domingo, febrero 26, 2012

De alturas y profundidades


Un amigo periodista contaba la siguiente anécdota. A mediados de los años noventa llegó un nuevo redactor a un periódico de gran tirada. Ese mismo día le encargaron redactar una noticia sobre un suceso que había llegado a la redacción desde los teletipos de Reuters. Al parecer, un chico había caído a un pozo y había muerto.

El joven redactor puso el titular: “muere al caer a un pozo de siete metros de altura”. El jefe de la edición le llamó a su despacho, “Carlos”, se atrevió a decirle, “querrás decir siete metros de profundidad”. Pero el joven redactor se reiteró en el título propuesto aduciendo que él siempre escribía desde el punto de vista del muerto.

Y es que en el periodismo, como en la historia y en la amistad, la perspectiva y el ángulo de visión resultan fundamentales. No puede ser de otra manera, no se puede ver el pozo más que como una cuestión de altura o una cuestión de profundidad. Es más, no existen pozos, sólo alturas o profundidades.

Y eso es lo que más aprecio en mis amigos, mis héroes. Que saben distinguir la altura de la profundidad.

Esto me ha recordado al famoso Test de Proust. Hace varios años contesté a una de sus múltiples versiones. Voy a terminar hoy contestando otra versión diferente del test, quizás la más conocida. Espero no repetirme más de lo necesario.



¿Cuál es el principal rasgo de tu carácter?
La inquietud.

¿Qué cualidad deseas en un hombre?
Que me enseñe a conocerme mejor a mí mismo.

¿Qué cualidad deseas en una mujer?
Lo mismo.

¿Qué es lo que más aprecias en tus amigos?
Que sepan distinguir la altura de la profundidad.

¿Cuál es tu principal defecto?
Estar vivo, con todo lo que ello conlleva.

¿Cuál es tu ocupación favorita?
Leer.

¿Cuál es tu sueño de felicidad?
Atrapar el instante

¿Cuál sería tu mayor desgracia?
No puedo ni pensar en ello.

¿Quién te gustaría ser?
El juez Roy Bean.

¿En qué país te gustaría vivir?
Francia

¿Cuál es tu color favorito?
Negro

¿Cuál es tu flor favorita?
Las del Mal

¿Y tu pájaro preferido?
La Paloma

Tus autores favoritos en prosa.
Roberto Bolaño, Borges, Thomas Mann, Valle-Inclán, Proust

Tus poetas preferidos.
PB Shelley, Rilke, Bolaño, Baudelaire, Dylan

Tus héroes de ficción.
Los de las películas de John Huston

Tus heroínas de ficción
Mary (sit tight take hold. Thunder Road)

Tus compositores favoritos.
Lennon, Bowie, Springsteen, Dylan

Tus pintores preferidos.
Los niños.

¿Quiénes son tus héroes en la vida real?
Mis amigos.

¿Y tus heroínas?
Mis amigas.

¿Cuáles son tus nombres favoritos?
Nosotros.

¿Qué es lo que más detestas?
El pastel de ruibarbo irlandés

¿Qué figuras históricas detestas?
Demasiados. La lista siempre crece

¿Cuál es el hecho militar que más admiras?
Alguno de mi infancia en Ávila contra pandillas rivales.

¿Qué don de la naturaleza desearías poseer?
Una Heineken bien fría

¿Cómo te gustaría morir?
Diciendo “ha merecido la pena”

¿Cuál es tu estado de ánimo actual?
Raro

¿Qué faltas te inspiran más indulgencia?
Las de los míos

Tu lema:
Piensa con el corazón y siente con la cabeza






Una canción para los que escriben desde el punto de vista del muerto: Bela Lugosi’s dead, de Bauhaus

Una película para los que escriben desde el punto de vista del muerto: Dead man, de Jim Jarmusch

Un libro para los que escriben desde el punto de vista del muerto: Dublineses, de James Joyce


.

28 Comments:

Blogger pazzos dijo...

¿una película contada desde el punto de vista del muerto?

El crepúsculo de los dioses, claro.

febrero 26, 2012 2:15 p. m.  
Blogger koolauleproso dijo...

