domingo, octubre 30, 2011

Psicohistoria



Hari Seldon (La Fundación, Isaac Asimov, 1951) es uno de los personajes más interesantes de la literatura de ciencia ficción. En un futuro inimaginable y en una galaxia inimaginable, Seldon inventó la psicohistoria, una ciencia que combinaba todos los datos matemáticos y estadísticos que existen con la historia y con la psicología, con el objetivo de ponerlo todo en común y calcular así con exactitud el comportamiento futuro de las grandes poblaciones. De esta manera, Hari Seldon podía conocer con exactitud el futuro, que no sería otra cosa más que la consecuencia inevitable y matemática de todos esos datos cruzados. Así pudo datar con exactitud el fin de su propia civilización y la forma que tomarían las siguientes civilizaciones que debían venir miles de años después.

Hoy, en este presente y en esta galaxia, Thomas Malone, director del centro de Inteligencia Colectiva del MIT, afirma que tenemos tantísimos datos almacenados digitalmente en Internet -que además están ubicados geográficamente por sistemas GPS-, que podríamos crear con ellos algoritmos predictivos que pudieran revelarnos las pautas sociológicas del comportamiento humano. Así podríamos predecir crisis políticas, revoluciones y cualquier forma de cambio o inestabilidad observando esas tendencias.

Malone propone la búsqueda de patrones de comunicación, de consumo y de movimiento de las poblaciones a través de los datos que ofrecen las búsquedas en la red, las publicaciones de los blogs (Hi, Malone, I hope the weather is fine there in Boston!), los topics de Twitter, los indicadores de los mercados financieros, las cámaras web de tráfico y los cambios en Wikipedia. Malone es nuestro Hari Seldon terrícola.

La teoría del caos nos explicó que el vuelo de una mariposa en las llanuras de Mongolia puede provocar un terremoto en Alaska, lo que nos hacía desechar cualquier posibilidad de determinismo en nuestras vidas. Pero ahora que resulta que sí podríamos poner en conexión todos estos datos y crear algoritmos matemáticos y estadísticos con ellos que nos permitirían conocer cómo va a ser el futuro, ¿seguimos siendo igual de libres, entonces? Lo cierto es que seguimos exactamente iguales ya que la posibilidad de cruzar estos datos no altera las acciones que crean estos datos, nuestras acciones... pero, si esto sucede, entonces ya sabemos que no éramos tan libres como pensábamos que éramos cuando nos creíamos libres. Al menos en nuestra dimensión social de “grandes poblaciones”.

¿Es esta teoría una locura o es el principio de una nueva era? Aún no lo sabemos, pero por lo visto la CIA ya se ha interesado por los trabajos de Thomas Malone. Inquietante, ¿verdad?




Una canción para Thomas Malone: Eye in the Sky, de Alan Parson

Un libro para Thomas Malone: Fundación, de Isaac Asimov

Una película para Thomas Malone: Fringe, de J.J. Abrams


.

22 Comments:

Blogger Jota dijo...

¿Y conocer nuestro destino de antemano, todo ello basado en irrefutables operaciones matemáticas, no nos empujaría precisamente a la consecución del mismo? ¿O no se emplearía esta nueva ciencia por parte de los poderes fácticos precisamente para llevarnos en una u otra dirección según sus malévolos planes? Que la CIA, precisamente la CIA, se haya interesado por las teorías de Malone no augura nada bueno.

octubre 31, 2011 8:31 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Jota, en cuanto a la consecución del objetivo marcado una vez conocido de antemano se produce una paradoja: si conozco de antemano que voy a girar a la derecha en la próxima esquina, entonces puedo utilizar mi voluntad para evitarlo y girar hacia la izquierda... pero entonces habría sido conocido que giraría ala izquierda una vez que quisiera evitar el giro a la derecha. En este sentido, nunca podríamos saber si nuestro giro a uno u otro lado sería conocido de antemano por Malone.

