sábado, noviembre 12, 2011

¿De qué vas?


En 1951, Mervyn LeRoy dirigió la película Quo Vadis para la gloria de la Metro Goldwyn Mayer. La MGM, preocupada por la próxima entrada de las televisiones en los salones de los espectadores, quiso apostar por la oferta de superproducciones mastodónticas de gran espectacularidad que hicieran palidecer los vulgares placeres de la televisión. Siempre que oigo hablar de esta película me río porque me acuerdo de una conversación adolescente con mi amiga S, en la que ella traducía el latinajo “Quo vadis” con toda seguridad como “¿De qué vas?”

La película fue un gran éxito comercial. Pero a pesar de lo guapos que eran Robert Taylor y Deborah Kerr, y lo bien que se enamoran y lo buenos cristianos que se hacen, el verdadero atractivo de la película es el grandísimo actor británico Peter Ustinov en su papel de Nerón.

Peter Ustinov representa, a través del histriónico Nerón, toda la decadencia de un sistema político corrupto y abandonado. Donde la tiranía y la extravagancia del Emperador son ley y nadie se atreve a contradecirle por miedo a perder las prebendas del poder. Una de las escenas más sobrecogedoras es cuando Nerón, ensimismado en su delirio y convencido de ser un artista por encima de las pasiones humanas, no se le ocurre nada mejor que componer una canción con su lira mientras mira como Roma arde bajo las llamas. Nerón fue traicionado por sus guardias pretorianos a los catorce años de su reinado, cuando el pueblo se rebeló contra su política fiscal. Los soldados fueron a buscarle y le ofrecieron que se suicidara con honor, pero el Emperador no tuvo el valor de hacerlo y murió sableado por su secretario, el joven napolitano Epafrodito.

En noviembre de 2011, el nuevo Emperador de Roma, Silvio Berlusconi no necesita a ningún actor histriónico para ser interpretado porque él ya es en sí mismo una parodia. Y en estos tiempos, la vulgaridad de la televisión ha vencido sin paliativos a cualquier otro espectáculo de calidad, mientras la MGM yace quebrada bajo una deuda de 3.500 millones de dólares.

Il Cavalieri representa toda la decadencia de un sistema político corrupto y abandonado. Donde la tiranía y la extravagancia del Primer Ministro son ley y nadie se atreve a contradecirle por miedo a perder las prebendas del poder. Una de las escenas más sobrecogedoras de la carrera política de Berlusconi es cuando, ensimismado en su delirio y convencido de ser un artista por encima de las pasiones humanas, no se le ocurre nada mejor que sacar un disco de canción ligera mientras Italia arde bajo las primas de riesgo. Berlusconi acaba de ser traicionado por sus compañeros de partido, cuando el pueblo se rebelaba contra su política fiscal. Los diputados fueron a buscarle y le ofrecieron que se dimitiera con honor, pero el Primer Ministro no tiene el valor de hacerlo. Sólo faltaba Epafrodito, pero otro Napolitano (Giorgio, el Presidente de la República) ha tomado su lugar.

Es asombroso cómo, a vces, la Historia se parodia a sí misma.

Gran día para Italia. Hoy lo celebraré con un buen Chianti, unos tagliatelle vongole y algo de Fellini. Complimenti, Italia!




Un libro para Nerón y Berlusconi: La conjura de los necios, de John Kennedy Toole

Una canción para Nerón y Berlusconi: Evacuation, de Pearl Jam

Una película para Nerón y Berlusconi: Calígula, de Tinto Brass

.

25 Comments:

Blogger tomae dijo...

...amigo lagarto (si me permites ese grado de amistad) A mí este post me hace pensar en la adulación que rodea a estos dos romanos, aunque en realidad la culpa también es de los "aduladores" que nunca cuestionaron ni a la "lira" de Nerón ni a la forma de gestionar el "euro" de Silvio.

