, pero “Revolución cultural” sólo ha habido una, la de Mao, y que costó unos cuantos millones de muertos, encarcelados, torturados, desplazados, hambrunas y exiliados. La de la teta italiana es una simple broma a su lado, un juego de niños.

De todas maneras hay que tener muy claro que en estas situaciones nunca se produce el famoso dilema de la gallina y el huevo, ¿cuál de los dos fue primero?, aquí no, los primeros siempre son los imbéciles, sin ellos no habría nadie que dijera o hiciera imbecilidades, y eso es algo que el Sr. Berlusconi ha sabido siempre, conoce bien a su país.

Te preguntas por España y lo mejor es no responder. Siempre nos comparamos con Italia y es un gran error hacerlo.

Un país que ha dado al mundo a Miguel Ángel, a Verdi, a Dante y a Ferrari se le pueden perdonar unas cuantas tetas al aire. En España, nuestro presidente Zapatero, es una buena muestra de las fantásticas cimas de gloria y excelencia que podemos alcanzar.

No me gustan los panfletos y casi me ha salido uno. Perdón.

Y felicidades por tus textos, vale la pena leerlos.

Saludos.

diciembre 02, 2009 1:17 p. m.  
Blogger Arcángel Mirón dijo...

No me extraña, porque lo veo todo el tiempo aquí. Es muy triste, es muy patético, es muy terrible.

El rey de la TV argentina es Marcelo Tinelli, un carismático conductor y productor que no hace más que poner tetas y culos. Tiene un éxito de no creer. Y lo que tiene, también, es un poder de influencia enorme sobre cierto sector de la opinión pública. Y opina sobre política, y los zombies que lo miran pasan a opinar como él.

Capaz llega a presidente, como Berlusconi.
Ese día lloraré.

diciembre 02, 2009 5:43 p. m.  
Blogger gemmayla dijo...

Qué coincidencia, NoS!

Al hilo de de tus palabras, traigo a colación una canción de Franco Battiato que he escuchado esta mañana en la radio. La canción se titula "Inneres Auge" y su letra no tiene desperdicio. Te animo a escucharla. Esta es su letra:



"Come un branco di lupi che scende dagli altipiani ululando
o uno sciame di api accanite divoratrici di petali odoranti
precipitano roteando come massi da altissimi monti in rovina.
Uno dice che male c'è a organizzare feste private
con delle belle ragazze per allietare Primari e Servitori dello Stato?

Non ci siamo capiti
e perchè mai dovremmo pagare anche gli extra a dei rincoglioniti?
Che cosa possono le Leggi dove regna soltanto il denaro?
La Giustizia non è altro che una pubblica merce...
di cosa vivrebbero ciarlatani e truffatori
se non avessero moneta sonante da gettare come ami fra la gente.

La linea orizzontale ci spinge verso la materia,
quella verticale verso lo spirito.
Con le palpebre chiuse s'intravede un chiarore
che con il tempo e ci vuole pazienza,
si apre allo sguardo interiore: Inneres Auge, Das Innere Auge

La linea orizzontale ci spinge verso la materia,
quella verticale verso lo spirito.
Ma quando ritorno in me, sulla mia via,
a leggere e studiare, ascoltando i grandi del passato...
mi basta una sonata di Corelli, perchè mi meravigli del Creato!."

Qué crítica sagaz !!!

Y tampoco está nada mal recordar y escuchar "Nómadas" un tema antiguo suyo que sigue poniendo la carne de gallina.

Besos y a movilizarse todo el mundo, que la pasividad enfermiza nos corroe!!!

diciembre 02, 2009 7:25 p. m.  
Blogger Sintagma in Blue dijo...

Si es que tiran más dos tetas que cien carretas...

diciembre 02, 2009 7:53 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Y se sabe que sin tetas no hay paraíso.
Quiero creer que aquí no es igual.
Besos.

diciembre 02, 2009 9:42 p. m.  
Blogger Dante B. dijo...

estimado, ¿qué más se puede pedir en un mundo infantilizado como este que una teta de la cual seguir mamando?
O será que la teta nos vuelve bebés?

diciembre 03, 2009 10:29 a. m.  
Blogger panterablanca dijo...

No es que apoye la manera de hacer de Berlusconi, de hecho es un tipo que me da bastante asco, pero hay que recordar que no somos más que simios vestidos (y algunos hasta se desnudan ante una cámara). En general, los humanos somos más simples de lo que nos gusta creer, y algunos saben aprovecharse de ello.
No sé si los españoles y los italianos somos iguales, pero es más lógico que nos parezcamos a ellos que no que nos parezcamos a los esquimales, por ejemplo.
Besos salvajes.

diciembre 03, 2009 3:25 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Algunos quieren volver a la epoca de franco, donde el cuerpo de la mujer era algo sucio y era delictivo,mostrarlo.

diciembre 03, 2009 7:17 p. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Brrr. Había hecho un comentario del que estaba muy contento, pero me debí olvidar de guardarlo.
En fin, resumiendo, que Italia está de capa caída y que no es solo Berlusconi, pero que no cabe duda de il Cavaliere ha venido a poner la guinda.
Saludos

diciembre 03, 2009 7:25 p. m.  
Blogger El Castor dijo...

