martes, enero 01, 2013

De A a B


Un año más. Una carpeta nueva en Outlook, un archivador por estrenar, un bloque de memoria que quedará sellado y acotado con la referencia “sí, aquello ocurrió en 2012”. Recuerdos que mutarán sus detalles hasta mentirse en el futuro, y asentadas sensaciones cálidas de amistad que nos ayudarán a conocer quiénes somos en el viaje sin refugios de los años venideros. Feliz viaje a todos.

Un año es una narración, que va desde un punto A a un punto B. Y todo lo que ocurre en medio son frases que se van sumando a historia, acumulando conocimiento y dando fuerza al personaje (nosotros) en cada página que se escribe. Brindemos por las nuevas curvas del camino y dejemos que los nuevos recuerdos, creados este año que acaba, viajen con nosotros, allá donde nos lleve el relato.

Me gustaría empezar este año compartiendo esta canción, que es lo primero que he escuchado con el cambio de año.

“Recuerdas cuando jugábamos al Rey de la Montaña y al final el mundo entero acababa subiendo a nuestra colina, y entonces sólo éramos hombres y mujeres. Ahora ya hace mucho tiempo de aquello, y el tiempo y la memoria se fueron desvaneciendo. Hemos tomado nuestros propios caminos y hemos corrido los riesgos que tuvimos que correr. Recuerdas cuando estuvimos juntos, luchando el uno por el otro. Y nos dijimos que seríamos hermanos de sangre hasta que muriéramos.

Ahora, la dureza de este mundo tritura poco a poco todos nuestros sueños, convirtiendo todas nuestras promesas en bromas inocentes. Y lo que entonces parecía blanco o negro se ha tornado en una interminable gama de grises. Nos hemos perdido entre tanto trabajo que hacer y tantas facturas que pagar. Y ahora todo es un largo viaje sin apenas sitios para refugiarse. Sin nadie que corra a tu lado, mi hermano de sangre. Ahora, a través de las casas de los muertos, detrás de aquellos que cayeron sobre sus huellas, seguimos moviéndonos hacia delante y nunca mirando atrás.

Ahora, no sé cómo me siento, esta extraña noche. No sé si es que he caído bajo las ruedas, ni si he perdido o he ganado con los cambios. Y no sé por qué, no sé por qué he hecho hoy esta llamada. O si acaso importa algo todo esto. Pero las estrellas brillan tanto esta noche como un misterio que se revela. Y yo sigo conduciendo en la oscuridad contigo en mi corazón, mi hermano de sangre.”

(B. Springsteen)


 

Una canción para 2012: Blood brothers, de Bruce Springsteen

Una película para 2012: Prometheus, de Ridley Scott

Un libro para 2012: Las leyes de la frontera, de Javier Cercas


.

21 Comments:

Blogger Marga dijo...

Feliz viaje de A a B, incluso hasta C si se te pone!! jajaja.

Besos con mochila

enero 02, 2013 9:46 a. m.  
Blogger Soy ficción dijo...

Feliz viaje Lagarto. Gracias por dejar que tus palabras me acompañasen hasta B en ese duro 2012.

enero 02, 2013 11:40 a. m.  
Blogger INma LUna dijo...

...y pasan los años y sigue siendo un placer seguir tus pasos. 2013 besos, Lagartito.

enero 02, 2013 9:24 p. m.  
Anonymous Gorka dijo...

Tu blog es una adicción, sana.
Un saludo Lagarto
de Gorka
laultimaresidencia.blogspot.com

enero 03, 2013 1:04 p. m.  
Blogger Sese dijo...

Si te digo que me gusta mucho la canción igual no me crees pero es así.

Bonito canto a la amistad, a la E Street Band que toma sentido ahora que ya empiezan a faltar algunos.

Grandes arreglos en el tema y gran documental Blood Brothers

Y felicidades, este año vuelve a ser año Springsteen (aunque me da que no podré ir en metro al concierto)

Salud y buen año

enero 03, 2013 5:13 p. m.  
Blogger O SuSo dijo...

Viajemos pues allá dónde nos lleve el relato, observemos el personaje, para saberlo creado pero nunca creido, para dudarlo.

Este año será todo lo que nosotros deseemos que sea, así que yo deseo que sea un año de cambio, de energía positiva y mucha consciencia.

Abrazos

SOMOS LUZ!!!!

enero 03, 2013 8:53 p. m.  
Anonymous Ch dijo...

Pues mira, después de leer tu primera entrada del año en el blog, me he propuesto escuchar cada día del año una canción que me emocione.Fácil ¿no?
Gracias por la inspiración y feliz 2013!
Besos

Ch

enero 04, 2013 10:39 p. m.  
Blogger MK dijo...

Por todas esas curvas del camino,y por todos los cambios de rasante que nos descubran" un mira más allá" enriquecedor.Que sean benévolos, generosos ,y cómplices de un hermoso viaje.besos,!

enero 05, 2013 4:38 p. m.  
Blogger isis de la noche dijo...

Feliz continuación del viaje...

enero 06, 2013 4:53 p. m.  
Blogger Mrs. Nancy Botwin dijo...

"...las estrellas brillan tanto esta noche como un misterio que se revela. Y yo sigo conduciendo en la oscuridad contigo en mi corazón..."

Entender la ceguera como un don, que diría Borges.
Acariciar al corazón cuando late a solas con hondura, que diría una cualquiera.

