martes, marzo 23, 2010

Larry contra el equilibrio


Uno de los personajes más fascinantes de la historia del siglo XX es, sin duda, el pornógrafo Larry Flynt, que ganó la batalla del derecho a ser un guarro en una sociedad tan puritana como la norteamericana. Eso sí, acabó en una silla de ruedas después de recibir un puritano disparo por la espalda.

Decía Larry Flynt que debemos permanecer alerta ante el gran peligro de la democracia: que si ponemos a votar a cuatro lobos y un cordero para que decidan qué cenarán esta noche, si hierba de pasto o chuletitas de cordero, podemos estar casi seguros de que elegirán chuletas de cordero, con un solo voto en contra.

Desde luego, la elección habría sido completamente democrática y parece que nadie debería dudar de la legitimidad social de una votación que acaba cuatro contra uno.

El resultado de esta votación sería el mismo en el caso de que votasen tres lobos y dos corderos, o cincuenta y un lobos y cuarenta y nueve corderos. Parece, así, que el punto de equilibrio al que tiende toda democracia -si simplemente nos moviéramos por el interés personal- es aquel en el que el 50,1% de los que votan obtienen algún tipo de beneficio, independientemente del grado de pérdida que obtenga el 49,9% restante.

En este sentido, un candidato que ofreciera una reducción de impuestos de un euro a la mitad más uno de la población a cambio de reducir las prestaciones públicas en diez euros al 49,9% restante, ganaría entonces sin problemas. ¿Qué pasaría entonces con los nueve euros restantes?, ¿qué pasó con el resto del cordero que comieron aquellos lobos de los que nos hablaba Larry Flynt?

Según datos del Barómetro Social de España, entre 1999 y 2007 el salario medio creció un 1% y la prestación media por desempleo un 4%. Estos son datos positivos, sin duda. Tanto asalariados como desempleados han incrementado su poder adquisitivo. Así que es posible que muchos de ellos quisieran repetir un modelo igual para el siguiente periodo de ocho años. Pero es que el mismo estudio indica que, en el mismo periodo de tiempo 1999-2007, los beneficios empresariales experimentaron un crecimiento de casi el 50%, la bolsa subió un 90%, y el patrimonio inmobiliario se revalorizó un 125% aproximadamente.

Esto es lo que me parece obsceno, y no las revistas pornográficas de Larry Flynt.



Antes eran dos barcos sin rumbo,
hoy son dos marionetas que van
persiguiendo una luz cegadora
por la línea del tiempo.
Han caído los dos en la boca de un dios tenebroso
que sonríe mostrando sus dientes de acero.
Ella sabe lo que el hombre espera sin haberlo aprendido,
y él encuentra un sentido al enigma que no le dejaba existir

(Han caído los dos, Santiago Auserón)





Una película para Larry Flynt: El escándalo de Larry Flynt, de Milos Forman

Una canción para Larry Flynt: Han caído los dos, de Radio Futura

Un libro para Larry Flynt: La hoguera de las vanidades, de Tom Wolf


.

45 Comments:

Blogger LLop dijo...

Y los últimos serán los primeros (en postear)

Hola Sr. Lagarto, llegue tarde a tu última entrada pero me tomo la revancha con tu permiso.
No puedo coincidir más con tu definición de obsceno así solo aplaudiré tu buen juicio que ya es hora que estás cosas se escuchen, por que decirlas somos ya unos cuantos lo que nos hacemos casi pesados de hacerlo.
¿Pornógrafo? Y está en el diccionario...¿no te parece segregación puritana del resto de editores "decentes"?
En fin, solo es un apunte pero me llamo la atención.

Salu2 Sr. Lagarto

marzo 23, 2010 8:30 p. m.  
Anonymous El peletero dijo...

Apreciado Lagarto, me perdonarás, pero hacer demagogia es fácil y hacer panfletos tiene su gracia para quién los quiera reír, nada más.

Yo me compraba las revistas de Flynt antes que muchos supieran quién coño es y me encerraba en los lavabos con las entrañables “Paris Hollywood”.

Con todos mis respetos para él y su invalidez asesina, eso que dice de la democracia, y que tú citas, es una soberana tontería y todos lo sabemos. O todos lo deberíamos saber porque la democracia, precisamente la democracia, no es eso, es mucho más y negarlo, o no mentarlo cómo hace él, demuestra ignorancia, memez o mala fe.

Este tipo de “revistas” no están ahora muy bien vistas, curiosamente, para una nueva clase de puritanismo que no tiene nada que ver con el que le pegó un tiro al pobre Larry.

Los datos económicos que aludes –de los que deberías citar su fuente y el correspondiente enlace en Internet- también tienen su gracia porque comparas parámetros incomparables. Eso ya lo hacían los surrealistas con mucho éxito, es fácil: el guadarropa de los hijos menores de 12 años de los funcionarios prejubilados en estos últimos 15 años ha aumentado en un 20%, en cambio, el caudal de los ríos ha disminuido en un 40, lo cuál significa varias cosas, primera, que los inviernos son más fríos, segunda, que la gente se lava más, y tercera, que pronto no habrá agua para los cubitos que ponemos en el whisky.

De todo ello, como te puedes imaginar, lo que más me preocupa es la cuarta.

Tomo el whisky sin agua.

Perdón y saludos.

marzo 23, 2010 9:56 p. m.  
Blogger LLop dijo...