Sabes, en los dos canales catalanes no existen este tipo de programas ni otros sobre las vicisitudes de supuestos famosos. Claro que eso no quiere decir que haya gente que no los vea en otros canales.

Yo no conozco mucho a los italianos pero que voten a Berlusconi no dice mucho a su favor.

Saludos.

diciembre 03, 2009 9:06 p. m.  
Blogger RBC dijo...

Dónde no esta metida la caja boba que tiene más de estupidizante que de otra cosa.

Hay muchos aspirantes y candidatos al estilo Berlusconi.

Abrazoss

diciembre 04, 2009 4:43 a. m.  
Blogger Duschgel dijo...

Ahí la prueba de que la caja tonta no es tal. Los tontos somos nosotros. Y los listos se aprovechan.

diciembre 04, 2009 8:28 a. m.  
Anonymous k dijo...

Esta semana por fin vi Network (el lunes). Y me lo pasé como una enana, qué gran película.

A lo que dices no sé qué comentar. Me abruma cada vez que me asomo al mundo, así que cada vez me asomo menos. No sé si hago bien.

El caso es que hoy mientras te leía me he acordado de esa frase atribuida (espero que justamente, no he investigado mucho), al médico brasileño Drauzio Varella (he investigado lo bastante para saber que no es premio Nobel, como circula por ahí):

"En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para mujeres que en la cura del Alzheimer.
De aquí a algunos años tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos recordará para qué sirven"

(Me tienes que perdonar, ya sabes que me encantan las frasecitas...)

diciembre 04, 2009 4:48 p. m.  
Blogger Makiavelo dijo...

Desconocía este episodio de la ascensión al poder de Berlusco. Hay que reconocer que fue listo a pesar de que es penoso y no digamos de sus consecuencias.

No se si aquí tenemos a otro Berlusco capaz de semejante azaña.

Saludos.

diciembre 05, 2009 5:19 p. m.  
Blogger eulez dijo...

Bueno, en España no estamos al nivel. Nos queda un poco, pero vamos por buen camino.

diciembre 05, 2009 11:02 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es cierto, Fiebre: una de las primeras propuestas de la televisión privada en España fueron esas mama-chichos. Creo que eso ya dice bastante de lo que la televisión privada ha aportado al desarrollo audiovisual en este país. Y estoy contigo, prefiero ver muchas tetas a la pornografía emocional de ciertos programas de gran éxito. Besos.




Raquel, gracias a Dios, por el momento, en España las tetas no están programadas por el poder, sino por simples empresarios ávidos de dinero. Me parece mucho más ético el intercambio tetas x publicidad que el berlusconiano tetas x poder. Y respecto a “lo que dan de sí unas buenas tetas”… eso lo saben los cirujanos mejor que nadie :P

diciembre 06, 2009 8:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tessa, pobres chicas aquellas; cada diez minutos protestaban todas porque ese Chicho la había tocado… ay, ese Chicho es el personaje televisivo más salido de todos los tiempos, sin duda :P



Divina Nena, Internet está matando a la televisión. En casi toda Europa la audiencia de Internet es superior ya a la de la televisión, lo que está afectando a sus ingresos publicitarios, que es lo que necesitan para poder seguir teniendo el poder que tradicionalmente han tenido las teles. En casi toda Europa, sí… excepto dos países en los que todavía la televisión representa más del 50% de la inversión total publicitaria: España e Italia. Me alegra verte a ti también en mi portátil. Besos.

diciembre 06, 2009 8:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ángel, el poder de Televisa también es enorme, sí. Aquí en España no ha conseguido posicionarse, pero acabará llegando también, como lo ha hecho en EEUU. La oferta cultural de masas siempre se mide por el criterio del mínimo común múltiplo. Pero quizás Internet cambie algo, y ahí somos nosotros los que tenemos que crear la nueva mini-oferta mediática. A mí me gusta la mía ;) Saludos!


Zorro, desde luego, llegar al nivel de corrupción moral de Berlusconi está al alcance de muy pocos en el mundo civilizado. Lo último de este patético personaje son las declaraciones de un capo de la mafia, que asegura que tenían un acuerdo con él. Ese nivel de basura política es inalcanzable, gracias a Dios. Pero, ¿por qué sigue ganando elecciones semejante tipo? ¡Hasta mujeres hay que le votan! Salud!

diciembre 06, 2009 8:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Satenight, algo he leído por ahí que dice que el fenómeno sociológico de esta basura televisiva es paralela al aislamiento social del individuo, que ya no tiene un entrono cercano sobre el que volcar sus “cotilleos” y que es ahora la fauna televisiva quien hace el rol de su familia y sus vecinos.

Gracias por tus palabras, y ¡besos!

diciembre 06, 2009 8:46 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Malbicho, puede que Azcárraga tenga tanto poder mediático en el mundo latino como Berlusconi lo tiene en Italia, sí. Pero no estamos ante un mafioso que ha copado también el poder político (al menos por ahora).

No sé, apenas veo televisión y jamás he visto esa telenovela colombiana tan famosa también en España. Pero al menos estamos ante actores y guionistas que tratan de hacer algo más creativo que el fotograma que preside este post ¿no?