Obviamente, coincido con Pazzos en cuanto a la película. Y no creo que solo por ser de la misma ciudad. No hay ninguna película mejor contada desde ese punto de vista. Seguro

febrero 26, 2012 8:13 p. m.  
Blogger Tesa dijo...

Cada periodista, historiador o amigo, distingue la altura de la profundidad, y su percepción nunca es objetiva, depende del medio en que escriba, el momento y el bando, la situación y afecto... en el que se encuentre.

febrero 26, 2012 10:19 p. m.  
Blogger Sese dijo...

EL problema de estos test es que a menudo contestamos en función a cómo queremos ser y no a cómo somos, claro que es muy posible que no lo sepamos aún.

Por cierto de Bolaños, en los detectives salvajes, ¿hay una mención a Elliott Murphy?, habla de un tal Elliot Murphie de Nueva York, demasiada casualidad, pero por qué la diferencia de grafía. No estaría de más preguntárselo a Elliott ahora que vuelve por aquí.

saludos

febrero 27, 2012 5:43 p. m.  
Blogger Rafa. Uno de los dos dijo...

¿Cómo te gustaría morir? diciendo ha "merecido la pena" esto puede ser la mejor definición de la resignación de la muerte en la que una vez presentada saca de nosotros lo que hubiésemos deseado haber sido, pero..., ¿acaso no es difícil de decirlo en vida? sólo el haber vivido pensando con el corazón es lo único que hace que la vida merezca la pena.
Por cierto, yo no sabría diferenciar la profundidad de la altura, de hecho es que no se que carajo de conceptos vienen a representar, ni uno ni lo otro, a lo que yo asociaría válidas cualidades a ambas

febrero 27, 2012 6:19 p. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Está bien el test. Desde luego, que para conocerse a uno mismo la mejor forma es someterse a un buen interrogatorio.
El problema es como ha señalado otro comentarista, si no somos honestos con nosotros mismos y dejamos que sea nuestro yo idealista el que redacte todas las respuestas.
Que sería una forma como cualquier otra, si acaso más saludable, de narcotizarse.
Pero, bueno, siempre será mejor que el punto de vista del fiambre, eso seguro.
Abrazos.
:-)

febrero 27, 2012 9:16 p. m.  
Blogger Raquel dijo...

El problema es tener o sólo altura o sólo profundidad, habrá que buscar un punto intermedio para no marearse.
Me ha gustado el test de Proust, coincido en algunas cosas; lo de los nombres me ha llegado :)
Un saludo Nos

febrero 27, 2012 9:35 p. m.  
Blogger Gemma dijo...

La profundidad es la metáfora de la muerte y la altura es la metáfora de la vida. La paradoja es que la altura se mide desde el suelo (pies) hacía el cielo así se sabe lo que hemos crecido con la vida pero desde la profundidad del pozo se sabe lo corta de altura que terminaría siendo la vida. Siete metros es lo que le separa de la vida. Sin duda el problema era la altura. Aunque nuestras opiniones siempre serán subjetivas a las del muerto.

Un beso.

Me gusta el test.

febrero 28, 2012 3:06 a. m.  
Blogger Pryntyl dijo...

:-)

febrero 28, 2012 8:09 p. m.  
Blogger MK dijo...

El Juez Roy Bean "La ley al Oeste del Pecos"??!!..qué bueno! .Me haces pensar en donde debo tener guardados mis viejos Lucky Lucke..
Y cuanto tiempo hace que no me acordaba de "Dead Man"!.Y de esa última página de "Los muertos "de Dublineses. Nostálgico y embriagador como este soleado último día de Febrero
Besos Lagarto..genial como siempre.

febrero 29, 2012 2:31 p. m.  
Blogger Marga dijo...

Yo nunca pensé en altura ni en profundidades, me gusta... es lo que tienen las perspectivas, siempre tan confusas para alguien que tiene problemas con su capacidad espacial.

Por eso yo sólo aspiraba a una vida ancha. Ahí sigo aunque me lo ponen difícil, cada día más pero soy persistente (cabezota, diría otra perspectiva, ésta un poco cojonera).

Por no eso nunca me gustaron los tests: vaya usté a saber con qué punto de vista los contestaria. Porque hay tantos como vientos y una es un poco veleta cuando se mira.