Sin embargo si nos trasladáramos al caso galo, en aquella aldea todos tenían claro Asuranceturix era un auténtico pelmazo, solo él se creía genial (tal como relataron Goscinny y Uderzo) ... quizá la sinceridad de aquellos aldeanos fue el quid para que el pobre Asuranceturix no tuviera más protagonismo que el de un par de viñetas y cuando su lira empezaba a sonar el pobre bardo acababa aplastado por el peso de un menhir.

Es extraño como los que rodean a los que ostentan el poder tienen todos los sentidos adormecidos...

Salud!

noviembre 13, 2011 3:08 a. m.  
Anonymous kamala dijo...

Yo también felicitaría a Italia si no fuera porque lo que viene ahora es la bancocracia, la moneycracia o mercadoscracia...

Salud y República, Sr. Lagarto. Un abrazo

noviembre 13, 2011 11:47 a. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Cuando pienso en el norte de Italia, industrial, pujante, glamouroso, innovador, cuna del renacimiento y con ello de muchas de las mayores obras de arte de la humanidad, inevitablemente me surge la pregunta de: ¿Cómo ha sido posible Berlusconi?
Sin embargo, la realidad de Italia es dual. Ese norte rico, elegante y genial, vive permanentemente sometido al chantaje del sur, paleto, ignorante, mafioso y chabacano, donde lo que cuenta no es lo sublime ni la excelencia en el desempeño, sino buscar los atajos y tirar por la calle del medio, ahorrarse penas y esfuerzos, en resumen, no destacar mediante la brillantez del intelecto, sino gracias a la efectividad del puñetazo en los morros o la puñalada trapera.
Berlusconi era el único medio de conciliar este desdoblamiento tan brutal de personalidad. Un payaso, un histrión, determinado a explotar este chantaje afectivo, o desafectivo, entre ambas mitades del país, haciendo reír o llorar a unos y a otros, pero nunca de forma serena, siempre como Nerón, a la mayor gloria del esperpento.
Conociendo bien lo que en realidad ama el populacho, mamachichos aparte.
Y ya vés, yo que siempre he criticado copiosamente al Cavaliere, también lo echaré de menos. Era mi terapia antiestrés, mi saco de boxeo del gimnasio.
Pero algo me dice que no será por mucho tiempo.
Show must go on!
Saludos, Lagarto.
:-)

noviembre 13, 2011 11:55 a. m.  
Blogger JOAKO dijo...

Y que vamos ahora a hacer los Españoles, que siempre nos quedaba la Italia de Berlusconi como consuelo...siempre podíamos decir, "puede que aquí los políticos no sean muy buenos, pero comparados con Berlusconi..."
La decadencia es muy mala, sobre todo cuando viene disfrazada de revulsivo político,se nos olvida lo que había antes de Forza Italia, una democracia cristiana muy corrupta con conexiones con la mafia en las más altas instancias del poder (hasta se ha condenado a Andreoti por asuntos con la mafia, y recuerdo que fue TODO en Italia). Fue entonces cuando llegó el Mani Poluti (Manos limpias, no confundir con el término, aquí secuestrado por la extrema derecha) de los macro juicios contra la corrupción, en plena descomposición política de la democracia cristiana aparece "Il cavaliere" con su Forza Italia y consigue seducir a los Italianos con su discurso de éxito empresarial, populismo, pragmatismo, fue un antipolítico que hizo honor a aquella idea de Lampedusa que aquí nos llegó a través de la peli El Gatopardo de Visconti, en la cual se dice aquello tan repetido de "Que todo cambie para que todo siga igual".

Pelicula para Berlusconi "El Gatopardo" de Visconti
Canción para Berlusconi "La vida sigue igual" de Julio Iglesias.
Libro para Berlusconí "Il Gatopardo" de Lampedusa.

noviembre 13, 2011 1:40 p. m.  
Blogger moderato_Dos_josef dijo...