Saludos!

diciembre 06, 2009 8:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Jota, todas tus quejas sobre la política en Valencia son, por lo menos, las mismas que yo puedo hacer de Madrid. Mi Comunidad está gobernada por una panda de neocons radicales cuyo discurso pornográfico oficial (oficial digo, claro y explícito sin ambigüedades de ningún tipo) pide la desmantelación de servicios públicos como la educación o la sanidad. Eso sí, sin tetas, que ellos son muy católicos.

No he visto el documental que comentas, pero lo buscaré con mi barco pirata. Ahora estoy viendo otro documental de la BBC con una temática parecida, “The century of self”, en el que se muestra como los avances en psicoanálisis del sXX han sido bien aprovechados por las multinacionales para dominar a las personas a través de su consumo.

Salud!

diciembre 06, 2009 8:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Joako, no recuerdo haber visto un programa así en España, pero es que nunca he sido de ver mucha televisión. En cualquier caso, la televisión privada española no está en manos de políticos españoles sino, precisamente, de dos italianos que aprendieron este negocio trabajando al lado de Berlusconi (Vasile en T5 y Carloti en A3)

Entiendo que el sexo y el erotismo acaparan nuestra atención porque se basa en la relación de vouyerismo que tenemos con la ventana al mundo que representa la tele. No censuro que exista el sexo televisado (en horario no infantil y tal). Puede ser divertido, atractivo, estimulante, o lo que el público adulto que lo ve quiere que sea, y me parece respetable dentro de una perspectiva de oferta-demanda capitalista. Pero cuando un presidente de una cadena de televisión es al a vez el presidente de un Gobierno público y decide que los telediarios los presente una chica que enseña las tetas… no me cabe duda de que lo que pretende es que no me entere de esas noticias. Y lo consigue, ya lo creo.

Salud!

diciembre 06, 2009 8:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ja, ja, Mk, una auténtica para de los monstruos, sí. Y mientras podemos acordarnos de cómo salvaron al mundo del fascismo dos tipos, un anciano paralítico americano (Roosevelt) y un borrachín gordo y calvo británico (Churchill). En fin, la sociedad cada vez se imbeciliza más, no hay duda. Besos!


Margot, a mí también me parece muy importante distinguir entre “italianos” y “política italiana”. No es justo que generalicemos así a todo un pueblo sólo por esa panda de impresentables. ¡Pero luego les votan y me entran los siete males! Hay mucho trabajo de acción política y social por hacer allí. Y hay que hacerlo porque la situación es intolerable para todos los europeos. Por el momento, el Gran Cerdo está en trámites para comprar la cadena Cuatro al Grupo Prisa, que tiene una deuda imposible de afrontar y no tiene más remedio que vender activos. Y el efecto primero ha sido que los medios de Prisa ya no se meten con Berlusconi. ¡Esta llegando su poder! Hay que pararlo. Besos!

diciembre 06, 2009 8:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Atikus, esas cosas siempre acaban aburriendo. Pero quizás la tele se ve de manera compulsiva, y la espera por ver la teta de azafata no responde a ningún estímulo más que a ese propio acto compulsivo.

El hecho es que, justo cuando la niña enseñe las tetas, en el momento de máxima audiencia, saldrá a continuación la entrevista a Berlusconi en la que éste denuncia a una conspiración comunista que bla, bla, bla. El lema romano “pan y circo” es ahora el italiano “tetas y cotilleos”. Me encantan las tetas, sí, pero salimos perdiendo.

Yo prácticamente sólo veo informativos y algún partido de fútbol, muy de vez en cuando. Pero me encanta bajarme las series de televisión en Internet, eh. Ahí estoy, enganchado a Roma y Lost, que no dejan de ser, también, productos televisivos.

Saludos!

diciembre 06, 2009 8:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Miabi, jaaaaaa. No le culpes. Todos tenemos un subconsciente vouyerista, una fascinación, a veces incontrolada, por mirar lo que hay tras una puerta cerrada. Y el tabú sexual con los pechos que tiene occidente tiene provoca esta reacción, tanto entre hombres como entre mujeres. Eso lo saben bien los que manejan los hilos del poder en Italia, ya lo creo.


Bueno, Arcángel, siempre he sentido muchísimas similitudes entre italianos y argentinos, así que ya podéis empezar a tener cuidado, como nosotros los españoles ;) no conozco nada de la televisión argentina; aunque hablemos el mismo idioma, en España todo lo traducimos a nuestro acento, excepto las telenovelas caribeñas. Aquí fue un gran éxito el formato argentino Caiga quien caiga, pero, por supuesto, con presentadores españoles. En cualquier caso, la “cosa” supongo que es la misma en tu país y en el mío. Los que dirigen las televisiones privadas más relevantes en España son antiguos directivos de Berlusconi. Estamos en ello, ya digo. Besos.

diciembre 06, 2009 8:48 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Peletero, he utilizado la expresión “revolución cultural” como me ha dado la gana, tienes razón. Claro que no estoy hablando de Mao Tse Tung y de las matanzas chinas de aquellos años, sino de una “revolución” (cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación) que afecta a lo “cultural” desde su concepción popular (perteneciente o relativo al conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo). Lo de la teta italiana es una broma, claro que sí, comparado con la que se montó en China. Pero si lo comparamos con lo que ocurre en el conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de nuestra sociedad, creo que sí tiene su relevancia relativa.