Pues lo siento peletero pero no estoy de acuerdo contigo y no creo que sea ninguna tontería ya que habla del "el gran peligro de la democracia" y es bien cierto que es un peligro y bien que quedó demostrado por una Guerra Mundial según recuerdo.
No creo que ni el Lagarto ni Larry Flint pretendieran hacer una definición al uso de lo que es la democracia, solo inciden en uno de sus peligros y no creo que eso suponga mala fe, ni ignorancia por su parte.
En cuanto al resto de tu crítica si me explicaras por qué son incomparables igual hubiera llegado a entender algo. Pero, tengo que reconocer, que como chiste tuvo su gracia.
La parte del wisky te quedo bordada.

Y perdón Lagarto por meterme donde no me llaman.

marzo 23, 2010 11:47 p. m.  
Anonymous carrascus dijo...

...¿El peligro de la democracia...???? ¿Y cómo dicen ustedes que se evita ese peligro tan gordo... no dejando votar a los lobos, ni a los corderos, ni a los pastores, ni a los cazadores, ni a los guardianes de zoos, ni a los que comen chuletitas...?

Y amigo Lagarto... aunque le doy la razón al Peletero sobre eso de la democracia ( y su ejemplo de la reducción de impuestos a unos y de prestaciones a los otros, la verdad es que no hay por donde cogerlo), yo no voy a calificarle de demagogo, pero es que a la hora de mezclar conceptos económicos hay que tener cuidado y explicarlos bien... dice usted que los salarios en ese espacio de tiempo subieron un 1% y se alegra del incremento del poder adquisitivo de los asalariados. Lo he ido a mirar por curiosidad, y entre tantos datos me he aburrido y he dejado de buscar, pero lo que sí he visto es que el poder adquisitivo no ha subido ese uno, sino un 5,7... desde -1,3 en el 99, hasta un 4,4 en el 2.007.

marzo 24, 2010 12:24 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Llop, aquí nunca se llega tarde. Lo que se escribe, queda, para bien y para mal.

Respecto a Larry Flynt, creo que lo importante no es si nos gusta o no nos gusta la pornografía a cada uno de nosotros, sino si todos estamos dispuestos a que exista esa libertad de expresión para todos, nos guste o no nos guste lo que se exprese. Lo obsceno no está en la libertad, sino en la imposición y en la manipulación. Pienso.

Un saludo!

marzo 24, 2010 11:29 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Peletero, no me pidas perdón. Ya sabes que me gusta y acepto el debate.

Lo primero que diré en mi defensa es que no es éste un post para atacar la democracia, ni mucho menos. Si hubiera querido hablar de democracia, seguramente me hubiera inclinado por poner una foto de Rousseau o de Mill o de Tocqueville o cualquier otro.Y no por poner la de un pornógrafo ignorante. No, no estoy hablando de democracia sí o democracia no. Estoy hablando de que las democracias necesitan factores correctores que defiendan a las minorías en su punto de equilibrio (factores que de hecho usan y blindan, como el establecimiento de salarios mínimos, garantías jurídicas para criminales, sanidad pública en Europa, etc, etc).

Los datos salen de http://barometrosocial.es/ y hay que abrir la hoja Excel “renta y Patrimonio” para ver la evolución sobre PIB de todos los parámetros. Estoy intentando enlazarlo en el texto, pero Google no me deja.

La verdad es que yo no veo nada surrealista comparar renta del trabajo con beneficios empresariales e inversión, ya que el PIB de un país puede medirse tanto desde el punto de vista de la demanda como del de la distribución de sus rentas entre los factores productivos. Así, el PIB se puede expresar como la suma de los salarios procedentes del trabajo, las rentas procedentes del capital o la tierra, los intereses financieros, los beneficios, las amortizaciones y los impuestos indirectos. Dado un PIB x, entonces, lo que suba de un factor tendrá que bajar en otro factor.

Saludos.

marzo 24, 2010 11:29 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Llop, exactamente: hablaba del peligro de la democracia si esta se basa en equilibrios que no se basan en la solidaridad y en el respeto a las minorías. Por supuesto que no pretendía derribarla, claro. La verdad es que sólo por estar vivos ya tenemos grandes peligros.

No entiendo que no pueda admitirse que la propia democracia tenga peligros y precise de leyes que garanticen el respeto a las minorías, como la Primera Enmienda que defendía el caso Larry Flynt.

marzo 24, 2010 11:29 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carrascus, el peligro se evita con enmiendas constitucionales que protejan minorías y puntos mínimos de libertad garantizados, como hacen muchas veces todas las democracias (p.e. estableciendo salarios mínimos interprofesionales, independientemente de que un salario de miseria pueda poner en el tajo a una persona particularmente necesitada).

Los datos están sacados de la fuente citada (http://barometrosocial.es/), y la evolución de los salarios medios vs. PIB que menciona usted puede verla en el gráfico 0.2 del indicador 10 “desigualdad entre los salarios” de la dimensión 2 “Desigualdad de renta y patrimonio”. Estoy tratando de poner el enlace en el texto y de aclarar en el texto que se trata de valores medios sobre evolución de PIB, con base 100 en 1997, aunque complique más la lectura. Pero Google no me deja editar mis artículos. En cuanto pueda lo hago.

Salud!

marzo 24, 2010 11:29 a. m.  
Blogger RBC dijo...