La CIA siempre está dispuesta a hacer cualquier historia más literaria :)

Salud!

octubre 31, 2011 10:07 a. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Pues yo no estoy seguro de que la operación le saliese demasiado bien al señor Malone.
En fin, cruzar todos los datos almacenados en internet de todos los blogs, webs, perfiles facebook, twitter, etc... no es como hacer un gazpacho. El experimento le podría perfectamente salir muy rana.
Diciéndolo pronto y rápido, que un servidor le daría la misma credibilidad que a Aramís Fuster.
Además, no olvidemos que el grueso de la red se compone de pornografía, pornografía y más pornografía. Los algoritmos, como su propio nombre sugiere, acabarían dejándosela en carne viva.
Bien, concluyo diciendo, que no me asusta su predicción del futuro si es a partir de internet de donde la extrae, pero por favor, que no haga la prueba con la televisión, porque nos devuelve, tal cual, a la edad de piedra.
Saludos, Lagarto.
Bromas aparte, sensacional artículo.

octubre 31, 2011 6:19 p. m.  
Blogger tomae dijo...

Lagarto-Sorrounder, Parece que cuando escribo este mensaje el tiempo en Boston, Ms. es de 2º (Celsius) , él lo sabe o puede saberlo, y quizá sabe que yo u tú lo sabemos...

Cuando nos entrevistamos con la Directora del colegio para interesarnos por él se me ocurrió preguntarle por la capital de Mongolia ...que supiera si era Ulan Bator no fue un "dato" que motivara mi decisión.

Puede que el almacén de datos y comunicaciones tienda a infinito, pero te aseguro que sólo yo sé porqué te he hecho este comentario...puedes interpretarlo como quieras . Al final son todo datos, la relación que haya en entre ellos responde a algo muy íntimo que no creo que haya inteligencia fuera de la humana que sepa predecir comportamientos futuros.

...puede que me esté columpiando pero ¿no protagonizó también Coke Malla el efecto mariposa?

octubre 31, 2011 11:42 p. m.  
Blogger Zorro de Segovia dijo...

Del comentario de Food and Drugs concluyo algo que ya sospechaba. Los partidos políticos pagan con pornografía y putas un gran porcentaje del voto masculino de este país.

Coñas inquietantes aparte, la estadística no es una ciencia exacta pero como el agua, algo tendrá cuando la bendicen. Hay un candidato republicano que propugna la vuelta al creacionismo. A la vez, su post me aterroriza con determinismos en ciernes ...

No despreciemos las ciencias que combinan precedentes ... que yo que soy de campo sé positivamente que el año que llueve y hace calor los tomates salen rojos y dulces.

noviembre 01, 2011 1:25 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

Y tanto, No Surrender. Aún así todo esto lo veo un poco ciencia ficción. Predecir... ¿como echar las cartas y leer el futuro?
Me apuntos las recomendaciones auqnue sean para Malone :)
Saludos.

noviembre 01, 2011 8:12 p. m.  
Blogger JOAKO dijo...

Estoy leyendo el libro de Karl Popper "La sociedad abierta y sus enemigos" que no es otra cosa que un alegato contra los apóstoles del historicismo, que van de Heraclito y platón, pasando por hegel y terminando en Wittgenstein. Obviamente, estoy influido por esta lectura, pero aún confesando este sesgo, he de decir que esto de la psicohistoría me parece una memez, por dos razones fundamentales, la primera es que los sucesos que realmente han movido el mundo desde el punto de vista histórico escapan a la tan traída y llevada campana de Gauss, es decir, son sucesos que no aparecen en un desarrollo normal de acontecimientos, ni tan siquiera en esos de baja frecuencia (o acaso hay precedentes de revoluciones como la francesa hasta que esta ocurre con toda su virulencia), por lo cual de nada sirve conocer la historia en muchas ocasiones, o por lo menos en aquellas en lo que se presenta es algo nuevo (a no ser que firmemente creamos que lo nuevo no existe, que la historia se repite, lo cual me parece otra memez). El segundo motivo es de caracter pseudomatemático, o matemático, supongo que todos conocemos la fábula del inventor del ajedrez y del rey que quiso premiarle, est fábula explica que hay una cantidad de sucesos simples casi inconmensurables en un simple tablero de ajedrez, con lo que imaginaos en LA TOTALIDAD DE LOS SUCESOS DE LA HISTORIA. Existen planos en escala 1:1, esos son simplemente la realidad, y yo creo firmemente que no existirá jamas un "superordenador" capaz de manejar estos datos, porque tendría que ser igual de grande que la materia en estudio (que recuerdo que es TODO).
Me encanta Isaac Asimov, me parece un excelente, si no el mejor, escritor de ciencia-ficción, y un aceptable cientifico o divulgador cientifico, pero creo que el tal Malone está confundiendo ciencia y ficción.
Libro para Malone Cualquiera del personaje de Rocambole de Pierre Alexis Ponson du Terrail
Película para Malone La isla del doctor Moreau de... bueno esa donde sale Michael York.
Canción para Malone Iros todos a tomar por culo de Extremoduro (mas bien es un disco completo)

noviembre 02, 2011 12:22 p. m.  
Blogger Tesa dijo...