Yo no estoy seguro de que la demanda preceda a la oferta en estos casos concretos de comunicación social. O, mejor dicho, creo que el conocimiento de la psicología de la demanda, desde un punto de vista freudiano, puede permitir a un oferente listo manipular la expresión de sus motivaciones.

Tiendo a pensar que un obrero de una fábrica de Turín en los años setenta, con una inflación enorme, con despidos, con hijos con problemas, con una mujer que le ningunea, con una edad en la que empieza a pensar que quizás su vida ha sido un error… cuando se pone frente al televisor para ver “Spogliamoci insieme” no está necesitado de tetas, sino de algo que sea para él, algo que le haga recuperar una sensación de frivolidad que quedó olvidada por los problemas laborales y familiares que ahora le aplastan, algo que le haga olvidar lo que realmente es su vida. La teta televisada es entonces alienante, como la mayor parte del consumismo. Lo que existe previamente no es la imbecilidad, sino la frustración de la trampa en que el propio sistema consumista le ha metido a este obrero y la solución que le ofrece este sistema es más consumo.

Salud!

diciembre 06, 2009 8:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Claro que hay italianos capaces de ofrecer esa crítica, Gemmayla, y me alegra verlos. Tiene razón Battiato, y la justicia queda al servicio de los estafadores entre estas manadas de lobos. Ayer hubo una manifestación en Roma contra toda la mierda que Berlusconi representa, pero fue promovida por Internet, porque no existe una oposición organizada y fuerte capaz de movilizar a la sociedad italiana. Me alegro de que Battiato, como tantos otros se signifiquen. Italia necesita gestos así, aunque eso les cueste el ataque sincronizado de todos los medios de comunicación del país. Besos!


Sintagma, eso nunca lo he dudado :)

diciembre 06, 2009 8:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Lula, tú conoces mucho mejor que yo ese país donde se ha erigido el imperio de ese señor. No sé si nos parecemos tanto en el devenir del poder mediático, pero en la fascinación por las tetas y similares nos parecemos todos los países católicos que hemos sido educados en ese tipo de represiones. Estaremos atentos a lo que quieran hacer con nosotros. Bicos!



Dante, si el tango decía que en el sXX quien no lloraba no mamaba, tendremos que ir haciendo otro que diga que en el sXXI aunque mames seguirás llorando. Salud!

diciembre 06, 2009 8:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Pantera, no tengo nada en contra del sexo televisado, de los programas eróticos o de los concursos para adultos en la tele. Me parece una oferta de consumo (adulto) como otra cualquiera y que puede ser muy estimada por su público y hacerse de una manera creativa y con calidad.

Pero cuando el que manda sobre todos los medios y sobre el poder político utiliza la televisión para tenernos embobados, para que no podamos informarnos, para que pensemos que nuestro placer está en esa caja… entonces malo. Y cuando las presentadoras del telediario empiezan a dar las noticias enseñando las tetas, es el momento de salir corriendo a comprar un periódico extranjero :)

Besos saurios!

diciembre 06, 2009 8:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Anónimo, no tengo ningún ánimo franquista ni represivo en mi comentario, quizás no me he expresado bien. Me parece muy bien que exista una programación erótica, pero me meto con el efecto que la manipulación mediática produce en las masas cuando lo que se ofrece a una sociedad como expresión de la felicidad es una imagen sexual, ni siquiera el propio sexo. O cuando un Presidente de un Gobierno presenta como candidata a unas elecciones parlamentarias a mujer diciendo que es buena porque tiene unas buenas tetas. Eso es lo que está pasando en Italia. Gracias por pasarte por aquí, seas quien seas. Un saludo!


Food&Drugs, desde luego que Italia está de capa caída. El hecho de que un país tan cutre como el mío vaya a adelantarles en PIB lo dice todo. Además, es obvio que su literatura o su cine no vive el mejor de sus momentos ahora. Y creo que todo es parte de un mismo fenómeno, la verdad. Salud!

diciembre 06, 2009 8:49 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Castor, tampoco tenemos esos programas en la televisión pública de mi comunidad. Supongo que en España se les ha cedido el monopolio a A3 y T5, que son los herederos del berlusconismo mediático más patético.

Es difícil votar a un candidato que no sea Berlusconi cuando todos los medios de comunicación, públicos y privados, televisiones, revistas, etc están en manos de él mismo. De hecho, las movilizaciones contra sus delirios están siendo promovidos desde el anarquismo de Internet.

Saludos!

diciembre 06, 2009 8:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

RBC, supongo que la tele como medio podría dar muchas cosas, no sólo estupidizantes. Hubo un tiempo en el que podían verse debates sobre literatura o filosofía en prime time en España. Pero ahora todo es diferente; la publicidad que lo financia necesita masas a las que dirigir mensajes y se busca el mínimo común múltiplo mayoritario entre la audiencia. Esto es, cada vez más bajo. Abrazos!