Feliz camino 2013, querido.

enero 07, 2013 1:17 p. m.  
Blogger Food and Drugs dijo...

Yo no sé como hago que para ir de A hasta B, que siempre me trago todo el abecedario de por medio, y encima el "borriquito como tú que no sabes ni la u".
Será que mi GPS autoajustable falla más que una escopeta de feria.
Saludos y feliz 2013.

enero 07, 2013 7:24 p. m.  
Blogger Rafael C. dijo...

Pues eso...Brindemos por las nuevas curvas del camino y dejemos que los nuevos recuerdos, creados este año que acaba, viajen con nosotros, allá donde nos lleve el relato.
Paz y amor

enero 08, 2013 10:10 a. m.  
Blogger Antígona dijo...

Qué sugerente manera de describir lo que significa un año en nuestras vidas, doctor Lagarto. O quizá me resulte sugerente porque coincide con lo que yo misma creo que es la sustancia de nuestra identidad, de nuestro yo: el relato que de continuo hacemos de nosotros mismos, en la intimidad de nuestras conciencias, para aquellos que nos escuchan, cuando volcamos nuestros recuerdos sobre un papel. Un relato que se resiste a emerger en la inmediatez, o que en ella suele alimentarse de trivialidades cotidianas, y que requiere de la distancia y de la memoria, de la inevitable selección de acontecimientos que ésta impone, cuya relevancia sólo a posteriori logramos calibrar, para poder ser hilado con cierto sentido. Quizá aún sea pronto para saber cómo nuestros recuerdos del 2012 se integrarán en el relato de nuestras vidas. Pero tarde o temprano cobrarán en él su lugar. Sea donde sea que éste nos lleve.

Yo también le deseo un feliz viaje y que no se pierda entre tanto trabajo que hacer y tantas facturas que pagar, como canta Springsteen en esta preciosa canción que nos ha dejado. Springsteen siempre nos recuerda que todo tiene un precio, que nada se tiene a cambio de nada, y el trabajo y las facturas forman parte de ese precio. Pero perderse por su causa es sin duda un precio demasiado alto, que no debemos aceptar. ¿Qué sentido tendrán las nuevas curvas del camino si no somos capaces de conservar lo esencial de los sueños que nos alimentan?

Brindemos, entonces, por mantenernos vivos e íntegros en esas curvas del camino, y por el conocimiento y la fuerza que logremos aportar en este nuevo año al personaje de nuestra historia.

Un beso, doctor Lagarto!

enero 13, 2013 12:47 p. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Bueno, Marga, por el momento seguimos en la brecha, aunque el año podría haber empezado mejor. Besos!



Ficción, espero que las fuerzas duren, porque aún queda mucho :) Besos!

enero 20, 2013 10:42 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Inma, ¡me alegra mucho verte por aquí! Besos y fuerza!



Gorka, me gustaría tener más tiempo para dedicarle a esta página, pero seguiremos en la brecha como podamos. Gracias y salud!

enero 20, 2013 10:42 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Es una gran canción, Sese. Bruce tiene una gran capacidad de contar historias sencillas que emocionan. Historias que te llevan de A a B, narraciones donde te pasan cosas.

A ver qué tal vienen de fechas esos conciertos, porque si no caen fines de semana será difícil que pueda verle.

Salud!

enero 20, 2013 10:42 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...


O Suso, yo no sé qué deseo, la verdad. Hay un dicho americano “with every wish it comes a course”, que viene decir algo así como que con cada deseo viene una maldición. En fin, que traiga lo que tenga que traer. Salud!

enero 20, 2013 10:43 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Ch, es una buena idea. Estoy seguro de que sí podrás encontrar 365 canciones que emocionan. Sería una buena idea para hacer algún post algún día :) Besos!



Mk, estaremos atentos a las curvas, desde luego. Y cruzaremos los dedos. Besos!

enero 20, 2013 10:43 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Isis, gracias e igualmente. Besos!



Nancy, en soledad los latidos se sienten como detonaciones. Por eso es importante estar solos de vez en cuando, y sabernos latiendo. Besos!

enero 20, 2013 10:43 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Food & Drugs, nadie dijo que el camino debe ser directo. Las vueltas son tan necesarias como el propio movimiento. En las curvas nos veremos. Salud!



Rafael, todos los recuerdos nuevos pasarán a ser parte de un nuevo presente en algún momento. Intentemos que sean buenos porque nos acompañarán siempre. Salud!

enero 20, 2013 10:44 a. m.  
Blogger NoSurrender dijo...

Efectivamente, doctora Antígona: el relato siempre se resiste a emerger en la inmediatez. El propio tiempo lo forma y lo cambia, asentando una nueva forma del mismo que, probablemente, poco tendrá que ver con el hecho real, perdido en el tiempo. 2012 es muy cercano todavía para asentar esos recuerdos. Yo creo que estoy empezando a asentar aún los de los primeros 2000 :)

Al final, Springsteen siempre habla de la misma cosa. De la lucha diaria sin final y sin victoria, de ese verso de Rilke que hemos compartido por aquí alguna vez: “¿Quién habla de victorias? El resistir lo es todo”. Espero que no nos falten sus historias, y que éstas sigan corriendo y matizándose con los años.

Crearemos un buen personaje este año, doctora Antígona. Besos!

enero 20, 2013 10:44 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home