Esperaba tanto este momento! No puedo ni podré entender... bueno sí, pensándolo bien lo entiendo. Berlusconi ha representado a la mafia, y la ha dejado hacer porque él se erigió en uno de sus cabecillas. Y cuando la mafia ha tomado el poder a Italia solo podía pasarle una cosa: Hundirse en la decadencia. De tal modo que incluso España, que estaba muy por debajo de su nivel, hoy la supera. la verdad estos 17 años de Berlusconi han sido más que neronianos, han sido corruptos y desastrosos. Espero que a partir de ahora las cosas les vayan mucho mejor. Pero de nuevo tendrán que luchar contra la mafia.

Saludos.

noviembre 13, 2011 2:02 p. m.  
Anonymous satenight dijo...

Cómo seguía la historia despues?
Sin duda se repetirá porque es un mito, y los mitos no son mentiras sino las esencias que resumen las historias.
Sin duda todos los que ahora van dimitiendo estan siendo sustituidos por los que participaron directamente en este caos. Felicito a los italianos pero sigo preguntandote Lagarto: como continuaba la historia tras Nerón?

noviembre 13, 2011 8:14 p. m.  
Blogger pazzos dijo...

¿Quién le cortó los hilos a Berlusconi de un día para otro?¿Quién a Mubarak?¿Y a Gadaffi?
¿Quién nos cambió la Constitución en una noche?

¡Ay!¡quién maneja mi barca?¿quién?que a la deriva me lleva.

Hay un poder totémico, que se encarna en seres a menudo grotescos y que de vez en cuando caen. El otro poder, el auténtico, es una hidra de mil cabezas.

noviembre 13, 2011 9:22 p. m.  
Blogger pazzos dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

noviembre 13, 2011 9:22 p. m.  
Blogger Lula Fortune dijo...

Sí, complimenti a todos los italianos.
¿Sabes? mientras leía el párrafo final de tu post, recordé un verano que estuve en Cerdeña. Había alerta roja en toda la isla por el tremendo calor y el peligro de incendio. Silvio estaba en su mansión de Porto Cervo y recibía invitados. Para agasajarlos se le ocurrió encender su volcán privado (sí, sí, como lo oyes, tiene un volcán privado). Los servicios antiincendios le pidieron que no lo hiciera, pero claro... ¿qué le podía importar al emperador si lo que le molaba era precisamente ver las llamas desde su terraza? Lo encendió, claro que lo encendió.
En fin... que se vaya y que no vuelva nunca.
Besos.

noviembre 13, 2011 10:03 p. m.  
Blogger Marga dijo...

Yo también me alegro aunque ahora llegará El BCE y puede que tenga unos modos más formales y visibles, pero no les arriendo las ganancias a los italianos...

El problema de Berlusconi no es tanto él sino la senda abierta que deja... es difícil recuperar la dignidad de un país tras un señor y una política tan grotesca. Es una brecha en la moral política y social y Berlusconi ha sido sólo el vértice pero para llegar a esos extremos hace falta algo más que un señor carismático y bufón como él, hace falta una población y un proceso histórico que lleve hasta su elección...

Da miedo porque aquí no tenemos Berlusconi pero sí esa actitud de admiración al que más se lleva. De hecho la corrupción política es uno de los temas que menos preocupan a los españolitos de a pie... Es inevitable la comparación, al fin y al cabo Italia y España tienen mucho en común... entre otras el catolicismo y el caciquismo a ultranza, una forma de entender la política y la formación de sus estados, no crees?

En fin , señor Lagarto, que no creo que en este caso se dé eso de: "muerto el perro, se acabó la rabia". Me temo que la rabia es una pandemia bien extendida...

Besos de ojalá me equivoque.

noviembre 14, 2011 10:25 a. m.  
Blogger Sese dijo...

Miedo me dan estas situaciones, hacia donde vamos, los ciclos se repiten, y las corrupciones degeneran en regímenes totalitarios...

En fin, esperemos que alguien ponga cordura y se preocupe por formar personas.