Duschgel, una caja capaz de dar tanto dinero y poder a algunos no puede ser tonta, claro que no. Deberíamos respetarla más… ¡antes de tirarla al río! :) Besos!

diciembre 06, 2009 8:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

K, me alegro mucho de que por fin vieras esa película. Sabía que te gustaría: no sólo es buena, sino que el tema tenía que interesarte. Hace poco hice una lista en algún facebook de las 25 películas que, a vuelapluma, más me habían marcado y ésa era una de ellas.

Yo tampoco me asomo mucho al mundo. Me faltan tiempo y ganas, pero no voy a decir cuál de las dos cosas me influye más. En cualquier caso, no pensaré si es bueno o malo… para no tener que castigarme :)

La frase de Drauzio Varella me ha parecido genial. Somos así de estúpidos, no hay duda. acabo de leer una entrevista con Trueba en la que dice algo así como “somos gilipollas y ridículos, por eso existe la comedia”.

Besos.

diciembre 06, 2009 8:50 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Makiavelo, yo tampoco la conocía, me enteré con este documental. Pero la verdad es que le pega mucho al personaje. Aquí, por el momento, la dinámica de partidos políticos impediría ese personalismo extravagante, putero y delincuente. Aunque no estamos lejos, no. Saludos!


Eulez, esperemos que tarde varias generaciones en llegar, que a mí me da mucha vergüenza ajena lo que ocurre en ese gran país que es Italia. Gracias por pasarte por aquí!

diciembre 06, 2009 8:50 p. m.  
Blogger LOLA dijo...

Y YO AQUÍ ESPERANDO TU FOTO EN BOLAS A MANERA DE PROTESTA !!!!

QUÉ DECEPCIÓN!!!!

JUAS JUAS,
LOLA CIENFUEGOS

diciembre 06, 2009 10:16 p. m.  
Blogger jusore dijo...

Otro libro para Eric Gandini: "La escuela de la ignorancia" de Jean-Claude Michéa. Tratando el tema del entetanimiento y la posible erradicación de la población al 20%, entre otros.

diciembre 06, 2009 10:19 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola! Pues yo vivo en Italia desde hace unos meses y puedo decir que, sin excepción, la televisión italiana es auténtica basura (muchisimo peor que en España, exceptuando nuestra telecinco, que está más o menos al nivel de aqui). Y creo que es cierto lo que se plantea en el documental "Videocracy", la televisión realmente afecta al comportamiento de la gente. La preocupación por el físico de los italianos es bastante grande, o eso me ha parecido a mi desde el primer momento..
Por otro lado, hay muchísimos movimientos sociales de protesta contra la situación política del país, mítines de partidos de izquierda, conciertos...lo cual me da ánimos y esperanzas para el futuro de Italia. Un saludo desde Italia!

diciembre 07, 2009 2:23 a. m.  
Blogger Vivian dijo...

Estoy tan, tan, de acuerdo con tus reflexiones en esta entrada, el contraste entre un país cuna de la cultura que acaba convirtiéndose en cuna del exhibicionismo con fines económicos.

Y nosotros, como el resto del mundo “civilizado” actual, vamos siguiendo sus pasos, que ya lo saben los publicistas, tetas, tetas, tetas…

En fin, que al final tenemos la sociedad que nos merecemos, la que nosotros mismos con nuestras actitudes fomentamos.

Saludos

diciembre 07, 2009 6:32 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Lo de Italia y su querencia por Berlusconi es, desde cierta perspectiva, incomprensible. Al menos para mí. Todos los italianos que he conocido echaban pestes de él, hasta el punto incluso de plantearse que si Berlusconi ganaba las elecciones, abandonarían Italia. Sin embargo, luego es aclamado en las urnas. No lo sé. Quizá debería enterarme de qué tanto por ciento de la población votó en las últimas elecciones. Es probable también que en el éxito de Berlusconi influya la ausencia de una alternativa por parte de la izquierda. O igual habría que ir más lejos e investigar la historia política de Italia de los últimos tiempos. Ahora, lo que me parece evidente es que cuando un gobierno ostenta la posesión de la práctica totalidad de las cadenas de televisión de un país, sus mecanismos de control de la opinión pública comienzan a parecerse peligrosamente a los de un Estado totalitario, salvando, obviamente, todas las distancias. Y no es raro que esa misma opinión pública manipulada a favor de los intereses del gobierno apoye al gobierno.

Por otra parte, lo que se observa en el documental de Gandini es también otro fenómeno: la asunción de la corrupción política en Italia es tal por parte de sus ciudadanos que muchos de éstos sólo sueñan con aprovecharse individualmente de ella. Y saben perfectamente que el medio para lograrlo es ligarse de una manera u otra al poder de la televisión. Es francamente impresionante, por esperpéntica, esa imagen de todas las chavalas italianas bailando ante las cámaras en busca de su oportunidad de oro para convertirse en las futuras “vellinas” de éxito. Hasta podría imaginarme que alguna de ellas fuera perfectamente consciente de lo que el gobierno de Berlusconi degrada a la mujer al convertirla en un mero objeto sexual. Pero, si una nace con un cuerpo agraciado –o se lo puede fabricar a golpe de bisturí-, podría pensar, ¿por qué no aprovecharse de la situación? A fin de cuentas, la persecución del éxito fácil en esta sociedad no es tan sólo un fenómeno italiano. Tuve ocasión de comprobar de primera mano cómo el auge de los primeros tiempos de Gran Hermano hizo que muchos adolescentes soñaran con ser elegidos para participar en el programa. Uno no tenía que ser nada ni saber hacer nada especial para, en un tiempo meteórico, alcanzar fama y dinero, defendían.