La mayoría (espero y creo) apoyamos la democracia, sin embargo hay a la vez una sensaciónde insatisfacción. En América Latina por lo menos, sentimos peligrar muchas de ellas y no es complicado analizar quiénes la padecen, a pesar de pregonar libertades e igualdades sus autoridades.

Coincido con NoSurrender en su intención cuando habla de "factores correctores que defiendan a las minorías" y si la democracia no lidera las demandas ciudadanas mayoritarias, entonces surgirá una crisis o el famoso vacío de gobernabilidad.

Claro esta que la democracia no garantiza lo mejor de lo mejor para una nación, pero se aspira a que esta sea finalmente una democracia Mayoritaria y no simplemente reducirse al derecho de ir a las urnas y expresar la libertad de elección.

Sobre el editor porno, pues nada, lo dejo ahí.

Saludoss

marzo 24, 2010 12:55 p. m.  
Blogger Luzdeana dijo...

Agradezco tu aclaración sobre tu texto respecto a lo que queda por corregir de lasdemocracias. No podría estar más de acuerdo respecto del sentido de la obscenidad. Pasa que cuando uno ve una crítica a la democracia enseguida piensa entonces en las alternativas a ésta, y yo huyo espantada. Claro que queda mucho por hacer por mejorar el sistema. Los lobos y los corderos siguen ahí.
Un abrazo.

marzo 24, 2010 2:09 p. m.  
Blogger Margot dijo...

Uys, es uno de esos términos, Democracia, de los que huyo como de la peste. Contiene en sí todo aquello que espanta mi sentido crítico, a saber: cajón de sastre e inconcreta como la forma de entender el cocido o el gazpacho (pongamos por caso), pretendida universalidad en su aplicación ya se hable de Afganistán (por amor de dió) o la Alemania de Weimar y susceptible de ser señalado con el dedo si pones en cuestión el sancta sanctorum de los gobiernos todos (mala-malota, eso no se toca).

Asi que tarareo mientras comento, esa canción que ha tenido a bien ponernos usté, y pienso que sí, que obscenidades hay tantas como democracias y ruedas de molino.

Y le aplaudo, señor Lagarto, por los bemoles al aguantar el cansancio de tener que justificar una tenue, leve y bienintencionada crítica que por otro lado es tan evidente como el sol que se levanta cada día.

En fins...

Besos sin PIB pero con sí con el baremo de bienestar social (donde poder contemplar sin rubor lo desnudo de cada emperador).

marzo 24, 2010 4:43 p. m.  
Blogger petitapetitesa dijo...

Digo yo, pero yo…con toda mi ignorancia, que algún pequeñito fallo tendrá esta democracia nuestra, cuando, dependiendo del color político de un juez se adivina el veredicto, cuando es noticia lo que determinados medios de comunicación quieren que sea, cuando dependiendo de algunas presiones, las leyes se cambian o se reinterpretan, cuando algunos políticos hacen lo que les sale de los mismos y aquí no pasa nada, cuando mentir políticamente no es inmoral. Yo siempre creí que en una democracia, el derecho colectivo de los individuos estaba por encima de su especie animal, (Quiero decir, que planteamientos que deriven en quien se come a quien, nunca pueden darse en una “democracia”).

Es cierto que no conozco un sistema mejor, pero desde luego, este es infinitamente mejorable.

Un beso

(Me importa un bledo el Sr. Larry Flynt, pero me parece más obsceno mi inestimable Paco Camps y su comparsa de conejitos y conejitas y ahí están…)

marzo 24, 2010 7:43 p. m.  
Blogger Divina nena dijo...

Obscena esta última estadística, si, sucia donde las haya. Sorry pero esta nena se une a la obscenidad del Sr.Flynt, dónde va a parar...

Baci

marzo 25, 2010 12:41 a. m.  
Blogger Novicia Dalila dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Nosu. Lo realmente pornográfico es la manera de maquillar los datos para engañarnos como si fueramos tontos mientras nos la clavan por la espalda.
Eso si que da asco.

Un beso fuerte

marzo 25, 2010 1:08 p. m.  
Blogger DanteBertini dijo...

como se imaginará,
autor que soy de libros eróticos con Sonrisas verticales, comparto su opinión sobre la calidad de obsceno...
Buena película sin duda.

No se si el libro de Wolf conservará su gancho todavía. La peli de Brian de Palma tenía un travelling inolvidable.

marzo 25, 2010 5:22 p. m.  
Blogger Guillermo dijo...

Es posible que haya una estrecha relación entre democracia y pornografía, pues el que los kioscos españoles se poblaran de revistas de esas fue una de las primeras consecuencias de la muerte del tirano, nuestro tirano.
Para mi la pornografía es un poco como el jamón en lonchas emplasticado del super, no se puede comparar con el acto sublime de, cuchillo en mano, apurar los tajos a una señora pata de ibérico. Puede que sirva para quitarte el hambre, pero olvídate de paladearlo.
Y en realidad eso es muy parecido a lo que la democracia da a los pueblos, los sacia de un maná insípido cuya vitola de garante de la libertad y bla, bla, bla, no es más que palabrería. Algo que sirve de bálsamo para las pesadas digestiones del pienso de engorde.
La libertad real en realidad no la disfruta nadie, porque los ricos y poderosos sólo pueden permitirse libertinajes puntuales, que tampoco les librarán de las desgracias, envidias, odios, injusticias de sus prójimos, o de sus propias pifias y encaprichamientos.
La libertad es patrimonio exclusivo de la suerte individual de cada uno.
Buf, como filosofo... Como pollo sin cabeza.
Un abrazo

marzo 25, 2010 9:19 p. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Ese Guillermo me ha robado mi comentario (Es lo malo de compartir el ordenador con internautas consanguíneos)
:-)

marzo 25, 2010 9:24 p. m.  
OpenID federicafernadezz dijo...