Yo me tomaré un limoncello a tu salud

noviembre 15, 2011 6:26 p. m.  
Blogger PSYCOMORO dijo...

Muy bien traído, Lagarto. Tremendo personaje que abandona; quizás lo único triste es que se haya ido sin que lo eche su pueblo. Fantoche increíble, símbolo de unas formas que significan algo más que una sonrisa trágica de una pallaso.... quzás la estupidez supina de una audiencia que ha olvidado cuestionar incluso lo injustificable. Un abrazo.

noviembre 17, 2011 9:31 p. m.  
Blogger Zorro de Segovia dijo...

alguna cosa más en común han de tener estos dos itálicos ... aunque sólo sea la costumbre de echar a los demás a los leones ...

pd. uhmmm, tagliatelle vongole ... mis favoritos

noviembre 21, 2011 10:52 p. m.  
Blogger gemmayla dijo...

¡Qué triste y lamentable, nada nuevo bajo el sol, la historia se repite! Nerón, pirómano de Roma y Berlusconi, pirado por los cuatro costados, un guiñol de hombre !!!

Será cierta la filosofía que defiende el Eterno Retorno en espiral ascendente o descendente. Esperemos que estos "remakes" históricos sean ascendentes cuanto menos y vayamos a mejor.

Abrazo entrañable, NoS.

noviembre 26, 2011 7:00 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ah, Tomae, desde luego que el problema está en los aduladores. Siempre. Es parte de la condición humana ese “adormecimiento de sentidos” del que hablas, como demostró el experimento Milgram (http://ellagartoentulaberinto.blogspot.com/2008/04/continue-please.html) Salud!


Kamala, me he querido limitar a felicitarme por la caída de este decadente Berlusconi, pero estoy de acuerdo contigo en que la solución tan poco democrática no es muy estimulante. Vivimos tiempos muy peligrosos y estamos dormidos. Salud y República!

noviembre 27, 2011 12:52 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Food&Drugs, es posible la decadencia de esa gran cultura, claro que sí. Y de alguna manera, se trata de una tendencia natural que ya fue estudiada en tiempos de la propia República de Roma. No creo que esa decadencia generacional sea muy ajena a lo que ocurre en toda Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, como se ha expresado en varios ensayos muy interesantes sobre la actual situación político-económica que vivimos (Judt, Curtis, Hessel...)

Yo, en cambio, no creo que eche de menos el patetismo intelectual de Berlusconi, porque hay mucha competencia en ese puesto. Mismamente, los candidatos a las primarias del partido republicano en Estados Unidos están resultando esperpentos sublimes. Me temo que este show no ha hecho más que empezar.

Salud!

noviembre 27, 2011 12:52 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Desde luego, Joako. Ahora que Berlusconi abandona el escenario, quizás sea la Comunidad de Valencia la prima donna del patetismo político (por cierto, con un nivel de apoyo en votos similar al de Berlusconi en Italia, lo que nos debería hacer reflexionar sobre los factores psicosociológicos de la cosa).

Veo que estás muy puesto en la realidad política de Italia. Efectivamente, la mafia acabó teniendo un poder excesivo en la época de la democracia cristiana. Pero esto también nos debería llevar a otra reflexión, ya que pudieron tomar tanto poder gracias a la debilidad política de las mayorías en ese parlamento constituido por mayorías proporcionales, lo que hacía que se necesitaran alianzas de cuatro, cinco o incluso seis partidos para poder gobernar. En fin, que hasta los sistemas proporcionales de representación también son peligrosos. No tenemos nada a lo que agarrarnos como verdad absoluta.

Salud!

noviembre 27, 2011 12:53 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Josef, efectivamente, hoy por hoy, España está mejor que Italia. Quién nos lo iba a decir a los de nuestra generación, que nacimos bajo el régimen franquista y veíamos Europa como un mito inalcanzable. Pero las diferencias no son muy significativas, y si no estamos atentos podremos encontrar la misma decadencia política que hay allí. Cuando miras a la situación política de regiones como Valencia, la verdad es que no confío mucho. Salud!