En cuanto al poder de la teta, creo que sólo se explica en el seno de nuestra cultura en general y de la ocultación del cuerpo y la asociación de la carne al pecado que ha imperado en ella desde el cristianismo. Cuando leo este tipo de cosas, no dejan de venirme a la cabeza las muchas imágenes de pueblos mal llamados primitivos que hemos visto en documentales en los que las mujeres acostumbran a ir en su vida cotidiana con los pechos al aire. Siempre pienso que en este tipo de culturas los pechos femeninos ni tan siquiera pueden ser un reclamo sexual, dada la naturalidad y cotidianidad con que los exhiben. ¿Qué hombre de estas poblaciones se quedaría fascinado contemplando un par de tetas, cuando las tiene constantemente a su alrededor? Los reclamos sexuales deben de estar, para ellos, en cualquier otra parte del cuerpo, pero, desde luego, no en las tetas.

Sigo debajo...

diciembre 07, 2009 9:23 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Y también me pregunto si el éxito de programas como “Spogliamoci insieme” hubiera sido posible en países como Francia, por ejemplo, o como en los países nórdicos, mucho más “avanzados” en lo que a la exhibición cinematográfica de la sexualidad o del cuerpo desnudo se refiere.

En cualquier caso, también me parece incuestionable que en nuestro mundo la obsesión por la juventud y por la belleza, tremendamente condicionada por todos los que se benefician económicamente de ella, va en aumento. Y lo perverso de todo ello es la asociación del “buen par de tetas” –y sus equivalentes en la esfera masculina- al éxito social. E infinitamente más perverso el que ese éxito social pueda convertirse además en éxito político, como ha sucedido con las ministras italianas.

En fin, el tema da para muchísimo, así que me perdonará la extensión de mi comentario. Por cierto, me ha encantado la frase de Drauzio Varella que ha puesto K. Más razón que un santo tiene ese tipo.

Un beso, doctor Lagarto!

diciembre 07, 2009 9:24 p. m.  
Blogger ana dijo...

No parecemos ser muy diferentes, lamentablemente... Con la oportunidad tan grande que es internet, por ejemplo, y también hay de lo susyo.

Libertad, al menos, que no nos la quiten.

Un abrazo.

diciembre 08, 2009 4:12 p. m.  
Blogger ana dijo...

No parecemos ser muy diferentes, lamentablemente... Con la oportunidad tan grande que es internet, por ejemplo, y también hay de lo susyo.

Libertad, al menos, que no nos la quiten.

Un abrazo.

diciembre 08, 2009 4:12 p. m.  
Blogger Brisuón Çafrén dijo...

Amigo lagarto, no había leído su post y después de su comentario, vengo a leerle y estoy convencido que efectivamente, muchos de nuestros éxitos de audiencia, tienen como base la teta televisada, la bronca televisada o la miseria televisada.

Los españoles somos como los italianos, pero llegamos mas tarde.

Salud

diciembre 08, 2009 7:15 p. m.  
Anonymous El-peletero dijo...

Apreciado Nosurrender, ante las mismas circunstancias no todos responden igual, de la misma manera que nadie ríe ni cuenta los chistes con la misma gracia, ni siquiera nadie escribe los mismos blogs.

Desde un punto de vista freudiano sí, pero desde un punto de vista no freudiano no.

Yo no he dicho que previamente exista la imbecilidad, he dicho que previamente existen los imbéciles, que es una cosa muy distinta.

Saludos.

diciembre 08, 2009 8:35 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Sinceramente, yo también pienso que estamos a la par, que tiran mas dos tetas que dos carretas, y que a veces, no encuentro diferencia alguna entre las películas de las suecas y Paco Martínez Soria, y las imágenes y situaciones que se dan en el día a día, en la tv, y en la calle.
Pero es un mero ejercicio de conciencia. Algunos sucumben ante la teta facil de la tv, sucumben a la idea de que para estar de miedo hay que responder a unos cánones que ellos imponen como los correctos, y luego, estamos los que somos conscientes de que está bien el cuidarse, pero sin dejar de cuidar el interior, que es el que verdaderamente se proyecta hacia fuera, y lo que se ve en unos ojos, la vida que llevamos dentro, una que valga la pena, para que la mirada gane en fuerza, y se vea la persona que somos, y no el puto envoltorio, que desgraciadamente, ya es tarjeta de visita en cualquier parte del mundo.
Un ejemplo alucinante, es la periodista Sara Carbonero. La tía lo hace bien, y recauda, dicen, la mayor audiencia masculina. Está claro que sus ojos son preciosos, y que la tía es una muñeca. Pero siempre es lo mismo... la cultura de la belleza, por y para todo.
El video está bien, pero creo que necesitaría horas de metraje para poder contar quien es el señor Berlusconi, y que cojones hace desde su papel de mandatario. Aunque si lo pienso bien, un par de tetas, y unas gotas de corrupción, lo darían por acabado en varios minutos.
Es una pena, pero me temo que en España, no llegamos a esos niveles, pero poco nos falta. Y todos formamos parte del circo, por mucho que queramos salirnos de el.. Allí la conciencia juega a tope, y es cuestión de salvarse, o quemarse en la hoguera. Yo quiero salvarme, y la denuncia, como el vídeo, es una de las primeras apuestas seguras para ello.
Vamos a ver si nuestra España Cañí no se pone a la misma altura... pero no nos falta mucho... Véase el ejemplo del programa Sálvame, que tiene como la Sarita Carbonero, unas audiencias que dan miedo...
Ya... que de quien es telecinco¿? jejejeje
Lagart, nos vemos en los bares, y como el turrón, por navidad¡
BESOSMILES