Eres machista tese nota
porque sacas eso de Larry te das cuenta, 4 lobos y un cordero
No pudo ser cuatro lobas y una oveja no seguro
Ni cuatro ovejas y una loba.
komo soys lo tios dios.
Federica

marzo 25, 2010 11:24 p. m.  
Blogger PSYCOMORO dijo...

Vaya, Lagarto, enhorabuena. Interesante debate el que has lanzado sobre la arena. No deja de ser curioso lo poco que nos gusta discutir lo intocable.

Nadie en su sano juicio, y tú lo tienes, va a poner en tela de juicio un sistema participativo en el que las decisiones se tomen con la máxima participación del pueblo. Es un sistema imperfecto pero probablemente inmejorable; eso no quiere decir que no sea cuestionable y discutible.

Temo los dogmas de todo tipo, y las tradiciones como síntoma inevitable, porque suelen ser signo de involución. Larry Flint podía resultar un ser poco agradable y desde luego cuesta verle como un referente filosófico, pero, perdiendo dos segundos viendo lo que la mayoría entiende como divertimiento y que nuestra televisión se encarga de empaquetar en programas de dudoso interés cultural, te acabas preguntando por qué tememos tanto a la pornografía, cuando el machismo es mucho más acerado, desafiante y, sobre todo, peligroso en Cosmopolitan o el Diario de Patricia. Sólo es una opinión... y un apoyo a tu entrada. Un abrazo.

marzo 26, 2010 9:02 a. m.  
OpenID miabi dijo...

de acuerdo contigo, aunque supongo que desde el 2007 al 2009 los segundos datos habrán variado y no serán tan positivos.. fijo. Lo que es una pena es la primera parte.. en fin.

besos mil

marzo 26, 2010 12:58 p. m.  
Anonymous El peletero dijo...

Apreciado Lagarto, lo dices muy bien, perfecto, pero eso que afirmas ya está en la democracia, estos elementos correctores ya existen o deberían existir y si no se dan, no es democracia, es un simulacro de ella, consecuencia de la memez o de la mala fe. Y eso es lo que debería haber dicho Mr. Larry.

¿Crees que es necesaria la separación de poderes?, ¿crees que en España se da?

Como tú muy bien afirmas la esencia de la democracia es también el respeto de y por las minorías, no sólo el gobierno de las mayorías. El límite debe ser siempre la Ley y que las garantías sean efectivas para todos, incluidos los criminales.

¿Crees que el Presidente del Ejecutivo ha de ser elegido por elección directa? Yo creo que la representación proporcional es buena, pero el diputado nº 20 de la lista no se siente obligado con su elector y sí con el Secretario General de su Partido que lo ha incluido y que le ha pagado la campaña.

Al enumerarme todas estas consideraciones económicas me das la razón porque hay que enlazar todos los parámetros y no solamente dos.

¿Los salarios deben ser dignos?, naturalmente, no hace falta ni decirlo, no sólo dignos, más que dignos, pero todos compramos lo más barato. ¿De dónde procede buena parte del capital que nutre los grandes fondos de inversión?, ¿de los ricos magnates?

Saludos y ¡viva la polémica y el whisky!, con agua o sin.

marzo 26, 2010 1:24 p. m.  
Blogger kamala dijo...

Democracia es una palabra muy amplia; un concepto general (o genérico) que admite muchíiiiiisimas concreciones distintas, de entre las cuales la nuestra, la democracia capitalista es a su vez otro concepto genero que admite también concreciones distintas. Y hasta la fecha, creo que todas esas concreciones o modelos de democracia distintos, tienen sus fallos, sus peligros, sus trampas, sus perversiones y sus peligros.

Por poner un ejemplo, la manipulación en los medios de comunicación, que son claves en nuestra democracia, como encauzadores, creadores y a veces manipuladores de la opininión de la que luego nacerán los votos. En nuestro sistema todo se compra y se vende... la democracia también. Ninguna opción política sin un respaldo económico tiene nada que hacer, y ese respaldo económico lo da a veces alguien que, casi siempre, va a pedir algo a cambio... Y que creamos que la democracia es perfecta e incuestionable, y que cuestionar esta nuestra democracia es cuestionar la democracia en general, es su gran coartada. O sea, que ese miedo a debatir sobre nuestra democracia les viene genial.

Y una última cosa: el gran peligro de la democracia es la incultura, la falta de criterio, de sentido crítico, de formación (indispensable para ejercer ese derecho a elegir que implica la democracia de forma que tenga realmente sentido y sea lo más "libre" posible). Y el poder fomenta que la masa tenga poca formación y esté ocupada con cosas triviales, porque así da menos la lata en lo importante, es más deslumbrable con colores, carteles y caramelitos, y más fácil de manipular.

El problema no es que los lobos sean más que los corderos. El problema es que son los lobos los que guían a los corderos (o los tiburones los que guían a los peces, como explico Bretch en "Si los tiburones fueran hombres...").