"ya sabemos que no éramos tan libres como pensábamos que éramos cuando nos creíamos libres"
Yo creo que esto es una revelación que tenemos todos, tarde o temprano.

noviembre 02, 2011 1:19 p. m.  
Blogger Marga dijo...

Ufff en cuanto he leído el título me ha venido a la cabeza la Fundación, cuántos buenos ratos me hizo pasar aquella saga siendo adolescente, me bebía aquellos libros!

Me pido ser el Mulo en estos tiempos nuestros, que no recuerdo ya muy bien de qué iba el tipo pero me suena que era el elemento desestabilizador de las predicciones... jeje.

Y opino igual, si es susceptible de ser utilizado el sistema de marras, se llevará a la práctica por los malos... ya verás.

Besos de los buenos!

noviembre 02, 2011 4:40 p. m.  
Blogger meloenvuelvepararegalo dijo...

Me has hecho recordar la serie Flashforward, con un planteamiento como el que comentas: si conocemos ya nuestro futuro dejaremos que ocurra o si podemos cambiarlo influiremos o eso ya estaba previsto!
Yo prefiero pensar que puedo elegir el pararme a mirar el móvil y entonces casualmente me he encontrado con esa compañera de trabajo.
De todos modos, pienso que se es más feliz pensando que ya todo está predeterminado, no tengo que preocuparme en resolver algo o no, si se tiene que resolver se resolverá, y sino, pues no puedo hacer nada...
En fin, da mucho de sí el tema que propones, lagarto,

noviembre 03, 2011 9:19 p. m.  
Blogger pazzos dijo...

He trabajado con algunos programas de minería de datos y te sorprenden; unas veces por como afinan y otras por lo disparatado de sus conclusiones.

Sin ir más lejos hoy, con unos simples datos que podrían estar en manos de cualquier juez,policía o hacker pude reconstruir el viaje de un chico por París, la hamburguesa que comió, su subida a la torre Eiffel, su viaje en metro, su cena en otro MacDonalds. Tampoco sería tan difícil saber que hará al día siguiente un tipo tan predecible.
El Gran Hermano está aquí y ha venido para quedarse, que se utilice para derrotar a una banda terrorista o para controlar a la ciudadanía dependerá tan sólo de la calidad democrática que logremos conquistar.

noviembre 04, 2011 10:14 p. m.  
Blogger gemmayla dijo...

Uffff, últimamente lo que pienso es que sólo seremos libres de elegir, entierro en sepultura y tumba, incineración o donación de cuerpo para la ciencia. Qué pesimismo arrastro en torno a la libertad individual propia y ajena !!!

noviembre 08, 2011 2:09 p. m.  
Blogger PSYCOMORO dijo...

Siempre me ha impresionado cómo las matemáticas se divierten con nuestras seguridades, cómo la combinación de alternativas y circunstancias pueden desmontar cualquier asomo de cálculo conveniente. Me he sumergido igual de intrigado en tu entrada porque vive en los rincones de esas sumas de resultados dispares. Como siempre, todo un placer abandonarse por aquí, Lagarto. Saludos

noviembre 10, 2011 11:35 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Food&Drugs, supongo que el tema es cuando pasamos de un problema cualitativo a un problema cuantitativo... y cruzar datos es un problema cuantitativo, por lo que podría pensarse en una máquina capaz de hacerlo a base de ceros y unos ¿no? El gazpacho, evidentemente es un problema cualitativo :)

Lo de la pornografía es un apunte interesante. Esa máquina que quisiera hacer eso acabaría muy mal, sí :)

Salud!

noviembre 12, 2011 9:43 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tomae, a mí también me parece un poco exagerado lo que pretende esta teoría. Pero me fascinó tanto la idea de Asimov cuando leí Fundación, que no podía menos que hacerme pensar el doctor Malone. Desde luego, yo no dedicaría mis ahorros a comprar acciones de su empresa, eso seguro.