Estado de ánimo actual: raro. Idem.
(Puedo aplicarse a pasados, mucho me temo que también a futuros).

Besos!

febrero 29, 2012 4:03 p. m.  
Blogger Lady Blue dijo...

La altura con que se miden las cosas? o la profundidad con la que se sienten... ? Algo que me ha venido a la cabeza pensando en alturas y profundidades. Por cierto, no conocía Dead Man, la veré por supuesto. Saludos Lagarto!

marzo 01, 2012 10:05 a. m.  
Blogger O SuSo dijo...

El periodista lo tenía "fácil", la cuestión es distinguir entre altura y profundidades cuando es uno el que está cayendo, o son seres queridos, cercanos los que lo hacen...

Creo que el humor, junto con la empatia con seres cercanos puede que sea una de esas cosas que nos hace no perder perspectivas dentro de los pozos en los que nos adentramos.

Una entrada sutil y genial, por todo lo que encierra el mostrarse, por el reconocimiento a los seres queridos, pero pájaro favorito LA PALOMAAAAAA!!!!!Bufff me cuesta aceptarlo. Por lo menos que sea una paloma bravía, salvaje o algo así.

Un abrazo Doctor Lagarto.

marzo 02, 2012 1:44 p. m.  
Blogger Gemmayla dijo...

Amigo NoS., este dilema no se suscitaría si meditásemos sobre el origen etimológico latino de "alto". "Altus, -a, um" significaba tanto "alto, elevado" como "profundo"; también "nutrido, alimentado, criado" y "considerable, cuantioso".

"Ex alto puteo", "del fondo del pozo" nos decía Plauto.
"Alta theatri fundamenta", "los profundos cimientos del teatro" nos decía Virgilio.
"Alta eruditio" "profunda erudición", Quintiliano.

El caso es que el titular merecía tanto destacar la altura como la profundidad, porque precipitarse y morir a continuación, es noticia de alta y profunda conmoción.

Abrazo entrañable.

marzo 04, 2012 7:24 p. m.  
Blogger Gemmayla dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

marzo 04, 2012 7:34 p. m.  
Blogger PSYCOMORO dijo...

Visitarte siempre es motivo de juego con las visiones, Lagarto. Me impresiona cómo te sumerges en el instante previo que avisa del acontecimiento. Diferenciar entre altura y profundidad, sí señor. Un abrazo de pura admiración.

marzo 04, 2012 9:26 p. m.  
Blogger Antígona dijo...

Los puntos de vista lo son todo, doctor Lagarto. Para comprendernos y para comprender que nunca podremos entendernos del todo. “Ponte en mi lugar”, “trata de adoptar mi propia perspectiva”, les reclamamos a los otros cuando buscamos una compresión que a veces se resiste. “Nadie puede calzar los zapatos de otro”, proclamamos cuando nos sentimos solos en aquello que a nadie más excepto a nosotros puede corresponderle.

Por eso, creo yo, es necesario distinguir alturas y profundidades. Para entender que las perspectivas son muchas y la realidad nunca se ve igual desde cada una de ellas. Para entender igualmente que, aun estando cada cual en su propia e irreductible perspectiva, nunca es estéril el esfuerzo por tratar de adoptar la ajena para aproximarnos a la visión que sus ojos le ofrecen de la realidad. Incluso si esos ojos son los de un muerto.

Debe de haber una epidemia en eso de los estados de ánimo, porque yo tampoco encuentro otro término mejor que “raro” para describirlo. Aunque a mí me parece que tiene bastante que ver con el hecho de que los que ahora mismo se encuentran en las alturas se empeñan una y otra vez en decirnos que la única manera de salir del pozo es hundiéndonos cada vez a mayor profundidad. Y hasta un muerto se daría cuenta de que eso no puede ser.

Un beso, doctor Lagarto!

marzo 12, 2012 8:03 p. m.  
Blogger Fiebre dijo...

Confieso que ni te he leido ni ná.

Estaba navegando en Internet y encontré esto (por un impulso extraño) me acordé de ti.