Esos son algunos de los peligros de la democracia. E insisto en que el miedo a verlos (y por tanto, buscar una solución, que puede, por qué no, haberla, aunque no llegue de golpe) es la condena al inmovilismo y a que los males no solo se perpetúen, sino que se acentúen, y tal vez, quién sabe, terminen por colapsar todo esto (aunque me resisto mucho a ponerme apocalíptica).

Un saludo.

marzo 26, 2010 6:23 p. m.  
Blogger koolauleproso dijo...

Hombre, ¡mi canción preferida de los gloriosos 80´s!

marzo 27, 2010 10:32 a. m.  
Blogger Zorro de Segovia dijo...

bueno, el argumento es algo sofista. ¿Insinúas que el beneficio empresarial debería ser repartido? No lo veo. Nadie querría ser empresario si así fuera ¿no?

marzo 27, 2010 9:11 p. m.  
Anonymous Gemmayla dijo...

NoS. acudo al DRAE:


Definición de democracia:

(Del gr. δημοκρατία).


1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.

2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.

Definición de pueblo:

pueblo.

(Del lat. popŭlus).


1. m. Ciudad o villa.

2. m. Población de menor categoría.

3. m. Conjunto de personas de un lugar, región o país.

4. m. Gente común y humilde de una población.

5. m. País con gobierno independiente

Si analizamos las diferentes acepciones de "pueblo", entendemos que las acepciones 2 y 4 toman en consideración a las clases más desfavorecidas. El DRAE me parece bastante clasista y discriminador en esta ocasión, como en otras largas de referir, como cuando define "femenino" en su sexta acepción como 6. adj. Débil, endeble. Machistas y rancios me parecen sus Académicos.
En fin, a lo que voy, NoS. que "el gobierno del pueblo para el pueblo, con el pueblo pero sin el pueblo" es lo que me parece la democracia en muchos lugares del mundo que se erigen en defensores de valores democráticos.

Creo que podríamos probar un añito sin bancos y sin políticos haber qué tal nos las apañábamos. Yo creo que nos iría mejor.

Besotísimos y muy feliz Semana Santa !!!!

marzo 29, 2010 10:28 a. m.  
Blogger JOAKO dijo...

Un libro para el "pirata" Flynt"Un enemigo del pueblo" de Ibsen, una canción "Me gusta ser una zorra" (cover de una de la Iguana) de Las Vulpes, una película "Tempestad sobre Wasington" de Otto Preminger.

marzo 29, 2010 10:51 a. m.  
Blogger Antígona dijo...

La verdad, doctor Lagarto, es que yo estoy con Winston Churchill en aquello de que la democracia es el peor sistema político que existe, si exceptuamos todos los demás. Vamos, que obviamente, no concibo como legítimo ningún otro sistema de organización política que no sea la democracia. Pero, sentada esta premisa, no creo que se pueda más que convenir en que la democracia, tanto en su concepto como en su realización efectiva, está plagadita de imperfecciones.

Ya la idea del contrato social de Rousseau, por lo poco que sé sobre él -y la verdad es que sé muy poco, así que cabe la posibilidad de que esté diciendo alguna solemne tontería- se presenta a mi entender como un ideal que, se lo mire por donde se lo mire, parece irrealizable. Porque si la legitimidad de las leyes hubiera depender de que todos y cada uno de los firmantes del contrato se sintieran reconocidos en ellas en la búsqueda del bien común, me temo que no habría una sola ley legítima o que jamás se darían las condiciones para la promulgación de ley alguna. Sencillamente porque ese “todos y cada uno” choca de plano con la diversidad de pareceres, perspectivas y criterios de los que suele hacer gala el multicolor animal humano. Así que la aplicación de la democracia debe conformarse, frente a ese “todos”, con un concepto de “mayoría” que en sí mismo, como bien señala usted en el post, resulta de lo más resbaladizo.

Estoy plenamente de acuerdo con todo lo que ha señalado Kamala acerca del factor de distorsión –¿valdría decir “perversión”?- que en la formación de la opinión pública, tan importante para el buen funcionamiento de la democracia, introduce la insoslayable manipulación de los medios de información –esos que García Calvo llamaba “medios de formación de masas”-. Insoslayable porque, en efecto, nadie da a nada a cambio de nada, y mucho menos, hoy por hoy, información, si es cierto que es la moneda de cambio del poder. Pero este factor no es una característica singular de nuestras sociedades sino que se encuentra en los inicios mismos de la democracia. Basta recordar aquí las diatribas de Platón contra los sofistas, primeros manipuladores de la opinión pública, y su frontal rechazo a una democracia que fue capaz de condenar a Sócrates a muerte.

Lo que no tengo tan claro es que ese factor de distorsión pueda algún día corregirse con más educación y más formación. Y no porque ambas no fueran plenamente deseables, que lo son, sino porque creo que la historia ya ha demostrado lo ingenuos que en el fondo fueron los ilustrados con su ideal de progreso.

En lo que sí que confío, no obstante, es en que, siguiendo el ejemplo que ha puesto usted en el post, el candidato que ofreciera una reducción de impuestos de un euro a la mitad más uno de la población a cambio de reducir las prestaciones públicas en diez euros al 49,9% restante no ganaría. Porque confío en que no hay que ser muy listo para comprender que, de ganar, no sólo saldría perdiendo ese 49,9%, sino el 100% de la sociedad.