diciembre 10, 2009 9:50 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Después de sufrir la televisión italiana durante año y medio, creo que somos muy afortunados.
En Italia echaron de la televisión pública a un showman (Beppe Grillo), crítico con la clase política, por hacer un chiste.
En la televisión italiana, programas como callejeros o viajeros son impensables.
En la televisión italiana hay una censura sobre comentarios negativos hacia el gobierno sólo comparable con Canal 9 o Telemadrid.
En Italia el vaticano tiene tal poder político que "La vida de Brian" estuvo censurada durante 12 años.
La lista podría continuar..

La televisión, en general, trae mucha mierda, pero creo que todavía estamos lejos del modelo italiano.

diciembre 10, 2009 1:06 p. m.  
Blogger Los pasos que no doy dijo...

La mejor prueba de lo que dices es la Sexta: muy moderna y progresista y tal, pero si no estás buena despidete de trabajar en dicha cadena. Cualquiera que observe a sus presentadoras tendrá forzosamente que darme la razón.

Y es que, ya lo decían las abuelas, más tiran dos tetas que dos carretas.

Besitos, querido

diciembre 10, 2009 2:50 p. m.  
Blogger Shandy dijo...

Por todos los dioses!, que no aparezca un Berlusconi, porque no creo que seamos tan diferentes a los italianos. No veo la televisión (aunque tampoco abomino de ella), pero en cualquier cafetería se pueden ver programas tipo "El diario de Patricia" en horario de tarde, y los programas de cotilleo que , pienso yo, estupidizan tanto,como esas mamas chicho, a un amplio sector de población masculino y femenino. Y, hablando del tema con amigos, me cuentan que a partir de las dos de la madrugada la mayoría de las cadenas ofrecen programas relacionados con sexo, belleza y tarot, o contestar preguntas facilonas a cambio de altas sumas de dinero que van creciendo a medida que pasa el tiempo y "nadie" llama. La publicidad: alargadores de pene, vibradores, aparatos para muscularse...
En fin, ante esto, somos tan diferentes? Lo que sí creo es que el nivel de corrupción de los políticos no es tan grande. No tuvimos una camorra a lo italiano, pero...
(Yo también me pregunto cómo hay mujeres ( y hombres, claro) que pueden votar a un cerdo. Ojalá que le llegué pronto su San Martiño, que pobres de los italianos que lo padecen sin tener parte en esa cuadra circense.
Un abrazo

diciembre 10, 2009 8:14 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Lola. Quizás el título haya engañado a alguien respecto al texto que lo acompañaba, y quizás por eso este post ha batido todos los records imaginables de visitas: literalmente, he multiplicado por más de quince el número de visitas habituales. Si un día pusiera una foto mía en bolas no creo que tuviera tanto éxito como este post.



Jusore, has propuesto un libro verdaderamente interesante y que habla también de este “necesario” tipo de entretenimiento para sostener el sistema. De hecho, tengo previsto hablar de él en algún post, pero nunca encuentro tiempo. Gracias por recordármelo y por pasarte por aquí.

diciembre 13, 2009 11:54 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Anónimo, me alegro de tener aquí comentarios de gente que vive en Italia. Desde luego, todo esto que me preocupa lo vives tú de primera mano... aunque realmente pienso que pronto lo tendremos igual en España. gracias por tu visita!



Vivian, claro. Porque la sociedad, a pesar de ser un ente diferente a los individuos, está formada por éstos. Sólo si cambiaran las escalas de valores de los individuos podríamos cambiar algún fenómeno sociológico mientras exista un modelo de desarrollo económico basado en el libre mercado. La esperanza nunca se pierde :) Saludos!

diciembre 13, 2009 11:54 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Antígona, yo de hecho, he conocido italianos que realmente salieron de su país y vinieron al mío con ayuda de ese berlusconismo. Pero tiene usted razón en que no podemos obviar la realidad y el hecho es que este tipo gana las elecciones en Italia... apoyado por un grupo neofascista y otro xenófobo. Si alguna alternativa quiere tener algo que hacer contra esta gente, tendrán que conseguir llevar las urnas a los que nunca votan, lo que pasa por un cambio creativo y radical en la manera de hacer campaña política (yo confío en que Internet y al web 2.0, ajenos al monopolio televisivo, ayuden a esto).

No podemos acusar a los italianos de colaborar con ese modelo de fama televisiva: cada individuo tiene derecho a adaptarse al hábitat y sobrevivir. Es de héroes no hacerlo, y quizás éste es tiempo de héroes. De héroes por un lado, de líderes culturales con algo que decir por otro, de un sistema económico que permita oportunidades de vivir dignamente, y de un sistema educativo que proporcione algo más que fútbol y tetas a la sociedad.