Que si es que no...no termines de ver el video.
Pero algo me dijo que este eclecticismo eres tú.

http://youtu.be/y99p4ev0oME

marzo 18, 2012 2:10 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Pazos, gran película desde luego. Y una muerta estupenda sin duda :) salud!


Koolauleproso, esta película siempre me recuerda a aquella otra muerta viva, Qué fue de Baby Jane? Impresionante. La recomiedo. Salud!

marzo 18, 2012 11:43 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Claro, Tesa. Estamos demasiado condicionados para ser objetivos. Ni siquiera nuestro cerebro lo está biológicamente, según demuestra la nueva neurociencia. Besos!


Bueno, Sese, quizás no sabemos lo que somos , sino sólo lo que creemos ser. Nuestras mentiras, como nuestras máscaras, nos explican muy bien quienes somos. No recuerdo la mención a Elliott, pero podría ser. El elenco de personajes es enorme en esa enorme novela. Salud!

marzo 18, 2012 11:43 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Rafa, procuro decir eso de “merece la pena” en cada cosa que hago. No siempre lo consigo, tengo que confesarlo. Me he equivocado mucho, y a veces en cosas importantes. Pero no pierdo esa perspectiva, y atesoro los momentos vividos que han merecido la pena, siempre presentes. Salud!


Bueno F&D, te contestaría lo mismo que a Sese; que nuestras máscaras también somos nosotros. Y que, quizás, como decía Berman en esa película “Persona”, si empezamos a quitarnos todas las máscaras, puede que descubramos que detrás de la última no hay nada. Salud!

marzo 18, 2012 11:43 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Raquel, me temo que la vida tiene demasiados movimientos de noria. Tanto arriba y tanto abajo... qué difícil es no vivir en el mareo :) Salud!


Gemma, es curioso que, en castellano, el Cielo (tan arriba) sea también la metáfora del encuentro de los muertos. Claro que los cristianos lo revisten de una “nueva vida”, más plena incluso... en fin, un beso desde estas profundidades ;)

marzo 18, 2012 11:43 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Gracias, Pryntyl


MK, Dead man es una gran película, sí. Me seduce cada vez que la veo, con esa fotografía y esos personajes... Y me dan ganas de pedir tabaco :) Besos!

marzo 18, 2012 11:44 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Marga, la capacidad espacial es uno de mis fuertes. Siempre me oriento de maravilla en cualquier ciudad nueva. Donde más me pierdo es en mi propia estantería de libros. Bienvenida al mundo de los raros, siempre es más divertido :) Besos!


Lady Blue, espero que disfrutes de la película. No es muy convencional, pero nos lleva a un buen estado de ánimo. Ya me contarás! Besos!

marzo 18, 2012 11:44 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

O Suso, el humor es imprescindible, sí. Además, se trata de algo biológico, algo físico que no se puede evitar. Sin endorfinas no se puede vivir.

En cuanto a la paloma, sí, tienes razón. Muy bravía.

Salud!

marzo 18, 2012 11:44 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya, gracias, Gemmayla. No conocía a acepción latina u me ha parecido muy esclarecedora. Un abrazo!


Psycomoro, el placer es tenerte por aquí y compartir tus lúcidos comentarios en esta página. El instante previo es el que acumula la magia de todos los instantes, supongo.
Salud!

marzo 18, 2012 11:44 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Vaya, doctora Antígona. Un placer tenerla por esta página de nuevo. supongo que no es nada fácil ponerse en el lugar de otro, porque siempre nos faltan datos y nos sobran prejuicios propios. Pero, aunque esos zapatos ajenos no se ajusten bien a nuestros pies, no podemos dejar de andar con ellos. Porque, como usted dice, nunca es estéril. De alguna manera, todos los zapatos del clan deberían ser comunales.

Bienvenida al mundo raro, doctora. Miaremos a los que están arriba y les despreciaremos, nunca nos podrán robar la mirada.

Besos!

marzo 18, 2012 11:45 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Hola Fiebre!

Bueno, a mí me gustaban bastante más los clásicos Rolling Stones que las aventuras posmodernas de Mick Jagger, pero te agradezco el guiño.

En cuanto a si me parezco... tengo que confesarte que yo no tengo tanto pelo como estos tipos :)

Besos!

marzo 18, 2012 11:45 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home