Lo lamentable es que ese modelo económico que ha dado tal obsceno margen de beneficios a tan sólo unos pocos no pueda ser votado en unas urnas. Aunque como el mayor error es creer que el crecimiento del salario medio y de la prestación por desempleo depende estrictamente de la pervivencia de esa obscena diferencia, tal vez sea mejor que no sea posible hacer la prueba.

Un beso, doctor Lagarto!

marzo 31, 2010 7:26 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

RBC, la democracia se basa en la cesión de la soberanía de todas las personas en unas instituciones cuyo interés coincide con el de todas las personas en su individualidad. Esto es, las minorías deben estar incluidas por su propio concepto.

En El contrato social, Rousseau parte de la tesis de que todos los hombres nacen libres e iguales por naturaleza, con una “libertad moral” que les convierte en dueños de sí mismos. La democracia, entonces, trata de que “Cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general, recibiendo a cada miembro como parte indivisible del todo” y define la voluntad general como “la voluntad constante de todos los miembros del Estado”.

Es decir, si no estamos todos en el mismo barco, es muy difícil hablar de democracia. No sería sólo cuestión de mayorías simples en votaciones periódicas de listas cerradas.

Saludos!

marzo 31, 2010 7:55 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Luzdeana, creo que la democracia, como concepto abstracto que se enfrenta a la realidad, puede tener críticas constructivas y, por supuesto, no tienen por qué suponer alternativas terribles que nadie desea, lo que sería como proponer el ayuno ante una crítica sobre la proporción de sal de un guiso. Un abrazo.


Margot, es muy curioso lo que se encuentra en la página de la wikipedia sobre la democracia: los únicos países de todo el mundo que no se autodenominan democráticos son El Vaticano, Arabia Saudita, Myanmar y el sultanato de Brunei. Con eso ya se puede ver el grado de cinismo con el que se maneja este concepto en el mundo. Besos!

marzo 31, 2010 7:55 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Petita, supongo que la mayoría de esos fallos vienen del hecho de que una democracia en un Estado de tantos millones de habitantes no puede funcionar sino por delegación en grupos de interés (o partidos políticos), los cuales usan los mecanismos de poder para conseguir más poder.

Siempre nos queda el hecho cierto, gracias a Dios, de que somos nosotros quienes elegimos a esos grupos de interés y que éstos lo saben, pero si se pueden perpetuar en el poder de acuerdo a una aritmética de mayoría, ¿qué garantiza que el “interés general” tenga en cuenta a “todos” los miembros del Estado?

Bueno, existe una Constitución, claro que sí. Pero como bien apuntas, sus vigilantes supremos están nombrados por esos mismos grupos de interés. Y lo de Paco Camps y su “amigo del alma” el juez que le exoneró de lo que es obvio para todos es un claro ejemplo de esto.

Besos!

marzo 31, 2010 7:56 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Divina nena, es que yo ni siquiera llamaría obscenidad a lo de Larry en un mundo donde lo impúdico (la falta de honestidad, de modestia y de recato según el diccionario de la RAE) está en las portadas de todos los periódicos, tanto para hablar de la corrupta esfera privada como de la corrupta pública.


Novicia, a veces me pregunto si no tendrán razón, y realmente los seres humanos somos tontos como animal social. Quiero decir, los poderosos actúan no sólo con impunidad sino con toda la publicidad y el desparpajo. Su falta de vergüenza es nuestra responsabilidad como sociedad, pienso. Un besazo.

marzo 31, 2010 7:56 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Dante, desde luego que eso que llaman obsceno algunos puritanos (verdaderamente obscenos) puede ser arte y elevación de la condición humana. Leí el libro de Tom Wolf hace mucho tiempo, pero muchos días me acuerdo de él; las miserias humanas cambian poco. Saludos!


Federica, jaaaaa. No sé qué habrá más por ahí, si lobas o corderitos… pero lo que sí estoy seguro es que unos siempre se visten con la piel de los otros. Gracias por pasarte por aquí.

marzo 31, 2010 7:56 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Guillermo y Food&Drugs, tienes razón en que la liberación de aquella dictadura nacional-católica en los setenta tenía que traer sexo en abundancia a los kioscos, como parte de esa expresión de liberación.

El tema de si existe realmente la libertad para el hombre es un debate ya más filosófico que social, y muy interesante. Yo creo que sí existe como concepto, y que la ejercemos cada segundo de nuestra vida, aunque dentro de las posibilidades que el mundo real y nuestras “esferas de conocimiento” (como decía JA Marina) nos permiten, además de todos los determinismos culturales y tecnológicos que la condicionan.

Un saludo!

marzo 31, 2010 7:57 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Psycomoro, las preguntas siempre son más interesantes que las respuestas ¿verdad? Y quizás, muchas veces, la sociedad necesita más el no preguntarse algo que el responder a algo para sobrevivir como tal. Quiero decir, el sistema, sea bueno o sea malo (y, desde luego, la democracia es el mejor de todos los experimentados hasta ahora), tiende a perpetuar sus estructuras de poder. Esto les pasa a las democracias, a las iglesias, a los equipos de fútbol de oficinistas, a los programas de televisión e incluso a cualquier expresión cultural antisistema.

Preguntarse es lo más revolucionario. La Duda Metódica cartesiana sigue estando vigente. Gracias por tu interesante comentario.