En cuanto al origen cultural de ese vouyerismo, estoy de acuerdo con usted. Emma Thompson, que está en mi ciudad estos días, ha ido aún más lejos, y ha dicho que la prostitución existe como mercado como consecuencia del auge del catolicismo. Si bien está claro que la prostitución existe desde mucho antes de que el catolicismo existiera, creo que sí tiene parte de razón, en el sentido de que el catolicismo ha “obligado” al sexo a convertirse en un fruto prohibido y ha hecho de la virginidad una exigencia social en países como Italia y España. Ahora vienen estos lodos.

Besos, doctora Antígona!

diciembre 13, 2009 11:54 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ana, Internet tiene que romper este círculo de poder audiovisual, porque democratiza el acceso a la información. Con la red, no se podrán controlar la manera de pensar de los ciudadanos de una manera tan sencilla. Eso está desquiciando a los publicistas en estos tiempos :) Un abrazo.


Brisuón, llagamos más tarde, pero no estamos exentos, no. los programas de mayor audiencia en España son, efectivamente, modelos italianos. ¿Tendrá alguien algún día de poner una tertulia sobre literatura o filosofía en prime time, a ver qué pasa? Sería interesante verlo, y comprobar si es antes el huevo o la gallina. Salud!

diciembre 13, 2009 11:55 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Peletero, no soy yo un talibán de Freud, ni mucho menos. Pero sus teorías (al menos de un punto de vista muy general) creo que han servido para conocer mejor ciertos impulsos (está bien, no todos) que los comerciantes aprovechan para vender mejor sus productos como medio de “satisfacer” “necesidades” de “clientes”. Y cuanto más “homogéneos” sean los “nichos” de mercado, más eficiente será la producción industrial.

Tampoco me pondría yo roussoniano, que no me pega, pero tengo mis dudas respecto a qué es antes, si la imbecilidad o los imbéciles, que el imbécil puro sin socializar no existe :)

Saludos!

diciembre 13, 2009 11:55 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tremends, pues alguna de esas películas de suecas era incluso buena, comparado con lo que se hace ahora en determinados medios. Garci decía el otro día que hoy ya no se puede hablar de “cine”, sino de “la cosa audiovisual”, me pareció muy acertado :)

Pienso que esa necesidad impuesta mediáticamente por el poder de “estar bien por fuera” atenta conscientemente contra ese otro “estar bien por dentro” del que hablas. Porque cuanto menos tengamos conciencia de nuestro Yo mejor consumiremos, más dóciles seremos a los mensajes y más estable será la sociedad. Es, digamos, un mecanismo de defensa de la sociedad y de sus estructuras de poder.

No perdamos a esperanza, creo que Internet romperá esta tendencia.

Nos vemos en los bares, sí. Este próximo sábado, si te viene bien.

Besos!

diciembre 13, 2009 11:55 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Anónimo, no sé si eres el mismo anónimo de más arriba, pero vuelvo a repetir que me encanta ver aquí comentarios de gente que vive en Italia en primera persona lo que aquí digo que me preocupa.

Aquí en España, por hacer un chiste, la ultraderecha ha puesto en la picota guerracivilista a un cómico de una cadena no amiga: organizan manifestaciones acusándole de intento de asesinato político de un periodista por haber hecho un chiste sobre sus dementes comentarios. Los niveles de intolerancia fascista de nuestra derecha madrileña alcanzas cotas que no se vieron desde el año 36.

No sabía lo de La vida de Brian, en eso en España estamos mejor. Pero el poder de la Iglesia en España es también excesivo, comparado con cualquier otra parte del mundo.

Salud!

diciembre 13, 2009 11:55 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Los Pasos, es que yo creo que esta tendencia no es ideológica: cualquiera que quiera “imbecilizar” por el motivo que sea (político o comercial) tiene en la teta un arsenal. Además, en España, nuestra derecha es católica y la teta es pecado. Así que están dejando ese arma tan poderosa en manos de otros, claro. Besos!


Shandy, a mí me parece más dañino un programa de cotilleos que uno de tetas, ya que afecta más a la manera de pensar, odiar y amar del público secuestrado. Es en estos programas donde se habla de dinero y éxito fácil, y donde se dice a los niños y a las niñas que este dinero y éxito fácil se relacionan con la teta. Las mama chichos tienen muchos de intimidación machista deleznable, pero al menos no tiene este tipo de mensajes tan dañinos, a mi modo de ver. Me alegra verte por aquí. Besos!

diciembre 13, 2009 11:56 a. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo...

Cambiada cita para el viernes.
Iré embutida en mi mejor yo...jejeje, menudo lío habrá con las cenasempresa y la navidad de los cjne.....s...
Un besazo fuerte¡¡¡¡¡¡¡

diciembre 14, 2009 10:22 a. m.  
Anonymous jeriko dijo...

Bueno segun tu post el erotismo o los programas se usa para manipular la vida politica.

¿por que un chiste del "humorista"(la azotea de wyoming no hizo gracia a nadie y bueno la secta no pasa del 3% de audiencia)no?

diciembre 17, 2009 2:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home