Ah, El efecto Mariposa. Me gustó esa comedia. No vino a mi cabeza cuando escribí el post. Una pena, porque está muy bien traído y podría haberle sacado jugo.

Salud!

noviembre 12, 2011 9:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Zorro, no sé otros votantes, pero yo no he recibido esos pagos por parte de quienes voy a votar… aunque cierta sensación de sexo anal sí que he tenido con mis votados muchas veces :) La palabra es inquietante, sin duda, porque todos tenemos esa sensación de tomates rojos y dulces a veces. Salud!


Raquel, es ciencia ficción de Asimov aún, sí. Pero resulta inquietante que alguien diga que podríamos ser capaces de bajarlo al campo de lo factible sólo con la tecnología ya disponible. Saludos!

noviembre 12, 2011 9:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ah, Joako, Popper es fundamental para entender el mundo que vivimos. Pero voy a romper una lanza a favor de Asimov; la psicohistoria de Hari Seldon se refería a grandes poblaciones de cientos de millones de personas. No pretendía adivinar la Primitiva de la semana siguiente, sino las tendencias políticas y sociales de las grandes masas, de manera que pudieran anticiparse revoluciones, guerras y enemigos. No es que así ya quede justificado, pero creo que la imaginación de Asimov sí puso unas barreras parecidas a las que tú pones.

Me han encantado tus regalos para Malone :)

Salud!

noviembre 12, 2011 9:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Tesa, al fin y al cabo cada paso que hemos dado en la vida se basaba en la experiencia anterior y en las posibilidades que nos habíamos creado. No sé si servirá algún día para anticipar nada, pero sí creo en ese determinismo.


Ah, Marga, el Mulo era un personaje increíble, sí. No voy a descubrirlo aquí por si alguien quiere hacerse un favor a sí mismo y leer Fundación si aún no lo ha hecho. Lo de la CIA suena a chascarrillo, pero es inquietante ¿verdad? :) Besos!

noviembre 12, 2011 9:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Meloenvuelve, pues yo pensaba en otra serie, Fringe, que tiene a mis hijos locos. En esta serie existen unos personajes, los observadores, que tienen una percepción plana del tiempo y siempre saben lo que va a pasar.

No sé si somos más felices pensando que todo está predeterminado, pero lo que sí está claro es que supone una renuncia a nuestra libertad y un menos-pensar, lo que resultan actividades agotadoras y nada gratificantes, sin duda :)

noviembre 12, 2011 9:44 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya Pazzos, me alegro de tener aquí a alguien que sabe de estas cosas. La verdad es que impresiona tanto control... y lo predecibles que somos todos. Confiemos en que ganen los buenos. Salud!


Gemmayla, me temo que yo prefiero incineración, que angustia menos :) Besos!

noviembre 12, 2011 9:45 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Psycomoro, las matemáticas son demasiado desafiantes, desde luego. hay algo en ellas verdaderamente tenebroso, delirante y abrumador. Uno mundo cuya única salida parece ser la locura lúcida.

Salud!

noviembre 12, 2011 9:45 p. m.  
Blogger ana dijo...

Conocer el comportamiento futuro de las grandes poblaciones... a mi me parece una ilusión.

Lo cierto es que la mayoría sólo podemos interpretar las cosas bien, cuando no formamos parte de la jugada. Sólo a unos pocos seres excepcionales, de una inteligencia muy fina, les es dada la capacidad de analizar el presente de una manera equilibrada (pienso en los escritos de María Zambrano, Hanna Arendt, Irene Nemirvoski) y claro, me digo que a lo mejor el futuro está precisamente en esa coctelera de datos que un ordenador posee en el MIT.

No sé... el ser humano es demasiado grande para limitarlo. La libertad de cada uno es cuanto menos, sorprendente... me es imposible imaginar una combinación que anule la libertad de cada ser humano. Me es imposible imaginar que una ideología pueda estar por encima de la libertad, y que las acciones humanas puedan ser determinadas.

Claro que también sé que aún queda mucho por ver... imposible de haber sido imaginado. La realidad siempre supera cualquier ficción.

Saludos!!!

noviembre 27, 2011 5:44 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home