Un saludo.

marzo 31, 2010 7:57 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Miabi, claro. Cuando llega la crisis los beneficios empresariales disminuyen y la rentabilidad de los activos inmobiliarios cae. Pero eso no quiere decir que los salarios medios aumenten (el paro los limita al alza) o que las prestaciones por desempleo suban (el déficit fiscal lo impide), por lo que la desigualdad se mantiene.

Hay series más largas, de cincuenta años, que contemplan varios ciclos expansivos y recesivos de PIB que muestran que la tendencia no depende de estos ciclos, sino que aumenta la desigualdad en cualquier caso. Aquí, por ejemplo, tienes un gráfico sobre el comportamiento de los salarios de los altos directivos vs. los salarios medios de las empresas en EEUU desde el final de la II Guerra Mundial.

(http://graphics8.nytimes.com/images/2006/04/08/business/pay.graphic.jpg ).

Qué escándalo, qué obscenidad, digo.

Muchos besos!

marzo 31, 2010 7:58 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Peletero, esos elementos están y se intentan apuntalar día a día… al menos en teoría, porque en la práctica un hombre sin poder puede ser condenado a un año de cárcel por robar un pollo (http://www.levante-emv.com/portada-castello/2010/03/27/portada-castello-condenados-carcel-robar-pollo/691193.html) en la misma provincia en la que unos corruptos de un partido político que se han embolsado millones pueden quedar libres por defecto de forma sumarial que han detectado los jueces que, precisamente, encumbró ese mismo partido político. Esto es una anécdota, por supuesto, y no puede echar por tierra el valor del sistema en su concepción teórica, pero mi idea era que, a lo mejor, esas anécdotas tienen algo de sistémico si no tomamos conciencia de nuestro poder como ciudadanos.

El ahorro de los trabajadores está los fondos de inversión y los fondos de pensiones privados (que gestionan otros, eso es otro tema). Y son una parte muy importante en el origen de la formación bruta de capital, desde luego (no la única). Pero la propensión marginal al ahorro es función de la propia renta: ahorra más quien más gana. Luego, el aumento de esta parte en el reparto de la tarta va a parar, mayoritariamente, a quien más tiene.

Con esto no quiero decir que haya que perjudicar la rentabilidad del ahorro, o poner una ley de hierro sobre beneficios empresariales, pero sí expresar que su retribución es estadísticamente desproporcionada, cuando, además, no son “mayoría democrática” ni mucho menos la “voluntad constante de todos los miembros del Estado”, como decía Rousseau que tenía que definirse el contrato social.

Saludos y whisky! ;)

marzo 31, 2010 7:58 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Kamala, desde luego que es amplia la palabra democracia. Le decía ahí arriba a Margot que los únicos países de todo el mundo que no se autodenominan democráticos son El Vaticano, Arabia Saudita, Myanmar y el sultanato de Brunei. Esto quiere decir que desde el capitalismo puritano de EEUU hasta el comunismo casposo de Corea del Norte cabe la palabra “democracia”.

Me ha parecido muy interesante que traigas aquí a los medios de comunicación para contrastar la veracidad de las democracias. Efectivamente, la manipulación de la información condiciona nuestra manera de ver la realidad, y ahí los medios de comunicación son de lo más eficientes. Si esto lo juntamos al poder del dinero, necesario para hacer publicidad y propagar una idea y para dar de comer a los que deben trabajar en ella, entonces ya tenemos algunos principios bastante incompatibles con las ideas ilustradas de Rousseau o de Hobbes.

Creo que la falta de criterio y la incultura están muy ligadas a esos medios de comunicación de los que hablas. Mientras un telediario hable de belén Esteban o del Real Madrid, es imposible entender las críticas constructivas al sistema. Así que habrá que hacer “publicidad” con ellas. Decían que el valor más importante que tenía Bill Clinton como presidente de los EEUU era que podía desarrollar un discurso de menos de un minuto para atacar una idea compleja (la reforma sanitaria, el problema de los marines en Somalia, el sida, las relaciones con la URSS, etc). En fin, creo que esto dice todo :)

Genial lo de Brecht y los tiburones, me he reído mucho leyéndolo :)

Un saludo!

marzo 31, 2010 7:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Koolauleproso, había un montón de canciones buenas para elegir aquellos años, sí. Debemos estar haciéndonos mayores ;) Un saludo!


Zorro, los beneficios y los salarios, en una economía de libre mercado los marca la ley de la oferta y la demanda. Esta ley, según el mismísimo Adam Smith, exige como base sine qua non que todos los individuos que conforman ese mercado tengan acceso a toda la información. Es por eso por lo que todos los estados serios del mundo tienen multitud de organismos públicos con decenas de miles de funcionarios que intentan velar por ese derecho de información (desde la CNMV para el mercado de valores en España hasta la Comisaría de Competencia de la UE). Lo que digo es que no se cumple la existencia de ese derecho a la información en todos los casos, y que ésa es la causa de estas distorsiones. Un saludo!

marzo 31, 2010 7:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gemmayla, el concepto de “democracia” admite de todo, ya lo creo. Hasta el dictador franco decía que España era una “democracia orgánica”, o la Alemania invadida por Stalin se hacía llamar la República democrática Alemana para diferenciarla de la RFA. En fin, creo que la palabra “democracia” es una de las más manipuladas desde los tiempos de los griegos. Besos, Gemmayla y buenas vacaciones!