Sanight, a Nerón le sucedió el emperador Galba, que fue asesinado en unos meses. En sólo un año Roma vio cuatro emperadores. Quizás lo que veamos ahora en Italia sea también muy parecido a aquello :)

noviembre 27, 2011 12:53 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Pazzos, no creo que a estas alturas nadie dude de que quien manda en el mundo es el poder económico, y no el político, que no ha sabido globalizarse como sí lo ha hecho el primero. Además, el mundo de las redes sociales también está jugando su papel, lo que hace que el cuarto poder (prensa) pierda mucho y los políticos dejen de tener la iniciativa en la comunicación.

Creo que asistimos a un brutal cambio de paradigma social. Estamos en medio de ese cambio, y no podemos verlo bien. Pero estoy seguro de que el mundo será diferente dentro de unas décadas, y me temo que para peor.

Salud!

noviembre 27, 2011 12:53 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya, Lula, esa anécdota me parece genial. Realmente la locura patética de este hombre no tiene nada que envidiar a la de Nerón.

No queda Italia en un buen lugar tras la suspensión de las libertades democráticas que ha supuesto esta intervención tecnócrata, pero espero que pronto recuperen el orgullo de pueblo culto que nunca debieron perder. Ya nos irás informando, tú que tan bien conoces ese pueblo.

Baci!

noviembre 27, 2011 12:53 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Marga, desde luego el problema de la deuda y la dependencia de los sistemas financieros internacionales no se acaba. Y la grana menaza sigue tan presente como antes para todos en Europa.

Siempre me sorprenderá por qué un pueblo tan culto y con tanta experiencia como Italia ha votado tantas veces a semejante tipo como presidente de su gobierno. Desde luego que habría que hacer un estudio psicosociológico a la sociedad italiana... claro que viviendo en Madrid, donde tenemos a Esperanza Aguirre con más del 50% de los votos emitidos, no podemos sorprendernos tanto, Marga.

Ojalá nos equivoquemos todos. Besos!

noviembre 27, 2011 12:54 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Sese, efectivamente, la corrupción y el descontrol financiero han llevado tradicionalmente a los pueblos a regímenes totalitarios, Los alemanes lo tienen muy presente y por eso están obsesionados con el control financiero como base de recuperación. Pero no habrá recuperación sin crédito, es un círculo vicioso peligrosísimo. Beberemos limoncello, pero mucho-mucho limoncillo :)


Psycomoro, desde luego esa falta de soberanía democrática es muy grave, pero no ha podido pasar de otra manera. Y supongo que la responsabilidad sólo puede caer sobre los propios votantes y estructuras políticas italianas (recordemos que Berlusconi ya perdió unas elecciones, pero recuperó el poder cuando la izquierda no supo mantenerlo). Un abrazo!

noviembre 27, 2011 12:54 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Zorro, nunca he oído a Nerón con su lira (sólo a Peter Ustinov), pero estoy seguro de que el disco de Berlusconi será un gran éxito. Estaban buenísimos los tagliatelle vongole, voy a tener que repetir :) Salud!


Gemmayla, la teoría del eterno retorno nos avocaría a una invasión bárbara, que ya no vendría de la civilizada y cristianizada Alemania, sino probablemente de China. Y ya se les ve venir! Un abrazo!

noviembre 27, 2011 12:54 p. m.  
Blogger ana dijo...

Pensar genera zozobra, porque la historia está ahí. El pasado ya ha sido, y lo conocemos. Y sabemos a qué espacios nos ha llevado la corrupción en otro tiempo.

Magnífica entrada!

noviembre 27, 2011 5:33 p. m.  
Blogger Pryntyl dijo...

:'-(
En resume, un país que tiene una evasión fiscal de 50.000 millones (!!) de euros al año, sólo podían votar por alguien que nunca ha abordado el tema, no hacer daño a sus intereses...

febrero 29, 2012 5:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home