Joako, hace tiempo pensé en escribir algo sobre esa canción de las Vulpes, me lo has vuelto a recordar. Tengo que hacerlo algún día ;) Genial Ibsen! Salud!

marzo 31, 2010 7:59 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya, doctora Antígona, precisamente estaba yo aquí intentando sacar el Contrato Social del señor Rousseau en algunos comentarios y ahora veo que usted también lo trae a colación. Supongo que la democracia de Rousseau es tan irrealizable en la práctica como el capitalismo de Adam Smith, lo que no impide que nuestra sociedad use a ambos como base teórica de su existencia, con dos cojones.

Los medios de comunicación, o de “formación de masas”, juegan un papel esencial para mantener el status quo de las estructuras de poder, no creo que nadie dude de eso. ¿Son libres los medios de comunicación? los medios privados podrían serlo intelectualmente, pero económicamente no. En cambio los medios públicos lo podrían ser económicamente pero nunca intelectualmente. Y sospecho que en la mayoría de ellos las presiones vienen de ambos lados y la consecuencia es que la ausencia de preguntas es cada vez mayor, aunque no hay que quitar mérito a este cuarto poder que tantas veces ha conseguido parar los pies a leyes o tiranos (p.e. la dimisión de Nixon en los EEUU, el freno del terrorismo de Estado en España, o los numerosos casos de corrupción que han desvelado). En cualquier caso, en la sociedad 2.0 que se abre paso con las nuevas tecnologías la información podría empezar a democratizarse, lo cual supondría de facto una revolución que debe afectar a los cimientos más básicos del sistema, para bien y para mal.

Me temo que yo no soy tan optimista como usted en el hecho de que el 50,1% de la población pudiera pensar que pierde algo si pierde el 49,9% restante. No puedo creer en la solidaridad de grupo de una sociedad que, por ejemplo, pone trabas al matrimonio homosexual, cuando cualquier heterosexual puede tener hijos homosexuales.

Besos, doctora Antígona!

marzo 31, 2010 8:00 p. m.  
Blogger isis de la noche dijo...

Me rebela, me indigna, me ofusca este mito de la democracia.

En sí, este sistema me tien harta..

Y ante tanta obsenidad, como muy lúcidamente la califica usted, casi nunca es posible un cambio. Pero lo más obseno de todo es lo que pasa en mi país: cuando al fin llega alguien que quiere acabar con tanta obsenidad y que es el único especimen que sobrevivió a la extinción masiva de los políticos honestos que no parió este sistema, ¿sabe usted lo que hace la misma gente a la que este sistema empobrece???? Pues lo critica, trata de hundirlo porque claro, siguen viviendo en la ignorancia y sienten cómo duele afrontar la verdad. Y como siempre será más fácil lanzarse en contra de quien muestra esa realidad, que asumirla y cambiar; pues he ahí... la obsenidad más burda.. a cada paso en esta sociedad..

Y nos seguiemos comiendo los cuentos...

Un abrazo sincero ;) he visto las revistas de Larry Flint y tengo que darle la razón... no son tan obsenas como aquellos cuentos ;)

abril 02, 2010 1:09 a. m.  
Blogger carlos dijo...

Democracia es el sistema que el poder utiliza para ordenar y desarrollar sociedades aunque también para favorecer allegados; es el ser humano quien tergiversa la doctrina o le da un sesgo particular al valor de sus enunciados destruyendo así las genuinas ilusiones de sus seguidores. Autocracia y tiranía están vigentes por los propios defectos de la democracia.

abril 04, 2010 12:42 a. m.  
Blogger panterablanca dijo...

Absolutamente de acuerdo contigo. Y visto lo visto, creo que voy a empezar a jugar a la bolsa un día de estos... cuando tenga ahorros, porque lo que es ahora... :-S
Besos felinos.

abril 04, 2010 3:15 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Isis, no conozco a fondo política interna de tu país, aunque, por supuesto, conozco a Correa y todas las suspicacias que su política más bolivarista que socialdemócrata está levantando en América Latina. No sé si está solucionando cosas importantes, no vivo allí. Pero no me extraña lo que me dices de la incultura de un pueblo que debe tomar las decisiones. Eso pasa en todos los países.

No creo que una mayoría de los votantes de cualquier país pudiera pasar un examen de conocimientos mínimos acerca de qué está votando. Pero en cualquier caso la soberanía, por definición roussoniana, les pertenece por igual a cultos e incultos, a listos y a torpes. Así que la única solución sería la de proporcionar a los votantes una mayor educación y unos medios informativos más serios. Y no parece que esto interese a quien detenta el poder, claro, sea quien sea quien lo detente.

Un abrazo!

abril 05, 2010 4:37 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Carlos, eso de favorecer allegados es esencial en el poderoso, claro que sí. Nadie llega solo al poder, siempre lo hace acompañado y apoyado. La esencia de los partidos políticos exige que se repartan parcelas de poder entre toda la estructura. En España lo vemos de manera notoria; existen cupos de ministros por comunidades autónomas según aporten más votos, repartos proporcionales con feministas, socialistas católicos, etc. Todo es reparto entre allegados. No existe la democracia pura, tienes razón.



Pantera, a la Bolsa hay que jugar cuando ésta está en baja, en los momentos malos. Así, cuando la cosa se empieza a poner bien para todos porque hay más empleo y suben los sueldos, entonces ya no interesa tanto la Bolsa. Así que no hay manera :) Besos saurios!

abril 05, 2010 4:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home